El mensajero del más allá

Posted By on Jul 19, 2017 | 291 comments


Fui a regalarle una gran mochila llena de libros al vendedor del puesto callejero en la esquina de Broadway y la 112. Desde que vine a este barrio lo he visto en el mismo sitio, en invierno y en verano, salvo en los días de helada, en los de nieve o en los de lluvia. A veces lee de pie con los brazos cruzados, las piernas separadas, tan concentrado en la lectura que le sobresale la mandíbula inferior. Tiene una cara tan atezada como la de un marinero, una calva definitiva, unas patillas blancas como de personaje estrafalario de Dickens. Alguna vez lo he visto denigrar un libro que no le gustaba delante de la misma persona que se lo estaba comprando.

Hoy voy descargando los tesoros de la mochila y le brillan los ojos cegatos tras las gafas de culo de vaso. Me pregunta que a qué me dedico para tener tan buenos libros. Le digo que soy escritor. Sin inmutarse responde que él también. Saca de una caja de cartón un puñado de cuadernos escolares con anillas de alambre, muy desbaratados, con las tapas cuarteadas, los cantos gastados. Me dice que está escribiendo siempre todo lo que le pasa por la cabeza pero que no acaba de saber cómo convertirlo en un libro. Dice que se queda mirando por la ventana de su casa y que su novia le pregunta, qué haces, y él contesta, escribir,  y ella se extraña y hasta se burla, ¿escribir mirando por la ventana? “Mirar por la ventana es escribir también, ¿verdad?”, me pregunta, casi con complicidad de colega. Se ríe abriendo mucho la boca y le faltan la mitad de los dientes de abajo. Eso es común aquí entre la gente pobre. Ve una edición de The Waste Land y me dice: “Este es famoso pero el bueno es el otro”. Le pregunto que si The Four Quartets. Mueve la cabeza con autoridad rotunda y yo le doy la razón.

Su principal proyecto, me cuenta, es escribir la historia del infarto que tuvo el año pasado. Le dio tiempo a llegar al hospital y se desmayó en la entrada. Abrió los ojos y había varios médicos inclinándose hacia él y mirándolo muy atentamente. ¿Cómo se siente?, le preguntó un médico. Mareado, me parece, dijo él, ¿por qué? ¿Por qué? Lo miraban todavía con más asombro. Le dijeron que había pasado cinco minutos clínicamente muerto. Que el indicador en la pantalla se había puesto plano.

“Es un fastidio”, me dice. “Ahora todo el mundo me pregunta que si ví la luz al final del túnel, que si sentí la paz del infinito. Pues lo siento, pero no vi nada. Lamento traer de vuelta tan malas noticias. Al rabino que me preguntó le dije que no había visto al viejo de la barba blanca. A mi novia budista le dije que no había visto a Buda ni había sentido que estaba en tránsito hacia otra reencarnación. Los católicos me preguntan y tengo que decirles que no vi a la Virgen ni a los ángeles. No vi nada. (I didn’t see nothin’)No me enteré de nada. Tendré que escribir el libro para que dejen de preguntarme”.

291 Comments

  1. Comentario
    Óscar Maif,

    Yo no he leído la novela, pero en la película se ve que no ha cogido de ella gran cosa, porque apenas sucede nada (por lo menos en mi recuerdo, que es muy lejano).

      Citar  Responder

  2. Comentario
    El autista lenguaraz,

    Lo que digo es que la novela me pareció muy buena, independientemente de la peli, por eso no me parece el mejor ejemplo de película sin un buen guion… le quitaremos la tilde.

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  3. Comentario
    Óscar Maif,

    Me dices que El desprecio es un mal ejemplo de película sin apenas guion, porque se basa en una novela. Ya, pero eso no prueba nada. Se puede hacer una película con cuatro ideas sacadas de un libro. ¿Para ti es una película narrativa?

    Estoy de acuerdo contigo en que “lo que hace una buena película es – necesariamente – una labor coral”. Y en el resto de lo que dices sobre los productos diferentes que da un mismo guion. Pero digamos que el guion es muy importante, más que la música o que la interpretación, por ejemplo. Y hay películas que se lo deben todo al guion, como por ejemplo “Casa de juegos (House of Games)” de David Mamet.

      Citar  Responder

  4. Hermi,

    Sí, quizá vaya siendo hora de nuevo alpiste o de que se abra la ventana del blog de los lectores.

      Citar  Responder

  5. Particular resumen de actualidad:

    El famoso nadador Phelps ha retado a un tiburón blanco por ver quién de los dos recorría los cien metros en menos tiempo. El tiburón le ha ganado por dos segundos. Luego he sabido que no corrieron juntos por seguridad. Mal. De haberlo hecho a la vez podría haber ganado el humano por una pierna de ventaja.
    El viceconsejero Turull ha declarado que “ya basta; hasta aquí hemos llegado”, protestando por las resoluciones de un tribunal, persiguiendo, como no puede ser de otro modo, sus estrategias para conseguir la independencia. En este caso por haber llamado la Guardia Civil a diferentes responsables de la logística para las ilegales e hipotéticas elecciones del 1 de octubre. Dice que ven vulnerados sus derechos fundamentales. Habría que aclararle que “hasta ahí, no”, pues debería decir eso cuando pise por primera vez un establecimiento penal. Precisamente por vulnerar nuestro derecho fundamental: Nuestra Constitución.
    Anoche, viendo First Day una mujer de mediana edad, de Barcelona, sacó el tema de la política (decía estar encantada de sacarlo en la primera cita con su acompañante; un valenciano). Decía que estaba contenta de vivir este tiempo de ilusión en Cataluña: “Primero que se pongan las urnas; luego que los políticos se maten como sea”. Curiosa manera de ver el asunto. El valenciano le dio calabazas.
    Rajoy comparece como testigo en el caso Púnica, Gurtel… qué se yo. Cuando la justicia se politiza, las respuestas son políticas también. Es decir, se miente.
    Anoche vi Chasing Coral, una peli documental sobre la destrucción de las barreras de coral. No hubiera creído posible llorar por que se vayan muriendo esos estupendos animales. El director era un creativo de publicidad que, después de discutir con clientes la conveniencia o no de añadir una capa más de papel al papel higiénico, decidió a dedicarse a eso. Y lo hace con las técnicas de marketing. Se están muriendo rápidamente y el resultado es un desierto feo donde antes había un hábitat lleno de vida. Por cierto que quizá tenga que ver también con que los hombres portemos cada vez menor cantidad de espermatozoides. En el caso de los corales la causa es el calentamiento de las aguas. En el de los hombres…

      Citar  Responder

  6. Comentario
    Gaspard,

    ¿Conoces a muchos cinéfilos para los que El desprecio no sea una obra maestra?

    Oye, mi “doble” seguro que tenía nariz, ¿no? Yo también. ¿Casualidad?

    PS. Prefiero que me hables en inglés que en francés.

      Citar  Responder

  7. Óscar Maif,

    Este minidebate sobre la relación de calidad entre un guion y la película resultante sólo lo veo justificado por la falta de alpiste. Aparte de que creo recordar que ya se ha comentado aquí, me parece tan evidente que son obras distintas y que la calidad de una no tiene por qué condicionar la de la otra que no entiendo que haya discusión, es como decir que alguien tiene que ser guapo para que se pueda hacer de él un buen retrato. A menos, claro está, que centremos el tema en la relación de calidad entre el guion y la obra literaria en que se basa, y aun así, cabe la posibilidad de que una obra literaria magnífica no dé juego para la pantalla y sea imposible hacer un buen guion, o que quien elabore el guion no sepa dárselo, como justamente lo contrario.

    (Por cierto, acabo de enterarme por el DRAE que guion no lleva acento).

      Citar  Responder

  8. El autista lenguaraz, el inspector recuerda que una de las preferidas del parisino era ‘Le mépris’. Será casualidad, pero vous ne faites qu’aggraver votre cas… Espero, eso sí, que tenga usted mejor humor que aquel hombre. :-)
    Ya estamos acostumbrados a largas esperas y abandonos temporales, pero esta vez va camino de récord. Esperando el alpiste como éste, el del vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=jJB2kjb_kT0

      Citar  Responder

  9. ” … salvó en los días … ”

    “[…] Atento al tráfico, Mario Said movía la cabeza rizada y aguileña con una pesadumbre bíblica, muy inclinado encima del volante, como un conductor novato. Para no perder del todo el sosiego y los nervios procuré cambiar de conversación, y le pregunté cómo le iba de vuelta en su país […]”

    AMM
    “Carlota Fainberg” (1999)
    Alfaguara

    ” … por limpiar … ”

    Sumérgete @David CG y nada hacia el oeste,
    camino de un “Apocalipsis del coral”, y verás más “Pan”.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  10. Comentario
    El autista lenguaraz,

    Mal ejemplo me parece el de Godard con «El desprecio» porque la película está basada en la estupenda novela del mismo título de Alberto Moravia.

    Me refería más —como ejempo paradigmático extremo— a ese cine de autor con tendencias no narrativas que a menudo da obras maestras incluso sin la misma existencia física de un guión (algo normalmente impensable en la gran industria USA).

    Como se admiten sugerencias ahí va alguna: Kiarostami, Rossellini, Garrel, Costa, Lisandro Alonso, Reygadas, Cassavetes, Bresson, Olmi, Sokurov, Antonioni, Lucrecia Martel, etc, etc, etc.

    En mi humilde opinión lo que hace una buena película es —necesariamente— una labor coral. No porque tenga una gran banda sonora va a ser buena, o sólo porque tenga un gran guión, o únicamente por sus interpretaciones. Se trata de un conjunto que ha de funcionar como una buena orquesta y darnos grandes momentos, da igual la forma mientras funcione el todo y de alguna manera nos transmita la emoción.

    Tenemos ejemplos de que partiendo de un mismo material se producen resultados extraordinariamente diferentes. Recurriremos para ello al autor más adaptado de todos los tiempos: William Shakespeare. Y para no comlpicarnos mucho nos centraremos en una de sus obras menos adaptadas: “La Tempestad”.

    Partiendo de esa obra teatral se han realizado multitud de películas, desde un western «Yellow Sky» (Wellman, 1948), hasta una de sci-fi «Forbidden Planet» (Wilcox, 1956), hasta adaptaciones más fieles «The Tempest» (Jarman, 1979) o estupendas rarezas como «Tempest» (Mazursky, 1982) o el «Prospero’s Books» de Greenaway (1991). Como se puede apreciar, de un mismo material de partida se consiguen resultados que muy poco tienen que ver entre sí, pese a ser todas en esencia “La Tempestad”.

    P.S.- Y hablando de Shakespeare… hay muchas maneras de pasar a la posteridad siendo escritor:
    http://www.culturamas.es/blog/2017/04/09/eugene-schieffelin-y-las-aves-de-shakespeare/

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  11. Comentario

    El autista lenguaraz: obras maestras del cine sin un gran guion (…) El despreci0, de Godard

    Mal ejemplo me parece este último porque la película está basada en la estupenda novela del mismo título de Alberto Moravia.

      Citar  Responder

  12. Ya está el fistro haciendo de las suyas. Voy a ver si dividiendo el mensaje en dos…

    Comentario

    El autista lenguaraz: pocas obras maestras del cine sin un gran guion (…) El desprecio, de Godard

    Mal ejemplo me parece este último porque la película está basada en la estupenda novela del mismo título de Alberto Moravia.

    Me refería más —como ejempo paradigmático extremo— a ese cine de autor con tendencias no narrativas que a menudo da obras maestras incluso sin la misma existencia física de un guión (algo normalmente impensable en la gran industria USA).

    Como se admiten sugerencias ahí va alguna: Kiarostami, Rossellini, Garrel, Costa, Lisandro Alonso, Reygadas, Cassavetes, Bresson, Olmi, Sokurov, Antonioni, Lucrecia Martel, etc.

      Citar  Responder

  13. Comentario

    El autista lenguaraz: pocas obras maestras del cine sin un gran guion (…) El desprecio, de Godard

    Mal ejemplo me parece este último porque la película está basada en la estupenda novela del mismo título de Alberto Moravia.

    Me refería más —como ejempo paradigmático extremo— a ese cine de autor con tendencias no narrativas que a menudo da obras maestras incluso sin la misma existencia física de un guión (algo normalmente impensable en la gran industria USA).

    Como se admiten sugerencias ahí va alguna: Kiarostami, Rossellini, Garrel, Costa, Lisandro Alonso, Reygadas, Cassavetes, Bresson, Olmi, Sokurov, Antonioni, Lucrecia Martel, etc, etc, etc.

    En mi humilde opinión lo que hace una buena película es —necesariamente— una labor coral. No porque tenga una gran banda sonora va a ser buena, o sólo porque tenga un gran guión, o únicamente por sus interpretaciones. Se trata de un conjunto que ha de funcionar como una buena orquesta y darnos grandes momentos, da igual la forma mientras funcione el todo y de alguna manera nos transmita la emoción.

    Tenemos ejemplos de que partiendo de un mismo material se producen resultados extraordinariamente diferentes. Recurriremos para ello al autor más adaptado de todos los tiempos: William Shakespeare. Y para no comlpicarnos mucho nos centraremos en una de sus obras menos adaptadas: “La Tempestad”.

    Partiendo de esa obra teatral se han realizado multitud de películas, desde un western «Yellow Sky» (Wellman, 1948), hasta una de sci-fi «Forbidden Planet» (Wilcox, 1956), hasta adaptaciones más fieles «The Tempest» (Jarman, 1979) o estupendas rarezas como «Tempest» (Mazursky, 1982) o el «Prospero’s Books» de Greenaway (1991). Como se puede apreciar, de un mismo material de partida se consiguen resultados que muy poco tienen que ver entre sí, pese a ser todas en esencia “La Tempestad”.

    P.S.- Y hablando de Shakespeare… hay muchas maneras de pasar a la posteridad siendo escritor:
    http://www.culturamas.es/blog/2017/04/09/eugene-schieffelin-y-las-aves-de-shakespeare/

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  14. Comentario

    El autista lenguaraz: pocas obras maestras del cine sin un gran guion (À bout de souffle, con un guión mínimo de François Truffaut, o El desprecio, de Godard

    Mal ejemplo me parece este último porque la película está basada en la estupenda novela del mismo título de Alberto Moravia.

    Me refería más —como ejempo paradigmático extremo— a ese cine de autor con tendencias no narrativas que a menudo da obras maestras incluso sin la misma existencia física de un guión (algo normalmente impensable en la gran industria USA).

    Como se admiten sugerencias ahí va alguna: Kiarostami, Rossellini, Garrel, Costa, Lisandro Alonso, Reygadas, Cassavetes, Bresson, Olmi, Sokurov, Antonioni, Lucrecia Martel, etc, etc, etc.

    En mi humilde opinión lo que hace una buena película es —necesariamente— una labor coral. No porque tenga una gran banda sonora va a ser buena, o sólo porque tenga un gran guión, o únicamente por sus interpretaciones. Se trata de un conjunto que ha de funcionar como una buena orquesta y darnos grandes momentos, da igual la forma mientras funcione el todo y de alguna manera nos transmita la emoción.

    Tenemos ejemplos de que partiendo de un mismo material se producen resultados extraordinariamente diferentes. Recurriremos para ello al autor más adaptado de todos los tiempos: William Shakespeare. Y para no volvernos muy locos nos centraremos en una de sus obras menos adaptadas: “La Tempestad”.

    Partiendo de esa obra teatral se han realizado multitud de películas, desde un western «Yellow Sky» (Wellman, 1948), hasta una de sci-fi «Forbidden Planet» (Wilcox, 1956), hasta adaptaciones más fieles «The Tempest» (Jarman, 1979) o estupendas rarezas como «Tempest» (Mazursky, 1982) o el «Prospero’s Books» de Greenaway (1991). Como se puede apreciar, de un mismo material de partida se consiguen resultados que muy poco tienen que ver entre sí, pese a ser todas en esencia “La Tempestad” de Shakespeare.

    P.S.- Y hablando de Shakespeare… hay muchas maneras de pasar a la posteridad siendo escritor:
    http://www.culturamas.es/blog/2017/04/09/eugene-schieffelin-y-las-aves-de-shakespeare/

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  15. MdlMar,

    Sobre tu cita de Knut Hamsun – “Pan” (1896): “Propaga sus alaridos por las anfractuosidades del roquedo. (…)”.

    Me ha gustado mucho el fragmento que has transcrito y tal vez la frase de arriba, lo que más. Soporta aún nuestras sensibilidades contemporáneas o gustos estilísticos, nuestros usos o preferencias narrativos en el fondo.

    Hoy día, hasta quienes aprecian esta forma de escritura preciosista y toleran las metáforas agitadas y grandiosas de la naturaleza, creo que la perciben, en una u otra medida, como una barrera, o un velo, que se interpone entre lector y narración. Un velo precioso, de seda, con bellos dibujos y colores variados y muy bien elegidos, digno de atención y elogio -demasiado incluso-. Pese a todo, un velo, una barrera o impedimento cuando se aspira a ver el rostro y cuanto antes.

    Y no me venga usted con estas descripciones de lo natural, pelín subiditas o exageradas, demasiado pasionales, de “flipado”) que eso que usted dice lo he visto en los documentales de la tele y no es para tanto.

    Me huele que es así y eso entre quienes aprecian las bellas palabras de las descripciones, el lenguaje preciosista, digamos. Basándome en diversas experiencias literarias compartidas, o incluso colectivas, que tales lectores son cada vez son menos. En los libros, y tal vez aún más fuera de ellos, la palabra como forma de placer estético y sonoro, como fuente y testimonio de belleza va perdiendo adeptos. Se embotan los oídos para la eufonía, aburren cualesquiera juegos con las palabras, se opta por limpiar el monte de toda esa hojarasca…

    Así, de paso, Toni A., ni lo uno (el enredo en el politiqueo, ya muy, pero que muy derivado), ni lo otro (lo de esa niña, ya no tanto, a la que tenía gozosamente olvidada -lo del “gozo” sin culpa alguna de ella, que yo sepa).

      Citar  Responder

  16. Comentario
    Sap,

    Por el amor de Dios!!!

      Citar  Responder

  17. Toni A.,
    .
    Un malévolo guasón soltó el otro día que una vez desvelado el rostro de Andreíta, habría que volver a pixelarselo.

    :-…

      Citar  Responder

  18. Comentario
    David CG,

    Las conversaciones endogamicas son el pan nuestro de cada día de los foros.
    Para variar, se puede hablar de la mayoría de edad de Andrea Janeiro Esteban.
    ;-)

      Citar  Responder

  19. RECTIFICACIÓN

    En nuestra edición de ayer, nuestro colaborador y columnista David CG afirmó que “cada cual tiene sus gustos o sus empecinamientos, pero mi pensamiento se va hacia la necesidad de una nueva entrada o regalito del jefe cuando se defienden la Marinaleda de Sánchez Gordillo o la Cuba de los Castro como buenos lugares para residir. Sin perjuicio de los méritos geofísicos de la isla. Los del municipio sevillano los ignoro.

    D. Diego Ariza, también colaborador asiduo de nuestro diario, entendió que lo transcrito se refería a unas palabras suyas, también publicadas en nuestro diario y en respuesta a otro de nuestros colaboradores, el afamado periodista sevillano conocido como Sap. Asimismo, consideró que D. David CG había manipulado sus palabras.

    Transmitida la reacción a D. David CG éste confirma que, en efecto y como todo el mundo sabe, “la pullita”, es un decir, iba dirigida al citado compañero D. Diego.

    Asimismo, nos pide que rectifiquemos lo por él escrito, dentro de un contexto de cierta ligereza y como inciso final en su epistolario abierto con Maties. Así, desea hacer saber al Sr. Ariza, y a quienes todavía sigan leyendo tal vez bostezando irremisiblemente con estos dimes y diretes que, en efecto, D. Diego Ariza no dijo que Cuba y Marinaleda (de la que se olvida el Sr Ariza en su queja de manipulación) y Cuba sean “buenos lugares para residir”, sino que estaba seguro de que si debía elegir entre Marinaleda y alguno de los municipios de alrededor, como lugar de residencia para él y su familia, elegiría Marinaleda. Asimismo, manifestó que, si le obligaran a exiliarse al Caribe, Cuba sería una de las primeras opciones, al menos antes que Guatemala, El Salvador, Venezuela, Haití, Republica Dominicana, etc.

    En vista de las sorprendentes derivas que tomó el diario ayer, con el Sr. Ariza cambiando de humor y actitudunos sube y bajas como de montaña rusa, de la risa divertida a la indignación, la ira o cosa parecida- , y formulando muy extrañas preguntas, D. David CG nos solicita que transcribamos la pregunta del Sr. Ariza y su respuesta.

    Pregunta del Sr. Ariza
    ” (…) te pregunto lo mismo que a David CG: ¿por qué piensas que los que leen el blog de Muñoz Molina, incluyéndolo a él, son idiotas? ¿por qué piensas que los que leen el blog de Muñoz Molina, incluyéndolo a él, son idiotas?”

    Respuesta de David CG.
    “No pienso que los lectores del blog de Muñoz Molina son idiotas”
    “No pienso que Muñoz Molina sea idiota” (caso de que “él” se refiera al prestigioso escritor y dueño del blog).
    Si el pronombre “él” se refiriese al propio David CG, éste manifiesta que:
    “en algunas que otras ocasiones, numerosas al cabo de ya unos cuantos años de vida, pienso que soy idiota. Por ejemplo, ahora mismo, contestando a una pregunta que no sé a santo (o cuento) de qué viene y cuya respuesta es del todo innecesaria por evidente.

    Por último, el Director regaña públicamente a todos los aludidos (con excepción del Sr. Maties) por enredarse en dimes y diretes sobre hipotéticas residencias que a la masa de lectores (es un decir) nada importan y aburren.

    Les recuerda, además, que estamos en campaña de captación de nuevos suscriptores y firmas nuevas, como respuesta a la vaga sospecha de estancamiento, tanto en número como en cuanto a la franja de edad de nuestros lectores.

    Y, en petit comité o por lo bajini, el Sr. Director atribuyó los hechos arriba expuestos a que el editor y dueño exclusivo de la cabecera se está tomando demasiadas vacaciones con el rollo ese de la mudanza, que tampoco será para tanto (“Esto pasa porque el de arriba”(…) ).

    Puesto que en la redacción predomina el ateísmo, y el de nuestro dire es conocido y hasta militante, todos entendimos que “por el de arriba” no aludía a dios, si no a D. Antonio. Este, siendo el dueño y demás, puede por supuesto hacer lo que le salga de (donde sea) y no hacer nada también. Pero… si nos envía un articulito, de esos aquí llamados “alpiste”, aunque sea algo ligerito y vacacional, una fruslería, nos vendría bien para que nuestro diario se anime y no de penita leerlo, como empieza a ocurrir y atestigua, mismamente, este relleno endogámico, intrascendente y soporífero.

      Citar  Responder

  20. ” … Heme sentado en la montaña;
    el aire me trae los mugidos del mar,
    su aliento salobre, y …

    “[…] Puede pasar que derriben mi templo para usar sus piedras para otro templo. Hay muertes y nacimientos. Mas no me hables de la libertad de las piedras. Pues entonces no hay templo […]”

    Antoine de Saint-Exupéry
    “Ciudadela”
    Traducción de Hellen Ferro
    Alba minus (2000)

    … propaga sus alaridos por las anfractuosidades del roquedo. Dijérase que bajo el mar luchan innumerables colosos contorsionados sus miembros en un paroxismo que alza enormes espumas o, más bien, parece que diez mil demonios se divirtiesen en arrancar del agua, con aletazos invisibles, un hervor constante. Entre los celajes … ”

    Knut Hamsun
    “Pan” (1894)
    Traducción de A. Hernández-Catá
    Vergara – Círculo de Lectores, 1963

    Y entre col y col, ¡aspirina!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  21. Comentario
    Óscar Maif,

    Pues yo sí estoy de acuerdo con Diego Ariza. Para mí, hay muy pocas obras maestras del cine sin un gran guion (À bout de souffle, con un guión mínimo de François Truffaut, o El desprecio, de Godard, La gran comilona o Dillinger è morto de Marco Ferrreri, y varias de Fellini, son las únicas que se me ocurren ahora). Yo no conozco grandes películas sin guion de Chaplin, Lubitsch, Hitchcock, Visconti, Mankiewicz, Dreyer, Rosellini, John Ford, Bergman, Billy Wilder, Renoir, Mizoguchi y otros muchos grandes cineastas. Pero quizás las haya. Se admiten sugerencias.

    (Escrito por Roger O. Thornhill, perseguido por la avioneta del inspector Gaspard Clouseau en medio de las explanadas desiertas de este blog).

      Citar  Responder

  22. Zacarías: te recomiendo Le Tableau

    Anotada queda esa peli de 2011 (aunque con subs buenos, scilicet).

    Como está de moda meterse con Ariza (aunque yo no voy a hacerlo políticamente) voy a discutirle eso que escribió a propósito de «Stockholm» de que una peli con un buen guión es una buena peli. No creo que eso sea así ni tampoco lo contrario. Hay muchos guiones decentes malogrados al adaptarlos al medio, un ejemplo frecuente que se me viene a la cabeza es el caso de obras teatrales que se convierten en películas. También hay muchas grandes novelas que adaptadas al cine lo pierden casi todo (el anfitriomm lo ha sufrido en carnes propias). También puede ocurrir que de una novela mala nazcan estupendas películas.

    Hoy he visto otra de mis pelis atrasadas (de Cannes 2016) y es un peliculón con un guión de lo más normalito y mínimo: «Nuestra hermana pequeña», de Kore-eda. Sus virtudes son otras muchas, pero desde luego no un gran guión: la manera en la que está rodada, la interpretación de las actrices (todos los personajes protagonistas son femeninos), los hermosos encuadres, el estilo entre Ozu e Ichikawa, la sensibilidad, la fotografía, la poesía, la música… y que entre tanta peli machota y tontorrona apetece de vez en cuando uno de estos delicados tragos orientales refrescantes.

    Otro ejemplo de buena peli con guión simple que se me ocurre es la que comentaba el otro día Gaspard, «El diablo sobre ruedas» la primera de Spielberg: con tan solo una idea potente (un camionero majareta decide hacerle la vida imposible a alguien) sin mucho respaldo más allá de la emoción y de saber narrar cinematográficamente se consigue un filme bastante potente.

    ¡Salud y República!

    P.S.- Nuestro mayor campeón en la historia del motor se jugó la vida en cada carrera durante años sin tener ningún percance importante… y ahora llega un coche, le endiña por detrás y ahí está el hombre en la UCI en coma inducido. Ojalá se recupere bien y pronto para que pueda contar si vio o no la luz esa al final del túnel.

      Citar  Responder

  23. “I like to have a martini / Two at the very most / After three I’m under the table / After four I’m under the host”. Cita de Dorothy Parker recogida por E. Lindo en ‘Noches sin dormir’, una delicia de diario neoyorquino, casi coprotagonizado por nuestro anfitrión.

      Citar  Responder

  24. mgc,
    .
    Desde luego que hay héroes, pero no me refiero ahora a montañeros. El más intenso y verdadero héroe es el tío joven a ojos de un sobrino pequeño. Esa relación de admiración (también se da un poco entre primos de diferente edad) y embeleso mezclada con complicidad, supera a cualquier otra: padres/hijos, abuelos/nietos, por tener la ventaja, digamos, de una menor rigidez de parentesco, pero la suficiente como para no convertir tal relación en la de unos amigos.

    Como cantaba Bowie, “podemos ser héroes por un día”; pero cuando fuimos tíos o primos mayores, pudimos mantener la aureola heroica nimbando nuestras cabezas incluso varios años.

    Dicha la última chuminá del día, me dirijo a las ociosas plumas.

    Sweet dreams, señore.

    :-Zzz

      Citar  Responder

  25. Comentario
    Sap,

    Homeeeee….me quedo con lo mejor del artículo, lo de las viviendas a 15€….lo de que hay jubilados en un parque tomando el sol y adolescentes tomando café en la terraza de una bar….pues me parece normal….lo de que hay miedo a criticar al alcalde….a ver…no me lo creo.

      Citar  Responder

  26. Del Carlyle al Monseñor. Dos escenarios históricos que unen a dos pianistas/cantantes de culto, Bobby Short y Bola de Nieve, a quienes compara Elvira Lindo. El primero en “I’m in love again”, de Cole Porter, con escenas de ‘Hanna and her sisters’:

    https://www.youtube.com/watch?v=Bo3xumxEno8

      Citar  Responder

  27. Sap,

    Sin duda, amigo Sap, de los Gordillos sevillanos, estos dos son los que prefiero.
    :-)

      Citar  Responder

  28. DomingoGlez y Diego Ariza:
    .
    Creo que con este reportaje: http://www.magazinedigital.com/historias/reportajes/las-dos-vidas-marinaleda junto con la web municipal de Marinaleda: http://www.marinaleda.com/inicio.htm (atención a la descripción de las Fiestas) es fácil comprobar cómo estos sistemas acaban todos igual de esclerotizados. Tras un primer flash llega el inmovilismo, el ni palante ni patrás, la perpetuación en el poder, la nula capacidad de progreso, etc.

    ¿Se vivía peor en Marinaleda hace 50 años? Sin duda. El problema es que si nada lo remedia, dentro de otros 50 años se seguirá viviendo igual que ahora, con la famosa “Cooperativa” actuando como El Castillo de Kafka y los nativos rindiendo culto a Gordillo embalsamado en una urna.

    :-…

      Citar  Responder

  29. ” … Era su manera de divertirse … ”

    “[…] Pocos días después salimos de caza. Dejamos detrás las plantaciones de té, los arrozales, algunos campos casi yermos y entramos en el bosque, poblado de inmensos árboles extraños: bambúes, manglares, tamarindos, gomíferos y sabe Dios cuántas especies más desconocidas para nosotros; un riachuelo exiguo, cuyo caudal sólo debía crecer en época de lluvias, nos acompañó largo rato; matamos algunas palomas torcaces y, por la tarde vimos a lo lejos dos panteras. Glahn era un tirador excelente, no fallaba un tiro; pero justo es decir que su escopeta era […]”

    Knut Hamsun
    “Pan” (1894)
    Traducción de A. Hernández-Catá
    Vergara – Círculo de Lectores, 1963

    ” … a la espera de lo que responda Maese … ”

    Díjolo DomingoGlez,
    suprarogación ¿fallida?

    I don’t think so.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  30. Dicen que existe la paz, en los verdes campos del edén …Hay que morirse para averiguarlo…. Decía O’Neill.
    Mi amigo Paco Martin, con tres infartos gravísimos entre pecho y espalda, dice que jamás vio lucecita alguna.
    A ver si mañana en Mérida asistiendi a la representación del Séneca de Gala, conseguimos al menos ser felices.

      Citar  Responder

  31. Comentario
    DomingoGlez,

    Marbella es

    I/PMe 379,64

    y el de Marinaleda:

    I/PMe 323,15

      Citar  Responder

  32. Comentario
    Diego Ariza,

    Pues según estos datos oficiales el impuesto medio por persona de Marbella es

    Importe I/Per I/PMe
    139.925.161,44 1.002,78 379,64

    y el de Marinaleda:

    Importe I/Per I/PMe
    1.046.849,57 382,90 323,15

    ¡Qué vergüenza!

      Citar  Responder

  33. Comentario
    MdlMar y Maese,

    Joaquín y Ana eran los padres de la Virgen María ¿no? la de la gestación sub….upps! no quiero discutir.

      Citar  Responder

  34. Comentario
    La Serapia,

    Oh! Todo un honor!.

    Que el celestino Sap nos ponga en contacto.

      Citar  Responder

  35. DomingoGlez,

    Por aquí puedes buscar:

    http://www.foro-ciudad.com/

    En 2016 Marinaleda recibió de las Administraciones 1.197.788€. Hay censados 2.711 habitantes. Sale a 441€ por habitante. 441€ entre 12 sale a 36,81€ al mes. Es el secreto de Marinaleda: el día 1 de cada mes la gente va pasando por el despacho del cacique y recibe un sobre con 36,81€… y al bar a beber y echar la partida hasta el mes siguiente. Cualquiera se pone a doblar el espinazo si le regalan 1 euro al día. ¡No me extraña que Andalucía esté llena de vagos!

    http://www.foro-ciudad.com/sevilla/marinaleda/mensaje-13289635.html

      Citar  Responder

  36. ” … Oían la radio y, …

    “[…] La casa se convirtió en un verdadero taller el día en que se incorporó al trabajo José, un muchacho de aquí, de Bovra, que había estado en la cárcel con su tío y que, cuando se enteró de que se había venido a vivir con nosotros, se presentó para saludarlo y, al poco rato, ya se había sentado con él y con el abuelo para trabajar. Pronto empezaron a aparecer dos o tres clientes cada semana, que se llevaban la producción, pagaban y les dejaban listas de encargos para los siguientes días.
    Tu padre les compró a los carpinteros una mesa de trabajo y herramientas, y, más adelante, un torno. El día en que instalaron el torno, tu tío y José salieron de la casa bromeando y volvieron al cabo de un rato con una garrafita de vino y nos hicieron beber a todos. […]”

    Rafael Chirbes
    “La buena letra” (2002)
    Anagrama | Col. Compactos, 2015

    … después de comer, se iban al fútbol … ”

    Celebración múltiple en tu casa Maese Nicolás.
    Entrañable fin de julio.
    Estío.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  37. DomingoGlez, pues igual. Y a los que comen albóndigas de hace días en verano, también. A todos, que les den ;)

      Citar  Responder

  38. El autista lenguaraz, sí, pero para eso no hay que poner la vida en peligro ni darle el disgusto a tus seres queridos si te pasa algo.

    Me fui como tantas otras tardes en la bici al desfiladero, con mi toalla para tumbarme a leer un libro en esa misticidad de la que hablas. Les vi escalando, identifiqué a algunos porque eran de mi pueblo, a los otros no les conocía. Llevaban mucho tiempo que les había dado fuerte por la escalada. Cada vez más profesionales y cada vez más entendidos. En lo más apacible de la tarde, tumbada, oí gritos desesperados y corrí hacia donde estaban.
    Con mi toalla le taparon. No quiero describir lo que vi porque me parece demasiado duro. Un chico vomitaba en mitad del camino sujetado por otros dos y otros gritaban desgarrados. Vino un helicóptero de la Junta de Castilla y León, llegaron los bomberos, la policía, el alcalde. Para cuando salí del desfiladero estaban ya todos allí. Fui al claro junto al río donde había candado mi bici y volví pedaleando los 7 km hasta el pueblo. La noticia había corrido como la pólvora por todo el valle y cuando llegué delante de mi casa, La Raquel, la madre de uno de los que había reconocido, mi vecina, vino hacia mí desesperada y me empezó a dar sacudidas gritándome que si era su hijo.

    -No, no era Alberto, ¡No era Alberto! ¡Alberto estaba bien! ¡Era del otro pueblo!

    Raquel no razonaba, me apretaba enloquecida y gritaba como loca sin soltarme. Pero en el otro pueblo alguien les tuvo que decir que sí, que sí era su hijo.

    Que les zurzan. Los que exponen al límite por diversión para mí no se merecen que les haga ni caso. Ya pueden hacer todas las heroicidades que quieran después tratando de salvarse unos a otros. Valientes memelos.

      Citar  Responder

  39. Comentario
    Sap,

    Ya lo decía Victor Manuel, con melena setentera/ochentera que yo también lucía entocnes, ay.

    De buenas intenciones está el invierno lleno
    A falta de razones, nos basta con querernos
    La vida es un combate contra el tiempo
    https://www.youtube.com/watch?v=UOWrqP6wb0Y

      Citar  Responder

  40. Diego Ariza,

    Claro, yo tampoco pienso que serían malas personas esos tres montañeros si no hubieran ido a rescatar al otro. Menuda situación se les presentó.

    Lo que me parece es que haber ido, cuando nada les obligaba y el perdido ni siquiera iba en su grupo demuestra que, al menos en esa ocasión, se comportaron como personas valientes, empáticas y, en mi opinión, muy buena gente.

    Ya lo he dicho antes, unos tipos en los que yo, en principio, confiaría bastante, se les llame héroes o la palabra que se quiera

      Citar  Responder

  41. Zacarías,

    Bueno, parece que Marinaleda y Corea del Norte formaban parte de la tripleta de “paraísos comunistas” pero, dos horas después, y a pesar de sus “muchas y profundas semejanzas” resulta que “ya no son lo mismo”. ¡Qué record!.

    ¿Que Sánchez Gordillo si pudiera instalaría un totalitarismo como el de Corea? Yo no lo sé porque la bola de cristal hoy no me funciona. Lo que está claro es que nada de lo que ha dicho o hecho se parece a semejante cosa. Habrá quien piense que Rajoy y no pocos de sus votantes, si no hubiera un Estado de Derecho, rellenarían las cunetas que no están llenas. Yo no creo que nada de lo que ha dicho o hecho Rajoy indique semejante cosa pero si alguien lo cree y así lo escribe pues me parece bien. Es la libertad de decir lo que a uno se le pase por la cabeza. Habrá quien le parezca un descubrimiento politógico y habrá quien le parezca de primer cuatrimestre de cuñadismo.

    Lo de la piruleta es mentira. El que quiera piruleta que se la compre. Daré azucarillos que son más baratos.

      Citar  Responder

  42. O más bien Roger O. Thornhill (ex Autista lenguaraz)

    Comentario

    (Con el permiso de Gaspard, el inspector Clouseau del blog)

    La Serapia,

    Me decepciona sobremanera tu mensaje. Yo creía que tú eras una “mística” de la Naturaleza y que, por ello, te gustaba la “mística” del alpinismo, que es una de las actividades más bellas que existen. ¿Hay espectáculo más grandioso que ver amanecer desde una cumbre?.

      Citar  Responder

  43. Comentario

    (Con el permiso de Gaspard, el inspector Clouseau del blog)

    La Serapia,

    Me decepciona sobremanera tu mensaje. Yo creía que tú eras una “mística” de la Naturaleza y que, por ello, te gustaba la “mística” del alpinismo, que es una de las actividades más bellas que existen. ¿Hay espectáculo más grandioso que ver amanecer desde una cumbre?.

      Citar  Responder

  44. Sap,

    “por culpa de los que apoyan/justifican a Gordillo, os va a gobernar el PP de por vida”

    En efecto. Lo decía ayer Boadella en una carta al presidente del Gobierno publicada en El Mundo. Mariano Rajoy es el tipo con más suerte de toda España. Justo cuando la corrupción se hacía ya insoportable y todo indicaba que lo íbamos a echar con una patada en culo, llega con fuerza “un viejo Fantomas con coleta junto a un séquito de mocosos trasnochados” que nos mete el miedo en el cuerpo a todos los burgueses y nos obliga a cerrar filas con lo menos malo que encontramos a nuestro alcance. Y por si eso no bastara, en el momento más apropiado se echan al monte los nacionalistas catalanes, de manera que Rajoy (junto con “su pupilo Rivera”) aparece como el único dispuesto a plantarse y a defender el Estado de Derecho (mientras el PSOE se enreda con la plurinacionalidad y con la quita de la deuda catalana). Con la izquierda que hay en España, nos queda Rajoy para rato…

      Citar  Responder

  45. mgc,

    Una duda que yo siempre tengo es sobre los “no héroes”. No tengo dudas en que es encomiable aquella persona que arriesga la propia vida por salvar otra. Pero, ¿si esos tres montañeros hubieran decidido que no iban a ir al rescate podríamos considerlos malas personas? Yo me inclinaría por decir que no. ¿Hubiera sido peor persona el chico que asesinaron los yihadistas en Londres cuando fue con su monopatín a defender otra persona si hubiera decidido esconderse o salir pitando para su casa? Qué complicado es el mundo y cuánta variedad de colores. Con la tranquilidad que de estar instalado en la creencia de que todo es blanco o negro.

      Citar  Responder

  46. Comentario
    Zacarías,

    En Marinaleda no hay hambrunas porqué esta en España y no se qué de subvenciones.

    Madre mía….¿Has estado alguna vez allí?

      Citar  Responder

  47. Zacarías, desconozco los detalles de la comuna de Sánchez Gordito, pero más que a Corea del Norte -que, oye, ya tienen casi misiles intercontinentales con cabeza nuclear- me suena, por el aspecto campesino de sus proyectos, al experimento camboyano de la vuelta al campo y al troque, con la diferencia de que no hay un genocidio de por medio. Hace unos años los batasunos propusieron la soberanía alimentaria. Marx los cría, y ellos se juntan.

      Citar  Responder

  48. Yo hubiera preferido que los ciento y pico millones de euros que gastaron en el tranvía de Jaén (la obra más ruinosa de este país por número de habitantes) los hubieran invertido en crear empleo.

    Pero no me preguntaron, en Marinaleda si preguntan que hacer con las subvenciones y votan todos, hasta los disidentes y el/la que votó a UPyD.

    Otra cosa ¿Marinaleda recibe más subvenciones que Marbella? De verdad, que no lo sé ¿dónde puedo buscarlo?.

      Citar  Responder

  49. Maties, uno de los colegas de profesión de Truffaut, Resnais, que compartió con Truffaut varias veces el guionista Jean Gruault, dirigió treinta años antes que Nolan su ‘Memento’ un filme sobre los juegos del tiempo y la memoria titulada ‘Je t’aime, je t’aime’ con el rol principal para Claude Rich: https://www.youtube.com/watch?v=qc_isgPgdio La película, bastante particular, solo fue adelante gracias a las presiones de Truffaut.

      Citar  Responder

  50. Diego Ariza,

    La comparación que hacía entre Marinaleda y Corea del Norte no era irónica. La hacía muy en serio. Aun sabiendo que no son lo mismo, yo veo muchas y profundas semejanzas entre las propuestas económicas de Sánchez Gordillo y las del dictador coreano (como el rechazo de la economía de mercado, el menosprecio de la iniciativa empresarial, la preferencia por una economía dirigida totalmente desde los poderes públicos, etc.). Y las semejanzas no son solo económicas. También coinciden estos dos señores en algo esencial que, en mi opinión, los mete en el mismo saco: la prioridad que le conceden a la homogeneidad social sobre la libertad individual. Esto puede parecer un pequeño detalle, pero de esta prioridad se acaban derivando muchos tics totalitarios.

    Es cierto que estas semejanzas no convierten a Marinaleda en Corea del Norte. Pero si no lo hacen es porque Marinaleda (por mucho que le pese a Sánchez Gordillo) está en España, y el Estado de Derecho español impide que las ideas comunistas de Sánchez Gordillo degeneren en lo que siempre ha degenerado el comunismo a lo largo de toda su historia (es decir, en dictaduras como la cubana, la soviética, la china, la coreana, etc.: ya sabemos lo acaba pasando allí donde los comunistas gobiernan sin que el Estado liberal les ponga trabas).

    Otra diferencia entre Marinaleda y Corea del Norte: en Marinaleda no hay hambrunas. Pero, una vez más, esta diferencia hay que agradecérsela a que Marinaleda (por mucho que le pese a Sánchez Gordillo) está en España, y gracias a los impuestos de los españoles se puede subvencionar el experimento de Sánchez Gordillo.

    ********

    Diego Ariza,

    ¿Primero me reprochas un comentario irónico (que no lo era) y luego me comparas con un niño de cinco años y propones darme una piruleta? ¿En qué quedamos?

      Citar  Responder

  51. La Serapia,

    Pues, mira, héroes no lo sé, vete a saber, pero lo que sí tengo claro es que yo con Iñarritu y los de su equipo me marchaba tranquila a donde sea, al fin del mundo si hace falta para algo, sabiendo que, si está en su mano y es por ellos, no me van a dejar en la estacada.

    Con la gente que ha dejado tirado a su compañero en medio del monte y sin ayuda, panda de insolidarios, ni a recoger billetes

      Citar  Responder

  52. mgc, lo de responder a la gallega lo dijo en su día Rosa Díez sobre el mismo Rajoy, no sin polémica. Pero ocurre como con los chistes antisemitas, que la única forma de que sean contados sin herir sensibilidades es que los diga un judío. :-)

      Citar  Responder

  53. Uno de los pocos libros de Carrère que me quedaban por leer era ‘Una novela rusa’. La compré en París en formato bolsillo, y estoy por regalarla al primer vendedor de libros callejero que me encuentre, o tirarla al mar para que se la coman los peces. Tiene un comienzo prometedor con dos historias de 1944, entre un húngaro, prisionero de guerra, que a partir de ese año se pasó casi sesenta años en un psiquiátrico ruso, y el abuelo materno de Carrère, georgiano-francés desaparecido en el momento de la Liberación, en 1944, pero luego se complica todo con una absurda historia sobre lecturas X en un tren que parece justamente una novelilla de Corín Tellado de las que se vendían en las estaciones de tren.

      Citar  Responder

  54. Gaspard,

    Las respuestas tendrán que ser gallegas pero los héroes, españoles

    :-))))

      Citar  Responder

  55. Comentario
    Sap,

    Felicita a tu amiga, de tan motero apellido, por su sagacidad observatoria, pues razón no le falta.
    Pero a los que apoyan/justifican a los Gordillo y compañía hay que añadir un tercer grupo, de los que otras veces he escrito en este lugar. Son los que los apoyan y justifican pero luego marcan distancias (ideológicas, físicas…) con ellos.
    Lo que siempre me pregunto es el por qué habiendo tantos pueblos en Andalucía en las mismas condiciones que Marinaleda no tienen alcaldes como Gordillo, habiendo en todos esos pueblos personajes similares capaces de convertir esos pueblos en paraísos terrenales tales como la citada Marinaleda.

      Citar  Responder

  56. MJGE, como ha respondido hoy Rajoy en la Audiencia Nacional: “Las respuestas tienen que ser gallegas, no van a ser riojanas”. U otra también buena: “Se lo voy a explicar y estoy seguro de que lo va a entender”. :-)
    Veo que en la crítica pone que 40.000 soldados franceses “se sacrificaron”, no necesariamente murieron, la mayoría fueron tomados prisioneros. Da igual, que se vayan los británicos a paseo con su película.

      Citar  Responder

  57. MJGE,

    Cómo bien ha visto Gaspard, he leído y enlazado la noticia de “El Correo”, que se refería a esos chicos como “alpinistas vascos” y que es un medio que, por si alguien no lo sabe, de profesar un nacionalismo, es el español

    Y esa palabra, parece, ah, es la que debía de haber usado, español

    Tres montañeros españoles….

    Oh

      Citar  Responder

  58. Gaspard,

    Tienes razón. Me parece un justo término que el ámbito que se señale de los protagonistas coincida con el del medio que difunde la noticia. Yo no abrí en enlace de Marisa, oí o vi en tv la noticia y me chocó que en aquella hablaran de españoles y Marisa dijera vascos. Todo lo demás es fruto de mi calenturienta imaginación.

      Citar  Responder

  59. Hablando de sentimientos: leí en la crítica de ‘Dunkerque’ de ‘Le Monde’ que, a pesar de que uno de cada tres evacuados eran franceses, y que solo en los alrededores de la ciudad murieron 40.000 franceses para impedir el avance alemán, en la película no aparecen los franceses por ninguna parte, nada más que británicos. Va a ver ‘Dunkerque’ su madre.

      Citar  Responder

  60. Maese Nicolás,
    .
    Como bien dice mi amiga japonesa Maripili Kawasaki –sagaz observadora de nuestra realidad– “por culpa de los que apoyan/justifican a Gordillo, os va a gobernar el PP de por vida”. Creo que no le falta razón.

    :-…

    Toni A.,
    .
    ¿Cómo era eso de que de bienintencionados está el infierno lleno (o algo así)?
    El tema de las colgaduras en los ayuntamientos es lo que tiene, que las pones todas o no pones ninguna, que es a mi juicio lo que se debe hacer. El balcón de un ayuntamiento no está para mostrar consignas; ni bandera del orgullo gay, ni retratos de Miguel Ángel Blanco, ni pancartas de bienvenida. Nada.

    Tal prerrogativa solo la puede detentar el ayuntamiento de Villar del Campo… ¡perdón, del Río!

    :-…

      Citar  Responder

  61. Tengo un niño de cinco años y a veces le digo que sí a lo que me pide, aunque yo sepa que le estoy mintiendo. Seguramente hago mal, pero por cansancio o para que no interrumpa más la película que estoy viendo o el libro que estoy leyendo, lo hago. Por eso si alguien, para que su ideología “lo que no es blanco es negro” no se vea alterada, necesita que yo diga que Corea del Norte es Disneylandia, que en Cuba atan los perros con longanizas o que Sánchez Gordillo es más guapo que Brad Pitt, que me lo diga que yo lo hago con mucho gusto. No hay nada como la tranquilidad de espíritu de un niño o de un adulto con una ideología simple. Si en vez de esto necesitan una piruleta también estaré encantado de proporcionársela.

      Citar  Responder

  62. Voy a soltar la barbaridad del día (como poco)

    Van unos tiarrones a subir a más de 7000 metros de altura, un tiempo de perros, muy malas condiciones, uno se queda por ahí aterido de frío, solo, soltando incoherencias, el resto se refugian unos metros más abajo, otros preguntan por el que falta, suben a rescatarle, hacen la machada de llegar en doce horas seguidas, el acto de heroísmo humano, vuelven a la base, son unos héroes…

    ¿Héroes? ¡¡¡¡A qué santo tienen que ir ahí a exponerse a esos peligros!!!!

    Anda y que les den.

      Citar  Responder

  63. Comentario
    MdlMar,

    Tengo un hijo que se llama Joaquín. Su pareja se mamá Ana. Ya tienen algo en común.
    :-)

    Hoy también se celebra uno de eso días artificiales (aunque éste tenga un motivo genealógico-religioso)… El Día de los Abuelos

      Citar  Responder

  64. En el Caribe tenemos dos islas, Guadalupe y Martinica. No son tan conocidas como Cuba, pero son un buen punto intermedio entre Guatemala y Cuba. Otra cosa es que se prefiera Cuba, que sí, se puede preferir, sí se puede.

      Citar  Responder

  65. MJGE, tenemos ganas de complicarnos.
    ‘El Correo’ se lee en Bilbao, no en Madrid o Sevilla. Por el mismo motivo, si mueren tres de Bilbao en los Pirineos, se le dedicará una página en ‘El Correo’, y si son de Oporto, ni una línea.
    Tendría que haber titulado “tres montañeros europeos” para no herir sensibilidades…

      Citar  Responder

  66. Zacarías, “En tu lista de preferencias (Marinaleda, Cuba…) se te ha olvidado mencionar Corea del Norte, otro de los paraísos que ha generado el comunismo”.

    Hay dos opciones:

    1.- Que lo digas con ironía, con lo que te pregunto lo mismo que a David CG: ¿por qué piensas que los que leen el blog de Muñoz Molina, incluyéndolo a él, son idiotas? Como yo no creo que todos los que se acercan aquí sean gilipollas dejo al criterio de la audiencia las consideraciones que les merecen que alguien piense semejante cosa.

    2.-Que lo digas en serio y que creas que Marinaleda y Corea del Norte son lo mismo. Como yo no creo que todos los que se acercan aquí sean gilipollas (nótese que pongo “todos” deliberadamente) dejo al criterio de la audiencia las consideraciones que les merecen que alguien piense semejante cosa.

      Citar  Responder

  67. mgc,

    Pues mira. Yo oí la noticia ayer y decía “montañeros españoles” y he de reconocer que sentí cierto orgullo, como si la humanidad y el heroísmo que han demostrado esos tres montañeros tuviera algo que ver con su condición de españoles. Cuando he leído que tú has puesto “vascos” he pensado que tú habrías sentido algo parecido pero reducido a un ámbito más limitado. Después he pensado que el ámbito podría reducirse aún más y decir de Bilbao (o de donde fuesen) e incluso de mi comunidad de vecinos, alguien con quien me cruzo todos los días y sólo intercambio un escueto “buenos días”, al que no me une nada y hasta puede que me caiga mal. En definitiva que tal proceso mental ha puesto de relieve lo ridículo de mi sentimiento y por extensión del tuyo. Parece que los sentimientos nacionalistas nos acosan inadvertidamente y hay que estar alerta para contenerlos. Nada más.
    Por otro lado la noticia de que “un montañero quedó atrapado y tres lo rescataron” parece demasiado fría y escueta. Si se dice que el atrapado era italiano y los rescatadores españoles (al mismo nivel ambos) bueno, diría que hasta ahí, aunque tampoco lo tengo muy claro; pero si entramos ya en vascos, de Bilbao, vecinos míos…

      Citar  Responder

  68. David CG,

    ¿Qué necesidad hay de manipular? Yo no he dicho que Cuba sea “un buen lugar para vivir” y punto. He dicho que en comparación con otros países de su entorno como El Salvador o Venezuela, por sus altas tasas de violencia, prefiero Cuba. Ese es el sentido de mi argumento. Y lo sabes. ¿Por qué manipulas entonces? Supongo que para hacer creer al resto de los que nos leen de que estoy a favor de las dictaduras llamadas comunistas. Una pregunta final: ¿por qué crees que los que me puedan leer a ti o a mí son gilipollas?

      Citar  Responder

  69. mgc,

    Es perfectamente adecuado decir que eran vascos. Otras opciones habrían valido: decir que eran españoles, de Gexto o de Bilbao.

      Citar  Responder

  70. ” … La revolución, …

    “De años atrás viene prolongándose hasta hoy, en que todavía parece crecer el fenómeno con ritmo más rápido, la serie de testimonios que muestran nuestro tiempo alzado en equilibrio inestable, sobre el extremo de la angustia espiritual, punzante de inquietud, de duda, batido en sus cuatro costados por la inseguridad radical de nuestro vivir. Y remueve esta inseguridad la base del tiempo presente, porque sobre lo inseguro descansa siempre inestablemente aquello que no se es con plenitud, o por lo menos con ese grado de plenitud que cabe alcanzar con la mano hacedora del hombre. Toda obra humana, y el ‘tiempo’ como obra de cultura es la primera, por la simple razón de que no es plena, tiene bajo de sí, poniendo en su sustrato una nota inquieta de vacilación, la inestabilidad que no puede eliminar. Y por la cara que da a la parte en que le falta plenitud éntranse todavía en el tiempo presente los resíduos del pasado que no renuncia tan aína a gravitar sobre lo actual. Por esto, probablemente, por su falta de precisión aún, por no tener a estas horas cerrado su contorno, se introducen en nuestro momento, en su presencia redonda de actualidad, factores del vivir espiritual que hoy debieran estar ya totalmente eliminados -ejemplo: la revolución, como tal-. A pesar del aire presuntuoso que al pronto tomó, quizá nunca hayan pesado sobre ningún tiempo elementos pretéritos, como pesan aún hoy sobre el tiempo presente. Y esta coexistencia de lo pasado y lo actual, aunque al principio difumine lo bastante la línea caracterizadora de uno y otro, en un segundo término, al presentar correlativos los dos momentos, permite apreciar la diferencia de sentido de modo directo, más inmediato, sobre ellos mismos.
    Toda realidad tiene dos caras cuando se ofrece a la mirada de […]”

    J.A. Maravall
    “La revolución para el hombre”
    Revista Cruz y Raya
    (15 de junio de 1934)

    …, pues, ha de ser un proceso interno del espíritu,
    un conflicto lírico del hombre … ”

    Más allá del mensajero:
    sus ancestros.

    ._.

    *

    PD: Felicidades a todos los Joaquines y a todas las Anas que hoy, veintiséis de julio, celebran su día.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  71. Sap,

    Vaya, vaya, parece hay mini caza de brujas contra mí. Qué diver! :-)
    Podría volver a explicar en este comentario que el que prefiera el gobierno de Marinaleda a otros de su entorno por la tasas de desempleo que muestran uno y otros no significa que esté a favor de Gordillo ni de lo que representa. De la misma manera que prefiriera vivir en Cuba que en Guatemala no significa que esté a favor de la dictadura de la familia Castro. Si hubiera una máquina del tiempo y me obligaran a elegir entre vivir en la dictadura de Franco o en la Alemania nazi elegiría probablemente vivir en España y eso no significa que en mi casa cantemos el Cara al Sol todalas mañanas. Por lo tanto no “excuso” nada de lo malo y sí celebro lo bueno o, dicho de otra forma, prefiero lo “regular” a lo “malo” y lo “malo” a lo “peor”. Esto lo entiende un niño de diez años y creo que tú también. Quiero pensar que en tu caso tu apreciación no se debe a la mala fe. Ahí lo dejo.

      Citar  Responder

  72. Comentario Sap Maese Nicolas MJCE

    Una muestra del “una cosa es predicar y otra dar trigo” la contaban ayer, hablando de esta alcaldesa que nos toca padecer en la capi.

    Cuando casi un centenar de refugiados sirios (30 de ellos menores) termina acampando en un pequeño parque de la M-30 porque no tiene adónde ir, y el Ayuntamiento mantiene el cartel de bienvenida [REFUGEES WELCOME], los ciudadanos quedan perplejos. Y eso que en mayo de este mismo año Carmena declaró: “Estamos dejando morir a infinidad de personas y estamos preparados para acogerles”.

    Puede ser, pero el Ayuntamiento no lo ha hecho. Bien es verdad que la última responsabilidad sobre estas familias que han recorrido más de 5.000 kilómetros huyendo del horror de la guerra no recae directamente sobre los Consistorios, sino sobre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que tardó pocas horas —tras denunciarlo Ciudadanos— en trasladar a la mayoría de estas atemorizadas víctimas a la población de Azuqueca de Henares (Guadalajara).

    Su alcalde, el socialista José Luis Blanco, que no coloca carteles, declaró con humildad: “La crisis humanitaria que viven los refugiados es un problema que nos compete a todas las Administraciones y a toda la sociedad. Por ello, desde el Ayuntamiento de Azuqueca nos ofrecemos a cooperar con el ministerio a pesar de que la competencia sea del Gobierno central”.

    Ahora los refugiados han desaparecido de Madrid. El problema ha vuelto a hacerse invisible. Todos contentos. Las familias se desperdigarán por Europa, pero antes, a través de las ventanas de los autocares que los trasladaron a Guadalajara (al este de la ciudad), vieron el enorme y farisaico cartel que les daba la bienvenida a una ciudad que solo los acoge en un pequeño parterre de una autovía de circunvalación.
    https://elpais.com/elpais/2017/07/24/opinion/1500915141_994501.html

    O lo bien que se aceptan los escraches para los demás y lo mal que sientan cuando nos afectan.

    http://www.antena3.com/noticias/espana/un-venezolano-increpa-a-pablo-iglesias-y-a-irene-montero_201707245975da1f0cf213125c07abc3.html

      Citar  Responder

  73. Maties,

    Maties & (eventual y optimista) Cía

    Prueba 3, con el resto del texto que el filtro desnató, con (ahora ya más que) algunos cambios aquí y allá, que tal vez hagan el brebaje más ingerible, hasta por intolerantes a la lactosa. Se me olvidaba: contiene trazas de frutos secos.

    Sobre el ensayo “La España Vacía” y, a propósito, de la severidad de su autor con el más famoso cantautor catalán vivo (que, como todo el mundo sabe, no es Lluis Llach, si no un mestizo, ex-sexador de pollos, o eso cuenta la leyenda).

    Del Molino escribe bien -se le nota la soltura del que se ha ejercitado tanto en el periodismo como la narrativa-, ha elegido un tema muy necesitado de atención, de ser pensado, y, además, rompe mitos basados en pasados (muy probablemente) inexistentes.

    Ahora bien, cada pocas páginas suelta algunas cosas muy raras, el ensayo tiene mucho de “popurrí” y se apoya con frecuencia en argumentos dudosos, que él da por probados por su pura enunciación. Luego se va valiendo de ellos como punto de apoyo de sus tesis y de contraste con otras, estirándolos y estirándolos en el espacio y el tiempo. Por ejemplo, el carlismo como gran seña de identidad de diversas regiones españolas y que todo lo explica en ellas durante un siglo y aún más allá.

    Me dan ciertas ganas de llamarlo “este chico”, aparte de que sus 37 años aún lo toleren, porque muchas de sus páginas me ha parecido que presentan certezas como de adolescente que recién descubre el mundo. El mismo adolescente que, al cabo de unos años, se da cuenta de cuánto le quedaba por saber y, sobre todo, por entender.

    De fondo, a ratos mejor y otros peor disimulado, hay un todos tontos, o equivocados por lo menos, hasta que hemos llegado nosotros, los de mi generación, que somos los que le hemos cogido el tranquillo y el punto exacto a la cuestión del mundo rural y el urbano, del éxodo a las ciudades y el pequeño movimiento de vuelta, al abandono de los pueblos y el olvido de lo rural y al único verdadero, válido y estético patriotismo. Un tono de cierta humildad, por regla general, que sin embargo articula unas pretensiones de gigante. Algo suave y diluido en lo generacional, pero no exento de megalomanía, cabría decir.

    A mi juicio, el ensayo empieza muy bien. Luego toma derivas en exceso personales y alejadas del objeto del ensayo -como esos estudiantes que deciden responder en un examen con cuanto se saben, aunque tenga poco o nada que ver con lo que les han preguntado-. Hacia el final su autor vuelve a centrar el tema y se enmienda de sus descarríos por los cerros de Úbeda.

    En resumen, una obra con sus virtudes (más y bastantes) y sus defectos (menos, pero no pocos). Tiene claroscuros, como la España Vacía y la muy poblada, como todas las generaciones anteriores y también la del autor, como todos, pero resulta una buena lectura, con una dosis apreciable de originalidad, e interesa al lector en gran parte de sus páginas. Hay detrás un buen trabajo de investigación y muchas horas de patearse España, sobre todo Aragón.

    Pienso que hay un exceso de fe en el determinismo generacional, que no deja de recoger lo que a menudo se oye o escribe fuera a ese respecto. Un ejemplo más del pensamiento esquemático, por categorías o de etiquetas, basado en lo grupal y la época prevaleciendo con rotundidad sobre lo individual, que ni comparto, ni menos aún me gusta.

    Ahora que debo ser un raro porque apenas he participado en mi vida en la mítica de la música rock y de los conciertos que llenan estadios. Buena parte de la música que cita me parece “basurilla”, hablando con sinceridad.

    Lo último que le he leído en prensa, ahora que caigo, también era por completo generacional, musical y colectivo: una crónica, muy nostálgica y entregada, del concierto aniversario de Alejandro Sanz en el Calderón. Para mí, y perdón por opinar tanto, un músico “dudoso”. Mi mujer lleva años tratando de convencerme de lo contrario.

      Citar  Responder

  74. Maties & (eventual y optimista) Cía

    Probamos ahora con el resto del texto que el filtro desnató, con algunos cambios aquí y allá, que tal vez hagan el brebaje más ingerible, hasta por intolerantes a la lactosa. Se me olvidaba: contiene trazas de frutos secos.

    Sobre el ensayo “La España Vacía” y, a propósito, de la severidad de su autor con el más famoso cantautor catalán vivo (que, como todo el mundo sabe, no es Lluis Llach, si no un mestizo, ex-sexador de pollos, o eso cuenta la leyenda).

    Del Molino escribe bien -se le nota la soltura del que se ha ejercitado tanto en el periodismo como la narrativa-, ha elegido un tema muy necesitado de atención, de ser pensado, y, además, rompe mitos basados en pasados (muy probablemente) inexistentes.

    Ahora bien, cada pocas páginas suelta algunas cosas muy raras, el ensayo tiene mucho de “popurrí” y se apoya con frecuencia en argumentos dudosos, que él da por probados por su pura enunciación. Luego se va valiendo de ellos como punto de apoyo de sus tesis y de contraste con otras, estirándolos y estirándolos en el espacio y el tiempo. Por ejemplo, el carlismo como gran seña de identidad de diversas regiones españolas y que todo lo explica en ellas durante un siglo y aún más allá.

    Me dan ciertas ganas de llamarlo “este chico”, aparte de que sus 37 años aún lo toleren, porque muchas de sus páginas me ha parecido que presentan certezas como de adolescente que recién descubre el mundo. El mismo adolescente que, al cabo de unos años, se da cuenta de cuánto le quedaba por saber y, sobre todo, por entender.

    De fondo, a ratos mejor y otros peor disimulado, hay un todos tontos, o equivocados por lo menos, hasta que hemos llegado nosotros, los de mi generación, que somos los que le hemos cogido el tranquillo y el punto exacto a la cuestión del mundo rural y el urbano, del éxodo a las ciudades y el pequeño movimiento de vuelta, al abandono de los pueblos y el olvido de lo rural y al único verdadero, válido y estético patriotismo. Un tono de cierta humildad, por regla general, que sin embargo articula unas pretensiones de gigante. Una megalomanía suave y generacional, cabría decir.

    En las páginas 77 y 78 del ensayo, hay referencias al anfitriomm (“el jinete polaco” -densa y ambiciosa, relación de amor odio con los pueblos de los que salieron para estudiar “que él expresó en la novela de una forma un tanto críptica, pero con mucha intensidad, que no pasó inadvertida a ninguno de los lectores.”

    (…)

    Todos ellos (Muñoz Molina, Julio Llamazares, José Luis Cuerda y Jesús Moncada) levantaron mitologías rurales que tenían que ver tanto con el realismo mágico latinoamericano como con William Faulkner, sin ser una cosa ni la otra”.

    A mi juicio, el ensayo empieza muy bien, luego toma derivas en exceso personales y alejadas del objeto del ensayo -como esos estudiantes que deciden responder en un examen con cuanto se saben, aunque tenga poco o nada que ver con lo que les han preguntado)-, y hacia el final Del Molino vuelve a centrar el tema y se enmienda.

    En resumen, una obra con sus virtudes y sus defectos, como la España Vacía y la muy poblada, como todas las generaciones y la del autor.

    De hecho, creo que en esta obra hay un exceso de fe en el determinismo generacional, que no deja de recoger lo que a menudo se oye o escribe fuera a ese respecto. Un ejemplo más del pensamiento esquemático, por categorías o de etiquetas, basado en lo grupal y la época prevaleciendo con rotundidad sobre el individuo, que ni comparto, ni me gusta.

    Ahora que debo ser un raro porque apenas he participado en mi vida en la mítica de la música rock y de los conciertos que llenan estadios. Buena parte de la música que cita me parece una basurilla, hablando con sinceridad.

    Lo último que le he leído en prensa, ahora que caigo, también era por completo generacional, musical y colectivo: una crónica, muy nostálgica y entregada, del concierto aniversario de Alejandro Sanz en el Calderón. Para mí, y perdón por opinar tanto, un músico “dudoso”. Mi mujer lleva años tratando de convencerme de lo contrario.

      Citar  Responder

  75. MJGE,

    ¿Cómo que ejem?

    ¿Está mal que haya puesto “tres vascos”? ¿Por qué?

    De hecho había escrito “tres montañeros vascos” pero he quitado “montañeros” para no repetir la palabra

    ¿No tenía que haber dicho de dónde eran?

    ?????

      Citar  Responder

  76. Maese Nicolás,
    Sap,

    Desde luego la izquierda ha perdido el norte y no sólo no tiene visos de recuperarlo sino que se extravía cada vez más. ¡Qué pena!

      Citar  Responder

  77. Diego Ariza,

    En tu lista de preferencias (Marinaleda, Cuba…) se te ha olvidado mencionar Corea del Norte, otro de los paraísos que ha generado el comunismo.

    A mí también me gustó mucho Stockholm. Lo único que me chirrió un poco fue el casting. Está mal que yo lo diga, pero creo que Javier Pereira no tiene el físico para interpretar el personaje de un guaperas. En cambio, le venía como anillo al dedo el personaje de la siguiente película de Sorogoyen: Que Dios nos perdone.

      Citar  Responder

  78. Diego Ariza,
    .
    Sí, es la teoría del yo estoy en contra de todo, pero todo lo excuso si es preciso:
    Estoy contra los largos mandatos, pero el de Gordillo lo quieren sus vecinos.
    Estoy contra el nacionalismo, pero el de Gordillo se justifica por el de su alrededor.
    Estoy contra los regímenes totalitarios, pero no del de Cuba al lado del de Guatemala.
    etc.

    Ya el remate es un 100% made in Ariza:
    “Al final va a dar la impresión de que soy un defensor de Sánchez Gordillo” tras haber manifestado: “Pero ojalá en Andalucía hubiera más gilipollas como esos”.

    Perfecto, doc. En el grupo “esos” se incluyen Gordillo, Óscar Reina, Huan Porrah; magnífico modelo exportable.

    :-…

      Citar  Responder

  79. Maties,

    Anoche fracasé en mi respuesta a tu comentario, quiero decir que me atrapó el filtro. Debe contar con algún logaritmo que detecta la mezcla de churras con merinas, aunque más prosaicamente pienso que aparecían demasiados nombres de literatos, incluido el del dueño de esto. O un mismo nombre demasiadas veces, qué sé yo. Alguna vez pienso que hasta hay controles aleatorios, como esos de los aeropuertos que te obligan a mostrar las inmundicias de tu apresurada maleta en el viaje de vuelta.

    Pruebo ahora metiendo tijera donde creo está la frontera.

    En “la complicidad” de mi mujer con mis entretenimientos contemplativos de la belleza, o la cruda carnalidad, femenina), creo que había una mezcla de caridad y reproche: ¡qué mal te has colocado hoy, tonto! ¡Mira lo que te estás perdiendo! ¡Si es que no te enteras!

    And it happens everyday
    When some passerby
    Invites your eye
    To come her way

    Vaya, ahora que lo pienso, hoy (por ayer) no me ha pasado. Me he movido más bien poco y el azar no ha sido favorable. [Hoy tampoco, pero a las 9:33 AM aún hay muchas esperanzas]

    Gracias por la canción. Maties. No sé si tengo esa capacidad que dices o no para ciertas descripciones, pero te leo y me pareces una enciclopedia andante, y escribiente, sobre cine y música. Incluso si te auxilias con Google me impresiona. Si no, ya es de asombrarse. Awesome!

    Si es que invitan a tu ojo y éste no sabe decir que no, menos a una dama… :-) ¿De alta cuna y baja cama?

    Cecilia me ha recordado a Serrat, del que hoy he leído esta frase, escrita por Sergio del Molino en su ensayo “la España vacía”, a propósito de Antonio Machado: “su obra ha sobrevivido a todas las lecturas y a todas las politizaciones. Ha sobrevivido incluso al cancionero de Joan Manuel Serrat, que es mucho sobrevivir”.

    Pues a mí me gusta mucho ese cancionero y, en particular, sus versiones de poemas de Machado. Supongo que el narrador y ensayista va por la línea del horror musical, que ya he dicho no comparto. Otro tipo de riesgo para el poeta porque lo cante el cantautor catalán (¡qué envidia ligarse a Marisol/Pepa Flores!) no veo, máxime defendiendo tanto “la cultura popular o de masas” dicho autor. No sé qué los pensarás tú y lo que pueden pensar otros, si esto leyeren.

    https://www.youtube.com/watch?v=Lj-W6D2LSlo

    P.D. Cada cual tiene sus gustos o sus empecinamientos, pero mi pensamiento se va hacia la necesidad de una nueva entrada o regalito del jefe cuando se defienden la Marinaleda de Sánchez Gordillo o la Cuba de los Castro como buenos lugares para residir. Sin perjuicio de los méritos geofísicos de la isla. Los del municipio sevillano los ignoro.

    ¡Puff! Ya estamos añadiendo riesgo a lo del filtro. Cruzo los dedos e Intro…..

      Citar  Responder

  80. Óscar Maif,

    “Se admiten nuevas proposiciones.”

    Pues te recomiendo Le Tableau, una película de animación de Jean-François Laguionie con unos dibujos preciosos que parecen de Matisse. Los protagonistas son unos personajes de un cuadro que no se aceptan a sí mismos tal como los pintó el artista, así que deciden escaparse del lienzo en busca del pintor para que este los retoque un poco. Algo así como lo de Unamuno con Niebla, o Pirandello con sus personajes en busca de autor. Aunque a mí me ha recordado más a Rompe Ralph, esa gran película infravalorada en la que un personaje malo de un vídeo juego se rebela contra su destino porque quiere ser bueno.

    Puestos a buscar referencias, Le Tableau también me ha recordado un artículo en Babelia de AMM («La estética de lo inacabado»), porque cuando los personajes encuentran al pintor, este no quiere terminar de pintarlos. Los personajes pensaban que eran meros esbozos y que el artista los había abandonado, por eso fueron a buscarlo, para obligarlo a terminar su obra. No os desvelo la respuesta del Creador, pero guarda cierta relación con las tesis del anfitrión en aquel artículo.

    La tenéis en el emule con unos subtítulos en español que dan pena. Una aclaración sobre el subtitulado para los no francófonos: los “toupins” son los personajes que el artista terminó de pintar completamente (tout peints); los “pafinis” son los que no están terminados porque les falta algún retoque (pas finis); y luego están los Reufs, que son los esbozos (supongo que del inglés roughs).

    Visualmente es muy bonita. Que ustedes la disfruten.

      Citar  Responder

  81. Sap,

    No me gusta ninguno de los dos pero si tuviera que elegir prefiero a Gordillo antes que a Rajoy, sí. Dice menos chorradas (¡y mira que no dice pocas!) y es más honrado (¡y eso que robar en el súper tampoco es una virtud!). Además no contamina la capa de ozono con tintes agresivos.

    ¿Que lleva 40 años de alcalde? Pues muy mal porque yo estoy a favor de la limitación de mandatos pero supongo que si gana es porque así lo quieren sus vecinos. Lo mismo que Rajoy, por cierto.

    ¿Si me imagino a mí y a mi familia viviendo en Marinaleda? Pues no digo nada conociendo mi viajera trayectoria biográfica. Pero seguro que si me obligaran a elegir entre Marinaleda y alguno de los municipios de alrededor seguramente elegiría Marinaleda. Y sospecho que tú también harías lo mismo. Y, efectivamente, si me obligaran a exiliarme al Caribe, Cuba sería una de las primeras opciones, al menos antes que Guatemala, El Salvador, Venezuela, Haití, Republica Dominicana, etc. Y sospecho que tú también harías lo mismo. Si utilizas la trampa de decir que yo quiero “determinados modelos para los demás” yo sigo tu juego y llego a la conclusión de que tú prefieres que la gente esté en el paro en vez de que tenga una nómina.

    ¿Que hay que chupar nacionalismo? Vamos, eso ya lo sé. En Marinaleda hay que chupar nacionalismo andaluz y en cualquiera de los otros municipios de Andalucía nacionalismo español. No veo por qué uno es peor que el otro. A mí me parecen igual de malos los dos, la verdad.

    El argumento de las subvenciones se ve que ha tenido éxito. ¿Que en Marinaleda reciben subvenciones? Seguro. Tantas como los municipios vecinos que lo doblan o triplican en desempleo. Miento, Marinaleda recibe MENOS subvenciones que la media andaluza. Es lógico, por razones que a nadie se le escapan. En Internet es fácil encontrar los datos oficiales.

    -¿Sabes que Pepita ha aprobado primero de carrera y que su primo Fulanito ha suspendido?
    -Sí, pero Pepita tuvo beca.
    -Hombre, Fulanito también.
    -Ya, pero Pepita tuvo beca.
    -Que sí coño, pero la dedicó al fin que tienen las becas: vivienda, alimentación, compra de libros… Fulanito tuvo un poco más de beca y se la gastó en botellones y en las tragaperras. Ahí están los resultados de uno y otro.
    -Sí, pero Pepita tuvo beca.
    -…

    Me he alargado demasiado. Al final va a dar la impresión de que soy un defensor de Sánchez Gordillo. ¿Por qué nadie le dice que es hora de sacarse esa palestina ridícula y cambiarla por un moderno foulard?

      Citar  Responder

  82. mgc,

    Otro que estuvo a punto de pasar al otro lado fue este montañero italiano al que su propia expedición abandonó y que fue rescatado por tres vascos“.

    ¡ejem!

      Citar  Responder

  83. Diego Ariza,
    .
    Este es otro que tal. Otro que entraría de cabeza en el campeonato.
    En todo caso y por saberlo, ¿prefieres a Gordillo, no? Gordillo, que lleva siendo alcalde de su pueblo desde el año 79… Y ahí sigue tan pancho, aceptado alcaldías una tras otra. Un pueblo, por cierto de 2.700 habitantes, convertido en parque temático subvencionado.

    Dices que ojalá hubiera en Andalucía más Gordillos y pones como ejemplo Marinaleda. ¿Te imaginas tú y tu familia viviendo en Marinaleda? Ojo, con tu trabajo, tu casa y todo, eh. En Marinaleda hay pleno empleo, como en Cuba. Para pintar una tabla hay siete operarios. Pero ojo también: sin mostrarte mínimamente disidente. Chupando nacionalismo noche y día.

    Está muy bien esto de querer determinados modelos para los demás.

    :-…

      Citar  Responder

  84. Comentario
    DomingoGlez,

    No la he visto, pero me la apunto.

    La primera en caer ha sido «Me and Earl and the Dying Girl» (“Yo, él y Raquel” es su horrible título en España).

    ¡Otra joyita cinematográfica! Menos mal que tengo ese vicio de peinar retrospectivamente diversas listas de las mejores pelis del año y así puedo enmendar estos lapsus. Imperdonable para un amante del cine perderse esta original peli plagada de referencias cinéfilas (humorísticas o no):
    https://www.youtube.com/watch?v=bnkDJ9zhQRk

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  85. Comentario
    Óscar Maif,

    Has visto I am not Madame Bovary?

    Me gustó mucho.

      Citar  Responder

  86. Maties,

    Creo que había una mezcla de caridad y reproche: ¡qué mal te has colocado hoy, tonto! ¡Mira lo que te estás perdiendo, si es que no te enteras!

    And it happens everyday
    When some passerby
    Invites your eye
    To come her way

    Vaya, ahora que lo pienso, hoy no me ha pasado. Me he movido más bien poco y el azar no ha sido favorable.

    Gracias por la canción. Maties. No sé si tengo esa capacidad que dices o no para ciertas descripciones, pero te leo y me pareces una enciclopedia andante, y escribiente, sobre cine y música. Incluso si te auxilias con Google me impresiona. Si no, ya es de asombrarse. Awesome!

    Si es que invitan a tu ojo y éste no sabe decir que no, menos a una dama… :-) ¿De alta cuna y baja cama?

    Cecilia me ha recordado a Serrat, del que hoy he leído esta frase, escrita por ergio del Molino en su ensayo “la España vacía”, a propósito de Antonio Machado: “su obra ha sobrevivido a todas las lecturas y a todas las politizaciones. Ha sobrevivido incluso al cancionero de Joan Manuel Serrat, que es mucho sobrevivir”.

    Pues a mí me gusta mucho ese cancionero y, en particular, sus versiones de poemas de Machado. Supongo que Del Molino va por la línea del horror musical, que ya he dicho no comparto. Otro tipo de riesgo para Machado por que lo cante Serrat no veo, máxime defendiendo tanto “la cultura popular o de masas” dicho autor. No sé qué los pensarás tú y lo que piensan otros.

    https://www.youtube.com/watch?v=Lj-W6D2LSlo

    No sé, este chico, Del Molino, cada pocas páginas dice algunas cosas muy raras. Escribe bien, ha elegido un tema muy necesitado de atención y de ser pensado, y rompe mitos basados en pasados inexistentes. Pero el ensayo tiene mucho de “popurrí” y se apoya con frecuencia en argumentos dudosos, que él da por probados por su pura enunciación, y los va usando de punto de apoyo de sus tesis y contraste de otras, estirándolos y estirándolos en el espacio y el tiempo. Por ejemplo, el carlismo como gran seña de identidad de diversas regiones españolas y que todo lo explica en ellas durante un siglo y más allá.

    Si le llamo chico, aparte de que sus 37 años aún lo toleren, es porque muchas de sus páginas me ha parecido que presentan certezas como de adolescente que recién descubre el mundo. El mismo que, al cabo de unos años, se da cuenta de cuánto le quedaba por saber y, sobre todo, por entender. De fondo, a ratos mejor y otros peor disimulado, hay un todos tontos, o equivocados, por lo menos, hasta que hemos llegado nosotros, los de mi generación, que somos los que le hemos cogido el tranquillo y el punto exacto a la cuestión del mundo rural y el urbano, del éxodo a las ciudades, el abandono de los pueblos y el olvido de lo rural.

    En las páginas 77 y 78 referencias al anfitriomm (“el jinete polaco” -densa y ambiciosa, relación de amor odio con los pueblos de los que salieron para estudiar “que él expresó en la novela de una forma un tanto críptica, pero con mucha intensidad, que no pasó inadvertida a ninguno de los lectores.”

    (…)

    Todos ellos (Muñoz Molina, Julio Llamazares, José Luis Cuerda y Jesús Moncada) levantaron mitologías rurales que tenían que ver tanto con el realismo mágico latinoamericano como con William Faulkner, sin ser una cosa ni la otra”.

    A mi juicio, el ensayo empieza muy bien, luego toma derivas muy personales y alejadas del objeto del ensayo (como esos estudiantes que deciden responder un examen con cuanto se saben, aunque tenga poco o nada que ver con lo que les han preguntado), y hacia el final Sergio Del Molino vuelve a centrar el tema y se enmienda.

      Citar  Responder

  87. Mañana un señor de Pontevedra, muy encorbatado él, muy sensato, un hombre que no dice gilipolleces, que siempre habla desde el sentido común, irá a declarar a la Audiencia Nacional. Podríamos hacer una porra:

    -No sé: 89 veces.
    -No me consta: 45 veces.
    -No me acuerdo: 106 veces.

      Citar  Responder

  88. Óscar Maif,

    La pelicula es muy buena, eso lo tengo claro. Pero no debería ser la mejor película de este año. Me ha dejado una sensación parecido a “Moonlight”, la película que ganó el último Oscar, y que nadie recordará dentro de un par de años, al igual que nadie se acuerda ya de “Spotlight”, que ganó en 2016. La factura de estas dos películas es impecable sin duda, pero se les ven demasiado las costuras. Con “Dunkerke” me ha pasado lo mismo.

    La última película que de verdad me ha impresionado, por los evidentes medios limitados con los que ha sido rodada, ha sido “Stockholm” de Rodrigo Sorogoyen. Pero cuando el guión es brillante la película es brillante. Creo que es una película que deberían emitir en todos los institutos para que los jóvenes piensen bien cómo no se deben comportar cuando se acerquen a las jóvenas.

      Citar  Responder

  89. Gaspard,

    Pero las piernas de Dorléac en ‘La peau douce’ le dislocaron la vida al escritor gideano de éxito que encarnó Dessailly. Toubiana: ¡qué gran biografía de Truffaut. Y sobre Audiberti: qué bella historia su íntima amistad con Claude Nougaro y la de esta canción que le dedicó al padre del antibés, maestro de obras. “La chanson du maçon”:

    http://letras.com/nougaro-claude/54180/

      Citar  Responder

  90. Comentario

    Diego Ariza: Dunkerke me ha dejado un poco frío

    Parece haber un cierto descontento con los últimos estrenos cinematográficos. Yo he ido al cine a ver «Baby Driver» y salí bastante satisfecho.

    De «Dunkerque» paso, porque para verla sin mutilar tendría que irme a Londres (sala Imax más cercana con el formato apropiado) y no es plan, ni mi inglés da para tanto. Esperaré a que salga en (U)HD en buenas condiciones, tengo ganas de visualizarrrr ese nuevo experimento narrativo de Nolan: tres historias en paralelo con escalas temporales distintas: una semana, un dia y una hora (tiene que ser un lío importante).

    Mientras tanto me he puesto a repescar pelis interesantes que se me escaparon en el curso pasado y he disfrutado tremendamente con la sutil historia de venganza de «Animales nocturnos» (con la bruta no —insisto: menos es más—, con la otra, con la que acaba la peli maravillosamente)… la chica de ojos bellos-tristes esperando con su vestido verde tan monísimo. Ahh, menos mal que hago repescas, ¡me la había perdido!

    Con la islandesa «Rams» también he disfrutado, pero de otra manera más pausada y menos emocional.

    El siguiente estreno que atacaré va a ser rumano, a ver qué tal «Sieranevada» y después a seguir con las repescas hasta ponerme al día: «Umimachi Diary», «Fúsi», «Me and Earl and the Dying Girl», «Sing Street» y «Carol».

    P.S.- Se admiten nuevas proposiciones y desaconsajamientos varios.

    Noto un cierto desgobierno en este nuestro barco con el capitamm de mudanza y con el contramaestre Gotardo cambiando pañales… a ver si hubiere alpiste.

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  91. David CG,

    Tanta y tan específica complicidad es buena y envidiable, yo trabajo en esta línea también con buenos resultados. Y lamento no tener tu capacidad descriptiva para reseñar los encantos de tantas bellas como pasan rozándonos y se esfuman (pero no su memoria) al paso o en un breve período de tiempo. Es en cierta manera el tema de esta hermosa canción que vuelvo a enlazar. De John Williams y Johnny Mercer y por Jack Sheldon, “The Long Goodbye”. Texto en Comment 8.

    https://www.youtube.com/watch?v=OuXkmg4cKso

      Citar  Responder

  92. La vida -o la posibilidad de la existencia más allá de la muerte- es como una inmensa papelera de reciclaje. Estaremos más o menos tiempo en el limbo hacia el absoluto olvido pero desapareceremos definitivamente más temprano que tarde. A veces hay alguien que rescata de ese olvido aunque sea por unos años, en la mente de lectores por ejemplo, a un personaje de la historia que no debería haber sido olvidado. Es el caso del libro que estoy a punto de acabar: Recordarán tu nombre, de Lorenzo Silva. ¿Y a quién ha rescatado del olvido? Al general de la Guardia Civil en Barcelona en el año 36, José Aranguren. Si algunos nos emocionamos con la “Guerra del General Escobar” (Coronel a sus órdenes en aquellos infernales días) con esta novela nos tiene que ocurrir lo mismo; emoción, asombro. Un hombre justo, recto, honrado, que es detenido y fusilado por mantenerse fiel a su juramento, fiel a la República. En lo que va de año, de las mejores lecturas.

      Citar  Responder

  93. Sap,

    Por los nicks de esos individuos y conociendo tus gustos me puedo suponer la temática de ese foro.

      Citar  Responder

  94. Maties,
    .
    Viendo en el Tubillo que enlazas a varios instrumentistas haciendo uso en sus trompetas y trombones de esa sordina llamada “desatascador”, he recordado una versión que para la filantrópica campaña “Playing For Change” hizo este combo tradicional del hit de los Rolling Stones “Honky Tonk Women”.

    Esto sí que es llevar un tema a su terreno natural por así decirlo y descubrir de paso cómo desprende otras insospechadas esencias que atesoraba en su interior:

    https://www.youtube.com/watch?v=4cRVRCW0YHc

    :-)

    Diego Ariza,
    .
    En los primeros tiempos del interné frecuenté un foro donde dos individuos utilizaban pseudónimos espectaculares. El uno se hacía llamar “El enano de la espumadera”; el otro, “El churrero facineroso”.

    :-)

      Citar  Responder

  95. Diego Ariza,

    Fabuloso ese título: “El endémico embustero y el incauto pertinaz”.

    Me temo que hoy día cualquier asesor lo rechazaría, por largo y complejo, incomprensible para gran parte del “target”. Eso en el muy hipotético caso de que al artista de turno se le ocurriera y llegara a proponerlo.

    La canción del verano ha invadido todas las estaciones.

    Me recuerda a un cartel que vi el domingo en Piedralaves (Ávila). El horario de trabajo de verano de un asesor jurídico y fiscal, bastante llevadero (32 horas/semanales). El verano comprendía del 1 de mayo al 30 de septiembre.

      Citar  Responder

  96. Maties,

    Como diría la Faraona: “si me queréis, acordarse de que me “debéis” algo”.

    Estoy haciendo bueno el título, “The more I see you”… Many many times so far.

    Anoche algunos estímulos y eso que el cuidado de mi perro me tenía distraído. Pero ahí estaba la colaboración de mi esposa. Lo que te estás perdiendo. Mira a tus tres, todo el tanga. Cuando puedas mira a la que te tapa esa señora. Eso era en la mesa de al lado exhuberante poitrine, como queriendo escapar de su prisión, pez resbaladizo que quiere huir de la mano del pescador. Tanta complicidad ya no sé si es buena o mala; pero a eso hemos llegado.

    Ahora que lo mejor dela noche fue un niño pequeño que no paraba de jugar con Tom, mi perro, poco amigo de las caricias de los niños y demás extraños. Pero con él fue diferente. Lo rebautizó dos veces, Me dijo que él lo llamaría “patitas” y luego “Tom el bailarín” porque se mueve mucho. Me habló de Atila, un perro que vive en las montañas. Casi llora, pero no de susto, sino por la traición del repentino rechazo, cuando Tom se cansó y le ladró con malas pulgas. Se fue corriendo emocionado hacia sus padres cuando le dije que mi hermano también se llama Edu, como el suyo, más pequeño que él, que también se acercaba de vez en cuando para acariciar a Tom. Me pidió venir a casa a verlo alguna vez. Le di permiso y fue corriendo a informar a sus padres. Me apresuré a decirles que Gonzalo, enseguida se presentó, me lo había pedido. No están los tiempos para ambigüedades… Concebí al instante una narración corta: un malentendido así, que da con los huesos de alguien en el calabozo, por lo menos. Tampoco quise llevarla hasta la cárcel.

    Pasado el momento ternura, junto a la puerta de la terraza y en verano, ya imagina usted el desfile de mujeres mostradoras que fue aquello, aunque parece que, pese a todo, no me senté en el sitio adecuado. Es un placer masoquista, una llamada que nunca te lleva a ninguna parte, pero por la fuerza del hábito, del instinto, o de lo que sea es imposible dejar de oirla y atenderla.

      Citar  Responder

  97. Nievesdl,

    Divertidas las jugarretas ortográficas que te está haciendo el móvil. Se ríe hasta de la palabra seria. Se ría o no se ría, ponte seria. :-)

    Aunque, a veces, nos las hacemos nosotros solos. En mis correos electrónicos y cartas, más bien documentos adjuntos que las imitan o recuerdan, he de revisar siempre que la despedida sea “un saludo” no sea “un salido”. No sabe uno si es un simple error de movimiento -memoria kinética o lo que fuere- o si el Sr Freud se apodera en ese justo instante de su mano derecha.

    Me alegro de tu descubrimiento de los sueños quevedescos, libro que te tiene como el dichoso poema, enamorada.

    Salvo cuatro eruditos gatos o deformaciones profesorales, creo que todos preferimos leer sin intermediarios y sin demasiado aparato de notas y demás, las cuales distraen y hasta hacen daño visualmente, empequeñeciendo el texto original, la verdadera sustancia. Ahora bien, con el soneto de marras, me reconozco necesitado de ayuda.

    Como necesitados estamos de que AMM nos eche más alpiste. Ahora mismo parecemos pájaros de aviario, revoloteando sin ir a ninguna parte, participando en un falso vuelo.

    ¡Ah, el más allá! Hasta eso hemos llegado en nuestro encierro. Pienso que “plus ultra” sólo hay creencia, por más que me cueste imaginar y aceptar que todo ese conglomerado de ideas, palabras, sensaciones, sentimientos, recuerdos, pura incorporeidad que puebla nuestro interior, eso mismo que nos hace disfrutar de Quevedo, por ejemplo, dependa del cuerpo, que un día será despojo, restos. alimento de gusanos o ceniza y, a la postre, polvo, ojalá que polvo enamorado.

      Citar  Responder

  98. ” … las que Vd. tiene don @Dani, …

    “[…] De camino hacia aquel lugar, y de la mano de Fina, sentía un antiguo placer de oboe y arpa que amansaba el apremiante reloj de su vida de especialista en transplante de corazón. Pero hoy el ritual tenía un valor añadido.
    -Aquí es donde nace -dijo en inglés, girando hacia sus invitados.
    Su rostro resplandecía de orgullo, como si fuese destinatario de una confidencia bíblica. Aquel fragmento del Génesis era de su propiedad. El agua burbujeaba en el lecho arenoso, entre hilas de hierba y centelleos de mica, y fluía por sus venas de hombre antes de descender entre alisos. En aquel instante era su corazón el que bombeaba el riachuelo hacia el valle de Amoril.
    El doctor Freire admiraba al doctor Kimball. En cierta manera, aquella invitación era una ofrenda de gratitud. Acababa de conocerlo en persona, en un congreso médico que los había reunido en Santiago de Compostela. […]”

    Manuel Rivas
    ‘Ustedes serán muy felices’
    “¿Qué me quieres, amor?” (1995)
    Traducción de Dolores Vilavedra
    Ed. Santillana – Círculo de Lectores, 1998

    … las que Vd. tiene … ”

    ¡Hoy es fiesta!
    Felicidades a Diegos y Santiagos,
    James, Jacobos, Jaimes y Jacobas.
    ¡Fiesta grande!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  99. Maties,

    Comentario
    Encontré esto paseando por YouTube y por supuesto en el primero que pensé fue en vos. Paolo Nutini (que con ese nombre, curiosamente, es escocés, hijo de un descendiente de italianos y una escocesa) canta en Ferrara “sotto le stelle” una versión renovada de la ya clásica “Guarda che luna”.

    Me encantó. A ver si a vos también:

    https://youtu.be/2cCi-5myuUU

      Citar  Responder

  100. Diego Ariza,
    Habría que decir que en esencia la muerte no duele; duele el tránsito. Hace poco un familiar sufrió un infarto y solo le dio tiempo a bajar a la portería para que el conserje llamara a una ambulancia. En las pruebas que empezaron a hacerle le iban haciendo preguntas. Él solo acertaba a decir una cosa: haga lo que tenga que hacer pero que sea sin que yo me de cuenta: o me duerme o me muero, lo que no soporto es este dolor.
    Al de la foto seguro que solo le dio tiempo a ver el fogonazo de salida.

      Citar  Responder

  101. ¿Ha vuelto Pablo el parisino?

    ¡Albricias!

      Citar  Responder

  102. Comentario
    Gaspard,

    Yo lo que creo es que ve usted mucho cine (malo) de detectives, Don Gaspard, o muchas series. Le confieso que lo de los signos de interrogación o de exclamación me ha hecho reír, porque justo antes he escrito: “¿Por qué debería llamarme Pablo?” (Los de exclamación a veces los separo simplemente para verlos mejor cuando no tengo las buenas gafas para escribir en el ordenador). En cuanto al resto de su mensaje, le contestaría si fuera serio, por un lado (“algunas expresiones…”) o supiera de qué habla (“carrito de la compra”, “regateo con algún vendedor chino de té”) por el otro.

    Hágame caso, Don Gaspard: vea menos cine y oxigénese un poco más.

    (Nunca se me hubiera ocurrido pensar que un día haría yo en un blog el papel de Roger O. Thornhill-Cary Grant en el “North by Northwest”).

      Citar  Responder

  103. Comentario
    Diego Ariza,

    Jajaja

    Ahora sería: tras la detención del corazón, si no hay algo que haga la situación irreversible, durante un tiempo se habla de parada cardiaca en lugar de muerte. Durante ese tiempo realizamos maniobras de reanimación. Después de muchas reanimaciones cardiopulmonares, he visto de todo.

    El año pasado estábamos atendiendo a un hombre cuando se le paró el corazón delante de nuestras narices. No tenía pulso central y el monitor lo confirmaba. Empezamos el masaje ( que enviaba sangre al cerebro) y en cada compresión el señor gritaba y nos intentaba apartar. Nos deteníamos y volvía a estar sin pulso central, como muerto. Coloqué el marcapasos ” a pelo” ( sin analgesia previa) porque el tipo de parada cardiaca podía responder a ese tratamiento eléctrico, y el paciente gritó más fuerte. Pensé ” susto o muerte” mientras la enfermera le analgesiaba. En el camino me disculpé y le expliqué lo ocurrido. Quedó sin secuelas.

      Citar  Responder

  104. MJGE,

    Que me corrija la Doctora De Lucas pero una cosa es estar clínicamente muerto y otra la muerte cerebral. Uno puede estar clínicamente muerto y que los sentidos le sigan furrulando.

      Citar  Responder

  105. Duke Ellington interpreta en vivo la su composición que inició la era del swing, tema fundacional y profético (y que utilizó Vicent para una columna memorable sobre el concepto, como cualidad tanto musical como humana). “It don’t mean a thing (if it ain’t got that swing)”:

    https://www.youtube.com/watch?v=qDQpZT3GhDg

      Citar  Responder

  106. Al ver que tenemos entre nosotros a “El curioso perspicaz” y a “El autista lenguaraz” me he acordado de “El endémico embustero y el incauto pertinaz” aquel disco de Rosendo en el que se incluía esta canción que tiene que ver con el tema de la entrada:

    https://www.youtube.com/watch?v=BsPWR4dPoFs

      Citar  Responder

  107. Gaspard,

    Pues ya nos tienes con la mosca detrás de la oreja. A mí lo que me parece más sospechoso es que ha dicho que es español.

      Citar  Responder

  108. En ptro orden de cosas, murió la semana pasada Claude Rich, actor de teatro y televisión. En 2005 pudimos verlo sobre las tablas interpretar al Althusser del que se habló aquí unas semanas, y en cine, de todos sus papeles destaco la personificación de Tayllerand en la película ‘La cena’ (‘Le souper’, a no confundir con ‘La cena’ de Scola con Gassman y la Ardant) de Edouard Molinaro, la última o penúltima de ese director.
    Y comunico a Maties que la frase que tanto le gusta del guión de ‘El hombre que amaba a las mujeres’, la de las piernas de las mujeres como si fuesen compases, muy probablemente la sacó Truffaut de Audiberti. El lunes pasado elegí como lectura de TGV las recientes semimemorias de Serge Toubiana, en las que cita a François refiriéndose en 1973 con admiración a esto de Audiberti: “Les jambes superbes des hôtesses de l’air se disloquent dans les aéroplanes”.

      Citar  Responder

  109. El autista lenguaraz, no sé yo, no sé yo. También algunas expresiones (“basta leer”, “yo lo envidio”, “no hace falta X para darse cuenta de”, “estudiar a fondo”), me recuerdan a aquel señor. Y ya lo que me alerta es que a alguien que escribe tan pulcramente se le escape de vez en cuando un espacio antes o después de los signos de interrogación o de exclamación… ¡como se ha de hacer en francés! Allí se ha delatado usted, al menos para mí. O tal vez sea que la perra me ha contagiado la obsesión de olisquear y escarbar. Además, a mí que me importa si es usted o no quien creía yo, ¿verdad? La cosa es que me acuerdo bastante de Pablo cada vez que dudo entre ir a G. Jeune o G. Joseph, veo en el metro a alguien con el carrito de la compra lleno de libros a devolver en la librería o observo a un hombre enfrascado en un regateo con algún vendedor chino de té.

      Citar  Responder

  110. Comentario
    N de Lucas,
    perdón, el móvil me cambia acentos y mayúsculas.

      Citar  Responder

  111. Qué Bueno es leer a Quevedo sin intermediarios. Voy por el 20% de sus Sueños y el qué empieza ahora dice:

    “PRÓLOGO AL INGRATO Y DESCONOCIDO LECTOR.

    Eres tan perverso que ni te obligué llamándote pío, benévolo ni benigno en los demás discursos porque no me persiguieses; y ya desengañado quiero hablar contigo claramente. Este discurso es el del infierno; no me arguyas de maldiciente porque digo mal de los que hay en él, pues no es posible que haya dentro nadie que bueno sea. Si te parece largo, en tu mano está: toma el infierno que te bastare y calla.”

      Citar  Responder

  112. Comentario
    Gaspard,

    Vaya por Dios. Lo que se aprende en internet. Utilizar la palabra “frívolo”, interesarse por la visión mística de la naturaleza (presente en todos los alpinistas, por cierto, entre los cuales me cuento) o utilizar las comillas para citar a la gente (cosa que aprendí en la escuela) son cosas extraordinarias que no hace nadie. No sabía yo eso. En cuanto al argumento de autoridad, me da la impresión de que no sabe usted muy bien lo que es. Como tampoco la diferencia que hay entre el guión y el punto y coma ( ¡ y yo que presumía de ser uno de los últimos españoles que utiliza el punto y coma !).

      Citar  Responder

  113. El autista lenguaraz,

    Comentario

    “No sueñe usted… que le diga mi nombre”

    Todo se andará, todo se andará. Denos tiempo. Hasta ahora el único que se nos viene resistiendo es Gaspagggggg. Pero no cejamos en el intento, no se crea.

      Citar  Responder

  114. El autista lenguaraz,

    Comentario
    “Imagino que las Soledades de Góngora las lee usted como el periódico, no?”

    :-)))))

      Citar  Responder

  115. Hermi,

    Por incordiar:
    No precipites conclusiones. Si estaba clínicamente muerto la memoria no le funcionaba, por lo que no registró lo que estaba pasando.

      Citar  Responder

  116. Lo de la luz al final del túnel puede ser una reacción del cerebro a punto de apagarse. Un amigo cercano tuvo una parada cardiaca y estuvo “muerto” bastantes minutos hasta que un trabajador de los estacionamientos vigilados (de la ORA) le hizo una RCP. Su experiencia se parece bastante a la del vendedor de libros. Luego le sometieron a varias operaciones (varios estents, bypass, etc) recuperándose finalmente. Alguna vez le he preguntado si sintió algo: dolor, paz, alegría, pena, nervios, luz al final del túnel, etc. Su respuesta siempre ha sido la misma: “no sentí absolutamente nada; vacío”. Pero -he insistido-; “¿te acuerdas si soñaste algo?”, “¿la conciencia de una chispa de vida?”. Nada, absolutamente nada.
    Así que mi conclusión es la siguiente: 1.- es fácil morirse; no hay sufrimiento (me refiero a estos casos: infarto, disparo certero, etc. 2.- el más allá es la nada.

      Citar  Responder

  117. El autista lenguaraz, porque uno, por deformación profesional/profesoral, está acostumbrado a identificar al escribiente según ciertas “huellas” dejadas por éste. Como le gusta citar entrecomilladas las frases de otro comentarista que va a analizar o criticar, prefiere el uso del guión largo al punto y coma, habla en una entrada anterior de lo que le gusta el “misticismo” de AMM o de la visión “mística” de la Naturaleza de Serapia (la “mística” era la columna vertebral del campo léxico de mi vecino parisino), ha recurrido al adjetivo “frívolo” (otro componente del mentado campo léxico) o al argumento de autoridad (esa larga lista de sabios en una respuesta al Sr Cualquiera) o de autoridad europea (que si el BCE, que si la UE, etc.), me he dicho, éste es don Pablo.

      Citar  Responder

  118. El curioso perspicaz,

    No. Pero no sueñe usted que siendo “autista” le diga mi nombre.

    ¿Por qué debería llamarme Pablo?

      Citar  Responder

  119. mgc,
    .
    A mí me parece, Marisa, que la versión en prosa de Esteban Torre es una opinión, no un dogma terminante; en todo caso necesaria –la de él y la de muchos en otros puntos– para entender el soneto o al menos para confirmar nuestras intuiciones. Creo que Quevedo, como otros tantos autores de la época, necesita de muchas aclaraciones para que los profanos podamos entender su intención profunda cuando escribió aquella palabra o aquella frase.

    Un ejemplo muy sencillo. Cuando el Buscón dice de su madre que “Para unos era tercera, primera para otros y flux para los dineros de todos”, podemos intuir el significado de “tercera” y “primera”; es fácil. Pero como no sepamos qué era “flux”, nos quedamos sin chiste. No creo que haya mucha gente fuera de los especialistas que sepa qué era “flux”. Y aquí no cabe opinión y sí certeza.

    Y otro ejemplo más sencillo aún: en esta página donde encuentro el famoso soneto “A un hombre de gran nariz” (no nos engañemos: soneto que junto al del polvo y el Buscón es lo que conforma al escuetísimo Quevedo popular), unos cuantos comentaristas de los que aparecen debajo indican que los versos están dedicados a Góngora, pero se quedan en el tema chistoso de la narizota. Ninguno de ellos hace referencia a que Quevedo acusa por ello de judío al cordobés. Por lo tanto, no entenderán la verdadera y aviesa intención del sonetazo si no se explica la relación que hay entre ambos términos.

    Lo mismo ocurre con el cuarteto que abre otro famoso soneto dedicado a Góngora:

    “Yo te untaré mis obras con tocino
    porque no me las muerdas, Gongorilla,
    perro de los ingenios de Castilla,
    docto en pullas, cual mozo de camino;”

    …que como el personal no conozca la relación entre tocino y judaísmo, se quedará in albis. Por todo ello creo que sí, que está muy bien una primera lectura a saco, pero que luego es necesaria la aclaración, la nota a pie de página, la interpretación diversa. Al menos, yo las necesito.

    :-)

    Oye, ¿y no os sentís ya como faltos de agua y alpiste?, ¿a que sí? ¡Alpiste, por favor, nuevo alpiste!

    Ah, la página citada: https://www.poemas-del-alma.com/francisco-de-quevedo.htm

      Citar  Responder

  120. Yo creo, como Sr Cualquiera y supongo que como todos, que la versión original del soneto de Quevedo es perfecta: es la forma más bella de decir lo que pretende. Ahora bien, cierto es que es complejo de entender y lícito, por tanto, que acudamos a interpretaciones para comprobar si lo que hemos entendido se corresponde con lo que los expertos interpretan para, una vez hecho esto, volver a Quevedo.

    Por otro lado, la interpretación de Esteban Torre que ha puesto Morilla me parece que sobrepasa la mera interpretación o puesta en prosa y que tiene cierta voluntad de creación literaria y, por lo tanto, sujeta a crítica como tal. Y en este sentido a mí no me gusta mucho, la verdad.

      Citar  Responder

  121. Comentario
    mgc,

    1) Torre, Jauralde y compañía han necesitado estudiar a fondo ese soneto, leer todo lo que se ha escrito sobre él, discutirlo con colegas y comparar sus versiones con otras versiones. Basta leer el artículo de Pablo Jauralde Pou enlazado por Sap para darse cuenta de la complejidad de los 14 versos de Quevedo. Si ese soneto no fuera complejo, no habría tantas versiones diferentes de él. Quien lo lee y lo comprende instantáneamente, para mí es un genio literario capaz de comprender también las “Soledades” de Góngora sin ayuda. Y lo digo sin la mínima ironía.

    2) Yo no he hablado para nada de arrogancia.

    3) Todos leemos los textos originales (nadie empieza leyendo ese soneto de Quevedo en sus “traducciones” en prosa – entre otras cosas porque son difíciles de encontrar). Es cuando no entendemos un texto original cuando buscamos ediciones con notas, explicaciones e incluso versiones en prosa. Si el SrCualquiera no las necesita, yo lo envidio. Pero también podría suceder que no necesitara comprender los 13 primeros versos de dicho soneto y que le bastara el placer del último verso. Yo conozco gente que sabe ese soneto de memoria y lo recita sin entenderlo. Todo es posible en esta vida.

    4) A mí también me parece bien que cada uno lea la poesía (y la prosa) en las ediciones que prefiera.

      Citar  Responder

  122. ” … ‘The Nobel is not like the Pullitzer Prize, there is no way you can nominate writers’, Mr. Straus [Roger] said. ‘Sometimes somebody from the Nobel Committee has written to International PEN and said they would be interested to know who you would nominate. But that does not happen often and perhaps they already have their list set by that time’ … ”

    “[…] Ella le oyó murmurar:
    -Lo siento mucho, ‘sir’.
    ¡Ah, Lennan! ¡Me ha cogido usted! Lo cierto es que trabajo demasiado. Ahora nos vamos a ir a la montaña. ¿No ha estado usted nunca en la montaña?… ¿Que no?… Pues se vendrá con nosotros, ¿eh? ¿Qué dices tú a esto, Ana? No te parece que este pollo debería acompañarnos?
    Levantóse Ana y quedóseles mirando a los dos. ¿Habría oído mal? […]”

    John Galsworthy
    “Flor sombría”
    Traducción de R. Cansinos-Assens
    Vergara – Círculo de Lectores (1962)

    ” … The secrecy has given rise to many rumors, the two most persistent involving reported opposition to the British writer Graham Greene and Jorge Luis Borges, the Argentine writer whose name has been raised for years as a deserving Nobel candidate … ”

    James M. Markham
    “Brito Wins the Nobel Literature Prize”
    -‘Books’- The NY Times (oct 7, 1983)

    ¡Y a Garbancito no piséis!
    Pachín, pachín, pachín

    ._.

    *

      Citar  Responder

  123. El autista lenguaraz,

    Precisamente Torre, Jauralde y los otros son los que no necesitan explicaciones ni pistas, porque son ellos mismos quienes las dan y hacen las versiones canónicas, al parecer, de lo que dijeron los escritores.

    A mí no me parece ninguna arrogancia por parte de SrCualquiera el que prefiera leer los textos originales que versiones redactadas sobre ellos por otra gente, por más que sean superespecialistas y multitulados

    (Y también me parece bien que a otros les gusten las versiones críticas y muy anotadas, ¿eh?)

      Citar  Responder

  124. Comentario
    Diego Ariza,

    No te voy a negar que sea un gran director, ha conseguido que me gusten las pelis de Batman, pero no es de mis favoritos.

    El que me ha dejado helado es mi favorito, Scorsese con Silence.

    Vaya tela…

      Citar  Responder

  125. albertiyele,
    .
    Gracias por toda la información, Albertina. En realidad no recuerdo (ni he dicho) que la cita de Borges la hubiera escuchado o la hubiera leído. Venía a ser, repito, algo así como que Quevedo mejora a Cervantes, pero que Quevedo hubiera sido incapaz de escribir el Quijote.

    El ensayo del Divino Cegato es revelador y en los dos primeros párrafos ya desvela el problema de Quevedo:

    A) Mucho he tratado de inquirir las razones de esa extravagente omisión; alguna vez, en una conferencia olvidada, creí encontrarlas en el hecho de que sus duras páginas no fomentan, ni siquiera toleran, el menor desahogo sentimental.

    B) virtualmente Quevedo no es inferior a nadie, pero no ha dado con un símbolo que se apodere de la imaginación de los hombres.

    :-)

    David CG,
    .
    Ah, vale. Creía que con la entrevista de Borges había ocurrido como con Josep Pla y otros. Tomo nota.

    :-…

      Citar  Responder

  126. Gracias por ese enlace,
    albertiyele.

    En Alianza Editorial puede encontrarse una brevísima antología poética de Francisco de Quevedo, cuya selección y prólogo realizó Borges. La primera edición en Alianza, al menos, es de 1982, y la hay en formato bolsillo por dos perras gordas.

    https://www.tirant.com/editorial/libro/antologia-poetica-9788420634364

    En él, J.L.B dice: “Hacia 1950 traté de investigar la razón de la curiosa gloria parcial que le ha tocado en suerte.” (a Quevedo).

    En “Otras Inquisiciones. Quevedo” (lo por ti enlazado):

    “Como la otra, la historia de la literatura abunda en enigmas. Ninguno de
    ellos me ha inquietado, y me inquieta, como la extraña gloria parcial
    que le ha tocado en suerte a Quevedo. En los censos de nombres universales
    el suyo no figura. Mucho he tratado de inquirir las razones de
    esa extravagente omisión; alguna vez, en una conferencia olvidada, creí
    encontrarlas en el hecho de que sus duras páginas no fomentan, ni siquiera
    toleran, el menor desahogo sentimental. (“Ser sensiblero es tener
    éxito”, ha observado George Moore.) Para la gloria, decía yo, no es
    indispensable que un escritor se muestre sentimental, pero es indispensable
    que su obra, o alguna circunstancia biográfica, estimulen el patetismo.
    Ni la vida ni el arte de Quevedo, reflexioné, se prestan a esas
    tiernas hipérboles cuya repetición es la gloria…

    Ignoro si es correcta esa explicación: yo, ahora la complementaría
    con ésta: virtualmente Quevedo no es inferior a nadie, pero no ha dado
    con un símbolo que se apodere de la imaginación de los hombres. (…)”

      Citar  Responder

  127. Sap,

    Aquí tienes la primera de las dos entrevistas (de Soler Serrano a Borges, en “A Fondo”, Año del Señor de 1976), en el tubo y nada más buscar. :-)

    https://www.youtube.com/watch?v=2gu9l_TqS8I

    La segunda, la de 1980, aparece fragmentada en cuatro partes, inconveniente bastante soportable, ¿no? ?

    Borges, entre otras características, presenta la de que todo cristo lo cita para fundamentar, de una u otra forma, alguna opinión, como hemos hecho un servidor de usted y yo mismo. Y puede que también el que, con él más que con ningún otro, enseguida surgen otras voces que ofrecen mejores versiones, fuentes más fidedignas, interpretaciones más puras, un conocimiento más amplio y directo de lo que Borges dijo, escribió o hasta pensaba.
    En mi modesta opinión de diletante borgiano, Borges, como todo hijo de vecino, podía pensarse mejor las cosas al escribir, corregirlas, suprimirlas, y hasta dejar de darlas de nuevo a la imprenta en los casos más dolorosos. Aunque tampoco por escrito dejase Borges nunca de jugar, si bien pienso que a la manera seria y profunda con que lo hacen los niños. Sus bromas orales, en entrevistas, conversaciones y demás, como las de casi cualquiera, con o sin genialidad literaria de por medio, contenían, en mi opinión, su parte de verdad sobre lo que pensaba y su parte efectista, de exageración o simplificación, de opinión o reacción pasajera y parcial. Ahora que a él con eso le alcanzaba para dejar joyas. Más aún, ambas cosas, cuando se enfrentó a las mismas preguntas una y otra vez.

    Para mí fue un descubrimiento oír su voz, asistir a su pensamiento en directo, ver su aspecto en esos dos ratos de sus diez últimos años de vida. Y me gusta como habla, su profundidad, e incluso agradezco que no sea de esos oradores tan fluidos, tan dotados, que parecen arrastrados por su propio torrente de palabras y sin tiempo, en pleno “rafting”, para meditar o sentir de veras lo que nos dicen.

    Tengo aquí al lado, “Siete Noches”, un libro de muy modesta encuadernación, publicado por primera vez en España, en 1980 por el Fondo de Cultura Económica y en el que se transcriben (corregidas por Borges, fotos incluidas de algunas de esas correcciones) siete conferencias que dio Borges en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, entre junio y agosto de 1977. Las que he leído son una maravilla: por intuición, profundidad, extensión muy contenida y originalidad. Más aún que en sus otros textos – natural pues su destino desde su primera versión era ser pronunciados- uno puede sentir en el ritmo de la frase la voz real de Borges, su singular entonación, la combinación de las aceleraciones y pausas. Para mí, las dos entrevistas antes mencionadas y algún otro registro sonoro de Borges que he escuchado, tienen como mínimo la virtud de que uno lo escucha luego al leerlo y eso hace una experiencia más íntima y completa la lectura.

    Con todo, diré algo que igual merece la hoguera ?: siendo un gran narrador breve y un poeta más que notable, el Borges que más me gusta es el Borges lector, el que habla o escribe de sus lecturas, de los autores y obras que a lo largo de su vida lo han admirado. Opiniones y formas de expresarlas alejadas casi siempre de lo santificado y repetido, y no creo fuera premeditado o por pose.

    Otro fenómeno reiterado es que yo sea rebatido, entre otras geografías, desde una bella isla del Mediterráneo español e incluso sin ser nombrado, sí leído, parece. Algo es algo. O igual sólo leen aquello que otros – unos pocos, lo mío no son grandes audiencias- me dicen. Está en mi sino, se ve, llevarme mal con unas cuantas mujeres, por hache o por be. Hasta imbécil me han llamado, también sin nombrarme ? y diluido en el conjunto de la humanidad. De vez en cuando y sin acritud, no deja de ser divertido. Es imposible no molestar a nadie y tampoco digo que me lo proponga siempre.

    C’est la vie! Y disfruta de esos vídeos. Sin perjuicio, por supuesto, de que la fuente más fiable para conocer los criterios literarios de un escritor sea lo que escribió, esto es, su obra.

    Partido por el Premio Nobel de Literatura (resultado definitivo):

    Bod Dylan FC 1 – Jorge Luis Borges CF 0

    ¡Cómo no va a generar resentidos el mundo! El resentimiento, si bien mejor cuando no es pura bilis, ha sido uno de los principales combustibles de la literatura y aún de la entera creatividad artística, entre otras potencias humanas.

    P.D. ¡Vaya gusto el de Naser al Din Sah Kayar! Para mí que le iba más el pescado que la carne, ¿no? Pero seguro que nadie osaba a darle motivo para que, honrando su apellido, los mandara callar. Gracias por atender la petición.

      Citar  Responder

  128. Y además: lo tengo que buscar, porque no me acuerdo bien, pero creo que ese ensayo publicado en Otras inquisiciones es un prólogo que escribió para un libro de Quevedo que publicó Emecé en los años 40, con notas de Borges y Bioy Casares.

      Citar  Responder

  129. ” … Aquello me parecía … ”

    “[…] Unos días después llegó a nuestro monasterio un mensajero jadeante, con la lengua fuera y casi a punto de morir -¡sólo en apariencia!-, con un recado del Más Profundo.
    Los mensajeros empleaban siempre este talento histriónico para impresionar al destinatario de sus mensajes con la rapidez que habían corrido y el enorme trabajo que les había costado realizar su misión. Pero como el Potala estaba sólo a un kilómetro y medio o poco más, pensé que su representación era excesiva. […]”

    T. Lobsang Rampa
    ‘Trappa’
    “The Third Eye” (1956)
    Traducción de R.V.Z.
    Destino | Destino Libro, 1995

    ” … justo … ”

    Más allá de un mensajero.
    ¿O no?

    ._.

    *

      Citar  Responder

  130. Sap,

    Comentario

    En Otras inquisiciones, que se publicó por primera vez en 1952, Borges escribió un breve pero jugoso ensayo sobre Quevedo, que se llama justamente así: “Quevedo”. Lo podés leer acá, en la página 23:

    https://apuntesliterarios.files.wordpress.com/2013/09/borges_otras_inquisiciones.pdf

    Como Georgie era infinitamente mejor escrito que oral (él mismo decía que no era muy ocurrente (aunque eso es mentira: sí era muy ocurrente, pero generalmente sus ocurrencias eran humoradas, y muy ácidas), yo no buscaría sus opiniones sobre nada en entrevistas y reportajes, en los que hay casi siempre una mezcla de timidez y de socarronería. Por un lado era muy tímido, y por otro le encantaba reírse con (y de)la gente, así que muchas de las cosas que decía eran eso: bromas. Escrito, en cambio, se ponía bastante serio, y sobre todo tenía tiempo para reflexionar, relacionar, corregir, volver atrás, aclarar. Borges hubiera sido un bloguero genial, creo. Una especie de Pablo el parisino, erudito y tocacataplines. Claro que ya hubiera encontrado quien lo corriera de los blogs sacudiéndole la paleta matamoscas por la cabeza, que la genialidad, ya se sabe, resulta siempre irritante.

    De paso, a continuación de ese “Quevedo” está “Magias parciales del Quijote”, muy breve, pero que me parece una joyita.

    Pero además de ensayos, le dedicó a Quevedo alguna poesía (a Cervantes también, muchas). Aquí un soneto publicado en El hacedor:

    A un viejo poeta

    Caminas por el campo de Castilla
    Y casi no lo ves. Un intrincado
    Versículo de Juan es tu cuidado
    Y apenas reparaste en la amarilla

    Puesta de sol. La vaga luz delira
    Y en el confín del Este se dilata
    Esa luna de escarnio y de escarlata
    Que es acaso el espejo de la Ira.

    Alzas los ojos y la miras. Una
    Memoria de algo que fue tuyo empieza
    Y se apaga. La pálida cabeza

    Bajas y sigues caminando triste,
    Sin recordar el verso que escribiste:
    “Y su epitafio la sangrienta luna”.

      Citar  Responder

  131. ” … Precisamente … ”

    “[…] la tarde en que reanudé mi vida normal -es decir, la que hacía antes del accidente- me tocaba a mí de turno en la cocina. Me encargaron llevar en una pizarra la cuenta del número de sacos de cebada que tostaban. La cebada estaba extendida en un suelo de tierra humeante, calentado por el horno del sótano donde yo me había quemado. Se esparcía la cebada por igual y se cerraba la puerta. Mientras se tostaba esa cantidad corríamos por un pasillo hasta una habitación donde triturábamos la cebada ya tostada. Había un gran recipiente de piedra de forma cónica y de unos dos metros y medio por su parte más ancha. Su superficie interna estaba rayada y picada para contener los granos de cebada, mientras una gran piedra, también en forma cónica, encajaba en el recipiente. Esta piedra se movía por un eje muy gastado ya por los años, en cuyo extremo superior había unos palos horizontales, como los radios de una rueda que no tuviese aro. La cebada tostada era vertida en el recipiente y entre los monjes y los chicos movíamos los radios del eje para hacer girar la piedra, que pesaba muchas toneladas. Lo más difícil era ponerla en movimiento, pero una vez en marcha no resultaba demasiado difícil. Para hacernos más llevadera la tarea, cantábamos a la vez que pesábamos. ¡Allí me permitían cantar cuanto quisiera! Pero lograr que se pusiera en movimiento la rueda era espantoso. Todo tenían que echar el resto de sus energías y una vez en marcha debíamos cuidar de que no se detuviera. A medida que por el agujero que había en el fondo salía el grano molido, íbamos echando más cebada tostada por arriba. Llevábamos de nuevo lo molido al suelo de piedra caliente y lo volvíamos a tostar. Esta era la base de la tsampa. Todos nosotros llevábamos una provisión de tsampa para toda una semana o, mejor dicho, teníamos la cebada tostada y molida. A las horas de comer vertíamos un poco de ella, de nuestras bolsas de cuero, en las escudillas. Le añadíamos té con manteca, hacíamos la masa con los dedos y la comíamos. […]”

    T. Lobsang Rampa
    “The Third Eye” (1956)
    Traducción de Rafael Vázquez Z.
    Destino | Destino Libro, 1995

    ” … Desde luego la invalidez de mi pierna me impedía sentarme en lo que llamamos en el Tibet la actitud del loto … ”

    Del más allá.
    Mensajero.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  132. David CG,
    .
    Ah, disculpa; mese olvidó comentarte que el asunto del Sha partía de este enlace que copipegué más abajo y del que estoy seguro vas a extraer muchos deleites aparte de que será fuente de abundantes glosas. Pincha y disfruta.

    :-)

      Citar  Responder

  133. Comentario
    SrCualquiera,

    “a mí me parece que el poema de Quevedo es perfecto en su comprensión original, no le son necesarias más explicaciones.”

    Permítame decirle que, a pesar de la humildad de su pseudónimo, es usted un genio de la literatura – contrariamente a Esteban Torre, Pablo Jauralde Pou, Dámaso Alonso, María Rosa Lida, Amado Alonso, José Ferrater, Otis H. Green, Fernando Lázaro Carreter, Carlos Blanco Aguinaga, Amedée Mas, Maurice Molho y otros muchos críticos literarios que han pasado muchas horas analizando y explicando ese soneto. Y no digamos ya comparado con nosotros, pobres lectores de base, que necesitamos ediciones con notas para leer a los poetas del Siglo de oro.

    Imagino que las “Soledades” de Góngora las lee usted como el periódico, ¿no?

      Citar  Responder

  134. SrCualquiera,
    .
    Entiendo que el afán que el profesor Esteban Torre –nombre idóneo para cantaor flamenco– pone en su trabajo no es estético sino didáctico y de ahí la reiteración que señalas. A mí me ha parecido una linterna que ha iluminado muy bien algún que otro ignoto recoveco.

    :-)

    David CG,
    .
    Parece que las entrevistas que compusieron el programa “A fondo” han sido eliminadas del Tubo, donde solo quedan fragmentos. Supongo que estarán alojadas en la web de TVE en su sección “A la carta”.

    Ser amigo de Cervantes es fácil, todos sentimos por el viejo y asendereado Miguel una gran simpatía. Por Quevedo es más complicado sentir cariño. Armado como va con su coraza de pinchos y el sarcasmo permanente que le amarga la boca, se presenta con una “interfaz”menos “amigable”. Es curioso que ambos escritores sean unos resentidos, pero con qué modestia el uno y con qué soberbia el otro nos lo hacen ver. A pesar de todo, yo lo amo.

    :-)

    Nievesdl,
    .
    Ah, pues mira, no sería ninguna tontería emprender una relectura. Pero en mi caso, debería buscar una mejor edición porque la que poseo está cortita con sifón de necesarias notas (Quevedo sin notas es como un mueble de Ikea sin manual de instrucciones).

    ¿No encarnó también a Quevedo Juan Echanove en la versión cinematográfica del Alatriste? Sí, envidiable experiencia la tuya de verlo en las tablas de Almagro.

    Para terminar. Tanto como a escribanos, sastres y pasteleros, Quevedo también se recrea llevando al infierno a los de tu profesión. En este poema, hasta la Muerte dice aprender de ellos para ejercer su oficio :-))))

    A un médico

    Yacen de un home en esta piedra dura
    El cuerpo yermo y las cenizas frías:
    Médico fue, cuchillo de natura,
    Causa de todas las riquezas mías.

    Y ahora cierro en honda sepultura
    Los miembros que rigió por largos días;
    Y aun con ser Muerte yo, no se la diera,
    Si dél para matarle no aprendiera.

    :-)

      Citar  Responder

  135. Por si alguien me va a preguntar qué pienso de Einstein cuando no habla de ciencia. Por ejemplo, en esta archiconocida cita: “”Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo”.

    Presumo que le pilló en un mal momento, como nos pasa a todos, aunque no formulemos frases para nada comparables. Tal vez él mismo habría rebajado su mala opinión sobre el género humano en un buen día, uno de esos en que uno vive o conoce algo que lo reconforta con su especie.

    También pienso que, a buen seguro, muchos profesores universitarios, pongamos que adjuntos o poco más, o hasta meritorios de la investigación, con su buen pedigrí científico, considerarían un imbécil, un petulante pretencioso y un intruso al propio Albert Einstein cuando en 1905 “apareció en la revista de física alemana, Annalen der Physik, una serie de artículos de un joven oficinista suizo que no tenía ninguna vinculación universitaria, ningún acceso a un laboratorio y que no disfrutaba del uso de más biblioteca que la de la Oficina Nacional de Patentes de Berna, donde trabajaba como inspector técnico de tercera clase. (Una solicitud para que le ascendieran a inspector técnico de segunda había sido rechazada recientemente.) Este burócrata se llamaba Albert Einstein, y en aquel año crucial envió a Annalen der Physik cinco artículos, de los que, según C. P. Snow, tres «figurarían entre los más importantes de la historia de la física».”
    (…)

    “Los físicos no suelen hacer demasiado caso a lo que puedan decir los empleados de una oficina de patentes suiza, así que los artículos de Einstein, atrajeron poca atención pese a la abundancia de nuevas que aportaban. En cuanto a Einstein, después de haber resuelto varios de los misterios más profundos del universo, solicitó un puesto como profesor universitario y fue rechazado, y luego otro como profesor de secundaria y le rechazaron también. Así que volvió a su trabajo de inspector de tercera clase… pero siguió pensando, por supuesto. Aún no se había ni aproximado siquiera al final.”

    Así lo cuenta Bill Bryson en su famoso libro “una pequeña historia de casi todo”. Pero hay que advertir que Mr. Bryson no estudió más que dos años en la universidad, y desconozco siquiera si cursó una carrera de ciencias. Por ello, como le ocurre a Fernando Savater cuando habla de ciencia, igual los que sí que saben de ella notan que “el hombre” no tiene ni repajolera idea de lo que está diciendo. Y otro tanto si el tema son los animales.

    A mí, desde mi parvedad científica, me parece que tiene sentido cuanto Bryson dice sobre ciencia en ese libro. E igualmente que, no sería nada raro, que muchos científicos de aquel tiempo en que el oficinista de tercera de patentes revolucionó la física consideraran que Albert Einstein era un imbécil, como dije antes. De hecho, la mayor parte de los sesudos, titulados y formados profesionales de la ciencia, tipos con su título, su plaza, sus publicaciones y demás, tardaron mucho en enterarse de lo que el imbécil aquel – ¡un empleado de tercera de la oficina de patentes de Berna!-, había publicado y de sus colosales implicaciones.

      Citar  Responder

  136. Sap,

    He intentado buscarte lo que Jorge Luis Borges le contó a Soler Serrano sobre Cervantes y Quevedo, sobre cómo había ido evolucionando su opinión o sentimiento sobre ambos a lo largo de su vida. Fue en una de las dos famosas entrevistas para el programa “A Fondo”. Todo un ejercicio de la fantasía imaginar un programa así hoy día…

    Mi flaca memoria memoria me hará tergiversarlo, pero, en esencia, Borges contaba su cambio de chaqueta, bando o partido, su transito de Francisco de Quevedo al de Cervantes. A Quevedo lo admiraba, cómo no, pero a Cervantes lo sentía como un amigo. O algo parecido…

    Lo he intentado encontrar, aunque admito que con nulo heroísmo. Si te interesa y lo localizas, no dejes de compartirlo. Cualquier búsqueda en esas dos entrevistas, que también fueron el paso del blanco y negro al color en RTVE, conlleva múltiples regalos insospechados.

    P.D. Vaya estropicio caligráfico tipográfico que he causado en mi respuesta al Sr Cualquiera, clicando en citar. Un apellido, el de nuestro común locutor, que feminizado demuestra uno de los ejemplos culmen del machismo lingüístico.

      Citar  Responder

  137. Nada que perdonar. De acuerdo en todo lo que dices y, en especial, en el riesgo de pérdida de la belleza y el misterio que toda explicación de un poema conlleva. Más aún si es prolija y relamida. A buen seguro que el autor desmentiría a buena parte de los intérpretes o, en todo caso, sentiría que su poema sufre un destrozo, un descuartizamiento, el cadáver de un ser muy querido sobre la mesa de autopsias del forense.

    Don Francisco de Quevedo y Vilegas, superado el duro trance, supongo se vengaría satirizando a los eruditos exégetas, en particular si le resultaran en exceso floridos o cursilones, afectados, como un tal Góngora, hombre de gran nariz.

    “(…) a mí me parece que el poema de Quevedo es perfecto en su comprensión original, no le son necesarias más explicaciones”.

    Esto me cuesta entenderlo porque no sé cuál es la compresión original, salvo la que cada lector hace cuando lee este poema por vez primera, o lo oye recitar, como tal vez le pasó a Nieves en Almagro (su Festival de Teatro Clásico, asignatura siempre pendiente), ni creo que el poema contenga explicaciones. Supongo te refieres a que basta con el propio texto del poema para comprenderlo.

    En este caso me reconozco incapaz de entender buena parte de lo que en él, supongo, se intenta transmitir al lector.

    Así que, por una vez y sin que sirva de precedente, me siento agradecido a los estudiosos e intérpretes, siempre que no empiecen con la monserga de si en el verso décimo fulanito -¡qué desastre de hombre!- alteró con grave error una palabra y que hasta que menganito -mente preclara, pero no del todo todísimo por lo que más adelante se dirá-, lo adviritió y enmendó, y que hasta que zutanito dejó fijado el texto paea los sucesivo, coexistieron dos versiones del poema con esa EnormE diferencia en el verso décimo. Y que la razón del error no es la que sostiene el Catedrático Ataulfo Cicuéndez, sino la que él mismo defiende y luego han seguido el profesor Bermúdez de Castro y el hispanista portugués Soares Oliveira.

      Citar  Responder

  138. Comentario
    Sap, estoy leyendo el libro:

    “Después ya que a noticia de todos llegó que era el día del Juicio, fue de ver cómo los lujuriosos no querían que los hallasen sus ojos por no llevar al tribunal testigos contra sí, los maldicientes las lenguas, los ladrones y matadores gastaban los pies en huir de sus mismas manos. Y volviéndome a un lado vi a un avariento que estaba preguntando a uno, que por haber sido embalsamado y estar lejos sus tripas no hablaba, porque no habían llegado, si habían de resucitar aquel día todos los enterrados, si resucitarían unos bolsones suyos.”

      Citar  Responder

  139. Y tampoco es que me moleste ni nada eh? que no tengo yo veneración por santos de ningún tipo, y tampoco creo que reinterpretar un texto implique mancillarlo de algún modo. Hablo más bien desde un criterio estético. El texto es redundante y algo relamido.

      Citar  Responder

  140. Perdonen la pedantería, pero a mí me parece que el poema de Quevedo es perfecto en su comprensión original, no le son necesarias más explicaciones. Y esa que habéis traído del tal Esteban Torre me parece muy bien narrada pero demasiado larga, demasiado regodeo intentando captar lo sublime del soneto, que es además corto por definición y cerrado como una caja, algo que no puede ser expresable más que a través de sí mismo. Vaya, que para mí esa explicación no hace más que distorsionar la imagen del soneto.

      Citar  Responder

  141. Comentario
    FGMorilla,

    Muchas gracias por esa “traducción” en prosa de Esteban Torre, que parece bastante convincente. Habría que ver en qué difiere de las explicaciones de Dámaso Alonso, María Rosa Lida, Amado Alonso, José Ferrater, Otis H. Green, Fernando Lázaro Carreter, Carlos Blanco Aguinaga, Amedée Mas y Maurice Molho, que cita Pablo Jauralde Pou en el enlace que da Sap.

      Citar  Responder

  142. FGMorilla,
    .
    Qué cosa más clara, más bella, esta traslación a la prosa del soneto quevediano, sr. Morilla. Muchas gracias. Un día debería Ud. contar al respetable la interesante “peripecia profesional” de don Esteban Torre.

    Al respecto del autor del que nos hemos ocupado por un momento El Autista, David CG y Nieves, nada sé ni puedo decir que no discurra –como no puede ser de otra manera– por los terrenos del pálpito y la intuición sobrevenidos por algunas lecturas; por ejemplo la siempre enojosa comparación-competición con Cervantes (cojo el uno, manco el otro), que me parece un sumar de peras y peros.

    Entiendo que cuando Quevedo era, Cervantes ya no era aunque fueran contemporáneos. Quiero decir que Cervantes es todavía un hombre renacentista cuando ya Quevedo –repito, son intuiciones– era un desesperanzado producto puro del barroco (cachis, es una pena que Velázquez llegara a pintar a los enemigos, Francisco y Luis, y que por poco no le diera tiempo de legar a la posteridad la vera efigie de Miguel, que no tenemos).

    Hay una cita de Borges con la que estoy de acuerdo y que viene a decir (porque cito de memoria) que Quevedo era mejor escritor que Cervantes, pero que éste hubiera sido incapaz de escribir el Quijote. Me parece que es verdad, que el exceso de causticidad que impregna toda su obra lo inhabilita para haber creado al loco Alonso, que todo lo más, es amargo. Pese a todo, ¿cómo no disfrutar con Quevedo, desde la juvenil picardía del Buscón a “Los sueños” que cita Nieves, que podrían estar escritos hoy mismo, tal es la actualidad de todos esos condenados a habitar las zahurdas de Plutón. Si a ello se añade un buen ramillete de sonetos y algunas páginas y versos de obra jocosa, creo que es una buena manera de meterle mano al que fue señor de la Torre de Juan Abad, ¿no?

    En fin, por muchas vueltas que le doy, ninguna de estas perogrulladas que acabo de soltar impiden que mañana no sea lunes.

    Sweet dreams, señore.

    :- Zzz

      Citar  Responder

  143. Gracias a ti,
    FGMorilla, y al profesor Esteban Torre.

    Esta “traducción” del soneto de Quevedo parece bastante más asequible, al menos en términos de tiempo de lectura, que la que enlazó Sap.

    En cuanto al malogrado Rafael de Cózar, ¿qué lector contemporáneo no puede dejar de pensar, tratándose de amantes y amoríos, en la polisemia del polvo? Como bastantes otros, imagino, alcanzada la pubertad y descartado lo de las cigüeñas y París, no pude dejar de reformular el clásico “pulvis es et in pulverum reverteris”, esto es, “polvo eres y en polvo te convertirás”, en que “venimos de un polvo y acabaremos por serlo”.

    Tal vez me enterase antes de la mentira parisina, pero no recuerdo exactamente el momento de resolución de uno de los primeros miesterios de la vida que se van despejando. Sólo que parecían existir exclusivamente dos modos de relatarlo. Uno crudísimo, narrado por algún amigo enterado, dicho todo con mucha soltura y aún mayor complacencia didáctica. Y otro, usado por padres, profesores, y hasta algún libro algo ranciete, plagado de circunloquios, verbos evitativos y cursilones, y que rezumaba vergüenza o desasosiego.

    Encima al hijo y alumno le llegaba la noticia siempre en el orden expuesto, de modo que, al ser informado “oficialmente”, miraba con cierta sorna la idea que de él y sus conocimientos tenían los adultos, así como su embarazo. Pero les dejaba informarle, abrirle los ojos, por no privarles de ese “honor”, por ver hasta qué punto estaban dispuestos a edulcorar la realidad y, de paso, para disfrutar de su incomodidad o embarazo, por un día. Además, decir que ya lo sabías conllevaba el cambio de narrador, a inversión de la carga de la prueba, y tampoco apetece contarles eso a tus padres o tus profesores y en clase. Que pasen ellos el maltrago porque, en verdad, mira que lo pasaban mal algunos (curas sonrojados, eludiendo el contacto visual con los encrespados alumnos, la diapositiva del pubis y la vulva pasadas a toda prisa, el abucheo del alumnado, alguno reclamando sin tapujos “¡la del coño, ponga la del coño!”).

    Qué panda de salvajes éramos xD

      Citar  Responder

  144. Gracias, Maties, por el regalo “auditivo-visual”. Ya siento que tu comentario “in extenso” se haya perdido. Por el comentario y por ti. No quisiera darte mucho trabajo.

    Hoy vi muchos bañistas, de la España interior, de la vacía, según el ensayo de Sergio del Molino; pero pocos, muy pocos, cuerpos cuidados. Incluido el mío. que llevo un año sin pisar el gimnasio y moviéndome poco. El verano pasado, que estaba como veinte años atrás (salvando del cuello para arriba), ni una foto, menos aún un vídeo. Hoy me han grabado y puesto a cámara lenta un salto desde unas rocas, y se veían algunas carnes trémulas… Por encima de los treinta casi todos echados a perder. En algún que otro caso ya desde antes. Me ha consolado que mi abdomen es aún reconducible con una cierta disciplina.

    Pero habiendo muchos cuerpos de mujer a la vista, siempre hay algún momento especial, algún gesto, atuendo playero, detalle, forma, ángulo casual (aunque no desaprovechado) o situación que tiene su “aquel”. Pero habla tú primero, te toca mover ficha. :-)

      Citar  Responder

  145. David CG,

    Tu perfecta descripción de la jugadora de pádel consiguió que casi la viéramos en carne y hueso. Y que confirma la evidencia de la creciente proporción de cincuentonas gloriosas (en mi lengua materna las apelamos más cariñosamente ‘cinquantines’). Como esta pianista y cantante paulista, Eliane Elias, en cuya master class palmesana (a la que acudió también su marido, el bajista de jazz de Bill Evans, Marc Johnson) me colé y donde me atreví a glosar (y no era evidentemente el momento) sus atributos físicos tal como se reflejaban entonces, no sé si ahora, en su página web. Y esta canción, cuyo vídeo entiendo no te desagradará, fue también, con otra que enlazaré, objeto de un inofensivo y cómplice chiste privado con mi entonces pareja. “The more I see you”:

    https://www.youtube.com/watch?v=P_HtfTnTJMg

    Gracias por tu aviso sobre el video estupendo que enlazó Carlos. Un ballet de longilínea sirena y tiburones.

    https://www.youtube.com/watch?v=P_HtfTnTJMg

      Citar  Responder

  146. Christopher Nolan es uno de mis directores favoritos. Y la fotografía es excelente y la música maravillosa y el crescendo narrativo magnífico… pero Dunkerke me ha dejado un poco frío. Han debido de ser las aguas del Canal.

      Citar  Responder

  147. El profesor Esteban Torre realizó, en Veinte sonetos de Quevedo con comentarios, esta glosa o paráfrasis en prosa del conocido soneto “Amor constante más allá de la muerte”:

    Bien sé que he de morir. Claramente me lo hace ver la misma vida. El sueño, viva imagen de la muerte, es mi fiel e inseparable compañero. Porque sucede que, día tras día, las sombras de la noche hacen caer mis párpados, hundiéndome en el vaporoso nimbo de los sueños. Pero llegará una sombra, la postrera sombra, la negra y definitiva sombra de la muerte, que cerrará mis ojos para siempre, robándome la dulce luz del blanco día. La muerte, la mezquina, la traidora muerte, se encuentra agazapada en las tinieblas con unas ansias irreprimibles de acudir a esa cita macabra. Y llegará un instante fatídico, una hora perversa, que, para congraciarse con el afán ansioso de esa sombra de muerte, desatará violentamente los lazos de mi alma, cortará sin piedad los hilos de mi vida.

    He de morir, sí, he de cruzar las aguas tenebrosas que separan esta parte –el reino de los vivos– de esa otra parte –el reino de los muertos–. Ahora bien, cuando mi alma esté ya en la ribera de esa otra parte, no por ello abandonará el ardiente recuerdo de su vida amorosa, no dejará jamás la memoria del apasionado amor en el que ardía. Ya sé que, en el momento de subir a la barca que me trasladará a la ribera de esa otra parte, he de renunciar a todo: ropas, riquezas, vitalidad, amor; porque las almas, en el reino de los muertos, ya no serán más que vagas imágenes, impasibles siluetas, incapaces de amar y de sentir. Tal es la ley que rige los destinos de los mortales. Pero, con todo, la llama de mi amor le perderá el respeto a esa severa ley, y me acompañará a lo largo de mi travesía por la laguna Estigia. Cierto es que esta llama no podrá viajar conmigo en la barca de Caronte, pero sabrá arrojarse al agua y cruzar a nado la infame laguna. El agua fría no logrará apagarla, no podrá debilitar el poderoso fuego de mi amor.

    Mi alma será arrancada cruelmente de mi cuerpo. Las partes vitales de este cuerpo –la medula de los huesos, las venas por donde circula a borbotones la cálida sangre– serán totalmente destruidas. Todo esto habrá de suceder, irremediablemente, por más que esta alma haya tenido el privilegio de haber sido recluida por el dios Eros en una dorada cárcel de amor, por más que estas venas hayan podido servir de cauce al fuego de la
    pasión, por más que estas medulas hayan llegado a arder gloriosamente en el clímax más alto del éxtasis amoroso.

    Así ha de ser. Lo sé. Pero no lo será del todo. El alma dejará su cuerpo, sí; pero no sus impulsos, sus sentimientos, sus preocupaciones amorosas. Las venas serán reducidas a ceniza; pero esta ceniza seguirá teniendo sentido, sensaciones, vida, y será así capaz todavía de oír, de ver, de oler y de palpar. Las medulas serán tan sólo polvo, sí, residuo mínimo, leve polvareda que disipa el viento; pero con la fuerza esplendorosa de una explosión de amor y de entusiasmo, que seguirá vibrando más allá de la muerte.

      Citar  Responder

  148. El autista lenguaraz,

    “El único verso claro es el último: “polvo serán, mas polvo enamorado”.

    Pues no sé. El malogrado Rafael de Cózar jugó con el significado de este verso al poner por título “Polvo serán…” a una antología de poesía erótica.

      Citar  Responder

  149. ” … Su vida entera …

    “[…] En todos los países la muerte es un fin. Llega y se corren las cortinas. En España, no. Es España se levantan. Muchas gentes viven allí entre muros hasta el día en que mueren y los sacan al sol. Un muerto en España está más vivo como muerto que en ningún sitio del mundo: hiere su perfil como el filo de una navaja barbera. Los chistes sobre la muerte y su contemplación silenciosa son familiares a los españoles. Desde ‘El sueño de las calaveras’, de Quevedo, hasta ‘El Obispo podrido’, de Valdés Leal, y desde la Marbella del siglo XVII, muerta de parto en mitad del camino, que dice:

    La sangre de mis entrañas
    cubriendo el caballo está.
    Las patas de tu caballo
    echan fuego de alquitrán …

    Al reciente mozo de Salamanca, muerto por el toro, que clama:

    Amigos, que yo me muero;
    amigos, yo estoy muy malo.
    Tres pañuelos tengo dentro
    y este que meto son cuatro …

    hay una barandilla de flores de salitre, donde se asoma un pueblo de contempladores de la muerte, con versículos de Jeremías por el lado más áspero, o con ciprés fragante por el lado más lírico; pero un país donde lo más importante de todo tiene un último valor metálico de muerte […]”

    Federico García Lorca
    “Teoría y juego del duende” (1933)
    Conferencia pronunciada en Buenos Aires

    … fue un homenaje a la libertad … ”

    ¡Hay que ver lo mucho que cunde su “Lenguaje tachado” don Manuel!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  150. Comentario
    Sap, en Almagro vi hace 8 días ” Sueños” una interpretación libre protagonizada por Juan Echanove. Escuché muchos versos de Quevedo y salí calada de la obra, de forma que recuerdo fragmentos ( escenas, personajes, tensiones, frases) varias veces al día.

    Fue grandioso e intenso. Desde la primera fila me parecía estar en escena.

      Citar  Responder

  151. La Serapia,

    No me entiendas eso, porque no solo lo he dicho, sino que tampoco lo he querido decir.

    Seguramente es que estos nuevos medios me han cogido ya muy mayor y, además de sorprenderme de lo que la gente cuenta -contamos- ante un público amplio, amplísimo, me plantean preguntas sobre la privacidad, que no sé responder

    Es todo diferente, eso es lo único que veo claro

      Citar  Responder

  152. mgc, tienes razón. Está muy mal contarlo. Gracias.

      Citar  Responder

  153. La Serapia,

    Si es verdad – o real, en el sentido pedestre, no en el literario- lo que cuentas de ellos, ¿no te da miedo que tú hermana o tu cuñado lean tus comentarios aquí o que alguien les diga algo o que se enteren de alguna forma?

      Citar  Responder

  154. ” … Qué difícil la salida …

    “[…] Él que se entregó entero a unas cuantas verdades eternas: el amor, la amistad, la libertad, la igualdad, la fraternidad… ¿Qué pensaría, abandonado de todos, menos de sus compañeros de cárcel? ¿Se acordaría de aquellos versos suyos?:

    Amar. . . Pero, ¿quién ama?
    Volar. . . Pero, ¿quién vuela?

    Ya sabes que las vidas de los demás son losas
    con que tapiarte: cárceles con que tragar la tuya.

    Hace unos meses, cuando murió Miguel Delibes, leí en la prensa algo muy hermoso. La persona que lo había cuidado en los últimos años, viendo que agonizaba, se acercó a él, le cogió las manos y le dijo: Miguel, estamos aquí todos y te queremos mucho… Dignidad y piedad en la hora de la muerte […]”

    Manuel Ruíz Amezcua
    “Para Miguel Hernández y sus
    ‘Andaluces de Jaén'”
    -‘La edad de plata y su fin’-
    “Lenguaje tachado”
    Galaxia Gutenberg (2017)

    … del que estuvo ahí, y enfrente … ”

    A los que modelando cine dejan su skin en el camino.
    Y nos hacen felices.
    A las Platinas.
    A los Platinos.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  155. Sap,

    Gracias por ese enlace a la, en este caso, muy necesaria explicación del soneto “Amor constante, más allá de la muerte”, cuya compleja interpretación te señaló El autista lenguaraz.

    Leyendo el poema ayer -¿o fue antes de ayer? ¡Desorden de días no laborables1- reparaba una vez más en su belleza, pero a la vez me preguntaba qué demonios estaba entendiendo. Eso sí, “el artículo científico” hay que leerlo en papel. Aunque no siempre me aplique el cuento, esas extensiones no son para una pantalla (ni tales profundidades). Al menos yo no soy capaz.

    Mi admiración por Quevedo salta a la vista, aunque últimamente la he “ejercitado” poco y tu comentario es una llamada de atención a ese respecto.

    Borges reflexionó mucho sobre la no suficiente fama o reconocimiento de Quevedo fuera del mundo hispanohablante. Si no recuerdo mal, lo achacaba principalmente a que era intraducible sin una merma que desdibujase su genio. Mi impresión es que, al menos de unas décadas a esta parte, Quevedo va siendo también olvidado o preterido entre quienes tenemos el español por lengua materna. ¿Las razones? Pienso que los lectores nos hacemos comodones y que don Francisco requiere un cierto grado de destrezas léxicas para poder disfrutarlo. Aparte, no hay una obra que lo resuma y que destaque sobre todas las demás. ¿Su poesía, “sueños y discursos”, “el buscón”? Un lector piensa en leer a Cervantes y se va derecho al Quijote. Pero, y con Quevedo, ¿por dónde empieza?¿A qué renuncia? Dejando aparte, claro, su llamada “obra no literaria” (nombre tal vez poco afortunado).

    Me reclaman para salir de inmediato (día de padres en un campamento).

    Oye, sap, que yo venía tan sólo a pedirte me dieras alguna pista sobre “lo del Sha” porque ando perdido y barrunto que me podría interesar “husmear” en ello, y por poco me voy sin decirlo.

      Citar  Responder

  156. He comido con Lilly. Unos amigos han ido a un lago pero no estaba de humor. Quedé con Lilly en que yo le llevaba hoy algo español y lo comíamos en el jardín.
    Anoche no dormí nada pendiente del teléfono. A eso de las once de la mañana me he metido en la ducha. A las doce he empezado a hacer a todo correr una paella y una tortilla de patatas porque había quedado a la una. Lilly apenas come nada. Esas dos tontadas junto a los pimientos de Gernika y la sandía para ella han sido toda una novedad (la sandía no). Ella había comprado unas copas de fresa de postre.
    Me ha contado cómo se suicidó su hijo, cómo fueron las últimas cuatro semanas cuidando de su marido, cómo vendieron la casa donde se ahorcó su hijo porque ni la mujer y el hijo podían seguir allí. Se suicidó porque le diagnosticaron una enfermedad incurable. Todo me lo ha contado muy tranquila. Todos nos vamos a morir, me ha dicho.

    Y entonces se ha puesto a hablar de mí. Me ha dicho que los vecinos me invitan a cenas en sus jardines dejándo hojas de invitación en el portal pero nunca voy. Me ha dado pelos y señales sobre la vida y milagros de todos los vecinos de la calle. Le he dicho que me entraba por un oído y me salía por el otro, que saludo a todo el mundo que se me cruza por la calle pero ni sé ni me interesa quiénes son. Ya lo sé, me ha dicho. Se me ha puesto a hablar de mí y me ha puesto nerviosa. Le he pedido fregar y ella secaba los platos. He salido a dibujar su casa desde el jardín y se me ha sentado al lado hablándome mientras yo dibujaba y hemos estado a gusto. Pero me ha vuelto a decir y preguntar cosas que me han puesto nerviosa y le he dicho casi a las cinco que me tenía que ir.
    -A dónde
    -Al supermercado
    -Qué haces mañana
    -No lo sé, igual mañana sí voy al lago
    -Te conozco de hace mucho ya, te he visto pasar por la calle años y años.

    Y me he ido rara de su casa. Me han entrado impulsos de mudarme de barrio. Pero lo único que he hecho ha sido comprarme un armario de casi dos metros por internet. Llevo una década en el mismo piso viviendo con un par de percheros y nunca antes ne había planteado comprarme un armario.

      Citar  Responder

  157. albertiyele,
    .
    Parece que no, que el sha o sah o shah que nosotros conocimos en el papel cuché, el Reza Pahlevi de la Soraya –¿cuántas mujeres de hoy fueron bautizadas de niña con su nombre?– la Farah Diba y los cachondeos en Gstaad, Saint Moritz, Saint Tropez, Matalascañas, etc, no era familiar del sha fotógrafo propietario del velludo harén. Incluso pertenecían a dos dinastías distintas y enfrentadas, la Qayar y la Pahlevi.

    :-)

    El autista lenguaraz,
    .
    No osaré yo tal cosa cuando tan abiertos están sus versos a toda interpretación. La simple intuición de lo que tras ellos se esconde ya es sublime. Al respecto, derivo al interesado a este interesante estudio:
    http://cvc.cervantes.es/literatura/quevedo_critica/p_amorosa/jauralde.htm

    Y hablando de alta poesía, la muestra que a continuación sigue es perfecta para conectar con el tema anterior:

    “Sabes que no soy el Sha
    pero en el nombre de Alá
    te lo pido una vez más
    no me toques la pirola jamás
    en el desierto me verás
    bailando el cha-cha-chá
    soy un enemigo de Alá
    no me gusta la rumba ni el jazz.”

    https://www.youtube.com/watch?v=_oq3Z7gyX7A

    ¡Ah, tiempos que el tiempo llevó!

    :-)

      Citar  Responder

  158. ” … por pirata por las formas … ”

    “[…] “We will be at Vauxhall Bridge presently”, said Jones, “and shall land you, Doctor Watson, ith the treasure-box. I need hardly tell you that I am taking a very grave responsability upon myself in doing this. It is most irregular; but, of course, as a matter of duty, send an inspector with you, since you have so valuable a charge. You will drive, no doubt?”
    “Yes, I shall drive.”
    “It is a pity there is no key, that we may make an inventory first. You will have to break it open. Where is the key, my man?”
    “At the bottom of the river”, said Small, shortly.
    “Hum! […]”

    Arthur Conan Doyle
    ‘The great Agra treasure’
    “The sign of the four” (1889)
    Q. P. Book Club, 1994

    “[…] La viscosa no es innovadora, pero el método de suministro sí […]”

    Stella McCartney
    “La moda ética lleva su tiempo”
    -‘Desafío eco’-
    SModa (agosto 2017)

    ” … te había tomado … ”

    Jorge Tejera
    “¿Dónde están las llaves?”
    -‘El blog de los lectores
    del blog de Antonio Muñoz Molina’-
    (invierno 2013)

    Un mensajero del más allá.
    Once again?

    ._.

    *

      Citar  Responder

  159. Maties,

    Nada reseñable últimamente.

    Bueno, quizás antes de ayer en la gasolinera. Otra jugadora de pádel. No le vi la pala, pero coche, hora, sitio y, sobre todo, el vestidito apuntaban en esa dirección. Quizás no tan bellas como las del regalo inesperado de la terraza, pero también bien torneadas, en un punto exquisito de músculo y blandura. Dinámica y grácil, ella, con su punto enérgico, como en una continuación de la cancha, supongo, pero sin cómicas exageraciones. Apariencia de tacto aterciopelado o sedoso, elija usted su manida metáfora preferida. Y un tono de equilibrio exacto entre la blancura isabelina y el moreno de andamio y mercadillo. Ni bailarina, ni ciclista, en perfecta armonía con la época estival, sin haber llegado, creo, al período punta de horas de hamaca playera. ¿Sancti Petri, Sotogrande, Santa Eulalia, Fornells, Comillas? No sé qué se lleva ahora entre las jugadores de pádel que conducen Audis Q “n”, salvo estar muy, pero que muy en forma.

    Cuando se dio la vuelta, casi me caigo. Parpadeé profusamente por aquello de cerciorarme, cuestionar los sentidos, el posible engaño, ya se sabe. El confirmado susto nada tenía que ver con que su rostro no fuese agraciado, sino por el pacto que el envés de la conductora-repostadora (tal vez también repostera, pero para bocas ajenas principalmente) había firmado con el mismísimo Belcebú. Uno ya está curtido en contrastes, pero éste era de una magnitud asombrosa. Aquella mujer tenía 25 años vista de espaldas, tal vez observada :-)), y 50, como poco, visto su haz.

    Siento no poder “reportar” sobre el objeto de la canción de Pierre Perret. Se ve que las divinas piernas de la deportista, sustrajeron toda mi atención. Tal vez no fuese como el de Lucette, pero tampoco lo contrario. Sería extraño que semejante joya arquitectónico se hubiese rematado de cualquier manera.

    Tardé mucho en abrir el paquete de tabaco que acababa de comprar y otro poco en arrancar.

    Échale un ojo, por cierto, al vídeo de los tiburones que ha enlazado Carlos. Pura belleza. Todo.

    Un regalito musical, descubierto hoy, aunque a ti es probable que te pille de vuelta. Seguimos con el mar…

    https://www.youtube.com/watch?v=r_WXFWAvgK0&list=RDr_WXFWAvgK0#t=129

      Citar  Responder

  160. Comentario
    Sap,

    El soneto de Quevedo que citas es uno de los más difíciles de interpretar de la literatura española. Intenta explicárnoslo, “traducirlo” a prosa comprensible y verás.

    Para mí que ni con la ayuda de FGMorilla o Zacarías lo conseguirás.

    El único verso claro es el último: “polvo serán, mas polvo enamorado.”

      Citar  Responder

  161. Comentario
    Sap,

    “Y perder el respeto a ley severa” también es un verso precioso para titular algo. Y el acto mismo al que refiere el verso, también.

    Ese sha de Persia era pariente del último sha? Porque si sí, no heredó el último el horroroso gusto mujeril de su antepasado. Que ese Reza Pavlevi sí tuvo unos minones de verdad, como para fanfarronear con ellas en la mesa del café.

      Citar  Responder

  162. Sap,
    .
    A mí lo que más me aterrorizó fueron los calcetines tipo tenis. Ser guardián eunuco en tal harén debió ser una suerte. Era para autoemascularse a mordiscos de Manolito y luego emprenderla a cachiporrazos con el sha.

    O__0

      Citar  Responder

  163. La Serapia,
    .
    ¿Pero qué pasa con las albóndigas de tu casa, hija mía?, ¿siempre os equivocáis al echar en el tupper las albóndigas con ingrediente secreto destinadas a las visitas molestas?

    O__o

    El poema que transcribes de Quevedo –¡qué grande, grandísimo y moderno es Quevedo, pardiez!– es ideal para buscar entre sus versos buenos títulos para novelas o crónicas. Por ejemplo, “un andar solitario entre la gente”.

    Y ya que es sábado y a vueltas con el cojitranco miope, ¿por qué no recordar el más bello soneto de amor escrito en lengua castellana?:

    “Cerrar podrá mis ojos la postrera
    Sombra que me llevare el blanco día,
    Y podrá desatar esta alma mía
    Hora, a su afán ansioso lisonjera;

    Mas no de esotra parte en la ribera
    Dejará la memoria, en donde ardía:
    Nadar sabe mi llama el agua fría,
    Y perder el respeto a ley severa.

    Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
    Venas, que humor a tanto fuego han dado,
    Médulas, que han gloriosamente ardido,

    Su cuerpo dejará, no su cuidado;
    Serán ceniza, mas tendrá sentido;
    Polvo serán, mas polvo enamorado.”

    :-)

    Carmela,
    .
    ¿Y esta otra que era una tragedia en mi casa?:

    “¡Queréis comerse ya los garbanzos!”

    :-)

      Citar  Responder

  164. Sap, una de las frases que más repetía mi madre: “¡¿Queréis hacer el favor de callarse?!” :-)

      Citar  Responder

  165. ” … Si te alzaras unos pies por encima de la raza,
    de tu país y de tu yo, serías …

    “[…] in the Strand Café, with Chloe, after the pictures and that memorable kiss. We sat at a plastic table drinking our favorite drink, a tall glass of fizzy orange crush with a dollop of vanilla ice cream floating in it. Remarkable the clarity with which, when I concentrate, I can see us there. Really, one might almost live one’s life over, if only one could make a sufficient effort of recollection. Our table was near the open doorway from which a flat slab of sunlight lay fallen at our feet. Now and then a breeze from outside would wander in absent-mindedly, strewing a whisper of fine sand across the floor, or bringing with it an empty sweet-paper that advanced and stopped and advanced again, making a scraping sound. There was hardly anyone else in the place […]”

    John Banville
    “The Sea”
    Vintage Books (2005)

    … semejante a los dioses … ”

    Gibrán Jalil Gibrán
    “Arena y espuma” (1926)
    Traducción de Mauro Armiño
    E.D.A.F., 1995

    Feliz sábado & domingo también para tí La Serapia

    ._.

    *

      Citar  Responder

  166. Buenos días nos de Dios.

    De anoche ahora ya he recobrado un poco de fe en la Humanidad. Tengo una hermana que si el Imbécil recibía tal nombre, la mía es que encima es peor, porque además es buena persona. Que es la peor combinación que puede haber, ser imbécil y bueno. Porque si uno es imbécil pero malo, todavía, pero las dos cosas juntan no deparan nada bueno. Las matemáticas a mi hermana se le han dado siempre mucho mejor que a mí, no os vayáis a pensar, que en eso no tiene problemas. Pero a pesar de todo lo rápido que hace cálculos no deja de ser imbécil la tía. Y os ilustro: allá por mi tercero de EGB a mi madre le dio por llevar unas albóndigas que le quedaban en una tartera en pleno verano desde Bilbao al pueblo en Burgos y por cosas de la vida la única que quiso comer albóndigas ese día fui yo, porque todo el resto dijo que preferían filete. Así que me comí yo solita las albóndigas con el tomate casero de mi madre y para el lunes que ya estábamos de vuelta en Bilbao yo estaba ya con una salmonelosis de caballo. Se desató en mitad de examen de religión, me puse morada, me parece como si fuese hoy. Se me pusieron las uñas moradas y me entró una fiebre horrorosa y no paré de vomitar en la papelera que puso Sor Rosario en mitad de la tarima durante el examen, que dejé a medio hacer. Me dijo que así no podía estar en clase, era por la tarde, y como Sor Rosario, a la que yo quería a morir había estado en África en las misiones y había visto a mucha gente en las últimas, consideró que yo estaba perfectamente bien para volverme a casa con ocho años sola en ese estado sin llamar a ningún familiar ni nada (pobre Sor Rosario que en paz descanse, se murió de cáncer años más tarde y lo sentí muchísimo) y me abrió la puerta del colegio, la grande, por la que entraban sólo las profesoras, y lo siguiente que recuerdo fue ver de lejos la puerta de la frutería y sudar tinta hasta llegar a ella. Llegué medio mareada y cuando conseguí abrir la puerta no pude decir nada. Me quedé allí mirando a mis padres y mi madre que estaba atendiendo levantó la cabeza, me vio en la puerta y me dijo:
    -¿Ya estás aquí? Pero si es muy temprano
    Y como me quedé bamboleándome en la puerta a punto de caerme y ni siquiera pude responder, salió disparada a sujetarme pegando un grito.
    Estuve un mes sin poder ir a clase. Venían los compañeros a verme a casa, más de una semana ingresada en el hospital porque de llevar tanto tiempo mal en casa sólo con las visitas del médico de cabecera sin que mejorarse nada, un día llegó mi tía la que trabajaba en Cruces y dijo que había que mandar al médico de cabecera a la porra y llevarme enseguida al hospital. En cuanto entré por allí me ingresaron de la misma y estuve más de una semana enchufada al suero. Había llegado a un punto en el que mientras todos estaban en la cocina comiendo yo había querido levantarme para ir otra vez al cuarto de baño sin tener que llamarles para pedir ayuda, pero me caí en mitad del pasillo y cuando llegaron todos corriendo al oír el golpetazo, me recogió mi padre del suelo porque yo no conseguía levantarme sola y solté la frase memorable de la que todos se mueren de risa en casa y que me va a acompañar de por vida:
    -Es que me pesa mucho la cabeza
    Bien, pues después de aquello a mí me ha quedado una capacidad inmensa para somatizar cualquier sentimiento en pirrilera continua y no como albóndigas si no están recién hechas ni así me maten.

    ¿Y qué se le ocurre a mi hermana? Aficionarse a las albóndigas. Sobre todo si tiene que ir de viaje. Se va a Oporto de vacaciones, por ejemplo, con toda la familia, y decide que lo mejor es llevarse un tapercito de albóndigas desde Bilbao en el coche para cenar esa noche en el apartamentito hasta que se habitúen al nuevo alojamiento. Hace cosas de esas. Cuando me las cuenta pongo el grito en el cielo y dice que soy una exagerada, que qué narices va a pasar.
    Anteayer se desplomó en casa mi hermana a las cuatro de la mañana y se dio un golpetazo que la dejó inconsciente unos minutos. Se cayó porque estaba débil con pirrilera y vómitos y una fiebre altísima que no se le bajaba con nada. Por la noche me había llamado para decirme que llevaba toda la tarde fatal y como yo soy experta en pirrileras, a ver podía beber Aquarius!!! y ya le dije que si estaba del ala, que ni se le ocurriese tomar nada con azúcar, que se tomase algo para la fiebre y fuese a primera hora de la mañana al médico porque sonaba a que tenía una infección de campeonato. Pero tuvo que ser de madrugada que le llevase una ambulancia a urgencias medio inconsciente.
    Y ahora, cuando ya todo parece que ha pasado pero sigue ingresada enchufada al suero y por fin parece que ya le ha subido la presión arterial de tenerla a 8 y 5 todo el día a estar ya a 10 y 7, por fin, le pregunto:

    -¿Pero qué comiste para ponerte así?
    -Unas albóndigas que me quedaban.

    Decidme a mí si no es para ahorcarla. Pero no puedo, porque encima la pava de ella es buena persona. Si fuese mala me sería más fácil soltarle alguna puñeta, pero encima me tengo que apiadar de ella y el mal rato que ha pasado. ¡Será imbécil!

    Ah, a todo esto. Aquí os dejo un poema que me ha dejado muy contenta al leer sobre él esta mañana. Porque hay personas por ahí en las redes sociales que todo lo narran. Benditos sean que me han hecho recobrar un poquito mi maltrecha fe en la Humanidad.

    Es hielo abrasador, es fuego helado
    es herida que duele y no se siente,
    es un soñado bien, un mal presente,
    es un breve descanso muy cansado.

    Es un descuido que nos da cuidado,
    un cobarde con nombre de valiente,
    un andar solitario entre la gente
    un amar solamente ser amado.

    Es una libertad encarcelada.
    que dura hasta el postrero paroxismo;
    enfermedad que crece si es curada.

    Este es el niño amor, este es tu abismo.
    ¡Mirad cual amistad tendrá con nada
    el que en todo es contrario de sí mismo!

    ¡Feliz finde!

      Citar  Responder

  167. La Serapia, “Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana” Einstein.
    De la primera no tengo ni idea, por la segunda me dejo rebanar la cabeza. Es más cierta que una catedral.

      Citar  Responder

  168. Comentario
    Sap,

    Mare de Deu del Bon Jesús, qué mujeres más fuleras, pordió (Carmeluchi dixit)!!!!

    Y encima el tipo las retrataba!!! Hasta sería capaz de ufanarse con los amigos en el café, como si lo viera. “No sabé lo cacho de mina que tengo en el harem, flaco! Uno minone de eso de película!!! Decí que son medio tímidas, y yo las tengo cortitas, que si no se las mostraba. La baba se les iba a caer a ustedes con mis percantas, pedazo de gilastrunes. Lujo de minas tengo yo en el harem!”

    ¿Me salió muy aporteñado el persa, no? Es que a mí esos tipos que alardean de mujeres siempre me dan un porteño. Qué sé yo, será porque es lo que mejor conozco, que los tengo muy junados. Y ya sabés el refrán: dime de qué alardeas y te diré de qué careces.

    :-))

      Citar  Responder

  169. Toni A.,
    .
    ¡Carambas! Ahora resulta que eres un señor que se llama Antonio (y a lo peor, hasta con bigote). Cachislamar, hubiera preferido tener de nueva compiblogammer a una señora aunque fuera por elevar un 0,0000000000000000001% mis posibilidades de pillar cacho.

    (Supongo que el chiste de Móstoles y el Más Allá tiene versiones en todas las ciudades. En la que habito conozco al menos tres variantes).

    :-)

    Sí, sentraña/a>, ya se habló del falso lolaflorismo en la habitación de abajo. Y digo falso porque no era una particularidad léxica de la folclórica, ya que su uso es el habitual por estos territorios de abaixo donde el común de la gente no dice idos ni iros ni mucho menos marcharos sino “irse”… “¡Ustedes: irse ya a la calle, que me tenéis harta!”, gritaban las madres a sus hijos cuando estos no dejaban de enredar en la casa.

    :-)

      Citar  Responder

  170. Vi ‘On the Milky Way’, lo último de y con Kusturica, otro experimento de realismo mágico que tiene momentos deslumbrantes y mucha música, aunque a veces suene a déjà vu (y entendu). La hermosa Monica Bellucci le canta o susurra al creativo emir serbio, en una escena en la que le recose una oreja (sic), la versión en masculino de esta bella canción de Marino Marini, que recrea aquí el compositor, productor y guitarrista carioca Celso Fonseca (¿una nueva versión de Veloso?). “La più bella del mondo”, con el plus de la samba “A voz do morro” y con subtítulos:

    https://www.youtube.com/watch?v=L5JhnrVZQhg

      Citar  Responder

  171. .
    Todas las posibilidades están abiertas para elaborar las más variopintas teorías conspiratorias, desde el asesinato a la desaparición voluntaria sin muerto por medio o con muerto falso. Todo lo podría el parné.

    El caso es que cuando la vida de tanta gente vale tan poco, el que una mala persona con vida business class desaparezca, ya sea por accidente o por propia mano, la verdad, no lo puedo remediar: me la refanflinfla.

    :-/

      Citar  Responder

  172. Óscar Maif,

    no conocía eso tampoco.

    Ayer mismo iba en el metro y me senté en un asiento que tienen aquí los metros que mis amigos de Bilbao le llaman el txiki-txoko. Es la parte final de los convoys del metro, que en algunos tiene un asiento único larguísimo en sentido transversal a la largura del vagón y está genial porque el que se sienta justo en el medio puede estirar los pies y no tiene a nadie delante porque está el pasillo entre los asientos de enfrente para salir al descansillo del vagón. Ese sitio del medio está por lo tanto muy codiciado. Bien, pues ayer estaba libre y me senté ahí toda ufana muy feliz con mi vestidito. El asiento tiene a cada costado unas lineas maravillosas que delimitan el espacio para el trasero del viajero, así que nadie puede confundirse de no estar invadiendo tu asiento. Pues al de poco de sentarme se me pusieron a cada lado dos tipos y los dos se espatarrancaron y me hicieron acurrucarme ahí con el libro abierto en el regazo. Levanté la cabeza para mirar y les vi a los dos tan felices con los cascos puestos uno y mirando la pantalla del móvil y el otro venga a pasar pantallas del Facebook. Enfrente a la derecha había una mujer con las piernas cruzaditas y un señor a su lado también bien abierto de piernas y al otro lado otra chica también recogida en sí entre otros tíos haciendo la “V” con las piernas. Solté un bufido y me abrí de patas, lo que se dice abrirse de patas y empujé con mis rodillas las rodillas de los otros tíos. Con el bufido me miraron todos los que estaban en el txiki-txoko y los dos a los que toqué con mis rodillas levantaron la cabeza de las pantallas y cerraron las piernas algo asustados de estar sentados al lado de una tarada y las pusieron paralelas a su cadera un poco cortados.

    Es que hay días que estoy que como para que me toquen encima las narices antes de llegar a casa, jolín ya.

      Citar  Responder

  173. ” … ésa es tu determinación … ”

    “[…] La primera figura que se ofreció a los ojos de don Quijote fue la de la misma Muerte, con rostro humano; junto a ella venía un ángel con unas grandes y pintadas alas; al un lado estaba un emperador con una corona, al parecer de oro, en la cabeza, a los pies de la Muerte estaba el dios que llaman Cupido, sin venda en los ojos, pero con su arco, carcaj y saetas. Venía también un caballero armado de punta en blanco, excepto que no traía morrión, ni celada, sino un sombrero lleno de plumas de diversas colores; con éstas venían otras personas de diferentes trajes y rostros. Todo lo cual visto de improviso, en alguna manera alborotó a don Quijote y puso miedo en el corazón de Sancho; mas luego se alegró don Quijote, creyendo que se le ofrecía alguna nueva y peligrosa aventura, y con este pensamiento, y con ánimo dispuesto de acontecer cualquier peligro, se puso delante de la carreta, y con voz alta y amenazadora, dijo:
    -Carretero, cochero, o diablo o lo que eres, no tardes en decirme quién eres, a dó vas y quién es la gente que llevas en tu carricoche, que más parece la barca de Carón que carreta de las que se usan.
    A lo cual, mansamente deteniendo el Diablo la carreta, respondió:
    -Señor, nosotros somos recitantes de la compañía de Angulo […]”

    MCS
    “Don Quijote de la Mancha (II; XI)”

    ” … – replicó don Quijote-, Sancho bueno, Sancho discreto, Sancho cristiano y Sancho sincero … ”

    Ahora que el bigote de Dalí no ‘se desdibuja’.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  174. Carlos, pues ahora no sé qué decirte. Lo mismo tienes razón. Pero no puede ser, déjame pensarlo más :)))

      Citar  Responder

  175. DomingoGlez,
    .
    Terminé ayer Fargo, 3; pero tan lleno de dudas y de cabos sueltos que aún le estoy dando vueltas a los asuntos. Tal vez, la misma serie esté construida sobre la pura incertidumbre.

    También me llenan de incertidumbre y hasta de espanto estas imágenes de un nuevo mito que se derrumba. ¿Quién informó a Ingres para sus cuadros de odaliscas?:
    https://actualidad.rt.com/viral/234466-fotos-mujeres-sah-persa

    :-)

      Citar  Responder

  176. Comentario
    DomingoGlez,

    ¿Y perderme momentos como el enlazado antes o este otro? Noooo, frikadas como esta me aportan un intenso gozo. Igual que Aldous Huxley, en su día, decía que la velocidad era el único placer genuinamente moderno a mí esta «Silicon Valley» me parece la única comedia genuinamente moderna:
    https://www.youtube.com/watch?v=ussOk-ilK_8

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  177. Comentario
    Óscar Maif,

    Ya pensaba que era el único que seguía esa serie.

      Citar  Responder

  178. Comentario

    En estas cosas del mas allá y el más acá, sea en Móstoles o en el puerto de Palma, tiene su cosa la película Mas allá de la vida, con Clint Eastwood en la dirección y Mat Damon de protagonista.

      Citar  Responder

  179. Comentario
    Sap,

    Pues sip, Sap. Lo dejaremos en Toni A.

      Citar  Responder

  180. BK,
    .
    Me pasa con las hermanas Brontë como me pasaba con las Hermanas Benítez, que nunca tuve claro quién era quién. A ello ha debido ayudar sin duda lo poco que he leído: mi bagaje se limita a “Cumbres borrascosas” de Emily, lectura impulsada más que nada porque una de sus versiones para el cine –la que protagonizó Lawrence Olivier– fue una película que entusiasmó a mis padres y en la que luego descubrí lo poco que se parecían los caracteres de ambos protas, el de celuloide y el de papel. A “Jane Eyre” también la relegué al televisor.

    Hoy o mañana liquidaré “Canadá” del recomendado aquí Richard Ford, una novela de tintes dickensianos –a pesar de su estilo por completo norteamericano– de la que los de HBO podrían hacer una miniserie estupenda. Me uno por ella a la carrera de relevos de los recomendadores.

    https://www.youtube.com/watch?v=Zp5tA6i2-8U

    :-)

      Citar  Responder

  181. ” … ‘Es un primer peldaño’ … ”

    “[…] Solo cuenta la simple historia de un viaje en barco […]”

    Eneko Ruíz Jiménez
    “Un cómic que se lee sin mirar:
    El artista Max crea un tebeo para
    personas invidentes y lo presenta
    en la Bienal de Venecia”
    -‘Cultura’-
    El País (julio 2017)

    ” … exige … un glosario de términos que explican cada dibujo
    en relieve y cada onomatopeya … ”

    Se hacía llamar Daniel,
    vio más allá de sus retinas
    mientras amansaba leones.

    Felicidades a toda persona que hoy celebre su día.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  182. Sap, tiene usted toda la razón. No sucumbamos a la espesura y los malos modos como si fuéramos queruscos, brúcteos, catos, sicambrios, salios, usipetos, tencteros o angivaros.

    Viva el viernes!

      Citar  Responder

  183. Carlos,

    Ya tenía algo olvidada esa polémica, de la Girauta y Elvira Lindo, que a mí también me llevó a molestar.

    Desde mi oposición a la maternidad subrogada coincido en que el razonamiento (abstracto) inicial de aquella bola de nieve se sustenta en una lógica interna de libertad de elección de la mujer.

    Precisamente en ella baso mi oposición, en mi casi total incapacidad para concebir, menos aún para comprobarlo legalmente, casos mínimamente numerosos en que la cesión del vientre materno no sea por una necesidad económica que con ello se palia.

    Vamos, que me huele a ley falsa, de auto-lavado de conciencia y la realidad yendo por otro lado, como fue el caso de la Ley del Aborto en España durante muchísimos años.

    Luego, como te ha explicado La Serapia, Girauta se retrató, y salió muy mal parado, en la refriega verbal que, probablemente, no merezca la reapertura del melón, ni el análisis de si fue primero el huevo o la gallina, etc.

    Luego releeré a Savater, y las posibles ilustraciones sobre la evidencia de sus disparates, si las hay.

    Gracias por haber leído, supongo, el tochaco que solté anoche, con su dosis de distopía.

      Citar  Responder

  184. Sap,

    Sí, es cuestión de grados, tan difíciles de “calibrar” como los termostatos del a/a de las oficinas y espacios comunes, en general.

    Por cierto, también en los difusores de ese invento que tan poco gusta al anfitriomm -normal por las neveras neoyorquinas en que lo han metido durante años- se lleva ahora la espiral, que es donde un servidor ve el peligro, como otros lo ven en la creciente tensión entre dos potencias nucleares regidas por estrafalarios capilares.

    Ya me puse espeso en el comienzo del viernes, y hoy parece que me he levantado más armónico, empatizador y comprensivo.

    Los zoológicos me tocan, o me tocaban, muy de cerca y, aunque nunca he podido dejar de pensar que mi bienestar material se sustentaba en el cautiverio de animales, en los que buscaba rasgos de tristeza y aburrimiento (con resultados negativos en muchos casos), también se hacía, y se hace en ellos, una gran labor divulgativa, de interés por la fauna y algo hasta la flora, y alguna labor de conservación de las especies. Son ya una rareza, al menos en esta parte del mundo, los animales libre capturados para su “exhibición” en zoológicos. Pero sobre todo, y por esto me guío más, te aseguro que no había en los zoos y safaris, sobre todo puedo hablar de mi experiencia de muchísimos años en el de Madrid, personas crueles con los animales, sino amantes de ellos.

    Una vez más, desde fuera es fácil concentrarse en grandes principios, con un aire de superioridad moral en muchos casos, sin considerar circunstancias concretas, ni que quienes están “al otro lado” pueden ser tan morales o éticos como nosotros. Y no deja de ocurrir que desde dentro, de lo que sea, se pierde la perspectiva, se altera la percepción de la normalidad, y todo es válido y justificable. Como dices, cuestión de grados.

    Lo siento, si volvió la espesura…

      Citar  Responder

  185. La Serapia,

    “No ME lo mezcles con lo de Savater, que Savater defiende una postura que no me parece defendible, pero el hombre no se ha metido con nadie”

    “Por si alguien me va a preguntar qué es lo que me altera de Savater cuando habla de ciencia”.

    (La Serapia)

    Me pregunta que a qué me dedico para tener tan buenos libros. Le digo que soy escritor. Sin inmutarse responde que él también. (…) Me dice que está escribiendo siempre todo lo que le pasa por la cabeza pero que no acaba de saber cómo convertirlo en un libro.

    (Antonio Muñoz Molina. “El mensajero del más allá” en Visto y No visto)

    “Tan ineptas me parecieron esas ideas, tan pomposa y tan vasta su exposición,
    que las relacioné inmediatamente con la literatura; le dije que por qué no las
    escribía. Previsiblemente respondió que ya lo había hecho (….)”

    El Aleph. Cuento.
    Jorge Luis Borges

    Ese pensador, al que de forma condescendiente llamas varias veces “el hombre”, igual sí sabe de lo que habla cuando se tratan los derechos de los animales. Bien podría mostrarse aún más desdeñoso que tú con él, invocando tu probable ignorancia al respecto; pero sospecho que si llegara a conocer tus ideas sobre la materia, no lo haría.

    Inter alia, a modo de simple ejemplo, el primero tomado “al azar” de Google.

    http://www.revistadelibros.com/articulos/los-derechos-de-los-animales-segun-savater

    Coincido, no obstante, en que hay mucho de nostalgia en el artículo que enlazó BK y que la entresaca que realizas de un frase aislada -“Ver a toros y caballos en espectáculos es una forma de respetarlos”- resulta un razonamiento débil y hasta disparatado. En cuanto a los concursos de belleza de perros, se me antoja difícil concebir un espectáculo en que los animales realicen un papel menos digno. Como tantos concursos de belleza femenina… Pero es cuestión de gustos y opinable, por supuesto. Y sobre la que también habrá expertos, seguro, que me desacreditarían por hablar de lo que no conozco.

    En cuanto al “señora, yo legislo” (o muy similar), del tristemente resucitado Girauta, te dejaste, entre otras, altanería, insolencia, soberbia, que creo definen bastante mejor su reacción que bastantes de la retahíla que, -con cierto aire de complacido o regocijado despliegue, alarde o “show off”, ¿podría ser?-, has incluido en uno de tus comentarios. Saltando del objeto al sujeto encajarían bien, vuelvo a Girauta, claro, por esa respuesta le cuadrarían también creído, vanidoso o muy pagado de sí mismo, más los adjetivos derivados de los citados nombres abstractos (altanero, insolente y soberbio o ensoberbecido, que pienso le va todavía mejor a quien pudiera estar aún inmerso en un estadio, no del todo avanzado, del proceso de “toma de conciencia de la importancia propia” o , para los ajenos, simple y puro engreimiento).

    Yo que tú, reelería el artículo de Savater que enlazó BK, con alguna humildad si puede ser o, al menos, sin desdén, ni prejuicios por la irritante ignorancia científica de su autor, y trataría de entrar en su punto de vista. A mi juicio, expone muchas verdades sobre la relación entre humanos y animales. Aparte de demostrar pasión y gran interés por los animales. También apunta algunas de las derivas que traté anoche en mi extenso y algo apocalíptico comentario. Por suerte, el proceso llevará un tiempo y siempre cabe que nuevas circunstancias lo frenen o hasta reviertan, pero me cuesta ser optimista.

    P.D. Con mi agradecimiento por la palabra “gusarapa”, más aún el serlo, palabra y expresión que ignoraba. Por su fonética me recuerda a la ya muy desusada, creo, “gualtrapa”, pero muy común en mi adolescencia periférico-madrileña. El Diccionario de la RAE no recoge esta última. Sí “gualdrapa”, otro aprendizaje del día.

    gusarapa
    Quizá relacionado con gusano.
    1. f. Animal de pequeño tamaño, con forma de gusano, que se cría en un líquido.

    gualtrapa (diccionariolibre.com)

    (sust./adj.) Persona que hace las cosas sin cuidado, toscamente.
    (adj.) Desaseado, sucio o de mala calidad.

    Ejemplo :
    Hay que ser gualtrapa para venir a la boda con vaqueros rotos.

    Persona de caracter mezquino, marrullero, chapuzas, inútil (según Google del “Diccionario Malacitano” -Page Not Found).
    Ese fontanero es un gualtrapa, inundó toda la casa.

    gualdrapa
    1. f. Cobertura larga, de seda o lana, que cubre y adorna las ancas de la mula o del caballo.
    2. f. coloq. Calandrajo desaliñado y sucio que cuelga de la ropa.

    Calandrajo… ¡Cómo mola, pero toca parar ya!

      Citar  Responder

  186. David CG y Carlos
    .
    Por mi parte, creo que todo es tan sencillo como el “ni tanto ni tan calvo”. Mi discrepancia con Savater –del que soy lector, seguidor y hasta alumno si como tal se entiende el intentar aprovechar las lecciones de su obra divulgativa– se basa en que considero que no se puede hacer espectáculo público del sufrimiento, escarnio y muerte de un animal, que es lo que sucede en las plazas de toros, circos y hasta zoológicos, y que él justifica. Ningún animal merece ese trato que degrada a quien lo ejecuta (por definición, todos los animales son inocentes); por lo que pienso que un toro donde debe estar es en la dehesa, un elefante en la sabana y un tigre en la jungla.

    Otra cosa por supuesto es el ridículo paroxismo animalista que ha llegado a convertir a sus seguidores en perrólatras y gatófilos que muestran furores de conversos o a sustituir la filantropía por la zoofilia.

    Pero hoy es viernes, no nos pongamos muy espesos, home.

    :-)

      Citar  Responder

  187. La Serapia, que no, que no. Que en todo eso de la escalada estamos de acuerdo, y que Girauta no debería haber contestado en esos términos, también. Me defraudó que no fuera un poco más profesional encajando críticas.

    Que yo voy a exactamente lo que escribió Elvira sobre el origen de la polémica:

    “Juan Carlos Girauta, se arrancaba con el siguiente tuit: “O sea que tu cuerpo es tuyo para abortar pero no para gestar desinteresadamente el hijo de otros. Ya”. Di que sí, a la pata la llana. ¿Qué debemos pensar ante semejante grosería, que en realidad Girauta se expresa a la manera en que su jefe no se atreve? ”

    A ver, explícame dónde está la “semejante grosería”, te aseguro que no la veo. Quizá el tono de Girauta es un poco brusco pero, no lo es el de Elvira?

    Respecto a Savater a mí me cae estupendamente y nunca he leído nada que me haya demostrado su ignorancia científica, que igual la tiene. Pero si a cada uno que se le nota que no tiene ni idea de ciencia, ni ganas de aprender, lo ignoráramos, nuestra vida parecería un eterno Keystone Meeting.

    Y hablando de ciencia, vamos a ella!

      Citar  Responder

  188. Carlos, ah, ya te ha costado comentar lo de Girauta. ¿Has estado muy liado o has esperado a que escampe para entrar a picar una lanza a su favor? A lo segundo en mi pueblo se le llama ser un poco gusarapa…

      Citar  Responder

  189. Por si alguien me va a preguntar qué es lo que me altera de Savater cuando habla de ciencia: que se le nota que no tiene ni idea de lo que habla. Y no sólo eso sino que además se le nota también que desdeña lo que no ha entendido. Y, para colmo, se le ve muy convencido. O sea, para mí en este tema es caso perdido. Prefiero ignorarle.

      Citar  Responder

  190. Carlos, Lo de Girauta empezó siendo una grosería contestando a aquella tuitera y terminó siendo algo que no tiene ni nombre. No me lo mezcles con lo de Savater, que Savater defiende una postura que no me parece defendible, pero el hombre no se ha metido con nadie.

    Lo de Girauta: da igual los argumentos que se usaron y lo que discutían porque eso es lo de menos y repito que Elvira Lindo nunca explicó su postura al respecto de la gestación subrogada. O sea, el tema y los argumentos eran lo de menos, lo que se denunció es el uso de las redes sociales por los políticos y que la discusión cuando la ciudadana cualquiera le dijo a Girauta no podía quedarse embarazado se terminó con un tuit del susodicho diciendo: “no señora, el mío legisla”. Lo que vino a ser un: “No, yo te mando”. Es una grosería. A lo mejor se ve más fácil si sustituyes la palabra grosería por cualquiera de estos sinónimos: bastedad, basteza, brusquedad, brutalidad, chulada, coz , desaire, desatención, descortesía, impertinencia, improperio, incorrección, ordinariez, rudeza, tosquedad, vulgaridad, zafiedad.
    Si parece normal que un político se ponga a discutir en twiter con cualquiera y termine la discusión soltando ese tipo de cortes; pues oye, nada. Va a ser inútil intentar seguir explicándolo. Todo lo que siguió después por parte de Girauta dio ascazo. Ah, y no sólo por parte de Girauta, sino también por parte de todos los compañeros y simpatizantes que no se lo afearon y además le jalearon. Bien está saberlo.

    Lo de Savater con los animales (y con la ciencia, que cada vez que habla de ella también me altera) no encuentro por dónde agarrarlo, pero ya explica él lo que le pasa: se ha criado en un tiempo y en un lugar donde el trato con los animales ha sido y es el que es. La frase de “Ver a toros y caballos en espectáculos es una forma de respetarlos” se las trae. Podía el hombre matizar un poco diciendo que depende de la manera que aparezcan los animales en esos espectáculos, no es lo mismo un concurso de belleza de perros que un rejoneo, digo yo, pero ni eso. Lo dicho, cada vez que habla de animales o ciencia yo no le hago ni caso.

      Citar  Responder

  191. David CG, aunque parezca que no tiene nada que ver, tu comentario me ha recordado a la polémica Elvira Lindo – Juan Carlos Girauta, tan comentada aquí.

    El origen de aquella polémica fue un twit en el que Girauta usaba un razonamiento para explicar su posición sobre la maternidad subrogada: si la mujer tiene todo el derecho para decidir abortar, no tendría que tenerlo para decidir tener un hijo para otros? Luego vino la escalada habitual de “él me dijo”, “yo le contesté”.

    Como todo, lo de Girauta es discutible, pero no entendí que Elvira lo calificara de “grosería”. El caso es que mucha gente de inmediato siguió la estela abundando en la grosería del comentario como si esta fuera evidente. Me recordó mucho al cuento del Rey desnudo.

    He leído el artículo de Savater, y tengo la misma sensación.

    Jamás he ido ni iré a los toros y la única caza que entiendo es la que se realiza con una cámara fotográfica. La única vez que he estado en un hipódromo estuve todo el tiempo en el bar, no puedo imaginar algo más aburrido que una carrera de caballos. Pero de ahí a dudar de la salud mental de Savater, una actividad de lo más trendy que gana adeptos día a día, no va un trecho? Donde está la causa de tanta y tan santa indignación?

    Quizá esta vez tenga más suerte que con Girauta, nadie consiguió explicarme dónde estaba la grosería. A ver si nos desvelan qué es lo que falla en nuestra manera de leer, a ver si nos explican dónde están las salvajadas expuestas por Savater.

      Citar  Responder

  192. Sap,

    Perdona mis embestidas de antes. Podría escudarme en mi signo zodiacal. Espero que sólo en esas figuradas astas. Pero, bueno, ya tocaba discrepar, ¿no? Me ha sentado mal que a lo que, por encima de todo y en casi todo, me parece un ejercicio de lucidez, se lo tache de “ida de pinza”.

    Proxenetismo libresco… No lo había pensado; pero podría ser, aunque en esto se pierde dinero siempre; pero, eso sí, se lleva uno nuevas concubinas, o efebos, en esto de la lectura uno hace a todo, siempre que sea, o le parezca, bueno. Hay autores, hay títulos, formas, tactos y hasta olores que nos pueden engañar, como las copas…

    Hace siglos, por cierto, que no presto ningún libro. Pasado el día de la amistad, puedo decir que, en mi caso, la gente que no me ha fallado, me gusten más o menos, los trate mucho o poco, es la familia y esa es la que perdura en el tiempo y el espacio. Todo lo demás es algo que se ha ido evaporando, diluyendo,, quedando atrás. Vamos, que a día de hoy, para prestarle el libro a un amigo, tendría que empezar por hacerlo. :-)

    Hay, sobre todo, recuerdos de la amistad, de momentos de mucho trato y gran intimidad; algunas relaciones parciales posteriores, un remedo de lo que en otro tiempo fue para mí la amistad, relaciones en las que ninguna de ambas partes conoce apenas un apartado o departamento del otro y tiene una vaga idea del conjunto. He rehuido reediciones porque la sensación, aunque brotó el cariño y fue grato el casual reencuentro, fue casi siempre la de la comunión perdida, las fuerzas transformadoras del tiempo tirando en direcciones opuestas.

    Igual cambia, pero la amistad es uno de los aspectos que más me hacen sentir que lo mejor ya pasó, o algo así. No me freno en mi deriva huraña, con brotes de socialización, por el momento.

    Hubo un intercambio hace unos meses, pero fue una fría transacción, entre dos conocidos que decíamos querer practicar de nuevo el francés, poco a poco olvidado. Di, aunque las palabras fueron de préstamo, uno de Houllebecq, edición de nulo fuste y subrayado sañudo, que no iba a releer (“las partículas elementales”) y me dieron uno, que no me convenció en ningún momento, que olía a historieta prescindible, pura excusa-andamiaje que ocultaaba unas demasiado notorias pretensiones didácticas de las últimas décadas de la historia de Francia. Vamos, que ni historia, ni Historia. Pero es sólo una intuición. ¿El título? Olvidado, casi hasta dónde demonios está ese libro. Pero no me lo van a reclamar…

    Mejor lo de casa. Buscar en lo que se tiene. De verdad. Mi pequeña experiencia swinger no fue como para repetir…

      Citar  Responder

  193. BK,
    Sap,

    Gracias BK por el enlace al artículo de Savater. Llevaba tiempo sin leer nada suyo. Lo reeleré mañana con más calma, pero me ha parecido uno de los mejores artículos de prensa que haya leído en bastante tiempo: cargado de pasión, de razones y de intuiciones brillantes.

    Vivimos por infinidad de frentes un alud de prohibiciones, de remilgos como de monjas laicas, de amores que matan, de causas con las que se llenan vacíos.

    Siento detrás de esas líneas a alguien que ama a los animales infinitamente más que quienes se erigen en sus defensores teóricos o de salón, o en una militancia que tiene mucho de ocio y moda. De tanta protección los vamos a extinguir o convertirlos en algo que será tan vivo y emotivo, tan pleno, como un presidente de gobierno compareciendo ante los medios a través de una pantalla de plasma…

    La caza de la caza; la abolición de los toros; la fauna autóctona sobre todas e intocable, desde una lombriz a una variedad de cardo que presenta, dicen algunos que la han mirado y remirado, un moteado levemente diferenciable de la que abunda al otro lado de la linde, en la comunidad autónoma vecina (que no amiga), mediante en un decreto firmado por un tío que en su p… vida pisó el campo, ni sabe cómo huele una boñiga; la alimentación sana; el deporte a muerte; la mujer que quiere y no puede prostituirse -un querer que, evidentemente, rara vez parte de una libertad absoluta, como pasa con casi todo en esta vida, pero que no deja de tener un elemento volitivo en no pocos casos; los animales de compañía humanizados y convertidos en consumidores (¡lo ha clavado, don Fernando!); el bullying, el machismo y la homofobia tan ubicuos y omnipresentes como antaño estaba dios; todo convertido en espectáculo, en moda, en repetición de eslóganes, en causas abstractas de urbanitas que se erigen en protectores y salvadores de cuanto desconocen; y los políticos, husmeando qué se debe defender en cada momento, de qué no te pueden acusar, y cuidando el bolsillo, su bolsillo.

    Lo siguiente igual es el ciclismo. Ya vemos que el de alta competición es un esfuerzo sobrehumano. Basta ponerle el in como prefijo y ya tenemos abierta la vía para la prohibición. Es una forma de esclavitud: unos señores que dañan su salud a largo plazo, dejándose la salud en lo más tórrido del verano subiendo pendientes imposibles y recorriendo con la energía cinética distancias propias de automóviles durante dos semanas seguidas, para que otros se diviertan con sus gestas tumbados en el sofá a la hora de la siesta y con aire acondicionado.

    No soy taurino porque no hubo esa afición en familia. Jamás he cazado porque nadie de niño me llevó a hacerlo y para mí, la carne, es algo que se compra en el supermercado, y sentiría que estoy matando a un ser vivo por puro entretenimiento. Tampoco es que me apasionen las carreras de caballos, pero he ido a algunas y, salvo casos de doping o entrenamientos desmesurados, no creo constituyan maltrato animal. Si veo a un ciclista amateur subiendo un puerto, pienso que no me veo en su lugar.

    Pero estos furores así como benignos, benevolentes y biempensantes que no dejan de crecer, los siento ya como un riesgo de alud gigantesco que nos llevará a todos por delante. Surgirá un mundo blanco, impoluto, calmo y sereno, sin sufrimiento, ni átomo de vida…

    A mí me da escalofríos mucho de lo que veo, de lo que apunta en el horizonte, y empiezan a darme muchos más miedo “los buenos” que “los malos”. Está claro que en el cuerpo social operan unas fuerzas crecientes que tienden a que se legisle al modo en que se “opina” en las redes, en términos de me gusta/no me gusta, likes y dislikes, pulgar arriba o abajo (como los emperadores romanos). Si el futuro no revierte esta tendencia, ojalá que sí, todo estará regulado y no habrá más que dos clases de leyes, las que prohíben y las que obligan a hacer algo y de una sola (y muy pormenorizada) manera. Votarán más y más individuos de esos que no paran de aumentar en número, cuidados por fuera, huecos por dentro, con unas pocas ideas en la testa insufladas por el ambiente y formuladas en un lenguaje primario y de pura mímesis o repetición.

    ¿De verdad crees, BK, que es a él, a Savater, a quien se le ha ido la pinza?

    Me parece que es un ejemplo de lucidez, también en esto. Como les ha ocurrido a tantas miradas adelantadas, preclaras, y profundas, de las que no se quedan en la superficie de las cosas, al ser contadas de forma sincera y abierta -un auténtico desnudo del pensador-, generan un desasosiego entre quienes no pueden ver más allá, o se asustan y prefieren la seguridad del rebaño, las certezas o lugares comunes de su tiempo, lo que se oye y se lee en todas partes, la moda, en una u otra forma, que se las quitan de en medio, esas miradas o visiones, pues son intuiciones que radiografían el mundo, tachando de locos a quienes las sostienen, incluso en la forma suave de una enajenación transitoria y que, curioso, sólo afecta a aquello con lo que se discrepa.

    En algún caso, si el lector crítico tiene sus luces, la reacción consiste en tomar una idea aislada y reducirla al absurdo, si bien incurriendo, curioso, en una animalización de las personas, la cara opuesta de la misma moneda – la de Disney entre otras- la que humaniza a los animales.

    Puede que algún día, bien adiestrados y urbanizados, también los más avanzados de entre los animales sean sujetos de obligaciones. El furor prohibitivo-prescriptivo, reglamentista y ultra-correcto no se contentará sólo con nuestra especie, querrá extender sus dominios de perfección moral. Habrá normas que un perro, por ejemplo, al que se haya criado, instruido y cuidado reglamentariamente, debería haber internalizado.

    Lo mismo hasta lo delata su amoroso dueño para que sea castigado de una forma sutil y superior en crueldad a un detestable golpecillo en el hocico, un tirón de correa, o una fea bronca a un pobre animal indefenso. Al animal, como al niño, ni se le da un cachete, ni se le grita. se le compra de todo, eso sí, y que no pare la rueda.

    Mucha barbarie antes, sí; pero con todo creo que se queda corta frente a la por venir. Pediría a muchos que dejen, al menos, de colaborar, que traten de frenarlo o retrasarlo, pero es inútil. Ni los tipos con cierta fama de sabios y entregándose a fondo lo logran…

    P.D. Maties, mañana te contesto.

    Otra lacra a extinguir: la de las miradas caninas, lobunas y avarientas, la morosidad perceptible en la contemplación anatómica. Bestias pardas a las que se debería suministrar bromuro o practicárseles alguna forma de eliminación del deseo.

    No he podido abstenerme de leer algunas “cositas” de las que dice Irene Montero (igual cito mal su nombre, me suelo liar bastante con la gente de Podemos) que, muy feminista y “anticapitalísticamente”, parece disfrutar mucho con la sesión a lo modelo florero. Hoy su aspecto no ha podido conmoverme al punto de pasar por alto tanta sandez. Será que envejece, o que lo hago yo…

      Citar  Responder

  194. ” … Hablamos de la cuestión a secas … ”

    Juan José Millás
    “El pepino”
    -‘Opinión’-
    El País de hoy viernes

    A propósito de (dobles) preguntas retóricas
    y sencillas.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  195. Comentario
    albertiyele,

    Y mi respuesta, irónica.

    ;-)

      Citar  Responder

  196. Comentario
    Eladio Ramos,

    El problema es que quienes necesitan esos libros los buscan en Amazon (o en Iberlibro). Bastaría con ponerlos baratos. O a un precio normal y dar luego el dinero a alguien que lo necesite.

      Citar  Responder

  197. Muy simple, querido Sap. Todo exceso es malo.
    En estos tipos se entiende porque es su modus vivendi y su buen dinero ganarán. Además de contar con equipos de médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, masajistas, nutricionistas y demás “-istas”.
    Lo malo es que hay gente que se pega esas palizas sin ese apoyo. Hace años traté a un hombre que tenía 65 años, una prótesis de cadera y una insuficiencia renal, pero era incapaz de dejar de hacer 60 km diarios en bicicleta.

      Citar  Responder

  198. El autista lenguaraz,
    Gracias, pero no tenía intención de venderlos. Quería donarlos a quien pudiera servirles.

      Citar  Responder

  199. @ David GC,

    Seguro que más de un asidu@ al conciliábulo espera que la modorra cataléptica solar no te impida contarnos algunas vivencias playeras como las que preanuncias, aunque también en las calles y zonas costeras puedes encontrar motivos de inspiración, especialmente en el año de la implantación masiva de los shorts demi-fesse. Aunque conviene tomar alguna precaución ya que l@s hembristas más recalcitrantes empiezan a considerar sospechosas de transfobia las miradas demoradas o atentas a las admirables anatomías femeninas. Menos mal que alguna destacada política defensora de la toxicidad del amor romántico muestra sin ambages su encanto de género, incluso con amago de (wo)manspreading. Véase video al final de la entrevista (recomiendo vivamente evitar los comentarios anexos):

    http://www.magazinefa.com/24-7/irene-montero-la-jefa-de-la-tribu/

      Citar  Responder

  200. En la Argentina se celebra hoy, 20 de julio, el día de la amistad. De todos los “días de” es el que más me gusta. No tengo ni tuve nunca muchos amigos, amigos queridos de verdad, de esos que aparecen en la vida y ya se quedan para siempre (¿seis? ¿siete? No muchos más) Hermanos elegidos, que no nos condenan nunca, que no nos mienten nunca, a los que no tenemos que explicarles nada porque saben; amigos con los que nos iríamos con los ojos cerrados al fin del mundo, y a los que podemos llamar en mitad de la noche con la certeza de que estarán ahí, siempre, aunque estemos muy lejos. Me han hecho la vida más amable; mientras estén ahí, yo sé que no estoy sola en el mundo.

    A mis amigos:
    https://youtu.be/EfQfM9TDiPk

      Citar  Responder

  201. Comentario
    albertiyele,

    Eso pregúntaselo a Rascoe…

      Citar  Responder

  202. La Serapia,

    De nada. Y gracias a ti por tus textos, en los que, a pesar de estar escritos a vuelapluma, de vez en cuando hay en ellos ramalazos literariamente extraordinarios – que demuestran que deberías tomarte la literatura mucho más en serio – por no decir totalmente en serio.

    ¿Para cuándo un “Los senderos de Munich. Un viaje a pie”, por ejemplo?

    PS. Sobre los hombres, escucha los consejos de Albertiyele, que es muy sabia y te quiere mucho.

    “Nunca me casé porque nunca necesité hacerlo. Tengo tres animales domésticos que cumplen la misma función que un marido: un perro que gruñe por la mañana, un loro que suelta palabrotas toda la tarde y un gato que llega a casa muy tarde por la noche.” (Mary Corelli)

    PS 2

    No pierdas un minuto más pensando en los problemas regionales españoles actuales, que no son más que chiquilladas de frívolos: en ninguna región de España hay más de 2 % de independentistas si se le pusiera a la gente la realidad delante de las narices, es decir, si en lugar de preguntarles: “-¿Está usted a favor de la independencia de su región, que la convertiría en una nueva Suiza europea en la que los perros se atarían con longanizas?”, se le hiciera una pregunta sobre lo real: “- ¿Está usted a favor de la independencia de su región y de la salida automática de la UE y del euro que ella conllevaría? ¿Está usted de acuerdo para que el sistema bancario de su región (es decir, el dinero que tiene usted en él) deje de beneficiarse del paraguas financiero del BCE?”

    Además el esperpento catalán al que estamos asistiendo, ya ha sucedido dos veces. ¿Sabes que Cartagena (la murciana) hizo el ridículo en 1873 durante 6 meses como lo están haciendo hoy los independentistas catalanes?

    (Ver “Cantón de Cartagena” en la Wikipedia).

    Y que en 1937, durante 2 meses un denominado “Consejo Soberano de Asturias y León” declaró también unilateralmente la independencia?

    (Ver “Consejo Soberano de Asturias y León” en la Wikipedia).

    ¿Alguien se acuerda de ellos hoy?

      Citar  Responder

  203. Comentario
    La Serapia,

    De nada. Y gracias a ti por tus textos, en los que, a pesar de estar escritos a vuelapluma, de vez en cuando hay en ellos ramalazos literariamente extraordinarios – que demuestran que deberías tomarte la literatura mucho más en serio – por no decir totalmente en serio.

    ¿Para cuándo un “Los senderos de Munich. Un viaje a pie”, por ejemplo?

    PS. Sobre los hombres, escucha los consejos de Albertiyele, que es muy sabia y te quiere mucho.

    “Nunca me casé porque nunca necesité hacerlo. Tengo tres animales domésticos que cumplen la misma función que un marido: un perro que gruñe por la mañana, un loro que suelta palabrotas toda la tarde y un gato que llega a casa muy tarde por la noche.” (Mary Corelli)

    PS 2

    No pierdas un minuto más pensando en los problemas regionales españoles actuales, que no son más que chiquilladas de frívolos: en ninguna región de España hay más de 2 % de independentistas si se le pusiera a la gente la realidad delante de las narices, es decir, si en lugar de preguntarles: “-¿Está usted a favor de la independencia de su región, que la convertiría en una nueva Suiza europea en la que los perros se atarían con longanizas?”, se le hiciera una pregunta sobre lo real: “- ¿Está usted a favor de la independencia de su región y de la salida automática de la UE y del euro que ella conllevaría? ¿Está usted de acuerdo para que el sistema bancario de su región (es decir, el dinero que tiene usted en él) deje de beneficiarse del paraguas financiero del BCE?”

    Además el esperpento catalán al que estamos asistiendo, ya ha sucedido dos veces. ¿Sabes que Cartagena (la murciana) hizo el ridículo en 1873 durante 6 meses como lo están haciendo hoy los independentistas catalanes?

    https://es.wikipedia.org/wiki/Cant%C3%B3n_de_Cartagena

    Y que en 1937, durante 2 meses un denominado “Consejo Soberano de Asturias y León” declaró también unilateralmente la independencia?

    https://es.wikipedia.org/wiki/Consejo_Soberano_de_Asturias_y_Le%C3%B3n

    ¿Alguien se acuerda de ellos hoy?

      Citar  Responder

  204. Comentario
    BK,

    ¿Te dejaba en el buzón los libros de sus hijas????? Aaaaahhhh ahora entiendo!!! Por eso las hijas no lo querían! Si a mí mi santa madre me hubiera regalado los libros que dejé en su casa, que treinta años después siguen en su casa, no te voy a decir que no la querría (porque es que la quiero igual por cosas que para cualquier persona normal son peores), pero me costaría mucho mucho perdonarla. Con los libros no se juega. Los libros no se venden, a no ser en caso de supervivencia. Los libros malos, se tiran; y los buenos se regalan, o en todo caso se dejan abandonados para que alguien los encuentre. Las cosas que se aman no se venden.

      Citar  Responder

  205. “Dice que se queda mirando por la ventana de su casa y que su novia le pregunta, qué haces, y él contesta, escribir, y ella se extraña y hasta se burla, ¿escribir mirando por la ventana? “Mirar por la ventana es escribir también, ¿verdad?”, me pregunta, casi con complicidad de colega.” (AMM)

    “What no wife of a writer can ever understand is that a writer is working when he’s staring out of the window.”
    (Burton Rascoe)

    Eladio Ramos,

    A través de Amazon es fácil vender libros muy específicos.

    albertiyele,

    “La lectura es un placer del todo inútil, ay.”

    “Ce vice impuni, la lecture.” (Valéry Larbaud).

      Citar  Responder

  206. Os voy a transcribir aquí una conversación de whatsap que igual no debería hacerlo porque vais a haceros igual una idea pésima de los que trabajamos en un labo… Pero… Es que me ha dado la risa. Me acaba de llegar:

    -(esto era un audio). Estos experimentos de trombosis me están quitando la vida. ¿Pues no he estado esperando 46 minutos a que se cerrara la p* arteria, otros 27, y ahora estoy con la tercera? Después de haber estado con las venas. Esto es lo peor del mundo, de verdad. Es que encima tengo que estar aquí esperando a que se cierren. No puedo hacer otra cosa. Pues estoy con el móvil tol rato, haciendo el gilipollas. No me ha dado tiempo ni a imprimirme un paper ni nada. Pfffff. Desde las ocho de la mañana que llevo aquí, me cagontó”.
    -Oye, conozco a uno en Sevilla que quiere deshacerse de libros de fisiología vascular, lo mismo te interesa
    -¿En Sevilla?
    -Sí, daba clases en la universidad. Los libros tienen que ser buenos
    -¿De qué le conoces?
    -De un blog
    -Jobar tía, en serio que se te va la olla. ¿Pero en qué blogs te metes tú?

    ——
    Un inciso de los de BK. El finde pasado fue en Múnich lo del orgullo gay. Creo que lo han retrasado tanto para que no coincidiese con el de Colonia, que es el más conocido. No había nada del otro jueves, una especie de escenario desde las diez de la mañana con chunta-chunta, muchísima gente y txosnas alrededor donde bebían cerveza. Estuve ahí de desfase con unos amigos y al movernos de un sitio a otro me encontré con uno que trabaja en el hospital, un tío muy serio con un cargo muy importante que le conozco desde hace años, que estaba todo vestido de cueros negros. Le miré y le saludé pero se hizo el orejas. Siguió bailando la conga como si no me hubiese visto.
    Bueno, pues hoy nos hemos encontrado en el hospital. Yo había salido un momento a la calle, como los que salen a fumar, para respirar un poco de aire fresco que nos ha traído una tormenta muy oportuna y él iba a entrar en el edificio. Le he saludado, se me ha acercado y me ha dicho en español:
    -¡Órdado a la grande!
    -Bitte?
    -¡No hay mús!
    -¿Pero hablas español?
    -Un poco. Así que tú eres de Bilbao, ¿eh? Bonita ciudad…
    Y me ha sonreído, me ha guiñado un ojo, y ha entrado en el edificio vestido con su traje de chaqueta, todo serio.

    Es mortal. Ja, ja, ja. Lo malo que no se lo puedo contar a nadie del trabajo :)))

      Citar  Responder

  207. “Le digo que soy escritor. Sin inmutarse responde que él también”

    ¿En cuántas más ciudades del mundo pasará eso? Aquí no. Aquí no hay más que ingenieros. Es monotemático. Cada vez que te encuentras con alguien que no es ingeniero es para batir palmas. Qué aburrimientooooooo.

      Citar  Responder

  208. BK,

    ja ja ja ja ja ¡Qué bueno! Ja ja ja ja.
    Ostras, nunca he estado en Málaga pero voy a tener que ir a ver eso. Ja ja ja ja.

      Citar  Responder

  209. ” … creosote (‘kree-ô-soht’) n. 1. a thick brown oily liquid obtained from coal tar, used as an antiseptic for wood … ”

    “[…] We are certainly in luck”, said he. “We ought to have very little trouble now. Number One has had the misfortune to tread in the creosote. You can see the outline of the edge of his small foot here at the right of this evil-smelling mess. The carboy has been cracked, you see, and the stuff ha leaked out.” […]”

    Arthur Conan Doyle
    “The Sign of the Four” (1889)
    Q. P. Book Club, 1994

    “[…] Encontrarás demasiados jueces en el mundo. Si se trata de modelarte en otra forma y de endurecerte, deja ese trabajo a tus enemigos. Ya se encargarán de hacerlo bien, como la tempestad que esculpe el cedro. Tu amigo está hecho para acogerte. Sabe, respecto a Dios, que cuando vienes a su templo no te juzga, sino que te recibe […]”

    Antoine de Saint-Exupéry
    “Ciudadela”
    Traducción de Hellen Ferro
    Alba minus (2000)

    ” … creel (‘kreel) n. a fisherman’s wicker basket for carrying fish … ”

    Oxford American Dictionary
    OUP (1980)

    Esta es la (retórica) pregunta:
    El orden de los factores ¿altera el conducto?

    ._.

    *

      Citar  Responder

  210. albertiyele, creo que mi vecino no había leído un libro en toda su vida. Pero era un hombre muy instruido. Tenía libros, supongo que de sus hijas, y se fue deshaciendo de ellos echándolos en mi buzón. Yo a cambio le ayudaba a llevar las bolsas de la compra, nada en comparación con el placer que me proporcionaban sus regalos.

    A mí también me sigue gustando Jane Eyre, aunque parece un libro para leer durante la adolescencia. Da una lección muy buena de feminismo. Algunos personajes de la farándula que salen muy a menudo en la prensa (seria) actual deberían tomar nota de ella. Hay mujeres que piensan que por un salario se les puede exigir todo, incluso ser menospreciadas por su género o perder su dignidad.

      Citar  Responder

  211. Sentraña, si el blog tuviera una piñata, como Juan Porras, me ahorraría un pastón en loqueros. Es lo único que le hace falta.

    Casi todo mi trabajo está en Málaga (Granada no ha emergido de la crisis). Además, Málaga tiene mar (yo he nacido para vivir junto al mar), y si cuando quieres alquilar un estudio o un piso en Málaga preguntas si tiene calefacción central, saben que no eres boquerona porque su clima, incluso en los peores meses de invierno, es muy suave. Sin embargo vivo en Granada, principalmente por la forma de ser la gente. Ejemplo:

    Conversación con camarero malagueño a la hora del desayuno:

    Camarero: Buenos días, cielo. ¿Qué va a ser hoy? ¿Lo de siempre, corazón? ¿No preferirías que te sustituya el jamoncito por un trozo de tortilla con cebollita que le ha salido rica, rica al cocinero? Así coges energías para el trabajo de todo el día, prenda. Que con la que está cayendo, todos necesitamos recargar las pilas, cariño. Cualquier día a ese bicho naranja se le va la cabeza y nos manda al otro barrio a todos.

    Yo: Buenas. No, jamón..

    Conversación con camarero granadino a la hora del desayuno:

    Camarero: Jum (sonido gutural que equivale a buenos días). ¿Lo de siempre?

    Yo no tengo que decir nada, sólo asiento.

    Camarero, por las noticias que ve en la tele: Joputa Trump.

      Citar  Responder

  212. ” … Por ejemplo …

    “[…] Kafka escribe tajantemente a Milena que no irá a Viena: “No quiero ir a Viena porque no soportaría psíquicamente el esfuerzo. Soy un enfermo psiquico, la enfermedad pulmonar es sólo la enfermedad psíquica que se ha desbordado. Estoy así de enfermo desde el cuarto o quinto año de mis dos primeros compromisos matrimoniales”. Y pasa luego a mencionar la tragedia de su primer noviazgo, que no acabó en boda por su propia culpa, porque “no tuve la energía de tomar decisiones y afrontar el matrimonio”. Y menciona también el problema de […]”

    “Nota de la traductora”
    para su trabajo en Alianza Editorial
    de “Cartas a Milena” (2015)
    Carmen Gauger

    …, en el primer curso de primaria … ”

    ¿Inutilidad en ‘Pasajes’?
    Me parece que no

    ._.

    *

      Citar  Responder

  213. Fui a regalarle una gran mochila llena de libros al vendedor del puesto callejero en la esquina de Broadway y la 112.

    Dicen de las editoriales que regalan -a destinatarios especiales- libros para hacer publicidad de los mismos; que muchas librerías particulares contienen volúmenes que han sido recibidos gratuitamente de esta manera. ¿Es esto cierto? ¿Es una práctica habitual?

      Citar  Responder

  214. A ver quien dice que no hay poesía en las ciencias:

    “Hay algo así como diez billones de billones de billones de billones de billones de billones (un 1 con ochenta ceros detrás) de partículas en la región del universo que nosotros podemos observar. ¿De dónde salieron todas ellas? La respuesta es, que en la teoría cuántica, las partículas pueden ser creadas a partir de la energía en la forma partícula/antipartícula. La respuesta es que la energía total del universo es exactamente cero. La materia del universo está hecha de energia positiva.”

    Historia del Tiempo de Stephen W. Hawking.

      Citar  Responder

  215. El librero , al otro lado del túnel, no vio’ la luz, o quizás si,sólo que todavía no la recuerda. Aunque esa luz ya está presente a éste lado del Edén. Basta con saber mirar..

    ,

      Citar  Responder

  216. BK,

    Comentario
    Volví a leer hace poco Jane Eyre después de años. Fue una lectura completamente nueva; la lectura de una adulta, que ya trae muchos libros en la espalda, toneladas de literatura. Sin embargo me volvió a parecer una delicia, completamente distinta a la de la primera vez, pero una delicia. Como si al final de la adolescencia me hubieran servido y hubiera disfrutado de un flan con dulce de leche, y ahora de un postre mucho más complejo, más elaborado, pero igual de riquísimo. ¿Hablamos ya alguna vez de Jane Eyre? Cuando hablamos de las Brontë, ¿las distinguimos? ¿Son parecidas? ¿Qué sabemos de esas hermanas?
    Y otra delicia, breve, casi para leer en un viaje un poco largo en autobús, es Cartas de una monja portuguesa. Curioso libro. ¿Y ese señor, que también era un buen lector, no pudo o no supo educar hijas más buenas? Es que la lectura no nos garantiza nada. Ni ser más buenos, ni más inteligentes, ni más ricos, ni ser inmunes al dolor, ni que no vayamos a enredarnos en amores tortuosos, ni siquiera tener todos los dientes. La lectura es un placer del todo inútil, ay.

      Citar  Responder

  217. David CG, dixit: “vender algunos de tus libros es como la virginidad”
    .
    Entre la virginidad y el considerar que el papel es la carne de la literatura, nos metemos en un campo semántico que hace que el chalaneo con los libros de segunda mano tenga algo de proxenetismo. ¿Acaso nuestra biblioteca no funciona como un harén que incluye favoritas (o favoritos) entre el surtido concubinato que podemos ceder temporalmente a amistades muy escogidas?

    :-)

    BK: “(soy de trato difícil, bastante antipática).”
    .
    Ah, muy bonito, sentraña. O sea, que tú entras aquí a hacer terapia conductiva (lo cual tampoco es raro porque creo que quienes más, quienes menos, hacemos lo mismo) :-)

    Sweet dreams, señore.

    :-Zzzz

      Citar  Responder

  218. ” … Todas las imágenes tienden …

    ” 1. ¿Si habrán bastado todas estas mercedes que ha hecho el Esposo al alma para que la palomilla o mariposilla esté satisfecha (no penséis que la tengo olvidada), y haga asiento adonde ha de morir? No, por cierto; antes está muy peor. Aunque haya muchos años que reciba estos favores, siempre gime y anda llorosa; porque de cada uno de ellos le queda mayor dolor. Es la causa, que como va conociendo más y más las grandezas de su Dios, y se ve estar ausente y apartada de gozarle, crece mucho más el deseo; porque también crece el amar, mientras más se le descubre lo que merece ser amado este gran Dios y Señor; y viene en estos años creciendo poco a poco este deseo de manera que la llega a tan gran pena como ahora diré. He dicho años, conformándome con lo que ha pasado por la persona que he dicho aquí; que bien entiendo que a Dios no hay que poner término, que en un momento puede llegar a un alma a lo más subido que se dice aquí. […]”

    Teresa de Ávila
    ‘Moradas Sextas, Cap. XI’
    “Las moradas del castillo interior” (1588)

    … a lo mítico, onírico o fantástico … ”

    Universidad de Salamanca
    “Miquel Barceló:
    El Arca de Noé”
    (primavera | otoño 2017)

    Ubi caritas, Deus ibi est

    ._.

    *

      Citar  Responder

  219. “Compré estos últimos cuadernos en una papelería modesta casi en la esquina de la calle 12 con University Place (…) Detrás del mostrador un dependiente muy alto y muy formal, con el pelo blanco, con la cara joven y morena, los ojos muy oscuros. Le dije: “What a beautiful store you’ve got here”. Me dio las gracias con una sonrisa triste, con un acento que podía ser Pakistán o la India. “This is a dying business”, me dijo con una resignación que parecía a prueba de amargura, aunque vulnerable a la melancolia. “Con los iPhones y iPads la gente ya no escribe sobre papel. Personas como usted o como yo sí, pero no los jóvenes. Los jóvenes no saben escribir a mano, no les importa. No saben lo que se pierden. Hace diez años yo no paraba de vender plumas como éstas – y señaló la vitrina de cristal con estilográficas que hay debajo del mostrador -, plumas caras, importantes. Mont Blanc, Waterman. No vendá a diario menos de treinta. Usted no quiere saber cuánto tardo ahora en vender una sola”. (AMM, El Faro del fin del Hudson)

    Que alegria perceber que aos poucos isso vem mudando, como David Sax aponta neste livro tão interessante, The Revenge of Analog, e como comprovam papelarias como a Goods for the Study: https://membersince.com/the-haul-goods-for-the-study-8799a45aff30

      Citar  Responder

  220. Sospecho que padezco algún proceso interno y de causa desconocida, desbaratador de una asentada bastante buena ortografía, o eso me dijeron siempre.

    Algo raro que, ¡ay!, me hace escribir “hay” cuando quiero decir ahí.

    Cualquier día nos lanzamos al “hubieron muchas personas,” que tanto se oye en Cataluña, o a decirle a un librero que el libro me “le” reserve: “dila a tu compañera que no lo venda, ¡eh!”. Curiosa inmunidad a la de mi entorno y contagio de lo distante, al menos en variedad conmixtión fonético-ortográfica.

    P’atrás como os cangreixos ;-) Mil perdones

      Citar  Responder

  221. albertiyele:
    “Le faltan los dientes, llevas sus escritos en cuadernos alto desastrados, es calvo, escribe mirando por la ventana, vende libros en la calle y estuvo muerto, o dice o le dijeron que estuvo muerto. PERO es un buen lector. En dos oraciones nos muestra AMM que se trata de un lector atento y hasta refinado. T.S. Eliot no es para cualquiera.”

    En verdad, creo que nos equivocamos todos con el “pero”. No sé si está implícito en la también escondida conclusión del texto de AMM. Tal vez debiéramos poner la conjunción copulativa: “Y es un buen lector”.

    Aunque me quedo con la forma indirecta de AMM, que se limita a mostrarlo, del mismo modo que su falta de pelo y dientes, cuándo abre o cierra, la naturalidad e inmediatez con que comparte gremio u oficio con él, al punto de que ni le preguntó por su obra o publicaciones a Muñoz Molina. De inmediato, el librero se centra en su propia obra y la comunidad entre ambos personajes de la escena deriva de los libros, de su forma explícita o sobrentendida de considerar al otro un buen lector (los buenos libros que AMM le regala y la coincidencia en apartarse de lo sabido al elegir de entre lo mejor de TS Eliot), como señalas.

    Sin querer me he metido en otro “análisis”, o remache, del todo innecesario.

      Citar  Responder

  222. Eladio Ramos,

    Sí, un pase usted, por fin, al Reino de la Ficción, adéntrese, vamos, no tenga miedo, pronto se harán sus pupilas a esta luminosidad…

    A menos libros leídos más posibilidad de ver la luz al final del túnel… Tal vez. Una luz digna de Iker Jiménez, el de “Cuarto Milenio”, y sus singulares sabios, expertos y eruditos en no se sabe bien qué, que para eso se trata de conocimientos esotéricos y ciencias muy suya o “sui generis”. Largas colas hacían en la Feria del Libro, bajo el sol cenital y justiciero del Parque del Retiro, sus muchos, jóvenes y devotos lectores. La lectura de sus libros, y otros semejantes no impide ver la luz, supongo. Quizás hasta predisponga a ello, como profesar alguna Fe. Católicos, budistas, judíos, puede que hasta “los cienciólogos” sostengan esa luz al final del túnel. Haber leído poco predispondrá, digo yo, a acogerse a la socorrida imagen o metáfora del túnel y la luz cegadora, puesto que en alguna medida ha de limitar el repertorio visual del tránsito o final, más aún la narración cuando se ha vuelto al lugar de partida.

    Pero cada cual tiene su cielo. Hay tenemos al librero buscando dar con su libro. Ahora jugando con una idea nueva, la de contar en el libro siempre postergado, que, al menos él, no vio nada, que su experiencia mística, se reduce a una sensación de mareo y la sorpresa de que los médicos ya lo daban por muerto.

    “Le digo que soy escritor. Sin inmutarse responde que él también. Saca de una caja de cartón un puñado de cuadernos escolares con anillas de alambre, muy desbaratados, con las tapas cuarteadas, los cantos gastados. Me dice que está escribiendo siempre todo lo que le pasa por la cabeza pero que no acaba de saber cómo convertirlo en un libro.”

    ¿No es esa otra religión? ¿Otra forma fantasiosa de estar en el mundo y de darle una forma concreto a la ilusión del sentido de la vida, de darle cuerpo al espíritu, un cuerpo de páginas de papel, el alma encapsulada entre portada, lomo y contra o trasera. ¿Qué porcentaje de lectores empedernidos como fumadores, por huir de las manoseadas avidez y compulsividad, no albergan una idea similar? Algún día yo también…

    En el deporte uno se imagina en la cancha o el campo, en el cine en mitad de la historia, en uno u otro papel. Leyendo, con el tiempo, la fantasía creo que tiende a la de ser el narrador mismo o quienquiera que se esconda tras el mismo. Las palabras producen el espejismo, en grado superior a cualquier otro elemento (por ejemplo, las notas musicales que produce el músicos; las formas o los colores del artista plástico; los movimientos del cuerpo del baile o el deporte), de que cualquier podría, si se pone y está inspirado…

    A fin de cuentas, nada hay más extendido que la palabra, nada más al alcance de todos, quién no llenado una página en blanco de ellas…

    T.S. Eliot, otra “pendencia”.

      Citar  Responder

  223. Le faltan los dientes, llevas sus escritos en cuadernos alto desastrados, es calvo, escribe mirando por la ventana, vende libros en la calle y estuvo muerto, o dice o le dijeron que estuvo muerto. Pero es un buen lector. En dos oraciones nos muestra AMM que se trata de un lector atento y hasta refinado. T.S. Eliot no es para cualquiera.

      Citar  Responder

  224. Cuando llegué a Granada, en mi buzón, entre la propaganda y las facturas -ya nadie escribe cartas- empezaron a aparecer libros: Repostería de los monasterios andaluces, Cartas de amor de una monja portuguesa, Monedas antiguas encontradas en galeones españoles… Me mosqueaban aquellos libros porque no sabía de dónde procedían. Como vivía en un edificio lleno de estudiantes, pensé que alguien se había confundido de buzón, y que los reclamaría en cuanto se diera cuenta.

    Tardé mucho en descubrir que quien me los regalaba era don Jerónimo, un señor muy mayor -parecía haber estado presente durante la extinción de los dinosaurios-. Nunca supe por qué lo hacía (soy de trato difícil, bastante antipática).

    De todos los libros que me regaló, el que más estimo es una edición muy cuidada de Jane Eyre. ¿Conocéis libro que haya sido castigado con más versiones cinematográficas?

    Tuvo don Jerónimo un final muy triste. Crió una piara de hijas, cinco; pero hasta que no pasó toda una noche y una mañana caído en el suelo de su cocina, sin poder levantarse, ninguna se digno a llevárselo a su casa para cuidarlo. Después de aquello duró muy poco, como si necesitara vivir en el rincón de universo que conocía para no caer en la depresión. D.E.P.

    La versión cinematográfica que más me gusta de Jane Eyre:

    https://www.youtube.com/watch?v=F-1Pk-i2tMk

      Citar  Responder

  225. Sap,

    Al menos aquí en Madrid sí hay bastantes librerías donde revender los libros. Por ejemplo, en las cercanías de la Glorieta de Bilbao/Plaza del Dos de Mayo hay varias en las que me han comprado libros que ya no quería. Sobre todo, hay que ir haciendo espacio para otros, nuevos o de lance. Y, de paso, cada cuál hace su criba. Los que lamenta haber leído, a los que da gusto decir adiós. Los que dejó de leer, en un punto más o menos avanzado, y sabe definitivamente que no habrá una segunda oportunidad para ellos. Alguno que se va tal como vino…

    Así a bote pronto, están: en la calle de Ruiz, “la Tarde Libros” -joven librero muy simpático, grandullón y barbudo, con gafas de culo de vaso, como el neoyorquino de la entrada de hoy, que da opiniones literarias sinceras, aunque valora muy bajo lo que le llevas :-) -; en la calle Divino Pastor, La Agonía, de estética más cuidada y tal vez con tasaciones más generosas, pero con un fondo editorial menos amplio que la Tarde (donde la puedes echar entera eligiendo entre sus estantes inacacables y pilas de libros). Y en la misma Plaza del Dos de Mayo, en una esquina, está “Rincón de Lectura” dice Internet, aunque yo no recuerdo rótulo. Muy surtida y bien organizada. Pero La Tarde siempre está abierta y como yo soy de impulsos para todo, casi siempre mis transacciones han sido con ellos.

    Pero… sólo en alguna ocasión he vuelto con algún dinero a casa. La mayor parte de las veces he aceptado un valor para compra (superior al del efectivo de mi venta de libros) y al encapricharme de libros por importe superior al tasado, he acabado poniendo algo de dinero. Beneficios: cambias de títulos, se reduce el número de volúmenes y te vuelves a casa con la idea de haber mejorado tu biblioteca y ganado algo de espacio para… otros libros que vendrán.

    Otra opción es Libros Melior (yo conozco la de Islas Filipinas, semiesq. Cea Bermúdez) una organización con fines benéficos que se nutre de donaciones y revende libros a muy buen precio.

    Procuro evitar comprar de segunda mano, lance, viejo u ocasión libros de autores vivos, en especial, de los que están empezando, para que puedan abrirse camino con los derechos de autor. En las subastas de arte, los artistas reciben una remuneración calculada sobre el precio de reventa. Una vez más, los escritores son las cenicientas de las artes…

    Así que vente para Madrid, pero si te quieres costear el AVE tráete dos maletas con 50 kilos de libros cada una y llévate uno solo, de la librería de viejo, para leer a la vuelta…

    El único libro con el que he ganado dinero, hasta la fecha, es con 2.666 de Bolaño. Era una primera edición -nada especial en su momento- por la que me ofrecieron casi tres veces su precio original, y me sentí tentado. Sinceramente, no pensaba que fuese a releerlo, ni nadie más de mi casa se mete un “tochaco” semejante entre pecho y espalda.

    La primera vez cuesta mucho desprenderse de libros. Se vive con mucha prevención y hasta sus gotas de dramatismo. Años y años acumulando, siempre sumando, más y más, salvo alguna merma o regalos ocasionales. Luego la compraventa, la renovación de la biblioteca, se lleva a cabo con soltura y naturalidad.

    Como le dije al librero de marras, y pareció que le hizo gracia, vender algunos de tus libros es como la virginidad: una vez perdida, cuesta mucho menos, no se le da tantas vueltas.

      Citar  Responder

  226. tONIa,

    Comentario
    Me hiciste acordar a mi suegra, que cuando nos vino a visitar a Palma, mirando esos megayates de Puerto Portals, dijo “al final va a ser verdad lo que dicen los curas: existe otra vida mejor. Pero es carísima”

      Citar  Responder

  227. Por si me lee el Autista lenguaraz,
    Me acaba de llegar una foto al whatsap de los dos libros de María Belmonte, que los ha recogido ahora en la oficina de Correos. Dice que ya le habían dado muy buenas referencias del segundo libro y que ya está circulando como la pólvora por los Bücherwurm bilbainos. Muchísimas gracias, esto es muy importante para mí. Estoy muy contenta. Un abrazo.

      Citar  Responder

  228. Años atrás se contaba por aquí por los Madriles:

    – ¿Tú crees en el más allá?
    – ¡¡Cómo no voy a creer en el más allá, si vivo en Móstoles!!

      Citar  Responder

  229. Eladio Ramos,
    .
    El libro como problema.

    Ya que es tan complicado donarlos, se puede pensar en la venta de los mismos. Peeeeroooo… fffff… tampoco es negocio, tú. En la librería de la franquicia Re-Read de la calle Tarifa los compran al precio unitario de 0,20€ por ejemplar siempre que nos atengamos a las siguientes cláusulas:
    http://www.re-read.com/re-compramos-libros/
    Por cierto, entre dichas cláusulas aparece una asombrosa: no compran libros editados antes de los años 90 ¿O__o?

    Al final, servidor ha hecho como Ammtonio y ha tirado por la calle de enmedio: regalarlos a un sujeto que monta un puestecillo de libros manoseados en la Gran Plaza. Si el mercadeo le da al buen hombre para tomarse una cervecita con unos caracoles o comprarse una entrada para asistir a un espectáculo arrevistado de Manolita Chen, bendito sea el destino que les he dado.

    :-)

      Citar  Responder

  230. Ese pobre hombre de gafas de culo de vaso que vende libros en el puesto callejero tendría muchísimas más posibilidades de hacerse de oro si concentrase sus energías y talento en escribir un libro sobre la luz que vio al final del túnel. En lugar de eso la niega a pesar de la turrada que le dan preguntándole por ella. “The Road not taken”, de Frost, again.

    El director del departamento donde entré de alumna colaboradora en el penúltimo curso de universidad tenía una biblioteca a la entrada del laboratorio, rodeando una mesa de reuniones. Todos los libros eran gordísimos y muy caros, les había dibujado su firma en el canto de las hojas con un rotulador gordo negro. Un día salí de clase y fui al laboratorio. Estaba el catedrático quitando un montón de libros de las estanterías y poniéndolos en cajas de cartón en el suelo. El resto de personas del labo seguían a lo suyo, nadie hacía caso. Yo copiaba entonces en folios en blanco las partes de los libros de la biblioteca que no entendía para descifrar el significado de lo que no entendía después, porque no quería gastarme dinero en fotocopias. Le miraba al catedrático deshacerse de todos esos libros y no me contenía las ganas de preguntarle qué iba a hacer con ellos, si los iba a tirar. Yo no hablaba nada con ese hombre. Nuestro contacto se había limitado a que me viese alguna vez por ahí, me preguntase el nombre y con quién trabajaba y me pusiese roja. Pero como veía que iba a perder mi oportunidad si no actuaba ya, me dirigí hacia él y le pregunté si iba a tirar aquellos libros:
    -Sí
    -¿Puedo quedarme con alguno?
    -¡Claro!
    El resto de compañeros del laboratorio que habían asistido impasibles a ver cómo se deshacía de los libros me miraron por el rabillo del ojo. Comencé a examinar libros frenéticamente, tomé una caja de cartón donde iba colocando los que quería llevarme. Según iba llenando un par de cajas las miradas de los compañeros habían pasado de ser miradas de curiosidad a miradas que me reprobaban: “la lista esa que acaba de llegar se está quedando con todos los libros interesantes sin dejar que el resto podamos repartírnoslos como sería razonable”, eso fue lo que expresaba la manera en que me miraban. Lo supe, pero no hice ni caso. Aparté mis cajas y me fui llevando los libros a casa en varias tandas. Ahora están encima del armario de mi habitación. Los usé bastante aquellos dos últimos años de universidad. Debería deshacerme de ellos. Si no lo hago yo terminarán en un contenedor de papel para reciclar, con esa firma del catedrático en el canto de las hojas.
    —-
    Amelia y Alba trabajan aquí en vascularización de tumores y durante el desarrollo. Pero una se marcha a California en unos meses y la otra sólo quiere leer ya la tesis y dedicarse a otra cosa. Gracias por el ofrecimiento de todas maneras, Eladio.

      Citar  Responder

  231. .
    Esto del túnel se puso muy de moda a finales de los 70. Se publicaron muchos libros al respecto a raíz de otro que escribió un doctor americano del que no recuerdo nombre ni título. Al igual que los ovnis salvadores o las apariciones marianas, este tipo de asuntos cobran vida durante las crisis económicas. De hecho, el cristianismo debe su implantación a una enorme crisis económica.

    En todo caso, lo del túnel, los “seres de luz”, los familiares que esperan y resto de parafernalia del momento tal vez pudiera ser una defensa del cerebro, que nos/se regala una placentera ensoñación antes del definitivo fundido en negro. ¡Píiiiiiiiiiiii!

    Y hablando de negro… Hola, Anita Noire.

    :-)

      Citar  Responder

  232. Comentario
    Carlos,

    Ohhhhhh!!!! Muy bien y muy recuperada a la ciencia gracias. Espero que usted tan estupendo as always.

      Citar  Responder

  233. Eladio Ramos, un libro excelente “El emperador…”, no sabía que estuviera traducido, yo lo leí hace mucho en Inglés. Lo complicado es pronunciar el nombre el autor. Te ha gustado?

    Sobre historia de la ciencia, ahora estoy con The compatibility gene, me está encantando. No sé si está traducido.

      Citar  Responder

  234. He donado decenas de libros a bibliotecas de Sevilla. Sobre todo a la de mi Facultad, de la que he sido profesor alrededor de 20 años. Hace meses, aprovechando que quería sacar un ejemplar de “El emperador de todos los males”‘ una historia del cáncer, me acerqué a llevar varios libros que ya no necesito. Son libros muy específicos, de una materia muy determinada a la que me dediqué durante mucho tiempo y ya no. No hace falta decir que son carísimos, pero eso es lo de menos.
    Cuando me dijeron que, al no ser ya profesor de la Universidad tenía que pagar una cuota mensual para poder retirar libros me dí media vuelta con mi carga. Así que si alguien de aquí o algún conocido está interesaso en la fisiología vascular que me lo diga…

      Citar  Responder

  235. Otra explicación, que es un chiste en NY, es que los neoyorquinos no tienen esa visión en ese momento porque tienen asumido que la luz al final del túnel es New Jersey…

      Citar  Responder

  236. Hace años conversando con un conocido me dice que tiene muchos libros y que quiere deshacerse de ellos. Antes de tirarlos déjamelos ver, le contesté. Al día siguiente, pensando que me iba a traer una bolsa con libros de Pérez Reverte, el tipo aparece con una maleta grande de viaje con libros de Proust, de Poe, de Voltaire,…
    A los que nos gustan los libros nos llena de felicidad recibir estos regalos inesperados como a los niños cuando les das un caramelo.

      Citar  Responder

  237. A ver si al final lo del túnel va a acabar siendo una forma de compensar el no haber leído un solo libro en la vida…

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *