Quien ama un idioma

Posted By on Nov 5, 2015 | 152 comments


En sus caminatas y sus divagaciones por Dublín Leopold Bloom lleva una patata en el bolsillo del abrigo, y la manosea como un talismán secreto. Yo creo que hay que llevar siempre, en vez de una patata, un libro, un libro breve o poco voluminoso que quepa en un bolsillo grande, un libro para leer en el metro o en el autobús o en la sala de espera o en ese rato que nos queda de sobra a los neuróticos que llegamos muy anticipadamente a una estación o a una cita, retales gustosos de tiempo en los que el libro nos regala su cercanía y su tacto.

Yo llevo estos días un libro perfecto para esa tarea, para esa compañía: Orquesta de desaparecidos, de Francisco Javier Irazoki. El libro es perfecto por su tamaño y porque está hecho de textos breves en prosa, ninguno de más de una página, algunos de unas pocas líneas. Es como un libro de memorias al que se le hubiera quitado el peso muerto de los detalles y las fechas, un diario en el que no hay constancia de los días desvanecidos, una crónica generacional sin narcisismo ni nostalgia, una rememoración lúcida y dolorida de los años del terrorismo, una celebración equilibrada del haberse ido y del regreso, del aquí y el allá y el ayer y el ahora. Y por supuesto, tal vez sobre todo, es una galería de desaparecidos, de gente borrada por la muerte o la ausencia. Y todo eso en apenas 120 páginas.

En algunas de ellas se expresan serenamente declaraciones de principios:

“En mi opinión, la búsqueda del malditismo es trivial, y sus simas presentan a menudo la forma de una mirada injusta. Disiento de quienes piensan que la calidad creativa es el fruto de alguna derrota íntima. He encontrado más profundidad en artistas que desde la lucidez resaltan la existencia”.

Entre algunos supuestos protectores del euskera no faltaron las desmesuras. Tachar los letreros viales escritos en español fue una de sus tristezas culturales preferidas. Con palabras borradas cerraron las mentes. Su desafecto hacia otras lenguas era la prueba de la insinceridad con que defendían la propia; vi que usaban esa aventura para llenar el vacío íntimo. Al cumplir años he perdido convicciones. Una de ellas sigue conmigo y sé que va a acompañarme hasta los últimos días: quien ama un idioma ama todos los idiomas”.

Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

152 Comments

  1. Sap,
    Pero es que el intento de huida, explicado en tres o cuatro párrafos, tiene su intriga y su miga: uno se pregunta: ¿Y al final va a conseguir escaparse? Primero se escapó del puerto de Alicante. Llegaron órdenes de detención a Vigo, pero llegaron tarde y finalmente en Las Palmas pudieron echarle el guate. A él, a Luis Ortuño y Pedro Penabad (se parecen a los estupendos nombres que colgaste el otro día), a su mujer y a una monja enclaustrada que también les acompañaba: Piedad Domínguez. La red de espías antifascistas que trabajaba en la embajada de Francia estaba dirigida por Luis Quintanilla y en ella trabajaba también Luis Buñuel.
    A García Atadel querían echarle el guante tanto unos como los contrarios. Mala cosa, el hombre había comprado todas las papeletas y al final le tocó. Intriga, espionaje, crueldad… vaya si hay una novela ahí. La historia en este caso, acabó bien.

      Citar  Responder

  2. .
    ¡Arrea, nuestro ammfitrión se encuentra en Polonia!, ahí mismo, en la habitación de al lado, que es como el Túnel del Tiempo… ¡tenemos alpiste nuevo en el comedero!

    :-)

      Citar  Responder

  3. Maties,

    Me he reído al recordar el trozo. Qué buena la Magnani.

    Gracias por el vídeo. :-)

      Citar  Responder

  4. Maties,
    .
    Hasta no hace relativamente mucho, aún se podía ver a Antoñita Colomé, una de las actrices de la peli de ayer –rutilante estrella (el adjetivo es excesivo para el casposo firmamento cinematográfico español) de los años 30 y 40–, paseando por su barrio, por la Triana a la que volvió, cargada de años y vestida con ropas que tuvieron su momento de gloria muchas décadas, lustros y quinquenios atrás… Consumida, un poco momificada, parecía nuestra local Gloria Swanson bajando las escaleras en el “Sunset Boulevard” de Willy Wilder, pero llena de simpatía.

    :-)

    Hermi,
    .
    Ejercicio espeluznante: teclear en el buscador de Google “Agapito García Atadell” y pinchar el cuadrito de “Imágenes”… El horror.

    Todo lo que rodea a un personaje así es pavoroso y atroz. Ahora me entero que el verdugo que lo ajustició se llamaba Cándido Cartón.

    :–/

      Citar  Responder

  5. Y otra oración en la que me quedé pensando es la de Gaspard: “La presentó Trapero (muy soso, no parecía argentino)”

    Pero esta no la voy a analizar en voz alta porque estoy más implicada. Sólo diré que se nota que Gaspard no me conoce; ni a mí ni a César Menotti (por poner sólo un ejemplo), que no es, como suponía Borges, un autor italiano.
    ;-)

      Citar  Responder

  6. PedroSS,
    En “Teresa Venerdì”, la comedia de enredos que citas, Anna Magnani interpreta el papel de una cantante de revista (!), amante del pediatra De Sica, y aquí ensaya a su modo una canción de Giovanni D’Anzio, “Qui del cuor”:
    http://youtu.be/PF9FH564ILA

      Citar  Responder

  7. albertiyele,

    Igual que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, detrás de todo gran profeta hay una gran exégeta. (El problema es que los sobrentendidos, cuando se explicitan, pierden su gracia.)

      Citar  Responder

  8. Me quedo pensando en una oración que escribió Zacarías: “los jóvenes de hoy ni siquiera pueden seguir menospreciando a los portugueses, porque el único portugués que conocen es Ronaldo”

    Marcada por el “ni siquiera” y por el “porque”, que como todas esas palabras a las que el diccionario otorga muy poco o ningún significado, a las que trata casi como adornos o como funcionales (para conectar, para enfatizar, para modalizar), terminan siendo en realidad la “sustancia” de la lengua, que generalmente se atribuye a los sustantivos o los verbos.

    Una oración llena de sobreentendidos y de implícitos: decir que los que hoy son jóvenes no conocen otro portugués más que Ronaldo es decir que los jóvenes de otro tiempo conocían a más portugueses (me permito dudarlo)), y que además aquellos que conocían los jóvenes de otro tiempo sí merecían menosprecio; no pueden menospreciar a los portugueses porque el único que conocen merece otra cosa que no es menosprecio (si no merece menosprecio será porque merece lo contrario; ¿admiración? ¿qué merece ese portugués que es Ronaldo que no merecen el resto de los portugueses?); y el “ni siquiera”: los jóvenes de hoy no pueden nada, por no poder no pueden “ni siquiera” ese lujo mínimo de menospreciar a sus vecinos portugueses, que se ve que era un placer, algo así como una ventaja por ser español: no podrían otras cosas, pero podían menospreciar a los portugueses, y ni eso ha quedado de la ancestral identidad hispánica. Una pena.
    :-)

      Citar  Responder

  9. ¿Dónde se ha metido Dios? Ya toca otra entrada.

    ¿No estaríamos mejor sin políticos? Del Todo para el pueblo, pero sin el pueblo se ha pasado: Todo para nosotros (los políticos) y al carajo lo que quiera el pueblo.

    Dice Mario Vargas Llosa: La patria es una casualidad sin importancia en la vida. (Una frase algo ambigua y muy contradictoria si imagino que hubiera nacido en Corea del Norte -qué alegría y alivio poder decir lo que me salga de las napias-).

    Qué silencioso está Domingo Glez. ¡Saluda!

      Citar  Responder

  10. Sap,

    Comentario
    Totalmente de acuerdo con estas reflexiones.En “Las bicicletas son para el verano “, rodada mucho después se ve el antes, el durante y el después de la guerra.
    Los diálogos y las situaciones de la película que comentas son muy distintos de lo que las películas de la Postguerra reflejarán.

      Citar  Responder

  11. @ Sap, La mirada melancólica,
    Espeluznante y realista reflexión. Cuando unos meses antes existía la alegría de vivir y los ecos del jazz se introducían en España. Hasta que llegó el comandantín (y sus adláteres) y mandó parar, y nos llevó a la gran carnicería. En el musical del hijo de Eduardo Marquina y co-escrito por Jacinto Benavente, adaptando una obra suya. Bailando a los sones de la Orquesta Moltó. “El bailarín y el trabajador”:
    http://youtu.be/U1HpoQNXgu4

      Citar  Responder

  12. Nosotros y ellos, los bárbaros.

      Citar  Responder

  13. La oveja negra,

    Para evitar eso, cualquier ley, puede uno hacer la maleta e irse a vivir a una selva virgen, que aún queda alguna. Así sólo tendrá que someterse a la ley de la selva. Pero hay que tener cuidado también con los reptiles, insectos, fiebres, etc.

      Citar  Responder

  14. Sap,

    Una reflexión muy parecida me hice viendo Nacida en viernes, comedia italiana al más puro estilo hollywoodiense, rodada en 1941 y dirigida por Vittorio de Sica, quien es también protagonista con, entre otros, Anna Magnani.

    Piénsese en lo que sucedió después hasta Ladrón de bicicletas o Roma, ciudad abierta.

      Citar  Responder

  15. Lo único que diferencia a un nacionalista de otro es la extensión de su territorio, porque las palabras son las mismas: ley , democracia, constitución, diversidad, proyecto integrador, libertad etc. Eso sí: su democracia, su constitución, su diversidad, su integridad, su libertad…bla bla bla.

      Citar  Responder

  16. Sap,

    Comentario

    Esa reflexión me la he hecho muchas veces y me resulta sobrecogedora. Quizás porque ese futuro inconcebible en el presente también puede estar acechándonos.

      Citar  Responder

  17. Sap,

    He sabido estos días de otro personaje de película guerracivilista leyendo el libro de Preston. Se trata de García Atadel. Era uno de los hombres al “servicio” de la República dedicado a buscar y encontrar, en las terroríficas noches de Madrid, quintacolumnistas y todo aquel que oliera a derechista. Pero en cuanto vio que se acercaban los de Franco quiso huir con tres maletas llenas de dinero y joyas robadas a sus víctimas. Partieron hacia Alicante con pasaportes falsos cubanos pretendiendo llegar a La Habana. Unas gestiones de Luis Buñuel y Luis Quintanilla (aquel del que hablé de los cuadros olvidados en Nueva York) hicieron que fuera detenido en Las Palmas. Posteriormente fue llevado a Sevilla donde lo ejecutaron a garrote vil en julio del 37.

      Citar  Responder

  18. .
    ¿Quién habrá sido el idiota que inventó lo de “desconexión”? Como si además tal acción solo funcionara en un sentido.

    Seguramente el mismo que ha popularizado lo de “Cataluña y España” y viceversa.

    :-/

      Citar  Responder

  19. .
    Ha sido visualmente curioso –eran muy interesantes los decorados art-decò– ver la película musical de esta noche en La 2 “El bailarín y el trabajador” de Luis Marquina, pues por ser de carácter coral, sobrecogía el corazón pensar que ninguno de los numerosos intervinientes tenían en la fecha del estreno (1 de enero de 1936) ni la más remota, ni la más repajolera idea, de que pocos meses después, y aún viviendo en el fragor de los tiempos convulsos y los pronunciamientos, España se iba a desangrar en una guerra civil de tres años.

    Viendo bailar y cantar a tantas muchachas juntas, el espectador se preguntaba, ¿cuántas de ellas murieron al poco tiempo, durante los meses del terror, o durante los bombardeos, o fusiladas o encarceladas? Pues allí estaban, bailando valses, tan felices, con sus vestidos de raso y con el pelo peinado en ondas al agua o a la permanén, abrazadas a elegantes caballeros que combatirían poco después, comidos de piojos, en inimaginables trincheras enfrentadas.

    :-/

      Citar  Responder

  20. ” … de las identidades colectivas … ”

    “[…] Parece más propio del ingenio el ser rápido e imprevisto, y más propio del juicio el ser lento y pausado. Mas el que permanece totalmente mudo si no tiene ocasión de prepararse, y aquel a quien el tiempo no ofrece la posibilidad de hablar mejor, son igualmente incapaces. Cuentan de Severo Casio que hablaba mejor sin pensárselo, que debía más al azar que a su diligencia, que beneficiábale que le contradijeran al hablar y que sus adversarios temían atacarlo por miedo a que la cólera redoblase su elocuencia. Conozco por experiencia esta clase de carácter que no puede sostener una premeditación vehemente y laboriosa: si no se embarca con alegría y libertad, no dice cosa que valga la pena. […]”

    Michel de Montaigne
    ‘Libro Primero – Capítulo X:
    Del hablar pronto o tardío’
    “Ensayos Completos”
    Traducción de Almudena Montojo
    Cátedra – Biblioteca AVREA (2014)

    ” … el pluralismo … ”

    “[…] Permaneció así sentado hasta el atardecer. La gente entraba y salía, pero él no se percataba de nadie ni nadie reparaba en él: era una sombra a la sombra de la estufa, con las manos apuntaladas con fuerza sobre la mesa. Todos lo olvidaron y nadie se dio cuenta cuando, en medio del crepúsculo, se levantó y, sigiloso como un animal, subió por el camino del hotel. Permaneció allí una o dos horas ante la puerta, sosteniendo respetuosamente la gorra en la mano, sin dirigir la mirada a nadie. Finalmente aquella singular figura que, rígida y negra, había echado raíces como un tronco de árbol ante la entrada iluminada del hotel llamó la atención de un botones, que fue a buscar al director. De nuevo una ligera claridad iluminó el sombrío rostro cuando lo saludó su lengua materna. […]”

    Stefan Zweig
    ‘Episodio en el lago Leman’
    “Der Amokläufer”
    Traducción del alemán de Joan Fontcuberta
    Acantilado – Quaderns Cremá (2012)

    Confiando y aprendiendo de los sabios…
    Se mueven montañas (…Welles dixit. Creo) :)

    *

      Citar  Responder

  21. Gaspard,

    El problema de la concepción esencialista de las naciones es que hoy las identidades son mucho más cambiantes y acuosas que antes, por eso las definiciones tradicionales quedan obsoletas enseguida. ¿Cuántos de los rasgos que le has atribuido a la nación española siguen vigentes para las nuevas generaciones de españoles? Pregúntales a los chavales de hoy si su españolidad sigue ligada a la religión católica, ya verás lo que te dicen. Los jóvenes de hoy ni siquiera pueden seguir menospreciando a los portugueses, porque el único portugués que conocen es Ronaldo.

    Las naciones modernas van cambiando su identidad y su significado simbólico. Hoy (y cuando digo “hoy” quiero decir precisamente HOY) la nación española y todos sus símbolos han adquirido un nuevo significado: la defensa de la legalidad, es decir, la defensa de la democracia. En el pasado, España y sus símbolos podían tener otros significados, pero los golpistas de Cataluña han hecho posible que la bandera española signifique hoy democracia. Nada tiene un significado en sí mismo: todo significa por oposición a otras cosas. Los secesionistas están dándole un nuevo significado a España: la adhesión a un proyecto de convivencia democrática de gente diversa. Es un proyecto cívico, no identitario. Los secesionistas van a conseguir incluso que algunos acabemos sintiéndonos orgullosos de España (por comparación).

      Citar  Responder

  22. La oveja negra,

    La única manera democrática de “desconexión” es la que contempla la Constitución. Que es la modificación de ésta con tres quintas partes del parlamento español, que es donde reside la soberanía de nuestro país.

      Citar  Responder

  23. La oveja negra,
    No soy nacionalista español. Soy español, a secas. Lo dice mi partida de nacimiento y mi carnet de identidad, al igual que el tuyo, presumo. Es así y es igual que te sientas orgulloso de ello o no. Y sí, deberías dar gracias a la Constitución, porque sin ella no existiría Cataluña como tal, con ese grado de autonomía. Y si valen 72 ¿por qué no valen 68? O ¿82? ¿Quién dicen cuántos valen para una declaración de independencia? Si te saltas la norma básica valen todas las normas que se nos puedan ocurrir. Y si vale cualquier norma es como si no valiese ninguna, que es el caos.

      Citar  Responder

  24. Hermi,

    Mi intención ha sido hablar de Simone Weil y de sus principios, vuelvo a repetirlos, de “rebelión contra el orden social, severidad respecto a los poderes y la elección de los pobres por compañeros”y lamentarme, ya que me parecen admirables, de que sean principios, tal como he dicho, que no veo florecer, ahora en los filósofos que se asoman a los medios de comunicación

    Eso es lo que he dicho y lo que ahora reitero

    Y añado, no es solo que no vea esos principios, sino que veo más bien los contrarios, es decir, apuntalamiento del orden social, seguidismo frente a los poderes y la eleccion de los ricos por compañeros

      Citar  Responder

  25. Habrá que dar las gracias a la Constitución por existir, si no es por ella no existiría Cataluña, Euskadi etc. En fin, que os cuesta a los nacionalistas españoles entender que exista gente que no quiera ser español y que de una manera democrática opte por ello.

      Citar  Responder

  26. Hermi, ¿Desde cuándo 72 parlamentarios sobre 135 son el 47%?

      Citar  Responder

  27. mgc,

    Quizá ha sido un error mío de interpretación a la vista de tu comentario “que los filósofos que ahora brillan en nuestros foros y que nos dan consejos (Y hay ironía -y mucha tristeza- en mi última frase, por si no se nota)” y sin duda por el día histórico que estamos viviendo con el tema del independentismo (o más bien día histérico como dice hoy Arcadi Espada en su columna).
    La dinámica a la que nos están llevando este 47 % de parlamentarios electos de Cataluña (que no olvidemos que lo son por existir la Constitución que nos dimos en su día) hará que después nos arrepintamos. Están frivolizando con algo muy serio porque al Estado no le queda más opción que la de intervenir. Y quienes sufrirán las consecuencias serán, como siempre, los de a pié. Los Pujoles y los Mases se irán a hacerle compañía a sus dineros en el extranjero, al igual que toda la burguesía catalana adinerada, pero quienes deberán partirse el cobre sobre el terreno serán los Mossos, los agentes del orden, los que dejarán de cobrar sus salarios, los que dejarán de cobrar sus facturas, los que verán cómo todo el paisaje se vuele gris y polvoriento. Y no solo para ellos, los catalanes que quieren y los que no, sino para todos los españoles. Siento de verdad si no era esa la intención de tu comentario pero hoy ha sido un día, más que histórico o histérico, un día muy triste para el país.

      Citar  Responder

  28. Una canción pre-feminista con el texto vulgar y corriente de una carta cuando no se tiene (o no se sabe) nada qué decir, de Jenkins/Mercer, que deviene hermosa por la línea melódica y por el ritornello eterno de la postdata. Diana Krall, “PS I Love You” (nada que ver con la canción homónima de The Beatles):
    http://letras.com/diana-krall/721398/

      Citar  Responder

  29. albertiyele, ya se estrenó en el Estado al Sur de los Pirineos, y dónde sino en San Sebastián, en el festival de cine, en una sección que muestra con varios meses de adelanto respecto del circuito comercial filmes galardonados en Cannes, Sundance, Berlín, Toronto, Venecia, etc. La presentó Trapero en persona (muy soso, no parecía argentino…), acompañado de los productores, los hermanos Pin y Pon Almodóvar. Es una película comercial, con tan buen ritmo (nada extraordinario a esta altura de la técnica cinematográfica), como poco profundidad (es un ciclo de cinco o seis barbaridades en apenas hora y media, que deja poco tiempo para pensar y “adentrarse” en los personajes y los acontecimientos), demasiado violenta, con tics comerciales de sexo y rock y textos explicativos sobre la dictadura (supongo que para aclarar al público extranjero, que se espera ingente, en especial en España), pero muy bien interpretada por Francella y el coro clánico de hdp que colaboran por activa o pasiva. Yo salí repugnado, pero la gente la aplaudió con vehemencia. Me pareció una oportunidad perdida, pero, como se ha visto al otro lado del Atlántico y supongo que se verá en España, tiene todo lo necesario para reventar la taquilla.
    En la misma sección del festival vi, también presentada por su director, ‘El hijo de Saúl’, de Laszlo Nemes. Ésa ya es otro cantar.

      Citar  Responder

  30. Gaspard,

    Comentario
    No, Gaspard, no vi todavía El Clan, que estrenan en el Estado de Aquí el próximo viernes. No sé si despertará el mismo interés y la misma curiosidad (me parece que un poco morbosa) que ha despertado en Argentina, donde prácticamente cualquier adulto recuerda los hechos, que causaron naturalmente enorme impacto.

    Algunas curiosidades: la jueza que intervino en la causa, allá por los primeros 80, y que entró a la casa del terror con las fuerzas policiales a liberar a la última secuestrada (y la única que sobrevivió), es la misma que ahora les toma declaración en España a las víctimas de la represión del franquismo. Y la misma que hace poco más de un mes protagonizó una noticia “de color” en los diarios españoles: en el aeropuerto de Barajas, cuando se volvía a Buenos Aires, se dejó olvidado en la bandeja del control un monedero con… 5000 eurillos en efectivo. Y se los robaron, claro. Pero, al contrario de lo que le hubiera pasado en su país (que es el mío), el ladrón fue rápidamente descubierto y el dinero le fue prolijamente devuelto.

    Sí empecé a ver una serie argentina, Historia de un clan, que trata el mismo asunto, producida por Sebastián Ortega (el hijo de Palito, aquel de “la felicidá ja jaja…” “un muchacho como yo…”, pero también de la preciosa “qué nos sucede, vida, qué, últimamente…”). La empecé a mirar porque un familiar mío, muy querido además, trabajó en la producción; pero la verdad es que me pareció tan brutal, tan groseramente repugnante todo, y sobre todo el lenguaje, que miré dos o tres capítulos y lo dejé. No sé si lo hicieron así a propósito, para provocar esa saruración de rechazo y hasta de asco en el espectador, pero en todo caso conmigo lo consiguieron: ni quise ni pude seguir mirando. Tiene, eso sí, buenas, algunas muy buenas, actuaciones y algunos detalles que es España pueden resultar al menos interesantes: uno de los protagonistas es el Chino Darín, el joven y buen mozo hijo de Ricardo; la madre de la familia macabra es Cecilia Roth; y uno de los personajes secundarios, que protagoniza una escena de sexo bastante fuerte para la tele, es la preciosa Laura Laprida, una de las hijas de una de las Trillizas de Oro, que en sus tiempos mozos fueron coro de Julio Iglesias. Los capítulos completos, que son once, se pueden ver en YouTube.
    Informe completo.
    :-)

      Citar  Responder

  31. Carlos,

    Carlos no se si viste la version cinematográfica que pusieron en La 2 hace un par de sábados : fantástica…

      Citar  Responder

  32. Contra Muñoz Molina

    “Con Antonio Muñoz Molina pasa algo que no es normal: todos le zurran. Estar en contra de él parece de buen tono. En estos últimos años he visto cómo le criticaban periodistas de derechas (incluso de ultraderecha) y escritores marxistas, y hasta alguno de centro. Se ríen de él los vanguardistas (¡sí, todavía hay vanguardistas!) y los modernitos; los frivolones que están de vuelta de todo y los tradicionalistas (¡también los hay!). Esta unanimidad pudiera ser el signo de que el criticado se lo merece. Pero estamos en España: si se le critica no es por sus defectos, sino por sus virtudes.”

    http://www.elespanol.com/opinion/20151108/77872228_13.html

      Citar  Responder

  33. Gaspard,

    La verdad es que yo no lo he leído, pues mi ignorancia del inglés es casi total. Si estuviera en latín o en euskera, ya sería otra cosa.., je, je.

    Pero vi a mi marido inmerso en él y pensé que te interesaría, dada tu admiración por el club

    Y ahora, viendo tu comentario sobre el NYT, me congratulo del envío. Me ha encantado

    :-)))

      Citar  Responder

  34. Hermi,

    No entiendo muy bien a qué viene ese enlace a mi nombre en tu explicación sobre la validez de la constitución y las leyes democráticas.

    ¿Es por mi cita de los principios de Weil, “rebelión contra el orden social, severidad respecto a los poderes y la elección de los pobres por compañeros”?

    ¿Por otro motivo?

      Citar  Responder

  35. Zacarías, que les den a los kurus, los wuchis y los kiwis, Zacarías. ¡Como si no tuviéramos otras preocupaciones, y ahora debiéramos liberar a esas buenas o malas gentes! Los salvajes solo me gustan en los museos. El Branly se inauguró hace ya unos años, siguiendo la senda del antropólogo Lévi-Strauss; allí se pueden ver máscaras, alfombras, ornamentación, armas y muchas más cosas de pueblos primigenios de todos los continentes. Cruzas el Sena por el puente de Iéna, subes las puñeteras escaleras de Trocadero (por la batalla gaditana) y el ala de Passy del palacio de Chaillot puedes visitar el recién reinaugurado Museo del Hombre. Entre otras atracciones -no me extiendo, porque ya me he extendido demasié…-, se ofrece al visitante un muro tapizado del que cuelgan lenguas de resina, que tiradas por una mano, accionan mensajes simples en simpáticos idiomas más o menos exóticos. La delicia de los pequeños.

    mgc, es normal que un diario como el NYT, cuya redacción está en manos de judíos, muestre admiración por razas análogas a los israelitas en arrogancia y sed de dominación…

      Citar  Responder

  36. Dani, no se me ocurre nada que añadir a lo ya apuntado, pero aprovecho para recomendar el visionado de ‘La Comuna’ de Peter Watkins, un documental de cuatro episodios de hora y media cada uno, disponible en YouTube en todas las versiones subtituladas en casi cualquier lengua, que cuenta aquella insurrección como si fuera transmitida por la televisión de nuestros días. Tiene momentos brillantes, como las retransmisiones de la Televisión Nacional de Versalles.

    albertiyele, la premiada con el Nobel de Literatura, la Svetlana (llamémosla así, porque el apellido tiene tela para ser deletreado), dice algo parecido, porque en una entrevista la semana pasada reflexionaba sobre el hecho de ser bielorrusa pero tener el idioma ruso como propio y los referentes literarios rusos como primordiales. En la misma entrevista aseguraba que si sus libros son tan sombríos, no lo son para deprimir a los lectores, sino que están escritos para dar cuenta del estado de las cosas en esa parte del mundo y algunas cuestiones más. La realidad es que a la altura de la página 505 de ‘El fin del hombre rojo’, a falta de 35 para terminarlo, lo dejé ayer, abrumado por tanto gulag, suicidio, guerras, vodka, golpes y demás barbarie. Cambiando de tercio, ¿has visto ‘El clan’ de Trapero? Me ocurrió algo parecido a lo del libro de Svetlana, acabé asqueado. Uno de los nietos con los que la vi la aprobó al final, aunque me dijo -su español es rudimentario- que no había entendido la mitad del vocabulario del otro lado del océano.

      Citar  Responder

  37. Carlos, de los argumentos del hijo de notario (San Fernando, no el otro) el que menos me convence es la distinción metafísica entre identidad política y cultural: por una parte, la nación cívica-política (España, claro), y por otra, las naciones étnico-culturales (los otros, porque los otros -como escribió aquel señor feúcho, filósofo aunque no hijo de notario- son el infierno). España es una nación étnico-cultural, basada en un territorio geográfico delimitado y estable en el tiempo (hasta que el glorioso procés modifique sus límites), con una población homogénea hasta hace poco (tanto que salvo en Madrid, Cataluña y Euskadi, en el resto del país los tatarabuelos del 90% de la población nacieron en el mismo lugar o casi, y hasta la llegada de inmigrantes en los 90 y 2000 en casi toda España todo el mundo llevaba siglos en el mismo pueblo), inspirada por una religión, la católica, ultramayoritaria tras la expulsión masiva de moros y judíos, y con un sentimiento de superioridad hacia los vecinos portugueses y de inferioridad hacia los franceses. Poco que ver con naciones cívicas como Estados Unidos, Argentina, Australia o en parte la revolucionaria Francia, excepcional en el Viejo Mundo, si se me permite. Una nación democrática joven, de base cultural, que intentó uniformizar lo poco que quedaba de diverso, hasta que llegó la libertad a fines de los 70. Toda nación, salvo contadas excepciones, es de base cultural, y sobre ella levanta una estructura política. La cuestión no es, creo, distinguir entre nación política y cultural, sino considerar la idoneidad, a estas alturas de la Historia, y con los costes que tiene, de un Estado para cada nación cívico-cultural. Lo que no acepta debate es el cumplimiento de la ley reformable: saltársela, anunciar el “salto”, convencer a unos de que así va a ser y a otros hacerles temer que de tal modo se procederá, equivale a El prucés de Kafka, por la aparente irracionalidad de unos señores monomaníacos que no se sabe cómo calculan, si es que no están del todo locos y ya no calculan nada.

      Citar  Responder

  38. mgc,

    Para evitar consejos, para evitar interpretaciones, para evitar qué leyes valen y cuáles no, para evitar doctrinas y adoctrinamientos, para evitar mentiras y demás peligros para la convivencia, valen las leyes democráticas, leyes de un gobierno dotado de una constitución y de unas instituciones válidas para hacerla cumplir.

      Citar  Responder

  39. Entre otros beneficios, ese libro de Pablo d´Ors -un novelista, por otra parte, muy interesante, creo- me ha hecho interesarme por Simone Weil, cuyos escritos, en su mayor parte. fueron publicados póstumemente por Albert Camus, que la admiraba mucho y que llegó a escribir sobre su obra filosófica: “desde Marx el pesamiento político y social no había producido en Occidente nada más penetrante y profético”

    Hay una buenísima biografía de Simone Weil, escrita por Simone Pétrement, que además fue muy amiga suya, y que cuenta cómo esta mujer, ya desde el instituto, desde los 16 años y a lo largo de toda su corta vida, tuvo muy claros sus principios y fue fiel a ellos en la teoría y en la práctica: “rebelión contra el orden social, severidad respecto a los poderes y la elección de los pobres por compañeros”

    Idéntico, pienso mientras leo, que los filósofos que ahora brillan en nuetsros foros y que nos dan consejos

    (Y hay ironía -y mucha tristeza- en mi última frase, por si no se nota)

    :-/

      Citar  Responder

  40. Yo últimamente tengo “Biografía del silencio”, de Pablo d´Ors, editado por Siruela, de libro acompañante en el bolso y en la mesilla de noche. Tal como enuncia en su subtítulo, es un Breve ensayo sobre meditación y, además, en mi opinión, un texto breve, sugerente y magnífico, ideal para ser tomado a pequeños sorbos.

    Está encabezado por un poema de Simone Weil:

    El deseo de luz produce luz.
    Hay verdadero deseo cuando hay esfuerzo de atención.
    Es realmente la luz lo que se desea
    cuando cualquier otro móvil está ausente.
    Aunque los esfuerzos de atención
    fuesen durante años aparentemente estériles,
    un día, una luz exactamente proporcional a esos esfuerzos
    invadirá el alma.
    Cada esfuerzo añade un poco más de oro
    a un tesoro que nada en el mundo puede sustraer

      Citar  Responder

  41. Carlos,

    Muy bueno. Llevo tiempo diciendo que la cosa no va a acabar nada bien.

    (¿Cuánto tardarán las huestes del Lado Oscuro en aparecer?)

    @Sap

    Excelente escrito. Enhorabuena por esa mezcla fabulosa de humor y verdad, al estilo de mi admirado Ramón de España (no te pierdas “El manicomio catalán”), con lo difícil que es hacer humor de esta plaga.

      Citar  Responder

  42. PedroSS, y sospecho que también es el autor más veces llevado al cine (sin contar a Conan Doyle y Agatha Christie).

    Ahora está emitiendo la serie La Cúpula, también basada en uno de sus libros (hasta hace un cameo en uno de los episodios). Espero que el final lo cambien, porque el del libro es una chorrada.

    Uno de los libros que más me ha inquietado de Stephen King es Cujo, una madre y su hijo se quedan encerrados en su coche asediados por un enorme perro con rabia. Terminas sintiendo claustrofobia.

      Citar  Responder

  43. Sap, qué suerte tienes con tu hijo. Yo he intentado inculcarle a mi sobrina el gusanillo de la lectura, pero no ha habido forma. Le he regalado decenas de libros, pero el único que recibió con palmas y saltitos fue uno sobre trucos de maquillaje. Tenía 8 años. Ya marcaba maneras.

    Y es una pena porque se le da bien relatar historias y es muy inteligente. Un día del año pasado volvió muy contenta a casa: su profesor de lengua la había castigado porque estaba convencido que ella no había escrito un cuento que les puso como deberes. Lo consideró un halago involuntario.

    Ahora andan estudiando El Cantar del Mio Cid, animalicos.

    :-)

      Citar  Responder

  44. An evening with Dave Grusin es un buen espectáculo nusical dirigido por el eximio músico de jazz y autor de bandas sonoras, además de pianista, con la colaboración de la Orquesta Mancini y de muchos nombres del gremio. Os aconsejo, entre otros, su versión de dos notables piezas de WSS/Bernstein: Cool (1’55) y America (53′):
    http://youtu.be/-869uVXGIYE

      Citar  Responder

  45. Sap, y luego cantaremos aquello de…
    “Quien cada nueve de noviembre
    Como siempre sin tarjeta
    La mandaba un ramito de violetas…”

    https://youtu.be/aPvxRduTP58

    ¿Será el Estado de Aquí ese marido que era el mismo demonio?
    ¿O será aquel que tanto la estima?

      Citar  Responder

  46. .
    Por mi parte –por la de otros, seguro seguro seguro que no– espero que mañana 9 de noviembre no se convierta en una de esas fechas sobre la que muchos años después se siga preguntando, “Oye, ¿dónde estabas tú (o qué hacías tú) el 9 de noviembre de 2015?”, como se hace al recordar la muerte de Franco o el golpe de Tejero.

    La táctica empleada es tan simple como efectiva: la provocación. La descarada y programada provocación.

    Recuerdo que apenas acabado el escrutinio de las pasadas elecciones catalanas, el propio dirigente de las CUP, el tal Antonio Baños, salió en la tele manifestando que los resultados insuficientes hacían inviable una declaración unilateral de independencia. Pero, quieto-ahí-parao, en cuanto se anunció que habría elecciones generales para el 20 de diciembre, todos estos insensatos se han desdicho.

    Y lo harán, claro que lo harán (la proclamación), con la esperanza de que el gobierno –este gobierno inepto, tan poco acostumbrado a cumplir y aplicar la ley– la aplique por esta vez: derogación de la autonomía catalana, detención de Forcadell, etc. ¡Los provocadores deben jadear de gusto, suspirar de deseo porque esto suceda cuanto antes, ya que tendrá como consecuencia soliviantar al electorado y ganarlo para la causa secesionista con ayuda de la horda! ¡Es tan fácil!

    Hecho esto, los partidos independentistas, ganarán por amplia mayoría en Cataluña en las próximas elecciones de diciembre, vendrá otra temporadita de blablablá blablablá y de nuevo, sus dirigentes seguirán presionando, provocando, asistidos ahora de “razón democrática” y con motivos suficientes para ver cumplidos sus sueños más húmedos. En los que no quiero pensar.

    (Análisis político patrocinado por zapatería “La Tórtola”, especializada en babuchas de paño a cuadros).

    :-/

    María,
    .
    En efecto, Bluedy Mary, los arces están bastante chuchurríos ya. Para otra vez, pásate una semanita antes… Aunque, ¡qué esplendoroso veranillo de San Martín estamos gozando! Hasta los cerdos deben estar contentos bajo este sol y este cielo difícilmente azul novembrino.

    :-)

      Citar  Responder

  47. Dani,

    Comentario
    Donde escribí “depresión” quise escribir “represión”. El hecho, el levantamiento, es histórico (y terrible, por cierto), y por lo que me voy acordando entre los líderes de la revuelta había, como en todo el territorio entonces, muchos inmigrantes, españoles entre ellos, claro.
    Y te dejo el enlace
    http://youtu.be/kO4lpcLATJI

    Aunque no sé la calidad de la versión youtubesca.

      Citar  Responder

  48. La fila de arces jóvenes en la mediana de una avenida próxima que citaba nuestro anfitriomm hace unos días:
    http://oi66.tinypic.com/2ykyp7b.jpg

    Aunque la llamarada ya está bastante sofocada :(

      Citar  Responder

  49. Carlos,
    .
    El mundo como perpetuo patio de colegio donde los humanos interactuamos, no me parece una imagen muy descabellada.

    “Que lo que nos une sea más fuerte que lo que nos separa y que la diferencia sea más valiosa que lo uniforme” (escrito en latín, claro), sería un buen lema para el escudo de este país y que propongo al Gabinete de Heráldica de Massachussets, pero tal vez un poco largo. Habría que replantearse su diseño o sintetizar la frasecita, como en el chiste del que se tatuó a lo largo del pene la palabra Renopla.

    :-)

      Citar  Responder

  50. Dani,

    Espero que el libro de Hoggart te guste, yo lo leí en inglés y me gustó mucho, además es autobiográfico; Hoggart venía de orígenes muy humildes y llegó a profesor de universidad. Varias de las historias que cuenta las he vivido en mi barrio, también.

    Gracias por la recomendación musical, la música clásica es una gran desconocida para mí.

    Aunque muy trilladas, dos obras maestras de Glenn Gould: Las Variaciones Goldberg 1, 2 y 3, y esa barbaridad que es el Concierto número 5 de Brandemburgo:

    https://www.youtube.com/watch?v=9aqRaGLea-g

    https://www.youtube.com/watch?v=jmeTZ8aNr1M

      Citar  Responder

  51. Comentario
    albertiyele,

    ¡Mil gracias!

    Como diría Carlos, consejos como el tuyo son las razones que hacen de este lugar algo diferente al resto.

    Ya te diré qué me pareció.

    Saludos y gracias,
    -dani

      Citar  Responder

  52. Sigo pensando en este asunto de las mentalidades o las “visiones del mundo” que se reflejan en la lengua, y de alguna forma se imponen también con ellas. Creo que uno de los aspectos que no tenemos en cuenta es que en zonas muy cercanas donde se hablan lenguas diferentes es casi natural que esas mentalidades sean muy parecidas. Hablantes de distintas lenguas que sin embargo tienen en común el mismo clima, los mismos usos sociales, la misma religión, la misma o muy parecida gastronomía, los mismos vaivenes políticos y económicos durante siglos, es casi natural que reflejen mentalidades muy parecidas, si no incluso casi idénticas, muy difíciles de distinguir. Si encima esas dos lenguas que hablan tienen un origen común, una raíz única de la que ambas derivan y que han llegado hasta aquí a través de una larguísima y lentísima evolución, y además en la práctica conviven y han convivido durante siglos, creo que las diferencias de mentalidades quedan tan limadas que sólo las podría distinguir alguien que mirara muuuuuuuy de cerca, muy en el detalle más nimio.

    Otro tema interesante es qué pasa con esas lenguas “hermanas” en las zonas de frontera. Qué pasa con el portugués y el castellano en las fronteras de Argentina, Uruguay, Brasil; qué con el italiano y el francés en Niza (que fue italiana hasta no hace tantísimo; de hecho en Niza nación nada menos que Garibaldi); o qué en las zonas de España en las que históricamente han convivido el catalán y el castellano o el castellano y el galaico-portugués (en el Bierzo o en Cantabria ya “se nota” el gallego en el uso de los pronombres, por ejemplo); en esta isla mía se nota la mezcla en “errores” en ambas lenguas, que se intercambian y se mezclan de manera absolutamente natural entre los hablantes.

    La política, por supuesto, es otra cosa.

      Citar  Responder

  53. Dani,

    Comentario
    No es un libro sino una película, y ya viejísima, lo primero que me viene a la cabeza. Relata un levantamiento obrero y su consabida depresión ocurridos en la Patagonia argentina en la década del 20, y por lo que me acuerdo (hace años que no la veo) estaba bastante bien hecha. Se llama La patagonia rebelde; supongo que se debe poder encontrar completa en YouTube.

      Citar  Responder

  54. Comentario
    PedroSS,

    Gracias por los consejos, PedroSS.

    El de Richard Hoggart tiene un pinta muy buena. Me lo he descargado en el Kindle (qué titulo tan distinto en inglés: The Uses of Literacy) y también dos clásicos: The Condition of the Working Class in England, de Friedrich Engels, y The Making of the English Working Class, de E.P. Thompson.

    Me tumbo en el sofá a leerme el primero (que según Kindle me llevará 7 horas 42 minutos en 397 páginas, así que pienso que mañana ya lo he terminado y te puedo dar mi opinión).

    De nuevo gracias,
    -dani

    P.D. Y a modo de regalo musical (no sé si te gustará la clásica) una sinfonía maravillosa del francés Chausson, https://www.youtube.com/watch?v=KGkne94f9r0 y que lamentablemente, en esa locura mahleriana que no dejar el bosque, lleva muchos años sin representarse en Madrid. De hecho, y tirando de hemeroteca ABC, creo que la última vez fue el 31 de enero de 1981 (no tenía ni tres años cumplidos) dirigido por un supongo también joven James Conlon (grandísimo director), que sí ha vuelto bastantes veces más a España.

    El ultimo movimiento invita a poner la música a todo volumen, subirse a alguna mesa baja a modo de púlpito y, a tres minutos del final, extender los brazos en éxtasis, como si fueras director por un instante. Luego bajar, con cuidado, y volver al mundo real.

      Citar  Responder

  55. Dani,

    Hay un libro estupendo, de entrada centrado en Inglaterra, pero bastante extrapolable, que es La cultura obrera en la sociedad de masas, de Richard Hoggart. Aunque trata más del aspecto social y cultural, de hará más de medio siglo, es una delicia y creo que te vendría muy bien.

    Tienes disponible la introducción aquí:

    http://perio.unlp.edu.ar/catedras/system/files/hoggart._quienes_constituyen_la_clase_obrera.pdf

    Quizá esta búsqueda bibliotecaria pueda servirte para orientación y punto de partida:

    http://brumario.usal.es/search~S6*spi/?searchtype=d&searcharg=movimiento+obrero&searchscope=1&SORT=DZ&extended=0&SUBMIT=Buscar&searchlimits=&searchorigarg=Xmovimiento+obrero%26SORT%3DD

      Citar  Responder

  56. Charly,

    “Yo opino que la traducción es imposible. […] esos conceptos no se pueden describir adecuadamente en español”.

    Claro que se pueden describir o explicar. Otra cosa es que, además de describirlos o explicarlos, haya que hacerlo en líneas de once sílabas con rima y en forma de soneto. Ahí está la dificultad. Los conceptos se pueden explicar en cualquier lengua: el problema es que la explicación te quede formalmente tan bonita como el original.

    “Tengo en casa dos traducciones del Tao te king. Y parecen libros diferentes. Me cuesta encontrar dos párrafos en los que yo entienda lo mismo.”

    Esto no es un “problema” la traducción. Esas distintas versiones no surgen por posibles desfases interlingüísticos, sino porque existen varias interpretaciones de un mismo libro. Si leemos uno de esos poemas minimalistas de Valente, seguro que cada uno de los que estamos aquí lo interpretaríamos de forma distinta (es decir, lo “parafrasearíamos” de forma distinta). Aunque el poema de Valente esté escrito en nuestra lengua materna. También para los chinos el Tao Te King tiene muchas interpretaciones, aunque lo lean en chino.

    Y ahora ya sí que he terminado. Buen fin de domingo a todos.

      Citar  Responder

  57. Se envió el comentario a medio redactar. Por cierto, la cita de Chomsky acaba en “marginales”.

    Bueno, a lo que iba es que para nada estoy de acuerdo con esas teorías según las cuales hablar en uno o en otro idioma cambia el carácter de las personas, o la percepción de la realidad, etc. Creo que es una zarandaja. La realidad es la misma y los idiomas (todos ellos) se limitan a trasponerla en palabras.

    Los lingüistas niegan la existencia de frases intraducibles. Podrá haber algún matiz que se pierda (“traducere est tradere” etc), pero lo esencial de una frase siempre es trasladable a otra lengua.

      Citar  Responder

  58. El lingüista estadounidense Noam Chomsky dice que “existe un único lenguaje humano, con variedades meramente marginales.

    Es cierto, porque el lenguaje pertenece a la biología (naturaleza), mientras que las lenguas pertenecen a la cultura.

    Existen sustantivos porque en la realidad hay cosas; existen verbos porque en la realidad hay acciones; existen adjetivos porque las cosas tienen cualidades; existen adverbios porque las acciones pueden realizarse de distintos modos. Etcétera.

    Me sorprende sobremanera cuando alguien se extraña de que algunas lenguas no tengan pasado, o futuro, u otro tiempo verbal. Es una tontería, pues por ejemplo en inglés no tienen propiamente futuro o condicional, pero se apañan perfectamente anteponiendo al verbo las partículas “will” o “would”, como todo el mundo sabe.

    Y lo mismo en los demás idiomas.

    En griego preclásico había tres números: singular, dual y plural. Se perdió el dual y no pasó nada.

    En inglés tienen palabras distintas para los dedos de las manos (fingers) y los de los pies (toes). En español es la misma palabra, pero no por eso nos confundimos. Simplemente añadimos “de la mano” o “del pie” cuando puede haber confusión.

    El español es una de las pocas lenguas que tienen tres demostrativos (este, ese y aquel). Las demás lenguas sólo tienen dos, y aun así se apañan perfectamente añadiendo cualquier otro elemento diferenciador.

    Son sólo unos ejemplos.

      Citar  Responder

  59. Charly,

    “me gustaría ver cómo se las apaña esa gramática universal para explicar la estructura profunda del español y del chino”

    Se las apaña muy bien porque, por muy llamativas que sean las diferencias superficiales, en todas las lenguas acabamos diciendo lo mismo. No sé cómo se dirá en chino “Fulanito ha roto el jarrón”, pero la estructura eventiva que subyace en esta oración es la misma para todas las lenguas:

    [x CAUSAR [y PASAR A ESTAR [roto]]

    donde x es Fulanito e y, el jarrón. Si en lugar de romperlo, lo ha arreglado, entonces en lugar de rellenar el slot del ESTADO con la palabra “roto”, utilizaremos la palabra “arreglado”. Con unas cuantas estructuras eventivas similares a la anterior, podemos explicar la sintaxis profunda de todas las lenguas.

    Estas estructuras no son muy numerosas porque nuestro cerebro es bastante limitado, pero ha sabido contrarrestar esta limitación con una artimaña muy astuta: el principio de recursividad. Podemos combinar y aplicar una otra vez las mismas estructuras en una misma oración de forma muy variada (por eso las oraciones en las novelas de nuestro anfitriomm son tan largas y, aparentemente, tan variadas).

    Evidentemente, cada lengua tiene sus reglas “transformacionales”; es decir, sus reglas para transformar la estructura mental anterior en una oración concreta. Al aplicar estas reglas es donde empiezan a surgir las diferencias. Por ejemplo, hay lenguas “pro-drop” (pronoun dropping) que “dejan caer” el sujeto porque no lo necesitan (como el español: podemos decir “ha roto el jarrón” si ya sabemos que ha sido Fulanito). Pero hay lenguas “no pro-drop” (como el inglés o el francés), que tienen que rellenar forzosamente la posición del sujeto, aunque sea metiendo un pronombre (los pobrecitos hablantes de estas lenguas incluso tienen que meter un pronombre para decir algo tan simple como “llueve”: “it rains” o “il pleut”: pregúntales a qué se refieren con “it” o con “il”, ya verás que respuestas tan curiosas te dan). Hay lenguas que ponen los complementos detrás del verbo (“lenguas SVO”, sujeto-verbo-objeto) y otras que los ponen delante (“lenguas SOV”, sujeto-objeto-verbo). Pero no te dejes engañar por estas diferencias superficiales: en el fondo todas acaban diciendo lo mismo. Por eso todo lo que se dice en una lengua puede traducirse en cualquier otra.

    (ahora sigo con tu argumento sobre la imposibilidad de la traducción)

      Citar  Responder

  60. Charly,

    “existen realidades fuera de esa conceptualización, pero el mero hecho de no poder nombrarlas hará que los hablantes de dicha lengua experimenten en menor grado dicha realidad”

    No niego la lógica de este argumento, pero el caso es que esta teoría no funciona. Te pondré uno de los ejemplos clásicos para desmontar las teorías de Whorf. Cuando a un hijo se le muere un padre, decimos que es huérfano. ¿Pero cómo llamamos a un padre que ha perdido a su hijo? A diferencia de otras lenguas, en español no tenemos una palabra propia para nombrar ese estado en el que quedan los padres cuando se les muere un hijo. ¿Podríamos concluir que los padres españoles “experimentan en menor grado dicha realidad” por el hecho de que en nuestra lengua no haya una palabra exclusiva para hablar de ella?

    (ahora sigo contestando otros de tus argumentos)

      Citar  Responder

  61. Sap, hablando de los pelapollos, ayer me acordé de los que mantenemos aquí con cierta periodicidad. Estuve viendo El Nombre en el teatro Alcazar de Madrid (http://www.gruposmedia.com/cartelera/el-nombre/). El guión original creo que es francés y que lo ha adaptado Jordi Galcerán (quién si no!) al castellano (español?).

    A parte de troncharme de risa (es divertidísima) pude ver comprobar una vez más el parecido de todas las trifulcas. Allí aparecen muchas de las personalidades y situaciones que tanto nos entretienen aquí: el facha que con frecuencia es más razonable de lo que parece, el progresista que todo lo sabe y que explota violentamente en cuanto le llevan la contraría, el beatífico ser que se sitúa por encima de todas las discusiones y solo aprecia el buenrrollismo, la política que todo lo empapa… está todo.

    Como cabría esperar al final la conclusión es que lo nos une debería prevalecer sobre lo que nos separa. Muy parecido a lo que aquí pasa.

      Citar  Responder

  62. Charly,
    .
    Supongo que las razones que alegas en un mensaje tan agradable como el tuyo son las que la mayoría de los habituales arguyen para permanecer aquí: ambiente en general relajado y respetuoso (aunque, ojo, de vez en cuando una montonera/pelapollos viene muy bien, es terapéutica y ayuda a conocer de qué pie cojeamos), aprendizaje e intercambio de información; todo bajo la advocación y protección de las hirsutas barbas de nuestro titular.

    Tu mensaje es de los que hacen sentir bien, así que prodígate un poco más, hombre.

    Ayer noche también me hizo sentir bien la película de Woody Allen “Conocerás al hombre de tus sueños” (2010), comedia agridulce que gira, a mi modo de ver, en torno a los conflictos que provoca la inmadurez cuando el azar hace travesuras. Como incondicional, el solo hecho de ver en la pantalla los rótulos blancos de letra Windsord sobre fondo negro y musical –en este caso una pieza de Boccherini y una versión de When You Wish Upon A Star–, ya me hace experimentar un inmediato bienestar y es cuando pienso: de Woody Allen, lo que me echen.

    :-)

      Citar  Responder

  63. Quería pediros un favor: para el libro que estoy escribiendo, me vendría muy bien leer algo sobre el movimiento obrero. ¿Me recomendáis alguna obra? Os lo agradecería mucho, y más si se tratara de un manual que no se centrara exclusivamente en un país (Inglaterra, Francia, o España) sino que hablara de los distintos fenómenos de lucha sindical, derechos de los trabajadores, huelgas, represiones, etcétera ocurridas en el mundo.

    Muchas gracias,
    -dani

      Citar  Responder

  64. Comentario
    Charly,

    Carlos:

    Hubiera suscrito todas tus palabras, ¡e incluso hecho también las etapas del Camino!

    Sobre la dificultad de la traducción, leí en un libro de Semántica (de John I. Saeed, un manual universitario perfecto para adentrarse en la materia) dos ejemplos de relativismo lingüístico que me parecieron muy interesantes, porque habla de una misma experiencia tratada en distintos idiomas.

    Uno de ellos son los colores. El rango del inglés purple no es el mismo que el del francés pourpre.

    Otro ejemplo: en inglés para vestirse se suele decir put on, o si estás en Buckingham Palace y la Reina te pregunta si ya te has cambiado, puedes usar don, algo en desuso. Pero resulta que en otras lenguas, como el coreano o el japonés, hay un verbo por cada parte del cuerpo. Este punto lo demuestra E.V. Clark en un documento (1983) pero también me lo confirmó una vecina japonesa con la que charlé de este asunto sacando nuestros perros. No hay nada como tener un animal doméstico para aprender de todo.

    Un abrazo.

      Citar  Responder

  65. Zacarías,

    Comentario

    Este es un tema muy discutido en el blog, pero es que da mucho juego.

    A mí, de forma quizás irracional, me parece tan obvio que un idioma impone una visión del mundo, una conceptualización tan particular, que no acabo de entender que se niegue de forma radical.

    Evidentemente, existen realidades fuera de esa conceptualización. Pero el mero hecho de no poder nombrarlas hará que los hablantes de dicha lengua experimenten en menor grado dicha realidad, especialmente si se trata de realidades conceptualmente complejas, que involucran la corteza cerebral.

    El experimento de los colores que citas me parece desafortunado. La parte del cerebro que se ocupa de percibir los colores se denomina con frecuencia cerebro reptiliano. Muy alejado de la parte del cerebro donde se aloja el lenguaje.

    A día de hoy se acepta la hipótesis de que el cerebro humano ha evolucionado de manera que el lenguaje aparece como consecuencia de la funcionalidad del cerebro. Parece muy razonable. De ahí a concluir que existe una gramática universal capaz de explicar la estructura de todas las lenguas, me parece que hay un abismo. Desde mi absoluta ignorancia en este tema, a mí me gustaría ver cómo se las apaña esa gramática universal para explicar la estructura profunda del español y del chino, por ejemplo.

    Yo opino que la traducción es imposible. Imposible en el sentido de trasmitir el mismo mensaje, las mismas sensaciones, etc. en hablantes de distinta lengua a partir de un texto escrito en una de ellas. A mi entender, existen aproximaciones más o menos felices, sobre todo entre lenguas cercanas, como el francés y el español. Ya me parece más difícil entre el inglés y el español. Y prácticamente imposible ente el chino y el español. Tengo en casa dos traducciones del Tao te king. Y parecen libros diferentes. Me cuesta encontrar dos párrafos en los que yo entienda lo mismo. Lo mismo pasa con el griego antiguo. Simplemente, esos conceptos no se pueden describir adecuadamente en español. Y me parece que el motivo principal es que desconocemos lo que esos conceptos significaban para los antiguos griegos.

    También creo que se puede amar una lengua y no estar de acuerdo con su cosmovisión. Cualquier lengua aporta una manera diferente de ver el mundo. Y esto, en nuestra cultura occidental, cada vez más estrecha de miras, me parece una riqueza que no deberíamos perder.

    Por lo demás si quería decir que este blog es una de las pocas cosas que leo que no sean libros impresos. Los motivos son varios. En general, el ambiente es cortes y amable. Se aprenden muchas cosas y se leen puntos de vista diferentes sobre temas de interés. Y también es divertido.

    Probablemente, lo que más valoro es la tranquilidad que se respira. Prácticamente todos los medios se empañan en crispar a sus lectores. Todos los años, al llegar Agosto, dejo de leer la prensa, escuchar la radio, leer periódicos digitales, etc. Como higiene mental. Este año tuve la suerte de realizar las últimas catorce etapas del Camino de Santiago en compañía de mi hijo. Cuando terminé. me encontraba relajado como nunca la había estado. Y decidí que no iba a permitir que los medios me robarán la sensación de paz que disfrutaba. No volví a leer ningún periódico hasta pasadas las elecciones catalanas, y empecé solo con los titulares. Un periódico digital, por cierto. Y este bolg, que ahora he vuelto a leer a diario.

    De modo que mi agradecimiento al anfitrión por crear este remanso de paz y a los que participáis asiduamente en él. Yo participo poco porque soy muuyyyy vago. Y tampoco tengo tanto que decir, la verdad.

    Un saludo y feliz domingo,

    Carlos

      Citar  Responder

  66. De los cientos de canciones que compuso y cantó el borinqueño Bobby Capó, el autor de Piel Canela y El Bardo, esta fue especial por razones sentimentales. Antonio Machín canta “Fiel amigo”:
    http://youtu.be/1_ZPsWDYV1I

      Citar  Responder

  67. BK,
    .
    No he leído tanto de Stephen King como he visto películas basadas en sus libros, pero de entre ello destaco –aparte de “In his own write” que me regaló Paco– dos novelas: “It” y “Un saco de huesos”. Perfectas de ritmo e intensidad; en la segunda, incluso, experimenté un poquito de miedo y todo. Mi hijo sí que es un verdadero forofo del loco de Maine.

    (Mi navaja multiusos incluye un destornillador de punta de estrella. Ah, y otro cacharrín que ya llevo siempre en la mochila es un pendrive… ¡nunca se sabe en qué ordeñador ajeno se puede conseguir material interesante! Si es por precaución, solo me falta cargar con una escopeta porque tampoco se sabe dónde va a saltar la liebre).

    :-)

      Citar  Responder

  68. BK,

    Creo que Stephen King es uno de los autores mejor llevados al cine. Aun no siendo aficionado del género, “Carrie” me encantó y “Salem’s Lot” también.

    Y sin olvidar “Misery”.

      Citar  Responder

  69. En estas cuestiones siempre l@s hay que, ni siquiera por equivocación, dejan de defender las consignas del Lado Oscuro.

      Citar  Responder

  70. BK,

    “Mientras escribo” es el único libro que he leído de Stephen King. Me gustó mucho, mucho y me reí mucho, mucho.
    La verdad es que nunca he sido aficionado al género de terror en la literatura. Curiosamente, ahora que lo pienso, sí he visto muchas películas de terror. Supongo que algún día le echaré el ojo a alguna de las novelas de King.

      Citar  Responder

  71. Carlos,

    Efectivamente: en el anterior, el siguiente, el de más allá y este. En todos digo lo mismo con argumentos y ejemplos, que poco pueden hacer contra los prejuicios del radicalismo ideológico, dicho sea de paso.

      Citar  Responder

  72. El idioma cuya sonoridad más me chirría es el tailandés. Aunque dice mi hermano mayor (viaja mucho y ha estado por aquellas latitudes más de una vez) que en cuanto llevas dos semanas escuchándolo, lo que te termina resultándote estridente es la rudeza del resto de idiomas. Hasta su alfabeto es la mar de extraño, parece sacado de los sueños rosa de una adolescente enamorada.

    https://www.youtube.com/watch?v=6-NbywEJBbc

    Ojo a los machos alfa: la cantante es un nene.

      Citar  Responder

  73. Diego Ariza, me acabo de dar cuenta de que había interpretado mal tu comentario anterior. Lo que decías es que el hecho de que se siga permitiendo que el Corte Inglés (o Burger King) siga usando su nombre en el exterior de sus locales es una prueba de que la libertad lingüística que se vive en Cataluña.

      Citar  Responder

  74. Sap, en el bolso llevo cosas más o menos necesarias. Uno de los destornilladores me fue muy útil para escapar de un baño público en el que me quedé encerrada. Antes también llevaba un cúter, de esos enormes que entran escalofríos cuando sacas la cuchilla, pero un segurata de Hacienda me dijo que no están permitido llevarlos encima (¡!).

    O.O <———- muñequito ojiplático

      Citar  Responder

  75. CPAMM, ooooooooooh, increíble el archivo literario que tenéis de nuestro Ammfitrión en el CPAMM. ¿Tenéis un archivo igualmente cuantioso de reliquias físicas? ¿Siete u ocho docenas de sus dientes de leche?

    Me ha gustado mucho leer el artículo de El País. Creo que se me pasó cuando se editó. Muchas gracias.

    A mí también me gustó mucho Mientras escribo, uno de los primeros libros que publicó Stephen King después de su accidente de tráfico (animalito, casi la palma). Pero hay que recordar que nuestro Ammfitrión se dio por vencido con 22/11/63.

      Citar  Responder

  76. Carlos,

    Sí, yo también creo que no tiene sentido polemizar por una cosa que solo está en la imaginación de cuatro reaccionarios sinvergüenzas.

    También estoy de acuerdo contigo en la primera acotación. Efectivamente el cartel exterior de El Corte Inglés está en castellano y por tanto es mentira que la ley obligue a rotular en catalán y que los documentos de información interior (indicadores, hojas de reclamaciones, etc.) sí deben estar al menos en catalán, como es de justicia hacer. Con los aeropuertos tres cuartos de lo mismo. Como todo el mundo se puede imaginar hay que ser muy imbécil para sentirse atacado en la libertad propia por llegar a un aeropuerto de Cataluña y ver que los carteles anunciadores están primero en catalán en letra un poco más grande que en castellano e inglés. Exactamente igual de imbéciles que aquellos que llegan al aeropuerto de Murcia y sienten atacada su libertad porque los carteles anunciadores estén castellano y en inglés. Pero haberlos, haylos y en un país tan friki como España, más.

    En cuanto a la segunda acotación, me temo que no es cierto lo que dices. No voy a ir a Cataluña a comprobarlo pero he buscado en la web de Burguer King (http://burgerking.es/#layerOpen ) y hay productos que no tiene nombre inglés. Dudo mucho que el gobierno catalán haya intervenido para obligar a que “Alitas de pollo” o “Ensalada especial” tengan que estar en catalán en los carteles mientras que “BigMac” se quede en inglés. He buscado en google imágenes de los Burguer King en Cataluña donde se pudieran ver alguno de los carteles anunciadores de los productos que están tras el mostrador de los establecimientos pero no los he encontrado. Sin embargo, sí he encontrado fotos del Burguer King del aeropuerto de Barcelona:

    http://www.aena.es/csee/Satellite?Language=ES_ES&ant_other=1237552954238&ant_p=1237552960085&ant_pagename=Aeropuerto-Barcelona&assetType=Documento_FA&atrType=PAttributes&c=LTDA_FA&cid=1237565390172&idContenido=Documento_ES_ES&ind=1&lImagenes=1237565958994%2C1237565590884%2C1237565959015&pagename=Comunes%2FCarruselImagenes_noScript

    http://www.aena.es/csee/Satellite?Language=ES_ES&ant_other=1237552954238&ant_p=1237552960085&ant_pagename=Aeropuerto-Barcelona&assetType=Documento_FA&atrType=PAttributes&c=LTDA_FA&cid=1237565390172&idContenido=Documento_ES_ES&ind=3&lImagenes=1237565958994%2C1237565590884%2C1237565959015&pagename=Comunes%2FCarruselImagenes_noScript

    En uno se puede leer el cartel de fuera en inglés “Burquer King” solo en inglés y dentro escrito en la pared “El sabor es el King” solo en castellano. En la segunda foto podemos leer “100% granos de arábica” y “El sueño de cualquier patata es ser dorada y crujiente”.

    Que nadie diga que no hay lugares que resisten al totalitarismo nacionalista catalán. La mitad menospreciada de Cataluña aún puede refugiarse (por poco tiempo, sin duda) en el Burguer King de El Prat para disfrutar sus libertades leyendo que “El sueño de cualquier patata es ser dorada y crujiente”.
    Madre mía, creo que el cupo anual de vergüenza ajena se me ha acabado en menos de 24 horas.

      Citar  Responder

  77. Zacarías,

    Pero incluso si, contra toda evidencia neurolingüística, aceptamos pulpo como animal de compañía, es decir, incluso si aceptamos que las lenguas imponen cosmovisiones, entonces seamos consecuentes y aceptémoslo con todas sus consecuencias: hay cosmovisiones malas que deben desaparecer.

    Por ejemplo, en la lengua Yuchi (lengua hablada por una de esas tribus amerindias que tanto les gustan a los progres porque representan “el buen salvaje”), tienen unos pronombres especiales para referirse a los miembros de la tribu y otros pronombres para referirse a los que no pertenecen a la tribu. ¿Es respetable esta cosmovisión racista?

    La lengua Kurux, hablada por algunas castas de la India, tiene una conjugación verbal muy curiosa. Cuando los hombres hablan con otros hombres o con mujeres, el verbo se conjuga normalmente (opción “no marcada”), pero cuando una mujer osa dirigirse directamente a un hombre, tiene que emplear un morfema verbal especial.

    Quienes piensen que las lenguas imponen una cosmovisión particular, ¿cómo pueden respetar estas cosmovisiones racistas y sexistas? Los “whorfianos” no deberían amar todas las lenguas.

      Citar  Responder

  78. Angela,
    .
    Claro; una de las premisas en el postulado de estos señores Gedeones –por cierto, ¿no se llamaba Gedeón el gato que acosaba a Pinocho?– es repartir sus biblias por moteles, hostales, pensiones, lupanares y cárceles, entre otros establecimientos.

    Una de ellas es la que encontró tu vecino Rocky Racoon al entrar en la habitación del hotel:

    Rocky Raccoon checked into his room,
    Only to find Gideon’s Bible.

    Servidor carga su ejemplar –manejable, entretenido– para que en caso de olvido de la lectura principal, no me coja nunca en vacío tal eventualidad, aunque, la verdad, mejor que una Gedeon’s Bible, preferiría llevar una Tijuana Bible ;-)

    El komboloi griego no es un objeto religioso sino más bien un juguetito antiestrés (claro que el rosario católico o el musulmán o el cacharrito ese que da vueltas que llevan los tibetanos, también cumple esta función de intentar poner la mente en blanco). El que uso me lo fabriqué yo mismo siguiendo las instrucciones canónicas komboloiteras. Doy mucho por saco con él al prójimo.

    Ah, sí, la canción citada:
    https://www.youtube.com/watch?v=_k8W4LE2xts

    :-)

      Citar  Responder

  79. Está claro que las culturas dejan huella en las lenguas. En una cultura donde no existían las patatas, no había ninguna palabra para referirse a las patatas, porque no la necesitaban. En consecuencia, la ausencia o presencia de ciertas palabras en una lengua puede ser una pista para deducir ciertas características de la cultura donde se habla dicha lengua (pero no siempre no lo es, porque hay lenguas que carecen del verbo ensimismarse y, sin embargo, sus hablantes sí son capaces de concebir esta noción, e incluso se ensimisman aunque no tengan este verbo). Pero bueno, aceptemos que, en ocasiones, las estructuras léxicas y las culturales son isomórficas.

    El problema es que a partir de esta constatación algunos dan un salto mortal sin red y concluyen que las lenguas determinan la forma de ver y entender el mundo, es decir, imponen una cosmovisión. Esta conclusión no es absurda, incluso tiene su gracia, resulta curiosa, por eso es tan popular. Pero va contra toda evidencia científica. Los muchísimos experimentos que se han hecho sobre el léxico cromático demuestran que el número de palabras que hay en cada lengua para referirse a los colores no influye en la capacidad de los hablantes para distinguir colores reales. Hay lenguas que no tienen una palabra nombrar el marrón, y hay otras que tienen muchas palabras para distinguir distintos matices del azul. Pero cuando a los hablantes de estas lenguas les ponemos delante cartulinas de colores marrones o azules, los distinguen con la misma rapidez. No hay diferencias significativas entre hablantes de unas y otras lenguas. Es decir, las lenguas no se enraízan ni en los procesos cognitivos ni en los procesos perceptivos de nuestros cerebros. Por eso es posible la traducción. Por eso los castellanohablantes nos podemos emocionar cuando leemos a un autor ruso o chino o catalán.

      Citar  Responder

  80. Diego Ariza, sólo dos acotaciones sin ánimo de polemizar contigo lo que, obviamente, no tendría ningún sentido.

    “¿El Corte Inglés tiene sus carteles en catalán?” Naturalmente, todo en catalán primero y en un tipo de letra mayor, y luego en castellano. Son muy parecidos a los de los aeropuertos de Cataluña. Si no lo hiciera así la multa sería ejemplar, particularmente ejemplar tratándose de El Corte Inglés. Es más, hay un coro creciente de dudas sobre el nombre en sí, cumple la ley del catalan.

    “¿Y Burguer King?” Es una de esas paradojas que más duele a la mitad menospreciada de catalanes. Nadie ha puesto una denuncia por los Big Mac. Pero si la hamburguesa se llamara El Mac Grande, la denuncia sería inmediata. Y hay asociaciones, bien nutridas de dinero público especializadas en ese tipo de denuncia. Hay por ahí un tipo que se ha hecho famoso por tener el record, varios miles de denuncias el solito.

      Citar  Responder

  81. Vaya, hoy el filtro manchurio sí deja pegar links a El País.

      Citar  Responder

  82. ,

    Comentario
    En fin que yo no había vuelto a escuchar la palabra cita entre los españoles que conozco.
    Los novios no se dan Terminen aquí, No se citan se encuentran.
    Otra palabra que se utiliza como si fuese parte del español es Artzhelferin. Antes esa persona era la pasante . Se utiliza ese vocablo en España? O como se llama a quien da las citas ( Terminen ) . No es enfermera, ni auxiliar de clínica.
    Yo pregunto con toda la inocencia. Una pierde vocabulario por muchas razones .Menos mal que he ganado poder entender a los de aquí. cuando no hablan en sus dialectos,
    En el programa de Pepa Fernández hay una sección dedicada al latín y al origen de las palabras. Muy interesante y entretenida. Esto último es muy importante.

    No hay nada que desmoralice más a una persona que quiere aprender que le contesten con tono de ironía desde el puesto de sabelotodo.
    Qué importante es un buen maestro!
    Me voy a tomar mi cafelito o cafecito.
    Y luego me pondré a hacer Bastel. Otra palabra de la lista de intrusas con derecho propio. Como terminamos asistiendo o no a las Demostraciones hasta que alguno desde España nos corrige y volvemos durante unos días a decir Manifestación. …pero por poco tiempo.
    Me estoy acordando ahora que mi marido ayer me contaba algo sobre La frente de guerra.y yo diciéndole el ,se dice el . El que se dice el? El frente. El frente?
    Y al final perdimos el hilo de la conversación :)
    Angela como ves nosotros también tenemos problemas de comunicación. Ja. Ja ja.

      Citar  Responder

  83. Comentario
    Sap,
    Otra palabra nueva que me echo al zurrón: komboloi. He tenido que buscarlo, no sabía lo que era. A mí me gustan los rosarios, tengo uno de pétalos de rosa que compré en Triana hace unos años.
    Sabes que aquí, en el cajón de la mesilla de todos los moteles hay una biblia de esas? Serías tú muy feliz en este lugar.

      Citar  Responder

  84. Comentario
    emariné,

    Seguramente sería mexicana la señora, hablo con muchísimos mexicanos. Me encanta el ahorita, y el honestamente, y el dizque, y muchas otras expresiones que se usan por allá.
    Ya llega el tiempo de comer el guajolote!

      Citar  Responder

  85. emariné,

    Y en Arahal. He oído pocas veces esa palabra pero la he oído. La primera vez a mi abuela. Hablaba de alguien que no era el hijo sino el “entenao”:
    -Abuela, el qué?
    -El entenao
    -Y eso qué es?
    -Pues que no es hijo de mi sobrino sino de su mujer
    -Ah

    :-)

      Citar  Responder

  86. Yo sí pienso que una lengua determina una forma de mirar el mundo, es un filtro, una selección de la realidad. No todas las lenguas se fijan en los mismos aspectos de las cosas.

    A mí una cosa que me parece muy interesante es pensar en las diferentes músicas de cada lengua. Hay ya en esa musicalidad, en su forma de entonación, algo que da forma y que pertenece intrínsecamente al carácter de sus hablantes. El lenguaje tiene también ese don de cantar a las cosas, y lo hace en muchísimos tonos distintos. La gramática, la semántica, la sintaxis, dan igual. Escucha las notas de cada palabra y casi podrás deducir lo que quiere decir esa lengua.

      Citar  Responder

  87. Por cierto, qué curioso que esos que se escandalizan de que la ley obligue a publicar en Cataluña los documentos públicos de los establecimientos al menos en catalán (que no es lo mismo que prohibir rotular en castellano, como cualquiera que no sea definitivamente tonto o lector de la prensa cavernaria puede entender), no digan nada cuando la ley obliga a publicar en castellano:

    http://addendaetcorrigenda.blogia.com/2010/022101-500-disposiciones-y-reglamentos-que-obligan-al-uso-exclusivo-o-preferente-del-ca.php

    Si obligar a rotular AL MENOS en catalán es un horrible ataque a la libertad y la dignidad humanas, se supone que el obligar a rotular SOLO en castellano será peor aún. Cualquiera que ame la libertad ha apretado los puños al abrir un medicamento y ver que está en castellano. Supongo que a todos nos ha pasado.¿Todas esas disposiciones que obligan a publicar en castellano han salido en algún periódico, han sido denunciadas, etc? Me temo que no. ¿Pero no habiamos quedado que cada uno puede utilizar la lengua que quiera?¿Cómo se explica esto? Muy fácil: toda esa campaña no buscaba denunciar ningún ataque a las libertades porque si no se denunciarían las disposiciones que obligan a rotular en castellano. En realidad lo que se buscaba (y están a punto de conseguirlo, a la vista está) es el enfrentamiento civil entre los catalanes y el resto de ciudadanos del Estado. Envenenar el ambiente y la convivencia (muy bien aprovechado por los independentistas catalanes, por cierto) para que se desatara el odio y la violencia si se tercia.

    Si en España los tontos volaran no veríamos la luz del sol.

      Citar  Responder

  88. BK,
    Hermi,
    .
    Es muy curioso el contenido de los bolsos, todo un mundo que se lleva a la espalda o en bandolera y que debería analizar en la primera visita un psicoanalista.

    En mi mochila de diario, aparte de lo habitual, cargo con un pequeño moleskine, una navaja multiusos, una bolsa de tela, un komboloi y una afeitadora. La lectura del Manual de los Jóvenes Castores me marcó mucho. De libro –por su tamaño y funcionalidad– guardo uno de esos ejemplares que regalan los Gedeones, de tapas de plástico y papel biblia que recopila el Nuevo Testamento, los Salmos y los Proverbios.

    :-…

    CPAMM,
    .
    Seguramente, en el próximo siglo XXII se considerará a Stephen King el más importante literato de nuestra época mientras que todos los nombres que nosotros creemos más prestigiosos, sucumbirán a la trituradora del tiempo.

    (“¡Y al polvo del olvido!”, apunta Lorencito).

    :-)

      Citar  Responder

  89. ” … que se desprendía a raudales
    de la luna y las estrellas … ”

    “[…] En el último informe realizado por Greenpeace en colaboración con el Instituto de Ingeniería Termodinámica del Centro Aeroespacial Alemán titulado ‘Revolución Energética 2015’, demostramos que un mundo basado en ese tipo de energías [renovables] para el año 2050 es posible si se llega a un acuerdo serio y vinculante para todos los países en la cumbre de París (COP21). Y por encima de las negociaciones, conferencias, reuniones de despacho y acuerdos políticos, brilla y se escucha cada vez más alta la voz de la sociedad civil, que exige firme que los países negociadores del tratado climático sean transparentes, justos y presenten sus compromisos más ambiciosos para actuar frente al cambio climático de manera urgente. Tú también puedes hacerlo firmando a través de la página de Greenpeace para exigir a los políticos que estarán en la cumbre del clima de París un modelo energético eficiente y cien por cien renovable.”

    Tatiana Nuño
    ‘Que no quede en papel mojado’
    -‘Galería C16’-
    Cambio16 (núm. 2222; noviembre ’15)

    With soda :)

    *

      Citar  Responder

  90. Toni Zamalaparra,

    Pues yo te digo que es una mentira tan grande que me cuesta creer que alguien con dos dedos de frente se la crea. ¿El Corte Inglés tiene sus carteles en catalán?¿Y Burguer King? Un poquito de por favor. Los rotulos exteriores pueden ser en cualquier idioma pero la documentación (hoja de reclamaciones, listas de precios, etc), como es lógico en una situación de discriminación positiva, debe ser al menos en catalán. ¡Oh Dios, que ataque a la libertad! ¡Qué escándalo tan grande!. Es que cualquiera que lea la siguiente frase puede comprender la extrema gravedad del asunto: “La ley obliga que los documentos de los establecimientos públicos de Cataluña estén redactados al menos en catalán”. Si ya sé que es difícil no echarse a llorar de rabia tras leer semejante cosa. Y por culpa de mentiras como esta, de manipulaciones desmontadas por un mínimo análisis que se haga, ha crecido el número de independentistas. No, si al final entre “separatistas” y “separadores” lo van a conseguir.

      Citar  Responder

  91. Consuelo,

    Comentario
    En “mi” castellano no se pide “cita” con el médico. Se pide “turno”. Y los médicos no tienen “consulta”, sino “consultorio”. Y los abogados no tienen “despacho”, sino “estudio”. Y me parece que la palabra “cita”, muy en desuso, tiene por allá abajo siempre un matiz amoroso; las citas siempre son citas de novios o de amantes o algo así. Y nunca, jamás en la vida, había oído la palabra “quedada” hasta que vine a vivir acá, y al principio ni entendía qué quería decir.

      Citar  Responder

  92. Angela,

    Comentario
    Libritos y librotes he llevado y llevo, y hasta que el cuerpo aguante llevaré. Estoy tan acostumbrada que el hueco en el brazo se me hace solo. Y si por uno de esos azares de la vida me agarra una espera sin libro abajo del brazo, me las rebusco como puedo, y la verdad es que siempre encuentro: un diario, una revista, un folleto; o una charla con el que me toque cerca, o hasta una conversación ajena, que las hay jugosísimas. Casi te diría que, como dicen los pibes de mi rioba, a mí cualquier colectivo me deja justo en la esquina.
    :-)

      Citar  Responder

  93. La lengua no es sólo referencial; no sirve sólo para remitir a las cosas de la realidad; la lengua no es sólo un medio para comunicar “ideas”. Y sí, tenemos grabado en algún lugar del “celebro” una estructura lingüística, pero resulta que don Ferdinand, donde todo comenzó, ya dejó bien aclaradito que una cosa es “la lengua”, esa cosa universal, un poco “entelequiosa”, estructural, fija, y otra el habla, el uso que los hablantes hacemos de las lenguas.

    Detrás de las palabras no está sólo la realidad, o no al menos una realidad unívoca, sino ciertas ideas que ciertos hablantes tienen sobre esa realidad. Eso es lo que hace, por ejemplo, que yo me asombre cuando, hablando de los modestos y arrastrados y viscosos caracoles, ustedes digan que si son chiquitos se llaman así y si son grandotes asá, que acá se dicen así y allá se dicen asá. ¿Por qué? Porque esa es la prueba de que en esta tierra (el Estado de Aquí, que no diré España sólo porque si hay algo que detesto es que me digan qué “tengo” que decir) se comen muchos caracoles. En la mía, en mi tierra, en la que también se habla castellano (que no español), no hay más de una manera de nombrar a los caracoles, y quinientas para nombrar a la mugiente vaca.

    Entender una lengua no es sólo entender lo que dice el diccionario que significan las palabras de esa lengua; eso de ninguna forma alcanza. Y es por eso que me da hasta risa cuando se usa ese argumento: “el diccionario dice que usted dijo tal cosa”. Ningún diccionario define intenciones del hablante en el intercambio, ni gestos, ni tonos de voz, ni direcciones de la mirada, ni maneras de sentarse, ni ironías, ni quiénes somos frente a un otro, ni quién es ese otro para nosotros, ni mil sutilezas que intervienen en y junto a la lengua en la comunicación. Y todo eso interviene, tanto, y a veces más, que las palabras.

    La lengua, todas las lenguas, reflejan, sí, una visión del mundo. Y no tienen más o menos importancia si las hablan muchos o pocos (que eso sería como decir que un cuadro es mejor que otro sólo porque es más grande, o un libro mejor que otro porque es más gordo, y mejor no sigo). Todas son igual de valiosas, incluso aquellas que es previsible que desaparezcan en una lenta evolución. Y la política, y los nacionalismos, no tienen, por suerte, nada que ver con eso. Así que mejor ni mentarlos, al menos si de verdad queremos hablar de lengua, y no de otro assumpte.

      Citar  Responder

  94. albertiyele,

    Sí, sí, muy bien, pero ¿usted lleva un librito en el bolsillo o en el bolso?

      Citar  Responder

  95. Consuelo,

    Comentario
    “Pero se dice todavía cita?”
    Nooooooo, por supuesto que no. Se dice Termin. Faltaría más!

      Citar  Responder

  96. Siempre me resulta curioso que de ciertos temas (las ciencias, por ejemplo; el derecho, la medicina, la economía, tantas cosas) parece que pudieran hablar sólo los entendidos, o al menos su palabra tiene, naturalmente, más validez que la de los legos. De literatura, y sobre todo de lengua (s) habla cualquiera, y a veces hasta subido arriba de un banquito ese cualquiera da lecciones que el resto debe acatar como si se tratara de la palabra de Dios: no hay que decir así o asá; no se dice castellano sino español (!!!!); tal lengua sirve para “comunicar ideas” así que para qué otras; cualquier cosa, lo que a cada cual buenamente se le ocurre.

    Ay ay ay las horas y horas de polvareda en un altillo infame descifrando ocurrencias de lingüistas de medio mundo que me hubiera ahorrado yo, con lo joven que era, de haber sabido que era tan fácil.

      Citar  Responder

  97. Cuando me toca leer un libro gordo, como es el caso, me llevo un bolso y lo llevo ahí junto a los demás utensilios: llaves, cartera, cargador, móvil, linternita, pañuelos de papel, caramelos, lápiz, bolígrafo, libretita…, (siempre he entendido a las mujeres con esto del bolso) y lo que sea, siempre que vaya mi libro. ¿Qué haría si me tocara esperar en la carnicería? ¿Ver cómo descuartizan las chuletas? No, me parecería estar perdiendo el tiempo.
    El “Holocausto español” es un libro duro, cruel, doloroso de leer. Cómo llegamos a convertir a nuestro país en un conjunto de manadas hambrientas de sangre de uno y otro color es algo que cuesta entender. El libro es una colección de hechos, de horrores, con nombres y apellidos, de deslealtades, de envidias, de injusticias, de sinsentidos… Uno se entera de historias que no se explica cómo no han sido llevadas al cine o al papel. Por ejemplo, uno de los primeros oficiales en morir: Virgilio Leret. Era ingeniero aeronáutico, piloto, de treinta y cuatro años, destacado en la base de hidroaviones de Melilla, por lo que se aprecia en la foto, apuesto. Detenido por haberse enfrentado a los rebeldes. Su mujer, Carlota O´neill, feminista de izquierdas, dramaturga y editora, fue detenida y separada de sus hijas. Fue acusada entre otras cosas de hablar en ¡¡ruso!! De ser subversiva y de ser responsable de los actos de su marido. La locura colectiva es posible. Sólo hay que aflojar la “tiranía” de la ley para que los demonios que llevamos dentro, las intrínsecas maldades, salgan de paseo.
    “En la taiga hay que prever siempre la posibilidad de encontrarse frente a frente con una fiera. Pero nada es tan desagradable como tropezarse con un ser humano. La bestia, por lo general, huye a la vista de un hombre y no lo ataca más que si es perseguida. En ese caso, cazador y animal saben lo que tienen que hacer. Un ser humano es completamente distinto”. Dersu Uzala, Arseniev.

      Citar  Responder

  98. Angela,
    .
    Pues no creas; este verano estuve practicando los primeros ejercicios de caligrafía china, todo muy básico o al menos insuficiente como para trabajar de amanuense en la contabilidad de la tienda del señor Xin Gao, mi vecino.

    :-)

    Maties,
    .
    Hace unos días leí una divertida frase de Anthony Burguess sobre el francés (cito de memoria): “Debe haber algo extrañamente perverso en una lengua que deriva la palabra aqua del latín a eau

    (Creo recordar que la serie que citas, “Allo, allo!” se emitió en todas las cadenas autonómicas).

    :-)

      Citar  Responder

  99. Ser bilingüe es una gran suerte, y en los lugares de España (decid siempre España, nunca esa majadería de Estado Español) donde se hablan otros idiomas, la gente es bilingüe.

    De modo que el español (mal llamado castellano) es tan catalán, tan valenciano, tan balear, tan vasco y tan gallego como el catalano-valenciano-balear, el euskera y el gallego en esos sitios.

    Una vez más debo decir que es un gran error que en todos los colegios e institutos de España no se estudien las otras lenguas españolas, al menos a un nivel elemental que permita conocer básicamente sus rudimentos (gramática y algo de vocabulario). Es la única manera de que todos los españoles las sientan como propias.

    Además, el aprendizaje podría ser lúdico (no tedioso), con -por ejemplo- audición y traducción de canciones de Serrat, Raimon, Llach, Amancio Prada, etc.

    En el caso del euskera, su aprendizaje es muy interesante, pues era la lengua aborigen (o cercana a las lenguas) que se hablaba en la Península Ibérica antes de su ocupación por Roma.

    Si se hubieran estudiado todas las lenguas españolas en todos los colegios e institutos desde hace tiempo, gran parte de los problemas separadores que ahora tenemos no los sufriríamos.

      Citar  Responder

  100. La contaminación o mestizaje lingüístico. El “franglais” que ha dado lugar a tantos equívocos y ha inspirado a escritores, desde Mark Twain, y a humoristas, como Monty Python o la desopilante serie de humor de la BBC (que la sigue emitiendo estos días en su sección de Clásicos) en el marco de la Francia ocupada “Allo, Allo!”, que vimos por TV3 y que debería difundir TVE. Un Léo Ferré totalmente jazzy, “La langue française” (texto):
    http://youtu.be/wL6QP3y_M38

      Citar  Responder

  101. ¿Dónde se ha metido el CPAMM? Creo que merezco un rapapolvo por hacer público que leo a un escritor tan frívolo en este ilustre cenáculo.

    :-/ <———- muñequito circunspecto.

      Citar  Responder

  102. Estos días llevo en el bolso Todo es eventual, de Stephen King (es muy grande -el bolso, y creo que Stephen King también-, tipo zurrón, como diría Eloy Cebrián; hasta cabe un neceser con unos alicates, cuatro destornilladores y un rollo de cinta americana -seguro que si me detiene la policía y registran, pensarán que voy a secuestrar a alguien-). Cuando a Stpehen King no se le va la pinza, sus historias suelen ser muy interesantes, y como el libro es de cuentos, más o menos cortos, no tiene espacio para que esto ocurra. Lo más interesante del libro es que al final o el principio de cada relato, cuenta de forma escueta su origen, el cabo de un hilo que al tirar generó toda una historia.

      Citar  Responder

  103. ¡Cuánta razón! ¡Y qué poco hemos defendido en España al catalán y al euskera! No nos saldrá gratis.

      Citar  Responder

  104. Para esos tiempos muertos que la vida te da yo llevo en el libro digital Aforismos en el laberinto (Max Aub) y Libro del desasosiego (Fernando Pessoa).
    En la sala de espera de la dentista, en el banco de la galería del centro comercial mientras espero a que mi santa se “ahite” de ver tiendas de ropa, sentado en la última fila de sillas durante el soporífero claustro del colegio (sí, lo reconozco), en un descanso de la caminata vespertina… Hay tantos momentos para leer uno (o varios) de esos aforismos, unas líneas con las que alimentar el desasosiego. Son tan dadas a la reflexión esas ideas expresadas con tan pocas palabras. Hay momentos en los que esas sentencias se hacen tuyas, te agarran y cabeceas afirmativamente en silencio mientras alguien que anda a tu alrededor pone cara de no entender nada. Uno de esos momentos me sucedió cuando, en determinada situación personal, leí: “Yo no soy pesimista. Soy triste.”

      Citar  Responder

  105. Sap,

    Pues yo creo que harías bien en aprovechar la oportunidad de aprender algo de chino, lo que puedas, porque te abriría un mercado sustancioso.

      Citar  Responder

  106. Zacarías,

    No son las culturas ni las lenguas las que se expresan, sino las personas

    Parece que se nos olvida algo tan simple.

    Y hacer un revoltijo ideológico entre nacionalismos, lenguas y cosmovisiones para acabar abogando por la supremacía del inglés, que se presenta como la panacea y el único idioma con derecho a ser utilizado, por su carácter global, funcional o utlitario y porque, total, qué más da en lo que hablemos, lo importante es solo lo que decimos. es un truco de prestidigitación de esos en los que al artista se le caen al suelo las pelotas

    Hace unos años, en esos artículos que en campaña electoral proliferan y que son todo un género, los de cuidado con el nacionalismo, que es un fanatismo, a la figura del nacionalista rústico y de mentalidad cerrada, apegado a su terruño y sin querer ver más allá de sus narices solía oponerse la de un ciudadano -eso, ciudadano, :-)- muy viajado, que sabe muchas lenguas, todo un políglota, y que es muy cosmopolita y muy abierto al conocimiento

    Pero me he dado cuenta de que ahora este clásico del periodismo, que suelen cultivar las más ilustres plumas, se está minimalizando y tiende a prescindir del fulano políglota, que era algo barroco y, en consecuencia, confuso. Ahora el modelo que se propone es un sujeto monlingüe, en inglés, naturalmente.

    Venga, por favor, se nos viene a decir, ¿usted no es amante del progreso y de la ciencia? Pues, hala, déjese de folklores y de tonterías y hable en cristiano, digo, en terráqueo estándar, en un idioma que le entendamos todos, por favor.

      Citar  Responder

  107. Se cumplen cuarenta años de aquello de la Marcha Verde. Y cuarenta años de Jesucristo Superstar. Camilo Sesto y tal. Mi madre fue a verlo al teatro y vino todavía con los pelos de punta. “Este hombre es una verdadera reencarnación, es doloroso ver cómo se deja la piel en el escenario. No va a durar mucho”. Y tenía razón. Cómo se estrpea el cuerpo y la cara con el tiempo…

      Citar  Responder

  108. Ayer vi en “El intermedio” lo que contestó Rajoy a una persona que le preguntaba por qué no han derogado la ley de memoria histórica. Es de observar la sinceridad con la que contesta el presidente. ¿Para qué derogar?

    Y, teniendo en cuenta las fechas en las que estamos, este hombre cree que esta respuesta le hará ganar votos

    :-/

    https://www.youtube.com/watch?v=s1aqtB19HWU

      Citar  Responder

  109. La oveja negra,

    “En Euskal Herria todos los euskaldunes saben castellano o francés.”

    Esto que dices es una de las muchas pruebas para rebatir la patraña de que cada lengua implica una cultura (o cosmovisión) distinta. Tu afirmación demuestra que una misma cultura puede expresarse a través de tres lenguas diferentes.

    A la inversa, una misma lengua permite transmitir visiones culturales diferentes. Fíjate en el caso del inglés, el francés o el español, lenguas de antiguos imperios coloniales. Por razones históricas, cada una de estas lenguas es hablada en distintas zonas del planeta por culturas muy diversas. La lengua francesa permite que se exprese tanto un camerunés de Yaundé como un parisino del distrito dieciséis.

    En definitiva, la famosa ecuación nacionalista “lengua=cultura” no se sostiene: ni cada lengua implica forzosamente una cultura diferente, ni cada cultura ha de expresarse forzosamente a través de una sola lengua.

      Citar  Responder

  110. Gaspard,

    Has desbrozado todo lo accesorio y has puesto crudamente sobre la mesa el verdadero hueso que se esconde detrás de las banderitas, de los reconocimientos de singularidades, de agravios históricos, de desafecciones, etc. Todo se reduce a que hay que ponerle límites (o fronteras) a la solidaridad. Desgraciadamente, esto es algo que se les olvida a quienes hablan del diálogo como solución del problema. Esto no se arregla con diálogo, sino con una calculadora. Cuando alguien dice que es independentista por “dignidad”, el único diálogo posible es preguntarle cuánto vale su dignidad. Se le paga y santas pascuas.

    Pero cada vez oigo y leo más opiniones que dicen que en el tema del cupo vasco salís ganando. Es decir, que os lleváis más dinero del que ponéis. ¿Será por eso que Urkullu está tan calladito últimamente y no quiere hacer piña con Mas?

      Citar  Responder

  111. Una anécdota curiosa.

    En esta época del año, ya lo he comentado otras veces, atiendo llamadas en un Call Center de seguros. Los empleados de grandes compañías de todo el país llaman para inscribirse en los planes que ofrecen las empresas para las que trabajan: seguros de salud, de accidentes, de vida, etc. Yo atiendo en inglés y en español, por lo que hablo con una gran variedad de personas: de Honduras, de Puerto Rico, de México, de República Dominicana, de Ecuador, de Cuba, de Tennessee, de California, de Alabama, de Colorado, de Filipinas, de China, en fin, de todo el mundo que se junta aquí.

    Pues bien, el otro día atendí a un hombre que pidió hablar en español, pero lo hablaba con una fuerte influencia del portugués: era brasileño. A mí me maravilla poder entenderme así, medio en portugués, medio en español, medio en inglés, como sea, pero ser capaz de comunicarme con esa persona, explicarle cómo funcionan los seguros, que él lo entienda y pueda tomar decisiones basadas en la información que recibe de mí, y que yo comprenda sus necesidades y sus decisiones y las aplique.

    Aprendo palabras nuevas, también. Hace tiempo, aprendí la palabra “entenado”. No recuerdo de dónde era la señora que la usaba. Ella me hablaba de un hijo entenado y yo, a fuerza de preguntas, tuve que averiguar que “entenado” significa “hijastro”.

    La voluntad y la necesidad de entenderse obran milagros.

      Citar  Responder

  112. Angela,
    .
    Cuando por ahí abajo me referí a lo poco atractivo para el oído que me resulta el chino (por no decir feo de c-j-n-s), cometí un grave pecado de generalización, pues desconozco si lo que hablan los chinos de las tiendas de chinos es mandarín, cantonés, pequinés del mismo Pequín o qué. En todo caso, como siempre se están abroncando entre ellos –es ya clásica la escena del chino/a que desde el fondo de la tienda regaña al chino/a que atiende en el mostrador– semejando una privada pelea de gatos, da cosa preguntarles.

    De todas formas da igual. Ninguna variedad chinesca superaría la prueba que utilizo para evaluar la belleza de un idioma; esto es, imaginar que la susurra al oído una señora en los más íntimos momentos camastrones. Debo decir que tal test lo superan por goleada el italiano, el francés y la fabla aragonesa, ahora tan de moda…

    ¡Lo que da de sí la imaginación!

    :-)

      Citar  Responder

  113. Y, por otra parte, supongo que quien dice que mejor que desaparezcan todas las lenguas menos una no tiene una pareja cuya lengua materna es diferente de la suya.

    Porque si la tuviera, supongo también, le gustaría escuchar y comprender las palabras que a esa persona le brotan de la boca, naturalmente, porque pertenecen a la lengua que literalmente mamó y que siente más íntima y más cercana

    Y quien dice una pareja, dice amigos o la gente que se quiere. Me parece elemental. Y, además, más agradable. Como es más rico un bosque lleno de plantas diferentes que un monocultivo. Me refiero en cuanto a la riqueza de vida, no que resulte más rentable

    Y creo, además, que una lengua sí matiza y conforma nuestra visión del mundo. Pero es un fenómeno cuyo campo de acción es cada persona. Yo me siento diferente y más cómoda, me parece evidente, y algo más bien de perogrullo, si estoy hablando o leyendo en castellano, mi querida lengua materna y en la que tengo más competencia lingüística, que si me estoy comunicando, por ejemplo, en francés.

    Así que claro que es diferente una u otra lengua. Pero no para confrontar o separar a la gente. Es diferente en cada uno. No creo que haya que hacer experimentos en ninguna universidad ni ser un lince para darse cuenta

      Citar  Responder

  114. He leido el artículo de Ovejero y, además de no gustarme nada un tono tan poco dubitativo y arrogante -“la preservación es cosa de la ciencia y la ciencia se escribe en inglés”, pontifica- en un asunto, cuanto menos, precioso y delicado -pues apunta al mismo corazón de nuestra posibilidad de expresarnos y al de la propia literatura, que se nutre de palabras- , como es el de las lenguas, y de estar en desacuerdo con la mayor parte del texto, sentía que algo me estaba llamando la atención entre las líneas, pero no era consciente de qué.

    Hasta que me he dado cuenta. Es este párrafo:

    “Cualquier usuario de Facebook sabe que aunque no disponemos, como los cheroquis, de una palabra para designar la emoción experimentada ante un tierno gatito, estamos perfectamente capacitados para padecer esa emoción.”

    Y, en concreto, ese “padecer” final.

    Según María Moliner, “padecer” es tener el estado de ánimo que corresponde a un dolor físico muy intenso, a la carencia de algo necesario para la vida o muy deseado. O tener una enfermedad. O ser objeto de una acción u operación dolorosa o perjudicial. O estar sometido a la acción o presencia de algo o alguien molesto o perjudicial.

    No me extraña que diga lo que dice si a él el verbo que le parece que corresponde a sentir una emoción es padecer

    :-)

      Citar  Responder

  115. Angela,
    .
    Al que veo mucho por mi barrio es al Holandés Errante; pero hablo poco con él, la verdad sea dicha.

    Sobre su legendaria incomodidad para el oído, ya he contado el viejo chiste del reparto de idiomas que hizo Dios y cómo quedando por adjudicar el de los monos aulladores y el holandés, los monos eligieron primero.

    ¿Y por qué tu marido sólo habla tres palabras en español? Siempre sentí envidia por los matrimonios mixtos y su ventaja de aprender el idioma del otro y poder pelearse a gusto. Al respecto, ¿en qué idioma le riñes?

    Pues si a tu esposo le interesan tres palabras de una lengua… ¡creo que soy el tipo que busca! Ahora estoy liado con el yoruba, idioma que me enseña mi amigo Prince, el aparcacoches nigeriano de esta vecindad. Verás:

    Lección Primera:

    Buenos días= Ecaro.
    ¿Cómo estás?= Bawoni
    Adiós= Odabo

    Hala. Y hasta aquí el curso intensivo de yoruba.

    :-)

      Citar  Responder

  116. Gaspard, entre crear un mundo ideal de un día para otro y profundizar en los errores que hacen la convivencia cada vez más desagradable hay una inmensa variedad de grises.

    Quizá fuera más útil pensar cómo podemos ayudar a los marroquíes, y así contribuiríamos a evitar que se queden colgados de las concertinas, que dedicarnos a exacerbar nuestras diferencias dentro de España. Por mucho que la segunda opción nos pueda llevar a un próspero y confortable paraíso nacional de gran pureza lingüística y cultural.

      Citar  Responder

  117. La oveja negra,

    “En Euskal Herria todos los euskaldunes saben castellano o francés.”

    Esto que dices es una de las muchas pruebas para rebatir la patraña de que cada lengua implica una cultura (o cosmovisión) distinta. Tu afirmación demuestra que una misma cultura puede expresarse a través de tres lenguas diferentes.
    A la inversa, una misma lengua (el inglés, el francés o el español, por ejemplo) permite expresar culturas diferentes, puesto que son habladas en zonas muy distintas del planeta por razones históricas.
    En definitiva, la famosa ecuación nacionalista “lengua=cultura” no se sostiene: ni cada lengua implica forzosamente una cultura diferente, ni cada cultura tiene que expresarse a través de una sola lengua.

    Félix Ovejero, en el artículo citado por Carlos, se apoya en John H. McWhorter (y su ensayo The Language Hoax: Why the World Looks the Same in Any Language) para desmontar el relativismo lingüístico. Pero también en el ámbito hispánico hay muchos estudios sobre este asunto; por ejemplo, este de Díaz Rojo.

      Citar  Responder

  118. ” … del maestro … ”

    “[…] Castro Prieto “ha innovado y transformado el lenguaje fotográfico tradicional, desde una perspectiva personal. Logra construir imágenes […]”

    Manuel Morales
    “Homenaje a Castro Prieto
    y a sus huellas de la memoria”
    (El País de hoy viernes 6/XI/15)

    Que sea enhorabuena ese
    Premio Nacional de Fotogafía :)

    *

      Citar  Responder

  119. Lo de llevar siempre un libro en el bolsillo o en la mochila lo comparto totalmente. ¡Cuantos libros he leído en los trayectos en metro y autobús, lamentando además que se acercara mi parada!.
    Lo malo es que los volúmenes gordos, o pesados, los tengo que reservar sólo para casa.

      Citar  Responder

  120. David CG,

    Comentario
    Así es David. Y nosotros somos unos afortunados. Estamos e contacto continuó con nuestra idioma materno. Materno. Las patrias suelen ser paternas. Algún sentido tendrá.
    Los emigrantes que llegaron en los sesenta, en su mayoría hablan un español que es de otro tiempo. Estaban juntos los emigrantes, pero su contacto con España se limitaba a algunas llamadas rápidas por teléfono y a cuatro letras escritas con dificultad.
    He conocído en mi misma saber lo que significa ser casi analfabeto. Porque una cosa es hablar y entender una lengua y otra escribirlo.
    Me consuela pensar que los mismos alemanes tienen problema a la hora de escribir sin errores. Se pasan la vida repasando . Me recuerda a las dudas a la hora de rellenar los pagos del banco. Ese IBAN y ese BIC :)

      Citar  Responder

  121. Zacarías, en tal caso, no te dejes llevar por el narcisismo de las pequeñas diferencias y comparte la mitad de tu presupuesto con los marroquíes, que están al otro lado del estrecho y son seres iguales a ti en dignidad. ¿A que no? Todos somos iguales, pero unos más que otros.

      Citar  Responder

  122. Sap,

    “me parece que llegará un momento en que todos los terrícolas tendrán la misma mirada”

    En el fondo, ya la tenemos. Aunque las lenguas nos parezcan muy distintas entre sí, estas diferencias son superficiales. Todas ellas comparten unos principios generales (la llamada “gramática universal”) que se derivan de los procesos cognitivos cerebrales. Las lenguas son el resultado de que nuestros cerebros funcionen de una determinada manera. Como los cerebros de todos los terrícolas funcionan de una forma similar, todas las lenguas comparten unos fundamentos generales. Lo que pasa es que estos fundamentos nos pasan desapercibidos, porque cada terrícola observa las demás lenguas desde la suya propia, y, en consecuencia, las diferencias llaman más la atención que las semejanzas. Pero si viniera un extraterrestre y nos observara con un cierto distanciamiento, pensaría que en el fondo todos los terrícolas hablamos variedades de una misma lengua (que Steven Pinker llama el “mentalés”, el lenguaje de la mente).
    Lo que pasa es que a los nacionalistas (víctimas del “narcisismo de la diferencia”) les gusta poner la lupa en los pequeños detalles que nos diferencian para concluir que tienen una visión distinta del mundo, una visión única, inconmensurable, singular, incomprensible para quienes no hablan su misma lengua. Y de ahí, lógicamente, concluyen que tienen que tener una financiación especial o un concierto económico propio. Lógica aplastante.
    Cualquier cosa que se diga en una lengua puede concebirse y decirse en cualquier otra, porque todo cuanto pensamos y decimos se basa en unos universales semánticos que vienen de serie en el cableado de nuestro cerebro (los llamados “primitivos semánticos”, según la lingüista polaca Anna Wierzbicka; aunque ya Humboldt habló de este tema mucho antes).

      Citar  Responder

  123. Consuelo,

    Lo que dices lo he experimentado, como tantos otros, que viven o han vivido fuera de España. En mi caso, tenía oportunidades diarias de usar el español y, además, mis ausencias de España no solían exceder de cinco días consecutivos. Aún así se nos colaban a los españoles allí, y a mí cuando regresaba a casa los fines de semana, palabras y expresiones en inglés o francés, las lenguas en que teníamos esas vivencias.

    Por ejemplo, yo trabajaba a diario con terminología legal y administrativa en inglés (el llamado “Euro-English” que no es el más puro) de la que existía traducción oficial fácilmente accesible. A pesar de ello hasta entre hispanohablantes colábamos sin cesar los nombres en inglés. Y entre el inglés hasta algún nombre en francés que ha pervivido en ese ámbito (por ejemplo, “fiche de circulation” or “absence maladie” – ¡Ves, se me ha colado el “or” para predicar con el ejemplo!).

    Ahora observo la lentitud y dificultades de mi hija, que estudia en los EE.UU. desde hace dos meses y medio, para hablar con nosotros en castellano, así como la reiteración con que introduce palabras en inglés.

    Pienso que hay varios fenómenos o causas, tampoco vayamos a pasarnos de teóricos, distinguibles con claridad en lo que nos cuentas.

    De una parte, el evidente de la deshabituación, correlato de las agujetas en el deportista ocasional o desentrenado o del tirón muscular en los casos más graves.

    De otro, el de la lengua de la vivencia misma, que se impone ella sola. Si tú llamas por teléfono a pedir una “termin”, tienes una termin. O sea, una “rendez-vous”, en mi caso, pues también ese era un infiltrado verbal de los más clásicos. La “cita” me recuerda las consultas médicas donde te preguntan “¿llama Vd. para citarse?”. Me extraña el reflexivo, pues yo pienso siempre que llamo para pedir cita y que son ellos quienes me la dan; pero, bueno, son cosas mías.

    Y, en tercer lugar, como el verdadero bilingüismo es casi un “imposible metafísico”, salvo que te venga de la infancia, entre dos personas se produce siempre una “elección oficial tácita” de la lengua de comunicación que apenas tiene excepción, sin perjuicio de que esa lengua pueda estar moteada por palabras en la lengua predominante en el lugar.

      Citar  Responder

  124. Toni Zamalaparra,

    Las multas por rotular en catalán son uno de los grandes atentados contra la libertad que ha habido en España en los tiempos más o menos recientes y que se ha consumado sin que la Constitución, las leyes, los tribunales de justicia, ni tampoco la pertenencia a la Unión Europea hayan servido para nada en la defensa de una libertad tan evidente y básica como es poder rotular en la lengua que cada cual desee.

    Adjunto algunos extractos de la información que publica la Agència Catalá del Consum (Agencia Catalana del Consumo, la traducción la añado yo, claro) sobre la lengua en las relaciones entre comerciantes y los usuarios y consumidores.

    El principio que rige la cooficialidad de castellano y catalán en el ámbito de la rotulación es claro: sólo el uso del catalán es un derecho y una obligación. Por supuesto que no se prohíbe rotular también en castellano, pero es obvio que por razones de espacio y presupuesto en muchísimos casos esta medida es sinónima de ser forzar a los comerciantes a rotular exclusivamente en catalán.

    Por otra parte, es una oportunidad excelente para disfrutar de la prosa ampulosa, mecanicista y también tramposa o eufemística del lenguaje jurídico-administrativo. Algún día quiero ocuparme, quizás en mi blog, por no abusar más de estos comentarios, del hallazgo léxico “desconexión”, que tanto pronuncian los políticos catalanes pro-independencia. Transmite la idea de que es algo tan aséptico y fácil como darle al on/off del mando a distancia o a lo sumos levantarse del sofá y quitar el cable del enchufe.

    Merecería una investigación periodística para empezar, ya que las policiales y judiciales suelen ir a remolque, quiénes se han lucrado con el negocio de rotulación que generó tan amable y liberal medida sancionadora. Las sinergias entre las decisiones político-administrativas y los negocios son inmensas. Es una caso paradigmático de eso que en la jerga de la estrategia empresarial e incluso en los manuales de autoayuda se viene llamando “convertir las amenazas en oportunidades”.

    —————————————————————————-
    (Se les ha caído la “o” del rótulo en castellano, mal empezamos…)

    1. Marc legal
    El régimen jurídico que establece los derechos lingüísticos de las personas consumidoras en sus relaciones con los empresarios y comerciantes que prestan sus servicios o comercializan sus productos en el ámbito territorial de Cataluña se encuentra establecido en la Ley 22/2010, de 20 de julio, del Código de consumo de Cataluña y en la Ley 1 / 1998, de 7 de enero, de Política Lingüística. Ambas normas regulan los deberes de los empresarios y comerciantes y precisan los derechos de las personas consumidoras desde el punto de vista de la lengua o las lenguas que los agentes económicos deben utilizar en las relaciones de consumo. Esta regulación se hace de acuerdo con el régimen de cooficialidad de lenguas establecido en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, reformado mediante la Ley orgánica 6 / 2006. Según el Estatuto, la lengua propia de Cataluña es el catalán que, también, es la lengua oficial en Cataluña junto con el castellano.

    4. La rotulación o carteleria

    Las personas consumidoras tienen derecho a recibir en catalán cualquier información de carácter fijo. Es decir, cualquier elemento informativo de carácter fijo deberá estar redactado al menos en catalán con independencia de su soporte (por ejemplo los carteles o rótulos de las empresas o establecimientos que contengan información relacionada con la actividad comercial desarrollada, siempre y cuando tengan carácter permanente ).
    Tanto interior como exterior de un establecimiento, con independencia de cual sea su tamaño o ubicación exacta. Este deber incluye el cartel exterior visible desde la calle indicativo de la actividad comercial, el cartel del horario comercial, la rotulación interior relativa a las ofertas o servicios en un establecimiento, los rótulos interiores de las secciones de los establecimientos o de las tiendas o, incluso, los lineales de las estanterías donde se exponen los productos para su venta.

    Los requisitos lingüísticos aplicables a la información de carácter fijo no son exigibles para las marcas, los nombres comerciales y la rotulación amparada por la legislación de la propiedad industrial.

      Citar  Responder

  125. Los que tachaban los letreros escritos en castellano, o muchos de ellos, no lo hacían porque lo odiasen, sino porque consideraban que se discriminaba el euskera respecto al castellano. La izquierda abertzale, de donde proceden estos tachadores, siempre se han sentido orgullosos de que en un país tan pequeño convivirán tres idiomas: euskera, castellano y francés.
    Para muestra un botón” Pese a la falsa propaganda del estado, no hay guerra entre castellanohablantes y euskaldunes, la guerra está en otro sitio. En Euskal Herria todos los euskaldunes saben castellano o francés, en Euskal Herria son los “castellanohablantes” los que están recuperando el euskera frente a la xenofobia anti vasca , el auto-odio inducido, los estados y todas sus trabas.”
    Borroka garaia da!

      Citar  Responder

  126. Yo amo un idioma, me apellido Deutsch. También es casualidad.
    Domino el alemán? Imposible.

    Qué diferencia tan grande cuando un idioma solo se oye sin entender, no hay puntos ni comas. Después suena diferente.

    Me ha gustado siempre escuchar otras lenguas. Y más cuando salen de la boca de niños pequeños. Ese como un código secreto.
    Hace unos meses , en una fiesta de la ciudad estuvimos mi marido y yo sentados en un parque, pasaban mucha gente, durante mucho rato no escuchamos a nadie hablando alemán.
    En casa hay dos idiomas y en ese aspecto ni un conflicto. El padre y el hijo en alemán y yo hacía ellos o ellos hacia mi en español.
    Lo que he notado y no sólo en mi sino en otros extranjeros que llevan aquí mucho tiempo, es que perdemos casi sin darnos cuenta mucho vocabulario. Eso a la hora de hablar. Nos vamos limitando. Recurrimos a la palabra en alemán. Ejemplo claro con Termin. Todos decimos tenemos un Termin, para hablar de una cita con el médico. Pero se dice todavía cita? Así pasa con muchas palabras.

      Citar  Responder

  127. ¿Y qué me decís de multar a los comercios que ponen sus letreros en castellano en vez de en catalán? Tiene bemoles lo de Cataluña. Lo de tachar los letreros es una niñería en comparación.

      Citar  Responder

  128. El filtro que Gotardo compró al charlatán manchurio, el que bloquea soeces comentarios y solo permite la publicación de los más puros y brillantes pensamientos, no me deja poner el link al artículo de El País.

    Es una Tribuna que se llama “¿Podemos entendernos con los nacionalistas?”. Va sobre nacionalismo, pero sobre todos sobre las lenguas y lo ha escrito Félix Ovejero, profesor de la Universidad de Barcelona.

      Citar  Responder

  129. Sap, Angela, casualidad, casualidad, hoy El País publica una artículo sobre ello.

    Por fin me he enterado de donde salió la ocurrencia (para mí no es más que eso):

    “… hipótesis Sapir-Whorf, según la cual las diferentes lenguas ordenan conceptualmente de manera diferente la realidad, algo que afectaría a cómo las personas experimentan y conocen la realidad.”

    Creo que Sapir-Whorf se marcó una bobada oceánica que afortunadamente parece seguir el camino de las tonterías que alguna vez estuvieron de moda. La realidad es la que es, y las diferencias entre las lenguas solo reflejan las dificultad para comprenderla y describirla.

    Hablando de bobadas, lo de intentar mantener “lenguas individuales” me ha llegado al alma. Pero, claro, si uno santifica las lenguas, por qué no?

      Citar  Responder

  130. Sap,
    Angela, casualidad, casualidad, hoy El País publica una artículo sobre ello:

    http://elpais.com/elpais/2015/10/28/opinion/1446044525_794480.htm

    Por fin me he enterado de donde salió la ocurrencia (para mí no es más que eso):

    “… hipótesis Sapir-Whorf, según la cual las diferentes lenguas ordenan conceptualmente de manera diferente la realidad, algo que afectaría a cómo las personas experimentan y conocen la realidad.”

    Creo que Sapir-Whorf se marcó una bobada oceánica que afortunadamente parece seguir el camino de las tonterías que alguna vez estuvieron de moda. La realidad es la que es, y las diferencias entre las lenguas solo reflejan las dificultad para comprenderla y describirla.

    Hablando de bobadas, lo de intentar mantener “lenguas individuales” me ha llegado al alma. Pero, claro, si uno santifica las lenguas, por qué no?

      Citar  Responder

  131. si eso esta muy bien,pero ahí en la indefinición del poema y el pensamiento elevado,vaya por dios,no aprendemos Antonio que le vamos a hacer,es Gabriela Ybarra y ahí esta la línea mucho mejor y mas claramente delimitada,porque ahí una línea y esta ahí entre la mirada dulce frontal elegante y joven de Gabriela Ybarra y la jone gorizelaia vomitiva como muerta suplicante desafiante señalando la victima
    si ud encuentra seguridad en esa barba canosa marxista 68 le echare un vistazo pero es ahora y es hecho por gente joven ahora y de verdad historia sin adulterar de primera mano y por derecho propio,lo que hay que acercar a los lectores

      Citar  Responder

  132. Entre la sutileza sintética del pensamiento y la fonética del apellido “Irazoki”, juro que he pensado en un autor japonés. Y eso que me sonaba haber leído alguna referencia a él aquí mismo o en prensa y que la literatura japonesa no suele ser objeto de mucha atención (con permiso de Mishima, al que sigue reeditándose y Haruki Murakami cuyos libros en algún momento, fase mejor dicho me han atraído, pero al final siempre me provocan este juicio: “pues, vale”. En eso la memoria es la guía. No soy capaz de recordar de qué trataban ni Tokio Blues, ni El Pájaro que Da Cuerda al Mundo (si es que no he olvidado incluso los títulos). Luego al leer lo del País Vasco he vuelto arriba a releer el nombre. Francisco Javier no es un nombre muy corriente en Okinawa, por ejemplo.

    Espectacular todo lo que abarca en dos párrafos. Tiene mucho de esa sabiduría oriental que economiza palabras, suerte en la que quisiera adiestrarme. Las pasiones políticas abstractas, de grandes causas o sistemas, siempre me han parecido argumentos vitales desesperados contra el vacío personal. Hay muchas formas argumentales contra el vacío, pero esa es una destacada. Aparte, dan una clave para interpretarlo todo. AMM y, tantos otros, sin ir más lejos Vargas Llosa (o hasta Jiménez Losantos) han escrito sobre su atiborramiento juvenil de marxismos. Han dado fe de la intoxicación político-teórica que padecieron. Uno deja de ver una persona y ve a un miembro del proletariado o del capital, lucha de clases y no una bronca de tráfico, etc.

    Pienso que la calidad creativa es fruto de… la calidad creativa. Otra cosa es que el lector o la crítica, según su talante o el pie con que les pille, prefieran un autor que les aporte una visión más positiva y serena del mundo u otro que saca toda su furia contra él, llevando la cuestión a extremos. En el budista camino del medio podría estar la verdad. Por otra parte, el sufrimiento y la infelicidad como estado permanente, y hasta buscado con deliberación o de forma simulada, pero que acaba calando en la persona que acaba por confundirse con su personaje, son un precio demasiado alto. Y aun cuando dieran, es sólo un suponer, un “plus” de calidad artística. Cada estado del ánimo, cada visión del mundo, cada temple tiene su potencial artístico. Su realización depende del talento y el esfuerzo. Como colofón está el azar, esa especie de conjunción astral que dan con la obra maestra, el toque de la gracia por decirlo de forma más canónica, que puede llegarle por una vez a quien se movía en zonas medias y no llegarle jamás a quien transita siempre por zonas altas.

    En el campo de la escritura creativa es muy ilustrativo observar, por ejemplo, cómo personas de mucha más cultura, experiencia vital, mucho mayores lecturas, recursos léxicos, sintácticos, capacidad de interpretación de la literatura, y cuanto se quiera añadir, pueden producir textos de un valor literario inferior al de otros que, dicho coloquialmente, no les llegan a la suela de los zapatos. El talento tiene un mucho de don. Cuestión diferente es que con la práctica y el empeño en mejorar se adiestre, se afine y, sobre todo, aumenten las posibilidades de que cada escriba encuentre su voz, sus géneros, sus temas, etc. Pero en el fondo habrá siempre un misterio.

    Es como el gol. Hay jugadores excelentes a los que les cuesta horrores marcar. Y hay verdaderos mantas que “milagrosamente” se hinchan a marcarlos. ¿Quién demonios sabe definir en qué consiste ese don? Pero quién niega que se tiene o no se tiene. Perdón por lo chusco del ejemplo, pero es que uno tiene mucho pasado futbolero a sus espaldas.

    A propósito del azar de la obra maestra (concepto espinoso y hasta en parte ridículo, pero haberlas haylas) en el conjunto de una obra mediana y su ausencia en una muy destacada, pensé en el tenis, que es un poquito más fino como metáfora. De nadie se podría decir con justicia que es campeón de Wimbledon porque una bola tocó la cinta y acabó pasando al otro campo. Pero ha ocurrido que tenistas mejores que los campeones cuyos nombres aparecen en el palmarés del torneo para siempre se han retirado sin ese título por una bola que tocó en la cinta, se quedó muerta junto a la red o cambió su trayectoria impidiendo devolverla…

    Dichosa neurosis la de llegar demasiado pronto a las citas. A mí me ocurre que siempre salgo tarde, aunque por fortuna no siempre llego tarde. Si es error timorato de cálculo o efectividad posterior gracias al estrés, no lo sé. A veces, pura suerte en el transporte o el tráfico que se da muy bien. Y más de una vez la salida tardía es por culpa de buscar por casa un librito de esas carcaterísticas que menciona AMM, para leerlo durante el tiempo de espera que se esfuma durante su búsqueda. Luego agradeces que la consulta o lo que sea vaya retrasada. ¡Mira, al final puedo leer y todo! Y en todo caso parece me da calma o seguridad no quedarme sin la posibilidad de leer, como la patata de Leopoldo Bloom. Es otra neurosis.

    P.D. El Ulysses viene mayormente desaconsejándose como lectura de tiempos muertos.

      Citar  Responder

  133. Hablando de las variantes léxicas del español, los hermanos Ospina (Juan Andrés y Nicolás), músicos colombianos, escribieron e interpretan esta divertida canción. “Qué difícil es hablar el español” (¡VOSE!);
    http://youtu.be/eyGFz-zIjHE

      Citar  Responder

  134. Sap,

    Ya, pero eso es porque no oyes mucho holandés por tu barrio, ¿a que no?

      Citar  Responder

  135. Carlos,

    Yo creo que no hay dos personas en el mundo que hablen el mismo idioma, o eso parece. La comunicación es un asunto tan difícil, tan complicado, que incluso hablando el mismo idioma las palabras tienen distinto significado.

    Mi marido no habla español (bueno, tres palabras) y a veces, cuando hablamos en inglés, le digo que me daría exactamente lo mismo hablarle en español, o en cualquier otro idioma porque ¡no nos entendemos! Je, je.

      Citar  Responder

  136. Carlos,
    .
    Pero Carlos, ese inglés con que se entienden los científicos –cosa que me parece muy bien– no implica que cada uno de ellos no utilice su lengua materna en la vida cotidiana, ¿no?. En todo caso, creo que ese neoinglés como lengua franca que se está creando, tal vez pueda resistir los avatares del destino en tanto el país más poderoso impone su lengua. Su capacidad de sintetizarse y su facilidad gramática, juegan a su favor y el chino no le va a echar la pata por encima.

    De todas formas, supongo que se impondrán las leyes de la homogeneización y aunque las variantes de un idioma sean cada vez más distintas del núcleo original –el caso del español hablado en los países americanos o las lenguas que derivaron del latín– al final, todo este gazpacho desembocará en una lengua única, como la manera de vestir o la forma de construir edificios. Si cada lengua es una manera distinta de ver, comprender y explicar el mundo, me parece que llegará un momento en que todos los terrícolas tendrán la misma mirada.

    (¡Dioooxxxxxx! ¿cuantísimas veces habremos hablado en el blogamm de este tema? ¡Urge analizarlo desde otras posiciones!)

    :-)

    Angela,
    .
    Pues que me perdonen los aludidos, pero de los idiomas que escucho con asiduidad por mi barrio, los más feos al oído son para mí el árabe y el chino. El uno por áspero; el otro, por parecer un continuo maullido de gato.

    :-)

      Citar  Responder

  137. ” … Como un viajero desesperado que no acierta
    a subir su equipaje a …

    ” Todo comenzó en mi pequeño poblado de Okede, en Ewohimi, una de las tranquilas zonas del Estado de Edo olvidadas por el Gobierno, en la región sur-occidental de Nigeria. Acababa de llegar de la escuela alrededor de las tres y media de la tarde y estaba sola en mi habitación despojándome del uniforme escolar. Estaba en el tercer curso de los estudios secundarios. Iba a ser mi último curso en la Pilgrim Baptist Grammar School, la escuela secundaria más antigua de mi pueblo, fundada por uno de los primeros misioneros cristianos llegados a Nigeria. Estábamos a finales de septiembre, a comienzos de un nuevo año académico.
    Estaba sola en la casa. Mis hermanos y hermanas más pequeños, que habían llegado de la escuela antes que yo, habían ido a reunirse con nuestros padres en los campos para ayudarles a traer la carga de leña y los tubérculos de mandioca. Cuando escuché el golpe en la puerta, me disponía a ir a la cocina a ver si mi madre, antes de salir para los campos por la mañana, me había dejado algo para comer. Al principio, reaccioné con gesto de extrañeza y me negué a responder porque no esperaba a nadie. Sin embargo, cuando llamaron por segunda vez, me sentí obligada a responder al visitante, o quienquiera que fuese, con un tono de […]”

    Michael Ohan
    ‘Un sueño hecho realidad’
    “En ruta hacia una nueva esclavitud:
    El trágico y mortal viaje de africanos a
    Europa a través del Sáhara y del Mediterráneo”
    Editorial Mundo Negro (2004)

    … un tren ya en marcha … ”

    *

    The Best

    :)

      Citar  Responder

  138. Por decir algo también: soy consciente de que mi opinión es minoritaria y de una incorrección política chirriante, pero no entiendo la santificación de los idiomas. Siempre los he visto como un medio de comunicación, nunca como un fin. Como tal medio, cuanto más extendido sea un idioma, mejor. Y cuanto más idiomas minoritarios que nos impiden entendernos desaparezcan, mejor que mejor. Desde el principio de la humanidad los idiomas han ido evolucionando casi como seres vivo, unos se adaptan mejor que otros, y los que dejan de ser útiles languidecen y desaparecen. No hay nada malo en ello mientras sea un proceso natural, sin imposiciones.

    Ya he comentado alguna vez que en muchas ramas de la ciencia han desaparecido los idiomas, sólo existe el Inglés, y nadie hecha de menos los demás idiomas. Los científicos de todo el mundo se entienden y pueden intercambiar ideas libremente. Qué más se puede pedir a la comunicación?

    Si un grupo de matemáticos se empeñara hoy en día en seguir usando los números romanos, cómo serían considerados?

    No sé cuantas guerras se habrían evitado si todos habláramos el mismo idioma. Creo que muchas.

      Citar  Responder

  139. Ya la hemos liao, Antonio, ya la hemos liao.
    A mí me gustan los idiomas en general, los lenguajes, como formas de expresión y tal y tal y tal. ¿Amarlos? No sé, me queda un poco grande la palabra. Pero hay idiomas que no me resultan agradables al oído, igual que la música cacofónica tampoco me resulta agradable, por más que técnica o artísticamente tenga un valor inmenso. No desdeño ningún idioma, ojo, pero digo que el holandés, por ejemplo, me araña los oídos. Otra cosa es la curiosidad que me provoca. ¿De dónde vienen esos sonidos tan guturales, tan fuertes? ¿Por qué ese idioma ha evolucionado de esa forma? Seguro que los japoneses, para quienes tengo entendido que los sonidos “j” son de mala educación, tienen que hacer de tripas corazón cuando oyen hablar en holandés y, más todavía, si tienen que hablarlo.

    Ná, por decir algo.

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *