Nicholas Nixon, más cerca

Posted By on Sep 24, 2017 | 5 comments


Cada aprendizaje de un arte es una curva trazada en el tiempo. La curva del oficio de fotógrafo de Nicholas Nixon va del extremo de la lejanía al de la máxima proximidad: de los paisajes casi a vista de pájaro de extrarradios y desiertos y los himalayas de arquitecturas de Manhattan a la cercanía de los ojos que miran con descaro y confianza a la cámara; y a partir de ahí hasta otra cercanía ya intraspasable que es la de la piel misma, la de los cuerpos abrazados y adheridos entre sí, la del iris de un ojo tan abierto como la lente de un objetivo. Entonces parece que el fotógrafo quiere ir más allá, más cerca todavía, más hacia adentro, hasta la orografía de los poros y las escamas de la epidermis, hasta ese túnel que se abre en la pupila y da la impresión de mostrar la penumbra del alma, ese espejo que al mismo tiempo refleja y observa.

[…]

Seguir leyendo en EL PAÍS (23/09/2017)

5 Comments

  1. ” … Estuvo encantado todo el tiempo, una enfermera le dio un juguete pedagógico al que no le hizo ningún caso y se pasó la tarde oyendo los cuentos españoles que mi padre me había contado a mí de pequeña y tratando de girar la manivela que levantaba la cama.

    Pero siempre hago lo mismo, me pongo a hablar y se me va el hilo de lo que estaba diciendo, …

    I drove up to the graveyard, which
    Used to frighten me as a boy,
    When I walked down the river past it,
    And evening was coming on. I’d make sure
    I came home from the woods early enough.
    I drove in, I found to the place, I
    Left the motor running. My eyes hurried,
    To recognize the great oak tree
    On the little slope, among the stones.
    It was a high day, a crisp day,
    The cleanest kind of Autumn day,
    With brisk intoxicating air, a
    Little wind that feisked, yet there was
    Old age in the atmosphere, nostalgia,
    The subtle heaviness of the Fall.
    I stilled the motor. I walked a few paces;
    It was good, the tree; the friendliness of it.
    I touched it, I thought of the roots;
    They would have pierced her seven years.
    O all peoples! O mighty shadows!
    My eyes opened along the avenue
    Of tombstones, the common land …

    Richard Eberhart
    “The Soul Longs to Return Whence it Came”
    -“The pocket book of modern verse”-
    Edited by Oscar Williams
    Pocket Books Inc., NY (1955)

    … no como tú, que hablas en línea recta, cuando hablas, te quedas callado y me parece que te burlas de mí, o que no acabas de creerte lo que te estoy contando. Me acordaba de ti, estaba tan segura de que no te vería nunca más que cuando viajaba a España ni siquiera se me ocurría ir a Mágina para buscarte, pero volvías por sorpresa, en las situaciones más absurdas o en las más dolorosas me parecía verte, o si escuchaba esa canción de Carole King que te puse en mi casa, y que te emocionó tanto porque entendías toda la letra, ‘You’ve got a friend’, ¿tampoco te acuerdas? Me dijiste que estaba en la máquina del Martos … ”

    Antonio Muñoz Molina
    “El jinete polaco” (1991)
    Seix Barral, 2001

    No hay palabras
    ¿O sí?

    ._.

    *

      Citar  Responder

  2. Qué magníficas descripciones de cada fotografía. Ese “túnel que se abre en la pupila y da la impresión de mostrar la penumbra del alma…”
    Me debo parar poco cuando observo una fotografía porque no llego a ver tanto detalle en la imagen.

      Citar  Responder

  3. ” … No light, no air, …

    Irma se marchó hace dieciseis días, doce horas y tres minutos.
    Gracias por tu interés @Maida.
    Estamos muy bien.

    … no problem … ”

    ._.

    *

      Citar  Responder

  4. Comentario
    MdlMar

    ¿Ha pasado Irma por ahí? ¿Está todo bien?

      Citar  Responder

  5. ” … La objetividad …

    “[…] The Macdougal-Sullivan Gardens Historic District -to give the Gardens their full, overly sonorous name- was the enchanted, fearless space in which we live and raised our children, a place of happy retreat from the disenchanted, fearful world beyond its borders, and we made no apology for loving it dearly […]”

    Salman Rushdie
    “The Golden House” (2017)
    Random House, NY

    … me la brinda escribir a máquina … ”

    Esta tarde -en Coral Gables (Florida)- Mr. R. me ha dicho que irá en otoño a España a presentar su nueva novela.
    Posiblemente en noviembre.

    Qué cosas.

    ._.

    *

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *