Baba y músculo

Posted By on Feb 18, 2016 | 186 comments


El otro día, por encargo del periódico, Elvira fue a hablar con Rita Maestre, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, cuando se acercaba la fecha del célebre juicio por “ofensas a los sentimientos religiosos”. Elvira, que trabajó muchos años haciendo entrevistas en la radio, sabe prestar atención a lo que le cuentan, y tiene oído y destreza para eso tan difícil que es transmitir por escrito la naturalidad de la lengua hablada(que no es lo mismo que transcribir lo dicho en una grabación). Habló una mañana con Maestre, y al volver a casa escribió una crónica que era sobre todo el testimonio en primera persona de la entrevistada.

Al día siguiente, el columnista Hermann Tersch, la obsequió con un tweet que dice literalmente:

“Muñoz Molina siempre ha demostrado cierto músculo moral. Estará asqueado ante la vergonzosa baba mentirosa de Elvira Lindo sobre Rita Maestre”.

Una vez superada la incredulidad -parece imposible que algunas personas puedan degradar todavía más el lenguaje público, pero lo consiguen- uno se pregunta qué hay en la mente de alguien que escribe eso, y para qué lo hace. Yo no sé lo que es tener “cierto músculo moral”, pero sí que quien escribe algo así carece de todo rastro de decencia. Estoy asqueado, desde luego, pero la baba que produce mi asco es la  de quienes cada día escriben  y publican cosas así. Parece que lo que más les importa es sembrar cizaña, abrir heridas, alimentar el fuego. Dicen denunciar un desastre que se avecina y ellos son parte de él, hooligans diarios de lo peor. Se entienden mucho mejor con los extremistas equivalentes a ellos que con las personas templadas. Parece que eligen centrarse no en lo necesario o lo de verdad doloroso o injusto sino exclusivamente en aquello, aunque sea nimio, que más pueda dañar la concordia y calumniar al adversario, o al que no los secunda. Da escalofríos pensar en la clase de país en el que quieren vivir. Y siendo tan crueles con todo el que les desagrada reservan su saña más macabra para las mujeres.

Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

186 Comments

  1. Yo me pregunto si es necesario responder a este tipo de expresiones. Ignoro si lo exige la profesionalidad del escritor. Tampoco tengo claro si es prudente exponerse tanto a la opinión ajena, participando en twitter o mediante un blog. Eco, que murió hace pocos días, y al que Muñoz Molina dedicó un bonito artículo, decía con razón que estos medios nuevos invitan a una pérdida voluntaria de la privacidad.

      Citar  Responder

  2. Llevo tiempo pensando en la entrevista que hizo Elvira lindo a Rita Maestre. La leí muy pronto, antes de que hubiera reacciones. Me resultó extraña la entrevista, y he estado pensando en ello.
    Creo que la razón por la que vi que era una entrevista rara, es el cambio radical que las entrevistas han sufrido. Hoy en día, a diestra y siniestra, el entrevistador pone en una situación embarazosa al entrevistado, hasta el punto de que algunos periodistas tuercen el sentido de lo que el entrevistado ha dicho y le obligan a rectificar en su turno de palabra. Se avanza poco y se tensa mucho la cuerda. Otros hay que ya dan las respuestas al entrevistado, tal es el modo en que hacen la pregunta: “¿No es verdad que…? y tiene el entrevistador que decir: “Disculpe, pero su punto de partida es erróneo.”
    Elvira Lindo, por el contrario, ha dejado que la entrevistada hable, con las mínimas interferencias por parte de la periodista. Y ese es el problema, que no ha mostrado partido a favor o en contra de la entrevistada. (Que dichos sea de paso, desplaza la culpa por elevación.)
    ¡Cómo echo de menos a los antiguos periodistas que hacían entrevistas inteligentes y dejaban que el entrevistado hablase sin dirigirlo!

      Citar  Responder

  3. Mal he terminado: “No hago ascos a ningún tipo de” o “admito todo tipo de”. Con lo que cuesta aprender bien el idioma, como para descuidarlo.

      Citar  Responder

  4. albertiyele, aparte del Líceo Francés, de la sede presidencial y la Bombonera, descansará, si sigue los usos habituales, en la embajada, en Recoleta (salvo que visite también Uruguay el mismo día), y al menos le parecerá que ya ha vuelto a la capital de su país, por lo parecido del urbanismo y la arquitectura de ese barrio con los distritos del oeste parisino.
    Me parece que no voy a volver a viajar en avión en lo que quede de existencia, pero ya tengo preparado, siguiendo lo que decía Hermi, todos los planes para cuando el final esté cerca: descubriré la religión como salvación. Pero no el cristianismo en alguna de sus variantes, sino el hinduismo. Me reencarnaré primero en un escarabajo pelotero (hay que pasar por el reino animal o vegetal antes de regresar a la condición humana en la siguiente reencarnación, creo, aunque el humano sea un animal) y luego en Cate Blanchett, y para el sur me iré. Mientras, abro capilla y no hago ascos a todo tipo de desnudos.

      Citar  Responder

  5. David CG,

    Oye, David, así, en confianza ¿No será que tenemos un problema de tensión sexual resuelta de mala manera?

      Citar  Responder

  6. Gaspard,

    Comentario
    No me extraña nada, Gaspard. Ni que los jóvenes estudiantes no tengan ni idea de quién es Cohn-Bendit, ni que Hollande haya pedido que lo lleven a la cancha de Boca, o que Macri se lo haya ofrecido, o ambas cosas, ni que ninguno de ambos ni nadie en los servicios de cancillería de ambos países hayan pensado en Sarmiento, o en Ocampo, o en Cortázar, o en Saer (del que hablamos aquí hace poco) o hasta en Jairo, o el tango (que llevaron a París Güiraldes y Adán Diehl (cuyo fantasma me sopla la oreja hace años y que tanto tiene que ver con esta isla) y quién sabe si hubiera tenido igual historia sin su paso triunfal por la civilizada Francia) o en Susana Rinaldi o en Gardel, del que hay muchos indicios de que nació en Toulouse. O en Paul Groussac, ese otro ciego del que habla tantas veces Borges en su poesía, que lo antecedió en la dirección de la Biblioteca Nacional. O en Jean Mermoz o en Saint-Exupéry, tan ligados a la Argentina, tan queridos (y uno de ellos, parece, tan enamorado de Victoria, justamente). Nada. A la Bombonera. Qué decadencia de repúblicas. Al menos parece que visitará el Liceo Francés, cuya piedra fundamental puso De Gaulle allá por los 60; algo es algo.

    http://lyceemermoz.edu.ar/m5/index.php/presentationfr/informations-institutionnelles/374-visite-de-monsieur-francois-hollande-jeudi-jueves-25-02-2016

    Y de paso: en ese enlace que dejaste habla justamente el señor mayor Cohn-Bendit del fútbol, del papel que cumplió o pudo cumplir en la identidad de la Republique, y la pasión y el fervor que despertó ganar la copa del mundo en el 98. Qué cosas!

    Y otro de paso: para visitar una de las casas, creo que la más bella además, de Victoria Ocampo, no hace falta ir a Mar del Plata. Sin salir de Buenos Aires, en Martínez, está en pie y visitable Villa Ocampo, que fue además la casa donde murió Victoria, y que dejó donada a la UNESCO para que en ella se hiciera una escuela de traducción, que por supuesto nunca se hizo. La casa permaneció cerrada y abandonada muchos años, llegó a estar prácticamente perdida después de un incendio provocado. Ahora está preciosa. La próxima vez que vayas a Buenos Aires, no te la pierdas. El viaje en el tren de la costa desde Retiro también es una delicia.

      Citar  Responder

  7. El momento cumbre (highlight o show-stopper) del musical Man of La Mancha, de Mitch Leigh/Joe Darion es esta canción memorable que intenta explicar las motivaciones del héroe cervantino. Aquí está la escena de la versión fílmica, donde la voz no es la de Peter O’Toole sino del intérprete de musicales de Enfield, Simon Gilbert. Brel la adaptó e interpretó en teatro como La quête (búsqueda) y la transfiguró en una canción totalmente breliana, en letra y en espíritu. “The Impossible Dream” (subt. italiano):
    http://youtu.be/6lhErg-pt80

      Citar  Responder

  8. ” … llegó Descartes … ”

    “[…] pero, ¿qué haré de rosario, que no le tengo?
    En esto le vino al pensamiento cómo le haría, y fue que rasgó una gran tira de faldas de la camisa, que andaban colgando, y diole once ñudos, el uno más gordo que los demás, y esto le sirvió de rosario el tiempo que allí estuvo, donde rezó un millón de avemarías. Y lo que le fatigaba mucho era no hallar por allí otro ermitaño que le confesase (…). Y así, se entretenía paseándose por el pradecillo, escribiendo y grabando por las cortezas de los árboles y por la menuda arena muchos versos, todos acomodados a su tristeza, y algunos en alabanza de Dulcinea […]” (I; XXVI)

    ‘La invención y la aplicación de nueva formas de filosofar, esa especie de entusiasmo que acompaña a todos los descubrimientos, una cierta exaltación de las ideas que produce en nosotros el espectáculo del universo… todas estas cosas han estimulado de tal modo la mente humana que, impulsada en todos los sentidos por su propia naturaleza, ha barrido con lo que tenía delante, como un torrente que revienta sus diques y arrasa violentamente aquello que encuentra a su paso… Los hombres más lentos se han visto obligados a sacudirse el yugo de la opinión; la mayoría, una vez desechadas tantas cosas, rompió con las restantes… y después de esforzarse mucho por desandar sus pasos, buscaron y acabaron por aceptar un nuevo sistema de ideas como una suerte de recompensa por su valor y sus obras. Así, desde los principios de las ciencias profanas [naturales] hasta los fundamentos de la ciencia revelada, desde los problemas de la metafísica hasta los del gusto, desde la música hasta la moral, desde las controversias teológicas hasta los temas propios de la economía y el comercio, desde la política hasta el derecho de los pueblos y la jurisprudencia civil… en una palabra, desde las cosas que nos afectan de pleno hasta las que menos nos afectan, todo ha sido objeto de discusión, de agitación, de análisis.’

    Pero […]”

    Anthony Pagden
    “The Enlightenment” (2013)
    Traducción de Pepa Linares de la Puerta
    Alianza Editorial, 2015

    Perplejo Quelonio (Garabateó Mustélido) :)

    *

    PS: Sinsabor Arácnido
    ¡Bravísimo(s)!

    *

      Citar  Responder

  9. Bgm,

    Antes -o sea, “ut supra”- de esa adjetivación, “capilla universitaria”, dije “capilla católica”. En el segundo caso, adjetivé “universitaria” por su emplazamiento y sus usuarios principales, supongo. Y en el bien entendido de que la capilla seguía destinada al culto de la divinidad mediante el rito católico o como mejor digan los doctores de la Iglesia y los de la nomenclatura jurídico-administrativa.

    Ya que he vuelto por estos lares, en la tristemente confirmada sospecha de que no habría alimento nuevo, quisiera dejar innecesaria, pero alegre constancia, de mi coincidencia con Sap,

    En efecto, el caso de las capillas en los hospitales – católicas y hospitalarias a un tiempo, me refiero estrictamente a su ubicación en el segundo caso- me parece diferente. Muchas personas hallan en ellas consuelo frente a la adversidad que los aflige e incluso les hace posible recibir los sacramentos, cuando no les es posible otra alternativa. Me refiero, en especial, a los enfermos ingresados que no pueden ir a misa o confesarse.

    Habrá a quién esta facilidad les parezca mal, puesto que habría otros posibles servicios útiles, o incluso más útiles y, sin duda, laicos, que emplazar allí; pero insisto en que me parece comprensible y humanitario.

    No quisiera sonar contradictorio con mi gratuita y libremente declarado ateísmo, si bien en absoluto militante. Pero al igual que nuestro agudo e ingenioso “corresponsal sevillano”, encuentro cierto “confort” en que alguien me dirija la bendición de Dios o, mejor dicho, que la pida para mía, aunque dándola por hecha. No creo en los poderes sobrenaturales de ninguna fórmula verbal, pero es señal de buenos sentimientos y seguro, seguro de pocas cosas se está en esta vida. Menos aún de lo que pudiera venir después de ella, si bien uno sigo apostando por la Nada más absoluta. Una pena no tener disponible ese consuelo, aunque a la vez anima a vivir más intensamente éste mundo y por sí mismo. Asimismo, libera no considerarse observado y como haciendo méritos o deméritos a todas horas.

    Parece que las aguas están ya más calmadas aquí. Es muy aburrido polemizar más o menos sobre los mismo con distintas “excusas”. Por otra parte, a mi pequeña escala, se comprueba una vez más que entre la huida de la polémica y el ser, aparentemente, ignorado hay una línea de muy fino trazo.

    Sobre Rita Maestre me quedé con ganas de decir, de pasada, que en mis tiempos de universidad me habría procurado notorio disfrute la repentina oportunidad de ver a varias compañeras escasas de ropa. Un placer tan morboso como quiera juzgarlo cualquier velador por las nuevas buenas costumbres. Bastante menos a los compañeros, en especial si su desnudez por aquello de buscar el impacto visual se extendía a la mitad inferior. Esto quizá sea altamente discriminatorio, sexista a inapropiado, pero yo confieso de antemano que el desnudo de unos y otras no me produce iguales estímulos.

    Retrotrayéndome varias décadas atrás, ante esa entrada gritona y escasa de vestimenta en la capilla, igual hubiese pensado algo así como: “olé por tu cuerpo, pero qué mejunje tienes en la chola, Rita”. Aunque no creo me hubiese “pillado” en el sitio y momentos justos para presenciar la teatralizada protesta.

    Uno tiene esos vicios. Me refiero al del disfrute de la desnudez femenina, más aún la inesperada y si la estética la acompaña. También la nefanda tendencia a quedarse con el lado más divertido de los acontecimientos. Algunas señoras mayores también me lo producen-el referido disfrute visual-; pero he de admitir que no suele ser comparable con el de los cuerpos más jóvenes.

    A ellas doy por hecho les ocurriría igual con los hombres y, en particular, conmigo. Procuro no deteriorarme mucho o no muy rápidamente, pero soy consciente de que en mi tiempo de la universidad tenía mejor desnudo que actualmente. Ahora que mi natural cobarde o cortado me impidió siempre cualquier tipo de desinhibida y desafiante exhibición. No pasé de algún que otro pase privado.

      Citar  Responder

  10. Nicolás,
    .
    ¡Ah! Muchas gracias por la entrevista, Maese Nicolás. A veces es difícil seguir la buena costumbre de visitar la habitación de al lado y recoger los papeles que nos han dejado bajo la puerta porque en mi caso… ¡casi siempre son facturas o notificaciones de embargo!

    Parece que JC ya se encuentra inmerso en el torbellino de la promoción y ayer escuché otra interview en RNE donde, siguiendo las pautas de tan reiterativa tarea, contaba lo mismo con las mismas palabras.

    Espero asistir en breve a la presentación de la neófita, de la que me alegro saber que no es hija del Campesino, Yagüe, Indalecio Prieto, la Pasionaria, Calvo Sotelo, Azaña, Federica Montseny, etc.

