Un viajero del futuro

Posted By on Jun 30, 2017 | 141 comments


Vino el gran Gotardo a resolvernos -presencialmente, por usar la palabra técnica- diversos sobresaltos informáticos,  y no paraba de echar vistazos de soslayo al teléfono. Alicia, su compañera, ha salido de cuentas, y hay un Oliver González resuelto a irrumpir de un momento a otro en el mundo. A Gotardo se le ve tranquilo y hasta risueño. Como los buenos médicos, tiene el don de tranquilizar a sus pacientes, aunque con frecuencia comparte con ellos la perplejidad ante las muchas incertidumbres del mundo digital. O a la mejor no las comparte, y lo finge para que nos sintamos más acompañados, o menos lerdos o indefensos.

Quizás la llegada de Jorgito hace unos meses y la ya inminente de Oliver indican un patrón de natalidad recobrada. Una de las ventajas de ir siempre caminando por ahí es que uno elabora sus estadísticas caseras, sus conatos de evaluación cuantitativa. Yo observo una abundancia nueva de mujeres embarazadas y de carritos de niños. También observo que la gente fuma una barbaridad, y que cada acera es una alfombra de colillas, y un cenicero el alcorque de cada árbol, y que las terrazas de los bares nos están dejando sin espacio públicos, igual que las pantallas y los grandes telones publicitarios que cubren edificios enteros nos están forzando siempre a mirar un anuncio.

Pero lo que me gusta es observar lo que tal vez sea un repunte en los  embarazos y en los nacimientos. Ayer, mientras esperaba a cruzar un paso de cebra, miré a mi lado y había una madre joven con un bebé de seis o siete meses, con esa mirada imperiosa que ya tienen a esa edad. Miré al bebé echado en su carrito y él se me quedó mirando. Sentí que esa mirada tan seria y profunda venía desde un abismo del tiempo. Ese bebé es un habitante del futuro. Será adulto en un mundo que yo no conoceré. El futuro en el que ya no estaremos nos resulta todavía más raro y difícil de imaginar que el pasado anterior a nuestro nacimiento.

 

 

Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

141 Comments

  1. Diego Ariza,

    Te va a gustar, creo

    Y a mí me gustó mucho el de Velázquez. Gracias

    :-)

      Citar  Responder

  2. La Serapia, el año pasado dio un concierto en la Filarmónica, pero me pilla muy a desmano aquello. Hoy me he enterado -así que archivo en la Gran Enciclopedia de Datos Inútiles- que no lejos de la Filarmónica van a estrenar en 2023 una parada de metro llamada Serge Gainsbourg.

    albertiyele, creo que en el norte del Estado-Madria Patria del Virreinato de la Panza les duele la tripa, más al sur -como indica Sap- les duele la barriga, y ya en medio les duele, así en general, España, como a aquel otro bilbaíno.
    Lo de los conejos me ha recordado la escena de ‘Winds of Desire’ de Wenders, en la que se ven manadas de conejos corriendo por la Alexanderplatz desierta de la Guerra Fría.

      Citar  Responder

  3. La Serapia,

    Comentario
    Hace unos tres años fuimos a Berlín con mi hermana y mi cuñado (sí, yo también tengo cuñado, qué se le va a hacer), y paramos en un hotel muy cerca del Checkpoint Charlie, frente a una plaza donde había juegos para los chicos. La plaza entera estaba rodeada de edificios de viviendas, no muy altos, bastante nuevos, así que entre los habitantes de los pisos y el trajinar de maletas yendo y viniendo al hotel, era un lugar muy concurrido. Sin embargo un atardecer nos sorpendió, mirando la plaza ya desierta de niños desde la ventana de nuestro cuarto, ver como unas sombras que corrían por la plaza, de acá para allá. Bajamos a mirar de cerca; eran conejos. Esa plaza, en el centro de Berlín, llena de chicos jugando todo el día, estaba llena de madrigueras de conejos, conejos urbanos, evidentemente, que no sé qué comerían. Dos noches después, ya tarde, estábamos el Bibi y yo en la puerta del hotel acompañando a mi cuñado, que se fuma unos habanos gordos y apestosos, y de repente, no tengo ni idea de dónde, nos pasó por al lado, pegado a nosotros, un zorro, un zorro grande, con su trompa afilada y su cola de zorro, caminando sigilosamente hacia la plaza, en clara actitud de acecho, casi como si fuera en puntas de pie, y por supuesto sin darnos a nosotros ni la menor importancia. Nos quedamos los tres mudos, petrificados. Te aseguro que si no lo hubiera visto con mis ojos, si hubiera venido mi cuñado contando que mientras se fumaba el habano había visto un zorro pasándole por al lado, casi rozándole el pantalón, no le hubiera creído. Hasta hubiera apostado que a mi cuñado, a la vejez, le había dado por fumarse cosas que no eran tabaco. Hasta no me lo hubiera creído si hubiera estado yo sola; me hubiera quedado convencida de que había tenido una alucinación, un delirio. Pero estábamos los tres, lo vimos los tres. Nunca hablamos de eso, que es, sin ninguna duda, lo más sorprendente que nos pasó en Berlín. Me acordé ahora por la historia de tu vecina Lilly y los cuervos. ¿No existe en alemán ese refrán de “cría cuervos…”? Si no existe, ni se lo menciones.

      Citar  Responder

  4. DomingoGlez,

    Yo más bien le diría:

    Gotardo, tus horarios, tus costumbres, tus aficiones,… están a punto de desaparecer de un día para otro. ¡Felicidades! ;-)

      Citar  Responder

  5. La Serapia,
    .
    Tipos listos los cuervos:
    https://www.youtube.com/watch?v=pjByrzyQRmI

    :-)

    albertiyele,
    .
    Desde luego en mi barrio, jamás se escuchará la expresión “¿te duele la panza (o pancita)?” dirigida a un niño. Tampoco “¿te duele la tripa (o tripita)?”

    Aquí siempre decimos “¿te duele la barriga (o barriguita)?”

    El mundo de los dolores lingüísticos es apasionante.

    :-)

      Citar  Responder

  6. mgc, Óscar Maif, ¡gracias!
    ———
    Oye, y la maravillosa Hélène, ¿se puede saber por qué no tiene canas con los añitos que tiene ya? ¿Eh? ¿Eh? ¿Eh? #Microengaños

      Citar  Responder

  7. La Serapia,

    Hace poco leí un libro, El ingenio de los pájaros, de Jennifer Ackerman, sobre la inteligencia de las aves y contaba cómo algunas llevaban regalitos a las personas que les dejan agua y comida, como le sucede a tu vecina.

    Es un libro muy ameno y yo me quedé alucinada de lo listos que son, al parecer, algunos pájaros, sobre todo los cuervos y los loros

      Citar  Responder

  8. Angela, todavía estoy dándole vueltas a eso que dice de que la música le hace mejor persona porque puede percibir las cosas no como lo que son, sino como lo que pueden ser.
    Es el tipo de persona que no sé si está del ala o es un ángel. Irresistible.

      Citar  Responder

  9. ” … Querid@ moderador(-@) … ”

    “[…] Se llevaron los explosivos, la plata de la planilla y mil cosas más […]”

    Mario Vargas Llosa
    “Lituma en los Andes” (1993)
    Planeta | RBA Ediciones, 1994

    ¡Viajeros del futuro!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  10. Vengo de casa de Lilly, la vecina. Me he liado. Me dijo que iba a ir el cardiólogo esta semana y se me metió en la cabeza que era hoy, pero es el viernes. Bueno, de todas maneras he pasado por su casa y me ha enseñado un tesoro que tiene en un aparador: un céntimo de euro muy brillante, un broche dorado muy brillante y un cristal pulido imitando a un diamante en el que refulgen muchos brillos. Es lo que le dejan los cuervos a la entrada de su casa. Lilly deja todas las mañanas la puerta de la entrada abierta y la de la verja del jardín cerrada. Da igual que sea verano o invierno, siempre tiene la puerta abierta. Y los cuervos se le meten hasta la escalera y le dejan ahí esos tesoros. Al de poco de venir aquí yo también tenía esa idea de los cuervos negros de las historias de terror. Pero con el tiempo me he acostumbrado a mirarles de otra manera. En casa de Lilly siempre hay tres o cuatro cuervos merodeando: sobre la barandilla de su escalera, en la verja, o en invierno se suben a la chimenea al calorcillo que derrite la nieve en su base.
    -Es un pago
    -¿Un pago? ¿De qué?
    -Cada vez que salgo de casa a por la compra graznan y me siguen unos metros por la calle. Después cuando vuelvo les tiro siempre algo: una salchicha, un trozo de carne. Me lo pagan con esas cosas que me dejan en la escalera.

    ¡Y será verdad!

      Citar  Responder

  11. Gaspard,

    Comentario
    Pero es que en este Reino tampoco les duele la panza??? ¿No vienen lloriqueando los nenes a decirle a la mamá “me duele la panzaaaaa”, después de darse un atracón salvaje de alfajores de chocolate? ¿En qué clase de extraño Reino he venido a dar con mis huesos????

    Hace muy poco vine a enterarme de dónde sacamos en el Virreynato del cul du monde lo de la cucha del perro. Y ahora también lo del dolor de panza. ¿Pero al final a nosotros quién nos conquistó, porfavorrrrrrrrrrr?

      Citar  Responder

  12. Gaspard, ¿Conoces a Hélène Grimaud? Ayer por la tarde, todavía con la impresión de la película de Haneke, puse la tele y en 3sat, que debe de ser una cadena cultural que hacen entre Alemania, Austria y Suiza, estaban retransmitiendo el festival de música de Schleswig-Holstein (el Land que estaba bajo Dinamarca) y no sé por qué, pero paré de darle al botoncito del mando a distancia y dejé que sonase el concierto. Ni siquiera estaba mirando la tele pero me maravilló lo que oía y tuve que dirigir la vista a la pantalla. Había una pianista con melena francesa y un jersey de punto dorado que le caía como una cota de malla. Los sonidos que salían de sus dedos eran irresistibles. Cuando terminó me enteré que había tocado a Ravel, una pieza llamada Piano Concerto in G. Durante la pausa del concierto emitieron una grabación de una entrevista a Hélène y al director, un tal Hengelbrock. Me quedé petrificada. Todo lo que expresaba y decía esa mujer era increíble. Después busqué su nombre en internet y me salieron varios artículos en el New York Times y en el New Yorker. Decían que había escrito varios libros, que había tenido cáncer de estómago y que vivía con una manada de lobos. ¿En serio? Un artículo del New Yorker empezaba así: una tarde de Julio Hélène estaba en la habitación 606 del hotel Palace en Múnich, junto al Prinzregententheater, ensayando en un piano desafinado mientras su marido el fotógrafo Mat Hennek descansaba…
    ¿Esa tía es de verdad y ha estado tocando el piano en la calle por la que paso a diario? ¡Tenía un magnetismo abrumador!

    https://www.youtube.com/watch?v=T8DRcsorSaI

      Citar  Responder

  13. albertiyele,
    .
    Hece unos días emitieron en la tele un reportaje estremecedor sobre los alquileres en Ibiza. La pura codicia de los propietarios los había hecho capaces de “habilitar” como pseudoviviendas y dormitorios garajes, trasteros, furgonetas, balcones… hasta se arrendaban colchones en régimen de “camas calientes” (como en los submarinos) y hasta dispuestos sobre la encimera de una cocina. Y todo a precios astronómicos, aro.

    Esta misma avaricia aplicada a los alquileres está propiciando la muerte por éxito de la isla, usease, que ante los abusivos precios, ahora no hay personal suficiente en los hoteles y resto de industria del ocio para atender al trillón de turistas que desembarcan, amantes del gregarismo y el jolgorio y con los bolsillos llenos de jurdore’.

    Ya lo dijo Pascal, que todo el mal le viene al hombre por no querer quedarse en su pisito de VPO.

    :-…

      Citar  Responder

  14. No sabía cómo se escribía, pero lo de llevar un niño a upas me parece una expresión muy corriente. Siempre lo he oído en plural. Lo que no sé es si “llévame a upas” y “ven que te llevo a upas” es lo mismo que “llevar a cuchus”, que también he oído siempre. “Cuchus” creo que es más sobre los hombros.

      Citar  Responder

  15. Yo creo que esto del “a upa” debió tener una génesis similar a los “amoto” y “arradio”, es decir una errónea interpretación del lenguaje oral. Dicho lo cual, me parece una hermosa invención.

      Citar  Responder

  16. Maese Nicolás,

    Terminado la lectura de la famosa conjura de los necios, hago caso de un antiguo consejo tuyo y comienzo,La huida del tiempo,de Pla…llevo poquito, lo comencé esta mañana, y chico en poco más de una hora de lectura me ha ganado.
    Un lujo este libro regalo de una buena amiga catalana.
    Sigo con el.

      Citar  Responder

  17. albertiyele,

    se entendió perfectamente. Cómo para no entenderse después de tan explícita explicación.
    :-)

    Tener un niño chico a upa es tomarlo en brazos. Y como tal expresión me era desconocida.

    A pesar del DRAE, y de lo que comentan Sap, Ángela y Marisa, en todos los casos que has puesto en tu explicación (menos en el ultimo de la juventud/adolescencia) yo siempre he dicho, y he oído decir, que el niño o la niña quiere que lo cojamos en brazos pero nunca escuché que el niño quiere que lo tomemos a upa.
    Otra cosa es el aúpa como expresión que, por ejemplo, anima a levantarse cuando el pequeño se ha caído: “¡Aúpa, arriba…!

    Bien. Otro aprendizaje más para el título de abuelidad,

      Citar  Responder

  18. La Serapia, es que es una de esas cuyo “visionado” hay que alternar cada quince minutos con ‘El guateque’ de Peter Sellers, una de cal y otra de arena. Haneke 100%.

    Óscar Maif, me acuerdo ahora de una obra similar a ‘Paris vu par…’, es decir, una colección de cortometrajes de directores prestigiosos de aquella época del cine nacional. Me refiero a ‘Signore e signori, buonanotte’, “presentado” por Mastroianni. El penúltimo corto introduce a un cardenal interpretado por Manfredi, cuya historia se parece a la de la Loren en ‘Matrimonio a la italiana’ de De Sica. El cardenal afirma sufrir mal di pancia, de donde debe de venir el “dolor de panza” que sufren en los Virreinatos del Sur.

      Citar  Responder

  19. Comentario
    Gotardo,

    Mucha suerte!

    Prepárate que no vas a dormir en seis meses ni una noche de un tirón.

    ;-)

      Citar  Responder

  20. Sap,

    Comentario
    Yyyyyyy…sí, este fenómeno del turismo presenta muchos problemas, por supuesto. El artículo de El País (y ahora mismo no me acuerdo quién lo firma, pero me pareció muy seriamente escrito) plantea muchos de esos problemas. Y te aseguro que vivir donde vivo, un lugar en el que el turismo es monocultivo, y que además lo es desde hace ya décadas, me ha obligado a ver de cerca prácticamente todo lo malo, que es mucho, pero también todo lo bueno, y también es mucho.

    Ahora mismo, creo, estamos presenciando una novedad que lo ha cambiado todo muy rápido. Si desde hace décadas hay zonas de la isla completamente estropeadas por la construcción a mansalva de hoteles monstruosos, capaces de albergar a pueblos enteros, y por edificios de pisos sólo para veraneantes, en estos últimos años (pocos años, tres o cuatro) el nuevo fenómeno es el alquiler vacacional de pisos, casas, apartamentos, estudios mínimos, ya no al lado de la playa sino en cualquier parte de la ciudad y de todos los pueblos. Pero el problema no son los turistas, sino qué están dispuestos a hacer los nativos para ganar dinero a costa de los turistas. Y es muy difícil resistirse, porque el dinero es mucho. Si una familia es propietaria de un pisito por el que podía pedir digamos cuatrocientos euros de alquiler mensual, y por el que ahora sabe que le pueden pagar el doble de eso por semana, será muy difícil convencerla de que eso no es bueno, que no le conviene. ¿A quién no le conviene?, dirá. Y además, ¿cómo se controla semejante fenómeno, que llegó como un aluvión? Y puede ser grave, sí. Incluso más grave que la “parquetemasización” de las ciudades. Porque el turismo, como los hoteles, tiene dos caras: por unos pasillos circulan los huéspedes, y por otros quienes trabajan para atenderlos. Y resulta que esos que trabajan directa o indirectamente para atender a los turistas presentan un problema gordo: no se evaporan después de arreglar la habitación, servir el desayuno, exprimir las naranjas, traer desde algún lugar la comida (y los turistas) hasta la isla, lavar las sábanas, atender el teléfono, hacer el check in, aprender y enseñar inglés a los que hacen todo eso, curarlos cuando se enferman, limpiar las calles por las que circularán, vigilar que no se maten a palos cuando se emborrachan, vender y comprar y poner las sombrillas en la arena, sacarlos del agua cuando se están ahogando. En fin: el trabajo que genera el turismo es interminable; y no conozco a nadie en la isla, a nadie, cuyo trabajo no esté vinculado directa o indirectamente a eso. Desde mis vecinos farmacéuticos hasta la cajera del supermercadito del barrio. Si no hubiera turismo, todo se desmoronaría en un abrir y cerrar de ojos. Pero en una isla, con un espacio necesariamente acotado, ¿dónde vivirá toda esa gente? En Ibiza ya se alquilan furgonetas para que duerman chicos que van a trabajar de camareros en el verano, y balcones. Aquí todo indica que vamos hacia algo parecido. ¿Y eso cómo se soluciona? No lo sé, la verdad. No tengo ni idea. Será difícil. Ya lo dijo Gertrude Stein hace cien años: Mallorca es el Paraíso, si puedes soportarlo.

      Citar  Responder

  21. albertiyele dixit:
    ” ¿Y cuando la turista soy yo?”
    .
    Señora mía: yo no hago turismo. A lo sumo, y siguiendo el aforismo del Thoreau que tenemos hospedado en la habitación de al lado, vivo en mi casa como un viajero.

    De todas formas, los turistas no me molestan, faltaría más; lo que me preocupa es que sea la ciudad la que se adapte a ellos y no al contrario, como entiendo que debería ser, desembocando como dije en el fenómeno de la parquetematización y su consecuencia más dolosa/dolorosa: el abandono de los barrios a favor de un centro histórico preparado como saloncito kitsch para recibir a las visitas.

    En cuanto a la expresión “aúpa” y su infantilización “upa” (ambas procedentes de “aupar”, claro), se utilizan con regularidad y extensión como constatan Ángela y Marisa, sobre todo cuando manejamos a un niño chico que comienza a andar, cae, inicia un puchero y lo asistimos: “¡No pasa na, aúpa!”… ¿cuánto tiempo hace que no la utilizo? Esperemos que tarde en hacerlo porque la abuelidad o abuelez aún tarde unos lustros en presentarse.

    De estos aúpa y upa proviene la socorrida voz inglesa “up”, arriba. De hecho, “Seven up!” es lo que gritaba Blancanieves a sus enanitos cuando los mamondrios no querían levantarse para ir a trabajar. Era una tirana.

    :-)

      Citar  Responder

  22. Angela,

    Comentario
    Ah, Mirá qué fácil y que breve lo resuelve la RAE: a upa: en brazos. Y yo venga escribir, venga escribir!

    Aúpa, así como expresión de aliento, no se dice por allá abajo. Se dice vamos!, dale que podés!, arriba! Pero upa, es sólo eso: en brazos. O, ahora que pienso, puede usarse también para alguien que se sienta encima de otro: se me sentó a upa; comí toda la noche con el nene sentado a upa.

      Citar  Responder

  23. albertiyele,

    Aquí -bueno no exactamente dónde yo estoy ahora, que estoy de vacaciones, sino donde suelo estar- también se dice “upa” y “apa”

      Citar  Responder

  24. Comentario
    Angela,

    Quería decir en el reino de allí, que aquí no tenemos reino.

      Citar  Responder

  25. Comentario
    albertiyele,

    ¡Pero claro que se usa! Quizá no en todo el reino de aquí, pero se usa, ya lo creo que se usa. Y si el niño se cae, la mamá le dice (o decía, que a lo mejor ya ni dicen eso las mamás): ¡Aúpa, mi niño! O sea, ¡arriba, a levantarse! Cuando son pequeñines, piden upa, mama, upa, y ya más mayorcitos, ¿me llevas a upa?

    http://dle.rae.es/?id=b7UzNzC

    http://dle.rae.es/?id=4Ohsrbd

      Citar  Responder

  26. Sap,

    Comentario
    No sé, no sé. ¿Y cuando la turista soy yo? ¿Y cuando yo ocupo un lugar, escaso, en el vaporetto veneciano y lanzo exclamaciones de júbilo ante aquello que a los nativos (los que queden nativos en el vaporetto, que serán cuatro, y estarán hasta los gobelins ya de aguantar exclamaciones y suspiros de admiración) les parecerá su mundo cotidiano, y hasta incordioso? ¿Cuando soy yo la que pregunta en mal italiano, en francés, en inglés, ¿dónde compro el ticket del autobús? ¿Para ir a la catedral sigo derecho? ¿Usted sabe dónde alquilan bicicletas?? ¿Cuando me pongo a mirar el plano del metro de Madrid en mitad de uno de esos túneles interminables, e interrumpo el paso de la gente que llega tarde al trabajo? ¿Cuando soy yo la que forma parte de esa multitud que le molesta a Gaspaggggg sacándole unas fotos absurdas a la tour Eiffel, como si no fuera lo mismo, y mejor, comprarme una postal?

    En general, y sinceramente, no me molestan los turistas. En general, sinceramente, no me molesta la gente. Huyo de las multitudes amontonadas, sí, pero eso me pasa entre turistas o entre nativos. Vivo, he vivido siempre, en lugares preciosos, a los que la gente paga, a veces mucho, por ir de paseo. Considerando cómo le va a la mayor parte de la humanidad, cómo pudo irme a mí sin la intervención del puro azar, si me quejara, sería una ingrata.

      Citar  Responder

  27. Maese Nicolás,

    Comentario
    Aaaaahhhhh me acabo de dar cuenta de que en el Reino de Aquí no se usa la familiar, íntima expresión, de tener a un bebé, o a un nene (ni niño, ni niño chico) a upa! ¿Y cómo te explico una cosa tan fácil, que es además casi la primera palabra que dicen toooooodos los chicos por allá abajo? ¿El bebé llora en su cuna? La abuela dice “ese nene quiere upa, pobrecito, ¿lo puedo alzar?”; ¿el bebé arma un jaleo del que se enteran hasta los vecinos en mitad de la noche, y el padre desesperado no sabe cómo calmarlo? La madre, que ya le dio la teta y se volvió a acostar, le dirá desde las sábanas y entre sueños “agarralo a upa y acunalo un poquito, a ver si se vuelve a dormir, que hambre ya no puede tener”. ¿El nene de un año está fastidioso, no hay nada que lo conforme ni lo entretenga, tiene sueño pero no se termina de dormir? Siempre habrá un tío/a voluntarioso/a que se ofrezca a dormirlo a upa, mientras le canta el arroró en el oído, bajito, bajito.

    Ya más grande, cuando ya le empiecen a salir sílabas sueltas tipo “mamamama” y ande por la casa gateando, alcanzará desde allá abajo el borde de la pollera de su madre, tirará un poquito de la tela, levantará esa mirada derretidora y mirándola a los ojos dirá “upa, mamá, upa”, y a la madre (que es que somos muy débiles) no le dará tiempo a alzarlo a upa y comérselo a besos.

    Oséase: el nene vivirá a upa de su madre, de su padre, de sus abuelos, de sus tíos, de los amigos de sus padres, de brazo en brazo y más feliz que una perdiz hasta que pese ya como 15 kilos y todo el mundo lo fulmine con la mirada y le diga “upa, nooooo; el nene ya es grande, y los nenes grandes van a su carrito, que ya pesás mucho, bomboncito” Y listo. Si es niña, como tu Dunia, y livianita, y tiene suerte, puede que algún noviete en la adolescencia y/o juventud la vuelva a alzar a upa, eventualmente (aunque ya no con intenciones de dormirla, sino al contrario: de mantenerla despierta). Si es niño, lo tiene más complicado. ¿Se entendió?

    :-)

      Citar  Responder

  28. Gracias a todos :-)

    Por alusiones, dejo algunas notas desordenadas:

    – Habla el Anfitriomm de ese mundo que no veremos. “Cuando ya no esté” era el título de un programa estupendo de entrevistas (no sé si el único de la TV española) que hacía Iñaki Gabilondo. Es un ‘must’ del YouTube.

    – Ahora miro el móvil más que nunca. Creo que por primera vez en la vida miro al móvil esperando encontrarme una urgencia en lugar de temiéndola. Estoy risueño pero de los nervios. La tranquilidad es fingida ¡Fingidísima!

    – Mi perplejidad ante la tecnología no es fingida, es absolutamente sincera.

    – Siempre paso y siempre leo ¡Siempre! ;-)

      Citar  Responder

  29. Las coincidencias son un mecanismo que, una vez que han arrancado, no hay quien las pare. Podría hablar de tantos puntos que me unen con Antonio que daría miedo, y no tienen que ver solo con la literatura. Justo habla de la natalidad, y justo ayer a las tres de la madrugada, mirando el mar y bebiéndome una cervecita, hablaba de eso mismo con una amiga. Cuando entré en la secta de los melómanos, y ahorrábamos dinero para poder ir al Benicassim y a otros festivales, mis amigos y yo, casi todos de esa generación del 78 que ahora somos xennial, sentíamos que éramos siempre los más viejos de los festivales. Recuerdo que decíamos: un día maduraremos, un día dejaremos espacio para que otros vengan. Lo comentábamos mientras nos rodeaban felices turbas de borrachos ingleses semidesnudos disfrutando de la juventud (ahora les imagino en la City o en el Tesco). El caso es que, este fin de semana, en un fantástico festival llamado Vida Festival, que se organiza en el interior de un bosque en Vilanova il Gertru, una ciudad pequeña costera que es dormitorio de Barcelona pero también pequeño pueblo de pescadores y también con un cinturón industrial y también apoyo de trabajadores para la todopodorosa bodega Torres, he disfrutado del festival y advertido además que esos que éramos el tope de los festivales hemos crecido y seguimos yendo a los festivales, y por eso, porque fuimos la primera generación que comenzó a acudir a festivales de música, que conoció el Napster, el Soulseek y la piratería y luego el YouTube y el MySpace y los bandcamp y por último (si es que hay un último) Spotify, y que veíamos el verano como música en directo y playa y cerveza y amistad y besos, resulta que ahora nos hemos quedado algo sin pelo y nos han salido hijos alrededor, y como los festivales son en cierta manera nuestros los festivales han dicho: tenemos que hacer algo para los niños, y qué bonito ir a los festivales y ver carritos de niños con niños con diademas de colores chillones -¡cuidado con los acúfenos!- que tienen actividades para pintar, para tocar instrumentos, para escuchar música, mientras los padres les observan. Qué feliz me hace saber que la música sigue importando, que los festivales se suceden, y que no me siento viejo, porque allí estamos todos, haciendo tiempo. Qué feliz también cuando charlamos de todas estas cosas tras haber escuchado esas armonías perfectas de Fleet Foxes, que es un cruce de los Beach Boys con el mejor folk americano, y una gran dosis de riesgo también: contrastes, disonancias, modulaciones, cambios de ritmo dentro de una canción. Bravo.

    https://www.youtube.com/watch?v=6GqgNebPm50

      Citar  Responder

  30. Comentario
    Sap,

    La niña chica también está en Los santos inocentes de Miguel Delibes.

      Citar  Responder

  31. ” … es un milagro … ”

    “[…] pinta la carne y el alma de los ángeles que le frecuentan […]”

    Fernando Savater
    “La perdición de la carne”
    Prólogo para “Templo de carne” (1986)
    de Luis Eduardo Aute
    -“Volver al agua”-
    La Pereza Ediciones (2014)

    ” … en la noche de [sus] ojos … ”

    @Maese Nicolás todo un regalo:
    Dunia

    ._.

    *

      Citar  Responder

  32. Maese Nicolás,
    .
    Así es, Maese. La palabra “bebé” nos sigue siendo una palabra ajena por completo y siempre que la he usado (así como “chico/chica” por muchacho/muchacha) me ha parecido que cometía una impostura.

    LA NIÑA CHICA

    “La niña chica era la gloria de Platero. En cuanto la veía venir hacia él, entre las lilas, con su vestidillo blanco y su sombrero de arroz, llamándolo dengosa: “¡Platero, Plateriiillo!”, el asnucho quería partir la cuerda, y saltaba igual que un niño, y rebuznaba loco.

    Ella, en una confianza ciega, pasaba una vez y otra bajo él, y le pegaba pataditas, y le dejaba la mano, nardo cándido, en aquella bocaza rosa, almenada de grandes dientes amarillos; o, cogiéndole las orejas, que él ponía a su alcance, lo llamaba con todas las variaciones mimosas de su nombre: “¡Platero! ¡Platerón! ¡Platerillo! ¡Platerete! ¡Platerucho!”

    En los largos días en que la niña navegó en su cuna alba, río abajo, hacia la muerte, nadie se acordaba de Platero. Ella, en su delirio, lo llamaba triste:”¡Plateriiillo!… “ Desde la casa oscura y llena de suspiros se oía, a veces, la lejana llamada lastimera del amigo. ¡Oh estío melancólico!

    ¡Qué lujo puso Dios en ti, tarde del entierro! Septiembre, rosa y oro, como ahora, declinaba. Desde el cementerio, ¡cómo resonaba la campana de vuelta en el ocaso abierto, camino de la gloria!… Volví por las tapias, solo y mustio; entré en la casa por la puerta del corral, y, huyendo de los hombres, me fui a la cuadra y me senté a pensar, con Platero.”

    JRJ. “Platero y yo”

    :-…

    Maties,
    .
    http://farm3.static.flickr.com/2045/2205134107_4d95b0855e.jpg
    http://www.galeon.com/juliodominguez/2011d/machin1.jpg

    :-)

      Citar  Responder

  33. albertiyele,
    .
    Esta cibdat también se está entregando al dinero fácil pero escaso del turismo guiri-transitorio, ya que no es un destino en sí para los foráneos sino una excursión programada desde la Costa del Sol o un paso fugaz para los desembarcados de los cruceros.

    La verdad es que históricamente siempre se comportó así, pero al menos, antes fue una cortesana selecta de la Nueva Babilonia. Ahora en cambio, convertida cada día que pasa en un Parque Temático y gran bazar de franquicias, hay muchos sectores interesados en rebajarla a la categoría de furcia rastrojera. Vivir de esta industria tan veleidosa es lo que tiene, que el cliente, por chabacano que este sea, siempre tiene razón. Difícil, muy difícil tesitura en la que nos encontramos.

    Hace 50 años, durante el primer boom turístico, ya se agasajaba al turista 1 millón y no digamos al 2 millones, como así cantó tal recepcionista mallorquina Cristina y sus Stop… El año pasado llegaron a España 74 millones y nos hemos quedado sin flamencas de plástico para recibirlos a pie de avión.

    https://www.youtube.com/watch?v=hwVvsEkRz-c

    :-/

      Citar  Responder

  34. albertiyele,

    “somos hospitalarios con el turista y recelosos con el refugiado porque lo que nos molesta no es el extranjero, sino la pobreza.”

    Cuántas veces lo habremos hablado aquí.

    Casi todas las tardes, a última hora, salgo a caminar y por el calor hago siempre el mismo recorrido: de casa a la plaza de España, a la que le doy la vuelta entera; de ahí al parque, de punta a punta hasta terminar en la plaza de América y vuelta a casa. En la plaza de España hay grupos de peruanos (o bolivianos, no los distingo bien) que les venden abanicos, seguramente ‘made in China’, y castañuelas (aquí decimos palillos) a los turistas. Todo muy ‘auténtico’ :-)

      Citar  Responder

  35. Maties,

    A mí me duele reconocerlo pero el Sabina actual ya no me dice nada. He escuchado un par de veces el nuevo disco y ha pasado al cajón del olvido. Desde 19 días y 500 noches sus discos han ido de mal en peor. Creo que el estilo de los últimos discos, con esas letras tan espesas que se incrustan con dificultad en las melodías, no le hacen bien. ¿Por qué no vuelve a una música sencilla, con dos estrofas y estribillo (Calle Melancolía, Juana La Loca, Negra noche, Princesa, Que se llama Soledad, Una de romanos, Con la frente marchita, Y nos dieron las diez, Por el bulevar de los sueños rotos, etc.?

      Citar  Responder

  36. Angela, eso sí que no. Yo no salgo a fumar a la calle ni a 20 grados bajo cero ni a 10 sobre cero si estoy en un lugar público. Me quedo dentro, sin fumar y tan contenta .

      Citar  Responder

  37. Maese Nicolás, cuando vi por primera vez a mi hermana yo tenía cuatro años y medio. Era gorda como una pelota (pesó 5 k.), no tenía un solo pelo y unos ojos enormes y en ese momento, abiertos. Seguramente no me veía pero yo creí que me miraba fijamente. Me asusté.

    Qué suerte la de Dunia por haberle tocado un abuelo maestro, cuánto podrá aprender de él. Uno de los míos también lo fue pero yo no lo conocí. Qué lástima :-(

      Citar  Responder

  38. albertiyele,

    Alicia, unos ocho metros de calzada y acerado separan la puerta de casa de una tienda de chucherías que está justo enfrente. Dado que soy amante de los productos que en tales comercios se venden, uno de los momentos que más deseo en un futuro cercano es salir de casa con mi nieta de la mano, cruzar la calle, adentrarnos en la susodicha tienda y decirle: “Dunia, este es nuestro reino”. Cuando sus padres se enfurruñen les diré que una amiga me aconsejó: “Consentila todo lo que puedas” . Y que ése es uno de los mandamientos de la doctrina de la abuelidad que todo abuelo debe cumplir.

    “Tenerlos a upa”… ¿Sentarlos sobre las piernas/rodillas? ¿Acunarlos sobre el pecho?

      Citar  Responder

  39. Sap,

    gracias por tus buenos deseos, Sap.

    Cómo me gusta esa expresión: “niño chico”. Hacía tiempo que no la oía/leía. Antes se usaba más. Esa redundancia que no es tal designaba en mis tiempos infantiles al bebé, palabra esta que en aquella época no era tan usual como ahora, al menos en mi entorno. Pero, también era un niño chico el pequeñajo que formaba parte del grupo de los que ya podíamos salir a jugar solos a la calle, el hermano pequeño al que la madre te encargaba que cuidases mientras ella iba a la tienda de ultramarinos (“cómo le pase algo al niño chico, te dejo señalá la alpargata en el culo”), etc. Y, por supuesto, era una expresión usada como insulto cuando alguno de la pandilla no era capaz de trepar la bardilla de una casa abandonada que había que explorar o cualquier aventura similar.

      Citar  Responder

  40. He visto la peli de Haneke de La Pianista y ojalá no la hubiese visto, qué mal cuerpo se me ha puesto. Desde que vi Freddy Krueger no lo pasaba peor viendo una peli.

      Citar  Responder

  41. DomingoGlez, ha hecho algo bastante peor que retuitear a otros, le ha dicho que pida ayuda a su marido para entender lo que él escribe.

      Citar  Responder

  42. Comentario
    DomingoGlez,

    La respuesta del educado diputado.

    Tuitera que escribes: saca tus prejuicios de nuestra libertad. En cuanto al “cuerpo”: ¿tienes un académico mano? Pregúntale por la polisemia.

    (no me deja copiar el enlace del tuit)

      Citar  Responder

  43. Noble, educada e inteligente la respuesta de EL al Hernando de C’s, el señor Girauta en El País.

    Lo patético ha sido que el maleducado de Girauta sólo ha podido retuitear a tres pelotas que han tuiteado estar a favor suyo frente al artículo de EL.

    En fin…..

      Citar  Responder

  44. Una expresión que ya nadie usa y que en su momento tituló al menos cinco canciones diferentes. Las cantaron el Dúo Dinámico, Sandro, Palito Ortega, Chino y Melao. La mejor, o la que más se fijó en mi memoria, por qué sería, la de Juanito Segarra y sobre todo Antonio Machín (anexa aquí a un ramillete de canciones del manisero de Sagua la Grande… y de Sevilla, donde casó, entró en la Hermandad de Los Negritos, tiene estatua y duerme el sueño eterno). “A la buena de Dios”:

    https://www.youtube.com/watch?v=Gx3qstioizk

      Citar  Responder

  45. Y para estar a mano (Paris visto por… Rohmer ¡es un valioso obsequio!) aquí te enlazo otro corto, «La Terra vista dalla Luna» de Pasolini, cosecha del 67, con su actor fetiche y con la gran Silvana Mangano, en VOSF:

    https://www.youtube.com/watch?v=5Exr2Ye4ppE

    Hay otra copia de inferior calidad con subtítulos en español.

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  46. Comentario
    Gaspard,

    A mí sí me gustó «Train to Busan» (recomendada aquí por BK, que nos enlazó el trailer en su día), aunque mi peli coreana favorita del curso anterior fue «La doncella» de Chan-wook Park.

    Sí, «Okja» es una de las dos pelis de Netflix que concursaron en Cannes, pero por alguna razón que no alcanzo a entender los suscriptores españoles no hemos podido verla hasta ahora y me temo que los franceses tardarán más (aunque si se ha estrenado en tres salas parisinas me imagino que igual les levantan el castigo). La otra, «The Meyerowitz Stories», aún no está disponible… ay.

    En cuanto a tu temor con «Okja» por no distinguir a unos orientales de otros (por razones análogas desestimó mi padre ver la serie “The Wire”) puedes estar tranquilo, porque sus actores principales son occidentales bien conocidos como Tilda Swinton, Jake Gyllenhaal, el de los “Pollos Hermanos”… y el coreano es el de “The Walking Dead”.
    :-)

    Gracias por el ‘queo’ del corto de Rohmer, me ha gustado, aunque para conocer aquel Paris rápidamente no hay nada como aquel bizarrísimo cortometraje (apenas nueve minutos) de final desopilante —aunque destripado en el propio título— rodado por Claude Lelouch en 1976. Si alguien lo rodase actualmente en España (o incluso en Francia) lo meterían en la cárcel y tirarían la llave:
    http://www.diariodenavarra.es/multimedia/videos/cultura_ocio/cultura/2016/08/01/40_aniversario_del_corto_etait_rendez_vous.html

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  47. Comentario
    Sap,

    Ahí, ahí, la libertad recobrada. Y más me alegro de haberlo dejado cuando veo a esas pobres criaturas fumando en la calle a 20 grados bajo cero.

      Citar  Responder

  48. Maese Nicolás,

    Comentario
    Aaaaaagggggg!!!! Me están dando una envidia con esto de la abuelidad!! Y me parece que el hijo que tengo ya en edad de hacer algo para solucionarme el problema, y su Julieta (no es metafórico, es literal: mi única nuera, por ahora, se llama Julieta), están tan cómodamente instalados en su vida de “chicosjóvenesquedisfrutandelavida”, que mmmmmmm… lo veo verde, verde. Por ahora me voy conformando con los sobrinos nietos, que ya tengo cinco (pero lejos, ay), y los nietos de los amigos. Pero no es lo mismo, ya lo sé.

    Y además: me dejan intrigada con tantas cosas que se les ocurren mirando un bebé. A mí no se me ocurre nada. Sólo me dan unas ganas irresistibles de tenerlos a upa, de besuquearles los cachetes, de olfatearlos. ¿Hay algún perfume en este mundo más embriagador, más perfecto y redondo, que el olor de los bebés? ¿Cuándo dejamos de oler así? ¿Por qué los chicos no conservan ese olor? Seguramente hay una explicación química, hormonal, de supervivencia de la especie, qué sé yo. Yo todavía ahora les rebusco por el cogote a mis tres fieras aquel olor que tenían cuando se hacían un ovillito tibio sobre mi cuerpo, bebés, ay, bebés. Pero no. Huelen a adultos; ya no tienen ninguna gracia.
    :-/

    Disfrutá de Dunia, Maese Nicolás. Y consentila todo lo que puedas, que tenés el enorme privilegio de ser su abuelo.

      Citar  Responder

  49. Angela,
    .
    En la misma medida que me alegró dejar el tabaco, lo hizo el no haberme convertido tras ello en un talibán antitabaco, algo tan común entre las putas arrepentías del fumeque. Abandonar el feo vicio, más que salud recobrada o economía mejorada, me produjo una plena sensación de libertad, solo comparable al haber abandonado las supercherías religiosas.

    ¡Menudo muerto nos hemos quitado de encima, Ángela!, o como cantaría
    albertina, en plena avenida el día de la independencia:

    “¡Gracias a Dios
    que me salvé de andar
    toda la vida atao
    llevando el bacalao
    de la Emulsión de Scott..!”

    :-)

    Maese Nicolás dixit: “…o un amago de puchero”.
    .
    ¿Habrá algo más enternecedor, más sobrecogedor, más abrazable que un niño chico haciendo pucheros? En esa mueca parece concentrarse toda la desventura de la Humanidad. Ante lo desvalido del gesto Incluso se podría enunciar una ley: “Quien hiciere daño a un niño chico, será ejecutado”.

    Que la vida depare a Dunia felicidad y a ti te premie con largos años de abuelidad con ella al lado, Maese.

    :-)

      Citar  Responder

  50. En la entradamm anterior hablaban algunos de ustedes del nexo entre ciudad y literatura. En el ‘Libro de los pasajes’, W. Benjamin se puede leer esto (páginas 421 y 422, muy interesantes): https://books.google.es/books?id=Kd_l4FneuVUC&pg=PA421&lpg=PA421&dq=%22pero+las+grandes+reminiscencias%22&source=bl&ots=nLpdVvCRXy&sig=ONWStrJQfL5i-SR4VZZ-n1fsTJQ&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwj-ttTkuOrUAhUIJVAKHYT1BewQ6AEIMDAA#v=onepage&q=%22pero%20las%20grandes%20reminiscencias%22&f=false
    “Ya antes de Lefeuve, que describió París “calle por calle, casa por casa”, se había pintado repetidamente este decorado paisajístico del ocioso soñador. La lectura de tales libros constituyó para éste una segunda existencia, preparada ya enteramente para la ensoñación”.
    A ver qué literatura se puede hacer en estas ciudades sobrecargadas de turismo, a ver qué literatura pueden leer todavía los viajantes del futuro, antes de que tanto viajante turista poco flâneur nos borre las huellas del pasado.

      Citar  Responder

  51. Óscar Maif, la coreana se estrenó en Cannes, igual que el año pasado ‘Train to Busan’, supuestamente una obra maestra del terror zombie con una crítica de la sociedad de clases: el tren como sociedad fragmentada, conducida por malos malísimos. Por desgracia, a mí me decepcionó. Una de trenes y lucha de clase, infinitamente méjor (y con Lee Marvin y Ernest Borgnine, fácilmente identificable, no como esos coreanos, japoneses y chinos e indochinos, todos tan parecidos que son indistinguibles), ‘Emperor of the North Pole’.
    ‘Okja’ pudo ser visionada en tres salas de cine parisinas. Como se enteren los turistas… No la he visto, porque antes hay que repasar joyas del pasado, como ‘Paris vu par…’ (1965), viaje al pasado restaurado por Editions Montparnasse. El corto de Rohmer, el del hombre con paraguas de la place de l’Étoile -cuando ésta no estaba también tomada por turistas-, es mi preferido, por las intuiciones arquitectónicas y urbanísticas. Se encuentra enseguida en Hawkemenblues, una “filmoteca” en que se pueden hallar joyas de hace medio siglo. Han cerrado T411, sitio torrent que también albergaba piezas casi perdidas que los viajeros del pasado ya no podrán ver ni visionar. El mundo es muy duro.

      Citar  Responder

  52. albertiyele, cuando veo a un guiri -más de una vez un español, colombiano o argentino- perdido en el metro parisino, me ofrezco a ayudar. Cuando un turista mira con ojos de gorrión pedigüeño para encontrar un fotógrafo que lo retrate con su móvil, sin embargo, me aparto: vete a saber qué ha tocado con sus manos antes que el iPhone. Un equilibrio, por tanto, entre amabilidad y autarquía. :-)
    Pero partes enteras de París ya se han perdido. Primero fue la gentrificación que expulsó a la clase obrera y a pequeños artesanos. Historia Social, con mayúscula, borrada del mapa, reapropiada por clase media bohemia patria. Y otras zonas, que nunca fueron para la clase popular, han sido expropiadas por los turistas extranjeros. No se trata de ponerse en plan abuelo reaccionario, pero hace cincuenta años se podía pasear tranquilamente por debajo de la torre Eiffel o del Campo de Marte; hoy la primera está invadida por extranjeros y soldados armados, los pilares de la torre y las colas de turistas para entrar a los ascensores protegidas por barricadas de plástico y metal, y la zona verde, machacada por bovinos humanos que antes de irse dejan un rastro de papelería y botellería. La fachada de Notre-Dame está blanca, no como hace sesenta años, negra de hollín y lo que escapaba de los automóviles, pero está toda la zona a reventar de turistas vigilados por patrullas móviles como si fuera aquello el Bronx. Los mismos que, con sus puñeteros candados, destrozaron la barandilla del pont des Arts, fastidiaron la de mi passerelle Debilly, ya rehabilitada, y van camino, como mezcla de termitas y de pirañas, de dejar echa polvo la del point Neuf, donde el quai de l’Horloge da paso al square du Vert-Galant. El patio central del Palais-Royal se asemeja a una galería comercial del gentío cámara en mano que hay; ¿cuántos saben que al lado vivia Molière, o que Balzac y Flaubert se inspiraron del lugar para sus novelas, que con sus manos tocaron sus columnas, algunas aún con enegrecidas, no restauradas tal vez desde la época de Balzac y Flaubert? ¿Podrían hoy encontrar la inspiración en lugares prostituidos como el Palais-Royal (que fue un prostíbulo de lujo, por cierto) los escritores de la actualidad?
    Los niños parisinos ya no saben lo que es una ciudad con turistas, que no es lo mismo que una ciudad invadida por turistas & Airbnb. Qué futuro verán nuestros nietos. París no diluye a los turistas, en contra de lo que dice el articulista: es el turista -atraído por una ciudad “limpiada” del hollín y de los habitantes de antaño, atraído por los gestores de la ciudad- el que ha diluido París. Solo los atentados han causado una estabilización de los visitantes, sobre todo de los asiáticos. Y si en una gran ciudad pasa eso, efectivamente, como dice el del artículo, da miedo pensar qué le puede pasar a San Sebastián, invadida por franceses. ¡Esos turistas gabachos! Porque el turista siempre es el otro, como el infierno. No nos une el amor, sino el espanto turista. :-)))

      Citar  Responder

  53. ” … Entonces mueren porque están ya muertos. Pero la perfección no es un fin que se consiga. Es trasmutarse en Dios … ”

    Antoine de Saint-Exupéry
    “Citadelle”
    Traducción de Hellen Ferro
    Alba minus (2017)

    Insisto en su moderado recuerdo:

    A un ciudadano de futuro.
    A H. Kohl.
    In memoriam

    *

      Citar  Responder

  54. Comentario
    DomingoGlez,

    gracias Domingo.

    Ojalá que ese mundo de los que ahora son habitantes del futuro no tenga nada que ver con esas distopías que de cuando en cuando nos asustan.

      Citar  Responder

  55. Comentario
    Angela,

    Caramba, no hay quien entienda el rollo este de los derechos internacionales.

    Desde ayer mi otrora flamante ‘smart TV’ (Samsung) se ha quedado en ‘aparatejo de tele medio atontao’, porque han retirado la app de YouTube, así que ya me he encargado un Chromecast (¡ay, cuán dóciles somos los consumidores!).

    Me he conectado desde un proxy USA y he encontrado un vídeo con esa misma escena que enlacé que —s.e.u.o— no está ‘capao’ en los EEUU: https://www.youtube.com/watch?v=NZ2db-CD7xc

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  56. Comentario
    Óscar Maif,

    Mira lo que me dice el tubo que has enlazado: “This video contains content from Studiocanal, who has blocked it in your country on copyright grounds.”

      Citar  Responder

  57. Comentario
    Gaspard,

    Como esa ya me la tengo vista (te prevengo de que habrá, al menos, una segunda temporada), hoy, acogiéndome a alguno de los beneficios con los que la modernidad nos obsequia, he visto un par de estrenos cinematográficos sin salir de casa. Sí, hoy —que empiezan mis vacaciones— no he ‘visionado’ nada, hoy he visto despreocupadamente, despatarrado en el sofá, un par de pelis comerciales mientras comía gominolas y pipas.

    El resultado ha sido sorprendente.

    De la última de Nacho Vigalondo «Colossal» hablaba bien la crítica, pero a mí me ha dejado bastante indiferente (y he comprobado que no va conmigo la perversión aquella del “giantess”). Lo más memorable para mí ha sido ese inesperado chiste gamberrísimo a eso de los tres cuartos de hora del largo metraje.

    En cambio me ha sorprendido favorablemente (aunque no es la primera vez que lo hace) Bong Joon Ho con «Okja». Cuando sabes que es una peli coreana protagonizada por una niña de diez años que tiene como mascota a un cerdo gigante manipulado genéticamente… no esperas demasiado de aquello. Mas hete aquí que nos hallamos ante una deliciosa peli familiar apta para todos los públicos, indisimuladamente comercial pero llena de detalles de todo tipo. Como los artísticos: qué belleza de planos en las idílicas montañas coreanas —todo un Hobbiton asiático— y qué maravilla una de las secuencias finales que nos pone la piel de gallina remitiéndonos a Auschwitz, alucinante. Me gustan también los mensajes críticos que contiene, sin pretender sermonear: tirando de poderosos hallazgos humorísticos reparte leña a todo dios.

    Sí, tiene sus persecuciones y alguna escenita de acción. Y, vale, también es un poco tramposilla, con esas miraditas tan tiernas con las que te seduce el bicho (que más que un cerdo parece un hipopótamo harto de corticoides). Y hasta tiene algún planito a cámara lenta y algún primer plano de la niña con cara de pena para emocionarnos… y sin embargo: me ha parecido una gran peli familiar.

    Y para rematar la jornada cinéfila he pillado empezada, haciendo zapin, «Lunas de hiel» de Polanski y no he podido evitar volver a verla por enésima vez. Me fascina esta peli enfermiza y cruel.

    En un momento de la misma el personaje de Kristin Scott Thomas le dice a su marido (Hugh Grant), cuando le pilla coqueteando con la Seigner: “Recuerda que cualquier cosa que tú hagas yo la puedo hacer mejor”.

    ¡Y vaya que si lo hace! Así, cuando —recién estrenado el año nuevo— ella les sorprende bailando muy intímamente agarraditos el “Hello” de Lionel Richie, cumple su amenaza en esta escena (que yo pensaba que le gustaría a todo el mundo): https://www.youtube.com/watch?v=079gSPCA1A4

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  58. Les recomiendo encendidamente este artículo de El País, que habla de muchos de los asuntos de los que a veces charlamos aquí. Inclusive de Pasolini. Me pareció muy esclarecedor, y muy útil en estos tiempos para el lugar en el que vivo. Ojalá lo lea mucha gente, sobre todo mucha de la gente que tiene verdadero poder de decisión.
    http://economia.elpais.com/economia/2017/06/30/actualidad/1498825268_612927.html

      Citar  Responder

  59. Maties,

    Comentario
    Yyyyy….no sé si una tortura, pero lo que se dice ay qué sutileza de poesía tampoco es, la verdad. Sabina tiene canciones inolvidables; esta, en cambio…

    Y otra de “las de llorar”, para la Serapia:

    https://youtu.be/iz4VrsG-HxA

    Aaaahhhh si habré llorado con esta allá por los 70!

      Citar  Responder

  60. ” … relee y acertarás … ”

    ‘ […] con ser su erudición vastísima […] ‘

    ” … o no … ”

    @DomingoGlez

    ._.

    *

      Citar  Responder

  61. Comentario
    Maese Nicolás,

    ¡Qué bello!

    Que.disfrutes mucho a tu nieta e inténtemos dejar un mundo mejor que el que nos encontramos.

      Citar  Responder

  62. La Serapia,
    De las películas citadas por Gaspard,, recuerdo “Morir de amor” con una Annie Girardot que borda su papel. Una profesora joven, moderna e interesante con un Renaul 4L amarillo, que completa su imagen progre. El alumno partenaire es universitario y la historia, escandalosa para la época, se basaba en un suceso real que escandalizó a la sociedad francesa. No me imagino la película con un alumno de bachillerato.

      Citar  Responder

  63. Gaspard,

    Comentario
    Prometeme formalmente y ante testigos que yo no me voy a ir de este mundo sin saber quién sos, Gaspagggggg. Yo te enlazo una canción de Teresa Parodi cantada a dúo con Pedro Aznar, y vos me contestás con un verso, EL verso, que lo resume todo y lo dice todo, de JLB…. ¿Quién sos? decidme quién sos, por favor, porfavorrrrrrrrr, por favorrrrrrr.

    A punto estuve de explicarte que Teresa Parodi no tiene el mismo acento que yo, que es correntina (como San Martín. ¿Hablaría guaraní, San Martín? Seguramente). Pero qué te voy a explicar yo a vos!!! Parecería la reina Cristina explicándole al Papa Pancho qué es un mate.
    :-)

      Citar  Responder

  64. A mí PI (ya digo, a partir de ahora π), me recuerda a uno de los personajes de ‘El estudiante’, de Santiago Mitre. Está ambientado allá, pero podría ser acá. De nuevo, no nos une el amor, sino el espanto. Anda que a la frase de Borges también se le han dado mil vueltas, como al poema de Machado.
    Mitre presentó ‘La cordillera’ en Cannes, y la película será estrenada al público en el Festival de Cine de SS en septiembre por Darín en persona, porque le van a dar a éste el premio del festival a una carrera distinguida. Pusieron a la venta las entradas para tal acto esta semana, pero a las pocas horas ya se las habían ventilado. Hay gente/espectadores que son como la gente/viajeros del tren de alta velocidad, que los buenos precios se los reservan con varios meses de antelación. A ver si por lo menos también aparece Haneke para presentar la última, la de Cannes. Por aplaudir a los maestros, más que nada.
    Ahora toca ver una nueva tanda de episodios de ‘The Handmaid’s Tale’. La veo porque fue aquí elogiada por Sap. Es como ‘Saló o los 120 días de Sodoma’. Desagradable, pero con su cosa. Lo mejor, Elisabeth Moss.

      Citar  Responder

  65. Cuando un bebé fija su mirada en la tuya se abre un universo. Mi nieta, que pronto cumplirá cinco meses, me tiene absorto desde que hace unas semanas me observa con una atención académica atendiendo a las simplezas que se les suele decir a los bebés, esa retahíla de diminutivos, ñoñerías y remilgos que uno creía no iba a volver a decir nunca más. Esa mirada fija, de azul oscuro, que observa mis gestos indescifrables, acompañados por palabras para ella ininteligibles, se rompe de manera imprevista con una sonrisa angelical (ojo, ¡no es un tópico!), un sonido gutural o un amago de puchero que uno nunca sabe interpretar. Otras veces, ese intercambio de miradas se mantiene durante unos segundos en el silencio reflexivo del abuelo preguntándose de manera interior : “Y tú, ¿qué estás pensando?”.
    Aplaudo la frase de Antonio: “Ese bebé es un habitante del futuro”. Lo hago porque define a la perfección otro de los entretenimientos familiares de estos días: ¿Cuál será el futuro de Dunia? Desde profesiones que trabajen por el bien de la humanidad, hasta deportista de élite, pasando por presidenta del gobierno (pobrecita mía), son oficios que el personal le asigna en un mundo futuro que a uno se le escapa. Al final coincidimos en que sea lo que sea, qué sea feliz.
    Y hablando de futuro…La próxima vez que intercambiemos esa mirada le paracantaré aquello de Loquillo: “No hables de futuro / es una ilusión / cuando el rocanrol / conquistó mi corazón. / No hables del futuro / es una ilusión / porque tú llegaste / a llenar mi corazón”.

    Ea, ya me he puesto sensiblero.
    Felicidades a Gotardo & Alicia y bienvenido Gotardoliver.

      Citar  Responder

  66. La Serapia,

    Bueno, yo y el resto de los que no te hemos entendido que somos no menos de cuatro. No estaría mal reunirnos estos cuatro y hacer una fumada a ver si así entre todos podemos desentrañar este misterio que nos quita el sueño.
    ;-)

      Citar  Responder

  67. mil gracias Gaspard. O sea, que la película que digo está por hacer. Eso es fantástico :)

      Citar  Responder

  68. verás Diego Ariza, nunca me ha hecho falta tomar ningún tipo de droga para pensar o hacer o escribir lo que se me pone en la punta de la nariz. Lamento que no sea tu caso y por eso des por hecho que lo que no encaja en tus esquemas es porque esté bajo el efecto de las drogas. Igual podrías probar a tomarlas tú, a ver si así me entiendes.

      Citar  Responder

  69. La Serapia,

    Pues si Machado dice eso no comprendo el motivo del escándalo provocado por Pablo Iglesias.
    Creo que va a ser mejor mirar ese atardecer alemán (bajo el efecto de las drogas, sospecho).

      Citar  Responder

  70. Comentario
    MdlMar,

    ¿A quién ponía verde Machado en esa carta?

    Más misterios no, plis.

      Citar  Responder

  71. La Serapia, me vienen a la cabeza, además de ‘La pianista’ de Haneke (austriaco, pero ya nos lo hemos agenciado en los festivales y competiciones internacionales), ‘Future Vedettes’, de Marc Allégret (con una jovencísima Brigitte Bardot, otra Brigitte), ‘Noce blanche’, de Jean-Claude Brisseau (Vanessa Paradis, también hecha una niña) y una pareja de filmes de André Cayette, ‘Les risques du métier’, de André Cayatte (Jacques Brel como profesor acusado de violación), y sobre todo la posterior ‘Mourir d’aimer’ (de 1971), inspirada, si mal no recuerdo, en el affaire Russier, adolescentes cuyo idilio en el libertino 1968 con su profesora llevo a ésta a la cárcel. Se hizo famoso el escándalo (más el juicio, escandaloso, que el amor entre maestra y alumno) cuando el presidente Pompidou, invitado a comentarlo en rueda de prensa en el Elíseo en 1969, tiró de poesía, de Paul Éluard, con su ‘Comprenne qui voudra’, compuesto en 1944 como denuncia de la persecución sufrida en la Liberación por las mujeres francesas que se habían acostado y/o enamorado de alemanes (la colaboración horizontal, lo llamaron): http://www.tetue.net/comprenne-qui-voudra?lang=fr Fue la época de las dos Francias, o como dijo Pompidou, de aquella época en que los franceses no se querían a sí mismos y se detestaban entre ellos.

    albertiyele, no nos une el amor, sino el espanto. :-)

      Citar  Responder

  72. Diego Ariza, OK, pues ya te cuento:

    Machado dejó ahí escrito que tú y yo nos íbamos a enzarzar aquí para discutir qué dice su poema en lugar de mirar el atardecer que aquí ya está empezando. Eso es lo que dijo ahí.

    Y ahora mismo voy a llevarle la contraria a Machado y a mirar el cielo alemán, algo que él no se pudo imaginar.

      Citar  Responder

  73. La Serapia,

    Es evidente que no entendemos a Machado. Pero como se ha muerto y no va a poder explicarnos qué demonios quería decir en el poema y tú lo ves tan claro yo creo que sería muy generoso por tu parte que nos lo explicaras. Coincido en que puede parecer inútil pero a lo mejor ocurre un milagro y somos capaces de entender aunque sea una pizca. Al menos podrías intentarlo.

      Citar  Responder

  74. Diego Ariza, no, no es ceguera intelectual. Eso ya lo dejó explicado Machado. Pero si a él no se le entiende, para qué voy a decir yo nada. Es inútil.

      Citar  Responder

  75. ¿Existirá ya alguna película francesa sobre el enamoramiento de un chaval de su profe de literatura? Como hagan la de Macron, ya podrían, iba a correr para ir al cine a verla. La idea de una película francesa a lo Truffaut con esa historia me eriza todo el pelo.

      Citar  Responder

  76. La Serapia,

    La verdad que a mí también me está entrando una curiosidad que no sentía desde el misterio del famoso que nuestro anfitrión vio en la Quinta Avenida (yo he llegado a la conclusión de que se topó con Kim Jong-un). Da la impresión de que te ha llevado al límite lo que hizo Pablo Iglesias (y que los demás, por ceguera intelectual, no vemos) pero si lo compartes yo creo que te sentirás mejor y con el apoyo y la comprensión incondicional de todos seguro que podrás superar estos malos momentos.

      Citar  Responder

  77. ¿Cómo podría plasmarse en una película lo que ha hecho AMM? ¿Cómo podría contarse que estaba pasando un paso de cebra y le han venido a la cabeza esos pensamientos? Qué impotencia, cuánto me gustaría poder hacer eso, una película con esas pequeñas maravillas para que le llegasen a todo el mundo.

      Citar  Responder

  78. Un paso de cebra, perdón, un paso de cebra, no un semáforo.

    Es cierto, mirarle a un bebé los ojos es como ver un universo. Lo dejó alguien escrito aquí una vez en un comentario, creo que fue Yolanda. Es precioso eso.

      Citar  Responder

  79. Lamento no haber aprendido aún a rumiarme sola y haber dado pie a todo esto. Prefiero no decir lo que pienso, me saca de mis casillas y no iba a servir absolutamente de nada. Es como intentar que haya peras en primavera.

    La entrada de AMM me ha parecido preciosa. Me ha hecho pensar en JRJ, pero lo que ha escrito AMM es aún más bonito que el poema. Los versos sólo hablan de lo que se acaba mientras el resto sigue igual, pero AMM menciona algo más, habla de ese nuevo niño que cuando él ya no esté será un hombre. Es como si AMM hubiese introducido la variación de que alguien encalará todos los años ese huerto florido, y quizás sea ese muchacho.

    … Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
    cantando;
    y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
    y con su pozo blanco.

    Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
    y tocarán, como esta tarde están tocando,
    las campanas del campanario.

    Se morirán aquellos que me amaron;
    y el pueblo se hará nuevo cada año;
    y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado,
    mi espíritu errará nostáljico…

    Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
    verde, sin pozo blanco,
    sin cielo azul y plácido…
    Y se quedarán los pájaros cantando.

    “Sentí que esa mirada tan seria y profunda venía desde un abismo del tiempo. Ese bebé es un habitante del futuro”

    ¡Buah! Y eso lo ha sacado de cruzar un semáforo. Tela.

      Citar  Responder

  80. Habrá que preguntarle a Brigitte Macron qué quiere decir el poema.

    Me la imagino: entra en clase, les lee el poema a los alumnos y les hace reflexionar sobre lo que quiere decir. Después de que se hayan oído en voz alta varias opciones les explica lo que dicen esos versos. Y uno (si no más), se enamora perdidamente de ella. ¡Qué suerte tiene el Camrón!

      Citar  Responder

  81. .
    La Serapia, quien más, quien menos en este ilustre cenáculo, ha dado su opinión sobre el poema (servidor la dejó en la habitación de abajo) o sobre el uso que de él se hizo en el hemiciclo; pero yo al menos, sigo sin saber cuál es la tuya ni el motivo de tu enfurecimiento del otro día. La verdad es que me gustaría mucho conocerlo, porque tal vez, tanto el poema como la circunstancia que lo rodea admitan varias explicaciones.

    :-…

      Citar  Responder

  82. Comentario
    MJGE,

    Parecemos Hernández y Fernández.

      Citar  Responder

  83. ” … aprobó la revolucionaria ‘Inmigration Act’ … ”

    ” 17 de julio de 1912

    Señor Don José Ortega y Gasset

    Ilustre amigo:

    […] La crítica está llena de supersticiones que se perpetúan por falta de amor a las cosas del espíritu. Porque es el amor y, sobre todo, la pasión lo que crea la curiosidad. Dejamos que Menéndez Pelayo o Don Juan Valera, o Don Perico López nos evalúen nuestra literatura y descansamos en la autoridad de ellos por falta de amor a esas cosas; no acudimos a formar ideas propias porque no nos interesan ni apasionan. En cambio, los aficionados a toros no se contentan con la opinión que les dan los revisteros, acuden a la plaza y luego discuten por milímetros la estocada del diestro H o X. […]”

    ” … primer país del mundo en adoptar un sistema de selección de inmigrantes basado en el reclutamiento por puntos: un baremo basado en la edad o la experiencia laboral, pero no en la pertenencia a un colectivo racial o étnico … ”

    “[…] Entre los que estudiaron nuestra literatura, ninguno superior a Menéndez Pelayo, porque éste puso un calor de alma y un amor en sus estudios que excedía en mucho a su erudición, con ser su erudición vastísima. Aquel Don Juan Valera, espíritu burlón, no exento de gracia y agobiado de humanidades, tuvo a bien reírse de cosas serias y tomar en serio muchas ñoñeces. Se pitorreaba de Goethe y lloraba de emoción recitando los versos blancos de Moratín. […]”

    ” … Hoy … primer país que ha entendido que una sociedad inclusiva no es la que acepta acríticamente cualquier tradición cultural que un inmigrante trae en su maleta -tal es la caricatura que el liberal hace del multiculturalista-, sino aquella que pone alto el listón de lo que excluye, porque sabe que al excluirlo elimina un incentivo para que el emigrado se sienta ciudadano de la comunidad política de llegada … ”

    Juan Claudio de R. Jacob-Ernst
    “El país de las segundas oportunidades”
    -‘Opinión’-
    EP (1 de julio de 2017)

    ” … Fue uno de los espíritus mas pseudoclásicos y funestos que hemos padecido. Funesto, digo, por la autoridad que le concedió la ignorancia y la indiferencia de su tiempo.
    Paréceme a mí que … ”

    Antonio M.
    “Cartas inéditas de Machado a Ortega”
    por José Luis Cano
    Revista de Occidente (Marzo|Abril 1976)

    Entre autor y autor, solución:
    Canadá

    ._.

    *

      Citar  Responder

  84. Comentario
    La Serapia,

    Poca gente ha entendido mejor a Machado que Ian Gibson en “Ligero de Equipaje”, uno de mis libros de referencia.

    Si no lo has leído estás en pecado mortal.

    En el capítulo Baeza 1912-1919 (el cual me llena de Orgullo y Satisfacción) explica perfectamente el poema completo que enlazó FGMorilla.

    Es una crítica a la derecha y una decepción por la neutralidad de España en la WWI.

    “Ligero de Equipaje” el mejor resumen de la vida de Don Antonio, siempre tan austero y en una España tan convulsa, tanto viaje y tanta fatiga no le permitió acarrear grandes efectos personales.

    ¿Sabías que cuando cruzó la frontera andando iba aún con su madre? A la pobre le decían que volvían a casa, al patio sevillano donde madura el limonero.

    De verdad, que hay que cosas que no se pueden olvidar, sin rencor pero son increíbles.

    Machado, Hernández y Lorca.

      Citar  Responder

  85. Comentario
    La Serapia,

    Yo soy muy bruta para la poesía, me cuesta mucho entenderla.
    ¿Cuál es la España que muere? ¿Cuál, la que bosteza? ¿De qué dependerá que sea la una o la otra la que le hiele el corazón al niño? ¿Es posible que Machado esté equivocado? ¿Por qué debemos creer lo que dice?

    Todo son preguntas.

      Citar  Responder

  86. La madre que lo parió con el poema de Machado. Pero, ¿tan difícil es entender esto?

    Ya hay un español que quiere
    vivir y a vivir empieza,
    entre una España que muere
    y otra España que bosteza.
    Españolito que vienes
    al mundo te guarde Dios.
    Una de las dos Españas
    ha de helarte el corazón.

      Citar  Responder

  87. Sap,

    Comentario
    Lo dejaste un 9 de julio porque en el fondo sos un patriota. (Ya sé que no me vas a entender el chiste, pero yo me entiendo)

    Gaspard,

    Y en cuanto a las interpretaciones posibles de esos versos tan hiperfamosos de Machado, y tan llevados y traídos y hasta manoseados (cuántos de quienes los repiten habrán leído a Machado de verdad), supongo que en un país donde las diferencias entre los que lo pueden todo y los que no tienen nada de nada son tan abismales, es natural que se vean algo así como dos países distintos, que no tienen nada que ver uno con otro, como si vivieran en dimensiones distintas, y que no se solidarizan uno con otro y hasta parecen irreconciliables, y sí, pueden helar el corazón. Y evidentemente la España que conoció Machado, tan distinta de la actual, sería bastante parecida a eso, no?

    A mí me pasa cada vez más con mi propio país, que hizo el camino inverso al de España. Las diferencias fueron de menos a más, hasta formar el abismo que tenemos hoy. Pedro Aznar (con cuyo nombre escuché hace poco una confusión de Ricardo Darín que me divirtió mucho) canta con la autora, Teresa Parodi, una canción que refleja esa sensación de dos países distintos: El otro país.

    https://youtu.be/BCz-QL8ryTg

      Citar  Responder

  88. Comentario
    Sap,

    Yo cumplo 13 el uno de octubre. 13 añitos tobacco-free. Y sigo diciendo que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.

      Citar  Responder

  89. Comentario

    Sap: celebrar con normalidad callejera el Día del Orgullo

    Ojalá así sea porque me preocupa mucho ese robo de armamento de hace dos o tres días en Portugal y cuando pienso en alguna motivación no se me ocurre ninguna otra que usarlo esta tarde en esos dos kilómetros en los que se congregarán más dos millones de personas celebrando la libertad sexual, un objetivo perfecto para esta gentuza.

    Estoy por llamar a mi hermana para sugerirle que no vaya, que se va a llevar a la peque también, pero —por otro lado— no quiero ser un aguafiestas alarmista paranoide y nuestras autoridades no han advertido de nada al respecto. No sé, 3.500 policías me parecen pocos ante un grupo de chalados que quieran inmolarse contando con armamento de guerra y teniendo ya acreditado que están bien organizados.

    Ay, debo estar haciéndome mayor…

    Enhorabuena, Sap, por esa docena de años sin tabaco, yo volví a recaer.
    :-(

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  90. Óscar Maif,
    .
    Asombroso y magnífico. ¿Mira que si los activistas del ecologismo vuelven al denostado fumeque para salvar alguna especie de pajarillo en peligro de extinción? Como se enteren de las ventajas de las colillas los buitres leonados, mal lo van a pasar los fumadores de puros.

    De todas formas, yo no aprecio en mi entorno esa cantidad de colillas que dice ver nuestro ammfitrión, sino al contrario, cada vez observo menos fumadores y los que aún se encuentran atrapados en las garras de tan feo vicio son respetuosos con la normativa. Hasta no hace mucho, pensar en el éxito de las leyes antitabaco, hubiera sido inasumible, inimaginable, producto de un delirio. Incluso, me atrevo a aventurar, más increíble que celebrar con normalidad callejera el Día del Orgullo Gay.

    El próximo 9 de julio hará 12 años que lo dejé. El tabaco.

    :-)

      Citar  Responder

  91. Hasta un señor nada sospechoso para los sospechosos habituales como Luis García Montero creía ver en el “famoso poema de Machado” “las dos España de la Restauración que (…) se empecinó en helar el corazón de los españolitos”:
    http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/363/un-pais-en-busca-de-sus-politicos/
    Es ya un lugar común, casi una tradición, más o menos acertada, en la hermenéutica poética identificar a las dos Españas como heladoras cardíacas. Al menos para que a absolutos profanos de la poesía española como servidor le llegase ya en su día tal idea.

      Citar  Responder

  92. Habrá que mirar con detenimiento las tasas de natalidad, pero creo que el ammfitrión confunde el ejemplo (lo que vemos) con el dato (la realidad social). Muchos brotes verdes van a tener que salir para que la savia nueva irrigue como es debido el caminito nacional/estatal.
    En todo caso, ¡los mejores deseos para Gotardo y su familia!

    Dicho lo cual, acerca de la interpretación que se ha extendido sobre el poema Machado, podemos recurrir a Google: en 2005, 2009 o 2013 se identifica con un rechazo por las dos Españas:
    http://elpais.com/diario/2005/01/03/opinion/1104706809_850215.html
    http://elpais.com/diario/2009/02/25/madrid/1235564666_850215.html
    http://elpais.com/elpais/2013/12/05/opinion/1386268071_978020.html

      Citar  Responder

  93. ” … llegaron los drones … ”

    “[…] Así, en nombre de derechos oscuros, los puñales que herían los vientres alimentaban cada noche los cadáveres. Y lo mismo que se arrojan las basuras, se los llevaba en la aurora a los aledaños del campamento, donde nuestro sepultureros los cargaban como si cumplieran un servicio de limpieza. Y recordaba las palabras de mi padre: “Si quieres que sean hermanos, oblígalos a construir una torre. Pero si quieres que se odien, arrójales granos…”
    Y comprobábamos poco a poco que perdían el uso de las palabras que ya no les servían. Y mi padre me paseaba por en medio de esas caras ausentes que nos miraban sin conocernos, embrutecidas y vacías. No proferían más que esos gruñidos vagos que reclaman el alimento. Vegetaban sin penas ni deseos, ni odio, ni amor. Y he aquí que muy pronto dejaron de lavarse y de destruir sus parásitos. Estos prosperaron. Entonces comenzaron a aparecer los chancros y las úlceras. Y el campamento a apestar el aire. Mi padre temía la peste. Y sin duda también reflexionaba sobre la condición del hombre.
    -Me decidiré a despertar el arcángel que duerme sofocado bajo su basura. Porque no los respeto; pero a través de ellos respeto a Dios […]”

    Antoine de Saint-Exupéry
    “Ciudadela”
    Traducción de Hellen Ferro
    Alba minus (2017)

    ” … Huyeron los ángeles y … ”

    El Roto
    -‘Opinión’-
    El País de hoy primer sábado de julio

    Viaje en prosa

    ._.

    *

      Citar  Responder

  94. Sap,

    No sé si es porque un equipo japonés le ha dado una paliza de padre y señor mío al equipo de Darío, mi sobrino, allá por tierras marbellíes; pero lo cierto es que Oliver es nombre que, para mí, pide otro hermano que se llame Benji y hacer así las delicias del público preguntón. ¿Y qué equipo no pagaría por esa pareja de futboleros?

    Viva los viewers, followers, bloggers, instagrammers, fashion victims, la trendy people y la madre que les/nos parió. Esto me recuerda a la ‘beautiful people’ y es que de aquellos polvos, vinieron estos lodos. Me quedo con los (censurado) que traen niños al mundo.

    Ese niño a punto de entrar en escena -Gotardo´s second child in a year!-, ¿hablará español, inglés o Spanglish? Lo del chino no acabo de verlo, pero todo puede ser. Catalán lo juzgo aún más improbable.

    Cuando regresé a Bruselas, tras la incineración de mi padre, me fui directo al hospital donde acababa de nacer, Nicolás, el hijo de un amigo. Los dos extremos de la vida en unas pocas horas. Me asaltó la misma idea que a AMM en la espera del semáforo. Ese niño ya estaba en un mudo del que mi padre no formaba parte y, es un suponer, la segunda mitad de su vida se desarrollaría en otro del que yo también seré ajeno.

    No sé si hay más embarazadas en Madrid que años o meses atrás. Igual es cosa de la atención selectiva. Fumadores, sí, hay muchos y poca costumbre de buscar el lugar civilizado donde depositar la colilla. También es de nota que muchos edificios, de los que salen muchísimos empleados a fumar, no tengan ceniceros. hasta bares con una cohorte de colillas a la entrada. Total… el que fuma, va a seguir fumando con o sin cenicero a mano y no pocas veces son las limpiadoras de esos restaurantes y edificios las que han de recoger las colillas, de manera más lenta y trabajosa que si estuvieran, al menos una parte de ellos, depositados en un cenicero. Aparte del mal efecto del mosaico de colillas rodeando la entrada de cualquier edificio o establecimiento de hostelería, algunas aún humeantes. Si lo que quieren evitar es una barrera humana de fumadores y su humareda, bastaría con situarlos un poco alejados de la entrada.

    Y, en efecto, hay pasos muy estrechos por la invasión de las terrazas, algunas con jardineras y parapetos varios para delimitarlas. Añádase en no pocas lugares el top manta, los postes de los parquímetros, los bolardos, marquesinas de autobús, cámaras, los enormes chirimbolos esos con publicidad y aparatología variada, cajas de semáforos y similares, tablones anunciadores de menús y otras promociones, con el resultado de estrecheces de paso y abigarramiento visual extremos. El otro día miré en la Plaza Manuel Becerra el paisaje urbano y el arte barroco era un prodigio de sencillez al lado de todos los elementos que la vida urbana va a acumulando.

    Hablando de la ciudad, desde aquí propongo una regulación que ponga fin al afeamiento paisajístico que ocasionan las tiendas de convenciencia, casi en exclusiva regentada por chinos. Cubren sus escaparates con la cartelería más fea que existe, a base de retazos. Algunas están, además, en lugares de cierto valor estético, o con pretensiones de ellos al menos, y en los que se ha invertido un dinero público cuantioso (por ejemplo, en la Plaza de Santa Bárbara, de Madrid). De golpe, “un chino” refulge con su escaparate por completo cubierto de cartelones de helados, bebidas y similares, creando en el interior esa penumbra tan característica, una familia que pasa horas y horas en régimen de encierro y sin luz natural, venga a darle al ordenador, la tableta o el móvil, y haciendo caja de a poquitos en un español rudimentario.

      Citar  Responder

  95. “El futuro en el que ya no estaremos nos resulta todavía más raro y difícil de imaginar que el pasado anterior a nuestro nacimiento”.

    No crea, don Antonio; el futuro, al menos el que va desde aquí a uno o dos siglos (o quizá más) más allá, no es tan difícil de imaginar.

    Pero es verano y fin de semana, así que… ¿por qué ponerse sombríos?

      Citar  Responder

  96. Sap,

    ¿Y sabrá él lo que es un “ilustre cenáculo”? Pobre criatura, con cuánta ignorancia va a venir al mundo.

      Citar  Responder

  97. Antonio, por si Gotardo no se asoma, ten a bien hacerle llegar la enhorabuena y los deseos de que tengan, él y Alicia, mucha salud para criar bien a su hijo. Bienvenido sea el rorro.

      Citar  Responder

  98. Teresa G.,
    .
    A lo mejor Oliver, futuro rastreador del pasado que utilizará un lenguaje ya anacrónico para su tiempo pero necesario en sus tesis, dirá de nuestro ammfitrión que era un blogger e influencer casado con una instagramer. A nosotros, pobres criaturas que pasaron por el mundo, nos calificará de followers.

    Un recién nacido es antes que nada, una luz de esperanza. Bienvenido sea.

    Sweet dreams, señore.

    :-Zzz

      Citar  Responder

  99. ” … y, a la mañana siguiente … ”

    “[…] El maestro preparó varios líquidos de colores vegetales hechos con pétalos de flores o con zumo de frutas, para que fueran colores sutiles e innocuos (sic) y que no tuvieran fuerza de fecundidad, ni fueran estériles o ajenos a principios de vida. Luego mandó a Alfanhuí con una red para que capturara la araña y la amarrara a las paredes de la cueva […]”

    Rafael Sánchez Ferlosio
    ‘XI. Donde el maestro cuenta
    la historia de la silla de cerezo
    y de la primera industria que
    con el castaño se hizo’
    “Alfanhuí”
    Destino | A.S.E.L. (1987)

    ” … se veía bien … ”

    Oliver.
    Bonito nombre.
    Como de baile.
    ¡Enhoratemprana y buena G&A!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  100. Comentario
    Sap,

    Ciertamente el usuario es el peligro número uno en cuanto a infecciones por virus informáticos, pero estos bicharracos (0-day) están alcanzando unos niveles de sofisticación tal que se la acaban colando al más pintado. A ver si no tarda mucho en llegar la informática cuántica para librarnos de todas estas amenazas y espionajes.

    En cuanto a la primicia del libro… la duda ofende, amigacho.
    ;-)

    ¡Felicitaciones y mis mejores deseos para Óliver y sus progenitores!

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  101. Comentario

    María: para mí que es la proximidad de la maternidad de O’Donnell…

    :-)

    Genial observación, a ver si va a ser eso, que nada disecciona la realidad como la navaja de Occam.

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  102. Igual a estas horas ya ha nacido el pequeño Oliver. Tanto si sí como si todavía no, bienvenido sea a este mundo y espero que cuando tenga edad de entenderlo vaya mejor de lo que va ahora. Felicidades a Alicia y Gotardo :-)

      Citar  Responder

  103. Quiero dar una cariñosa bienvenida a este viajero del futuro, que viene a un mundo complicado pero con muchas cosas buenas. Y una de ellas, este blog, posiblemente le despierte cierta curiosidad dentro de unos años, de bastantes años. Y tal vez quiera saber algo más de este grupo de amiguetes, alegres, sesudos, brillantes, expresivos , lacónicos ,,en mayor o menor medida, que van desfilando por él. A saber dónde estaremos. Salud e ilusión a sus padres y una infancia y una vida muy feliz para este nuevo amigo. Ongi etorri.

      Citar  Responder

  104. .
    Supongo que es ya un pensamiento recurrente. Ayer tarde, durante nuestra caminata higiénico-deportiva, observando a un bebé de días al que su mamá le daba el pecho, comenté lo mismo: este niño será como los que salen en las películas de ciencia-ficción, un hombre o mujer casi bicentenario que le confesará al protagonista: “yo nací hace mucho tiempo, en 2017”.

    :-)

    Óscar Maif,
    .
    Como acostumbraba a decir nuestro común amigacho Znôrt (¿dónde andará este tío al que junto a Jorfasan, tanto me gustaba tratar de maestro?), “el virus informático más peligroso que existe se encuentra situado entre la silla y la pantalla”.

    Espero, Maif, que tantos años de ciberconocimiento –la veteranía es un grado– me sirvan para recibir las primicias de ese libro, eh.

    :-)

    María,
    .
    ¡Jopetas, el otro día reapareció Cauce y ahora lo hace Bluedy Mary con un críptico mensaje! A ver si sigue la racha y en un rato hace una visita a este ilustre cenáculo, qué sé yo, el Manuel Couceiro.

    :-)

      Citar  Responder

  105. Y por supuesto: felicitaciones para Gotardo, y sobre todo para mi tocaya Alicia. Todo irá bien, y espero que el flamante padre nos lo cuente.

      Citar  Responder

  106. Comentario
    Óscar Maif,

    Tengo exactamente la misma edad que nuestro anfitrión. Vine a nacer el mismo mes y el mismo año que él, pero allá abajo, abajo, donde el diablo perdió el poncho. Y ese azar, haber nacido el mismo mes y el mismo año, y leerlo en una solapa de El jinete polaco que hojeaba en una librería marplatense en el verano austral de los primeros 90 (el 93? no me acuerdo. Y aquel primer libro de AMM que tuve y leí, lo regalé; ya no me puedo fijar qué edición era), fue lo que hizo que me diera por leerlo, así que de manera indirecta lo que me trajo muchos años después a frecuentar este café.

    El medio siglo, como ves, lo dejé atrás hace mucho. Soy vieja nomás. Sin atenuantes.

      Citar  Responder

  107. Querido ammfitrión, para mí que es la proximidad de la maternidad de O’Donnell… :)

      Citar  Responder

  108. FGMorilla,

    Hasta ayer siempre había pensado que el famoso poema de las dos Españas que te helarían el corazón había sido escrito durante la guerra civil. Pero según he podido ver en varias webs el poema es de 1912, 24 años antes del estallido de la guerra. Por lo tanto queda claro que Machado no pensaba en esas dos Españas que según cierta historiografía provocaron la guerra con igual responsabilidad. Lo que ha sucedido es que esa famosa expresión les ha venido como anillo al dedo: “Tomamos esos versos de Machado, que era un hombre moderado, y los proyectamos para ese mito falso de las dos Españas de 1936. Y entre esos extremismos aparece la tercera vía de la reconciliación, la modélica Transición que cerró heridas, bla, bla, bla… y que , alehop, nos une a la moderación de hombres como Machado”. Machado no pensaba en la España fascista y la España Soviética del discurso que le escribieron a Felipe VI “El Preparao” (ni tampoco en la España franquista que sugería en twitter Pablo Iglesias).
    Tengo la ligera sospecha de que si Machado hubiera sabido cómo iban a manipular sus versos aquellos que le mataron y sus herederos políticos, ideológicos o culturales, hubiera roto el papel en el momento de escribirlo.

      Citar  Responder

  109. Estimados hijos del anfitrión, si estáis leyendo esto.

    Vuestro padre quiere un nieto ya.

      Citar  Responder

  110. Bienvenido sea al mundo este españolito a punto de nacer. Ojalá nadie le hiele el corazón.

    Mucho se está hablando de Antonio Machado y de la interpretación de sus versos sobre las dos Españas. Del mismo libro, Campos de Castilla -publicado en 1917, reinaba Alfonso XIII y quedaban casi veinte años para la Guerra Civil-, es este otro poema:

    EL MAÑANA EFÍMERO

    La España de charanga y pandereta,
    cerrado y sacristía,
    devota de Frascuelo y de María,
    de espíritu burlón y alma quieta,
    ha de tener su mármol y su día,
    su infalible mañana y su poeta.
    El vano ayer engendrará un mañana
    vacío y por ventura pasajero.
    Será un joven lechuzo y tarambana,
    un sayón con hechuras de bolero,
    a la moda de Francia realista
    un poco al uso de París pagano
    y al estilo de España especialista
    en el vicio al alcance de la mano.
    Esa España inferior que ora y bosteza,
    vieja y tahúr, zaragatera y triste;
    esa España inferior que ora y embiste,
    cuando se digna usar la cabeza,
    aún tendrá luengo parto de varones
    amantes de sagradas tradiciones
    y de sagradas formas y maneras;
    florecerán las barbas apostólicas,
    y otras calvas en otras calaveras
    brillarán, venerables y católicas.
    El vano ayer engendrará un mañana
    vacío y ¡por ventura! pasajero,
    la sombra de un lechuzo tarambana,
    de un sayón con hechuras de bolero;
    el vacuo ayer dará un mañana huero.
    Como la náusea de un borracho ahíto
    de vino malo, un rojo sol corona
    de heces turbias las cumbres de granito;
    hay un mañana estomagante escrito
    en la tarde pragmática y dulzona.
    Mas otra España nace,
    la España del cincel y de la maza,
    con esa eterna juventud que se hace
    del pasado macizo de la raza.
    Una España implacable y redentora,
    España que alborea
    con un hacha en la mano vengadora,
    España de la rabia y de la idea.

    El tono es especialmente virulento para lo que acostumbra el bueno de Machado.
    El mañana que Machado desea efímero es el futuro inmediato, consecuencia del ayer más vacío. Por eso apela a un pasado mañana en el que cifra su esperanza de un futuro mejor.
    Quizá este texto de la misma época nos ayude a comprenderlo mejor: “Cuando se vive en estos páramos espirituales, no se puede escribir nada nuevo, porque necesita uno la indignación para no helarse también”.

      Citar  Responder

  111. Pocas cosas pueden inquietar tanto como los sobresaltos informáticos, me imagino que particularmente a un escritor. ¡Confío en que ese libro nuevo anunciado esté a buen recaudo!

    Ando ultimando mi primer libro de relatos y al leer que este último ciberataque global —conocido como ‘NotPetya’— no es en realidad un ransomware como WannaCry o Petya sino que aparenta serlo pero inexorablemente destruye tus datos para siempre (¡aunque pagues!)… corrí a buscarme una vacuna. Aunque no la provee ningún antivirus hay un figura que ha descubierto que puedes evitar este ataque simplemente creando en C:/Windows un archivo vacío sin extensión llamado “perfc” (sin las comillas, claro). Así que ya estoy vacunado y más tranquilo.

    P.S.- Hace unos años Maties nos habló de Sala del Eco de la abadía de La Chaise-Dieu, donde uno se sitúa en una esquina y otro en la opuesta y pueden hablar entre ellos susurrando mirando a la pared sin que les escuche alguien que esté en el medio de la sala (Maties decía que era para escuchar a enfermos en confesión sin peligro de contagio). Ángela nos contó que había otro lugar de las mismas características en la Alhambra de Granada conocida como Sala de los Secretos o Cámara de los Susurros. Yo aporté entonces otro lugar que tiene una sala abovedada con esa misma peculiaridad, situada en el Palacio del Rey Moro (popularmente conocido como La Mina), en la malagueña población de Ronda.
    Y ahora he de añadir otra sala de iguales características que descubrí inesperadamente al visitar las galerías subterráneas de la Fuente Grande de Ocaña.

    P.S. (2)- Releyendo la entrada enlazada por Diego Ariza sobre el misterio de NY veo que ya aposté por Rato en su día y AMM lo desmintió, así que cambio mi apuesta por Arfonzo.

    P.S. (3)- No conozco en persona a ninguno de los que escriben en este blog (salvo al ammfitrión), sólo he visto a algunos en fotos, así que no sé qué edad tienes, albertiyele, pero me calculo que rondarás el medio siglo de existencia, como yo mismo, ¡y no me considero para nada mayor! De todos modos no hay que fiarse mucho porque Gaspard dice ser solo uno y septuagenario, pero yo me lo imagino más como trino, como un colectivo de jóvenes intelectuales que entre todos sumen esa edad.

    Hale, no doy más la lata, me voy a ver el fútbol.

    Saluti a tutti!

      Citar  Responder

  112. Lo de los nacimientos en una familia va por rachas. Como los abuelos tuvieron hijos en pocos años sus hijos también se reproducirán en una franja de tiempo no muy amplia y los nietos lo mismo. Desde 2012 a 2015 nacieron en mi familia cercana cuatro pequeñajos.
    ;-)

    Lo malo de estas rachas de naciemientos es que son idénticas a las de fallecimientos. Comienza un tío abuelo a morirse y en pocos años se han muerto todos los abuelos y el resto de tíos abuelos. Se muere un tío y a continuación los padres y resto de tíos. Y así nos tocará a cada uno de nosotros.
    :-(

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *