En vísperas de qué

Posted By on Oct 5, 2017 | 295 comments


Parece mentira pero en el mundo real, o en el mundo exterior, como quiera llamarse, el que sigue existiendo más allá del delirio,  en el que sigue actuando la fuerza de la gravedad y hay cierta distancia entre los hechos y la fantasía, en ese mundo siguen sucediendo cosas.

Un sujeto que como de costumbre les parecía del todo normal a sus vecinos mata a casi sesenta personas con armas automáticas de guerra solo unos meses después de que el presidente Trump firmara una orden facilitando todavía más el acceso libre a las armas de fuego.

Personas sabias reciben el premio Nobel por hallazgos magníficos en la Biología, en la Física, en la Química.

El grupo de música antigua LaReverdie dio anoche un concierto memorable de motetes medievales en la Fundación Juan March. Yo fui sin quitarme la tristeza y el miedo que ya son el hábito de estos días, abatido y cansado por el calor, pero en cuanto empezó la música me pareció que revivía. En tiempos de tribulación es cuando más le pedimos, le exigimos al arte, y cuando más le agradecemos lo que nos regala: consuelo y refugio, fortaleza para el espíritu, agua limpia para la sed y alimento para el hambre. La pureza de las voces, la sofisticación extrema de las armonías, la profunda mesura con la que se transmitían por igual el júbilo y el luto, le limpiaban a uno el alma de todo el griterío siniestro de los últimos tiempos.

Le dan el Nobel de Literatura a Ishiguro, de quien yo he leído al menos una novela magnífica, The Remains of the Day, Lo que queda del día. La voz narrativa en primera persona es un prodigio de naturalidad y de artificio literario: es ese narrador poco de fiar detrás del que se filtra lo que él no comprende o no quiere o no sabe decir; el que muestra callando lo que no ha sabido decir en voz alta.

Y mientras, nosotros a lo nuestro, o más bien ellos a lo suyo, a arrastrarnos triunfalmente a todos al despeñadero. Había escrito mi crónica semanal para el periódico y ayer llamé para cambiarla por otra, una petición angustiada de mesura y concordia. Nada importa más en este momento.