Poética del laberinto

Posted By on Feb 11, 2017 | 12 comments


De la exposición de Maurits Escher en el palacio de Gaviria de Madrid se sale un poco enloquecido. Yo fui a verla una mañana de mucha lluvia, y hacia cualquier sitio que miraba se me aparecían laberintos de repeticiones matemáticas, como si todavía estuviera delante de sus escalinatas imposibles o de esos mosaicos en los que danzarines o bufones blancos de cuerpos torcidos se yuxtaponen a danzarines o bufones iguales pero de color negro. En todo lo que veía encontraba patrones visuales que se complicaban o se disolvían: paraguas negros sobre las cabezas de la gente, diseños de baldosas en el pavimento, peldaños en la estación del metro que subían y luego bajaban con un ritmo inverso pero también idéntico.

[…]

Seguir leyendo en EL PAÍS (11/02/2017)

12 Comments

  1. ” … avistan una fronda, imitación acuática,
    negro el cabello, undoso gongorino, …

    -Yo vivo en la alacena del pasado
    -decía Pecos Bill.

    -Lo negro vive de lo colorado
    -decía Pecos Bill.

    -Yo vivo en la despensa enharinado
    -decía Pecos Bill.

    -Yo vivo en la remensa enarenado
    -decía Pecos Bill.

    -La hulla me tiznó de lado a lado
    -decía Pecos Bill.

    -Barrilete, revólver oxidado
    -decía Pecos Bill.

    -Cruje en falso el disparo encasquillado
    -decía Pecos Bill.

    Por los campos camina el emplazado.
    Se llama Pecos Bill.

    Pere Gimferrer
    ‘Pirenaica’ (2014)
    “No en mi días”
    Vandalia | Fundación José Manuel Lara

    … sortija de azabache de las aguas oscuras,
    en la plata de lanzas y de ondas rizadas,
    blanco y negro y dorado tal vez, envés de la
    [memoria … ”

    ¿Quién espera?

    Un tañedor del ‘apóstrofe’ invisible, claro.

    ¡Poesía del laberinto!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  2. ” … Principio para siempre … ”

    ‘La formación … acostumbraba’
    ‘La formación … acostumbraba’
    ‘La formación … acostumbraba’
    ‘La formación … acostumbraba’ etc., etc., etc.

    ¡Concordancia de número MdlMar!

    ¡Ay que lapso!
    (…con perdón, espero)

    ._.

    *

      Citar  Responder

  3. ” Y tú (224) qué harías …

    El primer secretario del
    Emperador es poeta y bebe demasiado.
    No han puesto todavía precio a su cabeza
    Pero sabe que es sólo cuestión de tiempo
    Y mira por eso las cosas de otro modo.
    Recibe cartas de su amigo a quien
    La suerte salvó en el último momento
    Y le cuesta imaginarlo viviendo pobremente,
    Lejos de la corte, hecho a lo simple
    De las cosas del campo: esta primavera,
    El florecer del almendro
    Le ha puesto melancólico.
    Desde hace tiempo ha empezado a dudar
    De que el centro del mundo esté tan cerca
    Y empieza a saber que basta
    -Si al fin no has sido ni demasiado brillante
    Ni especialmente leal-
    Con no pasar demasiado frío
    Por las noches y con tener con qué escribir.
    Sólo le asusta la miseria
    Y comprobar que el temor le vence en el crepús-
    culo.
    A él, que estudió la calma de los maestros
    antiguos
    -Esos que concebían el miedo como un error
    del alma
    Y el no tener como una bendición de los dioses-,
    El huir del sueño le retuerce como un fuego sin
    fin
    Y la vigilia le persigue hasta que le conforta
    Pensar -un segundo antes del sueño-
    En aquel que un día escribirá
    Sobre la fiesta imperial de la peonía.

    Luis Suñén
    ‘Evocación de Li Tai Po’
    “Volver y Cantar (2006-2014)”
    Editorial Trotta, 2014

    … si supieras que en cualquier momento pueden venir a buscarte, que tal vez ya figura tu nombre en una lista mecanografiada de presos o de muertos futuros, de sospechosos, de traidores. Quizás ahora mismo alguien ha trazado una señal a lápiz al lado de tu nombre, ha dado el primer paso en un procedimiento que llevará a tu detención y acaso a tu muerte, o a la obligación inmediata del destierro, o por ahora tan solo a la pérdida del trabajo, o a la de ciertas ventajas menores a las que en principio no te cuesta demasiado renunciar (225) …

    224 Es muy importante el uso que hace Muñoz Molina de la figura retórica del ‘consiste en interpelar a la segunda persona para aumentar la receptividad de la narración ficcional. Sobre todo es muy interesante la actualización que el autor realiza de esta figura que en la modernidad se emplea en la oratoria política, pero que ha caído en desuso en la literatura. Sin embargo, Muñoz Molina recupera este recurso muy presente en toda la tradición literaria española desde la Edad Media hasta finales del siglo XIX.

    225 Esta idea fundamental para toda la construcción de ‘Sefarad’ en realidad ya estaba expresada en un artículo de prensa escrito por AMM y publicado en ‘El País’ con el título ‘Nosotros y ellos’, 13 de diciembre de 1995, en el que nuestro autor realiza una valiosa consideración sobre cómo el totalitarismo nos convierte a todos en víctimas […]”

    AMM
    ‘Quien espera’
    “Sefarad” (2001)
    Edición de Pablo Valdivia
    Cátedra – Letras Hispánicas, 2013

    Esa formación también conocida como los ‘Hombres de Summersson’ acostumbraban a entonar… “La encontraste Burt Lancaster”.
    O algo así.
    Poesía. Laberinto

    ._.

    *

      Citar  Responder

  4. ” … labor (lay-bōr) n. 1. physical or mental work, exertion … 2 …

    “Halló don Quijote ser la casa de don Diego de Miranda ancha como de aldea; las armas, empero, aunque de piedra tosca, encima de la puerta de la calle; la bodega, en el patio; la cueva, en el portal, y muchas tinajas a la redonda, que, por ser del Toboso, le renovaron las memorias de su encantada y transformada Dulcinea; y sospirando, y sin mirar lo que decía, ni delante de quien estaba, dijo:

    -¡Oh dulces prendas, por mi mal halladas,
    Dulces y alegres cuando Dios quería!

    ¡Oh tobosescas tinajas, que me habéis traído a la memoria la dulce prenda de mi mayor amargura!

    Oyóle decir esto el estudiante poeta, hijo de don Diego, que con su madre había salido a recebirle, y madre y hijo quedaron suspensos de ver la estraña figura de don Quijote; el cual, apeándose de Rocinante, fue con mucha cortesía a pedirle las manos para besárselas, y don Diego dijo:

    -Recebid, señora, con vuestro sólito agrado al señor don Quijote de la Mancha, que es el que tenéis delante, andante caballero y el más valiente y el más discreto que tiene el mundo.
    La señora, que doña Cristina se llamaba, le recibió con muestras de mucho amor y de mucha cortesía, y don Quijote se le ofreció con asaz de discretas y comedidas razones […]”

    MCS
    “Don Quijote de la Mancha (II; XVIII)”

    … a task; ‘a labor of Hercules’, a herculean task. 3. the pains or contractions of the uterus at childbirth …. ”

    “Oxford American Dictionary”
    Oxford University Press (1980)

    ¡Ay, si las piedras (renales y vesiculares) hablaran!

    ._.

    *

      Citar  Responder

  5. El artista ha de ser de su tiempo; contemporáneo, lo hecho, hecho está. Para qué insistir, hay que aportar; decir cosas… distintas, nuevas. Creo que Escher así lo hizo.

      Citar  Responder

  6. ” … In Paraguay …

    ” … Obsesionado con sus pesquisas, no vive para otra cosa. Será demasiado tarde cuando se de cuenta del carácter patológico de su sed de saber, por la que ha renunciado a la tranquilidad de espíritu. Cae así en la desmesura, la ‘hybris’ de los helenos, al sacralizar la ciencia de tal modo que la convierte en una divinidad que exige el sacrificio de todos …

    C’est la; selon que souffle Eurus bise
    ou Zéphyre
    Le flot par nous élu, aux rochers de
    porphyre
    Brise son émeraude ou jette son saphir
    Et laisse en s’enfuyante mille perles
    d’Ophir.

    Près des vieux remparts roux, à l’ombre
    du menhir
    Nous vivons de pain bis, de crème et de
    képhyr
    Nous vivons comme Hugo, Tolstoï et Rou-
    sseau firent
    Mais ton éternité ne pourrait nous suffire

    Ô Dieu, si nous voulions devant les vagues
    bleues
    Dérouler sur la toile ou redire à l’écho
    Des rêves parcourus les innombrables
    lieues.

    Car nos esprits puissants prompts comme
    la tempête
    Visitent l’universe de sa base à son faîte
    Nous nous nommons X et Antoine Bibesco.

    Marcel Proust
    ‘C’est là: La mer sans cesse aux rochers
    de Porphyre’

    *

    There! whether blows Eurus, the north, or
    Zephyr
    Our chosen wave on rocks of Porphyre
    Breaks its emerald or casts its sapphire
    And releases a thousand pearls of Ophir.

    By old reddish ramparts, in the shade of the
    menhir
    We live on darkish bread, cream, and kefir
    We live like Hugo, Tolstoy and Rousseau
    dear
    But your eternity comes nowhere near.

    Oh God, if we wanted before waves so blue
    To unroll on the canvas ar repeat in echo
    The innumerable places of dreams gone
    through.

    For our minds powerful and prompt as the
    storm
    Visit the universe in its entire form
    We call ourselves X and Antoine Bibesco.

    ‘There! The Sea Unceasing at the Rocks
    of Porphyre’
    Translated by Mary Ann Caws
    “The Collected Poems”
    Edited by Harold Augenbraum
    Penguin Classics (2013)

    … los aspectos de su existencia. Sin comprender que el conocimiento es para la vida y no la vida para el conocimiento. Al seguir esta senda equivocada, Frankenstein se convierte en víctima de una paradoja diabólica: al idolatrar la razón cae en la irracionalidad … ”

    Francisco Martínez Hoyos
    “La parábola de Frankenstein”
    en Claves (nov | dic 2016)

    … they’re called ‘toronjas’ instead of ‘naranjas’, and they have a kind of deformed belly button and a bland flavor … ”

    Mariana Enríquez
    “Spiderweb”
    -‘Fiction’-
    The New Yorker (dec 19 & 26, 2016)

    3 + 3 = laberinto
    O a un par de trenzados poemas.
    Según se quiera mirar

    ._.

    *

      Citar  Responder

  7. .
    Sí. Escher está bien, incluso muy bien, para un rato, transcurrido el cual, es agotador.

    O__o

      Citar  Responder

  8. Existe un libro maravilloso pero dificilísimo sobre este tema. Se titula Gödel, Escher, Bach: un eterno y grácil bucle. Su autor es Douglas Hofstadter.

    Yo leí solo algunas partes, las pocas que podía comprender, pero suficiente para darme cuenta de la inmensidad a la que me enfrentaba. La tremenda capacidad de algunos cerebros, la imaginación, el genio creativo.

    Muy bonito artículo, Antonio.

      Citar  Responder

  9. Escher también disfrutó de la “bienvenida confortable” que España ha brindado siempre a los artistas y al mundo de la cultura en general. “Durante el viaje por España, un malentendido provocó una estancia de varias horas en la cárcel. Al estar dibujando en Cartagena las viejas murallas que corren por la colina, fue visto por un policía que consideró sumamente sospechoso que un extranjero dibujase las instalaciones de defensa de la ciudad tomando a Escher por un espía. Tras ser llevado a comisaría, le fueron confiscados todos sus dibujos”.
    No los recuperó nunca y treinta años después todavía contaba la anécdota con bastante malhumor.

      Citar  Responder

  10. ” … En realidad …

    La noche cubre el mundo ahonda todo
    desde tu valle espanto al magdalena.
    Quiera que pueda dios unirse algo
    la levadura rota y el presente
    y que en esos los muertos que hablan tanto
    intacten flor distinta de las otras
    y te la ofrezcan alta ¡y te la ofrezcan!

    Ella la ella ella la corvada
    la de la hoz de mies dispuesta a tanto
    a las plantas volcada de los hombres
    que se dan se le daban se le siguen
    se dejarían dar si nadie acude
    que noche ahonda y cubre y une en lejos
    estar tocados por la misma ésta.

    Cada uno lo sabe mas se vuelve
    veicalla suave se da vuelta si ve o no
    el cielo se hace el blanco cielo cielo
    y vuelcan todos rastros de memoria
    hongos quedándose en el aire atentos
    y en tanto nadie nadie nadie nadie
    dice esta noche que nos toca a todos.

    Idea Vilariño
    ‘Cielo cielo’ (1947)
    “Poesía completa”
    Lumen – Penguin R.H., 2016

    …, “adentrarse a fondo en los secretos” era en Herschel parte de una inclinación natural que le proporcionaba mucho placer. Es posible que la música le brindase una vía para ponderar todas estas cuestiones, lo que en este tiempo le llevó a componer un oratorio basado en ‘El Paraíso perdido’ de Milton, aunque la partitura manuscrita no se ha conservado [William Herschel ‘Chronicle’ – ‘The Herschel Chronicle’, (pag. 24); editado por su nieta Constance A. Lubbock, Cambridge University Press, 1933] … ”

    Richard Holmes
    ‘Herschel sobre la Luna’
    “La edad de los prodigios” (2008)
    Traducción de Miguel M-L. y Cristina N.
    Turner Publicaciones, 2012

    Los once de febreo, ¡milagro!

    Felicidades a tantas Lourdes que celebran la geografía
    de su bonito nombre

    ._.

    *

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *