El eclipse (por Ángela Marcos)

Posted By on Ago 28, 2017 | 25 comments


Hemos tenido el privilegio de contemplar un fenómeno impresionante.

A las cinco de la mañana nos hemos levantado y a eso de las seis hemos salido de casa para ir a Alliance, en Nebraska, a unos 240 km, donde se iba a poder observar el eclipse total.

En Alliance habían organizado varios sitios para la observación, pero ni siquiera hemos entrado en el pueblo, pues había congregada tantísima gente que temíamos tener problemas para poder salir después. Así que nos hemos quedado en un apartadero al lado de la carretera, donde ya había otra pareja de Pensilvania y luego se nos han unido dos chicos jóvenes con coche de California.

El día estaba soleado y a la Luna no se la veía por ninguna parte. Yo estaba temiendo que no llegase a tiempo para tapar al Sol. Pero sí, a eso de las 10:30 se ha empezado a comer una cuñita del Sol y luego, poquito a poco, se lo ha ido comiendo todo hasta taparlo por completo. Solo se veía una corona de luz blanca todo alrededor.

Mientras la Luna iba tapando el Sol, muy paulatinamente, la luz se iba tornando extraña, fantasmagórica, y la temperatura iba bajando hasta tener que ponernos las chaquetas. Se ha iniciado un atardecer que poco a poco se ha ido extendiendo hasta convertirlo todo en una noche mágica que ha durado dos o tres minutos. Unas pocas farolas cercanas se han encendido automáticamente. Los trenes de mercancías, mientras tanto, estaban parados en las vías. Cuando el eclipse se ha hecho total, se oían los gritos de la gente sobrecogida por el espectáculo y la emoción de ser testigos.

Luego, en cuanto la Luna se ha movido un poco y ha descubierto un trocito de Sol, ha empezado a amanecer otra vez y muy rápidamente ya, todo ha vuelto a la normalidad.

Ha sido un espectáculo grandioso.

por Ángela Marcos