Espacios de desolación

Posted By on Abr 2, 2017 | 11 comments


No hay que ser viejo para acordarse de cuando se podía llegar al final de las ciudades. Había una parada última de autobús o de metro que ya daba a amplitudes de extrarradio deshabitado, a lejanías de campos y casas aisladas. Había con mucha frecuencia la posibilidad de llegar caminando a ese límite: una calle de casas bajas y una última esquina; de noche, una última luz colgando de ella. Los que viajábamos haciendo autostop en los años setenta estábamos acostumbrados a llegar a ese punto justo en el que había que apostarse, justo donde la calle se transformaba en carretera. Salir caminando de una ciudad daba una sensación poderosa y liberadora de tránsito: ir acercándose por el arcén de la carretera concedía una percepción abarcadora. Había una señal a la entrada, un nombre que delimitaba el espacio de irradiación de la ciudad.

[…]

Seguir leyendo en EL PAIS (01/04/2017)

11 Comments

  1. El pobre y gran Shostakovich hizo por una apuesta este arreglo orquestal de un gran clásico popular, inductor de inmediato optimismo en quien lo escucha, que Tommy Dorsey convirtió en cha-cha-cha e interpretaron, entre docenas de otros, Tatum y Reinhardt. De Youmans y Caesar. “Tea for two” o “Tahiti Trot”:

    https://www.youtube.com/watch?v=NYJUJ_qzVWY

    @ Sap, ¡Qué maravilla de enlace – ver Galería!

      Citar  Responder

  2. ” … Sobre la una de la madrugada, por causas desconocidas, un incendio de origen eléctrico se declaró en un extremo del vagón y el pasillo se llenó de humo. El fuerte olor despertó a Dena. Algo entraba por la puerta del compartimento. Estaba medio dormida, pero se levantó deprisa para ver qué era. Por las rendijas se estaba colando …

    “[…] The great tent in which the wedding dinner was held had long tables with large arrangements of flowers. As evening came, the tent slowly bloomed with light from within like an immense, ethereal ship, destined for voyage on the sea or in the heavens, one could not tell. Brule told his new son-in-law that he, Brian, was now to know the greatest happiness that one could experience on earth, referring to matrimony, of course.
    For a wedding present they were given a cruise in the wake of Odysseus along the Anatolian coast, and in not much more than a year their first child came, a little girl named Lily, loving and good-natured […]”

    James Salter
    ‘Platinum’
    “Last Night” (2005)
    Vintage International | Penguin R.H.

    … humo y cuando abrió la puerta una gran humareda se abalanzó sobre ella. Cerró tosiendo y despertó a Leon. Nadie activó el freno de emergencia ni dio señal de alarma. El tren seguía avanzando …

    “[…] -Te conocí enseguida
    -Pues… si no me llamas … […]”

    Max Aub
    “Las buenas intenciones”
    Alianza Editorial (1971)

    … a la misma velocidad. Un mozo de otro vagón por fin se dio cuenta de que estaba pasando algo … ”

    James Salter
    ‘Así lo hago’
    “All that Is”
    Traducción de Eduardo Jordá
    Ediciones Salamandra (2014)

    ” … Es misterioso el modo en que
    un muerto puede hablarnos tan
    claro desde la lejanía … ”

    Antonio Muñoz Molina
    “James Baldwin regresa”
    Babelia de hoy sábado ocho de abril

    Rebobinando,
    que sienta ¿bien?

    ._.

    *

      Citar  Responder

  3. ” … Cohass Brook, the outlet of Massabesic Pond, -which last is five or six miles distant, and contains fifteen hundred acres, being the largest body of fresh water in Rockingham County-, comes in near here from the east. Rowing between Manchester and Bedford, we passed, at an early hour, a ferry and some falls, called Goff’s Falls, the Indian Cohasset, where there is a small village, and …

    “[…] “-¿Tienes mucho frío ahora?
    -En absoluto -dijo Diógenes.
    -Pues -continuó el otro-, ¿qué cosa difícil y ejemplar crees hacer manteniéndote ahí?”.
    Para medir la constancia es menester conocer el sufrimiento.
    Mas empleen todo su arte para guardarse de hilvanar las causas, y desvíense de sus caminos las almas que hayan de ver los accidentes contrarios y las injurias de la fortuna en toda su profundidad y dureza, aquellas que hayan de pesarlas y gustarlas según su acritud natural y su carga. […]”

    Michel de Montaigne
    ‘Libro III; Capítulo X:
    De preservar la voluntad’
    “Essais” -1580-
    Traducción de Almudena Montojo
    Cátedra – Bibliotheca AVREA, 2014

    … a handsome green islet in the middle of the stream. From Bedford and Merrimack have been boated the bricks of which Lowell is made … ”

    W. H. T.
    ‘Wednesday’
    “A Week on the Concord
    and Merrimack Rivers” (1849)
    Holt, Reinhart and Winston, 1963

    Entre costillas y barro,
    Saccharomyces.
    Por ir fer/mentando
    más que nada.

    Es usted brillante maître Savater

    ._.

    *

      Citar  Responder

  4. Dense una vuelta por el sur de Gran Canaria y verán lo que es urbanismo con sentido.

      Citar  Responder

  5. ” … She got to be disapointed …

    No sé si la poesía debe buscar la verdad o
    [la belleza
    no creo siquiera en el deber de la poesía
    ni creo que la verdad sea finalmente algo
    [hermoso
    incluso esto también es verdad.
    Ignoro cuántos muertos entran
    en una sola raya de coca
    en un litro de gasolina
    en un cristal tallado
    en un telediario
    no sé cuántas tumbas sin nombre caben en
    [un desierto
    seguro que muchas más que cruces en las
    [calles de Juárez.
    No encuentro belleza en las palabras
    ni hallo fe en las plegarias
    por ello me sigo preguntando
    cuántos muertos caben en una oración
    en una bandera
    en un discurso a la nación
    en un olvido.

    Uberto Stabile
    ‘El beneficio de la duda’
    -‘Aula Literaria Jesús Delgado V.’-
    aeex (asociación de escritores extre-
    meños), 2015

    … Wait a minute …

    ” … COLA n. cost-of-living adjustement … ”

    -Oxford American Dictionary-
    OUP (1980)

    …, he says, goes into the kitchen and brings back ice water, a box of pretzels. Oh, thank you, she says. Just what I wanted. Then he says, Rest yourself, darling and she lie down. Down, right in her coffin.
    You like to smoke? Ain’t that peaceful, he says. Oh, it is, she says. It sure is peaceful. People don’t know.
    Then they finish up. Just adrifting in agreement, and he says, You like to ball? She says, Man! Do I! … ”

    Grace Paley
    ‘The Little Girl’
    “Enormous Changes
    at the Last Minute” (1974)
    Farrar, Straus and Giroux, NY

    Ni pétalos,
    ni pomme-granates,
    incluso evito a Gilda.
    Digamos…
    ¡Just Literature!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  6. “Donde la ciudad cambia su nombre”, del querido Paco Candel, explicó los extrarradios de Barcelona, donde se instaló la inmigración masiva pobre: el libro metió en líos a su autor por basarse en hechos reales, algunos de los cuales se comentan en el enlace. Lo recuerdo como un testimonio triste y divertido a la vez:

    http://www.pliegosuelto.com/?p=2728

    ( Y “Donde la ciudad termina” fue el primer largometraje de Martin Ritt. la otra cara de “La ley del silencio” de Kazan, con una gran partitura de Leonard Rosenman).

      Citar  Responder

  7. .
    Estos problemas de desmesuras urbanas y límites difuminados, los habitantes de Regina Turdulorum, como casi todos los vecinos del imperio, tomando ejemplo de los griegos, los solucionaron de la manera más fácil: amurallando la ciudad; o lo que es lo mismo, le pusieron puertas al campo. Del lado interior de la muralla, la civilización; fuera de ella, la barbarie, o sea, la naturaleza.

    Visité el pasado sábado las ruinas de la mencionada Regina Turdulorum, ciudad romana situada en mitad de la campiña sur extremeña, aparecidos su teatro, su foro, sus templos y su mercado en mitad de un trigal como una sorpresiva floración de piedras.

    Si viajáis por la zona, no dejéis de visitarla, pero no sigáis mi ejemplo y no propaguéis mucho la noticia, eh.

    :-)

      Citar  Responder

  8. Qué pena. Parece imposible recuperar ya todas esas cosas que hemos ido perdiendo. Doy gracias de poder vivir aún en una ciudad abarcable y hecha a la medida del hombre.Y comparto con AMM esa especie de pavor y desamparo que se siente en las gigantescas xonas periurbanas de las grandes ciudades.

      Citar  Responder

  9. ” … ‘kitsch’ radical … ”

    “[…] El sentido de este mural, como el de prácticamente todas las piezas incluidas en el evento, consiste en gran medida en la lucha del arte más comprometido por alcanzar el mismo nivel del Gran Arte Oficial con las mismas armas, a saber: publicidad, poder de los ‘dealers’ y reconocimiento de la crítica, en unos momentos en que el apoyo a las humanidades está sufriendo drásticos recortes desde Washington […]”

    Ángela Molina
    “Versalles en el ‘downtown'”
    -‘Arte’- (Babelia de este sábado)

    ” … radical ‘kitsch’ … ”

    Desolación espaciosa

    ._.

    *

      Citar  Responder

  10. Siento no compartir las opiniones de los citados , que de algún modo hace suyas.
    Y lo siento porque en sus escritos disfruto de esa mezcla de poesía y razón que tan bien maneja.
    El crecimiento de las ciudades ni obedece a un plan ni, por lo mismo , su afeamiento es producto artificial.
    Y contrariamente a sus estimaciones sí es un fenómeno natural , como la entropía , toda vez que se den las condiciones de libertad de las variables que la hacen posible.
    Por lo demás le agradezco las muchas horas felices que me depara su prosa.
    Saludos

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *