De viaje al futuro

Posted By on Ago 16, 2009 | 0 comments


Vuelvo a Nueva York al cabo de una ausencia de varios meses y al tomar el primer taxi encuentro la gran novedad: los taxis de Nueva York siguen siendo igual de viejos e incómodos y van a toda velocidad y dando tumbos sobre un pavimento como de capital africana, manejados por conductores que no siempre hablan un inglés inteligible y que parecen más atentos a la conversación por el móvil manos libres que al tráfico, pero ahora llevan una pantalla de televisión incrustada en el respaldo de los asientos delanteros. En cuanto uno sube al taxi la pantalla se ilumina y los ojos se quedan fatalmente hechizados por ella. Ya no hace falta darle conversación al conductor o mirar la ciudad por la ventanilla; incluso uno puede estar mirando la televisión del taxi mientras habla por el móvil o consulta su correo en el iPhone o en el ya arcaico Blackberry. En mi primer taxi de Nueva York me acuerdo de algo que me llamó la atención ayer mismo en una sala de espera del aeropuerto de Heathrow: un individuo miraba en la televisión un canal de deportes y al mismo tiempo tenía abierto el portátil sobre las rodillas y tecleaba en él con una mano mientras que con la otra sostenía el móvil por el que estaba hablando. Lo único que le faltaba era tener incrustados en los oídos los auriculares del iPod.

Seguir leyendo en MUY INTERESANTE

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *