Notas en un cuaderno

Posted By on Mar 26, 2017 | 5 comments


Con esa precisión que es tan propia de su manera de expresarse, lo mismo escribiendo que contestando a una entrevista, Joan Didion resume así su técnica como escritora de crónicas: “Fui a tal sitio, esto es lo que vi”. En el verano de 1970 Didion estuvo viajando en coche durante un mes por el sur de Estados Unidos, Luisiana y Misisipi, sobre todo, algo de Alabama. Iba con su marido, el novelista John Gregory Dunne, y no tenía un encargo de ninguna revista, ni tampoco un propósito claro. Durante el viaje tomó notas en un cuaderno, borradores que no estaba segura de para qué podían servirle. Unas veces las notas eran entradas de diario; otras, observaciones breves, resúmenes de conversaciones escuchadas en una cafetería, o junto a la piscina de un hotel, o en la peluquería.

[…]

Seguir leyendo en EL PAÍS (27/03/2017)

Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

5 Comments

  1. ” … La que con más gusto escuchaba a Periandro era …

    “Te prefiero Platero, para todos los días (¡te lo he dicho tanto!) a cualquier otro amigo hombre. La mujer es diferente, incomparable, ya tú lo comprendes. Te prefiero como a un niño. Porque tú, como tú, un niño, un perro también, como Almirante, me das la compañía y no me quitas la soledad (esto que también te digo tanto) y al revés, me consientes la soledad y no me dejas sin compañía.
    A ti te lo puedo contar todo en mi entusiasmo o mi pena, Platero, y todo te parece bien. Y tú, en cambio, tan bueno como eres, nunca me interrumpes para nada, no necesitas interrumpirme, te sabes valer por ti mismo. Ni me dices tampoco que soy ridículo o egoísta, aunque lo pienses; te me callas serio o distraído. ¡Qué superior eres a mí y a todos, Platero! Por eso, podemos ser tan escelentes amigos. A mí no me gusta tener amigos peores que yo.
    Juntos oímos pajarillos lejanos, olemos las rosas, bebemos en la fuente, callamos, comemos naranjas, sonreímos, miramos las nubes, nos revolcamos en la yerba; todo eso que dicen por ahí, en las reboticas, que no es propio de hombres. El hombre, Platero, sigue siendo en Moguer de Andalucía de España, para el hombre (quitando a don Julián el vicario, Eustaquio, Juanito Ramón y Pepe) y hasta para muchas mujeres (no las que me rodean) el tipo aquel que Quevedo describió; ya sabes al que me refiero, porque te lo leí una tarde triste y fea en la noria de Verdejo. Y lo estraordinario es que no se les ocurra que a ti, burro, a los burros, a los caballos, a los perros, a los toros que tienen tanta fuerza y que estarán para ellos en la cumbre de la escala macho, os gusta también eso tan delicado que a mí me gusta, y no se avergüenzan de ello. Lo delicado, Platero, ¡qué problemita!
    Y hasta me parece, Platero, que tu burro espiritual, tu burro poeta se sale de ti, y mientras tu cuerpo, tu fantasía me empuja la fantasía (cuando se me ocurre esa canción que a ti también se te ocurre sin duda, la copla popular de los burros y los hombres que todavía no puedes cantar fuera, como el pájaro, como el agua, como Lolilla, como el viento en los pinos, como yo) para ayudarme a mí a cojer en ella todo el sentimiento andaluz del mundo, el sentimiento tuyo y mío.”

    JRJ
    ‘El mejor amigo’
    (Prólogo para “Cartas a
    Platero” de Paulita Brook.
    México. Editorial Proa, 1944)
    -‘Apéndice III’-
    “Platero y yo”
    Edición de Michael Predmore
    Cátedra – Letras Hispánicas, 2014

    … la bella Sinforosa … ”

    MCS
    ‘Prosigue Periandro su agradable
    historia y el robo de Auristela’
    “Los trabajos de Persiles y Sigismunda”

    The answer, my friend…
    Where’s blowing?

    En la partitura, claro

    ._.

    *

      Citar  Responder

  2. ” … El almacenamiento masivo pasa, hoy por hoy, por soluciones como el bombeo de agua en presas de doble vaso, o el almacenamiento de energía térmica de origen solar en las plantas de electricidad termosolar. En cuanto al almacenamiento disperso y portable, adecuado para el sector del transporte, pasa por avances importantes en las baterías que aseguren una mayor densidad de electricidad almacenada por unidad de masa y la utilización de materiales abundantes y no contaminantes. Si se lograra esto, entonces …

    “[…] ‘Entra un mozo con su caja y ropa verde, como estos que piden limosna para alguna imagen’

    Mozo.- Den por Dios, para la lámpara del aceite de señora Santa Lucía, que les guarde de la vista de los ojos. ¡Ha de la casa! ¿Dan limosna?

    Soldado.- Hola, amigo Santa Lucía, venid acá: ¿qué es lo que queréis en esa casa?

    Mozo.- ¿Ya vuesa merced no lo ve? Limosna para la lámpara del aceite de señora Santa Lucía.

    Soldado.- ¿Pedís para la lámpara, o para el aceite de la lámpara? Que, como decís: limosna para la lámpara del aceite, parece que la lámpara es del aceite, y no el aceite de la lámpara.

    Mozo.- Ya todos entienden que pido para aceite de la lámpara, y no para la lámpara del aceite.

    Soldado.- ¿Y suelen-os dar limosna en esta casa?

    Mozo.- Cada día dos maravedís.

    Soldado.- ¿Y quién sale a dároslos?

    Mozo.- Quien se halla más a mano; aunque las más de las veces […]”

    Miguel de Cervantes Saavedra
    Entremés de “La guarda cuidadosa”
    Edición de M.H.G.
    Espasa-Calpe | Clásicos Castellanos (1981)

    … podría desplegarse el vehículo eléctrico de forma masiva, sabiendo que la contaminación que produce es la de la electricidad necesaria para moverlo, más fácil de generar con energías renovables que los combustibles líquidos usados en los motores de explosión. De cualquier forma, el almacenamiento de energía ocupa hoy un lugar preeminente en los programas de investigación en energía. Sin resolver adecuadamente este problema no es posible la transición energética que necesitamos.
    En cuanto al ahorro de energía […]”

    Cayetano López
    ‘Las energías renovables
    en la transición energética’
    “Energía y cambio climático”
    -‘En Portada’-
    Claves de Razón Práctica
    (Nov/Dic 2016)

    Nota de Miguel Herrero García a propósito de “La guarda cuidadosa”:

    “‘Lámpara del aceite’: El santero estropeaba la frase que debía decir ‘Lámpara de aceite’.”

    ._.

    *

      Citar  Responder

  3. ” … John D. Rockefeller in 1932 commisioned a Rivera mural, ‘Man at the Crossroads Looking with Hope and High Vision to the Choosing of a New and Better Future’, for the RCA Building in Rockefeller Center …

    “[…] About Merselis Van Giesen [In Nelson 269; is also spelled “Merseilles”] a curious story illustrative of the superstition of the day is to this effect: His wife was ill for a long time, confined to her bed. As she lay there, a black cat would come, night after night, and stare at her through the window, with wicked, blazing eyes. An uncanny fact about this visitation was that ‘no one else coul see the cat’. That Jane was bewitched was the belief of the whole neighborhood. Moreover, the witch who exercised this spell, and who made these weird visits to the sufferer, in the guise of a cat invisible to everybody but the bewitched, was believed to be Mrs. B. who lived in the gorge in the hill beyond.

    Happy souls! whose devils lived so near.

    Talking the matter over with his neighbors, Merseils (he was called “Sale”) was told that if he could shoot the spectral cat with a silver bullet he would kill the creature, and put a stop to the spells exercised over his wife. He did not have a silver bullet, but he had a pair of silver sleeve buttons.

    Who of us thinks so fast to switch the
    [category
    of our loves and hatreds?

    Loading his gun with one of these buttons, he seated himself on the bed beside his wife, and declared his intention of shooting the witch cat. But how could he shoot a creature he could not see?

    Are we any better off?

    “When the cat comes”, said he to his wife, “do you point us just where it is, and I will shoot at that spot.” So they waited, she in a tremor of hope and dread- hope that the spells afflicting her would soon be ended; dread that some new torment might come to her from this daring attempt of her husband; he, in grim determination to forever end the unholy power exercised over his wife by Mrs. B., in the guise of the invisible feline. Long and silently they waited.

    -what a picture of marital fidelity!
    [dreaming as one […]”

    William Carlos Williams
    ‘Book Three (1949)’
    [And ‘Textual Notes’]
    -‘The Library’-
    “Paterson”
    Revised Edition prepared by
    Christopher Macgowan
    New Directions Books, 1995

    … (Can one even imagine a title like that
    being used without wincing irony today?) … ”

    Robert Hughes
    ‘Diego Rivera’ (1986)
    “Nothing if Not Critical”
    Penguin Books, 1990

    All around… mmmm… ¿Bulletins?

    ._.

    *

      Citar  Responder

  4. ” … Un ejemplo …

    ” […] A moment later my hair was dripping and my shirt was soaked. I shielded myself under an immense elm that covers the path with its crown. Toward rhe river, its branches reach over until they touch the water. Sheltered by the tree, I felt gratitude for its powerful and benevolent presence. The rain clincked against the leaves. Parallel to the path by the river, flows the other incessant river of traffic on the West Side Highway […]”

    AMM
    “The Lighthouse at the
    End of the Hudson (IV)”
    The Hudson Review -Spring 2013-

    … Un personaje sale de su casa, sube a un taxi y se dirige a la estación para tomar el tren. Se trata de una escena normal en el transcurso de un film medio.
    Ahora bien, si antes de subir al taxi este hombre mira su reloj y dice: “Dios mío, es espantoso, no voy a llegar al tren”, su trayecto se convierte en una escena pura de suspense, pues cada disco en rojo, cada cruce, cada agente de la circulación, cada señal de tráfico, cada frenazo, cada maniobra de la caja de cambios van a intensificar el valor emocional de la escena.
    La evidencia y la fuerza … ”

    François Truffaut
    ‘Introducción’
    “Le Cinéma selon Hitchcock” (1966)
    Traducción de Ramón G. Redondo
    Alianza Editorial, 2016

    What else Signore Vittorio?

    ._.

    *

    ¡Ah, sí!…

    Awake ye muses nine, sing me a
    [strain divine,
    unwind the solemn twine, and
    [tie my Valentine!…

    -1850-

    Emily Dickinson
    “The Poems of E.D
    Reading Edition”
    Edited by Ralph W. Franklin
    The Belknap Press of HUP (1999)

    ._.

    *

      Citar  Responder

  5. ” … También a ellos se les abrió una puerta
    el día que …

    “[…] Las cosas que usaban los pobres, las cajas de cerillas, las hojas de periódico cortada y clavadas en un gancho, el mismo gancho herrumbroso que hay en la pared y que no se sabe si es el que hubo aquí siempre, o si se lo ha traído de un derribo en otro lugar, o si es un gancho nuevo que ha sufrido un proceso artificial de oxidación. En uno de los apartamentos los arqueólogos han ido desprendiendo cada una de las capas de papel pintado que cubrieron sucesivamente las paredes, tapando grietas, desgarrones, las manchas de humedad o de humo de velas y luego de mecheros de gas, las huella de las manos sucias, los monigotes de los niños. Una por una como si fueran delgados estratos geológicos, como los anillos de árbol que cuentan y estudian los expertos en la tabla de una pintura flamenca, los arqueólogos han ido levantando, en un rincón de una pared, exactamente veintisiete capas de papel pintado, y en cada una de ellas han estudiado los dibujos […]”

    AMM
    “Ventanas de Manhattan” (2004)
    Seix Barral

    … el cantaor [Enrique Morente] les explicó que “lo importante no es la técnica, sino abrir la tradición a otro público: que no se cierre, que siga siendo música popular. Eso te quita los complejos y piensas: ‘Yo puedo hacerlo de otra manera’.”

    Javier Rodríguez Marcos
    “El nuevo disco de Los Planetas,
    ‘Zona temporalmente autónoma’,
    muestra la cara más política de la
    banda granadina, que busca inspi-
    ración en caladeros como el ‘trap’
    o la música popular latinoamericana”
    -‘Música’- (Babelia; 18/III/2016)

    Sonrisas, comodines, lágrimas y
    un repique de campanas,
    para escribir en un cuaderno.
    Por ejemplo.

    ._.

    *

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *