La forma va por dentro

Posted By on Oct 14, 2013 | 90 comments


La felicidad es aprender del que sabe de verdad sobre algo que a uno le gusta mucho. El otro día, en la mañana soleada y fresca de octubre, fui a la Ciudad Universitaria a visitar el CIEMAT, invitado por uno de sus investigadores, el profesor Fernando Martín, que es experto en la ciencia ilimitada de la atmósfera, y además aficionado a la fotografía y a la astronomía. Me contó que siempre lleva una cámara a mano para hacer fotos de nubes o de fenómenos atmosféricos. Es capaz de parar el coche en el arcén de una autovía para no perderse la foto de un cumulonimbo que le parece interesante.

Y en las últimas semanas he asistido a un curso de apreciación musical que ofrecía en La Central la violoncellista Iris Azquinezer. Nos explicaba las suites para cello solo de Bach. Nos ponía grabaciones para que apreciáramos diferencias en la interpretación, o en el sonido de los cellos barrocos y modernos. Tocaba ella misma alguna de las danzas y nos explicaba la forma de cada una y su lugar en la secuencia de la suite. Uno escucha esa música que cree conocer muy bien y encuentra toda una revelación de cosas nuevas. Me acordé de algo que dice Juan Ramón Jiménez: que en la poesía, la forma va por dentro. En la música también.

Y en esas nubes que fotografía el profesor Martín, queriendo comprender lo que según me ha contado está todavía lleno de incertidumbres y misterios, qué sucede dentro de ellas, cuál es su lugar exacto en el sistema del clima, que es una de las cosas más complicadas que existen.

90 Comments

  1. Alguien sabe si ese curso de apreciación musical que se ha impartido en La Central (o alguno parecido) se va a dar en Sevilla? Ahora, que el otoño es la estación más tranquila en cuanto a folcloreos hipalenses se trata… que una vez pasadas las navidades ya se sabe.

      Citar  Responder

  2. Cada día nos sorprendes más, AMM

      Citar  Responder

  3. Sap,

    Gracias por la música. Dicen que este año el Planeta se lo lleva una escritora.

      Citar  Responder

  4. “La felicidad es aprender del que sabe de verdad sobre algo que a uno le gusta mucho …”

    ” Canto XII

    73. ‘Al lado opuesto hay dos escollos. Uno de ellos eleva su cima hasta los cielos y está siempre rodeado de oscuras nubes de las que jamás se ve libre, ni tan siquiera en los más resplandecientes días del verano y del otoño. Unido y liso, por otra parte, cual si le hubiesen tallado y pulimentado ex profeso, en vano mortal alguno intentaría escalarlo, aunque tuviese veinte pies y veinte manos. En medio del escollo hay un antro sombrío que mira al ocaso, hacia el Erebo; esta caverna es tan alta, que el más hábil arquero no conseguiría, aun acercándose mucho a ella con su nave, lanzar una flecha que alcanzase su parte superior. Pasad tan de prisa como os sea posible, que este antro es la morada del pernicioso Escila, que aúlla terriblemente, con voz semejante a la de una perra recién nacida, y es espantable monstruo cuya presencia ni hombres ni dioses podrían soportar. Tiene doce garras, todas deformes, y seis cuellos larguísimos, cada cual con una horrible cabeza en cuya boca espantable hay tres filas de abundantes y apretados dientes amigos de la negra muerte. Este monstruo está sumido hasta la mitad del cuerpo en la honda gruta, pero saca al exterior las monstruosas cabezas, y alargando los cuellos sondea alrededor del escollo y pesca insaciable los delfines, los perros de mar, y también, cuando puede atraparlos, algunos de los monstruos mayores que cría en su seno la ruidosa Anfitrite. Jamás piloto alguno pudo alabarse de haber pasado impunemente junto a esta roca; pues siempre el monstruo, alargando sus cuellos, le arrebató con sus cabezas más de un hombre de la embarcación.
    101. ‘El otro escollo situado como a un tiro de flecha del primero, es mucho más bajo; tanto que, fácilmente llegarías a su cúspide si lanzases un dardo. Hay en él un cabrahigo grande y frondoso, y a su pie la divina Caribdis sobre la turbia agua. Tres veces al día la echa fuera y otras tres vuelve a sorberla de modo horrible. Que no tengas la desdicha de que tu nave se halle allí cuando la sorbe, pues ni Neptuno, que sacude la tierra, con todo su poder podría libraros de la perdición. Más vale que te acerques cuanto puedas al escollo de Escila y pasar ante él rápidamente; pues es mejor que pierdas a seis de tus compañeros que a todos y hasta tú mismo, como fatalmente del otro modo ocurriría.’ […] ”

    Homero
    “La Odisea”
    Versión castellana, noticia preliminar y
    notas de Juan B. Bergua
    Ediciones Ibéricas, 1959

    ” — Copenhague

    ” […] No creo que sea verdad eso que dicen, que al viajar uno pueda convertirse en otro: lo que sucede es que uno se aligera de sí mismo, de sus obligaciones y de su pasado, igual que reduce todo lo que posee a las pocas cosas necesarias para su equipaje (110) (…)

    110.- El concepto del ‘viaje’ es uno de los ejes más importantes de la novela. Este interés por la función del viaje como proceso de descubrimiento es posible rastrearlo en un artículo publicado por Muñoz Molina en El País con fecha de 5 de marzo de 1997, titulado ‘Tierra por Medio’, y del que reproducimos algunos fragmentos que muestran muy bien cómo se va fraguando esta idea en el horizonte intelectual de nuestro autor: ‘Desde hace siglos, la caverna española es ferozmente autárquica. En el fondo, las actuales pasiones nacionalistas por la identidad primigenia, por el encastillamiento en la aldea y en la sangre de uno son la repetición de ese instinto de afirmarse negando lo extranjero y lo diverso sobre el cual se edificó, para nuestra desgracia, la España católica y hambrienta de contrarreforma. El único antídoto es viajar. Don Pío Baroja, cada vez que terminaba una novela, se olvidaba y se curaba de ella tomando un tren hacia cualquier capital europea. La España de los años veinte y treinta, con todo su empuje de modernidad y universalización, es en gran parte el resultado de un cierto número de viajes cruciales, muchos de ellos costeado por aquella admirable institución que fue la Junta para la Ampliación de Estudios. Ortega y Gasset, Antonio Machado, Pedro Salinas, Manuel Azaña, Jorge Guillén, Juan Negrín, Juan Ramón Jiménez, Francisco Ayala, Victoria Kent, Luis Buñuel, José Moreno Villa: no hay ninguno de nuestros mejores escritores, científicos, cineastas o dirigentes políticos que no fuera un resuelto viajero’ (Muñoz Molina, 2007: 375-376) […] ”

    AMM
    “Sefarad” (2001)
    Edición de Pablo Valdivia
    Cátedra — Letras Hispánicas (2013)

    También al viajar La forma va por dentro. Con sirenas y monstruos, o no.
    …Depende de lo escarpado que sea el terreno. O la travesía, claro :)

      Citar  Responder

  5. “En el cielo del atardecer se apretaban las nubes como un racimón de mejillones, cárdeno y nacarado”. Gran Sol. Ignacio Aldecoa.
    Hoy que habéis hablado, mucho y bien, de las nubes, he recordado esta frase de la novela “Gran Sol”. Paradójicamente su autor recurre a un lenguaje poético y lírico en una novela sobre la épica del oficio de la mar. Releyendo el libro, casi roto por el uso, me he asombrado como nunca ante la riqueza de imágenes literarias que recrean el mundo del mar y el de los marinos en su lucha diaria. Demasiado poético probablemente para el lector necesitado de más acción. Sus cuentos fueron, sin embargo, auténticas joyas. Murió joven y no sabemos qué obra literaria nos pudimos perder. Lo que me han sugerido las nubes de hoy.:-))

      Citar  Responder

  6. Paco,

    Te prometo, Paco, que mañana miraré bien en los pucheros. De todos modos, pienso que esa frase es un canto a la sencillez, al gran valor de las pequeñas cosas, de lo cotidiano.

      Citar  Responder

  7. mgc,

    Estas mujeres tan brillantes fueron un problema para sus familias. Qué contratiempo para unos padres que preveían el matrimonio de sus hijas y veían un problema en cualquier otra opción. Santa Teresa fue también en su epoca una mujer singular. Recordemos que las mujeres eran entonces ciudadanas de segunda, o de cuarta, que sé yo. Y, muchas de ellas, analfabetas.

      Citar  Responder

  8. La mirada melancólica,

    Precisamente el día que llegamos a Valladolid en “El País” venía un obituario de AS. Yo no había oído hablar nunca de ella y al ver que era de tu ciudad, pensé preguntarte sobre ella pero luego -con las llamadas telefónicas que tuve y todo el lío- se me pasó.

    Cuando leí lo de su internamiento en un psiquiátrico, me acordé de Leonora Carrington, otra pintora que fue recluida por su padre en un psiquiátrico, en el caso de esta en Santander. Pero LC nunca renunció a su pintura. También fue muy longeva, Se podría escribir algo sobre el paralelismo de estas dos mujeres

      Citar  Responder

  9. El otro día descubrí esta versión de la suite francesa de Bach interpretada por Andras Schiff. Me gusta tanto que la he escuchado una y otra vez mientras leo mi libro o artículos en la red. Sobre todo la nº 4. Y contemplar la cara de verdadera felicidad del intérprete. Con esta música cualquier cosa que uno haga se eleva y se eleva hacia el cielo. Y no es un globo.
    https://www.youtube.com/watch?v=0sDleZkIK-w

      Citar  Responder

  10. Gaspard,

    Carmela,

    Hay pasajes de la lecturas que te quedas a dos velas ,pero también los hay de una brillantez espectacular.
    Es verdad que el personaje parece uno conocerlo. Todas las llamadas anacondas sudamericanas – Roa Bastos, Vargas Llosa, García Márquez-dibujan el mismo arquetipo de dictador oxidado.

    Ordena el dictador a su fiel Patiño :
    …Anota: “Del Poder Absoluto no pueden hacerse historias. Si se pudiera, El Supremo estaría demás: En la literatura o en la realidad. ¿Quién escribirá esos libros? Gente ignorante como tú. Escribas de profesión. Embusteros fariseos. Imbéciles compiladores de escritos no menos imbéciles. La palabra de mando, de autoridad, palabras por encima de las palabras, serán transformadas en palabras de astucia, de mentira. Palabras por debajo de las palabras. Si a toda costa se quiere hablar de alguien, no sólo tiene uno que ponerse en su lugar: Tiene que ser alguien. Únicamente el semejante puede escribir sobre el semejante.

    También es verdad que el lenguaje de este dictador no se parece mucho al de Torrijos. Continuaré con él.

      Citar  Responder

  11. Paco,

    Es que Yo el Supremo son palabras mayores y nunca mejor dicho. Es un libro difícil de leer, pero si uno persevera encontrará golosinas, si no dulces al menos sí picantes o asombrosas. Por ejemplo cuando hace un auténtico ensayo sobre los pedos; cuando describe un sótano lleno de ratas o cuando habla del llanto y de la forma de un siamés. “En los tironazos los guardias le arrancaron los andrajos de ropa. Entonces vimos de golpe las layas de esa criatura. Bajo la tetilla estaba pegado otro muchachito, sin cabeza, que tenía cerrado el conducto trasero. El resto del cuerpo, cabal. Únicamente un brazo más corto que el otro. Se le quebró al nacer, dijo la tía desde el suelo…”. A mí al final me gustó.

      Citar  Responder

  12. La mirada melancólica,

    “Cuando el padre de AS se dio cuenta del sentido de la celebridad que estaba adquiriendo la obra de su hija, dejó de impostar contento y la encerró en un centro de salud mental.”

    He leído otras versiones. Parece que el ingreso en ese centro se debió a un intento de suicidio. Parece que intentó ahogarse en un río. Fue a raíz de ese viaje al río cuando ella misma renegó de sus pinturas anteriores por considerarlas tétricas. Si esto es verdad, no deja de ser paradójico que alguien que intentó suicidarse acabase viviendo ciento dos años. No es por fabular, pero quizás el cambio de estilo le salvó la vida (aunque los demás perdiésemos una gran pintora). No sé si tienes más información sobre este asunto.

      Citar  Responder

  13. En la zona del los puentes del río Jabalón o en las piedras de la era Camero uno puede encontrarse a expertos en nubes y en puestas de sol, paisanos que te hablan de la posibilidad de lluvia para la noche o el día siguiente. Tienen diferentes maneras de nombrar las nubes y dependiendo del día de la semana la predicción es agua o ruido, poca cosa si la lluvia es deseada. Cuando el sol se pone con cejo, con pequeñas nubes que lo parten por la mitad, antes del domingo nos mojamos he oído decir a improvisados hombres del tiempo que en sus “ratos libres” se dedican a conducir ovejas y cabras o a podar las cepas de sus majuelos cuando es tiempo de ello. La predicción tiene truco o trampa en algunos porque el reuma y la artrosis de las articulaciones les mandan señales, avisos que le facilitan la predicción; y es que así cualquiera, con esas ayudas es fácil acertar.

      Citar  Responder

  14. Teresa G.,

    También entre los pucheros podemos encontrar a Dios…decía tu homónima.Mira bien.
    Felicidades

      Citar  Responder

  15. mgc,
    .
    Home… Con los recitados de Fernando Millán o con este Jon Andoni, me pasaría -ejem, ejem- como con Leonardo “Muermos” Cohen, que para diez minutitos están bien; pero más allá tienden a aburrir.

    (Horror, creo que he tecleado una combinación sensible).
    =:-O

    Aparte, no sé yo si pudiera decirse que Joan Brossa es el pater de la poesía visual de por aquí, pero sí el más célebre, ¿no?

    http://www.youtube.com/watch?v=QzZQUSoi8H0

    :-)

      Citar  Responder

  16. Besos y buen día, Mayte!

      Citar  Responder

  17. La mirada melancólica,
    .
    El autorretrato es asombroso, Sr. C.

    Muchas gracias por hacerme conocer a esta artísta de la que no tenía la más remota idea de su existencia (me pregunto que cuántas Ángeles Santos quedan por descubrir o ya no se descubrirán porque se diluyeron en la indiferencia, propia y ajena).

    He encontrado esta página que me parece interesante:
    http://arrinconarte-elrincondelarte.blogspot.com.es/2011/01/un-mundo-el-mundo-de-angeles-santos.html

    :-)

      Citar  Responder

  18. Sap,

    Fernando Millán me ha recordado a otro poeta de Barakaldo, Jon Andoni Goikoetxea, que aquí está recitando precisamente en Sevilla. Es un vídeo un poco malo pero, bueno, para que te hagas una idea

    http://www.youtube.com/watch?v=9zv7HLfeMH4

    Ah, y no sabes lo que le va a gustar a Jose Blanco que hayas escrito su nombre al lado del de Joan Brossa. Lo tiene en un altar

    :-)

      Citar  Responder

  19. Carmela,

    Gracias por la felicitación musical. Tú sigue idealizando esta ciudad, hoy encapotada y griiiiiiiiiissssss. Aquí hay -fijos- dos candidatos al tambor de oro.

      Citar  Responder

  20. Por cierto: el autorretrato juvenil de Ángeles Santos es muy conocido por ser la figura femenina que ilustra la cubierta de la novela de Elvira Lindo “Una palabra tuya”.

      Citar  Responder

  21. Aunque a lo mejor ya se ha comentado algo por estos lares, no quería dejar de participaros la muerte a los 102 años de una pintora que ha encarnado una historia singular que yo conocí con ocasión de una exposición excelente en el Museo Patio Herreriano, en que no solamente se presentó su obra sino también el de otros artistas y escritores vallisoletanos contemporáneos de su obra local, integrantes de un grupo admirable, a la cabeza de ellos Jorge Guillén, en tono a un pintor inglés, Christopher Hall, que recaló en Valladolid por casualidad. Este C. Hall es otra historia a tener en cuenta, pero no voy a dejar que enrede la de la protagonista.

    La importancia de AS está en que siendo por entonces (1927/1930) una muchachita poco más que adolescente, perteneciendo a una familia burguesa muy conservadora y asistiendo al colegio de Las Francesas (la cumbre de los colegios bien locales) se puso a pintar unos cuadros tremendos (dos de ellos están en el Reina Sofía). Advertida la avanzadilla intelectual madrileña, destacó a Federico García Lorca y a Ramón Gómez de la Serna para conocer qué estaba pasando con esa chavalilla de Valladolid. Cuenta Ramón de su conversación con ella: “Yo la ponderaba Valladolid: -Yo lo encuentro alegre y ancho; -No, no…, yo me ahogo”, le contestaba Angelita.

    Cuando el padre de AS se dio cuenta del sentido de la celebridad que estaba adquiriendo la obra de su hija, dejó de impostar contento y la encerró en un centro de salud mental (o como se llamara entonces), hasta que arrancó a Angeles la promesa de que no volvería a pintar cuadros como esos.

    AS cumplió rigurosamente su palabra, pues en los ochenta años posteriores se dedicó a una pintura bella y anodina en la que desapareció por completo el genio que le había permitido conocer y reproducir el envés desgarrado de esa vida, genio brutalmente extinguido por un padre que cumplió rigurosamente con su papel de guardador de los valores que sustentaban el orden al que pertenecía.

    Mis respetos y mi sentimiento, Angeles.

      Citar  Responder

  22. Carmela,

    Felicitación a la que me adhiero enstusiásticamente (que diría un periodista de esos que salen al final del telediario), querida Maite.

      Citar  Responder

  23. No hay nada como escuchar a un entendido en cualquier materia a la cual se dedica profesionalmente durante años y que está rodeado de neófitos, para darse cuenta de una clara evidencia, la forma va por dentro.

      Citar  Responder

  24. A. Alba,

    Efectivamente, no tiene desperdicio, y además me demuestra que no soy yo el único que se dedica a fotografiar nubes como objeto principal de la imagen, preferencia que no me atrevía a hacer pública para evitar la extensión de las sospechas sobre mi natural rareza.

      Citar  Responder

  25. Carlos,

    “No hay nada más liberador que una buena autocrítica, camarada.”

    Sí que la hay: una autopurga (no laxante sino política, ideológica, institucional…) personal.
    Pero a tanto no llego, camarada.

    :-)

      Citar  Responder

  26. Me parece una irresponsabilidad ir parando en las autovías para hacer fotos… y mira que a mí me gusta también llevar mi NIKON D5100 a mano en todo momento.

      Citar  Responder

  27. En cuanto a los patios y recreos: no creo que se trate de micromachismo (que a mí me suena a esos Micro Machines que les gustaban a mis hijos, pero no a mis hijas), ni de transmisión inconsciente por los varones pequeñitos de patrones machistas (como si los hombres, desde recién nacidos, tuviéramos que apechugar con el pecado original de ser unos malvados machistas), sino del espacio físico necesario para jugar al fútbol, que no es un deporte que pueda jugarse en un tablero de ajedrez. Ni en los patios ni en las playas. Salvo que se pretenda partir el morro a quien está jugando con nosotros, o romperle las gafas, o darle en las pelotas (con perdón) con la pelota a dos metros de distancia. Otra cosa es que en las familias a los niños se les regalen balones -con lo bien que juegan al fútbol tantas niñas- y a las niñas muñecas y cocinitas. Eso sí que tiene delito; no porque la cocina sea degradante, sino porque se le enseña a una niña pequeña que su lugar es la cocina o el cuidado de bebés. Y dado que la cocina no es degradante, habría que regalar cocinitas a las niñas y a los niños. Aunque no sé si aún se venden esas cosas. Pero es problema de la familia, no de la escuela; de los padres, no de los profesores. Me opuse a regalar muñecas a mis hijas, pero en casa se hacía lo que decía mi mujer…

      Citar  Responder

  28. Paco, me tragué la novela hace unas semanas precisamente porque te leí una referencia a la susodicha obra. Demasiado “preciosista”, ¿no? Juega con el lector según las preferencias de éste: la lengua, la Historia, la literatura (hay un guiño a Bertolt Brecht, me parece, y unos cuantos a Voltaire, y habrá otros mil que no pillé). Pero hubo algún pasaje que no entendí en absoluto, a pesar de repasarlo mil veces, y frases que parecían jeroglíficos en noruego. Un poco frustrante.

      Citar  Responder

  29. Paco,

    Mal me lo pones. Yo sigo con su Madama Sui, que sí me está gustando y que alterno con las Historias Gallegas de Álvaro Cunqueiro, que también :-)

    (Veo desde la ventana de mi cuarto un cielo azul salpicado de nubes blancas pero me creo que estoy en San Sebastian mirando al mar)

      Citar  Responder

  30. Consuelo,

    Un libro sobre el poder Consuelo.Esa especie de complejo que nos lleva a manejar a las personas,a nuestro antojo.

      Citar  Responder

  31. mgc,
    .
    Muchas gracias. Creo que Gómez de la Serna con sus greguerías, que parecen el germen de la poesía visual, hubiera desembocado en ella y le hubiera encantado conocer a José Blanco, Joan Brossa, Chema Madoz…

    O Fernando Millán, otro de mis favoritos, poeta expansor e interesante pintor que se ayuda del recortable. Una persona valiente, por lo menos, que también sostiene que la forma va por dentro:

    http://www.youtube.com/watch?v=piKh9nF3DEY

    :-)

      Citar  Responder

  32. Carmela,

    Releo Yo el Supremo pero chica,me encuentro ante un léxico,no sé si paraguayo,guaraní o ríoplatense,que está haciendo que la lectura no sea muy fluida.No sé que leería a finales de los 70 cuando apresuradamente lo leí.
    Seguro que Alicia lo tendría más fácil.

      Citar  Responder

  33. Sap,

    Bueno, ya dejo la bromita de las Marías y las Marujas que luego pasa lo que pasa, que yo no soy una Fernanda cualquiera.

    Sí hay soluciones mejores que las pongan. Pero mientras tanto cualquier medida que permita seguir jugando sin causar problemas me parecen las más justas. Qué no falten ideas para que se vea la educación no solo en las aulas.

      Citar  Responder

  34. @Teresa G.

    Maite, guapa, como yo lo celebro todo: ¡¡¡muchísimas felicidades!!!

      Citar  Responder

  35. Sap,

    Y ya qué hablamos de formas y de nubes…¿ Qué es lo que hace que las nubes tengan las formas que tienen?
    ¿ Habrá alguna ley física?
    ¿Efecto mariposa?

    Parecen de balones…digo de espumas.

      Citar  Responder

  36. Simplemente Maruja,
    .
    “Pero tan dificil es decir: esta muy bien eso de las pelotas de goma”.
    __________________

    ¿Pero en qué habíamos quedado?, ¿pelotas de goma o de espuma? Es que no es lo mismo.

    Y no, no creo que haya que decir simplemente que está muy bien. Es que me parece que hay soluciones mejores.

    :-…

      Citar  Responder

  37. Está lleno el blog de atenienses y espartanos.

      Citar  Responder

  38. Qué jaleo, si es que esta Maruja esta cocinando a la vez que escribe. Me referia en la entrada anterior a las pelotas de espuma en todo momento, aunque escribí con las primas “de goma”.

    Aqui pagamos cada año 1 euro, para unas seguridad especial que nos cubre daños y robos de la bici, vamos la bici de los estudiantes cuando se aparcan en el recinto del centro escolar.
    Esa seguridad es voluntaria, pero todo el mundo la paga.

      Citar  Responder

  39. Pero tan dificil es decir: esta muy bien eso de las pelotas de goma, al menos así podemos evitar algunos problemas.
    Pero no, dale que dale, que si bromitas, que si exageraciones.
    Digo lo que mi amiga Adelineta: Anda y que os den!
    (no estoy enfadada, algo asombrada por la cabezonaria. Las pelotas de espuma además no hacen ruido, y puede un niño jugar solo sin estar dando el coñazo)

      Citar  Responder

  40. Manuel Couceiro,

    Pues tienes razón. Para la próxima. Ya ves Manuel que no valgo ni para despistar.