    :-)

      Citar  Responder

  11. ” … She found him sitting there
    with his head in his hands …

    “[…] Por lo tanto, intentad mantener la pasión, dejad la frialdad para las constelaciones. La pasión es, sobre todo, un remedio contra el aburrimiento. Otro remedio es, por supuesto, el dolor, más el físico que el psicológico (resultado frecuente de la pasión). Aunque no os deseo ninguno de los dos, lo cierto es que, cuando sentís dolor, sabéis al menos que no habéis sido engañados (por el cuerpo o por la psique). Del mismo modo, lo bueno del aburrimiento, de la angustia y de la percepción de la propia intrascendencia, o de la de los demás, es que no se trata de un engaño.
    Podéis intentar también aficionaros a las novelas policíacas o de acción, a algo que os lleve a donde nunca antes hayáis estado (verbal, visual o mentalmente). Algo continuado… aunque sea solo durante un par de horas. Evitad la televisión, especialmente el cambio continuo de canales, vedadera encarnación de lo redundante. Pero, si tales remedios fracasan, no os resistáis, “arrojad vuestra alma a la creciente negrura”. Tended los brazos al aburrimiento o a la angustia, o dejad que los de ellos, mucho mayores, os rodeen. Su seno, sin duda, os parecerá asfixiante, pero no intentéis dar marcha atrás para corregir el error. No: como dijo el poeta, “Cree en tu dolor”. Este espantoso abrazo no es un error. Nada de lo que os perturba lo es. Pero tened siempre presente que en este mundo no hay abrazo que no acabe por romperse.
    Si todo esto os parece muy negro, no sabéis lo que es la negrura. Si os parece irrelevante, espero que el tiempo os permita seguir creyéndolo. Pero si lo consideráis inapropiado para ocasión tan ilustre como esta, me veré obligado a discrepar.
    Sería inapropiado si lo que estuviéramos celebrando fuera vuestra presencia entre nosotros, y no vuestra partida. Pero mañana ya no estaréis aquí, pues vuestros padres han pagado solo por cuatro años, ni un día más. Os marcháis a otro lugar para construir vuestras carreras, vuestras fortunas, vuestras familias, para encontraros con vuestro irrepetible destino. Y en ese otro lugar, al igual que en las estrellas o en los trópicos o al otro lado de la frontera de Vermont, poca noticia tienen de esta ceremonia de Darmouth Green. Ni siquiera estoy seguro de que la música de nuestra banda llegue aquí cerca, a White River Junction. […]”

    Joseph Brodsky
    ‘Elogio del aburrimiento’
    [Conferencia pronunciada en
    Darmouth College, julio ’89]
    “On Grief and Reason. Essays” (1995)
    Traducción de Antoni Martí García
    Siruela – El Ojo del Tiempo, 2015

    … and she sat down
    beside him … ”

    Willa Cather
    ‘The Wild Land’
    “O Pioneers!” (1913)
    Barnes & Noble Classics, 2003

    Ofidio centenario (LEA dixit) :)

    *

      Citar  Responder

  12. Antonio
    un abrazo grande.

      Citar  Responder

  13. 7-Fracasar en la vida, entre otras muchas cosas, es ser prisioneros a perpetuidad del odio y la estupidez.

      Citar  Responder

  14. albertiyele, a partir del minuto 8:45, preguntan a estudiantes de la Sorbona por Cohn-Bendit: “Ni idea”, “ese señor mayor”… https://www.youtube.com/watch?v=NaHwv0R6DEM
    Tal vez sepas que Hollande visita Argentina el miércoles, para conocer a Mauri. Pensaba yo que para dar cierta imagen de presidente de la République des Lettres -y tener más suerte que el primer ministro italiano, que metió la gamba con un no-poema de Borges-, se dispondría a visitar una institución cultural dedicada a alguna figura histórica argentina que tuvo relación con Francia: Sarmiento, Ocampo o algún caso parecido. Por ejemplo, Villa Victoria, en Mar del Plata. Qué va: los dos mandatarios se desplazarán a la Bombonera. Visitas el principal foco cultural del hemisferio Sur y acudes a un estadio de fútbol.

      Citar  Responder

  15. Angela, pero si no merece la pena que votes, porque debes de estar rodeada de republicanos; a ver si te deportan por naturalizada reciente. ¿Mentan tanto a Dios como el Ted Cruz al que votarían encantados tus vecinos? Del mismo modo que me parece saludable que existe un local privado en un centro público para que quienes quieran rezar a su dios puedan hacerlo en paz, me resulta chocante que los candidatos sacan a pasear tanto a Dios y la Biblia en debates y mítines, en actos públicos. O son tan fanáticos que no saben distinguir lo público de lo privado, o tan hipócritas que no temen tomar el nombre de Dios en vano.

      Citar  Responder

  16. Zacarías: El problema de estas noches es que con las personas que me presentan me pasa igual que con los periódicos: mi interés por ellas “se limita a los titulares y al primer párrafo”. A partir de ahí todo se hace banal. Y así no vamos a ninguna parte.

    Eso le pasa a Therese Belivet en la penúltima escena de la perfecta ‘Carol’. En una reunión de amigos hay una mujer interesada en ella, y a ella tal vez le interesa esa mujer, pero se va, porque su corazón pertenece ya a otra mujer, la única con la que puede hablar y entenderse. ¡Ay, Cate Blanchett!, ¡para que luego digan que Dios no existe! Imaginemos que mañana, en una universidad cualquiera, organizan el visionado de la película, una sesión de lectura de la novela de Highsmith y un debate acerca de los derechos de gays y lesbianas, y que irrumpen diez activistas cristianos disfrazados de cabras sodomitas, por aquello de que para algunos que utilizan a Dios como otros utilizan la universidad, es decir, para sus objetivos militantes, la homosexualidad es como la zoofilia. No rompen nada, no insultan a nadie (aunque dicen que alguien grita, “¡arderéis como en la Edad Media!”), no es un acto merecedor de condena penal, pero es un acto vergonzoso. El fin no justifica los medios. Ningún fin hace menos rechazable los medios, salvo que se trate de una situación de urgencia. No son niños, ni adolescentes, sino adultos militantes.

      Citar  Responder

  17. Nicolás,

    Comentario
    El sábado fue entrevistado en Página 2. Y creo que dio datos muy interesantes sobre su última obra.

      Citar  Responder

  18. Maties,

    Comentario
    Qué actriz Betee Davis!!! Cuánta potencia en un cuerpo tan chiquito!
    Te dejo la “Tornerai” que buscaba originalmente, además en la escena de la película que me la recordó:
    http://youtu.be/je1i9pSFjN4

      Citar  Responder

  19. Sap,

    En la sala anterior te dejaba este comentario sobre la novela de JC:

    Como Intemperie me hizo disfrutar he buscado información sobre la nueva novela de JC que anuncias.
    Por lo que él cuenta en una interesante entrevista no parece que sea la típica novela de la Guerra Civil. Mas bien parece tener algo de ucronía y de esa importancia que el extremeño le da al terruño.

    Aquí la entrevista a tu convecino (también habla de nuestro anfitriomm).

    http://www.elcultural.com/revista/letras/Jesus-Carrasco-He-pensado-en-dejar-de-escribir-novelas/37614

      Citar  Responder

  20. albertiyele,
    .
    Curioso, doña. La vi el finde pasado… pero no la terminé porque me ganó el sopor (de la peli y de las bebidas espirituosas). Ah, recuerdo el cameo de Mario Benedetti… y esa cara de juguetería que le fabricaron a Nacha Guevara en un quirófano.

    ***
    Aprovecho: ¿dije que la esperada segunda novela de Jesús Carrasco –“La tierra que pisamos”– se desarrolla durante la manoseada Guerra Civil? Pues no exactamente. Se trata de una ucronía. ¿Quién me manda a mí hacerme vocero de periódicos desinformados? Grrr.

    :-/

      Citar  Responder

  21. albertiyele,
    No conocía el grupo Audio Magazine ni su Tornerai, que me gusta como actualización de la canción italiana romántica. El escenario, ¿pueden ser los farallones de Capri? El lado oscuro del corazón tiene una secuela con el mismo título. Y en una escena onírica se escucha entero el Algo contigo, de tu paisano Chico Novarro.

      Citar  Responder

  22. Zacarías,

    Comentario
    Y vos con este comentario me acabás de recordar una película de la que no me puedo acordar el nombre; creo que era de Eliseo Subiela. Lo único que recuerdo claramente es que el protagonista era Darío Grandinetti, y que el tipo se había inventado un mecanismo con el que apretando un botón hacía desaparecer inmediatly a las chicas de su cama. A ver si la busco, y la encuentro.

      Citar  Responder

  23. Zacarías,
    ¡El gran Mankiewicz, que escribió y dirigió una obra de arte cuyo eje es la actriz Eve Harrington, una persona sin músculo moral! Entera, vista, leída (el script íntegro está en la Red) o por piezas como la escena que enlazo, a mí me suscita por sus diálogos, personajes y situaciones una admiración sin límites. “All about Eve”:
    http://youtu.be/JHfSPwmVCam

      Citar  Responder

  24. Maties,

    Comentario
    Estaba paseando por YouTube buscando dos canciones que me vienen y me vienen a la memoria (las dos aparecieron en dos películas que vi este fin de semana de mucho sofá) y me encontré con una que no conocía de nada pero que me hizo acordar de vos. Primero porque es italiana, y tiene muuuuuuuucho ritmo, pero además porque el vídeo está filmado en un lugar que seguramente será Italia, pero podría ser perfectamente un rincón de tu (mi) isla. A ver si te gusta como creo:
    http://youtu.be/fRBSQ3z1hqg

      Citar  Responder

  25. No me deis carrete, que la estética del perdedor es muy atractiva pero se hace muy pesada de mantener.

    En este estado, no solo todas las canciones parecen hablar de mí. También todo lo que leo parece decirme algo cuando ando letraherido. Este párrafo de la columna de ayer del gran Enric González:

    “Hace años, en un periódico en el que trabajé, pusimos a prueba a un grupo de lectores. Les dimos a cada uno un periódico del día, recién fabricado, y un rotulador rojo, y les pedimos que leyeran. Cuando consideraran que habían leído lo suficiente de una pieza informativa, debían marcar en rojo la línea a la que habían llegado y pasar a la pieza siguiente. El resultado fue previsiblemente descorazonador. En la mayoría de los casos la lectura se limitaba a los titulares y al primer párrafo”.

    El problema de estas noches es que con las personas que me presentan me pasa igual que con los periódicos: mi interés por ellas “se limita a los titulares y al primer párrafo”. A partir de ahí todo se hace banal. Y así no vamos a ninguna parte.

      Citar  Responder

  26. “Enciendo un último cigarrillo, sin ganas, solo porque encaja bien en la escena.”

    Sigue, Zacarías, sigue, por favor!

      Citar  Responder

  27. BK, yo tampoco entiendo mucho, pero…

    1. Quizás porque la defensa de ese derecho constitucional se realiza de manera que incumple otras leyes.

    2. Quizás porque los que ya no somos tan habituales (de comunión diaria, con perdón) y los que aparecen ocasionalmente tenemos gustos más triviales y no alcanzamos ese “nivel” que a veces se exige en este lugar (tan estupendo, por otro lado). O, por el contrario, gentes que sí tienen ese nivel son “presionados” hasta que se cansan y se van (ha ocurrido más de una vez) porque no se adecuan al “estilo” que debe tener este saloncito. O quizás porque no hay tiempo para todo.

    3. En asuntos de matrimonio no entro.

    Decirle a alguien que posee músculo moral es todo un halago. El problema es cuando esa adulación es falsa, cuando se dice para desencadenar una reacción en la que el alabado pierda esa fortaleza ética que se le atribuía para ponerse al mismo nivel de quien usa de todo tipo de artimañas y añagazas en las que la moral es un componente escaso, mínimo, inexistente.

      Citar  Responder

  28. BK,
    .
    BeKa, sentraña, las causas de este éxito participativo las conoce el dueño del secreto; el problema es que guarda tan bien las apariencias que desconocemos su identidad, pero debe ser un agazapado robinsón urbano, En suma, nada del otro mundo.

    :-)

    Vane,
    .
    ¡Vane!, ¿y la Serapia?, ¿no sabes nada de ella?… se la echa tanto de menos.

    O__o

      Citar  Responder

  29. Zacarías,
    .
    Esto merece no sé si una continuación sino un arropamiento, que no termine tan pronto, que sea más largo. Considera a servidor como un lector entregado.

    :-)

      Citar  Responder

  30. La revolución de los claveles en Portugal podría ser un intento de cambio, de queja para cambiar lo establecido sin hacer mucho ruido, sin usar la violencia. A veces, en modificación de conducta, es mejor para corregir no prestar atención, reforzar lo que interesa y no dar gritos. El ruido no siempre va bien, lo civilizado es el razonamiento, usar la inteligencia para conseguir lo mismo.

      Citar  Responder

  31. No entiendo nada:

    1º.- ¿Por qué la fiscalía inculpa a quien defiende un derecho constitucional: el de tener instituciones laicas?

    2º.- ¿Por qué esta entrada tiene tantos comentarios en tan poco tiempo cuando, en las ocasiones que nuestro Ammfitrión nos ha dado a conocer a alguien realmente brillante, no tiene ni la mitad?

    3º.- Y, sobro todo, y después de investigar quién es Hermann Tersch -lo conocía, pero no le había prestado atención- ¿por qué es AMM quien defiende a EL y no es al contrario? ¿No es más deleznable una alabanza de este garrulo que un insulto?

      Citar  Responder

  32. Y me olvidaba: Nelson Mandela se hubiera muerto preso; Obama no hubiera nacido (eso de una blanca con un negro sería impensable); y aquel mítico Dany le rouge no hubiera sido jamás el eurodiputado gordito y canoso Daniel Cohn Bendit.

      Citar  Responder

  33. Zacarías,

    No es una noche perdida la que nos brinda este magnífico comentario.
    Hiciste bien en ponerte esa chaqueta.

      Citar  Responder

  34. Si a lo largo de la historia todo el mundo hubiera pensado como ahora piensan muchos, todavía tendríamos monarquías absolutas. La gloriosa República Francesa estaría gobernada por algún descendiente de Luis XVI; el país en el que nací no sería una república sino una colonia del país en el que vivo; sabríamos bastante poco sobre los trastornos morales producidos por tumores cerebrales, porque la Iglesia prohibiría todavía las autopsias; sabe Dios a qué número extraordinario hubiera llegado la especie humana, su desarrollo sólo controlado por todo tipo de plagas, porque cualquier clase de método anticonceptivo estaría también prohibida; las mujeres seríamos analfabetas, estaríamos bajo el poder de nuestros padres, maridos o hermanos mayores y desde luego ni se nos hubiera cruzado jamás en la vida la posibilidad de votar.
    Qué mundo más bello. Eso sí: todos calladitos, no sea cosa de andar por ahí haciendo ruido y molestando al personal.
    :-/

      Citar  Responder

  35. Querido Antonio, estaba esperando este artículo desde que el señor Tersch hizo ese comentario que lo retrata y que retrata a un sector de este país –y de la humanidad–que espeluzna. Gracias: te las doy como periodista, como mujer, y en nombre de mi amor a Elvira. Una vez te escribí que desde que llegué aquí estoy tratando de entender a esta tierra –porque me compete, porque también me corre en la sangre–, que me conecta con la memoria de la mía, en mucho más de lo que esperé. Sigo en la tarea; ustedes me ayudan mucho a comprender de forma integral. Este es un país profundamente dividido, herido todavía, una herida vieja, casi ancestral. Es lo que percibo. Te doy, os doy, las gracias también porque hacéis el esfuerzo a diario, en medio del griterío, de la independencia enraizada en los principios, de la sinceridad que no daña, la que hay que ejercer, de la sensatez y del respeto. Y, sobre todo, de la generosidad. Mi cariño y admiración.

      Citar  Responder

  36. Zacarías,

    Comentario
    Me lo ponés tan al alcance de la mano (no me acuerdo ahora cómo dicen mis hijos cuando un jugador de fútbol le pone a otro la pelota justito justito para que haga el gol, pero creo que hay unas palabras muy descriptivas) que te voy a dedicar un tango: “yo sé que en las madrugadas, cuando la farra dejás, sentís el pecho oprimido por un recuerdo querido, y te ponés a llorar”.
    :-))
    A ver si me sale.

    http://youtu.be/ZzOAIDWFA18

      Citar  Responder

  37. Vane,

    Comentario
    Aaaaahhhhhhhh pero qué alegría de verte!!!!! Me alegraste el domingo! No vuelvas a irte sin decirme a dónde vas. Por favor, por favor, por favor.

      Citar  Responder

  38. Zacarías,

    Muy bueno Zacarías. Todo, hasta el amor, es un invento de la ficción. Lo de tu fracaso es casi seguro debido a las expectativas.

      Citar  Responder

  39. Nunca veo necesario el ruido para protestar, para disentir de una opinión. Soy consciente de la imposibilidad de unificación en el pensamiento, la variabilidad es algo cierto, también los intereses enfrentados. Se puede expresar la idea con educación, siempre respetando al otro, siendo empático y teniendo consideración. Si todo esto no se da, si no se puede razonar y expresarse desde el respeto no presto atención. Me recuerda la amenaza de la piedra en la mano de cuando éramos más jóvenes y merendábamos pan con chocolate. Nunca es bueno que gane el ruido, ni las palabras envenenadas.

      Citar  Responder

  40. Zacarías,

    Llegado el día en el que esa “región moral” de nuestro cerebro pueda ser modificada (por complejos vitamínicos, intervenciones quirúrgicas, etc.), y poder así comenzar a desterrar el mal… qué grandes dilemas podríamos plantearnos.

    Gracias por tu comentario. Ya tengo tarea para reflexionar esta mañana hasta que llegue la hora en la que el Málaga me alegre la tarde.

      Citar  Responder

  41. Hoy he vuelto a casa a eso de las seis de la mañana, cansado, con frío (porque la chaqueta que me queda bien y me hace parecer interesante no protege mucho), con un sentimiento pecaminoso por algunas copas y muchísimos cigarrillos de más. Todo ha ido mal. Otra noche perdida. Pero subiendo por la cuesta de Capuchinos (estrecha, sucia y fea), me he acordado de
    Jacques Dutronc y me lo he puesto en el móvil. De repente, Málaga s’éveille. La fealdad sigue ahí, pero se hace bonita porque, gracias a la banda sonora, deja de ser real y se convierte en un decorado que parece pensado para mí, para hacerme fotogénico (qué bien hice en ponerme esa chaqueta).

    La música tiene la capacidad de alterar la realidad y convertirla en una escena de película, y a mí en un personaje de ficción dentro de ella. El fracaso de la noche incluso me da cierta prestancia (como aquel famoso anuncio del Golf en el que un hombre salía de un casino después de haberlo perdido todo menos el Golf). Enciendo un último cigarrillo, sin ganas, solo porque encaja bien en la escena. Qué sería de la realidad sin las ficciones que nos ayudan a reinterpretarla. Como personaje me acepto mejor que como persona. Porque cuando me veo como personaje, tengo sentido. (Decía Mankiewicz que la diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción tiene sentido.)

      Citar  Responder

  42. Zacarías,

    Eso es tan así que la falta de litio o de hierro o de lo que sea puede afectar el comportamiento moral, sexual, familiar e incluso penal de quien lo padece. El otro día vi el magnífico documental en torno a la figura inmensa del bajista Jaco Pastorius. El psiquiatra le recetó drogas para mantenerlo dentro de sus cabales. Pero él no las quería tomar porque decía que bajaba sus prestaciones a la hora de ejecutar su instrumento. Le costó la vida. No supo medir que meterse de manera inoportuna y provocativa contra un portero de discoteca le iba a costar la vida.

      Citar  Responder

  43. albertiyele,

    Hay quien sale de la universidad con un título siendo un perfecto patán, y quien sale de ella sin tener claro que haya alguna otra forma eficaz de cambiar el mundo que entrando con unos colegas a la capilla.

    Nadie les dice que es estúpido. Que hoy eres tú el convencido de tu buen fin y no te parece para tanto, pero mañana es el otro el que no ve nada especial en hacerle un escrache al concejal de Carmena. Lo que uno espera de los “intelectuales” es que explicasen al resto estas cosas. Antonio antes lo hacía en esta página. Ya no.

      Citar  Responder

  44. Nicolás,

    Es posible que en un futuro no muy lejano tus propuestas para desarrollar el “músculo moral” no sean tan metafóricas. De un tiempo a esta parte, los neurocientíficos han constatado cierta relación entre la capacidad de tomar decisiones morales y el volumen de algunas áreas del córtex prefrontal en el cerebro. En la mayoría de psicópatas se observa una reducción muy fuerte de materia gris en estas áreas. Y existen casos muy llamativos de personas perfectamente integradas y apreciadas en su entorno que, sin ninguna explicación, empezaron a comportarse de forma amoral (algunas llegaron a asesinar a sus familias). Cuando se les hizo la autopsia, se descubrió que habían desarrollado tumores cerebrales en estas áreas del cerebro. Así que quizás nuestra capacidad moral está realmente vinculada al desarrollo físico no de un “músculo moral”, pero sí de una “región moral” en el cerebro. Una zona que quizás pueda desarrollarse con complejos vitamínicos o algo así.

      Citar  Responder

  45. Cada vez me alejo más de más temas. Como con todo, voy reduciendo a ese poco y bueno. A lo que no me supone ni carga ni aburrimiento. Claro que ayer me sentí buen engañada. ..fuimos a ver Ave Cesar. No merece as comentarios.
    Bueno, pronto llegará la Semana Santa. …A ver so hay jóvenes revolucionarios que se vistan de marcianos y sean llevados en volandas por aamigos provocadores.
    Qué digo yo que añ final una capilla de una Universidad o una calle de un pueblo o ciudad también es pública.
    Lo que en el fondo quiero decir que a mi no me molesta en absoluto una capilla ni en la universidad, ni en aeropuertos ni en medio del bosque. Y tampoco me importa si una mayoría propone su ddesaparición. Son las formas!
    De un extremo al otro y mientras Varufakis de gira.

      Citar  Responder

  46. Unos hacen como que no se han enterado. Otr@s no se callan ni que los maten. Bello tu, bella Elvira.

      Citar  Responder

  47. María Regla Pérez,

    Enhorabuena por el comentario, es lo mejor que he leído desde hace mucho tiempo.
    Saludos agradecidos.
    Comentario

      Citar  Responder

  48. ¿Se puede ejercitar el “músculo moral”? ¿Hay gimnasios y ejercicios específicos para fortalecer tan invisible órgano? ¿Existen compuestos nutritivos que aumenten la fibrosidad del citado músculo?

    Sí.

    El uso de la tolerancia y la paciencia favorecen la contracción y relajación de esa masa fibrosa hasta el punto de ser capaces de ponernos en el lugar del otro.

    Hay lugares concretos en los que se pueden realizar ejercicios para fortalecer el músculo moral. Existen blogs, tertulias (incluso radiofónicas y televisivas), aulas, etc. que son lugares idóneos para ese fortalecimiento. Tan solo hay que saber buscarlos. Porque también hay blogs, tertulias, aulas, etc. en los que te debilitan tan apreciado órgano.

    Y compuestos nutritivos también existen. Pueden ustedes aumentar su tejido músculo-moral con aditamentos de elección personal en diversas presentaciones: libros, películas, etc.

    Venga, aunque no sea año nuevo, hay que ponerse en forma.

      Citar  Responder

  49. ” … Este pensamiento pudo tener Auristela … ”

    Anchos y cortos sus trajes pendían,
    Las mangas un poco torcidas
    En el ropero.

    Aplanados al fondo,
    Uno contra el otro,
    Y algo estirados.

    Un olor rancio a humo y sobaco
    [llegaba
    De golpe en concentración desti-
    [lada
    Al penetrar por ahí,

    Todo un montón a prueba de es-
    [pinas,
    De estameña azul, pesado, se
    [mecía
    Como hierba acuática agitada.

    Yo husmeaba una tónica falta
    De frescura, ahondaba más allá
    [de solapa
    Y forro, luego tras lo prohibido
    [a manos llenas.

    Un sentimiento transpiraba
    De manos vacías… A mi cara pegada
    La tela de trajes,

    Seamus Heaney
    ‘The Butts (Cabos sueltos)’ -fragmento-
    “Human Chain”
    Traducción de Pura López
    Visor de Poesía, 2010

    ” … pues no quiso acreditarle con comenzar
    por entonces la historia … ”

    Dó tu cólon
    anduvo irritable,
    ponle fibra.
    ¿Danone va a ser?
    …De la nevera :)

    *

      Citar  Responder

  50. albertiyele,

    Solo he entrado en esa capilla una vez. Tenía yo doce años y llevaba un vestido nuevo amarillo con pechera blanca precioso y unos zapatos nuevos blancos que me hicieron un daño horrible. Si sería horrible que todavía me acuerdo.

      Citar  Responder

  51. .
    “Barba y músculo”, ¿no parece un nombre adecuado para un gimnasio de gays?
    Bueno, “Baba y músculo”, también.

    (Nah, por aligerar después de la fabada).

    :-)

      Citar  Responder

  52. Siguiendo mi afición por la psiquiatría (o el masoquismo, dirán algunos) he entrado en el Twitter de Tersch a ver que productivo ha sido el día. El resumen es el siguiente:

    Hace 13 h.: 5 twits.
    Hace 12 h.: 5 twits.
    Hace 11 h.: 7 twits.
    Hace 10 h.: 3 twits.
    Hace 9 h.: 10 twits.
    Hace 8 h.: 3 twits.
    Hace 7 h.: 2 twits.
    Hace 6 h.: 1 twit.
    Hace 5 h.: 3 twits.
    Hace 4 h.: 6 twits.
    Hace 3 h.: 1 twit.
    Hace 2 h.: 6 twits.
    Hace 1 h: 4 twits.
    En esta hora: 6 twits:

    No es que el tipo haya escrito hoy desde que ha encendido el móvil por la mañana (y lo que queda que son las 10) un total de ¡62! twits sino que están repartidos. Imaginaros al tipo con la vena del cuello inchada todo el día a todas horas, mientras come y va al baño, se supone, soltando melonadas con una constancia admirable. Aparte de que son todos del mismo paranoico estilo venenoso: que si los chequistas, que si los enemigos de la libertad, que si el gulag, que si el Frente Popular, que si La Sexta, que si Ignacio Escolar, que si Jordi Évole… y así todo el día. Yo pensaba que este sujeto se había reconvertido en cavernícola por la pasta pero me da que el motivo compete al campo de los profesionales de la medicina.

      Citar  Responder

  53. Me parece a mí que todo esto, los insultos, el griterío, la bajeza, son como una nube de mosquitos posada sobre el asunto justamente para hacerlo invisible. Y el asunto es este: hace unos años (de paso: si no recuerdo mal en aquellos días un tema que había saltado a la primera página de muchos diarios y programas varios de noticias y debates en la tele y la radio, era la codicia tan alejada de todo matiz evangélico con la que muchos obispados ponían a su nombre propiedades en todo el Reino de Aquí. Me acuerdo particularmente de un caso en Navarra, en la que habían llegado al extremo de escriturar a su nombre una antigua escuela que había sido financiada y construida con los dineros de los ciudadanos) un grupo de mujeres jóvenes irrumpió de manera ruidosa y hasta escandalosa (no hay ningún indicio de violencia, en ninguna de las noticias que relatan los hechos, ni entonces ni ahora; no rompieron nada, no atacaron a nadie, no profanaron ni imágenes sagradas ni ningún elemento del templo) en una iglesia que está dentro de una Universidad pública en Madrid. Todo indica que lo peor que hicieron fue cantar consignas de tono muy subido (yo diría, en algún caso, hasta infantiles, más propias de adolescentes deslenguadas que de jóvenes universitarias, pero en fin), y, oh escándalo, exhibir impúdicamente sus torsos desnudos o semidesnudos (que la verdad es que no termino de enterarme si se quedaron lolas al aire o con corpiño).

    Sin aquel pequeño escándalo, ¿hubiéramos sabido que había una iglesia hasta con cura adentro del predio de la Universidad? Yo al menos, no. Ni se me hubiera ocurrido. ¿Había otra manera de que ese tema se instalará en el debate sin aquella protesta? Probablemente no. Y entonces digo: cuando alguien quiere protestar contra algo, ¿cómo tiene que hacer? ¿Se puede protestar y poner un tema en el debate público sin causar alguna clase de molestia a alguien, sin provocar aunque sea un pequeño escándalo? Yo creo que no. Las protestas, para cumplir su cometido, tienen que generar necesariamente algún ruido. Y “el ruido” que provocaron esas chicas (“la Rita esta”, que dice por ejemplo Zacarías, y después nos habla de qué es argumentar. Da hasta risa) no me parece a mí que fuera tan terrible, la verdad.

    Lo curioso es que estas chicas, como tantas otras por el mundo últimamente, parece que eligieron hacer escándalo mostrando una parte del cuerpo femenino que al menos desde que hay publicidad se viene usando para lo mismo: para llamar la atención (algo tendrán las lolas). Pero nunca resultó escandaloso que se mostrara para vender coches, botellas de ginebra, cacerolas, cualquier cosa. Para vender lo que fuera venían bien un par de lolas. A nadie le parecía mal. Nadie se quejaba. Ahora que pareciera que muchas mujeres eligen mostrarlas (no que las muestren otros, sino mostrarlas ellas) ya no para vender sino para protestar, para señalar lo que ellas creen que merece ser cambiado, resulta obsceno, terrible, ofensivo, desgraciado, hasta digno de ser condenado con cárcel. No me extraña. Hasta he leído que en alguna tienda o café o restaurante resultó escandaloso que una mujer amamantara a su hijo (y en más de un país europeo). Rara, muy rara, es la manera de progresar que tienen los países más civilizados del planeta.

      Citar  Responder

  54. Sap,
    ¡Aaaahhh, la fabada Litoral, eso sí que era religión!
    Calentada en la fiambrera de aluminio al minúsculo fuego del camping gas que había que vigilar para que no se fuera todo el invento a hacer puñetas, allá en los Pirineos o en cualquier otro lugar campestre, qué rica estaba la fabadita con su poquito de chorizo y de tocino y de morcilla, y con esa grasa de color pimentón que era sólida cuando abrías la lata pero que luego se derretía en un caldo espeso cuyos restos era imposible quitar con el agua fría del río. Por más que restregases los platos con las saponíferas de la orilla, la película de grasa permanecía adherida al aluminio hasta el regreso a la civilización. ¿Les gustaría a los peces la fabada Litoral?

      Citar  Responder

  55. Diego Ariza,
    .
    Prefiero veintisiete veces el potaje de chícharos que hace mi señora esposa; pero para un desavío o por simple capricho, la fabada Litoral colma todas las expectativas de un gourmet medianito y es una de las cimas de la comida enlatada de fabricación nacional (sobre todo desde que hace unos años le cambiaron la fórmula, quitándole gran parte de saborcillo industrial que incorporaba).

    Viendo a este personaje disfrazado y recordando a su amigo Tertsch, se les podría aplicar el viejo chiste:

    –¡Abuela, esta fabada está de muerte!
    –Claro, Hermann y Fede, como que me equivoqué de bote y en vez de pimentón le he echado matarratas…

    :-/

      Citar  Responder

  56. “Entender y comprender” a alguien que a sabiendas vulnera los derechos de los demás, yendo además a su casa para demostrárselo, define a quien lo hace. Pero como en todo, según el sentido de las dignidades que cada uno atesore.

      Citar  Responder

  57. no voy a hablar de la pertinencia o no de los actos de la sra Maestre, sin embargo, me gustaría hacer una pregunta, el sr Tersch este no es uno que anda borracho por las noches por los bares de Madrid solicitando a otros señores sexo a cambio de dinero y que por lo menos en una ocasión se llevó una buena tunda que intentó disfrazar de agresión de algún rojo (por no decir etarra)? el tipo este tiene suficiente catadura moral como para usar estos términos?

      Citar  Responder

  58. En 24 horas nos dejan dos escritores famosos cuya obra más conocida dio lugar a sendos films extraordinarios. “El nombre de la rosa” de J.J. Annaud d’après Umberto Eco es una obra magnífica de intriga y testimonio del mundo terrorífico de las abadías de copistas y de teólogos enzarzados en absurdos debates/patraña, como testimonia este memorable ten-con-ten de Guillermo de Baskerville/Sean Connery con el temible ciego fray Jorge de Burgos/Feodor Chaliapine Jr. “¿Se rió Cristo alguna vez?” ( o ¿puede reirse un cristiano?):
    http://youtu.be/jUUB96c6EpY

      Citar  Responder

  59. Estos “señores” del PP, parecen estar dispuestos a todo con tal de mantenerse en el poder. Sus mentiras y calumnias son innumerables, su desfachatez no tiene límites. Mi admiración a Elvira y a todos los que como Usted día a día trabajan tan honradamente.

      Citar  Responder

  60. Leyendo cosillas sobre el fallecido Umberto Eco, qué pena, me encuentro con uno de esos recopilatorios que suelen hacerse cuando algún ilustre se nos va definitivamente. En uno de sus frases famosas leo la que sigue:

    “Sabiduría no es destruir ídolos, sino no crearlos nunca”.

    Gran verdad. Y pienso en quienes creen que destruyendo imágenes religiosas (o versión asalta capilla) acabarán con esos ídolos ya creados, cuánto se equivocan. Y que más se equivocan quienes convierten a los destructores en sus propios ídolos (políticos).

      Citar  Responder

  61. Dice nuestro anfitriomm que no sabe lo que es tener “cierto músculo moral”. Yo tampoco. Trato de imaginar lo que se quiere decir con ese oxímoron fisiológico filosófico.

    Tener músculo moral debe ser algo así como poseer la fuerza necesaria para ser capaz de separar el bien y el mal. Ese don deben tenerlo las personas dotadas de una racionalidad que pueda discriminar entre lo necesario para el bien de la sociedad y lo estrictamente superfluo; personas dotadas de un pensamiento que va más allá de lo puramente subjetivo y que puede guiar a sus semejantes por el camino de la honestidad y la decencia mientras les muestra el sendero de la inmoralidad que nunca deben tomar. Y además de esa capacidad de reflexión y consecuente lucidez a esas personas se les supone ser “muscularmente” poderosas para exponer esas reflexiones y aguantar los envites de los que segregan las babas de la maldad.

    Según lo expuesto, decirle a alguien que posee músculo moral es todo un halago. El problema es cuando esa adulación es falsa, cuando se dice para desencadenar una reacción en la que el alabado pierda esa fortaleza ética que se le atribuía para ponerse al mismo nivel de quien usa de todo tipo de artimañas y añagazas en las que la moral es un componente escaso, mínimo, inexistente.

    **************************************

    Lo que hace el tener una tarde sabatina de guardia hogareña. Da tiempo para ver un mal partido del Barça, para reflexiones sobre musculatura moral, y otras de parecido tono que devienen con la lectura de La ley del menor (I. McEwan) , la novela del fin de semana (que me está gustando bastante).

      Citar  Responder

  62. Angela,
    .
    A estas alturas, ya sólo creo en mi inutilidad como clarinetista y en la fabada Litoral. Ángela.

    Pero en efecto, lo considero un lugar inadecuado, toda vez que la religión y sus disparatados dogmas han representado una traba, un óbice, un valladar, para el progreso técnico y científico y para el ejercicio del pensamiento crítico que debería tener en la universidad el primer motor.

    En un caso contrario, ¿imaginas que la Universidad de Comillas –un poné– o alguna Facultad del Vaticano, ¡o la universidad pública de Teherán! iban a permitir, aunque fuera con gestión privada y alto alquiler, incluir en sus dependencias una sociedad de “Amigos de Voltaire” o un Club de Búfalos Mojados?

    :-)

      Citar  Responder

  63. en los años 90 aseguró en la tele el periodista Fernando Jáuregui que nadie había terminado El jinete polaco porque aburría. yo entonces no sabía que había un grupo de periodistas dispuestos a echar al psoe (donde incluían a AMM) del gobierno en nombre de la democracia. luego se vio que lo que buscaban era hacer negocios con el pp, como así comenzaron en la Marbella de Gil.

    hace tiempo que las palabras de HT retratan a un ser despreciable. hace tiempo que se olvidó de la democracia para buscar en el odio su Estado ideal.

      Citar  Responder

  64. Gaspard,

    Hombre! Que me mientes a Bossuet tiene su miga. Un defensor del poder divino del Rey en la tierra, y enemigo de Voltaire y de la Ilustración, que se meta en la conciencia de cada moribundo que abandona este planeta en tan diversas circunstancias, no deja de tener su gracia. Se metió por ejemplo en la conciencia del padre de Sabina, quien justo antes de morir le preguntó a su hijo: ¿De dónde sacarán tanto dinero las dipu_taciones? Quizá sea ese un sentimiento religioso, por lo civil.
    En lo de que la secularización no trae la cultura y la razón lo dijo hace tiempo Álvaro Pombo en una entrevista. Cito de memoria: “Pensé que el retroceso de la Iglesia atraería la cultura, la educación y la razón, pero me temo que atrae sobre todo la imbecilidad”. No seré yo el que defienda la estupidez innata del hombre. Pero que haya personas inteligentes, que han estudiado, que han pensado, creer en esas cosas de la religión, la fantasía y la ciencia ficción, no deja de sorprenderme. Superioridad ninguna, y menos que sea encima moral.
    En cuanto al encontronazo con el Sr. Hermann no ha lugar. Siempre he buscado, y a veces he encontrado, encontronazos con señoras bien dispuestas. Peleas, nada más en la cama.

      Citar  Responder

  65. Les leo y les vengó siguiendo, señores AMM y EL, desde hace muchos, muchos años: su independencia y honestidad son un faro con el que me siento y me encuentro muy identificado y seguro, por lo cual les leo de manera constante y habitual, con gran satisfaccion.No es fácil en esta España cainita tener unos referentes tan sólidos como los que ustedes dos, al lado de otros escritores e intelectuales, significan para mi. Les estoy muy agradecido.

      Citar  Responder

  66. Sap, es una pura alegría leer hoy el blogamm. Esperemos que los nuevos “concursantes” no sean efímeros como la sombra que se va.

    Cuando leí esta entrada, temí que las respuestas se convirtieran en una demostración de ardor guerrero en defensa de HT hasta la noche de los tiempos. Menos mal que al final no ha sido nada del otro mundo.

    ;-)

      Citar  Responder

  67. El Mockingbird del libro famoso de Harper Lee y del film de culto de Mulligan/Peck no es un ruiseñor, sino un sinsonte, que, como su nombre indica, además de emitir un canto melodioso, es capaz de imitar a toda clase de aves, batracios y sonidos varios: máquinas, sirenas… (vid. YTube). Y he aquí los rebonicos títulos de crédito del film, obra del bronxista Stephen Frankfurt (que también diseñó los de Rosemary’s Baby y Network), junto al tema principal de la suite de To Kill a Mockingbird, que compuso Elmer Bernstein:
    http://youtu.be/rYzmRQ6V3Do

      Citar  Responder

  68. Comentario
    Angela,

    Ya, pero lo que quería decir es que, además de, y por si fuera poco, lo incluyen también en la declaración de la renta con la casilla previamente marcada. Cuántos y cuántos contribuyentes, por puro despiste, no habrán hecho, y seguirán haciendo, aportaciones igual de involuntarias?

      Citar  Responder

  69. Sap,

    ¿Por qué no lo consideras el sitio adecuado? ¡No me digas que todavía crees en la racionalidad del ser humano!

      Citar  Responder

  70. Gaspard,

    Me ocurre lo mismo que a este articulista, ya echo de menos a Obama con sus imperfecciones. Y encima me encuentro en una situación delicada: en estas elecciones ya puedo votar.

    I am wringing my hands.

      Citar  Responder

  71. Comentario
    Carmela,

    Cierto. Pero es que, además, hay otras aportaciones a la iglesia católica que proceden de los presupuestos generales del estado en cumplimiento del concordato y que no son voluntarias. Es decir, que aunque uno no marque la casilla de la iglesia, también está sufragándola con sus impuestos. Por otro lado, el dinero que se manda a los otros fines sociales va también a parar, en parte, a organizaciones que pertenecen o están sustentadas por la iglesia católica.

    O sea, que hay más cera que la que arde.

      Citar  Responder

  72. Por otro lado, entre lo de los titiriteros y lo de Rita Maestre, me da cada vez más repelús vivir en este país tan medieval. Quizás en alguna nueva ley pronto se tenga en cuenta el derecho de pernada y ajusticiar a aquellos que quizás practiquen la brujería.

      Citar  Responder

  73. Yo no hubiera respondido a este ser, señor Molina. Tenga en cuenta que al perder su pequeño trono dentro de la telaraña de Esperanza Aguirre, también perderá parte del dinero que le dan por apenas trabajar y eso le debe tener caliente. Y sembrando cizaña quizás le llamen como “contertulio” -eufemismo de vago mediático- a algún programa. Pero él no ha creado nada, no tiene un Beltenebros, no tiene un Plenilunio. Es puro humo, un señor que siempre está crispado, como todos los de esa rama. A mí me da igual, me basta con evitar el azote que representan sus textos, sus proclamas y su cara siempre cabreada. Vivo mejor sin verle. Es un señor amargado, bilioso, que no dudaría en amorrarse al ideal más extremo para dar sus golpecitos desde su cubil a las personas que no le gustan.

      Citar  Responder

  74. “Da escalofríos pensar en la clase de país en el que quieren vivir”

    Apuesto a que si se os pide que lo resumáis al máximo y lo apuntéis en un papel, muy probablemente no sabríamos identificar quién ha escrito qué.

      Citar  Responder

  75. Hermi, Bossuet escribió: “Los sentimientos religiosos son la última cosa que desaparece en el hombre”. Tras varios siglos de secularización acelerada y de desencantamiento del mundo y tras varias décadas de descreimiento reforzado, más allá de la aminoración de la represión sexual, pocas cosas buenas han ocurrido, o pocas de las cosas buenas que podían esperarse: ni con la regresión del oscurantismo se ha extendido la cultura, ni con el individualismo se ha abolido el consumismo materialista. Es un poco -demasiado- decepcionante, lo suficiente como para no mirar con condescendencia o superioridad a los creyentes.

    Ahora que dices habértelo encontrado y que mencionas también a las moscas, habida cuenta de la fama de terminator de varias especies animales que te precede, ¿no serás tú ese tipo que tuvo un encontronazo con Herr Hermann en un bar, de madrugada, en Madrid, hace unos años?

      Citar  Responder

  76. AMM

    Llevo varios días apartado de esta casa y casi no me llego a enterar de esta infamia, a la que acabo de enfrentarme. Me temo, querido Antonio, que no eres exacto al afirmar: “Da escalofríos pensar en la clase de país en el que quieren vivir.”. Ya estamos viviendo en es país, cada día más miserable e impresentable.

    Sólo mandarte mi abrazo y repetir que no ofende quien quiere, que gigantes y enanos no van a salir juntos en ninguna foto.

    Un abrazo para Elvira y para ti.

    AG

      Citar  Responder

  77. mgc, primeramente, no sé qué costes se pueden imputar a la cesión de locales de cien o cincuenta metros cuadrados que justifiquen el cobro de un alquiler, así como los gastos fijos de la luz, pero es un asunto nimio, en comparación con las exigencias de cierre que proclamaba Maestre y compañía. En segundo lugar, de momento no hay musulmanes ni judíos que piden locales en cantidad similar, porque la primera generación de universitarios musulmanes nacidos en España está por llegar, y porque estudiantes judíos hay pocos, y con los amigos de Podemos por las facultades, tan amantes del pueblo judío, existen pocos incentivos para declararse en público. Sea como fuere, es un asunto intrascendente. Que la enjuiciada y otros a su alrededor montaron aquel circo indica el nivel de obsesión de algunos, y no recuerdo si fue Freud quien señaló que las obsesiones dicen más de los sujetos obsesionados que de los objetos objeto de obsesión. Y da para pensar que gente de ese tipo, o que reventaban conferencias de diputados al grito de “¡fascistas!”, sean portavoces de ayuntamientos o diputados, y que la explicación-casi-excusa sea que los de antes eran peores…

    Sap, en la Sorbona había una capilla imponente, que a lo largo del siglo XX, a causa de leyes, guerras e intrigas, quedó desafectada (sí, me alegro de que la palabra exista en español, por lo que veo en el DRAE). En Francia ha habido una guerra a la religión (que ahora se extiende a los musulmanes) que fue posible por la sacralización y centralización de la nación; en cuanto la nación ha entrado en crisis, se ha pasado a una crispación cultural y religiosa que ha dejado al país con un 30% de ultraderechistas, los primeros en reclamar “laicismo” cuando quieren decir “guerra a los musulmanes”. No es un buen modelo, creo.

      Citar  Responder

  78. .
    ¿No es una alegría que como beneficio colateral, este “Vistazo” que nos ocupa y entretiene, haya concitado tanto interés e intervenciones por parte de blogammeros que –al menos para servidor– se mostraban inéditos en el albero de este coso?

    ¡Sangre nueva!, digo, ¡tinta nueva!, digooo, ¡teclas nuevas! Ojalá se repita en muchas ocasiones esta prodigalidad.

    :-)

      Citar  Responder

  79. Comentario
    Angela,

    En el impreso de la declaración anual de la renta hay un apartado, Asignación Tributaria, con dos opciones:

    -A la iglesia católica
    -A actividades de interés social

    Supongo que alguno habrá visto alguna vez que aparece(n) marcado(s) por defecto. Ojo a los despistados.

      Citar  Responder

  80. Sap,

    Sin ser primer espadachín de aqueste lugar, y aunque alguno de tal categoría, incluso con título de maestro de esgrima como Gaspard, ya ha dado su opinión (“No sé qué tiene de malo que haya una capilla en una universidad …”), este asiduo de la Taberna del Turco, espadachín del tres al cuarto, osaría dar su opinión: sí a la capilla (de cualquier religión) en los templos del saber que son las universidades. Sufragadas por la feligresía como bien dice la espadachina Ángela. No entiendo ese afán de restringir, de acotar, cuando no interfiere en la vida de los demás. Si alguien antes de hacer un examen en el que se juega su futuro encuentra la luz de las respuestas orando a su Cristo o rezando cara a La Meca, dejémole en paz. Otra cosa es que intenten que yo les “acompañe”.
    Y en los hospitales deberían ser obligatorias. Disminuiría la lista de espera de la psiquiatría pública.

      Citar  Responder

  81. Diego Ariza,

    “Seguramente quien le tiene que dar o no trascendencia a las barbaridades de Tersch es aquel que recibe la ofensa.”

    Dar o no transcendencia a las barbaridades de Tersch podemos hacerlo todos. El que recibe la ofensa, por supuesto que también. El ofendido es el que debe responder, o no, a esa barbaridad. Pienso que esa es la diferencia.

    Igual pienso sobre el hecho que desencadenó esta historia. Los que se sintieron ofendidos por el asalto a la capilla son los que deben responder ante esa ofensa (y lo han hecho). Pero eso no impide que los demás opinemos sobre la transcendencia o no que tienen tanto el hecho como la respuesta de los ofendidos.

    Y pienso que no fui imprudente en ese comentario (irónico lo he sido en otros). Lo cual no impide que agradezca tu recomendación. Ya sabes que a la juventud siempre nos viene bien que haya alguien dispuesto a vigilar nuestros derrapajes morales con una buena admonición

      Citar  Responder

  82. albertiyele,

    Y permiteme vos, Alicia, que yo también me una a la carcajda

    Pues mira que hay tontos con carrera (s). Qué gracia

    :-))))

      Citar  Responder

  83. comerciante de ultramarinos,
    .
    ¡Guau! Me encanta tu pseudónimo, aunque solo sea por razones familiares. Uno de mis hermanos es “comerciante de ultramarinos” y aunque vende panceta envasada (vulgo, beicon Oscar Mayer), tampoco estaría de acuerdo en arrojar blisters de ésos en las mezquitas ni como promoción de su establecimiento (aunque sí octavillas con sus ofertas semanales).

    :-)

      Citar  Responder

  84. mgc,

    “como es una universidad” no, que también las hay privadas y ahí que hagan lo que quieran. Quería decir, como es “esa” universidad

      Citar  Responder

  85. Angela,
    .
    Vaya, me encandilé con tu imagen papista y mese quedó en el tintero lo principal, el apostillar que claro que sí, que la presencia de capillas o de cualesquier otro establecimiento religioso en un hospital público (recalquemos cien veces lo de público), me parece comprensible hasta por una simple cuestión humanitaria; misericordiosa, si se quiere. Incluso es admisible por las mismas razones –llevando el ejemplo al terreno de lo grotesco– en una plaza de toros municipal.

    Pero la universidad pública es otra cosa. No lo considero el sitio adecuado para rendir culto a ningún dios o creencia sobrenatural incluso si la edificación y mantenimiento de las instalaciones para ello necesarias corrieran a cargo de los adscritos a ella. No. Al respecto, a ver si Gasparddd nos aclara qué ocurre en las universidades públicas del Hexágono.

    Por otro lado, volviendo al origen y repensándolo; pues oye, ¡qué caramba!, me parece muy bien lo de Rita Maestre, me parecen envidiables su juventud y las ingenuas tontás/performances que se pueden hacer con tal edad. Si no es con esos años, ¿cuándo nos vamos a volver locos? La juventud debería constituir un enorme eximente ante cualquier tropelía que no incluya la violencia física (y en cambio, aplicar la ley con rigurosidad a la supuesta madurez de tarados con más conchas que un galápago).

    :-)

      Citar  Responder

  86. Gaspard,

    Angela,

    Gaspard, yo tampoco estoy a favor de asaltar capillas ni ningún otro local, desde luego. Y me parece bien que todos puedan creer o celebrar cultos de cualquier religión o afición. Eso, de tan evidente, ni lo dije ayer

    Creo que Ángela ha expresado muy bien -como suele, hola, querida cosister- lo que a mí me parece lo más sensato en este caso. Que si en los centros públicos -como es una universidad- las iglesias o grupos de culto quieren tener un espacio, puedan alquilarlo libremente y financiarlo ellos mismos. Con las cuotas de los fieles o como prefieran

    Pero que lo financiemos todos y que la iglesia católica tenga esa situación de privilegio es lo que yo quise poner ayer el centro del debate, lo que me parecía que era el quid de la cuestión en este asunto

    Y. aun no estando a favor de ningun asalto, no creo que Maestre sea merecedora de pena de cárcel

      Citar  Responder

  87. Antonio, sinceramente creo que debes de continuar con la ya muy manida práctica de enfrentarte o mencionar al mensajero. Creo que es tiempo de valientes y hay quien hay que enfrentarse o retar es a aquellos que consumen y esperan ansiosos los continuos vómitos de un personaje lamentable como Herman Tersch. El es un producto resultado de otros muchos, y solo cambiará el día que esos miles, cientos de miles de personas que necesitan llenar sus oidos con esas barbaridades, aprendan a ver la vida con otro calor y por otros caminos. Amén

      Citar  Responder

  88. Es sólo codicia. Venden su alma por dinero. ¿Quién les paga ahora? Miremos qué instituciones están detrás de los medios de comunicación que frecuentan.

      Citar  Responder

  89. Es triste, penoso éste comportamiento.
    Aquí sólo existe “o conmigo o contra mí”, se acabaron los debates, la confrontación de ideas, el diálogo inteligente entre personas de distinta ideología.

    En fin, muy triste

      Citar  Responder

  90. Es tremendo el encanallamiento de la vida pública. Recuerdo el último debate electoral. Uno llamó indecente a otro. (Aún no de ha disculpado.) Luego éste se negó a darle la mano. Comprensible respuesta. Pero quienes sufrimos este encanallamiento, esta violencia verbal, este encarnizamiento… somos los españoles. Hay que exigir comedimiento, sensatez, incluso cordialidad en la vida pública, pues en la historia de España el cainismo sólo nos ha traído dolor y tragedia.

      Citar  Responder

  91. Angela,

    Comentario
    Aaaaaaaaaaaaaaaameeeeeeeeeeeeeeénnnnnnnnnnnnnnn.
    (Y nunca mejor dicho)

      Citar  Responder

  92. Felipe Diaz-Simons,

    Comentario
    “Es difícil tener una carrera teniendo problemas de comprensión”

    Permítame una sonrisa. Le diría más: permítame una sonora carcajada.

      Citar  Responder

  93. Maties,
    .
    ¿Cuántas mujeres no habrían querido ser de niñas Scout Finch y encontrar luego en su marido o amante a su padre, Atticus?

    Ha muerto también Umberto Eco. Dos novelas imprescindibles, se quedan hoy huérfanas.

    :-/

      Citar  Responder

  94. Angela,

    ¡Pero, hombre, qué atraso, si hasta el Papa católico se abrazaba el otro día con el Papa ortodoxo!
    .
    ¡Enternecedora imagen a fe mía! Lo que más me gustó fue el gorrito del ruso, ¿te fijaste? Con él en la cabeza era como la Dama de Baza o algo parecido.

    Claro que hay gente que los necesita, pero viéndolos no pude sustraerme a la idea de la nula diferencia que en el fondo existe entre ese abrazo y el que se dieran Papá Noel y el Rey Melchor.

    De todas formas, todos (creo) somos –no sé cómo expresarlo– ¿vulnerables? al hecho religioso, a la posibilidad del prodigio… a la llamita de la esperanza en el momento más insospechado. Muchos días, en el camino de vuelta del trabajo, me cruzo con una viejecilla que tira de un carro de la compra lleno de cachivaches como una homeless al uso. Pues bien, en el momento del cruce, siempre se detiene, me mira y me dice: “Que Dios te bendiga”. Oye, pues sale uno reconfortado; pero pienso, ¿por qué no se podría decir esto por simple solidaridad humana, libre de toda presunción divina?

    (¡Hay que ver! Aquí hablando de fruslerías y ni una palabra de lo verdaderamente importante que sucede: ¡la Madrid Fashion Week!)

    :-)

      Citar  Responder

  95. Comentario
    Severino,

    Lo siento, pero no entiendo tu respuesta a mi comentario. ¿Quieres decir que estás de acuerdo conmigo o que no? ¿A qué te refieres con “los que no quieran caminar”?

      Citar  Responder

  96. comerciante de ultramarinos,

    Yo no sé si formo parte de la progresía o de la regresía. En todo caso me parece una exageración lamentable que se condene a un año de cárcel a alguien por tirar tocino en una mezquita, una catedral o en una biblioteca.

      Citar  Responder

  97. Nicolás,

    Seguramente quien le tiene que dar o no trascendencia a las barbaridades de Tersch es aquel que recibe la ofensa. Quien no ha sido insultado quizá le diera más trascendencia si fuera él el objeto de los insultos. Considero que en este punto es importante ser prudentes.

      Citar  Responder

  98. Angela,

    Gracias por ahorrarme el escribir mi comentario de mozo de espadas, más que de espadachín.

      Citar  Responder

  99. El respeto al pasado no puede someternos. Si así fuera todo estaría perdido, no cabría la esperanza. Se mira para atrás para ver lo que se deja, la imagen nos acompaña, pero seguimos hacia adelante. Debemos sacudirnos de aquellos que pretenden retenernos. Lloraremos por los que no quieran caminar? No vamos a insinuar a nadie donde y cuando debe rezar, pero que nadie nos imponga su credo.
    Angela,

    Comentario

      Citar  Responder

  100. Lean, lean ustedes como se las gastan en la Europa protestante por atacar una mezquita con tiras de tocino en los tiradores de las puertas y tirarlas dentro del recinto: encarcelados, un año de cárcel, para que aqui algunos vayan aprendiendo. A ver si nuestra progresia sale en defensa de esta pareja de ingleses.

    http://www.bbc.com/news/uk-scotland-edinburgh-east-fife-27941589
    ( pueden traducirlo con google translate )

      Citar  Responder

  101. A falta de espada, vengo con mi navajita de monte que es muy rebonica.

    Yo no necesito templos, pero mucha gente sí. A mucha gente por todo lo largo y ancho de este mundo le ayudan a vivir. A unos les viene bien un templo católico; a otros, una sinagoga; a los de más allá, una mezquita; y aun hay quienes acuden a un templo sin denominación. Si eso les ayuda a transitar por esta vida, no soy yo quién para afearles la conducta ni darles consejos. Ya soy mayorcita para darme cuenta de que cada uno hace lo que puede. Y a estas alturas de mi vida, y visto lo que ya llevo visto, no entiendo ese afán por quitarle a los otros lo que les hace felices, siempre y cuando no me joroben a mí, claro. Si me obligan a ir a la iglesia (como hacían cuando yo era pequeña), ahí me opongo con todas mis fuerzas, pero si no me obligan, a mí qué más me da, que vayan cuanto quieran.

    A lo que sí me opongo es a pagar con mis impuestos el culto de los otros. Me parece que yo no tengo por qué costear ningún templo, entre otras cosas porque hay tantos y de tan diferentes signos que no se pueden considerar un bien público. Yo creo que la religión es un asunto privado y, como tal, se debe financiar privadamente.

    Pero no veo ningún problema en que una comunidad religiosa alquile unos terrenos públicos para construir un templo en el que sus feligreses puedan cómodamente orar. En el caso de la Universidad Complutense, por ejemplo, habrá muchos católicos a quienes les venga muy bien tener allí esa capilla. Lo veo perfecto; lo que no veo perfecto es que esa capilla se financie con dinero público. Al contrario, yo creo que esa capilla debería pagar a la Universidad por estar allí. ¿Y de dónde saldría el dinero del alquiler? Del bolsillo de los usuarios de la capilla, ni más ni menos. Del mismo modo podrían hacer judíos, musulmanes, luteranos, metodistas, y todos los que quieran tener un templo donde meditar o pasar un rato.

    Hay espacio en la Universidad para ello, y sería una fuente de ingresos muy conveniente. Lo mismo tendría que ocurrir en cualquier otro establecimiento público como son los hospitales. Que se instalen tantas capillas como sean necesarias para que la gente pueda practicar el culto que más le ayuda, pero que esas capillas se financien con el dinero de sus usuarios.

    El problema grande que yo veo es la imposición de la religión y el dar por hecho que la católica es la única que tiene derecho a tener capillas a diestro y siniestro.

    ¡Pero, hombre, qué atraso, si hasta el Papa católico se abrazaba el otro día con el Papa ortodoxo!

      Citar  Responder

  102. Carmela,

    En absoluto fue una salida clasista (a ver si utilizamos los términos con su significado: hoy tener una carrera no significa pertenecer a una clase social superior). No digo que esté bonito, es más metió la pata por pasarse de chulo en el acaloramiento de una discusión, pero no hay que confundir el clasismo con un vacile entre ellos donde Kichi no dijo “yo soy marqués y usted un simple albañil”, le dijo que se estaba enterando perfectamente de lo que le estaba diciendo. Es muy difícil tener una carrera teniendo problemas de comprensión que es lo primero que se necesita, él la tiene, el otro no, a lo mejor quien tenía problemas de comprensión no era Kichi, más bien se los veo a Libertad Digital, aunque lo de ésta es más bien “no hay más sordo que quien no quiere oír”.

      Citar  Responder

  103. Sap,

    Aunque de espadachín tenga poco -al menos sí asiduo-, quisiera decir algo al respecto. Lo he pensado. En los hospitales la gente muere. En ese trance se piensa poco y mal. Siempre me han dicho: “ya verás cuando estés necesitado de fe, cuando estés realmente enfermo, ya verás cómo te agarras a un clavo ardiendo”. Yo siempre contesto que precisamente hay que razonar cuando estamos en plenas facultades, no cuando estamos desesperados. Pero para algunas personas que no pueden desplazarse es una necesidad acuciante recibir un consuelo religioso. Por eso creo yo que están ahí. Será cuestión de esperar alguna generación más.

      Citar  Responder

  104. Ha muerto la escritora Harper Lee, que fue muy amiga de Truman Capote y que le acompañó en el viaje a Kansas para entrevistarse con los futuros protagonistas de A sangre fría. La encarnó Catherine Keener en el cine, junto a un extraordinario Seymour Hoffman, que en esta escena muestra su ego y sus trucos:
    http://youtu,be/H8ToqWfFeVw

      Citar  Responder

  105. Hay un estupendo escritor y periodista gallego, joven y para mí brillante, Juan Tallón, que tiene un blog más que interesante (aparte escribe sobre deportes en El País). Tiene un apartado que se titula “Biografía de una mosca”. En él, a imitación de aquel surrealista francés, Michel Dansel, que decía recopilar todo lo que se había escrito sobre las ratas, él lo hace igualmente recopilando cosas encontradas en cualquier parte referidas a estos insectos tan molestos pero tan literarios. El libro de Gómez de la Serna es una mina de referencias mosconas:
    En homenaje mosqueteril al Señor Hermann Tersch:
    De Ramón Gómez de la Serna:
    No hay que suicidarse porque merece la pena vivir aunque no sea más que para ver revolotear las moscas contra el cristal de la ventana.
    Hay momentos en que las moscas parecen querer arrancarse la cabeza como desesperadas de ser moscas.
    Las moscas hacen el gesto de lavarse las manos como diciendo: ¡Nosotras no tenemos la culpa si somos contagiosas!

      Citar  Responder

  106. .
    En el gimnasio donde trato de fortalecer mi escuchimizado músculo moral, hemos tratado este tema y todos los gimnastas, exhaustos tras los ejercicios, hemos estado de acuerdo en afirmar que la universidad pública de un Estado aconfesional no puede albergar entre sus muros templos de religión alguna. El que tendría que ser “templo del saber” (como gusta de decir LQ) no debe admitir en su seno lugares donde se fomenta la superstición, se disemina la patraña y se practica el pensamiento mágico. Para eso están la universidades privadas, los seminarios y las casas de retiro.

    Pero, en cambio… ¿por qué nos mostramos permisivos cuando capillas católicas y su personal adjunto se establecen en otros lugares igualmente públicos? Me refiero, por ejemplo, a los hospitales de la Seguridad Social. Creo que la respuesta es tal vez sencilla, pero me gustaría que la argumentaran los primeros espadachines de este ilustre cenáculo por el simple placer de leerlos.

    :-)

      Citar  Responder

  107. Hermi,

    Comentario
    Yo también lo dudo. El Vaticano tiene fama de poseer la mejor diplomacia del mundo. Además tanto Iglesias como Monedero han manifestado muchas veces su simpatía por el actual Papa (lo que demuestra que además de poseer la mejor diplomacia del mundo, El Vaticano posee el mejor departamento de imagen y marketing de las mejores diplomacias del mundo). Monedero además siempre ha alabado el papel que la Teología de la Liberación ha tenido en el desarrollo de las actuales democracias latinas. Les va a salir la vaselina hasta por los ojos. O sea que cuando negocien nos podemos poner a temblar. Cada vez que la Iglesia cede en algo de dos se lleva cuatro y como buen diplomático, el Vaticano hará creer a Iglesias, Sánchez, o el sursuncorda que vaya a negociar, que hemos salido ganando y nos pega por nuestro bien.

      Citar  Responder

  108. Carmela,

    Por supuesto que nadie esta libre de decir una estupidez y espero que el alacalde de Cádiz no diga más (aunque va a ser difícil que él mismo se la supere) pero yo hablaba de los medios de comunicación. Y en la izquierda, exceptuando raras excepciones repetidas una y mil veces con la intención de igualar a unos con otros, no hay columnistas que insulten, suelten insidias constantemente, etc. ¿Cual es el columnista de el País, o eldiario.es o El Periódico de Catalunya uqe puede igualarse a Salvador Sostres? ¿Cual es el locutor de la SER que pueda igualarse a Losantos? A eso me refería yo.

      Citar  Responder

  109. Desde que dejó El País el señor Tertsch parece haber enloquecido. No se me ocurre otra explicación a esas maneras de derecha chulesca (cuando lo veo siempre me viene a la cabeza la conocida foto de Franco con Millán Astray, cogidos por los hombres, la cabeza levantada y el desprecio en la cara) que adopta ahora. En su día fue un periodista lúcido. Hoy es un broncas. La antítesis de cualquiera que se precie como austro-húngaro.

      Citar  Responder

  110. A Hermann Tersch me lo crucé no hace mucho en un centro comercial. Me fijé bien en su cara y tenía la mandíbula tensa, como el que aprieta mucho los dientes, como si estuviera muy preocupado por algo. Algo parecido a sus intervenciones en las tertulias donde solía aparecer hace un tiempo –hace que no lo veo por ninguna de las que yo veo-.
    Y es curiosa la evolución de este periodista desde que escribía en El País, de cuyos artículos a veces disfrutaba, hasta estos tiempos en que se ha convertido en una especie de monaguillo rabioso de Jiménez Losantos: mal encarado y con el ventilador esparciendo basura en todas direcciones.

      Citar  Responder

  111. Comentario
    Nicolás,

    Ánimo Elvira, ánimo Rita, desgraciadamente el nacional-catolicismo sigue incrustado en las Instituciones del Estado.

      Citar  Responder

  112. Estos predicadores de odio, tan ensalzados en medios conservadores y hasta por el nacional-catolicismo (conservadores de la caverna pleistocénica), babean su añoranza del franquismo y , a la vez, su frustración, que les permitíría, impunemente, usar la pistola, en lugar de la pluma contra los demócratas, que es lo que parecen buscar con su constante guerracivilismo.

      Citar  Responder

  113. Por muy malo que sea el artículo, y y lo es hasta el punto de ser desafortunado cum laude, no se puede insultar de esa manera a su autora.

      Citar  Responder

  114. Se llama fascismo. Hay muchos. No les hagas caso.

      Citar  Responder

  115. Hay una cuestión que siempre me ha asombrado de la Iglesia: cómo siempre, por encima de partidos y épocas, por encima de alcaldes y rectores, sigue saliéndose con la suya. Ahora, en campaña y posteriores negociaciones, los partidos prometen “meter” en cintura los privilegios de los que goza la Iglesia Católica. Ahora recuerdo las promesas del gobierno Zapatero y cómo la ex vicepresidenta de la Vega fue a negociar el pago de impuestos, la actualización del acuerdo, las asignaciones, etc. Se la comieron con patatas, aumentaron sus posiciones de salida con creces, y encima salió contenta y risueña. Ahora ocurrirá lo mismo: tanto Rivera como Pablo Iglesias como Pedro Sánchez han prometido que nada más llegar al poder –si llegan- harán pagar sus correspondientes impuestos a todos los estamentos, instituciones, etc. Y me da que no serán capaces.
    El Estado tiene la obligación de garantizar la libertad de culto pero cada uno, siempre, en su ámbito. Sin embargo he intentado estos días defender la postura de los que fueron entonces partícipes de estas protestas y no me he sentido cómodo. No va con mi forma de ser. Jamás haría una cosa parecida, pero me da que no va a ser fácil conseguir que los templos estén donde deben estar. Ellos, los del “asalto”, pensaron que sólo con el escándalo lograrían un impacto mediático. Lo que no sabían es que las ondas de la coyuntura política de la actualidad iban a llegar a impactar en sus caras cinco años después.
    ¿Quién estará detrás de todo esto? Para los que os gusten estas cosas he leído que mañana de siete a ocho, al igual que el domingo, Esperanza Aguirre dimitirá en la FNAC.

      Citar  Responder

  116. Zacarías:
    Hombre, Couceiro. Dichosos los ojos. A ver si te pasas más por aquí, que se te echa de menos. A ti y a tus fotos.

    Ya sé que no soy nadie para mandar a Elvira Lindo al “cuarto de pensar”, pero precisamente por eso me he permitido emplear ese tono: supongo que a Elvira Lindo le resbala lo que yo pueda decir o dejar de decir sobre sus artículos, así que no hay miedo de que pueda molestarse. Está ya muy por encima de estos debates blogueros.

    Si decía que E. Lindo tenía que reflexionar sobre lo que escribió, es porque creo que ella o alguien de su periódico ya lo ha hecho. Solo así se explica que le hayan cambiado el título a esa entrevista o lo que sea.

    Al margen del trasunto ideológico de esta historia (que tiene ya poco recorrido), me interesa más el debate periodístico. Quizás mgc nos pueda informar. Me pregunto cuánto hay de Elvira Lindo en ese entrecomillado, en esas palabras que se le atribuyen a Rita Maestre. El propio anfitrión elogia la capacidad de su esposa para reflejar el habla oral de la entrevistada, de manera que la periodista no se ha limitado a transcribir las respuestas. Hay un proceso de elaboración estilística en ese monólogo (que los lingüistas llaman “oralidad construida”, o “prefabricada”, o “mímesis de la oralidad”, etc.). Esto pasa en todas las entrevistas, pero sospecho que ha sido especialmente intenso en este caso. Y eso es precisamente lo que me molesta de esta entrevista: me da la impresión de que Elvira Lindo ha puesto al servicio de Rita Maestre su buen hacer estilístico. Ha ensalzado a la entrevistada al darle coherencia y elegancia a un discurso que no tiene ninguna de estas dos cosas. ¿Esto lo hacen los periodistas en todos los casos, o solo si el entrevistado te cae bien?

    ¿Qué es lo que hacen los periodistas? ¿Lo que tú te imaginas que hacen (como en este caso)?

      Citar  Responder

  117. En cuanto a la idoneidad o no de que existan capillas católicas en los centros de enseñanza públicos…
    Por supuesto que sí. Y mezquitillas islámicas, sinagoguitas judías y cámaras del ateísmo en las que leer textos de Voltaires, Nietzsche o Freud.
    Mientras los creyentes de la fe rezan por la salvación eterna de los descarriados que leen en la cámara colateral, estos se sentirán reconfortados por su superioridad racional respecto a los que no ven más allá de su fe.

      Citar  Responder

  118. El problema de estos cavernícolas (Tersch y Maestre, sí, ambos dos) es que generan (tras sus artículos y actos) una riada de seguidores con menos inteligencia (aún) y más radicalismo en sus hechos y comentarios.
    A mí no me preocupa lo que hizo Rita (me parece una chaladura juvenil, como creo que ha dicho, con otras palabras, el arzobispo de Madrid); tampoco me preocupan las barbaridades que suelta Herman. El problema es la trascendencia que se le da (que le damos).

      Citar  Responder

  119. El sujeto Tersch no desprende baba, sino espumarajos plagados de virus y bacterias que se han acogido a su cuerpo como huéspedes, donde permanecen bien alimentados, al mismo tiempo que a él, en perfecta simbiosis, le deparan pingües, mantecosos beneficios. Como todo el mundo sabe, de los sujetos infectados hay que huir. Es más, hay que aislarlos en pabellones de INFECCIOSOS para no propagar su morbilidad. Por otra parte, es muy necesaria, en ésta débil sociedad sin anticuerpos, el ejercicio profiláctico de la protesta, preferiblemente en sujetador ( cual “trampa cromática” para ahuyentar plagas) contra los dañinos virus que, como la Iglesia Católica, tanto enferman e infectan a los individuos sanos, sobre todo en lugares donde se concentran, incluso masifican, por su condición de públicos.
    Gracias Señora Lindo. Gracias Señor Molina.

      Citar  Responder

  120. El problema no es que este sujeto se dedique a insultar sino que hay un periódico (ABC) que lo tiene de columnista. ¿Y cómo puede estar de columnista Tersch en ABC o Jiménez Losantos en El Mundo o Ussía en La Razón, que están entre los periódicos más vendidos? Pues porque hay un público que está de acuerdo en lo que dicen y cómo lo dicen. En España hay un importante porcentaje de la población, varios millones de personas si trasladamos a numeros absolutos la audiencia de estos medios, que comparten la ideología radical de la caverna. Es gente muy ideologizada, muy constante en la demostración de su fanatismo, y de todos los ámbitos sociales (pobres y ricos, sin estudios y con carreras, albañiles y abogados) que busca literalmente el enfrentamiento civil. No hay más que ver como proliferan por Twitter, Facebook y redes sociales en general (que incluso varios hayan llegado no pocas veces a este blog demuestra que no es un número pequeño). Y dentro de este grupo están empresarios con poder en los medios de comunicación que los contratan y políticos que les pagan millonadas.

    http://www.bluper.es/noticias/escandalosas-cifras-cobraron-amigos-telemadrid

    Y soy pesismista al respecto. Al ser un porcentaje tan alto (afortunadamente no mayoritario, por supuesto, pero sí significativo) lo único que se puede hacer, para empezar, es cambiar de manos las televisiones públicas que dan voz a los perros de su amo y no subvencionar a 13TV. Pero insisto, que a mí que un peridista insulte de esta manera continuamente es un síntoma y un reflejo de lo que es buena parte de la ciudadanía de este país. A corto plazo habrá que aguantarse y convivir con ello. Y el que no tenga la paciencia suficiente que se marche de España.

      Citar  Responder

  121. Estoy totalmente de acuerdo con usted, Antonio.
    De todas formas creo que Elvira se ha metido en un jardín complicado. Es muy difícil criticar al mismo tiempo aquella acción desde el punto de vista moral y al mismo tiempo defender la libertad de expresión, que fue indudablemente violenta; aunque sólo fuera verbal.
    En cualquier caso, llevar a Rita Maestre a juicio me parece una exageración absoluta, algo totalmente desproporcionado.

      Citar  Responder

  122. ¿En serio hay que prestar atención a lo que diga Hermann Tersch? A mí este señor sólo me parece un gaznápiro, un aprendiz de Willy Toledo, escapado de su mismo parvulario. (Incluso en la Wikipedia lo ponen de tres vueltas y media).

    Esperemos que el poder judicial no les continúe siguiendo el juego a quienes quieren compensar la corrupción de los partidos políticos consolidados con los pequeños deslices, a veces de un pasado remoto, de los miembros de los nuevos partidos.

    * * * * *

    Manuel Couceiro, una alegría verte por aquí. Qué poquito te prodigas.

      Citar  Responder

  123. Últimamente solo vemos mucho postureo.
    Si paso por un cine y la película no me gusta ni me atrae; no entro quitándome los pantalones ???? o gritando: que asco de película, hay que pegarle fuego ???? a la sala.
    Se llama libertad de expresión y respeto. Todo lo demás es demagogia e intereses partidistas para captar atención de unos u otros o de unas y otras, no sea que me llamen machista o facha o casta o tantas cosas que me llaman.
    Hay mucho descontento por la situación en la que vivimos y de aquí viene esa y tantas exhibiciones.
    Mucho postureo

      Citar  Responder

  124. Comentario
    Manuel Couceiro,

    Cuánta razón don Manuel (Y un placer leerle)

    Desgraciadamente, hay últimamente tal estado de nerviosismo que uno ya no sabe qué pensar. Además, nunca el debate político había estado tan protagonizado por el filtro o color del cristal con que se mira. (O como sea el tópico)

    Esto da protagonismo a los extremistas, y les beneficia, imposible explicarlo mejor que en la cita, (re-cita a su vez) que escribía ayer Savater;

    “El nuevo político concentra sus esfuerzos en los temas que fracturan a la sociedad en dos bandos para dejar claro que él es el líder de uno”, señala Víctor Lapuente en un artículo excelente (Pastores o borregos, EL PAÍS, 9-02-16). ”

    Lo que yo pienso es que ya está bien, ¡Fuera caretas! Los cada vez más numerosos atrincherados, hasta ahora llamados efuemísticamente “Sectarios o fachas”, son en realidad unos anti-demócratas latentes. Los hay a patadas, de uno y otro lado, son demócratas de conveniencia a la espera de tiempos más favorables para imponer. Son curas y anti-curas, muy proclives al descrédito y alérgicos de la autocrítica.

    En el PP y en Podemos son mayoría (absoluta) y ambos van a arrasar en las próximas elecciones.

      Citar  Responder

  125. ” … que se escuchan con claridad las voces … ”

    “[…] En efecto, muchos contemporáneos de Locke y sus sucesores del siglo XVIII no creían que su objetivo fuera destruir a Descartes, sino los fundamentos “escolásticos” de la ley natural. Así lo interpretó en su largo y admirativo intento de refutar esa parte del ‘Ensayo’, el gran filósofo y matemático alemán Gottfried Wilhelm Leibniz, que identificaba los blancos de Locke en: Platón, los escolásticos, San Pablo, los estoicos y el aristotélico italiano del siglo XV Julio César Escalígero. David Hume, que despachaba el asunto del innatismo como una confusión de términos, creía también que “en esto a Locke le habían descarriado los escolásticos”. También lo creía Anthony Ashley Cooper, tercer conde de Shaftesbury, nieto del benefactor de Locke, que se burlaba de este último (supervisor de los inicios de su educación) porque, según él, había tenido la suerte de “luchar contra un espectro tan pobre como el fantasma de Aristóteles. ¡Fantasma, en efecto! Puesto que, en realidad, la causa de su triunfo incesante no fue el ataque al propio estagirita [Aristóteles] ni a la hipótesis peripatética original, sino al pobre sistema, secundariamente transmitido, de los modernos y bárbaros escolásticos (33). Y lo creía asimismo Diderot, que prácticamente dedica a este problema su larga y admirativa entrada sobre Locke para la ‘Encyclopédie’, donde afirma que Locke fue capaz de demostrar al fin “que no existen ni el principio de especulación ni las ideas morales innatas”. En parte, Diderot escribió su controvertida ‘Carta sobre los ciegos’ de 1749 (por la que pasó tres meses en la prisión de Vincennes) y su ‘Carta sobre los sordomudos’ (1751) para disipar todo ratro de creencia en la posibilidad de que los sentidos innatos fueran la fuente de las ideas que nos formamos del mundo (…)

    33 ‘Life, Unpublished Letters, and Philosophical Regimen’ of Anthony, Earl of Shaftesbury (ed. Benjamin Rand), pág. 414, S. Sonnenschein & Co., Londres, 1900.
    Que toda la tradición sobre el innatismo, desde los estoicos a los escolásticos, era en realidad el primer objetivo de Locke se hace evidente en la colección de textos conocidos como ‘Essays on the Law of Nature’, que eran de hecho disertaciones originalmente dadas por Locke en su calidad de censor de Filosofía Moral de la Christ Church, Oxford, en 1663-1664, que, en ciertos aspectos, constituyen un primer bosquejo de algunas partes del ‘Essay’. Aquí, el título del capítulo II del ‘Essay’, “No Innate Principles in the Mind”, aparece en forma de pregunta y respuesta: “¿Está el derecho natural grabado en la mente del hombre? No”. Además, dado que Locke escribe en latín, el vocabulario es mucho más cercano al de los escolásticos. Igual que en el caso de los escolásticos, los “principios” del ‘Essay’ están tratados como ‘praeceptae’. […]”

    Anthony Pagden
    ‘La recuperación de la piedad’
    “The Enlightenment” (2013)
    Traducción de Josefa Linares de la Puerta
    Alianza Editorial, 2015

    ” … millones de personas … ”

    Aquí leen felin@s. Está claro :)

    *

      Citar  Responder

  126. Zacarías, ¿sería entonces un stream of consciousness por delegación?, ¿o un estilo indirecto libre (he estado releyendo ‘La orgía perpétua’, en la que Vargas Llosa analiza el empleo pionero de la técnica por parte de don Gustavo)? Suponía que Elvira Lindo había grabado lo dicho por Jane Austen Mestre y lo había volcado en texto tras limar las impurezas de la expresión oral; puede que sea una reconstrucción a posteriori. En cualquier caso, los argumentos de la Femen castiza son endebles: “No sé”, “no me acuerdo”, “yo era otra”, “no era para tanto”, “no lo hice para ofender” (¿y entonces para qué?, ¿por gusto?)… ¡Si parece Cristina de Borbón! ¡Otra mujer! ¡Es todo una conspiración misógina!
    Parece, en todo caso, inofensiva. Peores son los mandamases del partido: ya se habían repartido el CNI y pedido adhesión inquebrantable a los principios fundamentales del “Gobierno del Cambio”. Como si el gobierno fuese su facultad.
    En un tuit, Pablo Simón, un politólogo joven -pero de los serios, que analizan en vez de opinar-, decía que hay tantas polémicas inútiles estos días que es difícil elegir en cuál de ellas embarrarse para perder el tiempo. Y Beatriz Sarlo escribió en su momento que Twitter es la espuma de la espuma.

      Citar  Responder

  127. mgc, el quid de la cuestión es que en democracia, y más en una universidad, no se asalta nada, ni una capilla, ni el poder, ni los cielos, ni aunque se sea mujer, pobre o negra, o mujer pobre y negra, que debe de ser el colmo de la santidad para las Gentes de Cambio. En cuanto a lo otro, separación entre Iglesia y Estado significa que la Iglesia no controla los planes de estudio de una universidad pública, no que no pueda haber una solución habitacional -como decía la otra- con fines religiosos. La laicidad -que no está codificada, además, en ninguna legislación española- no equivale a neutralización religiosa del espacio público, sobre todo entre mayores de edad, que es por lo que mientras que el velo musulmán o la capilla cristiana son inaceptables en una escuela o instituto públicos, no deben ofender a individuos de 18 años y más, legalmente responsables (para lo bueno y lo malo). No sé qué tiene de malo que haya una capilla en una universidad que dispone de un millón de metro cuadrados de locales, por qué hay gente tan obsesionada, tan iliberal, tan contraria a cualquier acomodo, y para qué se trasladan métodos callejeros a la universidad si no es con los peores fines imaginables. Decía el anfitrión en algún post anterior que a veces parece sobrevalorada la institución universitaria, y yo creo que, al contrario, es un templo de la sabiduría, de la lectura en un mundo en que cada vez se lee menos, de debate con el que piensa distinto en una sociedad en que impera el improperio, de colaboración internacional en sociedades tan replegadas y ensimismadas cada uno en lo suyo. Los asaltos habitacionales son una ofensa a la institución universitaria, autonóma del poder político y religioso y de las pasiones callejeras.

      Citar  Responder

  128. Hombre, Couceiro. Dichosos los ojos. A ver si te pasas más por aquí, que se te echa de menos. A ti y a tus fotos.

    Ya sé que no soy nadie para mandar a Elvira Lindo al “cuarto de pensar”, pero precisamente por eso me he permitido emplear ese tono: supongo que a Elvira Lindo le resbala lo que yo pueda decir o dejar de decir sobre sus artículos, así que no hay miedo de que pueda molestarse. Está ya muy por encima de estos debates blogueros.

    Si decía que E. Lindo tenía que reflexionar sobre lo que escribió, es porque creo que ella o alguien de su periódico ya lo ha hecho. Solo así se explica que le hayan cambiado el título a esa entrevista o lo que sea.

    Al margen del trasunto ideológico de esta historia (que tiene ya poco recorrido), me interesa más el debate periodístico. Quizás mgc nos pueda informar. Me pregunto cuánto hay de Elvira Lindo en ese entrecomillado, en esas palabras que se le atribuyen a Rita Maestre. El propio anfitrión elogia la capacidad de su esposa para reflejar el habla oral de la entrevistada, de manera que la periodista no se ha limitado a transcribir las respuestas. Hay un proceso de elaboración estilística en ese monólogo (que los lingüistas llaman “oralidad construida”, o “prefabricada”, o “mímesis de la oralidad”, etc.). Esto pasa en todas las entrevistas, pero sospecho que ha sido especialmente intenso en este caso. Y eso es precisamente lo que me molesta de esta entrevista: me da la impresión de que Elvira Lindo ha puesto al servicio de Rita Maestre su buen hacer estilístico. Ha ensalzado a la entrevistada al darle coherencia y elegancia a un discurso que no tiene ninguna de estas dos cosas. ¿Esto lo hacen los periodistas en todos los casos, o solo si el entrevistado te cae bien?

      Citar  Responder

  129. ¿Puede ser que sea la causa que le pagan por eso?
    Hermann Tertsch ha cobrado un millón de euros por sus colaboraciones en TeleMadrid. Participa como tertuliano en varios formatos de debate y el Comité de Empresa calcula que, en total, se ha embolsado algo más de un millón de euros. Gracias, en parte, a que cobraba 500 euros “por cada intervención de dos minutos en Diario de la Noche”.

    http://www.eldiario.es/madrid/Telemadrid-millones-periodistas-afines-PP_0_485052467.html

      Citar  Responder

  130. mgc,

    Pues yo creo que se pueden debatir las dos cosas: si debe o no haber capillas católicas en las universidades y si actos como en el que participó Rita Maestre son o no la manera de hacerlo.

    En cuanto al Derecho, poco debate cabe, los jueces dirán. Hay margen de interpretación y habrá, supongo, recursos sea cual sea la sentencia; pero la decisión es suya. Espero no se dejen influir por nadie y que juzguen conforme a la Ley y su conciencia.

    Pero, en realidad, creo que sería mejor ni debatir nada de esto. Nos estamos hundiendo todos en el fango y en la estupidez extrema con polémicas indignas de semejante atención y, más aún, de reflexión.

    Cómo, más o menos, han dicho SAP y Maties, los protagonistas de estos actos -por enumerar rápidamente, los Twits con bromas sobre Irene Villa y las chicas de Alcáser, los títeres de marras y este “akelarre nudista” en una capilla universitaria- son niñatos que se han encontrado con las libertades de nacimiento y que no saben ejercerlas. Su gran pasión es llamar la atención, a base de gestos, bromas, osadías, y se salen claramente con la suya si los convertimos en el centro de la atención colectiva.

    Como ateo, me cuesta imaginarme considerando tan sagrada una iglesia como para sentir una gran ofensa por un hecho así. Más bien pienso me habría dado la risa por semejante salida. Menos si no dejan hablar a Rosa Díez en el salón de actos, aunque me hubiera vuelto la risa al oír la democracia y la libertad entre las justificaciones. O si me dicen que voy “a arder como en el 36”. Que alguien asuma gratuitamente que me alineo con el bando franquista y que desee que arda tampoco es agradable.

    Por mi parte, allá se queden con sus payasadas y provocaciones de descerebrados. Y que los jueces dictaminen si han pasado o no la frontera de lo que ha de ser castigado por la ley.

    No puede ser este el debate político. No debería ser, al menos. Y conviene cortar la espiral de si son o no peores ellos o los que se hacen constante eco en la prensa para lanzarles ataques furibundos, quieran o no cargarse a Carmena y a Podemos. También viven de ello y se benefician de que existan estas tensiones que, encima, son memeces muy teatrales o mediáticas.

    Igualmente, la igualdad o el feminismo merecen mejores causas. De hecho, parece muy, pero que muy traída por los pelos esa cuestión. Vamos a llegar a un punto en que todo lo que afecte a una mujer es una persecución o discriminación, al menos, por razón de su sexo.

    Por mi parte, me retiro hasta que haya algo más interesarte que leer y sobre lo que poder, quizás, opinar. Es indigno y aburrido como pasatiempo incluso.

      Citar  Responder

  131. Zacarías,

    El artículo de EL no es un monólogo dramático, sino una entrevista como se hacen miles en periodismo, en la que sus preguntas no aparecen pero resultan evidentes por las respuestas de la entrevistada, que habla, como es habitual, en primera persona.

    Evidentemente, como sucede en todas las entrevistas, es de suponer que lo expresado en primera persona corresponde a lo dicho por Rita Maestre. Si no fuera así, la única persona que, con razón, podría protestar sería la propia entrevistada. Y no parece que se haya dado el caso.

    Elucubrar, por tanto, a quién corresponden las palabras en una entrevista -en esta o en cualquiera- me parece un ejercicio algo estéril.

      Citar  Responder

  132. No me parece adecuado,identificar los actos laicos,por muy poco afortunados que estos hayan sido,de jóvenes estudiantes,con la mala baba de señores, sexagenarios o màs ,montadísimos en el dólar y nostálgicos del poder más rancio que un día disfrutamos. Da la impresión ,de que hasta la jerarquía eclesiástica es, a veces,más compasiva que nosotros.
    Elvira Lindo …es otra cosa.

      Citar  Responder

  133. ! Machote ANTONIO defendiendo a tu compañera !

      Citar  Responder

  134. antonio,

    Supongo que es un honor que me conteste, pero no lo ha hecho de la manera que hubiera deseado. Es que me he perdido por el camino con el tema de la homosexualidad…lo que quise decir es que algunos parece que tienen más derecho a la libertad que otros, que no se ha visto la cuestión en profundidad y que no se ha puesto en el lugar de la otra parte. En mi opinión se faltó al respeto a creyentes y se volverá a hacer, con seguridad. No quise entrar en el tuit del escritor que menciona porque fue muy desafortunado y no me gusta ese tipo de lenguaje. Y no voy a entrar. Dicho esto, entiendo que haya gente que pierda los nervios cuando sintiéndose víctimas son expuestas a la opinión pública como verdugos y encima quien les hizo daño es ensalzada como una heroína de la democracia. La libertad y la democracia es de todos y el respeto y la educación también.
    Si me permite una licencia…, quería aprovechar para decirle que estuve en Úbeda la semana pasada.
    Es que estoy estudiando el grado él lengua y literatura españolas y para los exámenes debo desplazarme de Jaén hasta allí. Aprobé el examen. Estoy muy contenta con la poética de Aristóteles ????. Estaba preciosa du cuidad bajo la lluvia. Saludos

      Citar  Responder

  135. .
    Como parece que cuanto sucede, sucede (como en la Liga) en Madrid o Barcelona, y la situación ya aburre, la atención que presté a esta noticia no pasó más allá de la lectura de algún titular.

    Ahora que leo la crónica de Elvira Lindo y entro en el cesto de cerezas/hipervínculos que lleva colgada del brazo la noticia en la fuente original, esto es, El País, creo haberme enterado un poco más del caso.

    A mí me parece muy razonable que no haya capillas ni templos algunos en las Universidades públicas y que urja el protestar contra su permanencia. El problema es que quien protagoniza esas protestas, o al menos los que forman parte de la más mediática cabeza conductora, están para mí tan alejados de la Tercera Vía como el propio Hermann Tertsch; éste, alcanzando las más altas cotas de mala baba; aquéllos, bajando al fango de lo soez.

    A mí, como digo, me parecen bien las protestas contra la presencia de la Iglesia en la universidad pública; pero se me quitan las ganas de apoyarlas si sé que a mi lado van a estar individuos como Willy Toledo, Leo Bassi o literatos como los que así declararon (según El País) estas perlas:

    “El activista y escritor malagueño Enrique Hinojosa, más conocido como Shangay Lily, clamó: “basta ya de homofobia y misoginia en la Iglesia. Como maricón y feminista, digo que no vamos a seguir siendo víctimas”, dijo alzando los brazos. Alira Araneta, artista transexual, denunció las acciones posteriores al asalto a la capilla. “Una vez más, nos la han intentado colar intentando invisibilizar que fue un acto de mujeres, de bolleras y de trans”. Y se despidió enseñando el pecho: “Mis tetas también estuvieron en la capilla”.

    O las jugosas proclamas (nunca mejor dicho de alguna de ellas):

    “Allí se corearon cánticos como “vamos a quemar la Conferencia Episcopal”, “el Papa no nos deja comernos las almejas”, “menos rosarios y más bolas chinas”, “contra el Vaticano poder clitoriano”, “arderéis como en el 36” y “sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios”.

    En todo caso, sería muy ingenuo no pensar que este nuevo guantazo –como el de los Reyes Magos o los titiriteros– va dirigido no tanto a Rita Maestre como a Manuela Carmena y cuanto representa. Contra ella y su corporación (donde tanto abunda el bobo, por cierto) los Tertsch, Jiménez los Santos, Inda, Marhuenda, Carlos Herrera, etc, no van a parar hasta eliminarla.

    :-…

      Citar  Responder

  136. Gaspard,

    “…con independencia de la idoneidad o no de que existan capillas o locales religiosos en centros educativos públicos ”

    Ahí creo yo que está precisamente el quid de la cuestión y lo que se debería debatir en este caso

      Citar  Responder

  137. Comentario
    Zacarías,

    si esos cariñosos calificativos que haces (“chiquillería… con tan poca materia gris”), fueran solo contra gente que hizo eso en su juventud, podría incluso creer en la sinceridad de tus nobles intenciones. El problema es que esa misma rabia se le echa en cara a la propia Manuel Carmena, y es ahí donde tengo la certeza de que se comulga con ruedas de molino si son los nuestros, y se tiene la piel hiperfina cuando son los del bando contrario.
    No hay más que ver lo que dices a la propia Elvira Lindo: “no le impidan a mi admirada Elvira Lindo recapacitar sobre su lamentable artículo”. Es decir, que una señora dueña de su entendimiento, en pleno uso de su libertad se sienta a escribir un artículo, reflexiona lo que quiere decir, lo plasma y lo publica… pero tiene que llegar alguien mucho más sabio que ella, tú en este caso, a mostrarle el camino. Mira no, no tiene que recapacitar en absoluto, y si lo hace será fruto de un proceso de reflexión suyo, mucho más largo y más fundamentado que si un inane escupidor de babas sectarias ha dicho o dejado de decir algo contra ella.
    Si lo que hubiera dicho fuera de tu agrado, entonces no tendría nada que recapacitar, ¿verdad?
    Me hace gracia como cambiamos según sea nuestro bando el agraviado o el “agraviante”. Ayer oí al Ministro de Interior excretar unas palabras de comprensión hacia unos policías municipales que habían hecho una protesta ante un concejal. El mismo ministro que hace unos meses excretaba bilis contra la misma acción porque entonces eran sus conmilitones los “protestados”. Hombre, un poco de coherencia, o al menos un poco de estética.
    Si a mí me parece mal o bien algo, me lo parece lo haga quien lo haga.
    Por poner un ejemplo, no voy a dejar de mostrar mi desagrado y mi vergüenza al escuchar a Pablo Iglesias diciendo que con prepotencia no se va a ningún lado. Si algo es hipócrita, lo es lo diga quien lo diga.

    Dicho lo cual, me quedo con el comentario de mi amigo Montero Glez: a HT no se le debe regalar ni un minuto de tiempo en nuestros pensamientos.

      Citar  Responder

  138. La gran y única diferencia es que a esta muchacha se la está condenando a un año de cárcel, por lo penal, y la están jodiendo la vida, hablando en plata

      Citar  Responder

  139. Gaspard,

    Sobre los argumentos sesgados del artículo de Elvira Lindo, te respondía en un extenso mensaje que ha quedado en moderación. Supongo que ya aparecerá a lo largo del día.

      Citar  Responder

  140. Gaspard,

    Más que un artículo o una crónica, lo que Elvira Lindo escribió fue un “monólogo dramático”, a la vieja usanza de los románticos ingleses, que “prestaban su voz” a algún personaje para que este se expresara en el poema en primera persona. Los poetas se ponían una máscara y hablaban como si fueran un personaje histórico. Esto está muy bien en los géneros literarios (Cernuda tiene algunos monólogos magníficos, y Gil de Biedma y Valente, etc.), pero no me parece adecuado para los géneros periodísticos, porque al final uno no sabe bien quién está diciendo qué. Por muchas comillas que la periodista ponga al principio y al final del monólogo, me queda la duda de quién eligió realmente cada palabra. Y como para algunos, por deformación profesional, la forma del mensaje es el mismo mensaje, al final no sé si las ideas de ese monólogo son de Elvira Lindo o de doña Rita.

    Pero al margen de que pertenezcan a una o a otra, argumentos sí que hay en ese monólogo. Y muy sesgados. Lo que pasa es que son de ese tipo de argumentos que van implícitos. Como estos:

    1. “Hace tanto tiempo de aquello”. La verdad es que no hace tanto: solo cuatro años. Pero, en cualquier caso, con este tipo de argumentos temporales, nadie en España tendría que pagar nunca por nada, con lo lenta que es la justicia.
    2. “Tenía 21 años”. Efectivamente, ya eras mayor de edad.
    3. “No se puede comparar una acción reinvindicativa con los casos de corrupción que ahora hay sobre la mesa”. Cierto, pero siempre encontraremos algo más grave para restar gravedad a nuestros errores, así que, con este argumento, nunca podrá reprochársele nada a nadie.

    Pero el argumento que más me fastidia (que en parte retoma nuestro anfitrión en su entrada de hoy) es este:

    “[La presión sobre mí] se debe a que tenemos muchos focos encima, también a mi juventud y al hecho de ser mujer, claro, y defender maneras menos agresivas en el debate político”.

    Dejando al margen lo de ser mujer (que se está convirtiendo en un tic defensivo cada vez que se le reprocha algo a alguna diputada, o senadora, o concejala, o periodista, etc.), lo más gracioso es lo de “defender maneras menos agresivas en el debate político”. Y esto lo dice alguien que asaltó una capilla y gritó a quienes estaban allí rezando: “Arderéis como en el 36”.

      Citar  Responder

  141. Antonio, entiendo que estés enfadado. Pero deberías dejarlo correr. Estos tipos están histéricos, iracundos, sacando lo peor de sí mismos, publicando alhajas que les retratan. Machistas, retrógrados, lo peor de lo peor. Lo de Elvira Lindo es casi como el obituario de Muriel Casals por el impresentable de Salvador Sostres. Que se los lleve la marea!

      Citar  Responder

  142. Gaspard,

    Yo también creo que la deben absolver, claro. Ni siquiera deberían haber caído en la trampa de celebrar el juicio, que solo sirve para dar publicidad a estos niños malcriados, para presentarlos como víctimas y para desviar la atención de lo más inquietante: ¿cómo es posible que esta chiquillería esté llegando tan lejos con tan poca materia gris en la cabeza?, ¿cómo es posible que alguien que considera necesario quedarse en sujetador para defender sus ideas acabe siendo portavoz del ayuntamiento de la capital de España?

    Los del PP y los del PSOE son corruptos e inútiles, y hay que darles un toque de atención, de acuerdo, pero ¿hasta dónde estamos dispuestos a rebajarnos los votantes con tal de castigarlos? ¿Estamos dispuestos a castigarnos a nosotros mismos.

      Citar  Responder

  143. “Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.” Colosenses 3:8 Reina-Valera 1960

    Días de ira. Será para algunos. Irritabilidad, resentimiento y actitudes de mala educación son ejemplos de ira que la mayoría procuramos evitar.
    En la sociedad moderna, la ira es vista como una respuesta inmadura o incivilizada. Por el contrario, mantener la calma ante una provocación se considera admirable. En esa misma línea decía Montaigne que el ardor de la opinión es una de las más seguras muestras de estupidez.
    Dice Elvira Lindo en su admirable artículo: Otra generación ha irrumpido en las instituciones y el encaje de ese relevo, como suele ocurrir, no está siendo fácil. Pues eso.

    Las filosofías hedonistas y relativistas de la antigüedad, desde Demócrito y los sofistas hasta los epicúreos, han estado muy mal vistas a lo largo de la historia, vetadas, casi condenadas al infierno. Han sido transmitidas mal y calumniadas a fondo. Y sin embargo han tenido importancia: véanse la teoría atomista, el concepto de la ley física como algo probabilístico y no puramente racional, y, desde luego, esta mentalidad nuestra algo epicúrea:

    Cuando la humana vida a nuestros ojos
    Oprimida yacía con infamia
    En la tierra por grave fanatismo,
    Que desde las mansiones celestiales
    Alzaba la cabeza amenazando
    A los mortales con horrible aspecto,
    Al punto un varón griego osó el primero
    Levantar hacia él mortales ojos
    Y abiertamente declararle guerra:
    No intimidó a este hombre señalado
    La fama de los dioses, ni sus rayos,
    Ni del cielo el colérico murmullo.

    Dē rērum natūra, Lucrecio

      Citar  Responder

  144. Zacarías, el título, efectivamente, no tenía sentido. Porque no hay un juicio a una generación (tal politización es, precisamente, ultraminoritaria en la generación más joven), pero sobre todo porque no se dice nada en el artículo sobre la generación, la de los jóvenes, la de los adultos o la de los viejos. Tampoco hay argumentos, es una breve introducción aséptica, seguida de párrafos transcritos de las declaraciones de la joven exhibicionista-laicista. El final, que es un poco confuso, parece sugerir que pida perdón igual que Aguirre, porque es joven, pero ya no una niña. No veo argumentos en el artículo, y menos sesgados, como tú dices.
    Hace año y medio un tribunal francés absolvió a las Femen que entraron desnudas en la Madeleine en diciembre de 2013. Espero que ocurra lo mismo en el caso español, porque el único lugar donde condenan a gente por ese tipo de cosas es en Rusia, con los Pussy Riot. Y esperemos, también, que con independencia de la idoneidad o no de que existan capillas o locales religiosos en centros educativos públicos (a mí no me supone ningún problema, igual que el que en los hospitales franceses haya espacios reservados con biblias y torás y alfombras para el rezo musulmán), a nadie se le ocurra volver a hacer estupideces del estilo, ni conferir un carácter heroico a actos tan imbéciles.

      Citar  Responder

  145. Victoria,

    Me gustaría alguna vez escuchar a esas personas con sentimientos religiosos que no son portavoces de nada cuando escuchan reiteradamente a sus portavoces comentarios ofensivos, violrntos, etc contra las personas homosexuales. Comentario

      Citar  Responder

  146. Espero que los exabruptos de este Hermann Tersch y sus colegas no le impidan a mi admirada Elvira Lindo recapacitar sobre su lamentable artículo. Entre los muchos reproches que podrían hacérsele, hay uno que me tiene intrigado: el título del artículo.  En la primera edición aparecía este: “¿Juicio a una activista o a una generación?” Este título inicial ya no aparece cuando sigo el enlace que nos ofrece el anfitrión. ¿Habrá sido la autora quien ha solicitado el cambio, o han sido los responsables del periódico quienes han preferido ocultarlo? Reconozcamos que el titulito se las trae… Acerca del resto de argumentos sesgados que emplea nuestra querida consorte en esa pieza, mejor correr un tupido velo, porque un mal día lo tiene cualquiera.

    En lugar de enternecerse ante la juventud de la Rita esta, Elvira Lindo le debería haber aplicado (tanto a la concejal de marras como a sus compinches podemitas) las palabras que hoy escribe nuestro anfitrión: “Parece que lo que más les importa es sembrar cizaña, abrir heridas, alimentar el fuego. Dicen denunciar un desastre que se avecina y ellos son parte de él, hooligans diarios de lo peor. Se entienden mucho mejor con los extremistas equivalentes a ellos que con las personas templadas”. Perfecto retrato para alguien que asalta una capilla al grito de “arderéis como en el 36”. 

    La diferencia entre la extrema derecha y la extrema izquierda es que todos estamos de acuerdo en que la extrema derecha no nos debe gobernar.

      Citar  Responder

  147. Las últimas entradas han versado sobre unos personajes más o menos conocidos pero todos absolutamente geniales (J.A. González Iglesias, Federico García Lorca, Pedro Muñoz Seca, Pablo Heras-Casado, Marina Tsvietáieva….) y hoy me despierto con este señor, que ha vuelto a insultar mediante un tuit machista.

    No pienso dedicarle un segundo más.

    Mucho ánimo

      Citar  Responder

  148. Felicitaciones Antonio Muñoz Molina por tus palabras. Sin perder tu templanza y estilo le has enseñado músculo rebozante de razón y buen sentido a ese lenguaraz. Elvira es tu dama y una gran escritora, tu compañera y siempre sabe que cuenta
    contigo…ella sola ya podría, no lo dudo, pero merece este mimo de su santo. Un abrazo a los dos.

      Citar  Responder

  149. Gracias por saber siempre poner las palabras adecuadas a los radicales de la baba. Esta se les escapa en sus brabucadas.por sus colmllos de lobo .El musculo, se dosifica con mesura y sabiduría. Bravo Elvira y Antonio

      Citar  Responder

  150. Felicitaciones Antonio Muñoz Molina, con el temple que te caracteriza, elegancia y buena educación le has dado una exhibición de auténticos músculos bien tonificados de razón. El rwvolcón lo tiene merecido esa persona lenguaraz e impresentable.
    Elvira es tu dama pero es también una excelente profesional llena de humanidad. Un abrazo a los dos!

      Citar  Responder

  151. Victoria,

    Pues imagino que estarán tan ofendidos como lo estamos todos a diario. Repugnados, molestos, enervados, enrabietados o confusos ante los que ofenden nuestras creencias y pareceres. Antes los que desprecian nuestras ideas y lo expresan con mayor o menor educación.
    Y para sobreponernos a tamaña contrariedad, solemos recurrir a la tila, a la buena música, al jamón ibérico o al diazepan, según gustos. Lo que no hacemos es ir a los tribunales. Porque entendemos que es terriblemente humano ofender y ser ofendido. Y porque curiosamente, si nuestros valores no son religiosos, ningún tribunal nos escucha nuestros lamentos. Solo confía que despreciaremos al que ofende y volveremos a nuestras creencias para no darle demasiado oxígeno a la grosería del día a día.

      Citar  Responder

  152. Sr Muñoz Molina, este señor es el mismo que celebraba dias atras que el franquismo hubiese fusilado al president Companys. Que estaba bien fusilado, vaya. Esto que ha dicho de E.Lindo es una nimedad viniendo de esta bazofia de persona. Pero LluísCompanys era catalán y por eso a algunos sectores de la izquierda y derecha española les les importa muy poco si lo fusilaron. Y menos si algun salvaje se alegra o no

      Citar  Responder

  153. ” … comenzó a llover un poco … ”

    ” … -Paréceme , Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias, todas, especialmente aquel que dice … ” (I; XXI)

    Miguel de Cervantes Saavedra

    ” … y se aferra a sus hábitos con más fuerza que nunca en medio de una crisis que en cualquier momento podría destruirlos, como si al repetir lo que ha estado haciendo cada día asegurara su propia perduración, segregara una sustancia que lo irá protegiendo, como el calcio de su concha al molusco o el hilo de saliva convertido en seda al gusano que teje su capullo al mismo tiempo que se cobija en él. Y uno, insensatamente, para sentirse más seguro, prefiere no escuchar demasiadas noticias, y se irrita contra quien le confía vaticinios o contra quien le anima a darse cuenta de su vulnerabilidad y a tomar medidas para ponerse a salvo … ”

    AMM
    “Ventanas de Manhattan”
    Seix Barral (2004)

    ” … pesada burla … ”

    Baba y músculo
    Velocidad y tocino.
    Ya sabéis: A palabras necias…
    ¡Tecla (saludable) & Ozono & Beethoven!
    [Lo dice PH-C] :)

    *

      Citar  Responder

  154. Fantástico Antonio. En los próximos meses hara falta de nuevo la lucidez de su pensamiento para detener la rabia de los de siempre.

      Citar  Responder

  155. Victoria,

    Estimado José Herrera. Si no quieres que te entren con monos en la capilla, no la pongas en la mina. Todos los que estaban allí, incluido el sacerdote, sabían dónde estaban y a que se exponían. Lo que no tiene nombre es esa perseverancia en continuar ocupando espacios dentro de la Universidad Pública, pues ni siquiera el anterior rector, que intentó poner orden, pudo conseguirlo.

      Citar  Responder

  156. (Aplauso)

      Citar  Responder

  157. “Elvira sabe prestar atención a lo que le cuentan”. Cuánta necesidad tenemos de periodistas (y personas) como ella! Y de palabras tan claras, simples y bien escritas como las suyas y las tuyas.
    Gracias a los dos. Siempre.

      Citar  Responder

  158. No lo has podido decir mejor, A Muñoz Molina pero creo que esos desalmados son tan obtusos que no salen de su parcela y se enorgullecen de ellos.
    Son unos impresentables e intolerantes

      Citar  Responder

  159. ya estoy presintiendo que tras tantas semanas seguidas en España y con este estado permanente de terror diálectico-moral hagas el petate y vuelvas a cruzar el charco….. al tiempo

      Citar  Responder

  160. Buenas noches, me gustaría saber si alguna vez podrían escribir una crónica sobre el testimonio en primera persona de aquellos que vieron ofendidos sus sentimientos religiosos, aunque sean gentes corrientes, aunque no sean portavoces de nada, ni políticos, ni de podemos, aunque solo sean pobres personas creyentes en una confesión determinada que seguro que vivieron esa experiencia de forma distinta a la señora Maestre. Pero que no deben tener menos derecho a ser escuchados que los demás. Saludos.

      Citar  Responder

  161. Me pregunto qué esperaba conseguir de ti con ese tuit… Igual esperaba que te pusieras en contra de Elvira solamente por una frase de halago… Si es así, son todavía más idiotas de lo que yo pensaba…
    Un abrazo, Antonio.

      Citar  Responder

  162. A estas alturas, Tertsch y los que son como él no pueden permitirse el lujo de aprender nada sobre bonhomía. Les va demasiado en complacer a su público, que les aplaude con ganas lo peor, y a quien les paga (a veces, millonariamente, con dinero de ese sector público que tanto dicen aborrecer). No por ello la lección es vana. El tiempo pasa, pero las hemerotecas permanecen. Y ayudan a poner a cada uno en su sitio.

      Citar  Responder

  163. Buenas noches: He pensado mucho estos días en Elvira y en la entrevista Rita Maestre. Me parecía muy necesaria; pero este país está lleno de “bichejos” calumniadores que dificultan nuestra convivencia. Enorme tu respuesta que tanto te agradezco.

      Citar  Responder

  164. El sr.Tersch (por ser más educado que él) demuestra una misoginia descarada hacia quien, sencillamente, tiene un dominio del lenguaje mucho mejor que el suyo. Elvira no necesita defensa alguna, pero estas palabras, viviendo de quién vienen, son un precioso detalle. Gracias a ambos por tan buen hacer.

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *