Posts by webmaster


Hemos tenido el privilegio de contemplar un fenómeno impresionante. A las cinco de la mañana nos hemos levantado y a eso de las seis hemos salido de casa para ir a Alliance, en Nebraska, a unos 240 km, donde se iba a poder observar el eclipse total. En Alliance habían organizado varios sitios para la observación, pero ni siquiera hemos entrado en el pueblo, pues había congregada tantísima gente que temíamos tener problemas para poder...

Read More

Como el niño de voz adulta cuenta en ‘La cinta blanca’ la historia de un pueblucho del Segundo Reich, poco antes de la Gran Guerra, servidor les va a relatar una historia vasca que se me ocurrió leyendo en el autobús las primeras páginas de Una sensación extraña. Un profesor –como muchos de ustedes, húsares negros de la democracia, según Péguy- urbanita él, se burla del acento de un alumno del Este (así se les llamaba a los kurdos, el...

Read More

De entre la infinidad de temas tratados en sus diarios: la I Guerra Mundial, II Guerra Mundial, historia, arte, literatura, recuerdos, sinsabores, insectos; Ernst Jünger hacía referencia, en muchas ocasiones, al placer que le deparaba la lectura de los naufragios, y en concreto “Los Náufragos de las Auckland” de Raynal. Jünger me llevó muchos meses de deliciosa lectura y ese libro, el del naufragio, se quedó en mi cabeza desde...

Read More

Para Carmen, que al final falleció ayer. Al cabo de las dos semanas los médicos de la UCI decidieron retirarle la sedación para poder evaluar su estado neurológico. No había demasiadas esperanzas de que, tras la masiva hemorragia cerebral que había sufrido, recuperara un estado de conciencia al menos cercano a la normalidad. Tan sólo unos torpes movimientos reflejos, algún bostezo y poco más. “Hay que estimularla”, dijeron, “hablarle...

Read More

Viajé al centro de los sueños en una compañía de bajo coste: empeñé el corazón y las manos amantes. Viajé para comprobar que mi esqueleto era cierto. No me dejaron facturar un par de besos de mi madre ni los ojos derrotados de mi padre. El cariño y las ilusiones pesaban una barbaridad. Embarqué con un niño triste que iba en busca de su familia y con un señor orondo, seguro, sonriente, que veraneaba allí todos los años. El resto del...

Read More