      Citar  Responder

  41. mgc,
    .
    Servidor, que en sus tiempos de escolar (y de todos sus tiempos) era el peor futbolista de la historia, hubiera admitido con mucho agrado la pelota de espuma, tantos fueron los balonazos que recibí en plena cara -Dolor Level 5-, en la boca del estómago -Dolor Level 10- y en las gónadas -Dolor Level 50-.

    Pero entonces, hubiera admitido con igual alegría que el suelo del patio, en vez de ser del albero donde tantas veces me desollé las rodillas jugando a otra clase de juegos, hubiera sido también de espuma… así como las paredes, las esquinas y hasta los troncos de los árboles que tanto coscorrón proporcionaron.

    Quiero decir, Marisa, que las cosas podemos llevarlas a los extremos opuestos cuanto queramos sin que a lo mejor, haga falta, so pena de ridiculizarlas. Tal vez, una mejor distribución de los espacios o el establecimiento de unos días o unos horarios, fuera mejor solución que la espuma.

    :-)

      Citar  Responder

  42. mgc,
    .
    Qué buenísimo sobre todo el segundo soneto.
    Genial :-D

    :-)

      Citar  Responder

  43. Los niños jugaban en el recreo. Las nubes se movían con rapidez haces ellos. El sol se escondió atemorizado y en los patios el día parecía haberse hecho noche. Un estruendo tormentoso les hizo mirar hacia arriba. De las nubes comenzaron a caer pelotas de espuma. Las nubes desaparecieron y todo fueron sonrisas y felicidad.

      Citar  Responder

  44. mgc,

    acabo de comunicar a la coordinadora del Plan de Igualdad de mi colegio que somos unos ineptos al no darnos cuenta de la penosa exclusión social a la que estamos sometiendo a nuestras alumnas en el patio de recreo. Le he explicado los motivos y me ha preguntado cómo me he percatado de tan gravísimo problema. Le he explicado que comentando en un blog…

      Citar  Responder

  45. Simplemente Maria,

    Vaya, ya me delaté. Sí, soy yo la mantenida.
    Anda que soy lista.
    Ay Gotardo, cuanto te tienes que reir.

      Citar  Responder

  46. mgc,

    Tomemos un poco a broma el tema del balón y de la espuma,de la esquina o del centro de la pista.
    Pero a Josechu el vasco no creo que la espuma le hiciera mucha gracia.No sé.

      Citar  Responder

  47. mgc,

    Conociendo un poco el percal de este país, la decisiones sobre las pelotas de espuma, (estan totalmente prohibidas las “normales”)han venido por problemas de seguridad, de dinero. Quién paga en caso de un golpe? Ya sea a una persona o a un cristal.

      Citar  Responder

  48. mgc,

    A mis hijos (/a) les prohiben jugar con el balón, entonces juegan con “actimeles” en el patio, bastante penoso también.

    Creo que este año hay unos días en que si dejan futbol en el recreo y otros que no.

    Juega mas al futbol la niña, que es un portento físico, que el niño que salió “reflexivo”

    seguiremos informando

      Citar  Responder

  49. Consuelo,

    “Marisa, aqui no he oido nunca que haya problemas en los patios de colegio, eso sí, solo se puede jugar con pelotas de espuma.”

    No, si aquí también puedes pasarte la vida entera y no oir que haya problemas en los patios. Eso dicen incluso, como has visto, maestros y profesores. Si se considera que el que la mayoría de las niñas pasen los recreos en los laterales y las esquinas no es un problema, pues entonces aquí tampoco hay un problema

    De cualquier forma, no sabes cómo aplaudo esa decisión de las peltas de espuma. La habrá tomado un flojo que habrá pensado que recibir un golpetón con un balón de fútbol sí es un problema. Aquí somos más fuertes y varoniles y recibir un balonazo nos parece lo normal. Total, nadie se queja y la convivencia es sana y pacífica. O sea, normal, como toda la vida

    :-)

      Citar  Responder

  50. ” … y encuentra toda una revelación de cosas nuevas … ”

    ” […] Hemos llegado en una tarde de invierno a un hotel del norte, en Vitoria (482). Nos han dado una habitación del último piso, y al abrir la ventana he visto abajo un parque nevado, con glorietas y estatuas, con un kiosco de música, y al fondo, sobre los tejados blancos, un cielo gris en el que se difuminaba una llanura: Münzenberg y Babette han logrado salir de Rusia y después de una noche entera en un tren se alojan en un hotel cercano a la estación de una ciudad báltica, todavía agotados por la falta de sueño y el miedo que tuvieron al aproximarse a la frontera, temiendo que en el último instante los guardias soviéticos que inspeccionaban sus pasaportes les ordenaran bajarse del tren.
    Camino por Madrid o París y el paso de un convoy del metro hace temblar el pavimento bajo mis pisadas: Münzenberg siente que el mundo está temblando bajo sus pies con el anuncio de un cataclismo y que nadie más que él parece percibir la cercanía y la magnitud del desastre, nadie en las terrazas de los cafés ni en el resplandor nocturno de los bulevares, mientras el suelo está empezando a vibrar bajo los golpes de las botas y el peso de las orugas de los carros de combate, bajo las bombas que caen en Madrid, en Barcelona, en Guernica, sin que nadie en Europa quiera escucharlas, mientras Hitler prepara sus ejércitos y consulta sus mapas y Stalin concibe el gran teatro público de los procesos de Moscú y los infiernos secretos de los interrogatorios y las ejecuciones.
    Asisto a una representación de La flauta mágica (483), y sin ningún motivo, en medio del arrebato y la alegría de la música, el hombre sentado junto a una mujer rubia es Münzenberg, y la huida del héroe extraviado en bosques y perseguido por dragones y conspiradores sin rostro es también su huida: quizás ha entrado clandestinamente en Alemania y aunque no le gusta la ópera va a esa función de La flauta mágica en un teatro de Berlín poblado de uniformes negros y grises para establecer contacto con alguien. Pero no es verosímil esa escena: tal vez Münzenberg habría podido entrar en Alemania de incógnito, pero en la ópera de Berlín Babette Gross habría sido reconocida de inmediato, la burguesa (484) roja, la escandalosa y arrogante desertora de su casta social, de la gran patria aria (485).
    Pero da pereza o desgana inventar, rebajarse a una falsificación inevitablemente zurcida de literatura. Los hechos de la realidad dibujan tramas inesperadas a las que no puede atreverse la ficción: Babette Gross tenía una hermana llamada Margarete, tan románticamente intoxicada como ella de radicalismo político en los primeros tiempos alucinados de la República de Weimar (…) 

    482.- Este punto y seguido fue marcado por el autor en PS [Pruebas Sefarad] (…)
    483.- La flauta mágica: La flauta mágica (Die Zauberflöte) es un singspiel en dos actos con música de Wolfgang Amadeus Mozart y libreto en alemán de  Emanuel Schikaneder. Es la última ópera escenificada en vida del compositor y estrenada en el Theater an der Wien de Viena, el 30 de septiembre de 1791, bajo la dirección del propio Mozart, apenas dos meses antes de su muerte. El singspiel es un tipo de ópera popular cantada en alemán, en el que se intercalan partes habladas.
    484.- El autor cambió en PS la palabra ‘aristócrata’ por ‘burguesa’ (…)
    485.- De nuevo el autor juega con los conceptos de verosimilitud  y de inverosimilitud. Esto es muy importante porque no podemos olvidar que el autor está reconstruyendo ficcionalmente historias y recuerdos a los que él accede a través de la lectura o de otras narraciones orales. […] ”

    AMM
    “Sefarad”
    ‘Münzenberg’
    (420.- El autor señala que se escriba en
    toda la obra el nombre de Münzenberg 
    con diéresis. En PS aparecía sin ella)

    Edición de Pablo Valdivia
    Cátedra — Letras Hispánicas (2013)

    Que el vapor de la forma nos lleve de paseo hasta Sefarad es un auténtico regalo matutino.
    …Desde luego que sí :)

      Citar  Responder

  51. Segunda visita que hace AMM a un centro similar… Mmmm… Mmm… ¿Qué se estará cociendo en los cuadernos de AMM? ¿Las andanzas de algún moderno Robert Fitz Roy? :-)

    -A ver, Fulanito, cuál es la prueba de que existen el cielo y el infierno?
    -Que hay nubes que las cincela Miguel Ángel

    http://fotometeo.ame-web.org/

      Citar  Responder

  52. La pieza del video empieza como “over the rainbow”, no?
    , luego cambia, pero en la entradilla ya estaba tarareando somewhereee.. hasta que me di cuenta, poca cultura musical tengo!

      Citar  Responder

  53. Mara,

    Pero usted habla de derechos?

      Citar  Responder

  54. mgc,

    Anda que empezamos bien la mañana, y yo con estos pelos!

      Citar  Responder

  55. “no comparto tu opinión, pero daría mi vida por defender tu derecho a expresarla”
    Voltaire.

      Citar  Responder

  56. .
    ¿La forma va por dentro? Ah, yo creía que lo que iba por dentro era la procesión.

    Sí; debe ser así, que en la música y en la poesía, cubriendo el núcleo de la forma se acumulan las capas de las variaciones, los versos y los contrapuntos.

    Exactamente lo contrario que sucede con aquellos objetos que fascinaban al profesor Rossman de “La noche de los tiempos”. Un alma de grafito, rodeada de madera de cedro es el lápiz, la forma que conserva en su interior todas las posibilidades de las variaciones, los versos y los contrapuntos.

    (¿Hay algo más bello que un lápiz Staedler recién afilado?, ¿y que un clip de oficina?, ¿y que una pinza de madera de tender la ropa?)

    :-)

      Citar  Responder

  57. José Blanco es un poeta de Barakaldo que tiene, entre otros, un libro titulado “Las nubes”. Parte de este libro está en la red, en PDF, pero me resulta difícil enlazarlo, no estoy hábil. Os dejo aquí dos sonetos suyos y un collage, a ver si os gustan. Si es el caso, podéis leer más cosas suyas, tiene una página y más cosas colgadas por ahí

    http://revistaombligo.com/2013/05/25/dos-poemas-de-jose-blanco/

      Citar  Responder

  58. Mgc, Nicolas, Paco,

    he estado leyendo lo que habeis escrito en la entrada anterior sobre el sexismo en escuelas y patios de colegio.

    De nuevo os cuento mi versión, habiendo estado muy activa en la etapa escolar de mi hijo. Ya solo desde casa, que es muy mayorcito. Aqui hay PROBLEMAS por sexismo, pero ocurren al contrario, es decir que las quejas, y muchas, vienen por los chicos y padres de estos, los niños se ven relegados a los “rincones” desde el primer día de Kindergarten, (3 años). Recuerdo reuniones donde ya eran las educadoras las que hablaban del tema, la falta de hombres en los centros para niños pequeños. Entre que hay madres solteras, madres divorciadas, separadas y lesbianas, el caso esta que cada vez son menos los niños que tienen un hombre a diario en su vida. Primer paso, en el que de manera inscoscinte van quedando relegados. Niños y niñas, pero ellos, los chicos, son los que más notan la falta.
    Empieza la primaria, y de nuevo problemas por sexismo, las niñas tienen más derechos, que le pregunten a mi hijo y a todos sus compañeros, ellos estan seguros que como el 90% de educadores son maestras, estan apoyan y tienen más comprensión hacia las lagrimas de la niña que hacia la queja del niño. Como ha habido siempre, antes, mucha descriminzación hacia la mujer, ahora se ha pasado en algunos casos a otros extremos.
    Marisa, aqui no he oido nunca que haya problemas en los patios de colegio, eso sí, solo se puede jugar con pelotas de espuma.
    Recuerdo broncas en la puerta del colegio, por batallas con bolas de nieve, niños y niñas.
    La clase de deporte la tienen siempre por separado. No recuerdo como era en España, como intentaba escaquearme siempre…

      Citar  Responder

  59. El Extranjero

    Le Spleen de París (Charles Baudelaire)
    Traducción de Nydia Lamarque 1º edición, 1961, México, Editorial Aguilar.

    -Dime, hombre, enigmático, ¿a quién amas tú más? ¿A tu padre, a tu madre, a tu hermana, a tu hermano.?
    -Yo no tengo ni padre, ni madre, ni hermana, ni hermano.
    -¿A tus amigos?
    -Os servís de una palabra cuyo sentido desconozco hasta hoy.
    -¿A tu patria?
    -Ignoro bajo qué latitud está situada.
    -¿La belleza?
    -De buena gana la amaría, diosa e inmortal.
    -¿El oro?
    -Lo odio, como vosotros odiáis a Dios.
    ¿Pues qué es lo que amas, extraordinario extranjero?
    -¡Amo las nubes. . ., las nubes que pasan… allá lejos… las maravillosas nubes!

    L’Etranger

    – Qui aimes-tu le mieux, homme énigmatique, dis ?
    ton père, ta mère, ta soeur ou ton frère ?
    – Je n’ai ni père, ni mère, ni soeur, ni frère.
    – Tes amis ?
    – Vous vous servez là d’une parole dont le sens m’est
    resté jusqu’à ce jour inconnu.
    – Ta patrie ?
    – J’ignore sous quelle latitude elle est située.
    – La beauté ?
    – Je l’aimerais volontiers, déesse et immortelle.
    – L’or ?
    – Je le hais comme vous haïssez Dieu.
    – Eh ! qu’aimes-tu donc, extraordinaire étranger ?
    – J’aime les nuages… les nuages qui passent… là-bas…
    là-bas… les merveilleux nuages !

    Léo Ferré
    http://www.youtube.com/watch?v=rk1mO7gVHqs

      Citar  Responder

  60. Sap,

    Con José Migue Viñas se aprende de la mejor manera. Le escucho casi todos los sábados. También interviene en el programa de Pepa Fernandez, Manuel Toharia, hombre que cada vez me cae peor.Es que va de un listillo, le falta la humildad del Viñas.
    Mi ídolo de ese programa sin duda, Iñigo.

      Citar  Responder

  61. Fuera llueve a cántaros. Cae un palo de agua que dirian los venezolanos.
    Me gustan mucho las nubes, menos las que anuncian tormenta, que dicho de paso suelen ser las más espectaculares cuando se van formando.Como me dan tanto miedo los rayos y los truenos ya voy sabiendo de trayectorias y desarrollo.
    A mi darme agua temporal, así constante.Oir llover es todo un concierto.
    Nunca olvidaré la impresión que me hizo saber que no en todo el planeta se disfruta de este espectáculo de nubes. Cuando vino mi familia peruana, fue lo primero que les llamó la atenión Las nubes. No paraban de comentar y de hacer fotos y hablaban de las nubes en particular y su semejanza con tal cosa o animal. En Lima, me contaban, esta casi siempre nublado, el cielo por igual, con un color blanquecino, puede llegar a ponerse azul, pero sin nubes.
    Recibo a menudo fotos de la zona de Castilla donde nací, solo de los campos y el cielo, al amanecer y al atardecer. Me llegan al alma esos paisajes. Me veo muy pequeña, al limite donde pueden llegar mis recuerdos y estoy sentada mirando el cielo, sentada en una sillita al lado de mi madre y otras vecinas. O sentada en el bordillo de la acera, mirando la torre de la iglesia y viendo los vencejos volar como locos. No he visto nunca cielos más inmensamente azules. Y que me decis de las nubes bajas? Viví unos años en un pueblo de la Selva Negra y llegando el otoño desde la ventana me parecia que con solo alargar la mano podia tocar una de esas nubes que estaban jugando al escondite entre los abetos. Y pasar por el coche entre las nubes? La primera vez viví esta sensación en Galicia, sol, nubes, caballos salvajes. No hay espectáculo que me haga más impresión que este gratuito que nos ofrece la naturaleza. Me educó mi madre para asombrarme, para quedarme con la boca abierta ante tanta maravilla.
    Sí alguién no conoce un mundo fantastico, le recomiendo que asista a una mañana de sol, pero con temperaturas bajo cero, y que ese sol alumbre un mundo helado.

      Citar  Responder

  62. Modelar así versos, hidrógeno y oxígeno vaporosos, armónicas corcheas y semifusas o misterios e incertidumbres legendarios… son tareas un tanto laboriosas, completamente artesanales y absolutamente disfrutables.
    Será por eso que La forma va por dentro.

    ” […] En el espacio exterior no hay ni día ni noche. Y creó Dios el día y la noche, dice el Génesis: es de día en el lado de la nave en el que da el sol, y de noche en el contrario, y para que la temperatura solar no abrase a los astronautas la nave va girando despacio, en una rotación tan precisa como la de la Tierra o la de la Luna, para que el día y la noche se sucedan en torno a su forma cilíndrica cada pocos minutos.
    Como cada mañana me han despertado los trinos y los aleteos de las golondrinas, que tienen su nido de barro bajo el alero de mi balcón. Las oigo piar todavía en sueños, en el fresco de la mañana, cuando el sol todavía no ha llegado a la plaza y corre una brisa suave entre las ramas altas de los álamos, donde ha estallado desde que apuntó la claridad del día un gran clamor de gorriones. El aroma espeso de la resina y de las flores de los álamos entra en mi dormitorio por los postigos abiertos del balcón al mismo tiempo que el sonido de los pájaros. Esas golondrinas que llegan de África y que ocupan el mismo nido que dejaron vacío al final del verano pasado. ¿cómo encuentran sobre los campos y sobre los tejados el camino hacia esta plaza, hasta este mismo balcón? ¿Cómo encuentran los ingenieros aeronáuticos y las computadoras la trayectoria precisa para llegar desde la Tierra a la Luna? Me deslizo de nuevo hacia el sueño (…)
    Mientras los astronautas duermen en sus sillones anatómicos, atados (…) para que la falta de gravedad no les haga flotar en el aire, sensores adheridos a la piel de cada uno de ellos transmiten por radio a través del espacio vacío el número de sus pulsaciones por minuto y su presión sanguínea. Casi floto en una gustosa ingravidez sobre mi cama, todavía aletargado, escuchando los aleteos de las golondrinas contra los postigos del balcón, el piar de las crías que alzan los picos chatos y blandos para recibir el regalo sabroso de una mosca o de un gusano recién cazados. Las golondrinas cruzan con un silbido el aire de la plaza de San Lorenzo […] ”

    AMM
    “El viento de la Luna” (Seix Barral, 2006)

    ” Canto XII

    184. ‘¡Acércate a nosotras, generoso Ulises, gloria insigne de los aqueos! Acércate y detén la nave para que puedas oír a tu placer nuestra voz. Nadie cruzó jamás en su negro bajel sin que oyera y se deleitase con la suave y melodiosa voz que fluye de nuestra boca. (…)
    192. ‘Oyéndolas decir esto con tan hermosísima y dulce voz, me empujó tan vehementemente mi corazón a seguir escuchándolas que moví las cejas ordenando a mis compañeros que me desatasen; pero ellos, advertidos, se inclinaron sobre los bancos, remando aún con más ahinco. […] ”

    Homero
    “La Odisea”
    Ediciones Ibéricas, 1959

    ” VIII. Un gato que escucha

    […] Me perdí y llegué tarde. No porque me oriente mal, sino porque iba un poco sonada. La madrugada de aquel mismo día, al volver del Residuo, había empezado el cuaderno sobre Vidal y Villalba, y me había dado cuenta de que se abría un periodo –no sabía si largo o corto– en que el insomnio había vencido la cuesta escarpada de los misterios dolorosos para iniciar el camino florido de los gozosos.
    Cuando empezó a amanecer estaba tan espabilada que había tenido ánimos para recoger la cocina, la parte más fresca de la casa, limpiarla a fondo y habilitarla como despacho provisional. (…) Nunca se me había ocurrido escribir allí, me parecía un milagro verla despejada de chismes culinarios, convertidos en libros y carpetas, haber sido capaz de crear un espacio tan mío sobre la geografía de otro (…). Inventarle nuevas posibilidades era como acariciar a un enfermo abandonado y lograr arrancarle una sonrisa. […] ”

    Carmen Martín Gaite
    “Lo raro es vivir”
    Círculo de Lectores, 1996

    ” … Es capaz de parar el coche en el arcén de una autovía para no perderse la foto de un cúmulonimbo que le parece interesante … ” :)

      Citar  Responder

  63. Llevar una cámara siempre a mano me ha recordado la película Smoke en la que el personaje interpretado por Hervey Keitel hace cada día una fotografía de su calle a la misma hora y en el mismo ángulo. Siempre he querido hacer algo parecido pero no es fácil. La determinación es algo muy dificil de mantener.
    Hay un fotógrafo en Barcelona que cada día hace una foto de su ciudad y la cuelga en una página web donde todo el mundo puede elegir qué día hacía en una fecha determinada del pasado. Es muy interesante. http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/cazador-nubes-2579449

      Citar  Responder

  64. …un lujo.
    El estilo-dice-es escribir de tal modo que quien lea, piense”Esto no es nada, esto lo haría yo”.
    Las Nubes. Azorín. No se lo pierdan.

      Citar  Responder

  65. Las Nubes. Castilla. Azorín…Un monumento a la precisión y a la concisión.Un lujo,

      Citar  Responder

  66. A. Alba,
    .
    En el programa de RNE “No es un día cualquiera”, presentado por Pepa Fernández, colabora un meteorólogo divulgador (José Miguel Viñas) que ha hablado mucho y bien de ese Atlas.

    Tiene también una página muy interesante:
    http://www.divulgameteo.es/

    :-)

      Citar  Responder

  67. .
    Creo que fueron muy pocos los que se sustrajeron -una vez que las cámaras digitales se hicieron asequibles a todos los bolsillos- a fotografiar cielos llenos de diferentes celajes, el motivo perfecto, siempre cambiante y sorprendente.

    Descubrir que todos los colores posibles están contenidos en el cielo y las nubes, hizo que de golpe, quisiéramos atraparlos todos de manera gratuita, liberados de la limitación de un carrete.

    Luego se pasó la fiebre.

    :-)

      Citar  Responder

  68. Me alegro mucho querido Antonio de que haya aparecido ese “experto en nubes” que andabas buscando.
    Te envío un fuerte abrazo.

    Pedro Valverde.

      Citar  Responder

  69. Tal vez lo que vaya por dentro sea esa pequeña o gran sabiduría de los que saben lo que se hacen en us trabajo, en su proceso creativo o en su simple afición.

    Ya tardaba usted, don Antonio. En el instante anterior he dejado un enlace a uno de los últimos trabajos de Victoria Prieto.

    Saludos,

    AG

      Citar  Responder

  70. ¡Las maravillosas nubes! Dan título a la obra maestra compuesta por Django Reinhardt, cuya versión original se asomó a esta casa hace poco más de un año. Devenida un bello estándard de jazz, mi segunda versión instrumental preferida es la que protagoniza la orquesta de Michel Legrand, con el acompañamiento del violín de Stéphane Grappelli, que ya anduvo con Reinhardt en la época del jazz manouche y del quinteto del Hot Club de France. “Nuages”:

    http://youtu.be/YCZTpz9y8P8

      Citar  Responder

  71. Va Ud. camino de convertirse en una “delicatessen”, cultural lógicamente.
    “La forma va por dentro”, creo que lo que va por dentro es la idea.
    Reciba un fraternal abrazo.

      Citar  Responder

  72. Qué envidia, don Antonio, esa placer en descubrir el entorno, en sus infinitos matices, gozar del milagro de la existencia y del conocimiento, como Goethe o Einstein. Para mí es un ideal, pero las mezquindades del día a día, las pequeñas maldades, los sinsabores me aguan la fiesta, y paso más tiempo lamiéndome las heridas que admirando el cosmos. Lo dicho, cómo le envidio!

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *