Espejismos terroristas

Posted By on Mar 22, 2016 | 109 comments


Hace unos meses escribí un artículo con ese título para Muy interesante. Lo copio aquí bajo el efecto del horror reciente en Bruselas. Lo más peligroso de algunos de nuestros peores enemigos quizás sea lo que pueden despertar o desatar en nosotros.

Más allá de percepciones inmediatas y limitadas, la mente humana aprecia con dificultad la dimensión cuantitativa de la mayor parte de los hechos. Las cifras nos marean, y respondemos sobre todo a los impactos sensorialmente poderosos, y lo que sucede más cerca en el espacio y en el tiempo nos parece siempre mucho más importante o más grave. Ojos que no ven, corazón que no siente. El mismo día en que un yihadista demente intentó asaltar con un cuchillo de cocina una comisaría en París-y fue abatido a tiros de inmediato- cincuenta personas morían en la explosión de un coche bomba en una calle de Trípoli, y grupos armados del Ejército Islámico atacaban e incendiaban en parte enormes instalaciones petrolíferas en la costa de Libia. Pero en los noticiarios españoles, y en todos los europeos, el conato casi risible de ataque a la comisaría llevado a cabo por una sola persona sin más arma que un cuchillo ocupó muchos más minutos que los otros acontecimientos, aunque éstos fueran de una gravedad incomparable. De nuevo vimos en París calles cortadas y policías armados con cascos de guerra, chalecos antibalas, temibles fusiles automáticos. De nuevo se habló de la necesidad de recortar libertades y garantías en nombre de la seguridad amenazada. Y es muy probable que en esa atmósfera creciera la popularidad de los partidos de la extrema derecha xenófoba y la desconfianza hacia los musulmanes y los refugiados.

El terrorismo basa su eficacia no en la capacidad de hacer daño sino en una disonancia cognitiva: su espectacularidad, su crueldad irracional, el desamparo de sus víctimas, el dolor irreparable y verdadero que produce, nos llevan a exagerar una sensación de amenaza muy difícil de calibrar en sus exactas dimensiones. Salvo las personas con mentes adiestradas en las matemáticas, casi todos nos dejamos llevar por una reacción emocional que es moralmente legítima, pero que distorsiona gravemente, en beneficio de los terroristas, nuestra comprensión del peligro. El dolor que un ataque terrorista produce es inmenso, pero tiene sobre todo un sentido estratégico: el de conseguir el máximo impacto de propaganda con medios letales pero también muy limitados, nimios en realidad por comparación con los aparatos de seguridad de un estado moderno. Ningún hecho histórico reciente ha tenido más resonancia, y más largas y desastrosas consecuencias, que el atentado contra las Torres gemelas, el 11 de septiembre de 2001. Hubo casi tres mil víctimas, y los que estábamos ese día en la ciudad no lo olvidaremos nunca. ¿Cuántos muertos hubo y sigue habiendo todavía, quince años después, en las guerras desatadas por Estados Unidos en Afganistán y en Irak como respuesta a aquel atentado? Cada vida humana es desde luego única e irreemplazable, y el fanatismo político o religioso estremece lo más profundo de una conciencia educada en los valores democráticos. Pero cada año, en Estados Unidos, mueren una media de 30.000 personas por disparos de armas de fuego, y el Congreso es incapaz de aprobar limitaciones mínimas en el acceso indiscriminado a ellas. Descontando los muertos en las Torres gemelas, el número de víctimas del terrorismo en Estados Unidos, en estos últimos quince años de permanente obsesión sobre su amenaza, y de invocaciones a la guerra, ha sido exactamente cincuenta y cuatro.

Los españoles solemos tener una visión sombría y abatida de nuestro país, que quizás corregiríamos en parte si en vez de prestar atención a tanta palabrería política nos fijáramos en hechos cuantitativos tan reveladores como el índice de supervivencia de recién nacidos, o el de longevidad de mujeres y hombres, o el de transplantes realizados con éxito. De uno de nuestros mejores logros no se acuerda ni se enorgullece nadie: sin leyes especiales, sin pena de muerte, sin limitación de las libertades públicas, la democracia española ha derrotado al grupo terrorista más sanguinario de Europa. Los responsables del atentado de Atocha en 2004 fueron detenidos y juzgados con todas las garantías y cumplen sus condenas. La apreciación sobria y cuantitativa de lo real es un antídoto contra las reacciones furiosas que el terrorismo aspira a desatar.

Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

109 Comments

  1. Inmaculada Morcón, enhorabuena por tu licenciatura.

    El sr. Muñoz en realidad es un futuro premio Nobel de literatura. Se lo otorgarán en 2035. Perdona por no colgar el enlace de su discurso de agradecimiento, pero se produciría una paradoja espacio temporal y la posible desaparición del Universo.

    Empieza con Plenilunio o El Dueño del Secreto.

    :-) <———emoticón careto feliz.

      Citar  Responder

  2. Comentario
    Hola. Gracias! Tengo muchos libros q me giustaria leer para formarme mejor porque este año me lisenciaré en Computación en la Unicyt de Pan. He visto q el señor Muñoz q sale aqui es escritor asi q leere un dia algun libro suyo para formarme mejor. En mi pais hemos sentido mucho lo q a ocurrido en Bruxelas. Es horrible, si?. Un saludo.
    Inma.

      Citar  Responder

  3. Hermi,
    .
    Me rindo. No sé exactamente lo que viste, Hermi, aunque me inclino por una Cruz de Mayo. Después de ver el listado que ha facilitado Carmela como ejemplo, la labor de investigación me ha parecido tan ardua que he delegado mis funciones en Rita la Cantaora.

    En cuanto a Llamazares y para acabar por mi parte con el tema; home, entiendo que en tanto leonés, tenga una visión de la SS llena de negror, tinieblas, severidad, etc. Aquí, en cambio, el tema es muy distinto o porcentualmente muy distinto. Es la fiesta de la alegría, de la celebración de la primavera, de la vuelta de la luz y como he dicho alguna vez, son días paganos de un erotismo ambiental que tira de espaldas, lo cual es perfecto para horizontalizar el roce (el roce hace el cariño)… Ay, ser novio o novia con pocas semanas de relación y saborear las mieles del amor en mitad de la SS, ¡eso es otro nivel!

    :-)

    George Borrow… Don Jorgito el de las Biblias, como le decían. Menudo personal se tuvo que encontrar por aquí el pobre hombre a pesar de sus entusiasmos de viajero romántico.

    :-)

      Citar  Responder

  4. ” … Llegaron … ”

    “[…] Apartóse Roque a una parte y escribió una carta a su amigo, a Barcelona, dándole aviso cómo estaba consigo el famoso don Quijote de la Mancha, aquel caballero andante de quien tantas cosas se decían; y que le hacía saber que era el más gracioso y el más entendido hombre del mundo, y que de allí a cuatro días, que era el de San Juan Bautista, se le pondría en mitad de la playa de la ciudad, armado de todas sus armas, sobre Rocinante, su caballo, y a su escudero Sancho sobre un asno, y que diese noticia desto a sus amigos los Niarros, para que con él se solazasen; que él quisiera que carecieran deste gusto los Cadells, sus contrarios, pero que esto era imposible, a causa que las locuras y discreciones de don Quijote y los donaires de su escudero Sancho Panza no podían dejar de dar gusto general a todo el mundo. Despachó estas cartas con […]”

    Miguel de Cervantes Saavedra
    “Don Quijote de la Mancha (II; LX)”

    ” … por atajos y sendas encubiertas … ”

    “[…] ‘siempre fue un ávido lector, estudioso de la historia, la economía y la filosofía’, explica (…) su hermana (…).
    En la actualidad, le permiten tener alrededor de veinte títulos, siempre y cuando sean autorizados […]”

    Doménico Chiappe
    “Las lecturas del preso político L.L”
    -Cultura- en El País del 25/III/16

    Jornadas de velas y letras crudas.
    Augurio de rosas y plegarias por cumplir.
    ¡Que sea usted muy feliz don Mario! :)

    *

      Citar  Responder

  5. Comentario
    Zacarías,

    Gracias por tu recomendación de “Farándula”, que pienso leer pronto. Y por mi parte te/os recomiendo “Comedia con fantasmas”, de Marcos Ordóñez, novela que revela la magia y la adicción al teatro a través de una trama cuyo personaje más brillante es un trasunto de Enrique Rambal.

      Citar  Responder

  6. Comentario
    Hola. Gracias! Tengo muchos libros q me giustaria leer para formarme mejor porque este año me lisenciaré en Computación en la Unicyt de Pan. He visto q el señor Muñoz q sale aqui es escritor asi q leere un dia algun libro suyo para formarme mejor. En mi pais hemos sentido mucho lo q a ocurrido en Bruxelas. Es horrible, si?. Un saludo.
    Inma.

      Citar  Responder

  7. Hola. Gracias! Tengo muchos libros q me giustaria leer para formarme mejor porque este año me lisenciaré en Computación en la Unicyt de Pan. He visto q el señor Muñoz q sale aqui es escritor asi q leere un dia algun libro suyo para formarme mejor. En mi pais hemos sentido mucho lo q a ocurrido en Bruxelas. Es horrible, si?. Un saludo.
    Inma.

      Citar  Responder

  8. Inmaculada Morcón,

    Tu pregunta y diferentes respuestas me han hecho buscar el ejemplar que anda por casa –y que apareció en su día sin saber cómo- y leer el primer párrafo. Me extraña que gente de aquí haya confesado que llegaron a la página ¡200!
    Del primer párrafo: “Alfred, el hijo de Tom, estaba mezclando argamasa, cantando en voz alta al tiempo arrojaba paletadas de arena en un pilón. También había un carpintero trabajando en un banco junto a Tom, tallando cuidadosamente un madero de abedul con una azuela”.
    En las pocas líneas que hay más arriba hay otros cinco seis “Tom”. Todo eso mezclado con “pilón”, tan pronto, hizo que dejara la lectura antes de girar la primera hoja. Y el caso es que este ejemplar está que se cae de manoseado que está.
    Conclusión: mi consejo es que si quieres leer algo de Pilares, leas los Siete de la Sabiduría, de T.E. Lawrence. Desierto, aventura, guerra, política, historia, hambre, crueldad, violencia, erudición, pasión.
    Pero, vamos que tampoco es cuestión de pontificar. Lo mejor es que pruebes. Quizá los Pilones de la Tierra, sea el libro de tu vida.

      Citar  Responder

  9. Sap,
    Carmela,
    Vaya, pues revisando mis apuntes -siempre hay que anotarlo todo- he visto que no fue en junio sino en mayo, el 28 concretamente. ¡Vaya memoria! Eso sí, hacía calor de julio. Y quizá -me habéis hecho hacer un ejercicio de memoria, nefasta- quizá, digo, dijo “ensayar” en vez de “entrenar”. Pero el sentido de este último verbo le venía mejor a la sorpresa que sentí y a lo que quería transmitir. (Sí, vale, quizá denote un poquillo de mala leche).
    Carmela, claro que hay gente para todo. Pero, como decía Llamazares en su artículo, se podría decir que este país se pasa meses esperando las procesiones para ejercer y marcar el paso. Eso es así. Creo que en Londres, en Inglaterra, esto no pasa, y también habrá gente fervorosa y gente que no lo sea. Es otra cosa, como los toros, que nos distingue.
    Por cierto, tengo ganas de leer “la Biblia en España” de George Borrow. Ahí nos dice también, al parecer, cómo somos. Y creo que tuvo algún encuentro con cierto personajete sevillano, nada más llegar de su estancia en Portugal.

      Citar  Responder

  10. Zacarías, oooooooh, gran descubrimiento el de Wislawa Szymborska. No la conocía. Gracias.

    Tendré que cambiar el símil: Los Pilares de la Tierra tienen menos literatura que la voz en off de las películas audio descritas para invidentes. Sólo es una retahíla de acontecimientos relatados sin requiebros, giros, ni gracia.

      Citar  Responder

  11. Sap, me micciono de risa con tus ocurrencias, sentraña. Pero no sirvo para inventarme historietas sádico-eróticas (seguro que todos los personajes terminaban muertos) porque no le veo ningún placer a eso de darse leches con el propósito de hacerse daño.

    Cerca de donde vivo hay un piso muy grande (toda una planta) ocupada por mujeres jóvenes, casi adolescentes algunas, del Opus Dei. Inevitable pensar en ellas al recordar la disciplina. Algunas sectas deberían estar completamente prohibidas.

    Tenías razón, las sardinas picantonas que revivieron en mi estómago eran de la marca Acme, de esas que venden en Mercadona. Seguiré investigando.

    Y hablando de Macarena…

    https://www.youtube.com/watch?v=d8aPVYrO6ZQ

      Citar  Responder

  12. Ha muerto Adrienne Corri, actriz de Renoir (The River), Kubrick y la Hammer, glasglowiana con sangre (fogosa) italiana, a quien se supone canta, como base de una galería de la estrella británica y aprovechando una canción propia que remite a su nombre artístico, la cantautora salentina Agnese Manganaro. “Corri”:

    http://youtu.be/mi82TspTLPw

      Citar  Responder

  13. “Quiero que haya Semana Santa. No me gusta, pero quiero que se sepa cómo somos.”

    Hermi, antológico :-)

    Como somos, ¿quiénes? ¿Me define a mí la visión de una mujer con mantilla y peineta? Y a ti, ¿te define un penitente de Palencia?

    Todos sabemos que, según el lugar, dentro de España, con perdón, la semana pasada se celebra de manera bien distinta, pero suponiendo que fuera igual en todas partes, ¿a quiénes definiría: a los que participan de manera, digamos, activa o a los que se quedan en su casa, van al cine o huyen al campo o a la playa?

      Citar  Responder

  14. Hermi,
    Carmela,
    .
    O también es muy probable, que lo que vio Hermi fuera el discurrir de una de esas hermandades llamadas de gloria que hay a patás en verano. Si pudiera precisar qué día de junio ocurrió, el misterio quedaría desvelado.

    El caso que se nos presenta es una chuminá, claro, pero aparte de entretenernos a unos cuantos pesaos que esperan nuevo alpiste en el comedero, puede servir de ejemplo de cuál es el protocolo de fabricación de un bulo; de cómo una información falsa que es propalada después con la mejor intención, da lugar a la creación de mitologías cuando menos, chuscas. Así, entre lo que vio el amigo Hermi y lo que comentó la desinformada recepcionista a su pregunta, puede llegarse a la conclusión: “En Sevilla, en el mes de junio, ya se ‘entrenan’ para la Semana Santa”, lo que desde luego, queda lejos de ser exacto… ¡son los peligros que conlleva el contratar a recepcionistas incompetentes!

    :-)

    BK,
    .
    ¡Pero BeKa, criatura!, ¿no te has dado cuenta que tienes delante y a medio escribir un magnífico relato erótico de tintas cargadas? Define un poquito más a los personajes y ponnos los dientes largos, sentraña. ¡Me pido que la prota que imparte severa disciplina inglesa sea una señorona madura que vaya vestida como la Macarena, con corona y to!

    :-)

      Citar  Responder

  15. ” … nos marean … ”

    ” Nos hemos hecho la vida lejos de nuestra pequeña ciudad, pero no nos acostumbramos a estar ausentes de ella, y nos gusta cultivar su nostalgia cuando llevamos ya algún tiempo sin volver, y exagerar a veces nuestro acento, cuando hablamos entre nosotros, y el uso de las palabras y expresiones vernáculas que hemos ido atesorando con los años, y que nuestros hijos, habiéndolas escuchado tanto, apenas comprenden. Godino, el secretario de nuestra casa regional -que ha revivido de un triste letargo gracias a su dinamismo entusiasta (5)-, organiza regularmente comidas de hermandad en las que disfrutamos de los alimentos y de las recetas de nuestra tierra, y si nos disgusta que nuestra gastronomía sea tan poco conocida por los forasteros como nuestra arquitectura monumental o nuestra Semana Santa, también nos complacemos en poseer platos que nadie conoce y en designarlos con esas palabras que sólo para nosotro tienen sentido (…)”

    (5) Otro aspecto no observado por la crítica especializada es el de los constantes juegos literarios que ‘Sefarad’ presenta con respecto a otras novelas y escritos de Antonio Muñoz Molina. En este caso, además, se trata de un guiño literario repleto de ironía. Pepín Godino, también conocido como Jota Jota en ‘Los misterios de Madrid’, muere en el capítulo XXI de esa novela que se titula ‘La confesión de un réprobo’. En realidad este capítulo fue previamente publicado en el periódico ‘El País’, al igual que el resto de la novela, como un ‘folletín’ entre el once de agosto y el siete de septiembre de 1992. En concreto, el capítulo al que aluden directamente estas palabras, ‘La confesión de un réprobo’, fue publicado el martes uno de septiembre de 1992. En este capítulo Pepín Godino es encontrado por Lorencito Quesada en su oficina donde, herido de muerte, canta y recita versos costumbristas a la vez que se confiesa ante su paisano. De ahí la enorme ironía de las palabras de Muñoz Molina cuando afirma que gracias a Godino ‘ha revivido’ la ‘casa regional’. Godino revive literalmente junto a la ‘casa regional’ en la ficción, ya que había muerto en la novela por entregas de 1992 (publicada ese mismo año por Seix Barral) donde hace gala del mismo carácter expansivo y de la misma facilidad para narrar historias y chascarrillos de su ciudad de provincias o para ensalzar en verso las glorias locales que presenta en ‘Sefarad’. […]”

    AMM
    ‘Sacristán’
    “Sefarad” (2001)
    Edición de Pablo Valdivia
    Cátedra – Letras Hispánicas, 2013

    ” … gravedad … irremplazable … incomparable … ”

    A propósito de ureas.
    …Y de ácidos orlantes, of course :)

    *

      Citar  Responder

  16. Hace poco fui a una de esas tiendas de las que habláis, donde venden los capuchones de los penitentes y toda la parafernalia necesaria para los ritos religiosos católicos. Una amiga, fan de Las Cincuenta Sombras de Grey -nadie es perfecto-, se casaba y el día de la despedida de soltera quisimos regalarle un látigo. Los que vendían en los sex shop parecían de juguete, más útiles para espantar moscas que para hacer daño. La misma dependienta del sex shop nos aconsejó que fuéramos al Zacatín y entráramos en cualquier tienda con objetos religiosos en su escaparate. Pero que en lugar de preguntar por un látigo, lo hiciéramos por una disciplina. Tenían varias. De esparto, de piel, con más o menos puntas que, a su vez, tenían diferentes terminaciones. Optamos por una disciplina de cinco puntas de esparto con una especie de perdigones en sus extremos. Lo quise probar en mis propias carnes, flojito, que me quiero mucho; pero inmediatamente pensé: Ay, soy gilipollas. ¡Cómo dolía! Hasta me salieron cinco verdugones (uno por punta). ¿Cómo puede hacer la gente eso voluntariamente? ¡Qué majarones están! Además, las bolitas de los extremos parecían ser de plomo. ¿Tendrán esos chismes alguna vigilancia de sanidad?

      Citar  Responder

  17. Comentario
    Sap,

    Seguramente el “entrenamiento” se debería a una de esas salidas extraordinarias que se celebran en nuestro pueblo con motivo del aniversario de la fundación de alguna hermandad o de la coronación de alguna virgen, vete a saber; vivimos en la tierra de María Santísima y eso se nota :-)

      Citar  Responder

  18. Sap,

    Hotel Derbi. Plaza del Duque. Junio de 2010. Sevilla. Quizá la recepcionista era ya de Podemos sin saberlo y renegaba de estas cosas. O tenía guasa.
    La ruta, inolvidable. Eso sí, musho caló.

      Citar  Responder

  19. Zacarías,
    .
    Ya que hablas de Eva, vi ayer a otra Eva, en concreto “Las tres caras de Eva” (Nunnally Johnson, 1957), protagonizada por Joanne Woodward y Lee J. Cobb, película basada en un caso real de desdoblamiento de personalidad –vamos, como Carlos Jesús manifestándose en Crístofer y Micaé– y que involuntariamente en muchas escenas, traspasa la frontera de la comicidad y lo grotesco.

    Está completa en el Tubo, lista para abajarse y “echar” unas risillas:
    https://www.youtube.com/watch?v=FB7XWr58irk

    :-)

    Hermi,
    .
    No dudo de tu visión y más sabiendo que no eres aficionado al peyote y la mescalina; lo que no encuentro lógico es que ese “entrenamiento” al que se refirió el recepcionista tenga algo que ver con la SS.

    Oye, ¿y cómo os fue finalmente con esa ruta?

    :-)

      Citar  Responder

  20. Comentario
    Inmaculada Morcón,

    En primer lugar, bienvenida; y en cuanto a Los Pilares de la Tierra, pídelo prestado o sácalo de alguna biblioteca porque su compra te podría suponer un gasto inútil. No sabría decirte en qué página lo dejé por infumable.

      Citar  Responder

  21. Sap,

    Recuerdo que cuando falleció Chirbes, el anfitrión dedicó una entrada en su honor explicando cúal había sido su relación y escribió que habían tenido diferencias ideológicas. Entonces imaginé que era de derechas, que me parece estupendo, pero me chocaba por lo que había leido de él.

    Hace poco, revisando la lista del antaño gran periódico El País “Cien escritores en español eligen los 100 libros que cambiaron su vida” que publicó en 2008 me percaté que Chirbes escogió El Manifiesto Comunista en primer lugar.

    Solté una carcajada

      Citar  Responder

  22. ” … No le vi la cara al principio … ”

    The guns spell money’s ultimate
    [reason
    In letters of lead on the spring
    [hillside.
    But the boy lying dead under
    [the olive trees
    Was too young and too silly
    To have been notable to their
    [important eye.
    He was a better target for a kiss.

    When he lived, tall factory hoo-
    [ters never summoned him.
    Nor did restaurant plate-glass
    [doors revolve to wave him in.
    His name never appeared in the
    [papers.
    The world maintained its traditio-
    [nal wall
    Round the dead with their gold
    [sunk deep as a well,
    Whilst his life, intangible as a
    [Stock Exchange rumour, drifted
    [outside.

    O too lightly he threw down his
    [cap
    One day when the breeze threw
    [petals from the trees.
    The unflowering wall sprouted
    [with guns,
    Machine-gun anger quickly scy-
    [thed the grasses;
    Flags and leaves fell from hands
    [and branches;
    The tweed cap rotted in the net-
    [tles.

    Consider his life which was va-
    [lueless
    In terms of employment, hotel
    [ledgers, news files.
    Consider. One bullet in ten thou-
    [sand kills a man.
    Ask. Was so much expenditure
    [justified
    On the death of one so young
    [and so silly
    Lying under the olive trees, O
    [world, O death?

    Stephen Spender
    ‘Ultima Ratio Regum’
    “The pocket book of modern verse”
    Edited by Oscar Williams
    Pocket Books Inc., NY (1955)

    ” … Y somos como el personaje de cuento de hadas ante el que un mago, obedeciendo a sus deseos, hace aparecer bajo una luz mágina a su amada hojeando un libro, llorando o recogiendo flores, muy cerca de él y sin embargo muy lejos, en el lugar en el que se encuentre.
    Y para que el milagro se reproduzca sólo tenemos que acercar los labios al artefacto mágico y llamar -durante mucho tiempo a veces, hay que reconocerlo- a las Vírgenes Prudentes cuya voz escuchamos cada día sin llegar a conocer su rostro y que son nuestros ángeles guardianes en estas tinieblas vertiginosas cuyas puertas vigilan celosamente, las Omnipotentes que hacen surgir los rostros ausentes cerca de nosotros, sin que los podamos ver; sólo tenemos que llamar a estas Danaides de lo Invisible que, sin cesar, vacían, llenan, trasladan las urnas oscuras de los sonidos, las Furias celosas que, mientras murmuramos una confidencia a una amiga, gritan irónicas “¡estoy escuchando!” en el momento en el que esperábamos no ser oídos de nadie, esas servidoras irritadas del Misterio, Divinidades implacables, ¡las Damas del Teléfono! … ”

    Marcel Proust
    “Días de lectura (II)”
    Traducción de Alicia Martorell
    Great Ideas | Taurus | Santillana, 2012

    ” … porque estaba sentada de espaldas a la puerta, inclinada sobre la máquina … ”

    AMM
    “Beltenebros” (1989)
    Seix Barral, 2009

    ‘Pero lo nuestro es pasar,
    pasar haciendo caminos,
    caminos sobre’ … Espejismos, hielos y corolas :)

    *

      Citar  Responder

  23. Maties,

    El comentario era para ti. A propósito del “1,2,3… botifarra de Pagés,” de la Trinca.

      Citar  Responder

  24. David CG,

    Esa canción es una de las del repertorio automovilístico en formato cinta o cassette de mi infancia. En algún momento de debilidad paterna, mi hermano mediano, muy culé, debió pillar a mi padre con la guardia baja repostando gasolina.

    De esa cinta y un cierto oído para el catalán, proveniente supongo de mis primeros cinco años de vida aunque en mi casa se hablara castellano a jornada completa, viene mi familiaridad con el himno del Barça.

    Al venirnos a Madrid y con el impulso de mi padre, que me llevaba a todos los partidos en el Vicente Calderón -en las últimas ya, el pobre-, me cambié de chaqueta. Chaquetero, otra palabra en marcado declive. Pero mi admiración por Cruyff se mantuvo.

    Uno de mis primeros recuerdos claros de la infancia fue mi incredulidad al ver la grada del Calderón mentándole a coro, muy airada, la madre a mi ídolo porque en un lance del juego hizo caer al brasileño Luiz Pereira y tuvieron que cambiarlo por lesión en el hombro. El insulto de marras me sonaba con la misma intensidad que una blasfemia. Y recuerdo los rostros de la grada desencajados, las fauces abiertas, la ira, como un cuadro de Goya.

    Johan Cruyff, auténtico genio del balón. Veo ahora algunas fotos suyas, con físico de medio fondista o de saltador de altura y su liviandad de cintura para arriba contrasta con los musculados físicos de las estrellas del momento. Era todo velocidad y gracilidad, cambios de ritmo, giro y agilidad. Una gacela y con unos pies privilegiados.

    A través de este gol, reiteradamente narrado por mi padre, que lo sufrió en vivo en el Nou Camp, recuerdo al también desaparecido narrador y mi infancia barcelonesa.

    Acabo de leer un post de la UEFA en que cita que un estudio calculó que dos mil millones de personas conocían el nombre de Johan Cruyff y que tras Rembrandt y Van Gogh es el holandés más conocido de todos los tiempos.

    ¡Dag, adeu Johan!

    https://www.youtube.com/watch?v=u0SOUl7B3L8
    (Minuto 2:21)

      Citar  Responder

  25. Bueno es saberlo,
    Nicolás. Tomo nota.

    No hay que ser tonto de capirote y comprarse el ídem donde no entienden de ello, sino en las tiendas de los verdaderos profesionales del ramo.

    Aunque este servidor no creo alcance siquiera la categoría de cliente potencial. Ni de acólito me veo. Bella palabra, en `pronunciado desuso, tirando de paradoja, recuperada en el texto comercial que pegué para confirmarle a SAP que mi impresión era correcta.

    Encima supongo habrá tortas para ser cofrade, costalero, acólito o lo que sea. Es de esos honores que sólo el que nace y crece en ese ambiente puede entender. Soy de acento mesetario, como esos a los que seguías, y eso que en Zamora me tragué procesiones de niño, cuya aglomeración, silencio y nocturnidad me causaban cierta impresión. Decir que me conmovieron sería una hipérbole retrospectiva.

    Por cierto, ¿vendré de eso, de los costaleros, lo de arrimar el hombro? Yo es que soy más, si acaso, de arrimar el ascua a mi sardina.

      Citar  Responder

  26. Gaspard,

    Comentario
    Al lado de una entidad bancaria de origen vizcaíno. La cafetería,que podría llamarse Gaviria, Mónaco, Madrid, California…, tiene un nombre algo prosaico: La Vaca. Muy cerca del Basque. Omito todas las comillas. Esa pregunta no se deberá a que quieres imitar el gesto de los de Valladolid , supongo. Y, ya que estamos , ?qué opinas de Tabakalera?

      Citar  Responder

  27. Hola. Gracias! Tengo muchos libros q me giustaria leer para formarme mejor porque este año me lisenciaré en Computación en la Unicyt de Pan. He visto q el señor Muñoz q sale aqui es escritor asi q leere un dia algun libro suyo para formarme mejor. En mi pais hemos sentido mucho lo q a ocurrido en Bruxelas. Es horrible, si?. Un saludo.
    Inma.

      Citar  Responder

  28. Sap,
    Panameño como Basilio e Inmaculada, Rubén Blades, además de ser el autor de Pedro Navaja, Ligia Elena y Mucho Mejor, cruzó un gran pasodoble del vasco Carmelo Larrea (Dos Cruces, Camino Verde) con la música latina, canción que, como las tres anteriores, fue objeto de exitosa versión por la Orquesta Platería. “Ya no te puedo querer”:
    http://youtu.be/t0j2LKTqfak

      Citar  Responder

  29. Zacarías,
    .
    Ya lo dijo el maduro protagonista de “Si la cosa funciona” de Allen, a la jovencita encandilada: “Confundes mi pesimismo con sabiduría”.

    La sordidez que muestra Chirbes en su última novela, responde a lo que has comentado. Que también tendemos a asociar sordidez/lucidez y dotar la mezcla de buena fama.

    :-…

      Citar  Responder

  30. En esta semana en la que en nuestra amada nación se celebra la ingorancia, el dogmatismo y el oscurantismo, para compensar en la medida de mis posibilidades me he puesto a leer un libro luminoso: “Jazz. Como la música puede cambiar tu vida” de Wynton Marsalis y Geoffrey C. Ward.
    “No es fácil encontrar palabras para expresar el tipo de emociones que sienten los músicos de jazz, al igual que no se encuentran palabras para expresar lo que se siente de niño cuando la luz penetra por entre las cortinas, ni tampoco cuando tus compañeros de clase se mofan de ti. Tampoco hay palabras para expresar lo que se siente cuando vas sentado en el coche con tu padre de noche y en silencio, ni tampoco para expresar el amor que sientes por tu esposa cuando bromeas con ella.”

    Y de música de fondo, la jovialidad de Dexter Gordon:

    https://www.youtube.com/watch?v=ApWtuFAOz6A

      Citar  Responder

  31. Hermi,

    Claro que es real. Hará unos diez años vi a a unos tipos cargando con un simulacro de paso una noche de enero en Granada. Se ve que habían entrado en calor porque los chaquetones estaban en el lugar de la virgen. “Qué forma más curiosa de hacer el payaso”, pensé.

    Por fin se acaba la mal llamada Semana Santa (Semana Oligofrénica sería más adecuado). A ver si el año que viene llueve un poco más:

    https://www.youtube.com/watch?v=fdUme8XKoWA

      Citar  Responder

  32. Maties,

    Como admirador que eres de Mankiewicz, seguro que te gustará mucho Farándula. La novela está construida en torno a una adaptación teatral de Eva al desnudo. La autora hace unos comentarios muy interesantes sobre la relación cine-teatro que plantea Mankiewicz en el guion original.

      Citar  Responder

  33. Hermi,

    “hay que ir más allá de lo obvio. Lo obvio es decir y pensar: son unos descerebrados, unos malnacidos, unos desagradecidos, unos extremistas, etc.”

    Por supuesto. El problema es que algunos, cuando van más allá de lo obvio y se enredan en complejas explicaciones, acaban olvidándose de lo obvio y llegan a confundir a las víctimas con los verdugos. Podemos ir todo lo lejos que quieras, pero sin perder de vista en ningún momento la obviedad que tú has apuntado. A ver si al final va a resultar que los terroristas son unas pobres víctimas de Occidente…

      Citar  Responder

  34. Inmaculada Morcón,

    Para que luego no nos reprochen que tratamos mal a los recién llegados, yo también voy a sumarme a las recomendaciones literarias. Le recomiendo el último premio Herralde: Farándula, de Marta Sanz. Lectura obligatoria. Aún no está en el emule, pero por esta novela sí merece la pena acercarse a una librería y pagar 17,9 euros. A los lectores nos conviene que autores como Marta Sanz puedan vivir de lo que escriben para que sigan publicando más novelas como esta.

    La verdad es que esta mujer es corrosiva. La inevitable conclusión a la que uno llega tras leer la novela es que la mezquindad forma parte esencial del ser humano (es la misma sensación que me dejaban las novelas de Chirbes, con quien los críticos la han comparado). Aquí no se salva nadie (el mundo de la farándula es solo un pretexto). Todo está sucio, todo está manchado por un pecado original, todo hunde sus raíces en las alcantarillas. La pureza no existe. Por eso a veces me ha resultado una novela un pelín antipática, por la amargura que rezuma. Me gustan las novelas de Marta Sanz, pero a la novelista no querría tenerla cerca. Vade retro. Este tipo de lucidez no suele ser buena para la convivencia. En la realidad, en el día a día, es mejor no escarbar tanto. La lucidez es una condena.

    Al terminar de leer la novela y escribir lo anterior, se me ha venido una pregunta a la cabeza: ¿por qué nos suelen parecer tan inteligentes quienes son capaces de percibir la cara más negativa de las cosas?, ¿por qué quien pone la lupa sobre la maldad nos parece lúcido y quien la pone sobre la bondad nos parece ingenuo o inocente?

      Citar  Responder

  35. Sap,

    Pudo ser el Corpus? No sé, yo lo ví. Fue real. La plaza no recuerdo pero lo sabré.

      Citar  Responder

  36. Elena Francis,

    “ese libro tiene menos literatura que el prospecto de una caja de supositorios”

    En las cajas de los medicamentos hay más literatura de lo que pensamos. Fíjate en este prospecto de Wislawa Szymborska:

    Prospecto

    Soy un tranquilizante.
    Funciono en casa,
    soy eficaz en la oficina,
    me siento en los exámenes,
    comparezco ante los tribunales,
    pego cuidadosamente las tazas rotas:
    solo tienes que tomarme,
    disolverme bajo la lengua,
    tragarme,
    solo tienes que beber un poco de agua.

    Sé qué hacer con la desgracia,
    cómo sobrellevar una mala noticia,
    disminuir la injusticia,
    iluminar la ausencia de Dios,
    escoger un sombrero de luto que quede bien con una cara.
    A qué esperas,
    confía en la piedad química.

    Eres todavía un hombre (una mujer) joven,
    deberías sentar la cabeza de algún modo.
    ¿Quién ha dicho
    que la vida hay que vivirla arriesgadamente?

    Entrégame tu abismo,
    lo cubriré de sueño,
    me estarás agradecido (agradecida)
    por haber caído de pie.

    Véndeme tu alma.
    No habrá más comprador.

    Ya no hay otro demonio.

    *************

    Pero el medicamento más literario es Lyrica, de la casa Pfizer. Es una droga basada en la pregabalina que reduce el dolor neuropático al conseguir que los estímulos nerviosos no lleguen al cerebro. Ni el mismísimo Orfeo con su arpa habría definido mejor los poderes de la lírica. Para que luego hablemos mal de la industria farmacéutica.

      Citar  Responder

  37. .
    Recuerdo que en el catecismo nos enseñaban como precepto ineludible que había que comulgar en Pascua Florida; pero yo nunca me enteré ni nadie me aclaró cuándo era la dichosa Pascua Florida. ¿Correspondía a tal día como hoy; o sea, Domingo de Resurrección, o se referían a otra fecha fabulosa? Esta duda llenó mi infancia de temor. Ser niño católico fue vivir entre el miedo y la incertidumbre.

    (Por si acaso y como antídoto irreverente, me acabo de tomar unos tragos primaverales).

    :-)

    Inmaculada Morcón,
    .
    ¡Albricias!, ¡sangre nueva y, a juzgar por la redacción, sangre joven! Estas incorporaciones hay que cuidarlas como oro en paño, señoras y señores.

    Estimada Inmaculada: los Pilares me resultaron arduos y solo pude completar un tercio de los forjados que sostuvieran; así que poco te puedo comentar que no sea mi propio aburrimiento. Que yo recuerde, eres la primera panameña que entra por aquí… Panameño era también el fenecido Basilio, que Dios tenga en su gloria, y que seguro muchos recordaremos:
    https://www.youtube.com/watch?v=wQCTw-j2dFI

    :-)

    Hermi,
    .
    ¿¿”Entrenando” en junio??, ¿pero “entrenando” para qué? Porfa, Hermi, facilítame si está en tu mano, situación de la plaza donde experimentaste la visión, de tu hotel y filiación del desinformado recepcionista por ver de aclararte el misterio.

    :-)

    Elena Francis,
    .
    BeKa, sentraña, creo que eres víctima de un error y has confundido unas vulgares sardinas picantonas de marca blanca (fatales para los corredores urbanos) con las acreditadas sardinas Cuca en salsa picantona, tan apreciadas por los maratonianos y fondistas en general. Es que no hay color.

    :-)

    Para finalizar este frito variado: leo estos días “París-Austerlitz”, la novela póstuma de Rafael Chirbes. No tenía ni idea de que el gran escritor fallecido no hace mucho fuera homosexual, y no es que importe lo más mínimo, claro, sino que me resulta llamativo y me ha sorprendido –algo tan común en otros– que tal circunstancia no se trasluciera en los otros libros que leí de él.

    Siempre es un placer leer su escritura exacta.

    :-O

      Citar  Responder

  38. Gaspard,

    ¿Estás seguro de que da igual lo que se lea con tal de que se lea?
    No sabría argumentartelo ahora con ejemplos, trendría que pensarlo un rato, pero según la teoría del dualismo, según la cual cada situación tiene su contraria, si hay libros cuya lectura proporciona beneficios tiene que haber otros cuya lectura suponga perjuicios.

      Citar  Responder

  39. Teresa G., ¿en qué acera de Freedom Avenue? A finales de mayo me voy para allá, porque ya podemos prever, con esta situación de locos, cómo va a ser en cuestiones de seguridad y amenaza terrorista las semanas de la Eurocopa de junio-julio.
    Tienes razón sobre la lectura: da igual lo que se lea, con tal de que se lea. Como el sexo, igual. :-)

      Citar  Responder

  40. Hermi, para ellos está claro que es una guerra, así que da igual que nosotros pensemos que lo es o no. Si bien no sé qué significa para nosotros una guerra (¿quién está dispuesto a morir por la patria, si al eliminar la pena de muerte le negamos al Estado la capacidad de matar y la legitimidad de pedirnos a nosotros, ciudadanos de ese Estado, que matemos en su nombre?), si es una exageración semántica para darnos importancia, para creernos protagonistas de una época trascendental, o si en realidad estamos dispuestos a someternos a las limitaciones propias de un estado de guerra (más grave que un mero estado de urgencia): movilización masiva, interceptaciones de comunicaciones, censura de guerra, modificación del sistema de producción, etc. Manuel Valls, el típico político bocazas, que de tanto hablar con grandilocuencia devalúa y desvitaliza la credibilidad de la palabra política, dice que estamos en guerra contra el “hiperterrorismo”. Luego está la cuestión de que mucha gente no quiere reconocer que todo esto algo tiene que ver con el Islam. Nada tiene que ver, dicen algunos; supongo que estará relacionado, entonces, con el taoísmo. En realidad, el Islam no existe, aducen, seguidores de aquella corriente medieval que sostenía que nada existe, que es todo una invención que necesitamos para dar sentido a lo que no lo tiene. En el fondo, hay una renuncia a pensar: no queremos pensar si estamos en guerra, qué significa eso, qué tiene que ver esto con el Islam, qué naturaleza política reviste… Para lo que expuse antes me basé en un experto, Julien Freund, resistente y universitario, autor del término “impolítica” (tendencia a enterrar la política bajo un manto de sentimientos o gerencia), quien respondió durante la defensa de su tesis, publicada después como ‘La esencia de la política’: “Como todos los pacifistas, piensa que es usted quién designa al enemigo. Pero es el enemigo quien lo designa a usted. Y si él quiere que usted sea su enemigo, ya puede dedicarle como réplica las más bellas promesas de amistad, que, desde el momento en que él quiera que usted sea su enemigo, usted lo es. Y no le permitirá a usted ni cultivar su jardín”. La política, la economía, la moral, la religión, la ciencia y la estética son las seis esencias de la vida humana, según él. Pueden mezclarse entre ellas, dando lugar a la dialéctica antinómica. Y está la dialéctica antitética, propia al interior de cada esencia: en política, la lógica amigo-enemigo, en la que gana quien tiene la fuerza para imponer un compromiso temporal regido por la ley. ¿Qué pasa cuando el otro no acepta esa situación? Que llega la violencia, que es de naturaleza totalmente política, o político-religiosa, en este caso. Al comparar el terrorismo islamista con las desgracias naturales, los accidentes y los crímenes sexuales, caemos en la impolítica, en no querer entender lo trágico de la política. Eso diría Freund si no fuera porque lleva muerto más de veinte años.

    MJGE, después de decir lo anterior, aclaro que yo no sé si es una guerra. Quería señalar que antes que comparar a la baja el terrorismo con sucesos y hechos varios y diversos (¡Obama hasta habla de que muere más gente al caerse en las bañeras!), podríamos argumentar que en comparación con las guerras mundiales, está no es para tanto. Efectivamente, y por fortuna, y por eso no metemos en campos de internamiento a los árabes o los negros, como hizo Roosevelt con los japoneses o los franceses con los alemanes y austríacos en el 39. Pero saber que el enemigo no está en un avión cuya llegada será avisada con treinta minutos de alerta, sino que puede estar sentado en el asiento de al lado y volarse por los aires en medio segundo tampoco es un progreso de los que permiten respirar más tranquilamente.

      Citar  Responder

  41. Por otro lado. Hace cuatro o cinco días Julio Llamazares escribió un artículo “Poromponpón” sobre la Semana Santa. Se hacía eco de un diálogo que tenía con un paisano suyo de León, Antonio Gamoneda. “¿tú qué puedes esperar de una ciudad en la que la mitad de la población se pasa el año esperando a que llegue la Semana Santa para tocar el tambor y marcar el paso?”. Yo no quisiera que se acabaran las S.Ss en España. Dice mucho de cómo somos. Si queremos saberlo mejor, miremos las muestras en Filipinas, en Bolivia, en Méjico, donde se crucifican de verdad y donde se azota de veras para que sea como una película de perfectos efectos especiales. Quiero que haya Semana Santa. No me gusta, pero quiero que se sepa cómo somos.
    Para corroborarlo: en el mes de junio de hace cinco años llegué por la tarde a Sevilla en el AVE para comenzar con amigos la Vía de la Plata en bici de montaña. Quise ir desde la estación al hotel caminando por el gusto de ver las calles y la gente. Al llegar a una plaza vi una procesión; llevaban una figura y les seguía una pequeña banda de música. ¿En junio? Me pregunté. Sorprendido me dirigí a la recepcionista del hotel que seguro lo sabría. “Es que están entrenando”. Miré al cielo y el sol pegaba en el asfalto con justicia.

      Citar  Responder

  42. En todo este mundo, que es el terrorismo que nos golpea, y discutiendo siempre del asunto con otros “entendidos”, sospecho a menudo que nos falta material. Es decir, hay que ir más allá de lo obvio. Lo obvio es decir y pensar: son unos descerebrados, unos malnacidos, unos desagradecidos, unos extremistas, etc. Pero hay algo que no sabemos o hay importantes factores que nos impiden verlo. Para ellos está claro que esto es una guerra. Las víctimas más numerosas son árabes. Cada semana centenares de seres humanos mueren en atentados en sitios donde, parece un milagro, esos mismos seres humanos tienen madres, hijos y hermanos. Hay un conglomerado de países con diferentes intereses que envían allá sus aviones donde se lanzan misiles que valen millones de dólares que, milagro, hacen un trabajo aséptico, donde solo mueren, milagro, los verdaderos culpables. Así, el que ellos nos lancen suicidas y nosotros misiles inteligentes, nos descoloca todo nuestro discurso porque aquí mueren nuestros inocentes y allá, milagro, solo culpables. Todo esto nos da una gran tranquilidad moral a la vez que nos envalentona para, como dice Pérez-Reverte, poner velitas y corazones y seguir enviando aviones que hacen trabajos, milagro, quirúrgicos. No sé. De lo que estoy seguro es que nos falta material.

      Citar  Responder

  43. Inmaculada Morcón,

    Yo no lo he leído, pero sé de gente que ha disfrutado mucho con su lectura. Lo importante es leer .

      Citar  Responder

  44. Estimada Inmaculada Morcón, no hagas casos de las recomendaciones sobre lecturas. Ni de Los Pilares, ni de cualquier otro tipo de columna que sostenga el grandioso edificio que es el leer.

    Al ser la lectura un elemento comparable a la drogadicción lo mejor que se puede hacer es probar. Y si no te gusta lo catado, prueba otro tipo de lectura. Al final encontrarás aquel que te complazca. Incluso puede que comiences gozando con algo banal y vayas avanzando hasta encontrar el éxtasis con “productos” más sublimes.

      Citar  Responder

  45. Querida Inmaculada Morcón:

    Nuestra amiga y consejera, Elena Francis, te estima y quiere evitarte que derroches tu vida en una aventura sin sentido.

    Busca otro mejor. En él no hay nada de literatura. Ni una gota.

    Por su fama y algunos elogios de personas de mi entorno, intenté leerlo -puede que hasta dos veces- pero al cabo de unas doscientas páginas me rendí. Me aburría de manera mortal la mezcla de prolijidad descriptiva, avance puramente lineal del tiempo y lenguaje sin estilo alguno, ni vuelo de la imaginación.

    Y si te lo dice ella que es arquitecto, no te cuento a los que nos aburrían mortalmente las reiteradas y prolijas explicaciones arquitectónicas… Estoy con ella, la opción cine es probablemente la mejor en este caso. sin haber visto la película. Todo el interés está en la historia en sí. Vívela durante hora y media o dos y ahorrarás tiempo y dinero. En ambos, libro y película, habrá la misma dosis de literatura que, en efecto, parece equiparable a la de un prospecto de supositorios.

    Hace poco leí una encuesta a lectores sobre el libro, uno solo, que se llevarían a una isla donde deberían vivir el resto de sus días. No pocos mencionaban ese. Sentí lástima de que no hubiesen desarrollado un mejor paladar literario.

    Sobre las sardinas picantonas lamento no poder opinar.

      Citar  Responder

  46. Sap,

    Me has hecho dudar por un momento de si los muy vistosos maniquíes nazarenos eran atrezzo para la venta de la susodicha “artesanía nazarena”, pero el hermano Google confirma que era correcta mi impresión. No pude verificarlo in situ, y probarme un traje de nazareno de paso, en mi acelerado camino hacia los aseos y con la familia alejándose a la planta superior, como engullidos por las características escaleras mecánicas, en su día símbolo de que el progreso y la modernidad habían llegado también a España.

    Que sepas, pues, que cuando quieras te puedes hacer traje de nazareno o de acólito a medida en los afamados grandes almacenes que fundara Ramón Areces (bueno, creo que él compró una sastrería con el nombre de todos conocidos, pero hay que admitir que la hizo crecer lo suyo). En la Plaza del Duque de la Victoria tienes a tu disposición

    EL RINCÓN DEL NAZARENO: EL CORTE INGLÉS
    OTROS SERVICIOS
    ]
    [Medium logo rincon nazareno]

    Realizamos túnicas de nazareno a medida de todas las hermandades, así como indumentaria para acólitos. En nuestras tiendas podrás encontrar todo tipo de complementos para nazarenos y acólitos. Espartos de primera calidad, escudos bordados, cíngulos, capirotes de rejilla o cartón y calzado para el nazareno. También ponemos a tu disposición todo tipo de artículos para costaleros: fajas, costales de diversos tejidos, morcillas, faja eléstica y calzado de varios tipos. Toda nuestra producción y artículos comercializados son de fabricación nacional. Confeccionamos también Togas para abogados y escudos para Magistrados, Jueces, Fiscales y Secretarios Judiciales.

      Citar  Responder

  47. Querida, Inmaculada Morcón, aquí damos consejos hasta de sardinas en lata.

    Consejo: No lo leas, ve la serie (lo digo en serio). A mi entender, ese libro tiene menos literatura que el prospecto de una caja de supositorios. Claro que también soy la menos apropiada para dar consejos porque tengo un gusto pésimo. Si, sensatamente, decides no hacerme caso, estate tranquila: ninguna de tus neuronas sufrirán deterioro porque es un tocho que se lee con mucha facilidad.

    ********************

    Y hablando de las famosas sardinas picantonas de las que tantas menciones se han hecho en este ilustre cenáculo, si decidís tomarlas para cenar, no os vayáis luego a correr porque se obra un milagro: los bichos cobran vida, como si fueran Lázaro, e intentan escapar nadando contracorriente por el esófago. Es un poquito incómodo y asqueroso.

    Recordad: Sardinas picantonas + correr = chungo.

      Citar  Responder

  48. Hola, q tal? Aqui se dan recomendaciones de lecturas? Alguien se ha leido Los Pilares de la tierra de Ken Follets? Me gustaria mucho leerla.
    Un saludo desde Panama.

      Citar  Responder

  49. Seguimos en las dos habitaciones de la casa virtual hablando de Bélgica. Volviendo conflicto de sus ‘identidades tajantes’ (AMM) hay un ejemplo famoso de contradicción y duda. Jacques Brel, francófono bruselés de raíz paterna flamenca, cantó en neerlandés Le plat pays (‘qui est le mien’) y muchas otras canciones, pero desarrolló una ira creciente contra el nacionalismo católico y conservador de Flandes y todas sus manifestaciones, ¡incluso el arte y la lengua! (Les Flamandes, La… la… la…) que llega al paroxismo en esta violenta pero lucida distriba contra sus representantes, muy poco tiempo antes de su muerte.
    “Les F…” por “Les Flamingants”, su denominación peyorativa:
    http://letras.com/jacques-brel/59267/

      Citar  Responder

  50. David CG,
    .
    Mon Dieu! Desconocía que la confección industrial hubiera alcanzado el mundo de las cofratas y que las túnicas, capas y capirotes de nazareno se expendieran como trajes de Emidio Tucci.

    No tengo noticia que en esta cibdat ocurra lo mismo; antes bien, creo que tan tradicionales artículos aún pertenecen al ámbito de lo artesanal y que es género propio de las más rancirrecónditas tiendecillas del ramo situadas en el downtown, como las de esos escoberos oportuenses tuyos. Pero en fin, atendiendo al orden de los tiempos, no me extraña que en próximas fechas se pueda hacer uno con un vestido de nazareno de la Macarena a través de… Amazon.

    También contribuí con mi óbolo al patronazgo de esa Fundación Huerta de San Antonio a la que nuestro homónimo titular ayuda a sostener con la publicación de “La puerta de la infamia”, recopilación de artículos en torno al caso Marey cuya lectura pone los pelos de punta, pero entre la que se encuentra, como ya dije, un capítulo titulado “La carpetilla del espía”, que me hizo reír hasta la carcajada. Fue de agradecer ese cambio de registro –como tu sorbete desengrasante– antes de continuar sorbiendo infamia.

    (Como habrás supuesto, mi iconillo actual es de carácter estacional).

    :-)

      Citar  Responder

  51. No sólo ha funcionado, sino que el milagro se ha obrado retroactivamente y me ha dotado de rostro en el pasado.

    Sin duda ha de ser beneficio o gracia divina que se me concede por haber visitado en el Viernes Santo la iglesia de San Lorenzo en la muy noble y leal Villa de Úbeda, en uno de mis peregrinajes literarios.

    Allí nos homenajeamos con un menú que fusionaba la cocina española con la china. Los platos eran españoles, pero su número propio de la cocina china. Ocho entrantes, sorbete desengrasante en el intermedio, plato principal y postre, con barra libre de bebidas. Dado que fue una escala entre Málaga, ya casi Cádiz, y la villa de Madrid -menos noble y leal, aunque, eso sí, algo más populosa- las recomendaciones de la DGT fueron cumplidas al pie de la letra.

    Nos llevamos el menú, impreso en DIN-A4 (minucia que aclaro para que no me tomen nadie por ladrón de cartas de restaurante), como recuerdo de la plusmarca.

    Y también para mostrárselo a los agentes de la Benemérita si nos paraban en el camino. Mire, usted, yo no quería, pero lea usted aquí: “todas las bebidas incluidas”. ¿Quién se resiste a catar el Ribera del Duero si lo ha de pagar igualmente? Y conste que no me tomé la cervecita del aperitivo, ni la copa del postre. Además, he comido mucho -¡vea, vea! ¡11 platos en total!- y eso serena mucho, rebaja horrores la concentración de alcohol en sangre. Puede que algo aturda, pero también va uno más tranquilito, respetando los límites de velocidad y como más fraternal con los demás usuarios de la autovía.

      Citar  Responder

  52. Sap,

    Ahora que veo tu avatar con capirote -que no caperuzo, capuchón o similares- me han venido a la memoria “el tonto de capirote” y “hacer mangas y capirotes” e incluso la sección de la sastrería del Corte Inglés de Málaga dedicada a los atuendos de nazareno, con la que me topé por casualidad días atrás. Lo que buscaba eran los aseos…

    Chocante para alguien ajeno a cofradías y hermandades que se lo figuraba más en manos de pequeños talleres artesanales, pero claro hay un mercado y devotos bolsillos pudientes.

    Cruzo los dedos en vísperas del Domingo de Resurrección a ver si se estrena el avatar que acabo de crearme, siguiendo tu ejemplo (previo a la Semana Santa).

    P.D. Tengo poca fe, pero igual al darle al click se obra el milagro. Amén.

      Citar  Responder

  53. David CG:

    Fe de Erratas

    Por supuesto, hice mi contribución a la Fundación Huerta de San Antonio (no San Lorenzo).

      Citar  Responder

  54. Desde niño -mi generación creció acostumbrada a un goteo incesante de explosivos y viles tiros en la nuca- lo que más me llamó la atención del terrorismo era su desprecio por la persona concreta. Casi sin excepción, los terroristas de ETA escogían a su víctima sin consideración alguna hacia esa persona, sino por su pertenencia a un determinado grupo (policía, guardía civil, militar, político, juez) o víctima casual, colateral, que pasaba por allí.

    Me preguntaba qué mecanismos mentales, qué lavado de cerebro y obsesión, qué visión deformada de la realidad puede llevar a alguien a despreciar a una persona humana, hacerla cosa mera que sirve a un objetivo calculado. Algo más llamativo en el caso de la ETA, ya que se trata de gente que en gran medida comparte nuestro entorno.

    Paseando por la bahía de la Playa de la Concha, la belleza de San Sebastián, me hacía aún más difícil de entender que alguien que disfrutara a diario de tanta belleza pudiera entregarse a una causa tan inhumana, tan opuesta a la civilización y al disfrute de los mucho placeres que ofrece la vida. Esta idea fue tomada por una bobada cuando se la comenté a algunos compañeros de trabajo en un congreso, paseando de noche por San Sebastián; pero sigo pensando que es más fácil comprender la barbarie cuando se crece sin esperanzas de nada en el futuro, sin elecciones posibles, rodeado de pobreza y fealdad.

    En efecto, ETA parece hoy pasado, a pesar de que Otegi haya sido recibido en loor de multitudes y el empeño en el rápido olvido de los que entonces miraban para otro lado y eran capaces de ir a misa cada domingo y comulgar con rostro meditativo. Hasta desde los púlpitos llegaban equidistantes justificaciones y muestras de comprensión.

    En fin, no puedo dejar de pensar estos días en la cantidad de veces en que he pasado en el Metro por la estación de Maelbeek (Bruselas) a la hora en que ocurrió la segunda y más letal de las explosiones. Por una decisión que meses atrás me supuso una gran contrariedad, quizás esté hoy vivo. Puede que por extraños vericuetos del inconsciente uno de los libros de segunda mano que compré en Gibraltar el mismo día del atentado fuese “The Black Swan”.

    (The Black Swan is a standalone book in Nassim Nicholas Taleb’s landmark Incerto series, an investigation of opacity, luck, uncertainty, probability, human error, risk, and decision-making in a world we don’t understand. The other books in the series are Fooled by Randomness, Antifragile, and The Bed of Procrustes).

    A todo esto, yo venía a compartir el hecho gozoso de que ayer conocí in situ la Iglesia, Plaza y Mirador de San Lorenzo.

    Por supuesto, hice mi contribución a la Fundación Huerta de San Lorenzo adquiriendo “La Puerta de la Infamia. Crónicas del Caso Marey”, recopilatorio de artículos de Muñoz Molina sobre el juicio en el Tribunal Supremo (mayo-julio 1998). Me alegré de no haber sucumbido a la tentación de comprarlo meses atrás en un gran almacén. Comprado en la cuna del “Muñozmolinismo” tiene más valor y supongo revertirá algo más a las arcas de la citada fundación.

    Disfruté la enormidad de la Sierra de Mágina, los inacabables olivares y las pinturas de Tíscar Espadas, así como del escudo del Atlético de Madrid, pintado al fresco en la pared del altar de la Iglesia de San Lorenzo, interpretación que al parecer dio un pintor local al encargo de un escudo heráldico. La guía nos dijo que se excusó o escudó, mejor dicho, en que era el único escudo que conocía. Sobre el alegre emblema del club de mis amores, el artista pintó al paráclito o Espíritu Santo en forma, claro, de paloma. Recordando las dos finales europeas en que resultamos derrotados a última hora, no pude dejar de apuntar que la tercera persona de la Santísima Trinidad no se había mostrado muy protectora con mi equipo… La simpática guía, de muy largas piernas y supuestamente también seguidora del cruelmente apodado “Pupas”, manifestó que es probable que necesitemos la ayuda del Espíritu Santo en la próxima eliminatoria de Champion´s contra el Barça.

    En fin, la vida. Cosas graves y banales, gratas y mortíferas, mundos literarios y espacios reales entremezclándose y sin solución (de continuidad).

      Citar  Responder

  55. ” … realizando la misericordia … ”

    ” … “La cadena de fabricación textil se ha invisibilizado”, declara Carry Somers, fundadora de Fashion Revolution. Para este movimiento catalizado por el evento del Rana Plaza, la transparencia es la clave: exigen a las firmas que den una imagen clara del impacto social y medioambiental de sus productos. Por eso instigan a la calle a preguntar: “¿Quién hizo mi ropa?”. “Puede que las empresas ignoren lo que sucede en sus procesos de producción, pero no harán oídos sordos a lo que digan sus compradores”, reivindica Somers … ”

    Laura G. del Río
    “El veinticuatro de abril, hace tres
    años, el colapso de la fábrica Rana
    Plaza de Bangladés puso en eviden-
    cia el sistema de producción textil.”
    -‘La mirada’-
    SModa (abril ’16)

    ” … por el camino de la paz … ”

    Al cabo de cincuenta generaciones
    (tales abismos nos depara a todos el
    [tiempo)
    vuelvo en la margen ulterior de un
    [gran río
    que no alcanzaron los dragones del
    [viking,
    a las ásperas y laboriosas palabras
    que, con una boca hecha polvo,
    usé en los días de Nortumbria y de
    [Mercia,
    antes de ser Haslam o Borges.
    El sábado leímos que Julio César
    fue el primero que vino de Romeburh
    [para debelar a Bretaña;
    antes que vuelvan los racimos habré
    [escuchado
    la voz del ruiseñor del enigma
    y la elegía de los doce guerreros
    que rodean el túmulo de su rey.
    Símbolos de otros símbolos, variaciones
    del futuro inglés o alemán me parecen
    [estas palabras
    que alguna vez fueron imágenes
    y que un hombre usó para celebrar el
    [mar o una espada;
    mañana volverán a vivir,
    mañana ‘fyr’ no será ‘fire’ sino esa suerte
    de dios domesticado y cambiante
    que a nadie le está dado mirar sin un
    [antiguo asombro.
    Alabada sea la infinita
    urdimbre de los efectos y de las causas
    que antes de mostrarme el espejo
    en que no veré a nadie o veré a otro
    me concede esta pura contemplación
    de un lenguaje del alba.

    Jorge Luis Borges
    ‘Al iniciar el estudio de
    la gramática anglosajona’
    -‘El Hacedor (1960)’-
    “Poesía completa”
    Debols!llo – Penguin R. House, 2014

    “[…] que los libren de los peligros reales de las deserciones y fugas con las que quedan legalmente desprotegidos. […]”

    Leonardo Padura Fuentes
    “Béisbol, diplomacia y tragedia”
    -‘Opinión’- (El País; 19/III/2016)

    ” No te apedreamos por una obra buena, sino por (…) que tú, siendo un hombre, te haces Dios ” (Jn 10; 33)

    Serendipia :)

    *

      Citar  Responder

  56. La canción de los 70 en la que La Trinca ironizó sobre el fichaje de Cruyff, el fin de la larga mala racha del equipo y sobre el uso de la expresión ‘el Barça es más que un
    club’. “1, 2, 3, Botifarra de pagès” (texto en Mostrar Más):
    http://youtu.be/5OImYT13DmA

      Citar  Responder

  57. @ Teresa G,
    Querida Teresa. Perfección técnica + alegría de vivir es lo que derrocha Astaire, que sigue aquí con otro blues histórico de Armstrong, St. James Infirmary, en cuyo ballet se incorpora literalmente su gran partenaire de la época, la estupenda Barrie Chase. Sigue a 4′ 35″ un popurri de grandes standards de sus musicales y en el video encadenado (pulsar triángulo) el ballet de Hermes Pan. El final es un Fred Astaire apoteósico: humor, canto y baile simultáneo y el gran final, con una maravilla de Irving Berlin, Isn’t this a lovely day. Espero lo disfrutéis tú y todos:
    http://youtu.be/nNkXBbZzjBI

      Citar  Responder

  58. Sap,

    Yo también me desperté hoy con ese dicho en la cabeza. De los tres el único que queda reconocible es el Jueves Santo.

    Gaspard,

    Muy bien descrito el fenómeno POLÍTICO del terrorismo y esos exactamente son los objetivos que persiguen los islamistas. Esto es una guerra. No voy a entrar en quién la empezó ni en quién lleva la razón, más que nada porque es una discusión inútil; pero es una guerra, no a la antigua usanza, en un campo de batalla delimitado como nos gustaría a los occidentales que fuera: allí, en sus países y que nosotros solo tuviéramos noticias del horror a través del telediario, tumbados en el sofá con la modorra previa a la siesta. Luego, cuando nos despertamos ya no nos acordamos y nos ocupamos de nuestros asuntos en nuestras ciudades impolutas e indemnes. Es una guerra en la que cada uno combate con los medios a su alcance, como bien dice nuestro anfitrión, y ellos no tienen aviones bombarderos ni barcos lanzamilsiles desde 3000 kilómetros del blanco.
    Lo que pretenden es traer la guerra a las puertas de nuestras casas.

    Aquí también tuvimos a un tal Viriato, que combatió al imperio romano con la guerra de guerrilas porque no tenía medios ni capacidad para enfrentarse cara a cara. Seguramente los romanos lo considerarían un cobarde; pero hoy se estudia en las escuelas como un héroe.

    Por eso yo no entiendo que en los medios de información se les trate de locos, de fanáticos, de cerebros lavados, cuando están haciendo su guerra como pueden. Y a quien se sale de las consignas, como los alcaldes de Zaragoza o Valencia, se les llama rápidamente al orden.

      Citar  Responder

  59. .
    “Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el Día de la Ascención”.

    Aquí, al menos, este jueves es esplendoroso, bajo el sol ahora y bajo la luna de Parasceve, después. Aprovechelo quien pueda porque no tiene otro sentido la cosa rara ésta del vivir.

    Mazapán,
    .
    ¿¿¿Capuchóoon??? Señora mía, capuchón es lo que lleva el boli BIC; lo que servidor luce con tronío estos días es un capirote. Ca-pi-ro-te. ¿No has escuchado nunca hablar de los “tontos de capirote”?

    :-)

      Citar  Responder

  60. Gaspard,

    Comentario
    Saludos, Gapard. Tomo el sol y algo más en una terraza de la Avenida de la Libertad, lugar que compartí con unos amigos blogueros de Valladolid .Leo vuestras largas y complejas exposiciones y argumentaciones pero no estoy para tanto trabajo mental.OS leo a gusto a todos. A ver si te animas como los de Pucela.

      Citar  Responder

  61. .
    Ayer entré en el Bazar Chaki a comprar unos auriculares baratos para el móvil. El Bazar Chaki lo regenta Chaki, un marroquí que se deshacía en excusas y explicaciones sobre lo ocurrido en Bruselas ante un grupo de parroquianas. Las ráfagas de charla que capté contenían lo ya oído muchas veces: “… el Islam no es esto… no saben lo que hacen… por culpa de ellos pagamos todos…”

    Chaki es un hombre tranquilo que vino a buscarse la vida a este barrio, y le va bien. Sus hijos –un muchacho y dos muchachas– ya nacieron en España, son españoles; aunque supongo que en el instituto, si es que van al instituto, le llamarán los moros. Ayer, a la vez que su padre desgranaba lamentos, dos de ellos colocaban artículos en las estanterías, iban de acá para allá refunfuñantes y con mirada sombría.

    Quiero pensar que su actitud se debiera a la simple hosquedad que muestran los adolescentes ante las batallitas de sus viejos.

    :-/

      Citar  Responder

  62. albertiyele, todo eso son políticas públicas, basadas en el conocimiento experto y técnico, pero yo me refiero a lo político, en el sentido aristotélico del término, a la polis, a la comunidad política, y no al hogar o al pueblo. El único fenómeno político violento que queda en nuestras sociedades occidentales, tras la desaparición de guerras civiles y golpes de estado, es el terrorismo; es el único hecho que provoca terror organizado, que nace de un proyecto común, coherente, político, que paraliza metrópolis, favorece la restricción de derechos civiles, causa el enfrentamiento entre comunidades o como mínimo el aumento de la desconfianza entre grupos humanos que viven o conviven dentro de unas fronteras, el único, en resumen, que envenena la comunidad política. Y el único que hace que pasados varios meses de los atentados haya días en que algunos museos hasta hace nada atiborrados de turistas parezcan cementerios: si hubiese habido 130 muertos en un incendio de una sala de música, no habría hoy museos semivacíos. Tal vez podamos comparar la situación actual con otras peores, como las guerras mundiales, pero entonces el enemigo estaba fuera, al otro lado de la frontera, y no presto para causar una matanza en cualquier lugar público de la polis.

    Mazapán, ojalá sea así, pero soy bastante escéptico. Porque son dos mundos distintos, y porque el mundo que ha de integrar parece bastante poco integrado. Este año saldrá en español la biografía de Lévi-Strauss escrita por Emmanuelle Loyer. A cuenta del exilio de Lévi-Strauss durante la guerra, en el Nueva York de los 40, recupera un testimonio de Patrick Waldberg: “Todavía estábamos todos un poco afectados, estupefactos, más bien, enfermos, no recuperados del golpe del éxodo, del armisticio, de la catástrofe generalizada y de innumerables dramas particulares surgidos de todo ello. Llevábamos en nuestros rostros las alarmas y los trances del año 1940, la inquietud por aquellos que habíamos dejado atrás, la nostalgia de las ilusiones perdidas. Cada uno de nosotros tenía sus relatos de dolor.” Esto lo decía gente que tenía la vida hecha, que había llegado a tierras que compartían los mismos códigos de civilización de sus países de origen, protegidos en ciudades y continentes que vivían aislados de las violencias de las que huían, en países que aún estaban regidos por una voluntad común.

      Citar  Responder

  63. Vaya, a mi no me sucedía pero un comentario mío sobre los muertos por accidentes de tráfico acaba de quedar en moderación

    (emoticono de perplejidad)

      Citar  Responder

  64. albertiyele,

    Yo también creo que todas esas muertes pueden y deberían ser tratadas políticamente.

    Pensar que el que una mujer – y otra, y otra, y otra…-sea asesinada por su pareja o su ex es un asunto particular, de cada una de ellas solo, y que los asesinos son simplemente unos bárbaros o unos chalados me parece, además de un análisis muy simple, la mejor manera de que siga sucediendo.

    Pienso lo mismo de las muertes por armas en USA y en cualquier otro país.

    Y de los muertos por accidente de tráfico, una cifra escalofriante, en torno a los mil, creo, cada año solo en España, y ante los que reaccionamos como si fuera algo natural, como la lluvia, y no el resultado de toda una serie de cuestiones y de opciones sociales y políticas

      Citar  Responder

  65. Maties,

    Comentario
    Qué estupendo momento. Ante acontecimientos tan tremendos como los que presenciamos todos los días , la música endulza, una vez más , la vida. La música y esta primavera. Buen día A todos.

      Citar  Responder

  66. Sobrevolemos por un momento las fundadas graves preocupaciones que reflejan los comentarios del día para disfrutar de este inédito que supuso el retorno del inmenso Fred Astaire a sus 59 años en el especial de TV An Evening with F.A. A partir del minuto 4, asombrémonos con su ballet multi-partners sobre “Man With the Blues”, de David Rose:
    http://youtu.be/S7Tj19fhge8
    (En la primera parte del video de 1958 el trompetista y Jonah Jones interpreta “Mack the Knife”)

      Citar  Responder

  67. Habrá que intentar adaptarse a los nuevos tiempos que para el mundo occidental en general no creo sean mejores, más bien todo lo contrario. Los problemas que se avecinan, por mucho que nos pongamos en la piel del otro, tienen una solución bastante más complicada de lo que todos los días se escucha en los medios. Aunque quien sabe, dependiendo de la respuesta de cada uno lo mismo se salga ganando.

      Citar  Responder

  68. Mazapán, gracias!!
    Me encanta poder mantener la ingenuidad gracias al trabajo. Es un regalo. Si cuidas, no te equivocas.

      Citar  Responder

  69. Por cierto, me ha sorprendido mucho la discrepancia entre el dato que da Don Antonio (30.000 muertos al año en Estados Unidos, sólo por armas de fuego) y el dato de la tabla (12.253 muertes violentas en 2013, en total). Uno u otro están equivocados.

      Citar  Responder

  70. Sap,

    Se me olvidaba lo más importante: ! Qué bien te queda el capuchón !
    ……y muchas gracias por regalarme tantas sonrisas : )

      Citar  Responder

  71. Consuelo, disculpa, debe haber un duende por aquí : )) mi comentario era una respuesta a algo que había escrito Gaspar.
    Gaspard,

    Comentario

      Citar  Responder

  72. Consuelo,

    Las consecuencias sociales y culturales de esta inmigración masiva de personas provenientes de países musulmanes ya se conocen en varios países europeos de manera clara : barrios marginales con un alto índice de paro, jóvenes desarraigados y frustrados que se sienten, no sin razón, ciudadanos de segunda categoría, y en numerosos casos forman parten de bandas criminales, y la labor de mezquitas y sus imanes radicales ( en Belgica muchas de ellas financiadas y con imanes provenientes de la corriente Wahabista imperante en Arabia Saudí y su brazo armado “el estado islámico”). De esta amalgama provienen muchos de los actuales terroristas.
    Si a esto le unimos las fronteras abiertas y la falta de controles para moverse a sus anchas, tenemos el escenario perfecto.
    Pero esta vez, lo vamos a hacer todo correctamente, vamos a integrar a todos los que llegan con cursos para que aprendan el idioma, y más cursos para que aprendan nuestra cultura, incluído el trato a las mujeres.
    Da igual si el 70% de los que llegan no traen documentos, si dicen que son sirios, nosotros nos lo creemos.
    Esta vez sí, todos van a encontrar un trabajo que les permita vivir, no se van a agrupar en barrios marginales con alto número de criminalidad, van a ser recibidos de manera continuada con los brazos abiertos y una abierta sonrisa por las sociedades de los países de acogida, además con nuestra varita mágica resocializadora se van quedar todos entusiasmados con nuestras costumbres y valores europeos y los van a adoptar de inmediato; ah……y esas bobadas que dicen los Saudis de construir 100 mezquitas en Alemania para los nuevos refugiados con sus imanes wahabistas correspondientes no las vamos a tener en cuenta. Lo importante es la tolerancia, con o sin sentido común.

    Ya que paso por aquí un saludo para todos y mis mejores deseos para Nieves por su boda !!!!!!

      Citar  Responder

  73. ” … Tres capítulos de la historia de mi vida … ”

    ” … Procurad, sin embargo, los que vais para políticos, que vuestra máscara sea, en lo posible, obra vuestra; hacéosla vosotros mismos, para evitar que os la pongan -que os la ‘impongan’- vuestros enemigos o vuestros correligionarios; y no la hagáis tan rígida, tan imporosa e impermeable que os sofoque el rostro, porque, más tarde o más temprano, ‘hay que dar la cara’ … ”

    Antonio Machado
    “Juan de Mairena
    Sentencias, donaires, apuntes
    y recuerdos de un profesor apócrifo (1936)”
    Edición de Pablo del Barco
    Alianza Editorial | Biblioteca Machado

    “[…] ‘El objetivo es formar líderes de seis a doce años para que sean buenos ciudadanos’, precisa Castillo en la Sala de la clase de Oratoria, donde proyectan las películas. […]”

    Jacqueline Fowks
    “Niños cobijados .. ”
    -‘Planeta Futuro’- (El País; 15/3/2016)

    ” … había tomado parte … ”

    ¿Espejismos?
    ¿Batman? ¿Alonso? ¿Superman?
    …Ajustando número(s) :)

    *

      Citar  Responder

  74. .
    Supongo que junto con las cifras facilitadas por nuestro ammfitrión, el número de habitantes, el PIB, el medallero olímpico y otra serie de baremos de un país, se podría establecer una escala del 10 al 0 que midiera el valor de una vida humana, siendo 10 la de un ciudadano de USA y 0 la de un natural de, por ejemplo, Sudán del Sur. Atendiendo a ella, ¿en qué posición se encontraría un belga?

    Propongo llamar a esta medida, Escala “Tanto tienes, tanto vales”

    :-/

      Citar  Responder

  75. Carlos,

    Yo no entiendo que con lo de una mente adiestrada en las matemáticas nuestro ammfitrión se refiera, al menos únicamente, a hacer y comparar números. Me parece que se refiere a una forma de razonar y analizar los datos de una forma más sintética y objetiva que aquellas que no han desarrollado esa destreza. Sobre todo por cómo continúa la frase: casi todos nos dejamos llevar por una reacción emocional…

      Citar  Responder

  76. Gaspard,

    Comentario
    ¿No te parece que esas muertes a balazos en una universidad o un Mac Donald’s estadounidense, esas otras de mujeres en Alcudia o en Vigo porque las ahorcó el marido con el cable del teléfono o las roció con alcohol y las prendió fuego, esas otras (miles) porque un loco borracho y sin carnet las llevó por delante con un coche destartalado en una calle cualquiera de Mendoza o de Rosario, todas esas muertes, digo, sin ningún objetivo político, no tienen, sin embargo, soluciones políticas?
    Un gobernante cualquiera, de acá de allá o del otro lado, mientras piensa una estrategia contra el terrorismo, busca aliados, determina enemigos (que es un tema: mechar el discurso antiterrorista con refugiados que huyen de ese mismo terrorismo no es inocente), establece una política de inteligencia, pone los medios para prevenir (todos los que se pueda, que igual nunca servirán del todo), y los medios para juzgar y condenar (dada la experiencia en mi país, el asunto no es menor), no puede y sobre todo no debe mirar esos números de muertes inútiles, muertes tan alejadas aparentemente de la política, y empezar, por lo menos empezar, a buscar remedios? Una de las cosas del denostado gobierno de Zapatero que nadie tiene en cuenta, como si se hubiera hecho solo, es la ley del carnet por puntos (otra es la ley antitabaco, que pareciera que se hizo sola). Quién sabe cuántos de nosotros no tenemos un muerto en la familia por esa ley, que tampoco se hizo sola y que tuvo unas críticas feroces, que durante un tiempo recibió nada más que quejas y protestas. Parecía que exigir que la gente no condujera borracha era atentar contra la libertad personal. ¿Eso no es también política? ¿Prohibir o al menos limitar muchísimo la tenencia de armas en EEUU no es política? ¿Proteger con todos los recursos del Estado a ciudadanas amenazadas no es política? Todos los muertos no tienen la misma entidad política, por supuesto, ni el mismo impacto. Pero las soluciones sí pasan por la política, me parece.

      Citar  Responder

  77. yo he tecleado determinar y el ordenador ha escrito intentar, qué cosas

      Citar  Responder

  78. Gaspard, cuando he leído el comentario de Don Antonio he pensado algo muy similar. Está muy bien eso de usar las matemáticas para intentar la gravedad de un suceso .. siempre que no se comparen peras con manzanas (or apples with oranges).

      Citar  Responder

  79. Gaspard,
    .
    No hay más preguntas, Señoría…

    (me lo copio).

    En el bar donde desayuno, las tres hermanas que lo regentan llevaban puestas hoy unas camisetas donde podía leerse en letras gordas en la espalda: “Shopping is better than therapy”… De alguna manera, tal lema podría conectarse con todo esto.

    :-…

      Citar  Responder

  80. En un largo reportaje publicado a partir de varias entrevistas de Jeffrey Goldberg para ‘The Atlantic’ (aún no traducida por ninguno de los medios españoles, tan ocupados como están en atacar o en defender a descerebradas asaltacapillas o a lumpen anarcotitiritero), Obama demuestra que es un hombre de una brillantez intelectual sin par en el mundo actual, sobre todo comparado con los necios que “gobiernan” Europa, excepción hecha, tal vez, de la Merkel, aun con todos sus defectos. Afirma el presidente que, en efecto, hay muchos más norteamericanos muertos por armas de fuego que por terrorismo, que hay que ser resilientes (como la sociedad israelí lo ha sido durante décadas, apunta) y no dejarse llevar, desde los puestos de poder político o mediático, por el sensacionalismo y el alarmismo.
    Salvo que comparar los muertos con rifles en un poblado de Connecticut con los muertos por kaláshnikov o dinamita en París no tiene ningún sentido político, y eso en un hombre que demuestra un razonamiento precisamente político de tal alto nivel resulta desconcertante. No es lo mismo que un pirado mate a veinte personas en Nebraska que dos terroristas se carguen a veinte civiles en San Bernardino, y si ocurre otro San Bernardino, Obama lo comprenderá y tendrá serios problemas políticos. No es equivalente la muerte de cien personas en las carreteras en Londres y el bombazo del IRA en Canary Wharf, ni el fallecimiento por sobredosis de heroína de tres mil norteamericanos y el atentado del 11-S, ni cien asesinatos de ETA y cien asesinatos de violencia machista. En un caso hay un proyecto político, en el otro, no. Por muy asesinos que sean los terroristas, no dejan de ser actores que razonan en términos políticos: quieren provocar invasiones militares, guerras civiles entre religiones y dentro de cada religión, y terrorismos de Estado con los que deslegitimar a gobiernos democráticos.
    ETA fue un horror, pero no operaban en el vacío. Cuando decidieron “socializar el terror” matando a gente de renombre y capital social en vez de a policías o ertzainas sin nombre ni apellido, sabían lo que hacían; cuando en 2000, tras la ruptura de la tregua, empezaron a matar a socialistas favorables al entendimiento con los nacionalistas (Buesa, Lluch, Jáuregui), demostraron que eran asesinos desalmados, pero no locos, ni descarriados ni poseídos, sino agentes políticos con sus cálculos políticos. Otra cosa es que finalmente la estrategia a largo plazo les fallara, afortunadamente, que los tiempos y las tendencias estructurales de la sociedad los condenaran al fracaso.
    Los islamistas no son locos, tienen sus objetivos. No tienen nada que ver con el bestia que mata a su mujer y luego se suicida: no hay proyecto común entre éstos, no hay una ideología con fines políticos, y lo mismo se puede decir de los que ametrallan una hamburguesería en Arizona. Obama no parece entenderlo del todo. En el fondo, a Obama el terrorismo no le parece lo más amenazante, ni le preocupa demasiado Oriente Medio. Cuando hay tantas regiones del mundo, dice, que nos admiran y quieren cooperar con nosotros, desde Asia hasta América Latina (los dos lados del Pacifico), con gente pobre y afectada por la corrupción pero que demuestran una voluntad amistosa e innovadora con la que tanto podemos ganar los usamericanos, ¿para qué enfangarnos en Oriente Medio, zona infectada por un afán destructor de matarse entre sí y matar a los demás?, ¿por qué perder hombres, misiles, dinero y prestigio en Siria o Irak? Por eso no intervino en Siria en 2013, a pesar de sus “líneas rojas”, de sus amenazas previas de atacar a Assad si empleaba armas químicas. En el reportaje comete Obama una trampa intelectual: dice que las “líneas rojas” funcionaron porque Assad entregó las armas… después de utilizarlas. Pero él, en realidad, advirtió de que atacaría Siria si se empleaban las armas químicas, no si no eran entregadas tras ser empleadas. Perdió la credibilidad de amenazar para nada. Ocurre que a Obama Siria y Oriente Medio no le importan un comino, ni tampoco la onda expansiva en forma de refugiados y terroristas infiltrados que ha llegado hasta Europa. A Obama Europa, como Oriente Próximo, no le importa nada, a excepción del aliado israelí. El cálculo político que opera es que hay que alejarse lo máximo posible de esos enfermos. Pero como esos enfermos lleguen a su querido Chicago en forma de bombazos, el cálculo político no habrá sido muy brillante.
    En cualquier caso, se requiere un mínimo de pensamiento político por parte de los Estados, no sentimentalismo humanista o cálculo economicista. Reducir a los refugiados a un retrato en realidad miserabilista (“no son nada”, “están vacíos”, como cáscaras hueras, que no arrastran sufrimientos ni un mundo en descomposición), como piezas intercambiables a las que inyectamos un poco de educación, de modo que dotados de capital humano y buenas costumbres se convertirán en ejemplares ingenieros y futuros pagadores de la Seguridad Social es no entender nada. ¡Qué cazurros son las poblaciones europeas que no quieren a refugiados, con lo bonitos que son y lo bien que nos van a venir para las pensiones! No hay razonamiento político: estudio de los antecedentes que se establecen, análisis de las alternativas posibles, comprensión de las consecuencias políticas y culturales en los países de acogida. Nada, salvo filípicas humanistas y calculadoras de pensiones. Del mismo modo, reducir el terrorismo a víctimas comparables con accidentes de tráfico en Francia, masacres con ametralladoras en Ohio o mujeres muertas en Elche o Gijón, es lo mismo: ignorar la política. Hay que pensar la política.
    http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2016/04/the-obama-doctrine/471525/
    Excusas por la extensión.

      Citar  Responder

  81. .
    Los actos terroristas conllevan como pequeños triunfos colaterales el hacer aflorar reacciones aborrecibles: el poder sacar lo peor de nosotros mismos (conmigo al menos, lo hace), el colmatar de sentimentaloide material gráfico y escrito las redes sociales y el repe-repe-repetir como en un perpetuum mobile la ristra inacabable de opiniones y comentarios en los medios de comunicación y en las barras de los bares; de hecho, lo que escribo ahora mismo es una reiteración de lo reiterado.

    En resumen, junto con el bombo y platillo que se le otorga a sus crímenes, un verdadero éxito por parte de los cerriles enemigos de la vida, de la música, del cine, etc.

    :-/

      Citar  Responder

  82. Las cifras de muertos pueden ser muy sorprendentes siempre, a veces hasta nos obligan a buscar datos seguros porque parecen increíbles. España padeció durante muchos años a un grupo terrorista especialmente cruel y sanguinario, sí. Sin embargo creo (aunque tendría que comparar los números con precisión) que hubo y hay otro “grupo” que causó más víctimas, y con el que parece que no se consigue terminar: desde el año 1999 hasta ahora no hubo un solo año que el número de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas bajara de 50. Y en 2012 llegaron a ser 76. Año tras año más de 50 mujeres murieron en España cruelmente asesinadas por un hombre al que amaban o al que alguna vez habían amado. De todas las edades; en ciudades, en pueblos y en zonas rurales; de todas las clases sociales y culturales; ricas y pobres; habiendo denunciado o sin haber denunciado previamente malos tratos. Degolladas, asfixiadas, acuchilladas, muertas a palos o a golpes, quemadas vivas. Muchas veces en presencia de sus hijos. En muchos casos después de haber vivido bajo amenazas y aterrorizadas durante años, durmiendo con el enemigo.
    Según los números, el azar de ser mujer y enamorarse de la persona equivocada puede resultar tan fatalmente peligroso como ser objetivo de un grupo terrorista.

      Citar  Responder

  83. ” … Por eso, cuando la esperanza se actualiza y se desata … ”

    ” … Empezaron los disparos y la mayor parte de las balas impactaron contra el muro a pocas pulgadas de la cabeza del yaciente capitán, esparciendo polvos y trozos de yeso sobre su cara purpúrea. Yo me puse en pie asustado y corrí a decirles que estaban demasiado borrachos para manejar bien el revólver y que acabarían por matar a su amigo. Mi intrusión provocó una ruidosa y enfadada protesta en mitad de la cual el capitán, que yacía en una postura de lo más incómoda, se despertó y trató de incorporarse con la mirada perdida y con las riendas y las cinchas enredadas como serpientes alrededor de su cuello y brazos.
    -¿A qué viene tanto alboroto? -preguntó hosco-. Supongo que es la rev’lución. ‘Tá bien; es lo que se merece este país. Pero no me escojáis a mí como presidente. No soy lo bastante bueno. Bue’as noches, chicos, no vayáis a corta’me el cuello por error. Dios os bendiga.
    -No, no, no te duermas, Cloud -gritaron todos-. La culpa de todo la tiene Lamb. Dice que estamos borrachos, así paga nuestra hospitalidad. Disparábamos oara despertarte, viejo Cap, y para tomar un trago.
    -Un trago…, sí -asintió el capitán con aspereza.
    -Lamb tenía miedo de que te hiriéramos. Díselo tú, viejo Cloud, dile si tienes miedo de tus amigos. Dile a Lamb lo que piensas de su conducta … ”

    William Henry Hudson
    ‘La colonia bajo una nube’
    “The Purple Land” (1885)
    Traducción de Miguel Temprano
    Acantilado – Quaderns Crema, 2005

    ” … es el momento de máximo peligro … ”

    Singular vocación la de prestidigitador de las Letras por arte de Mágina.
    Me temo que la pluralidad que albergan estos “Espejismos terroristas” que hoy se han dejado sentir en la capital de la UE, son abracadabrantemente asesinos.
    Nada más.
    Y… nada menos que en su segunda acepción, la Edición del Tricentenario del Diccionario de la Lengua Española define ‘espejismo’ como ‘ilusión (concepto o imagen sin verdadera realidad).’
    Miedos y reflejo.

    *

      Citar  Responder

  84. En memoria de todas las victimas de este nuevo atentado.
    ………………………………………………………………………………………………

    eBRUSELAS, 2016

    Hoy el odio ha viajado hasta Bruselas
    para castigar al infiel, al adversario:
    la vida que defendemos a diario
    y enseñamos a respetar en las escuelas.

    ¡Yo quiero mi alma llena de gacelas¡
    ¡Qué la alegría ilumine el calendario¡
    ¡Qué nadie propicie mi sudario,
    la hora, el frío y el luto con las velas¡

    La luz del odio es negra noche oscura
    donde no existe el amor y la ternura:
    solo hay un frío edén y fría nada.

    ¡Dejadnos vivir, vivir a pura luz
    sin el peso del pecado y de la cruz,
    con el alma en el amor transfigurada¡
    …………………………………………………………………..

    Un saludo cordial desde Fuenlabrada

      Citar  Responder

  85. Estoy perdido en mi hermosa aldea gala, frente a los Pirineos, leyendo, bebiendo vino, comiendo queso, charlando, escuchando el silencio, dando paseos junto a mi amigos, familia, viendo corretear a mi perra que, ay, se ha roto la clavícula, y la hemos operado antes de venir a Madrid. Lo que sucede en Bruselas llega lejanísimo. Como diría Gabo, desde la trastienda de un sueño. Me siento egoístamente feliz e insensible junto a una tragedia que, tal vez por triste repitición, es próxima, pero, ay, parece que (por lo menos hoy) no me toca.

      Citar  Responder

  86. Visto ahora en perspectiva el terrorismo de Eta, creo que la sociedad española no estuvo, no estuvimos, a la altura de las circunstancias.

    Tras cada acción debimos movilizarnos y dirigirnos a las sedes del brazo político de aquella organización armada, así como a las tabernas y a la redacción del periódico que en su momento apoyaban a la banda, y montar guardia delante de cada una de sus sedes.

    Una inmensa muchedumbre de seres humanos debimos concentrarnos allí tras cada acción, a pedirles cuentas por su conducta.

    Esto sólo se vio al final, gracias a la irrupción de Internet y a la capacidad movilizadora de las redes sociales, en especial tras el asesinato de M. A. Blanco en lo que algunos llamaron “espíritu de Ermua”, y fue lo que finalmente les llevó a tirar la cruenta toalla.

    Pero si la sociedad (algunos redundantemente dicen “sociedad civil”) hubiera actuado antes en esa dirección, el terrorismo de aquella banda se habría acabado mucho antes.

    Con razón decía Machado que es más fácil estar por encima de la media (“à dessus de la mêlée”) que a la altura de las circunstancias.

      Citar  Responder

  87. Visto ahora en perspectiva el terrorismo de Eta, creo que la sociedad española no estuvo, no estuvimos, a la altura de las circunstancias.

    Tras cada asesinato debimos movilizarnos y dirigirnos a las sedes de Batasuna, o como en cada momento se llamase el brazo político de aquella organización armada, así como a las herrikotabernas y a la redacción del periódico Egin que en su momento apoyaba a la banda, y montar guardia delante de cada una de sus sedes.

    Una inmensa muchedumbre de seres humanos debimos concentrarnos allí tras cada asesinato, a pedirles cuentas por sus vergonzosa conducta.

    Esto sólo se vio al final, gracias a la irrupción de Internet y a la capacidad movilizadora de las redes sociales, en especial tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco en lo que algunos llamaron “espíritu de Ermua”, y fue lo que finalmente llevó a los asesinos a tirar la cruenta toalla.

    Pero si la sociedad (algunos redundantemente dicen “sociedad civil”) hubiera actuado antes en esa dirección, el terrorismo de aquella banda se habría acabado mucho antes.

    Con razón decía Machado que es más fácil estar por encima de la media (“à dessus de la mêlée”) que a la altura de las circunstancias.

      Citar  Responder

  88. Excusas. Habrá que ir directamente a YouTube.

      Citar  Responder

  89. En este día de lluvia mortal sobre Bruselas, pienso en los temas musicales hermosos y a menudo nostálgicos que se le han dedicado. Como ‘Rain in Brussels’, de Paquito d’Rivera, de la que nos habló Antonio. O la canción de amor a la ciudad que le dedicó Adamo, o naturalmente a la capital de hace un siglo, “quand Bruxelles bruxellait”, que cantó su nativo Brel y, cerrando el círculo, con la que Dalida recordó al Grand Jacques, un ejercicio de estilo que menciona a muchos personajes
    de su obra. Con texto, “Il pleut sur Bruxelles”:
    http://youtu.be/L0JmvoFnORl

      Citar  Responder

  90. Adiestrado en las matemáticas, que me lleva a intentar comprender la relatividad de los hechos, tengo que envidiar su capacidad literaria para describir la importancia cualitativa de esos mismos acontecimientos.

    Entré a la página porque sabía que un comentario inteligente me ayudaría a entender la dimensión de lo ocurrido. Gracias,

      Citar  Responder

  91. Sin embargo, el terrorismo como acción espectacular tiene una eficacia limitada en el tiempo. Al principio asusta mucho, pero luego con la repetición, la gente se va acostumbrando a vivir en ese ambiente.

      Citar  Responder

  92. Cuando leí este artículo del número de este mes de Muy Interesante, me di cuenta que los datos no cuadran, así que aprovecho para que nuestro anfitrión los pueda corregir si procede:

    Dice que cada año “mueren una media de 3.200 personas por disparos de armas de fuego”, es decir, casi 9 al día. Sin embargo en los últimos quince años “180 personas han muerto de media cada día” (¿!?!?!)

    Además 180 personas al día en quince años no son “unas cuatrocientas mil” sino 180 x 365 x 15 = ¡985.500! personas fallecidas.

    Si volvemos a las 3.200 por año, serían en 15 años 48.000 asesinados.

    ¿Cuál es la cifra correcta?¿48.000?¿400.000?¿985.000?

      Citar  Responder

  93. Decían los anarquistas del XIX que “el terrorismo es la propaganda por el hecho”.

    Cuanta mayor importancia se le dé, cuantas más horas de televisión se le dediquen, más aliciente tendrán estos malnacidos para seguir asesinando. Cuando salió el primer periodista que decapitaron en el desierto, vestido de humillante naranja como el de Guantánamo, grabado con una cámara HD, con el encapuchado diciendo su letanía, si no le hicieran caso, si no lo emitiera ninguna televisión, seguramente no hubiera habido más decapitaciones. Como lo repitieron hasta la saciedad a la semana siguiente decapitaron a otro rehén y luego a otro. Ahora hace tiempo que no sale ninguno. No se sabe si porque ya han matado a todos los rehenes o porque a estos medios nauseabundos de hoy en día ya no les parece cool el videoclip del decapitado vestido de naranja, de rodillas y con los ojos vendados.

    Cuanta menos publicidad se les dé, menos atentados habrá. Eso para empezar.

      Citar  Responder

  94. Magnífico artículo, lleno de razón y razones.
    Sin embargo, creo que debe haber alguna errata, ya que los números no me cuadran:
    1
    “[…] cada año, en Estados Unidos, mueren una media de 3.200 personas por disparos de armas de fuego”.
    Esto es, 3.200: 365 = 8,76 personas por día.
    2
    “[…] en estos últimos quince años […] En el mismo período, 180 personas han muerto de media cada día, mes tras mes, año tras año, por disparos de armas de fuego, unas cuatrocientas mil personas en total”.
    Pero 15 años x 365 días = 5.475 días
    y 5.475 días x 180 personas al día = 985.500 personas.

    También es posible que me haya equivocado al calcular; a la gente de mi época nos derivaban demasiado pronto hacia ciencias o letras, y a mí me tocó en mala suerte dejar de lado los números. Seguro que me daré cuenta de que estoy equivocado en el momento de pinchar en “Submit Comment”, pero me arriesgo y pido perdón por adelantado.

      Citar  Responder

  95. Vivo al lado de un centro de refugiados. Todo el barrio ha cambiado desde que han llegado. Van y vienen del tranvía, en grupo. Qué importante es no sentirse solo en un país planeta. El barrio tiene ahora niños corriendo y gritando, riendo o llorando. Ya tienen cadí todos bicicletas. Pero es curioso que son siempre nuevos los que llegan y parecen los mismos. A la mayoría de los adultos se les nota el miedo en la cara, en los ojos que miran desde la ventana del tranvía. Qué pensarán? Que dejaron atrás?
    Es verdad, han aumentado los robos en la ciudad. Aquí que todo el mundo esta acostumbrado a dejar puertas y ventanas abiertas. Pero no creo que los robos vayan a llevar a la ruina al país. Sin duda una mayoría casi absoluta lo único que quieren es vivir en paz.
    Hoy también he pensado que lo que ha pasado en Bruselas se vive a diario en tantos lugares del mundo.
    Qué es horroroso! Y si hay alguna solución esa no puede ser la ley del Talion. Claro que hoy hay rabia y a la vez hay unión.
    Lis seres humanos somos muy complicados, en las grandes catástrofes nos comportamos de manera ejemplar. En los atentados o en tragedias grandes sacamos lo mejor de nosotros. Ofrecemos toda la ayuda.
    Qué locura! Que locura que algunos aprovechen estas situaciones para ganar votos.
    Hoy he leído una noticia curiosa. Hace unos días un político del grupo Nazionalista , racista descarado , tuvo un accidente de coche y cosas de la vida, dos refugiados sirios fueron los que le prestaron los primeros auxilios.
    Desde hace ya tiempo no entro en discusiones sobre el tema refugiados. No quiero convencer a nadie. Mi opinión es que hay todavía mucho margen para seguir ayudando. Qué cada uno sabe lo que tiene en su casa y en su banco.
    Pero sin duda no es sólo ayudar a los refugiados, es apagar el fuego allí donde arde. Dejar los negocios de armas. Controlar a Putin. Ya poco se habla de Ucrania.

      Citar  Responder

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *