Un enciclopedista

Posted By on Oct 8, 2013 | 145 comments


¿Cómo puede saber tanto y escribir tanto y con una calidad tan alta Ramón Andrés? No hace ni un año yo me pasaba los días leyendo a salto de mata su “Diccionario de música, mitología, magia y religión”, que tiene más de 1.700 páginas y es un prodigio de sabiduría ancha y meticulosa, una enciclopedia suculenta que entre otras cosas le hace darse cuenta a uno de todo lo que hemos perdido resignándonos al monopolio y al monocultivo de la Wikipedia. El diccionario de Ramón Andrés está dedicado a la memoria de Borges y se parece mucho a los diccionarios y enciclopedias que a Borges le gustaba inventar. Y en él se aprende tanto que uno puede tenerlo a diario sobre la mesa sin que se agote nunca, como un libro de arena en el que por mucho que lo frecuente un lector nunca verá dos veces la misma página.

Ahora Ramón Andrés acaba de publicar, también en El Acantilado, El luthier de Delft. Este hombre tiene además un talento raro para los títulos. El libro parte de un cuadro menor del pintor Carel Fabritius, que fue paisano de Vermeer e influyó sobre él, y de ahí va tanteando, divagando, por la historia de la pintura, de la ciencia y de la música en Holanda, por los modestos mundos artesanos de los pintores, los fabricantes de instrumentos, los pulidores de lentes, y eso lo lleva lo mismo a Spinoza que a los navegantes de la Compañía de las Indias Orientales que traían maderas exóticas y a las vidas de los músicos ambulantes o de las mujeres cultivadas que la clase media holandesa del XVII que dedicaban el tiempo a leer y a hacer música en interiores tan recogidos, aunque casi siempre menos lujosos, que los de los cuadros de Vermeer.

Entre tanto como aprendo, me quedo con un detalle memorable: en la biblioteca de Spinoza había un ejemplar de las Novelas ejemplares. ¿Leería también el Quijote aquel gran desterrado? En el archivo de la ciudad de Amsterdam recuerdo que vi el decreto de su expulsión de la comunidad judía. Está redactado en portugués.

 

145 Comments

  1. Teresa G.,

    Más precisamente, era, Maite, que igual que la historia de la civilización occidental se dividía en un antes y un después de Cristo, la nuestra era antes y después del iPad. Naturalmente, es una broma, pero no debe despreciarse por completo su sentido…

      Citar  Responder

  2. antoniomm,

    pues depende de las entradas, hay algunas en español muy buenas y completas, pero en general tiendo más a la versión en inglés. Para temas técnicos sin duda, y para música u otras cosas, depende de si lo que busco es español, y no está en la inglesa, o no.

    Vamos, que en general consulto más la edición en inglés, sí.

    Un abrazo.

      Citar  Responder

  3. ¿El Nobel de Literatura? No tengo ni idea de quien será el ganador, pero sí sé quien me gustaría que fuese. Cualquiera de estos tres:
    Thomas Pynchon
    John Banville
    Javier Marías

      Citar  Responder

  4. Alberto Granados,

    Gracias por tu comentario: parece el prólogo para un libro mio de poemas.

    Te envio un saludo desde Fuenlabrada :-)

      Citar  Responder

  5. Diego Ariza,

    Abrazos, compañero :-))))))))))))))

      Citar  Responder

  6. Sap,

    Oiga, que Calamaro fue vecino de Antonio cuando vivía en Chueca. Un respeto.

      Citar  Responder

  7. Manuel Couceiro, “un personaje tan fatuo, tan lleno de palabrería radical inane que usaba para revestir unas ideas tan reaccionarias y conservadoras. ”

    Y además se parece un huevo a Nosferatu.

      Citar  Responder

  8. Carmela,

    Y así y todo, creo que ha aparecido más veces el Sostres por aquí, que Albiac.
    ;-)

      Citar  Responder

  9. Sap,

    ¡A ver quién supera lo de “Ex-Presidente del Club de Leones de Bilbao (LIONES INTERNATIONAL)”!

      Citar  Responder

  10. .
    Y hablando de enciclopedias… Lo que nunca debería faltar en la Gran Enciclopedia de la Idiotez Humana, es una entrada dedicada al tío que en estos momentos entrevistan en la tele: Andrés Calamaro. Aaaaaggghhhhh… ¡es in-su-fri-ble! (¡Ooohh, nooooo, y ahora va y se le une el Vaquerizo). Hoy gomito la cena.

    :-(

      Citar  Responder

  11. ” Canto IX

    Argumento.— Obligado Ulises a decir quién es, cuenta a los feacios todas sus aventuras: sus combates contra los cicones, su llegada al país de los lotófagos y luego adonde habitaba el cíclope Polifemo. Les cuenta también cómo este cíclope devoró a seis de sus compañeros y cómo se vengó de él y el medio que tuvo que ingeniar para escapar de su caverna.

    1. No pudiendo el ingenioso Ulises resistir a los ruegos de Alcínoo, respondió: ‘¡Oh rey el más esclarecido de los soberanos! En verdad que es hermoso oir a un aedo como Demódoco, cuya voz iguálase a las de las deidades. Es más, creo que nada hay tan agradable como ver la alegría de un pueblo y en todas las casas festines, bella música, mesas bien abastecidas, cráteras llenas de dulce vino y las copas siempre colmadas por los escanciadores. (…)

    105. ‘Desde allí continuamos la navegación entristecidos y los vientos nos llevaron al país de los Cíclopes, gentes soberbias que no reconocen leyes y que fiando en la benevolencia de los dioses, no siembran, plantan ni trabajan la tierra, nutriéndose de lo que ésta produce sin ser cultivada. El trigo, la cebada y la vid crecen allí en abundancia; las lluvias que Júpiter envía hace prosperar todo, y al llegar la estación oportuna, sus frutos maduran solos. No tienen ágoras donde reunirse a deliberar, ni tampoco leyes, sino que viven en las cumbres de elevadas montañas en cuevas profundas. Cada uno manda en sus mujeres e hijos y no se cuidan ni se preocupan los unos de los otros.’

    116. ‘Delante del puerto de esta isla habitada por los Cíclopes hay una pequeña isleta poblada de bosques e infinidad de cabras monteses, pues el hombre no las espanta y los cazadores, que tanto trabajan recorriendo los bosques y subiendo a las cimas de las montañas, no van allí a perseguirlas. No se ven en ella ni rebaños ni labradíos, sino que el terreno está siempre sin sembrar y sin arar, pues no hay hombres y sí tan sólo muchas cabras. Y está deshabitada porque los Cíclopes, que podrían ir hasta ella, carecen de naves y no hay entre ellos carpinteros capaces de construirlas y lanzarse a comerciar con otras ciudades, como practican los demás hombres que atraviesan el ponto para sus asuntos particulares. De haber tenido naves no hubieran dejado de apoderarse de esta isla, que no es mala, pues se crían en ella toda clase de frutos. Tiene, además, todo a lo largo de sus costas deliciosas praderas muy frescas llenas de verdes y jugosos pastos. Excelentes serían allí las viñas y fácil y remunerador el cultivo de la tierra, pues las cosechas serían siempre abundantes gracias a la riqueza del suelo. […] ”

    Homero
    “La Odisea”
    Versión castellana, noticia preliminar
    y notas de Juan B. Bergua
    Ediciones Ibéricas, 1959

    ” —¡Una mujer, naturalmente!—

    No se dio cuenta del tiempo que pasó. Cuando llegó el momento, sonó el gong. Pero no invitaba inmediatamente a la comida. Recordaba sólo que había que estar dispuesto. Hans Castorp no lo ignoraba, y permaneció tendido hasta que la vibración metálica se hizo más intensa por segunda vez y luego se alejó. Cuando Joachim entró en su habitación para ir a buscarle, Hans Castorp pretendió todavía cambiarse de ropa. Pero Joachim no se lo permitió. Detestaba y despreciaba la falta de puntualidad. ¿Cómo se podrían realizar progresos y recuperar la salud para poder volver al servicio —preguntó— si no era capaz de respetar las horas de la comida? (…)
    Afluían a él los huéspedes por las dos entradas. Entraban también por las puertas de la galería, que estaban abiertas, y pronto se hallaron todos sentados ante las siete mesas, como si jamás las hubiesen abandonado. (…)
    La señora anciana y vivaracha hablaba de nuevo con su lenguaje indistinto al doctor Blumenkohl, que la escuchaba con expresión pensativa sentado enfrente de ella. Su delgada sobrina comía, por fin, algo que no era yogur, la espesa crema de avena que las criadas habían traido en las bandejas, aunque no tomó más que algunas cucharadas. La hermosa Marusja apretó el pañuelo contra la boca para ahogar su risa. Miss Robison leía las mismas cartas de caligrafía redondeada que había leído por la mañana. (…) En cuanto a la señora Stoehr, enfundada en su blusa escocesa, había sido sometida aquella mañana a un reconocimiento médico (…). En su vulgaridad llamaba al doctor Behrens ‘el viejo’. […] ”

    Thomas Mann
    “La montaña mágica”(1924)
    Traducción de Mario Verdaguer
    Con la colaboración de David Castelló
    Plaza & Janés (1993)

    ” Todos somos reclusos de alguna cárcel; pero hay algunos que en sus celdas tienen ventanas; otros no tienen nada ”

    Gibrán J.Gibrán —Arena y espuma—

    ” … un prodigo de sabiduría … ”

    Lo dicho…Un enciclopedista resulta cercano el día entero.
    ¡Así da gusto! :)

      Citar  Responder

  12. Paco,

    Habrá que ir a verla en un próximo viaje a Castilla.

      Citar  Responder

  13. Teresa G.,

    La espuma lo que tiene es que está llena de aire.
    Ejem… no sé qué decir al respecto.

      Citar  Responder

  14. “Detrás de la Nieuwe Kerk de Delft, en la primera casa levantada en un cruce de calles, está lo que buscamos. El taller y la tienda de un constructor de instrumentos musicales, de un luthier, un lugar en el que se obran los sonidos, todavía no música. Allí la madera adquiere forma para dársela al mundo y compensarlo. Una armonía necesaria”
    Esa época fue una especie de oasis que me gustaba y que yo pretendía reflejar. Qué mejor pues que entrar en un cuadro así, en el que lo que hay detrás es silencio, es meditación. Meditación sobre un oficio, sobre una manera de hacer, sobre las manos, sobre el artesanado. Es una época en la que tenía sentido el trabajo.
    Ramón Andrés: Somos una especie condenada a la espera; Por Berta Ares [Revista de Letras, 26 de septiembre de 2013]

      Citar  Responder

  15. barnichua,

    Pues… La ultraderecha francesa sube como la espuma, segün los sondeos. Lo han dicho ahora mismo en el telediario.

      Citar  Responder

  16. barnichua,

    Qué va! Marie Delón(me llamaria así)seria como esa hija de Amancio Ortega(el de Zara), la hija anónima.

      Citar  Responder

  17. Hermi,

    Sap,

    Me siguen fallando dos cositas. La primera que no tengo una Casa Blanca adecuada para la presentación y otra que no sé como hacer la base de hojaldre y procedo hacer la tapa sin este último ingrediente. Cuezo la patata bastante y una vez deshidratada, espolvoreo y le pongo tinta de calamar. Tengo apartada una humildísima salsa de setas de poca monta porque no hay otra en casa y paso un huevo al agua o medio lo escalfo.
    Intento hacer una mezcla de esos ingredientes y casi, casi lo tengo pero no…piñones?No sé.

      Citar  Responder

  18. Nicolás,

    Has mirado el diccionario visual en el blog de Sap?

      Citar  Responder

  19. Consuelo,

    ¿Ultraderechista? ¿Punkrockera francesa? Misterio, misterio…

      Citar  Responder

  20. Carmela,

    Sí, Limonov merece la pena. La vida de este hombre es de película. Y la novela (si es que se le puede llamar novela) está muy bien escrita. Yo sólo le pondría un pero: sobran los capítulos en los que Carrère se olvida del protagonista y se pone a explicarnos las relaciones entre Yeltsin y Gorvachov. Esas páginas sí que parecen sacadas de la Wikipedia: Russian Politics for Dummies.

    En lugar de esos capítulos, yo habría insistido más en un tema más interesante que Carrère sólo trata de forma marginal: la relación entre las ideas políticas de Limonov y sus ideas estéticas; es decir, la relación entre fascismo y vanguardia. Ambas tendencias tienen bastantes elementos en común: comparten, por ejemplo, la idea de romper con un presente anquilosado aunque sea haciendo uso de la violencia. Debería insistirse más en la fascinación de los vanguardistas por la violencia (tanto la violencia real como su representación artísticas). No sé si AMM ha hablado de este tema en alguno de sus escritos sobre arte.

    ***********
    Casualmente, días después de terminar de leer la obra de Carrère vi una película muy interesante que profundiza precisamente en esta relación entre política y arte: Max, de un tal Menno Meyjes. Propone un retrato muy interesante de Hitler basado en el paralelismo entre su faceta como pintor y su faceta como político en los inicios del nazismo. La tesis de la peli es que la política es una forma de arte (“en el futuro todo es arte”, dice Max Rothman, el protagonista de la película). Hitler es mediocre como pintor porque no es capaz de expresar sus ideas con pinceles, pero sí consigue manifestar su fuerza creadora a través de otro “género artístico”: la política. Cuando Hitler está dudando entre continuar su carrera como pintor o dedicarse definitivamente a la política, un compañero del partido nazi le dice, mirando al público de uno de sus mítines: “Ellos son tu lienzo. Esta es tu pintura”.

      Citar  Responder

  21. Sap,

    Es una tapa típica de la ciudad, Valladolid. La sirven en una taza con una cúpula que imita la Casa Blanca. Recuerdo que llevaba huevo y setas. Aunque me gustó más el tigretón.

      Citar  Responder

  22. Bueno, no tengo mucha inspiración hoy y, agradeciendo a todos los pujantes su ingenio, no mareo más la perdiz, procedo a desvelar.
    SADETO: Sociedad Anónima para el Desarrollo de Toledo.
    Encontrada en un juego de mesa -cuyo nombre no recuerdo, y que no he vuelto a ver- que consistía precisamente en el inmejorable juego de Nochebuenas y Nochemejores, con algún aliciente como la inclusión de siglas, diferentes temáticas…
    Jugué en un bar que tenía juegos de mesa. El diccionario es más económico.

      Citar  Responder

  23. Hace muchos años encontré tirados encima del cubo de basura de la comunidad de vecinos unos cuantos libros. Por supuesto los recogí y los hice míos. Uno de ellos es una edición del 73 llamado Etnopsiquiatría General de Georges Devereux. Y me puse a leerlo por aquello de que no hay temas feos sino temas bien escritos o mal escritos.
    Este párrafo lo subrayé del que fuera alumno de Marie Curie y colega de Claude Lévi-Strauss: “Puesto que las modas de esta fracción de la población femenina que profesionaliza sus encantos son a continuación adoptadas por las mujeres “respetables”, la mujer que deliberadamente rechaza esta respetabilidad se ve reducida a renovar constantemente sus pertrechos de provocación “sexy” y debe buscar medios cada vez más excesivos para proclamar a todo recién llegado su disponibilidad absoluta, y ello incluso si, con este fin, llega a adoptar un traje distintivo que sugiere su eminente disponibilidad funcional, pero volviéndola, de hecho, físicamente indisponible”.

      Citar  Responder

  24. Teresa G.,

    Sin duda ninguna, Internet cambió nuestras vidas. Incluso nos sentimos abrumados por sus inmensas posibilidades, que seguimos descubriendo. En cuanto a las iglesias románicas es también impresionante un paseo por el casco histórico de Zamora: 14 unidades perfectamente conservadas y en uso, más 19 edificios modernistas. Entre otros monumentos. Verlo para creerlo.

      Citar  Responder

  25. barnichua,

    Para mi madre no habia ninguno más perfecto. Apuesto el cuello que hubiese dejado a mi padre por él. Cómo seria yo entonces?

      Citar  Responder

  26. Paco,
    .
    De enciclopedias, lo que tengo en casa (creo que te lo comenté) es un ejemplar en dos tomos de las “Etimologías” de San Isidoro, en una edición bilingüe de la BAC que da gloria mirarla. Qué pena que no tenga dibujitos.

    Anda, se bueno y explícanos qué es eso del Obama en la Casa Blanca.

    :-)

      Citar  Responder

  27. Consuelo,

    “Es edificante”. Por ahí van los tiros.
    (Qué depresión, mi madre me decía que este tío era muy guapo. Qué cosas).

      Citar  Responder

  28. Ángela Marcos,
    .
    H. S.! ¡¿Tú también pintas ciervos en las paredes?! ^__^ ¡Yo tengo mi casa repletita! ^___^

    Home, Ángela, que hice uso del paréntesis, mujéeeeee; que ya se sabe lo fácil que es reinventar. Como bien dices, cargamos con nuestro Exin-Castillos, nuestro Tente o nuestro Tetris (según la edad) y a veces una combinación de piezas nos parece novedosa cuando hace siete años que otro tío puso el mismo número de ellas en los mismos lugares.

    ¿Ocurre lo mismo con otro juego que inventé con mi cuñado? Pues creo que no. Verás, se trata de un juego para dos al que bautizamos como el “Catacroc”. Se desarrolla en un tablero dividido en 64 cuadritos blancos y negros. Cada jugador dispone de un grupo de piezas que se mueven sobre el tablero según la categoría de las mismas: el Capitoste, la Mandamás, dos Torreones, dos Jamelgos, dos Arzobispos y ocho Micurrias.

    Bien, el juego lo comienz… Uf, no, no; me va a quedar muy largo y me tengo que marchar. Otro día te explico el reglamento. Te prometo que vas a alucinar con sus posibilidades combinatorias casi infinitas.

    :-)

      Citar  Responder

  29. Sap,

    A ese juego lo llamamos nosotros Diccionary.
    Pero no hay un director; le va tocando a cada uno por turno. Se elige una palabra rara; el que tiene el turno escribe la definición correcta y recoge, después de un tiempo establecido, las definiciones del resto. La gente vota la cree que es verdadera. Y se lía el despipote. La gente, al rato, afinaba de lo lindo con los “dícese de la planta gramínea…”, “natural o perteneciente a…”. Un ejemplo de ahora mismo: “morago”: tajada del lomo del cerdo que en las moragas o matanzas se come tostada a la lumbre”.
    La primera vez que jugué recuerdo que estaba muy acobardado. Era un grupo de gente a la que no conocía en gran parte. No decliné el jugar por que hubiera quedado peor. Al poco todos, yo el que más, nos retorcíamos de risa.

      Citar  Responder

  30. Consuelo,

    Permenceré mudo por si alguien más puja. He jugado con allegados que se desc.jonaban al leer las respuestas, así no hay manera.

      Citar  Responder

  31. El título del libro de Ramón Andrés, “El luthier de Delft”, también me parece hermoso. Y lo que me resulta curioso es haber elegido esa ciudad, que forma parte también de la conocida “Vista de Delft” de Vermeer, para darle cuna al luthier. Una ciudad pequeña hoy pero que hubo de tener mayor importancia en aquellos siglos en los que los oranges andaban de gresca con los tercios de los Austrias hispanos. Ni siquiera sé por qué parte de la actual holanda cae esa ciudad. Pero no es mayor problema ese desconocimiento . Para eso está la wikipedia, para aclarar estas dudas.
    :-)

      Citar  Responder

  32. Teresa G.,

    Hablando de Valladolid. Procedo en este momento a preparar el tercer Obama en la Casa Blanca y no sé. Los dos primeros intentos han sido fallidos.

      Citar  Responder

  33. Maties,

    Qué maravilla. Alguien dijo en Valladolid que su vida se podía dividir en dos partes: la de antes y la de internet. Tener al alcance de la mano esta joya -y muchas más- me parece fantástico. Pero si además la vemos “in situ”, miel sobre hojuelas.

      Citar  Responder

  34. Manuel Couceiro,

    Me hace gracia el de Johannes Vilhelm Jensen: “por la fuerza rara…”, como para explicárselo a un conocido. “Y a ti, ¿por qué te dieron el Nobel?” “Por la fuerza rara”.

      Citar  Responder

  35. Me uno a los argumentos de Manuel Couceiro y Sap en favor de Wikipedia. Un ejemplo de esta tarde. ¿Qué enciclopedia generalista puede darme con un solo clic tanta y tan completa, enlazada y fiable información sobre una maravillosa iglesia prerrománica, salvada de las aguas, que me deslumbró hace poco en Zamora?:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_de_San_Pedro_de_la_Nave_(El_Campillo)

      Citar  Responder

  36. Ángela Marcos,
    Sap,

    Yo también he jugado a la variante de inventar cada uno una definición para una palabra rara de la que todos, menos el que la ha encontrado, desconoce el significado. Y con las mismas reglas que dice Sap. Lo llamamos “jugar al diccionario”

    :-)

      Citar  Responder

  37. Sap,

    Y luego nos extrañamos de que en dos lugares remotamente distantes, a dos personas distintas se les ocurra pintar un ciervo en una pared.
    Ese juego que dices haber inventado, con las mismas variantes, era precisamente el que jugábamos en nuestras reuniones.
    Yo creo que nuestro cerebro es como un Exin Castillos. Se pueden construir diversos modelos, pero el número y la forma de las piezas son siempre los mismos. ¿Que la caja trae, digamos, cuatro puertas? Pues tú podrás elegir el número de puertas que le pones a tu castillo, pero nunca serán más de cuatro.
    Pues eso, que hay que ver lo originales que somos.

      Citar  Responder

  38. Ángela Marcos,
    .
    “La lectura de la enciclopedia, así, al buen tuntún, es un placer inigualable y un juego muy divertido para reuniones concurridas.”
    ___________________________

    Hace un tiempo, mi cuñado sioux y servidor inventamos un juego (o reinventamos sin saber que existiera) al que llamamos “Estoperol” donde era necesario el concurso de un diccionario enciclopédico. Las reglas para jugarlo en una reunión de amigos, eran las siguientes:

    – Se nombraba a un director de juego.
    – Éste debía buscar en el diccionario o en la enciclopedia una palabra rara. Preguntaba a los jugadores si alguien la conocía. Si era así, se buscaba otra hasta hallar una inédita (por ejmplo, “estoperol”).
    – Cada concursante entonces -sabiendo que la palabra era verbo, nombre o adjetivo- debía escribir una frase que incluyera esta palabra.
    – Se recogían los papelitos y entonces el Director desvelaba el significado de la palabra. A continuación leía las frases, en general disparatadas, provocando gran carcajeo y necesidad de seguir dándole al cubata.

    También existía la variante de inventar cada uno una definición a la palabra propuesta (el Director escribía la verdadera) y se procedía a una votación con el objetivo de adivinar la correcta. Ganaba el que más puntos concentraba en sus definiciones.

    A lot of fun guaranteed; try it!

    :-)

      Citar  Responder

  39. Está muy desgastadita la pobre.Es la original .

      Citar  Responder

  40. En mi biblioteca están los Catones, las Álvarez, el Larousse y las habituales de toda una vida pero, una de las que más me gusta es, la Enciclopedia Cíclico-Pedagógica de D José Dalmau. ¡Eso es una enciclopedia! Con sus poquito de tema sobre urbanidad,la familia, Dios y la patria,sobre la elección de los amigos… Y no este debarajuste ,esta marea, este sin Dios, de libros de textos con los que hoy nos encontramos.
    Aquí os la dejo.
    http://pictures2.todocoleccion.net/tc/2011/08/16/28220877.jpg

      Citar  Responder

  41. P. ¿La clásica siempre ha sido una música minoritaria?
    Ramón Andrés Hay un dato objetivo. En su momento de decadencia, Mozart, que ya estaba enfermo, organizaba él las audiciones de sus propios conciertos para piano. Los escribía, vendía las entradas y los tocaba. Está documentado que la vez que más entradas vendió fueron 174. Ahí quedó un concierto de Mozart. Por tanto, la música culta nunca ha sido popular, siempre se ha movido en estas 174 entradas de Mozart. El caso de Verdi, que es otra historia, está ligado a movimientos sociales y es puntual.
    Eugenio Trías. Este caso coincide con un momento espectacular de Italia, el resorgimento y la lucha contra los austríacos y el Vaticano. Y cantan el Nabuco, que tiene una función subversiva, y se convierte en un himno nacional, aupando de paso también a Verdi. Pero es un caso muy puntual, en el siglo XX es difícil encontrar algo similar.
    Pensar la música, Entrevista: Otra forma de conocimiento por Lourdes Morgades [El País, 20 de octubre de 2007]

      Citar  Responder

  42. Carmela, ¿Eduardo el Limones? Sí, merece la pena. A Carrère le dieron un premio merecido en la France por ‘Limonov’. Otra novela también condecorada el año pasado, ‘El sermón sobre la caída de Roma’, de Jérôme Ferrari, sale ahora en español. Ni fu ni fa: al principio promete pero se va desinflando como un suflé prematuro. Si ‘El sermón…’ mereció el Goncourt, me preguntó qué le pasa a la literatura francesa. De momento, de la lista de candidatos definitivos al Goncourt de este año no me he leído ninguno, ni creo que vaya a hacerlo.

    Sap, ah, bueno, claro. Ya me extrañaba, caballero, que su prosa fuera objeto de tan injustas sospechas… :-)

      Citar  Responder

  43. Carmela,

    Ángela Marcos,
    ________________
    .
    ¿De verdaaad, señoras? Quéeeee -¡slurp, slurp, slurp!- envidiaaa me dan. La única Espasa que he conocido, la veía de lejos, a través de una ventana. Pertenecía a una muchacha de mi barrio que la había recibido como regalo al terminar la carrera de Filosofía y Letras. Sería de las pocas que terminaron una carrera, aunque para compensar, en mi barrio hubo unas cuantas que terminaron haciendo la carrera.

    Como vivían en un bajo, la madre de esta muchacha, orgullosa, exhibía la enciclopedia en el mueble especial que venía con los volúmenes. Era muy corriente mantener las ventanas abiertas y mostrar así los pisos a los viandantes para que todo el mundo comprobase cuán hacendosas eran las amas de casa propietarias, cómo refulgían todos sus cacharritos y cómo rechinaba todo de limpio (había establecida una enorme competencia entre ellas). Así que la llegada de la Espasa a esa vivienda, subrayó el tenerlo todo “como los chorros del oro” a ojos de los desconocidos con el misterioso prestigio de los libros gordos. A mí desde luego, cada vez que pasaba por allí, se me iban tras ella las gafitas.

    (Ayer se hablaba de bicicletas, hoy de enciclopedias. Lo perfecto de esta conjunción sería un enciclopedista velocipedista).

    :-)

      Citar  Responder

  44. ” … que dedicaban el tiempo a leer … ”

    ” En 1885 Pérez Galdós es un escritor de cuarenta y dos años, autor de treinta y tantas novelas ya publicadas, algunas de ellas tan celebradas como Doña Perfecta, Gloria, Marianela, La desheredada o El amigo Manso. Está muy próximo a ser diputado, y está llamado también a ser académico, prueba de que un autor indiscutible se impone —y éste lo hizo desde sus veinte y pocos años— sin que todo sea profesionalmente llorar. Nuestro archinovelista fue pronto un valor reconocido.
    En el año indicado este hombre joven tiene dentro una historia novelesca que será la más extensa y grave que jamás habría de escribir. He aquí un escritor que —dejando al final de su vida un poco más de un centenar de novelas, dramas y otras obras menores— escribe su obra máxima al final del primer tercio de todo ese trabajo. Nos parece que Fortunata y Jacinta fue la novela número treinta y cuatro de las publicadas en vida del autor, quien, en la perspectiva total de su obra, cerraba con ella la primera tercera parte de su tarea. Casi salido de la juventud es autor de este relato, de mil setecientas cincuenta páginas en su cuidada primera edición, que constituye una explosión de experiencias que no habría de superar.
    No es fácil abarcar la panorámica de esta novela después de beberse tal caudaloso río de páginas. Queda evidente, y como recuerdo bien fijado, que en determinado lugar una decena de personajes tuvieron desquiciadas sus respectivas relaciones amorosas y que, como ninguno estaba en situación estable, aparecen aquellas relaciones humanas de manera tan diversa que vemos entre nosotros una red de triángulos enlazados entre sí. (…)
    Ricardo Gullón propuso hace unos años que la estructura de Fortunata y Jacinta ‘pudiera describirse sumariamente como la superposición de dos figuras geométricas: una línea, en cuyos extremos, a modo de polos, vibrasen las encarnaciones del bien y el mal, y un triángulo o triángulos superpuestos a la polaridad mencionada.’ (‘Estructura y diseño en Fortunata y Jacinta’). […] ”

    Pedro Ortiz Armengol
    “Vigencia de Fortunata”
    Revista de Occidente -Tercera época- 
    Números 5 y 6 (Mar/Abr 1976)

    ” […] No pararon aquí las observaciones referentes a su decaimiento físico. Una mañana, al levantarse, notó que la cabeza se le mareaba. Jamás había sentido cosa semejante. En la calle advirtió que para andar completamente derecho necesitaba pensarlo y proponérselo. Pasando junto a la carcomida puerta del convento de La Latina, no pudo menos de mirarse en ella como en un espejo. Se vio allí bien claro, cual vestigio honroso conservado solo por indulgencia del tiempo. ‘Todo envejece -pensó-, y cuando las piedras se gastan, ¡cómo no ha de gastarse el cuerpo del hombre!’. […] ”

    Benito Pérez Galdós
    “Fortunata y Jacinta” (II)
    Parte Tercera -IV.Un curso de Filosofía Práctica-
    Ediciones Orbis (1982)

    ” ¿Por qué el tiempo nunca retrocede? La respuesta está, al parecer, no en las leyes de la naturaleza, que apenas distinguen entre pasado y futuro, sino en las condiciones que reinaban en el comienzo del universo.
    Parece fácil distinguir entre el pasado y el futuro: mientras que la memoria nos proporciona un registro del pasado, del futuro no tenemos ningún conocimiento cierto. Pero al interpretar los sucesos según las leyes más fundamentales de la física, la distinción entre pasado y futuro poco menos que desaparece. Intuitivamente percibimos el mundo como si estuviese extendido en el espacio pero se ‘desplegara’ en el tiempo; en la escala atómica, el mundo es un continuo cuadridimensional que se extiende tanto en el espacio como en el tiempo. Hay un momento particular, el presente, al que asignamos una importancia especial, contemplándolo como la cresta de una ola que transforma continuamente la potencialidad en actualidad y que deja a sus espaldas, muerto, el pasado. […] ”

    David Layzer
    “La flecha del tiempo”
    Revista de Occidente -Tercera época-
    Números 5 y 6 (Mar/Abr 1976)

    Quién dijo adrenalina…
    …Oxígeno puro :)

      Citar  Responder

  45. mgc,

    Si, maravilloso. A mi me tienta a veces la colección Summa Artis, pero me conformo con hojearla en la biblioteca.

      Citar  Responder

  46. Paco,

    ¿Quizás en “Historia universal de la infamia?

    A Borges, por cierto, creo que le gustaba bastante leer la Enciclopedia Británica.

    Una señora bastante mayor, que quería desprenderse de sus libros, para dejárselos a alguien que los apreciara, le regaló hace poco a mi marido su Enciclopedia Británica, una edición de 1977, que abulta muchísimo y que él consideró un regalo maravilloso

    :-)

      Citar  Responder

  47. Su familia había sufrido dos exilios a causa de su fe mosaica, primero el exilio de España, de donde emigraron a Portugal, y luego, el lusitano, de donde huyeron a Holanda, un país liberal y abierto que en el siglo XVII era refugio de todos los que querían escapar de inquisiciones y persecuciones. […]
    [Fue acusado de panteísmo: de identificar a Dios con el universo entero]. La consecuencia de todo esto fue que en 1656, cuando apenas tenía veinticuatro años, fue solemnemente excomulgado. Se le aplicó el herem, que es una maldición eterna, que prohibía a cualquier miembro de la comunidad judía relacionarse con él, leer sus libros, dirigirle la palabra, acercarse físicamente a su persona o estar bajo el mismo techo. La hostilidad hacia Spinoza no cesó con la excomunión, e intentaron apuñalarlo en una calle de Amsterdam.
    Fernando Savater, La aventura de pensar

      Citar  Responder

  48. el gran filósofo holandés de origen sefardita, lector de Cervantes
    Don Quijote y el deseo: Cervantes y Espinoza, Iris M. Zavala
    Leer El Quijote: siete tesis sobre ética y literatura, Iris M. Zavala
    Siete tesis para no ser incautos al leer El Quijote, Iris M. Zavala
    DLH: Vamos a la cuarta novela: El sueño del amor. Me gustaría preguntarte, ¿esta novela significa para ti el afianzamiento personal, tanto intelectual como de mujer? Lo digo porque tú insistes en los últimos años en que te dedicas a lo que llamas la “crítica ficción”. En El sueño del amor nos encontraríamos con un artilugio que cambiaría la posición de los vocablos: “ficción crítica”. Es una novela fragmentaria, polifónica, erudita… Por ella, incluso, eres personaje de una novela de Antonio Muñoz Molina…
    En el mundo de Iris. Entrevista a Iris Zavala por Domingo Luis Hernández. [barcelonareview.com, marzo-abril nº 41]
    Tengo tres preguntas: qué es dedicarse a la “crítica ficción”, a la “ficción crítica” y qué personaje de qué novela de AMM inspiró.

      Citar  Responder

  49. En casa de Jacinto nunca hubo enciclopedia, sólo los diccionarios escolares de pequeño formato. Cuando las mujeres hablaban en la calle alrededor del carro del hortelano o en la tienda de ultramarinos de la calle Tercia, algunas que tenían hijos estudiando en el instituto del pueblo de al lado ya mencionaban que habían comprado una enciclopedia para preparar las asignaturas, para que se hicieran hombres de provecho y se colocaran en alguna oficina. Con la compra de la enciclopedia, que no solía ser demasiado grande, se adquiría la máquina de escribir y un libro para practicar y teclear por el método ciego. Los muchachos que aprendían a escribir a máquina tenían el camino abierto para conseguir un buen destino en la mili. Comentar que en casa de la prima de la calle del Río habían comprado enciclopedia provocaba conversaciones para preparar el ambiente, para digerir que era necesario hacer lo mismo. Un pariente cercano la tuvo cuando el banco se la facilitó por tener un depósito de trescientas mil pesetas durante doce meses. Catorce tomos del Nuevo Diccionario Enciclopédico Universal del Club Internacional del Libro, prólogo del profesor Pedro Laín Entralgo (Director de la Real Academia Española).

      Citar  Responder

  50. Sap,

    Yo poseo la Espasa, que era la que había en la casa donde nací y crecí un poco (la casa de mis padres o mi casa, según preferencias). Ahora ya me voy haciendo vieja y me falla la memoria, pero yo me sabía el rango que incluía cada tomo, que es un saber que se puede incluir en tu Enciclopedia de las Cosas Inútiles (que son, precisamente, las que mi memoria ha guardado siempre mejor, vaya usté a saber por qué). Hoy solo recuerdo que uno de los tomos termina en la palabra Omicron.

    También poseo la Enciclopedia Larousse, un montón de tomos y varios suplementos, que me compró mi padre como regalo de cumpleaños hace ya la tira de años.

    Y aquí, en Ciudad Veloz, tenemos la enciclopedia con la que crecieron mi consorte y su hermano, en la gran pradera americana.

    La lectura de la enciclopedia, así, al buen tuntún, es un placer inigualable y un juego muy divertido para reuniones concurridas.

      Citar  Responder

  51. Gaspard, lo tuve en la mano pero lo rechacé porque recordaba lo que habías comentado y porque la letra es diminuta y una no está ya para esos esfuerzos :-( Dudé entre la Madama y El Fiscal pero al final me decidí por la primera. Ya os contaré.
    Me duelen los pies de tanto tiempo buscando por las estanterías el Limónov de Carrère, que en teoría estaba disponible, pero no donde debería estar. ¿Merece la pena? Creo que tú y Malaquías hablasteis de él y quizá alguien más.

      Citar  Responder

  52. 1. Los millonarios en España crecieron un 13% en un año, según El País citando a Creditte Suisse.
    2. Dicen que se empiezan a oir gallos y gallinas en las ciudades (para tener huevos), como antes, como ir en bici etc ,etc
    3.Sol y buen tiempo

    seguiremos informando

    Manuel Couceiro,

    Si estamos de acuerdo en realidad.

      Citar  Responder

  53. Carmela, de Roa Bastos, debido a que también ha sido comentado aquí, me leí hace poco ‘El Supremo’. Cuánta artificiosidad, pordió.

      Citar  Responder

  54. Sap, en la entrada de la Wikipedia sobre Francisco Javier Lasso de la Vega, aparece un aviso en rojo que reza: “Posible autopromoción o contenido publicitario: el asunto o la redacción de este artículo o sección inducen a creer que debería ser borrado. Por favor, añade argumentos y referencias que permitan evaluar la relevancia del tema, revisa su redacción o edita el artículo, según corresponda. De no ser así, el artículo será borrado en 30 días a partir de la fecha original de este aviso.” Avisado quedas.

      Citar  Responder

  55. Diego Ariza,

    yo he llegado a hablar con Gabriel Albiac en persona, y tiene algún libro, como el que escribió sobre la adopción de su hija, que no está mal. En la época de El Mundo yo le leía, y coincidí con él en un concierto de Van Morrison.
    Digo todo esto para que no se me tache de prejuicioso contra él (sobre todo por lo VM, claro :-) )… pero es cierto que ha tenido un viraje de esos que tanto nos tiene acostumbrados las derecha ultracentrista actual (Pío Moa, Herman Tertsch, Jiménez Losantos, etc…) que de posiciones más o menos moderadas (salvo en el de GRAPO, claro) han pasado a lo que hoy en día sufrimos en las “tertulias” que yo solo veo enlazadas desde otros sitios porque, obviamente, no voy a escucharles por voluntad propia.
    Recuerdo haber hablado con Javier Ortiz sobre Albiac, que estaba en el consejo de El Mundo con él, y decía que nunca vio un personaje tan fatuo, tan lleno de palabrería radical inane que usaba para revestir unas ideas tan reaccionarias y conservadoras.

    Lo decía él, no yo. Yo simplemente me conformo con no leer mucho más de lo que escribe. Hay una novela suya que se llama “Ahora Rachel ha muerto” que madre mía, Joyce a su lado era un escritor de masas que solo pensaba en el gran público.

    Un abrazo.

      Citar  Responder

  56. Vengo de la biblio. Siguiendo las recomendaciones de nuestro anfitrión, de Hermi y de Alicia, he sacado ‘El desvío a Santiago’ (no tenían ‘Lluvia roja’), de Cees Nooteboom. Me estreno con Roa Bastos y su ‘Madama Sui’. De nuestro anfitrión traigo ‘Carlota Fainberg’, que confieso no he leído. Y ‘Las historias gallegas’, de Álvaro Cunqueiro, que leí hace mucho y de las que no recuerdo absolutamente nada.

      Citar  Responder

  57. Landau,

    Saber finalmente cuál era la canción ha sido un ejercicio de suspense que ni Hitchcock. Fiu! Ya me he relajado oyendo al boss.

    AG

      Citar  Responder

  58. Manuel Couceiro,

    Totalmente de acuerdo y ya lo he dicho aquí. Yo soy aspirante a aficionado a amateur, pero reivindico mi mínima parcela bajo el sol. ¿O es que nos vamos a volver tan diletantes que sólo los consagrados tengan voz?
    Y la Wikipedia no será para documentarse para tesis doctorales (¿o sí, doctos doctores?), pero soluciona mil pequeños problemas de una forma cómoda, inmediata y no ocupa espacio alguno.
    No voy de exquisito por la vida. ¿Debería perdir clemenncia?

    AG

      Citar  Responder

  59. Sap,

    (Yo la poseo porque la heredé y esta sobadísima; no por mí, claro. Algunos tomos tienen hasta el lomo roto y hay dentro muchas notas escritas por mi padre, que era uno de esos bichos raros que leían hasta las enciclopedias. Lástima que su hija mayor no haya salido a él) :-(

      Citar  Responder

  60. Diego Ariza,

    ¡¡¡¿¿¿???!!!

    Es sorprendente que gustando mucho su nombre haya aparecido por aquí -que yo sepa- una sola vez: cuando yo enlacé un artículo suyo -al que tú contestaste- sobre la bicicleta. No dije que me gustara el tal Sostres, pero claro, eso no quiere decir que yo no sea estúpida. Y hasta tonta del haba, si me apuras :-)

    http://antoniomuñozmolina.es/2013/08/vidas-y-muertes-ciclistas/

      Citar  Responder

  61. Landau,

    A Josefina Aldecoa – eligió el apellido de su esposo, el escritor Ignacio Aldecoa- la conocí cuando preparaba mi tesina de fin de carrera sobre el escritor vitoriano. Me recibió en su casa y me permitió consultar en su biblioteca personal. Solía estar yo sola preparando mis apuntes y recopilando datos.
    Una mujer interesante. Más tarde oiría hablar de sus métodos pedagógicos y de su obra literaria.

      Citar  Responder

  62. Ah, en el fragmento de Sefarad que transcribí a las 12.02, me confundí.
    Olvidé mencionar el título de ese magnífico capítulo: ‘Copenhague’.
    …Perdón :)

      Citar  Responder

  63. Sap,

    A mí también me ha llamado la atención ese adjetivo. Suculento. Le va como anillo al dedo. Ay, ese don de encontrar la palabra precisa.

      Citar  Responder

  64. Manuel Couceiro,

    …y Benet y tantos otros, si.

    De hecho yo creo que hay escritores, músicos y pintores que mas les valdría ser funcionarios de la Diputación, que tener que sacar un libro cada poco o escribir en cuarenta sitios para poder vivir, pero bueno es muy personal eso…
    que hablen los expertos.

      Citar  Responder

  65. Manuel Couceiro,
    .
    A mí me parece que a Borges le hubiera fascinado la Wikipedia por su génesis colectiva, que más que nunca hace perfecta la etimología ya apuntada de la palabra, enciclopedia = niños sentados en corro… pero también por sus posibilidades camelísticas. :-)

    Como herramienta, como primer paso en la consulta, preparando el camino de la ampliación del tema que se quiera, la Wiki me parece un regalo, una maravilla en el que todos los usuarios deberíamos sentirnos obligados a colaborar y a aportar nuestro óbolo cada vez que pasan la gorra.

    Personalmente, mi contribución es poca: la lista de novelas que escribió Álvaro de Laiglesia, la primera mini-reseña biográfica del poeta ultraísta Javier Lasso de la Vega y unos apuntillos acerca de mi poblado consorte. Poquísima aportación para los beneficios gratuitos que obtengo de ella.

    :-)

      Citar  Responder

  66. p,

    vale, te doy la razón en que el ejemplo no ha podido ser el más adecuando.
    Pongamos otros: Joan Margarit es un amateur en poesía y por tanto no puede hablar de ella por el hecho de dedicarse profesionalmente a la arquitectura? Gil de Biedma? Vinicius de Moraes?

    Es absurdo seguir, creo que hemos de fijarnos en la calidad de lo hecho, no en su carné profesional.

    Un abrazo.

      Citar  Responder

  67. Manuel Couceiro,

    A mi me parece que es un pintor profesional como la copa de un pino, toda su vida se dedicó a eso, estudió para eso, vivió de su profesión, con mucho éxito además …vaya que no veo como puede no ser profesional.
    Eso si, a los 15 años era un niño amateur claro.

    De todas formas, estoy de acuerdo, puede no tener sentido hablar en esos términos, pero Picasso no es precisamente el ejemplo.

    Yo tengo bastante prevención hacia los artistas profesionales, sobre todo los plásticos, creo que a veces es casi incompatible hacer una obra en serio con poder vivir de eso…Picasso sería la excepción, pero bueno, igual son prejuicios míos.

      Citar  Responder

  68. Viendo en video por……………..vez se me ha olvidado ponerlo

      Citar  Responder

  69. Un cantautor mas joven que los anteriores ( 64 añitos ) y que siempre hay que tener presente por lo que “arrastra” en sus letras y ACTITUD.
    Hoy fiesta por esta Comunidad y dos libros por delante:
    “La huerta del Eden” del compañero de mili (diferente compañia )A.M.Molina
    “Historia de una maestra”Josefina R.Aldecona.
    Salud

      Citar  Responder

  70. p,

    ¿lo era? ¿en qué sentido?
    ¿Cómo podemos hablar de amateurs frente a profesionales en un tema como las artes? Vale, Picasso estudió bellas artes, pero cuando se metió a esa edad tan temprana era amateur o no lo era? Tiene realmente sentido hablar en aquí de esa distinción?
    Yo creo que para un ingeniero o un médico sí que podemos hablar de que tienen que tener una formación académica… para otras cosas no, y es ahí dónde quería hacer la distinción pues se nombraba a los amateurs con un desprecio (vulgares, mediocres…) que me parece fuera de lugar.

      Citar  Responder

  71. ” … tanteando, divagando … ”

    ” Canto XIII

    ” […] 228. ‘¡Amigo! Ya que eres el primer hombre a quien encuentro en este lugar, ¡salud!, y ojalá no vengas con mala intención para conmigo; antes bien, salva todas estas riquezas y sálvame a mi mismo, que te lo ruego cual si fuese un dios y, suplicante infinitamente desgraciado, me abrazo a tus rodillas. Pero ante todo dime, te lo ruego, sin ocultarme nada, qué tierra es ésta, qué pueblo la habita y de qué índole son sus hombres. ¿Estoy en una isla o esto que veo es la playa de algún continente?’ […] ”

    Homero
    “La Odisea”
    Versión castellana, noticia preliminar
    y notas de Juan B. Bergua
    Ediciones Ibéricas (1959)

    ” … que uno puede tenerlo a diario sobre la mesa sin que se agote nunca … ”

    ” […] Pasamos muchas horas juntos, él jugando conmigo y yo ayudándolo a despintar la bicicleta. Decía que la quería dejar pura. Decapamos y lijamos el cuadro hasta el metal y así la colgó de los ganchos del garaje. Después metió en una bolsa los trofeos. La abuela le pidió quedárselos cuando lo vio decidido a tirarlos. Al cabo de una semana ya empezaron a escribir los periodistas que no estaba lesionado sino que abandonaba el ciclismo y la puerta del garaje apareció escrita con espray. El abuelo borró enseguida las palabras y nadie me quiso decir qué ponía en esa pintada. Hasta la abuela se aborrascó y lo pagó con mamá. […] ”

    Juan Martínez de las Rivas
    ‘La bajada del cuadro limpio’
    “Diez bicicletas para treinta sonámbulos”
    Demipage, 2013

    ” Y tú (224) qué harías si supieras que en cualquier momento pueden venir a buscarte, que tal vez ya figura tu nombre en una lista mecanografiada de presos o de muertos futuros, de sospechosos, de traidores. Quizás ahora mismo alguien ha trazado una señal a lápiz al lado de tu nombre, ha dado el primer paso en un procedimiento que llevará a tu detención y acaso a tu muerte, o a la obligación inmediata del destierro (…) 

    224.- Es muy importante el uso que hace Muñoz Molina de la figura retórica del ‘apóstrofe’ que consiste en interpelar a la segunda persona para aumentar la receptividad de la narración ficcional. (…) […] ”

    AMM
    “Sefarad” (2001)
    ‘Quien espera’
    Edición de Pablo Valdivia
    Cátedra — Letras Hispánicas, 2013

    ” … Una enciclopedia suculenta … ”

    Hay que reconocer el juego que puede llegar a dar Un enciclopedista :)

    PD: Tengo en moderación un comentario que dejé hace una hora. Si algún alma caritativa le quiere echar un vistazo. Gracias mil :)

      Citar  Responder

  72. No obstante creo que no estoy de acuerdo tampoco con la frase de la entrada de Antonio: “una enciclopedia suculenta que entre otras cosas le hace darse cuenta a uno de todo lo que hemos perdido resignándonos al monopolio y al monocultivo de la Wikipedia”.

    Primero, dudo que el libro citado sea una enciclopedia, en el sentido compendio de saber humano, de recopilación de muchas ciencias. Es un diccionario temático, como el título sugiere.

    Segundo, nadie en su sano juicio basaría todo su conocimiento sobre una materia en una enciclopedia general como puede ser la Británica, o la Espasa o la que sea, por lo tanto no pidamos que la Wikipedia sea más que esas.

    Tercero, una enciclopedia no es más que la puerta de entrada a un tema concreto, el índice o plano esquemático por el que movernos. Es como si alguien se quejara de que leer la Lonely Planet no es lo mismo que visitar los lugares que citan esas guías. Pues claro que no, es simplemente un compendio de ideas referidas al tema que estamos buscando.

    Cuarto, quién ha dicho que la wikipedia sea un monopolio en la era de Internet? Habiendo Google, que puede ser más monopolio, y estando un poco al día de las diferentes formas de acceder a la información, creo que no se puede hablar de monopolio de la wikipedia. Por supuesto que se consulta, y en muchos ámbitos profesionales se hace, por poner dos que puedo conocer: la ingeniería, como puerta de entrada a un tema. Yo si quiero investigar, por poner un ejemplo tonto, sobre el protocolo TCP, lo primero que voy es ahí para ver los enlaces a organismos de estandarización que vienen debajo de las entradas. No es más que un pequeño índice, como lo sería igualmente la Británica; Otro campo, la fotografía: para aclarar algún concepto técnico, o para saber de algún fotógrafo concreto. ¿Qué alguien se queda con lo que ahí se dice? Mal hecho, pero nadie puede negar que en la propia entrada de la wikipedia hay enlaces para seguir leyendo y formándose. Qué es eso de monocultivo? Yo creo que es feraz y variada, otra cosa es el uso vago que hagamos de ella.

    Quinto, por qué siempre que hay algo que funciona y se sale de los cánones tradicionales (no es comercial, no está realizada por pocos expertos) hay que desprestigiarlo? Acaso se nos obliga a usarla? Acaso es un monopilio que trata de borrar del mercado otras alternativas? No lo creo, sinceramente.

    Puedo entender, en el contexto de la entrada, que AMM no haya querido decir esa frase con afán destructivo sino más bien vindicativo de otras fuentes que en ocasiones olvidamos… pero no creo que en este caso Wikipedia contribuya a la ignorancia general, ni desprestigie el saber solo por su mera existencia. No, no lo creo.

    Un abrazo.

      Citar  Responder

  73. srgs,

    http://blog.wikimedia.org/2012/08/02/seven-years-after-nature-pilot-study-compares-wikipedia-favorably-to-other-encyclopedias-in-three-languages/

    no creo que sea tan imprecisa, ni tan vulgar ni sobre todo tan mediocre.
    Me hace gracia ese encendido ataque a los amateurs, como si eso fuera algo malo. Acaso los grandes pintores eran todos profesionales? o los grandes fotógrafos? Picasso era profesional? Y los escritores? Pasó AMM por alguna escuela de profesionalización que le da el título de Experto Novelista?

    ¿”Vulgar”? Hay adjetivos que son un editorial en sí mismos.

      Citar  Responder

  74. Diego Ariza,

    Sobre el extenso curriculum del autor puedo dar fe de que es un avezado hipnoterapeuta aplicada (sic) en el campo de la Sofrología.

    Ni bien comenzaba el segundo párrafo mis párpados han empezado a pesar como losas y el tono muscular de mi cuello ha disminuido sobremanera. Antes de acabar el párrafo estaba en los brazos de Morfeo, como un bendito. Me ha extraído de tan plácido estado un pesado aporreando la puerta del despacho. Creo que he encontrado una alternativa al succinato de doxilamina (vulgo, Dormidina).

    Más sobre Baruch: http://www.fundacionbaruchspinoza.org

    Se acabó el recreo, vuelvo al tajo.

      Citar  Responder

  75. ” … una enciclopedia suculenta … ”

    ” Canto XIII

    Argumento.– Encantados Alcinco y su corte de los relatos de Ulises, le colman de nuevos y magníficos presentes. Luego amontonan en el navío dispuesto cuanto necesita para el viaje. Ulises se despide del rey y embarca. Llegados a Ítaca, los que le conducen le dejan en la playa dormido y vuelven a su país. Entonces Neptuno transforma en roca el navío. Minerva, por su parte, se muestra a Ulises y le aconseja cómo debe hacer para matar a los pretendientes de Penélope; luego, y cuando le ha hecho ocultar todas sus riquezas en una gruta próxima, le metamorfosea en anciano.

    (…)

    113. Los remeros de la nave que conducía a Ulises entraron en este puerto, que ya de antiguo conocían; y con tan vigoroso impulso, que parte de la embarcación, dejando el agua, quedó varada en la playa. ¡Tales eran los brazos que manejaban los remos! Luego, levantando a Ulises con el propio lecho, sobre el que reposaba y sin despertarle, bajaron a tierra, depositando su carga en la orilla con todo cuidado. Mientras tanto cogieron todos los magníficos presentes que por inspiración de Minerva habíanle hecho los feacios y los colocaron al pie de un olivo, apartado del camino, temerosos de que algún viandante pasase por allí antes de que despertase su dueño y los robara. Acabada esta tarea, volvieron a la nave y emprendieron la vuelta a su país. […] ”

    Homero
    “La Odisea”
    Versión castellana, noticia preliminar y
    notas de Juan B. Bergua
    Ediciones Ibéricas (1959)

    ” […] Nunca he sido fetichista ni muy exigente a la hora de dar el salto: me bastaba un sesgo muy peculiar de la luz, un cuarto que de pronto revelaba cualidades de atrezo, una calle que solo desde cierto ángulo, a cierta hora, me confesaba su secreto; y soledad, claro, esa soledad que ya desde niño aprendí a relacionar con los estados alterados de conciencia y con un placer nada culpable, el de jugar a discreción, como un mago, con las formas visibles del mundo.
    Me pregunto si escribir no es justamente un intento de dar cuenta de esa discrepancia, un rellenar con palabras el trecho, el recorrido que va de la causa al efecto. Un peso en la balanza. Las vidas que vivimos son corrientes, incluso vulgares, y desde luego no guardan proporción con el torbellino de emociones que transitan en nuestro interior y que no pocas veces nos dominan sin causa suficiente. Lo de fuera no se compadece con lo de dentro. Todos queremos pensar o creer que somos excepcionales, pero nuestra existencia —seamos francos— no es nada del otro jueves, no se distingue particularmente, salvo en detalles sin importancia, de la de nuestro vecino. De ahí la sorpresa, el pasmo, incluso, cuando experimentamos emociones que exceden con mucho las ocurrencias de nuestro día a día. […] ”

    Jordi Doce
    ‘Trance’
    “Diez bicicletas para treinta sonámbulos”
    Demipage, 2013

    ” … tanteando, divagando … ”

    ” […] Nos miran y no sabemos a quién pueden estar viendo en nosotros, qué inventan o deciden que somos (112). Para quien se encuentra contigo en el tren de un país extranjero no eres más que un desconocido que sólo existe circunscrito al presente. Una mujer y un hombre se miran con una punzada de intriga y deseo al acomodarse el uno frente al otro en un tren (113): en ese momento están tan despojados de ayer y de mañana y de nombre como Adán y Eva al mirarse por primera vez en el Edén (114). (…)

    112.- La frase anterior es una reflexión fundamental sobre la configuración de la identidad personal a la que se regresa en varios pasajes de la novela. La construcción de la identidad se apoya en las herramientas de la narración ficcional.
    113.- La inserción de elementos que de forma sutil nos anticipan lo que luego va a suceder es una constante en la construcción narrativa de la novela. Esos dos viajeros que se encuentran en el tren, bajo distintas apariencias y nombres, se repiten a lo largo de toda la obra,
    114.- Aquí vuelve a subrayarse el carácter universal y metafórico del tren como lugar de encuentro. […] ”

    AMM
    “Sefarad” (2001)
    Edición de Pablo Valdivia
    Cátedra — Letras Hispánicas (2013)

    A juzgar por tu entusiasmo, Antonio, ante la versatilidad en su luthier de Ramón Andrés, tiene que ser un autor completamente artesano y minucioso en su deambular entre palabras.
    Precioso, ingenioso y magnífico instante.
    Tanto de noche como de día o de tarde :)

    ” … que uno puede tenerlo a diario sobre la mesa sin que se agote nunca … ”

      Citar  Responder

  76. .
    De todos los adjetivos posibles, el que ha elegido Antoniomm para calificar a una enciclopedia me parece el más adecuado: “suculenta”. Suculenta, abundante de jugos. Así era la enciclopedia que rodaba por casa -“Enciclopedia Autodidacta”, se llamaba-, un solo volumen ancho y compacto con hechuras de tarugo o más apropiadamente, de lechón asado.

    La lectura de aquel librazo era interminable y siempre sorprendente, pues allí cabían juntas las matemáticas y la fabricación de lejías; la biografía de un tío bigotudo y consejos para quitar manchas de la ropa. Como campeaba bajo el título: “El mejor resumen del saber humano”. La asimilación de aquel mamotreto hubiera bastado para convertir a cualquiera en un hombre de provecho, bien pertrechado para labrarse un porvenir… pero fue entonces, cuando leía el artículo correspondiente a los hijos de Jacob, que se cruzó en mi vida la Enciclopedia Álvarez y pasó lo que pasó. Un desastre.

    (¿Y la Espasa?, ¿alguien posee o ha manejado con frecuencia y fluidez la Espasa?)

    :-/

      Citar  Responder

  77. Enric Barbat fue un cantautor del barrio de Gràcia, de Barcelona, miembro de Els Setze Jutges, de rica y variada obra, costumbrista, amigo de juegos lingüísticos, divulgador del tango, aparejador de profesión, que se retiró a Menorca aún joven a vivir y trabajar. Murió hace dos años en Sant Lluís. Serrat hizo suyo su canto al ombligo (“El melic”). A mí me divirtió extraordinariamente, en una actuación en directo, oyéndole cantar “Amic Enric”, a la que me ha llevado el artículo del amigo Alberto Granados, que ha tenido la gentileza de enlazarnos (y si mi apuráis alguna obra de Brassens, como la atrevida “La fessée” – La azotaina o La zurra). Con qué ironía y delicadeza nos cuenta Enric la recepción que le dispensa la mujer de su mejor amigo, ausente, y las diversas fases de la seducción que ella va desarrollando, en medio de grandes protestas de afecto a su esposo. La letra puede leerse en catalán, castellano o inglés mientras se escucha el audio. Pulsar “camins privats” (2ª canción) en http://enricbarbat.net/?page_id=43.

      Citar  Responder

  78. Diego Ariza,

    Gran Inquisidor de la Progresía.

    Tolerante… con los que sólo piensan como Vd.

      Citar  Responder

  79. Diego Ariza,

    Qué gusto da que usted mismo se reconozca en Sostres, porque si hay alguien campeón en decir estupideces en este blog, es usted. Arizalibán.

      Citar  Responder

  80. El decreto de excomunión del gran Spinoza:

    “Los dirigentes de la comunidad ponen en su conocimiento que desde hace mucho tenían noticia de las equivocadas opiniones y errónea conducta de Baruch de Spinoza y por diversos medios y advertencias han tratado de apartarlo del mal camino. Como no obtuvieran ningún resultado y como, por el contrario, las horribles herejías que practicaba y enseñaba, lo mismo que su inaudita conducta fueran en aumento, resolvieron de acuerdo con el rabino, en presencia de testigos fehacientes y del nombrado Spinoza, que éste fuera excomulgado y expulsado del pueblo de Israel, según el siguiente decreto de excomunión: Por la decisión de los ángeles, y el juicio de los santos, excomulgamos, expulsamos, execramos y maldecimos a Baruch de Spinoza, con la aprobación del Santo Dios y de toda esta Santa comunidad, ante los Santos Libros de la Ley con sus 613 prescripciones, con la excomunión con que Josué excomulgó a Jericó, con la maldición con que Eliseo maldijo a sus hijos y con todas las execraciones escritas en la Ley. Maldito sea de día y maldito sea de noche; maldito sea cuando se acuesta y maldito sea cuando se levanta; maldito sea cuando sale y maldito sea cuando regresa. Que el Señor no lo perdone. Que la cólera y el enojo del Señor se desaten contra este hombre y arrojen sobre él todas las maldiciones escritas en el Libro de la Ley. El Señor borrará su nombre bajo los cielos y lo expulsará de todas las tribus de Israel abandonándolo al Maligno con todas las maldiciones del cielo escritas en el Libro de la Ley. Pero vosotros, que sois fieles al Señor vuestro Dios, vivid en paz. Ordenamos que nadie mantenga con él comunicación oral o escrita, que nadie le preste ningún favor, que nadie permanezca con él bajo el mismo techo o a menos de cuatro yardas, que nadie lea nada escrito o trascripto por él”.

    Y un poema de Borges:

    Bruma de oro, el Occidente alumbra
    la ventana. El asiduo manuscrito
    aguarda, ya cargado de infinito.
    Alguien construye a Dios en la penumbra.

    Un hombre engendra a Dios. Es un judío
    de tristes ojos y de piel cetrina.
    Lo lleva el tiempo como lleva el río
    una hoja en el agua que declina.

    No importa. El hechicero insiste y labra
    a Dios con geometría delicada,
    desde su enfermedad, desde su nada,

    sigue erigiendo a Dios con la palabra.
    El más pródigo amor le fue otorgado,
    el amor que no espera ser amado.

      Citar  Responder

  81. Acantilado ha publicado, en excelentes ediciones, casi toda la obra de otro judío, Stefan Zweig, quizá el mejor prosista de todos los tiempos. Ahí están sus relatos, sus ensayos, sus memorias (El mundo de ayer)… Únicamente echo en falta la poesía. Zweig escribió muchos poemas pero son inencontrables en español. Ni siquiera en la Red es posible encontrar poemas suyos (salvo alguna excepción). Me pregunto por qué. Es posible que la suya sea poesía rimada y al traducirla pierda (obviamente) la rima, pero es lo de menos. Siendo de Zweig, sus poemas han de brillar a gran altura, pues todo en este autor es grande y bello. ¿A qué espera Acantilado para publicar, también, sus poemas?

      Citar  Responder

  82. Angel de la Ossa,

    Me leí la primera edición de “La sinagoga vacía”. Un gran libro. Es de lo mejor que ha escrito. Ese libro y la introducción a Pascal en la edición de los “Pensamientos” en Espasa Calpe Austral.

      Citar  Responder

  83. Diego Ariza,

    No creo que tenga mucha importancia saber de donde procedían los padres de Spinoza, sobre lo que no hay ninguna seguridad documental; lo único que se sabe es que su padre Miguel de Espinosa nació en Vidigere, Portugal, según algún papel, que seguramente es la actual Vidigueira, cerca de Setúbal. Emigró siendo aún niño, con su familia, primero a Nantes, donde su tío Abraham Rodríguez d’Espinoza era un importante comerciante, y después a Amsterdam, donde nació Bento, o Benito, en 1632. Se sabe que en la casa de Miguel se hablaba tanto portugués como castellano, por lo que cabe deducir que los Espinosa llegaron a Portugal en algún momento posterior a la expulsión de los judíos de España en 1492.

      Citar  Responder

  84. No conozco más que de oídas al tío Benito de Sap.No parece tampoco que yo tenga pensado,por ahora,leer nada de su pensamiento pero bueno…agradezco las entradas de hoy.Los miles de libros que se escriben,no están para leerlos todos,sino para que nunca nos falte de donde tirar y poder estar un poco más cómodo en la vida.

      Citar  Responder

  85. mgc,

    Marisa, los libros son una incitación a la felicidad.No metas éso en ninguno de ellos.

      Citar  Responder

  86. Alberto Granados,

    Las casas de apuestas dan favorito al Nobel a Murakami, un autor que está muy de moda, pero con el que cuando me he acercado, nunca he podido. Algunos apuntan que esta vez será una mujer (sólo 12 han sido galardonadas) y entre ellas a Alice Munro, cosa que imagino alegraría a nuestro anfitrión. Por primera vez en su historia la Academia anunció en twitter que maneja 5 candidatos. Los rumores, como siempre, apuntan a uno de los eternos: Philip Roth. Yo debo ser muy raro porque casi nunca tengo entre mis escritores favoritos (los que mas me gustan) a los que lo acaban ganando.

      Citar  Responder

  87. Sap,

    Me he leído tooooodo su currículum. ¿Pero qué estudió este hombre? No me he enterado .

      Citar  Responder

  88. Diego Ariza,
    .
    Por razones de parentesco, en mi casa siempre hemos llamado al célebre filósofo “el tito Benito”. Era muy buena persona y no había año que por Janucá no nos remitiera desde Holanda una lupa para la abuela o un queso de bola que comíamos bajo la luz del candelabro.

    Con todo, y al hilo de tu pregunta, siempre hemos sospechado que el tito Benito era un poco gallego, sí, pues en una ocasión nos pidió que le mandaramos a su domicilio de La Haya un disco con los grandes éxitos de Andrés do Barro.

    (Lo más desopilante de la página que enlazas son los “Datos personales” de Antonio Valcárcel, el mantenedor del blog. Otro tío que está encantadísimo de conocerse a sí mismo).

    :-)

      Citar  Responder

  89. Por cierto, estamos a un paso del Nobel de literatura. ¿Por quién apostáis?

    AG

      Citar  Responder

  90. José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid ),

    José Carlos, el poeta vegetal: fértiles cosechas, frutos sin aditivos, olor a fruta primigenia, a Edén… siempre tiene un aroma, un destello verde, una matiz boscoso y una brizna de hierba para los muñozmolinianos.
    Y se agradece encontrar un justo entre los setetenta veces siete que zascandileamos por aquí.

    Un abrazo,

    AG

      Citar  Responder

  91. Angel de la Ossa,

    Albiac ya no escribe en El Mundo. Fue sustituído por Salvador Sostres, que como suele escribir estupideces, le gusta mucho a alguno de por aquí.

      Citar  Responder

  92. Carmela,

    Elvis me gusta menos. Cumpliría 78!!! años .

      Citar  Responder

  93. Carmela,

    Creo que no lo es, pero a mí me gusta mucho.

      Citar  Responder

  94. Carmela,

    Fantástica, no lo dudes. Menos mal que volvemos a tener música. Ha vuelto Maties -bienvenido, amigo- y sólo nos falta que nos sorprenda Marco. ¿Y Pablo?

      Citar  Responder

  95. La entrada de hoy me hace recordar que acaba de reeditarse -una edición revisada y aumentada, como suele decirse- ‘La sinagoga vacía’, de Gabriel Albiac; sí , ya sé que Albiac no es santo de la devoción de la mayoría de ustedes, puesto que escribe en ‘El Mundo’ y no es socialdemócrata, dos pecados de imposible perdón, pero su libro merece la pena; es un estudio, más que del conjunto de la vida y obra de Spinoza, de las fuentes judías de su pensamiento, de sus influencias (Uriel da Costa, Pereyra, Juan de Prado, todos judíos portugueses o españoles), de su ‘cherem’ -expulsión con deshonor de la comunidad- y de las formas de vida y de forma de pensar de los sefarditas en la Holanda del XVII. Si a alguno le interesa Spinoza y el pensamiento judío debería leerlo.

      Citar  Responder

  96. @Antonio mm

    ¡ Qué libros tan estupendos pública siempre Acantilado !

    Gracias por compartir tus descubrimientos. :-)

      Citar  Responder

  97. @Albertiyele, he aquí el poema que te escribí el sábado para compensar, de alguna manera, mi ausencia en Valladolid.
    …………………………………………………………………………………..
    PALABRAS PARA ALBERTIYELE ( 3 )

    Hoy soy un desierto en luna fría:
    me pides que viaje, y no es posible,
    mas, mi afecto aunque invisible,
    hacia ti navega noche y día.

    ¡Ay corazón lejano ardiendo de vida
    donde me orillo y digo tu nombre
    para que mi corazón se desescombre
    y todo en mi sea rama florecida!

    Eres suave lámpara, jardín y abrigo.
    Yo, el poeta que se siente tu amigo
    cuando escribe o no escribe poesía…

    Me llamas, y no acudo a tu encuentro:
    estás lloviendo en mí muy adentro…
    ¡Por abrazarte hoy, mi alma vendería!
    ……………………………………………………………..

    ( escrito el sábado, 5 de octubre de 2013 )

    Un cordial saludos a todos desde Fuenla .-)

      Citar  Responder

  98. Menudas joyitas que nos descubre AMM, mi agradecimiento sincero…Este ejemplar va a ser un placer para leer y para regalar a los amigos amantes de la pintura. ¡Gracias otra vez!

      Citar  Responder

  99. ¡Por fin alguien que dice que Wikipedia es una falsa enciclopedia, algo vulgar y mediocre!
    Las enciclopedias han de estar escritas por gente que sabe no por amateurs. El gran problema de hoy– uno de los grandes problemas de hoy — es el amateurismo: en las enciclopedias, en la edición de libros, en la música, … todo.
    Luego llegan sabios y publican los mencionados libros.
    Por último, Spinoza, el desterrado, el transterrado, como tantos otros a lo largo de la historia. Menuda fortaleza moral la de Spinoza, resistiendo tanta infamia, tanto ataque, tanta maldad.

      Citar  Responder

  100. Estos días tiene lugar en Colonia una feria internacional de alimentación , quizás la más importante del
    Mundo.

    Nos hemos bajado del tren una gran multitud de personas de diferentes países a la hora de la apertura. Nos dirigíamos todos como borregos hacia la puerta y unos muchachos con petos y megáfonos nos daban instrucciones para que fuéramos más rápido y de manera ordenada. Al escuchar esas órdenes en alemán no he podido evitar pensar en como se sentirían los judíos cuando los bajaban de aquellos trenes . Se lo he comentado a un compañero que venía conmigo y me ha dicho que estaba pensando exactamente lo mismo.

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *