Apocalipsis del coral

Posted By on Jul 25, 2017 | 8 comments


Hay pasiones del conocimiento a las que vale la pena dedicarles la vida. Richard Vevers era un publicitario muy bien pagado en una agencia de Londres y un aficionado al submarinismo. En un cierto momento se confesó a sí mismo un malestar que llevaba tiempo remordiéndolo: estaba dedicando toda su inteligencia y toda su capacidad profesional a seducir a la gente para que comprara cosas innecesarias y triviales. Cuando se sumergía en el agua y daba unos talonazos hacia el fondo se encontraba de golpe en un paraíso inconcebible, en mundos de una belleza más resplandeciente todavía porque la mayor parte de los seres humanos no sabían nada de ella. Fuera del agua Vevers trabajaba con nombres y productos universalmente conocidos que en la mayor parte de los casos no servían para nada. Al sumergirse pasaba del ruido al silencio, de la acumulación y la repetición de lo banal al descubrimiento de lo misterioso y lo único. Como tantas personas, vivía en dos mundos ajenos entre sí, los suyos más distantes que casi los de cualquiera.

[…]

Seguir leyendo en EL PAÍS (22/07/2017)

8 Comments

  1. ” … Aquellos que mezclan los lenguajes
    se equivocan porque …

    “[…] Hay, ciertamente, pueblos que han construido una calidad de calidades diversas. Que han dado nombre a un dibujo dibujado con los mismos materiales. Y que tienen una palabra posible para designar la melancolía que sin razón te toma por la tarde delante de tu puerta cuando el sol deja de arder, y la noche te transforma pronto en vigilante, lo cual es temor de vivir a causa del aliento de los niños siempre próximo a cambiarse en jadeos de enfermedad; como en la montaña por escalar, cuando te viene ese temor a que renuncien y querrías tomarlos de la mano para ayudarlos. Y esa palabra sería expresión de tu experiencia y el patrimonio de tu pueblo si fue a menudo empleada.
    Pero no transporto nada que no sepas. Y mi lenguaje en su esencia no está hecho para conducir a los ya realizados, ni para pintar la flor cuando es rosa, sino para construir, con la ayuda de palabras muy simples, operaciones que te liguen, y no decir de una que es bella, sino que ella hacía el silencio en el corazón como un surtidor en la siesta.
    Y debes insistir […]”

    Antoine de Saint-Exupéry
    “Ciudadela”
    Traducción de Hellen Ferro
    Alba minus (2000)

    … , ciertamente, puede faltar aquí y allá un epíteto … ”

    Lepidóptera de oro.
    A Mireia, ¡campeona del medio!

    *

      Citar  Responder

  2. ” … Me saludó encorvando aún más su cuerpo, de continuo arqueado, y pude ver que …

    “[…] Era un hombre agradable en verdad. Para hacerlo lucir, el señor Mack se puso a hablar de oceanografía, y el barón nos enumeró sus colecciones descubriéndonos la naturaleza del suelo marino que rodeaba las islas y el puerto; después entró en su habitación para volver al punto y mostrarnos algunas algas recogidas por él en el mar Blanco. Al hablar alzaba el índice con ademán magistral y rectificaba a menudo sobre la escurridiza nariz la posición de sus lentes. El señor Mack lo escuchaba con interés extraordinario, y yo mismo apenas noté que había transcurrido una hora […]”

    Knut Hamsun
    “Pan” (1894)
    Traducción de A. Hernández-Catá
    Vergara – Círculo de Lectores, 1963

    … en sus manos muy finas serpeaban las venas muy azules y brillaban las uñas metálicamente … ”

    El mensajero del coral;
    Apocalipsis del más allá.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  3. .
    Sobre la destrucción y envenenamiento del planeta, alguien habló en la tele del caso de Thomas Midgley, el ingeniero enemigo de la atmósfera al que se le ocurrió añadir plomo a la gasolina para mejorar la combustión de los motores. No contento con ello, años después aplicó los CFCs (clorofluorocarbonos) a los esprais e inhaladores.

    Por fortuna murió joven y de manera harto curiosa. Léase:

    https://es.wikipedia.org/wiki/Thomas_Midgley

    :-)

      Citar  Responder

  4. Estamos acostumbrados a ver en el cine cómo los EEUU son los que suelen salvar a la Tierra cuando esta se halla en apuros (invasiones extraterretres, amenazas de meteoritos, etc). Mas hete aquí que en la vida real, cuando hay una verdadera y seria amenaza para el planeta y la humanidad entera, el “malo de la película” es precisamente el presidente de ese país subestimando interesadamente el cambio climático y abandonando el Acuerdo de París.

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  5. “Estaba dedicando toda su inteligencia y toda su capacidad profesional a seducir a la gente para que comprara cosas innecesarias y triviales (…) La salida que encontró Vevers no fue elegir un mundo y renunciar a otro; fue encontrar una síntesis que era al mismo tiempo un remedio y una escapatoria”

    https://www.youtube.com/watch?v=ue9aAvUJJS0

    Estará haciendo unas campañas de marketing buenísimas, pero yo me he enterado de la existencia de Richard por AMM.

      Citar  Responder

  6. ” … pequeña minucia … ”

    “[…] su ciudad destruida por la guerra: “Ahora son asilo de lo lobos, juguete de los ogros, diversión de los genios y cubil de las fieras los parajes que habitaron hombres como leones y vírgenes como estatuas de marfil, que vivían entre delicias sin cuento. Su reunión ha quedado deshecha, y ellos esparcidos en mil direcciones. Aquellas salas llenas de letreros, aquellos adornados gabinetes, que brillaban como el sol y que con la sola contemplación de su hermosura ahuyentaban la tristeza, ahora, invadidos por la desolación y cubiertos de ruina, son como abiertas fauces de bestias feroces que anuncian lo caedizo de este mundo; te hacen ver el fin que aguarda a sus moradores; te hacen saber adónde va a parar todo lo que en él ves, y te hacen desisitir de desearlo, después de haberte hecho desistir durante mucho tiempo de abandonarlo… Se ha presentado ante mis ojos la ruina de aquella alcazaba, y la soledad de aquellos patios que eran antes angostos para contener tanta gente como por ellos discurría. Me ha parecido oír en ellos el canto del búho y de la lechuza, cuando antes no se oía más que el movimiento de aquellas muchedumbres entre las cuales me crié dentro de sus muros. Antes la noche era en ellos la prolongación del día… ahora el día es en ellos prolongación de la noche en silencio y abandono.”
    Tras la ocupación de los bereberes […]”

    AMM
    ‘X. La ciudad arrasada’
    “Córdoba de los omeyas” (1991)
    Seix Barral, 2013

    ” … Un escritor que quiera reflejar el idioma real por boca de sus personajes o por la propia no necesita que nadie le dé ‘permiso’ para hacerlo … ”

    Pedro Álvarez de Miranda
    “Sobre ‘idos’ e ‘iros'”
    -‘Opinión’-
    El País de este sábado, 22 de julio

    Teorema académico.
    Sonar de trompetas.
    Crujir coralino.

    ._.

    *

      Citar  Responder

  7. Con ser impresionante, el paisaje submarino es sólo una parte de experiencia de bucear. La ingravidez, el silencio, la imposibilidad de comunicarte… hay muchos detalles que te hacen sentir donde realmente estás: en otro mundo.

    Cada vez menos, pero aún puedes cruzarte con todo tipo de bichos, algunos bastante más grandes que tú. Eso también es toda una experiencia.

      Citar  Responder

  8. .
    Creo que todo es bastante sencillo: se basa en que la especie humana, cada vez más numerosa de individuos sobre la tierra, acepte renunciar. Y me parece que la especie humana no está ni nunca estuvo por la labor de renunciar a nada.

    :-/

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *