Los contrarios

No remite la fiebre de Bernhard. Dice Elvira que no hay sitio de la casa en el que no se encuentre un libro suyo. Ya voy por el cuarto volumen de su autobiografía aterradora y prodigiosa, El frío, y antes de terminarlo no me he resistido a comenzar El malogrado. Lo que más me gusta de Bernhard es que pertenece a ese linaje de espíritus libres que llevan tranquilamente y tozudamente la contraria. Los que la llevan de verdad, no los que se apuntan a la moda fácil de declararse en contra de lo mismo que se declara en contra todo el mundo cerca de ellos, los que huelen por dónde van los tiros y se apuntan a la disidencia que se haya puesto de moda. Me gusta Bernhard, aparte de por su talento de escritor, por lo mismo por lo que me gustan Montaigne, Cervantes, George Orwell, Albert Camus, Rosa Parks, Emily Dickinson, Manuel Chaves Nogales, Giorgio Morandi en pintura, Vasili Grossman, Brassens. Porque no van como Vicente a donde va la gente, sino a donde a ellos les da la gana de ir, sin aspavientos pero sin medias tintas, radicales sin exhibicionismo ni melodramatismo, contrarians, como se dice en inglés. Son la sal de la tierra. No hacen ostentación de nada, y en la mayor parte de los casos habrían preferido llevar vidas mucho más tranquilas, pero su libertad íntima es un ejemplo  de coraje. Me recuerdan la historia de aquel monje Zen coreano al que se acerca un caudillo militar a caballo y cubierto con su armadura, que le dice: “Humíllate ante mí. Soy el que puede aplastarte bajo los cascos de su caballo y degollarte con su espada. ¿Quién eres tú?” Y el monje, sin bajar la cabeza ni variar en su postura de meditación, le contesta educadamente: “Soy el que puede ser aplastado bajo los cascos de tu caballo y degollado por tu espada”.

188 Comments

  1. La Serapia
    Enviado el 01/10/2013 a las 10:43 PM | Enlace permanente

    “tranquilamente”

    Y eso cómo se hace? Yo no sé, no he aprendido nunca.
    :(

    Sólo sé que algún día igual me pongo en contra de AMM, por ejemplo, pero no va a ser con mala intención. Y aunque piense igual, a lo mejor llega un día en el que me vea obligada a negarlo. Lo que intentaré antes de eso, es que no llegue a darse una situación así.

  2. juaner
    Enviado el 01/10/2013 a las 10:50 PM | Enlace permanente

    O sea que Bernhard se está ganando a pulso un artículo en Ida y vuelta.

  3. Enviado el 01/10/2013 a las 10:52 PM | Enlace permanente

    “Son la sal de la tierra”, que hermosa metáfora para definir, especialmente en lo intelectual, un tiempo soso, peor aún, asquerosamente aliñado .
    Recibe un fraternal abrazo.

  4. Carolina
    Enviado el 01/10/2013 a las 11:06 PM | Enlace permanente

    Ojala, Juaner. A un Ida y Vuelta de Bernhard es que le pongo un marco.

  5. horacio
    Enviado el 01/10/2013 a las 11:08 PM | Enlace permanente

    En mi rincón Bernhard están en lugar privilegiado : Trastorno. El malogrado. y con laureles extras: El sobrino de
    Wittgenstein.
    Un saludo

  6. Diego Ariza
    Enviado el 01/10/2013 a las 11:16 PM | Enlace permanente

    “… nos declaramos entusiastas de “Bartleby, the Scrivener”, (…), aquel manso escribano que un día se niega a obedecer una petición trivial con la declaración de rebeldía más apocada que se conoce: “Preferiría no hacerlo”.”

    Antonio Muñoz Molina, “El misterio de Herman Melville”; prólogo a “Melville” de Andrew Delbanco.

  7. mgc
    Enviado el 01/10/2013 a las 11:34 PM | Enlace permanente

    Enlazo “Del deber de la desobediencia civil” de Henry David Thoreau, con un prólogo precioso de Henry Miller

    http://www.inter-accions.org/sites/default/files/del-deber-de-la-desobediencia-civil-henry-david-thoreau.pdf

  8. Enviado el 01/10/2013 a las 11:43 PM | Enlace permanente

    Vamos, que te gustan los perros verdes botellas,o mejor… ratones coloraos!

  9. Enviado el 01/10/2013 a las 11:48 PM | Enlace permanente

    Tengo esperando “Maestros antiguos” desde hace años, pero creo que los volúmenes de su autobiografía le adelantarán en la lista de espera

  10. MdlMar
    Enviado el 01/10/2013 a las 11:51 PM | Enlace permanente

    ” … contrarians, como se dice en inglés … ”

    ” [...] — Todo lo que vuestra merced ha dicho es mucha verdad -respondió el muchacho-, pero el fin del negocio sucedió muy al revés de lo que vuestra merced se imagina.
        –¿Cómo al revés? -replicó don Quijote-. [...] ”
    (Capítulo XXXI.’De los sabrosos razonamientos que pasaron entre don Quijote y Sancho Panza, su escudero, con otros sucesos.’)

    No resulta nada complicado advertir que a las filas de ese ilustre elenco de personalidades fantásticamente contrarians que se filtran entre las líneas de tu instante de hoy, les va como anillo (del nibelungo) al dedo tu presencia de escritor comprometido con su tiempo…

    ” [...] Porque éramos rebeldes mis amigos y yo queríamos marcharnos cuanto antes de nuestra tierra natal y a ser posible no volver nunca a ella, aprender otras lenguas, mezclarnos con desconocidos, perder el acento rústico que nos delataba [...] ” —Todo lo que era sólido—

    ” [...] Y si Whitman iba a hacer del lenguaje y de los sentimientos de estos humillados y ofendidos un arma arrojadiza, Gibrán adoptaría una postura contraria: su mística se orienta en otra dirección, volviendo la espalda a esa realidad hostil y refugiándose en el yo individual, ennlas entretelas del corazón propio, y no en la garganta que grita y que desprecia, como Whitman hiciera en su juventud. En la vejez, el vate americano también propugnó el viaje hacia las virtudes del Oriente: la paz, el retiro, el sosiego místico. [...] ”

    Mauro Armiño
    Prólogo para El jardín del profeta

  11. Mar
    Enviado el 02/10/2013 a las 12:11 AM | Enlace permanente

    Una sensación de acompañamiento en el devenir de la vida diaria.
    De no estar sola.
    De saltar desde la niñez.
    De que la postura sea, justo, la contraria.
    De no acatar lo establecido.
    De intentar caminar por caminos sin asfaltar.
    De encontrar instantes tan alentadores como éste.
    De buscar cada día aire fresco, dentro de tan poco espacio.
    Un saludo. Bona nit desde una calurosa noche de primero de octubre.

  12. Enviado el 02/10/2013 a las 12:37 AM | Enlace permanente

    En los amigos de Antonio echo de menos alguien que disfrutaba llevando la contraria.

  13. albertiyele
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:20 AM | Enlace permanente

    mgc,

    Ya que te encuentro, dos asuntos: el primero, aunque atrasado, feliz cumpeaños!, que vi en la página de al lado que fue apenas ayer.
    Y el segundo: dejaste hace unos días una entrevista a Hannah Arendt que ya había visto hacía tiempo; no sé por qué me enganché a verla de nuevo y no pude parar. Creo que hacía mucho tiempo, no sé si no años, que no se me iluminaba una idea tan claramente como al ver esa entrevista. He leído mucho sobre el nazismo; ficción y no ficción; el “tema” judío es muy fuerte y está y estuvo siempre muy presente en mi país, simplemente porque la comunidad judía es enorme (y por suerte enormemente fecunda en muchos aspectos, desde la ciencia hasta el teatro o la música), y una buena parte de esa colectividad tiene en el origen una historia de persecución, de huida. Sin embargo creo que nunca lo “entendí” tan claramente, ni me conmovió de una manera tan brutal; repite más de una vez en la entrevista algo así como que en Alemania “se cruzó un límite” y que “no debió permitirse, no debió permitirse”. Por supuesto que no es la primera vez que leo u escucho algo así, pero esta vez me fulminó. Quería contártelo, y agradecerte ese vídeo.

  14. albertiyele
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:22 AM | Enlace permanente

    taganana.wordpress.com,

    Yo también. Primero creí que sería una etapa de vacaciones, pero se va alargando y se nota muuuuucho su ausencia.
    ¿Y Marco? ¿Dónde estás Marco?
    Sin ellos dos nos falta una gran parte del milagro de la música.
    :-/

  15. Consuelo
    Enviado el 02/10/2013 a las 6:44 AM | Enlace permanente

    taganana.wordpress.com,

    Yo echo de menos también al que no no nombras, pero en especial añoro a Marco.

  16. Juan Manuel Márquez
    Enviado el 02/10/2013 a las 7:09 AM | Enlace permanente

    “la disidencia que se haya puesto de moda”…magistral.

    Saludos.

  17. Nievesdl
    Enviado el 02/10/2013 a las 7:28 AM | Enlace permanente

    Buen día, Jose Carlos.

  18. mgc
    Enviado el 02/10/2013 a las 8:33 AM | Enlace permanente

    albertiyele,

    Gracias, Alicia

    Y, hablando de Hannah Arendt, hace poco leí en “La tradición oculta”, un libro con ensayos suyos de los años 30 y 40, uno sobre Kafka que me gustó muchísimo. Me pareció que hacía una interpretación muy inteligente y muy sutil, cosa nada rara, por otra parte, en esta mujer.

    Y Kafka, por cierto, me parece también un ejemplo sobresaliente de libertad íntima y de coraje.

  19. Enviado el 02/10/2013 a las 9:00 AM | Enlace permanente

    .
    Pues no sé si la viñeta del monje zen con que Antoniomm ilustra el Instante de hoy me resulta ejemplarizante.

    Me recuerda en su sumisión y mansedumbre aquello de la resignación cristiana para soportar las desgracias y las injusticias o, algo más grave, lo de poner la otra mejilla.

    Veamos. Si metemos a ambos personajes, monje y caudillo, en la M.A.C. (Máquina de Agrandar las Cosas, con patente de ACME) y el caudillo se convierte en el gobierno y el monje en el pueblo, resulta que… Bueno, no voy a explicar lo que resulta; no hay q

  20. Enviado el 02/10/2013 a las 9:00 AM | Enlace permanente

    .
    Pues no sé si la viñeta del monje zen con que Antoniomm ilustra el Instante de hoy me resulta ejemplarizante.

    Me recuerda en su sumisión y mansedumbre aquello de la resignación cristiana para soportar las desgracias y las injusticias o, algo más grave, lo de poner la otra mejilla.

    Veamos. Si metemos a ambos personajes, monje y caudillo, en la M.A.C. (Máquina de Agrandar las Cosas, con patente de ACME) y el caudillo se convierte en el gobierno y el monje en el pueblo, resulta que… Bueno, no voy a explicar lo que resulta; no hay q

  21. Enviado el 02/10/2013 a las 9:11 AM | Enlace permanente

    .
    Pues no sé si la viñeta del monje zen con que Antoniomm ilustra el Instante de hoy me resulta ejemplarizante.

    Me recuerda en su sumisión y mansedumbre aquello de la resignación cristiana para soportar las desgracias y las injusticias o, algún despropósito mayor, lo de poner la otra mejilla al mismo individuo que nos golpea.

    Veamos. Si metemos a ambos personajes, monje y caudillo, en la M.A.C. (Máquina de Agrandar las Cosas, con patente de ACME) y el caudillo se convierte en el gobierno -o los gobiernos, o el sistema- y el monje en el pueblo gobernado, resulta que… Bueno, no voy a explicar lo que resulta; no hay que ser muy listo para adivinarlo: el inmovilismo, la resignación, la poética pasividad.

    El poder: “Humíllate ante mí. Soy el que recorta, estafa, manda al paro, condena a la pobreza ¿Quién eres tú?”

    El votante: “Soy el que puede ser recortado, estafado, parado y condenado a la pobreza”.

    Bueno, ¿y luego qué?

    :-/

  22. Enviado el 02/10/2013 a las 9:12 AM | Enlace permanente

    .
    ¡Malditos botones triplicadores!

    :-/

  23. Antonio de La Mancha
    Enviado el 02/10/2013 a las 9:14 AM | Enlace permanente

    Son días de no parar, de mirar mucho al cielo por si aparece la lluvia, de ver la sección del tiempo en los telediarios de la noche. En el pueblo de Jacinto la gente está vendimiando; hay momentos que hace calor y hay que ponerse el sombrero de paja, rodeado de moscas que buscan el mosto de las espuertas. Las mañanas que hay rocío y están las pámpanas mojadas, los vendimiadores se arremangan la ropa por encima de los codos y utilizan pantalones de plástico para el agua, para ir secos y no enfriarse. En el almuerzo, los más jóvenes, sacan el móvil y envían mensajes a la novia; desde las viñas se comunican a distancia y los mayores comentan que la vida ha cambiado mucho, no todo es malo. Agachado en las cepas al cortar los racimos -en algunas cuadrillas dejan la radio encendida del tractor- se oyen las noticias que llegan de Nueva York, de Bruselas, de Cataluña…
    He empezado una novela que había en casa de Moacyr Scliar (El centauro en el jardín) con aires de Brasil y me hace recordar, de alguna manera, a Castaña y Gobernadora tirando del remolque con uvas hacia la cooperativa, subiendo despacio la cuesta del Origón y haciendo ruido con los cascos en las piedras del camino…

  24. Enviado el 02/10/2013 a las 9:16 AM | Enlace permanente

    Buueno, quizá no venga muy a cuento, pero la entrada me ha recordado una viñeta de El Roto que tengo recortada y clavada en el corcho de la cocina. En el dibujo se ve a un señor muy orondo, bien trajeado y con chistera que dice:

    “El poder emana del pueblo. De su sumisión, concretamente”.

    (Saludo a todos los coleguis.)

  25. Luciano
    Enviado el 02/10/2013 a las 9:45 AM | Enlace permanente

    Está bien la anécdota del monje zen. En una frecuencia similar, me gusta más, sin embargo, la de nuestra tradición, la de Diógenes el cínico (referida por Diógenes Laercio en su “Vida de los filósofos”). Absorto en sus pensamientos y disfrutando del sol mediterráneo, se le acerca Alejandro Magno y le dice: “Pídeme lo que quieras”, a lo que este hippie de la antigüedad le suelta: “Hazte a un lado, que me tapas el sol”:

    http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Alexander_visits_Diogenes_at_Corinth_by_W._Matthews_(1914).jpg

    ***

    En aquellos años de palidez teutónica en que pude especializarme en mil tipos de nubes y de lloviznas, leí mucho a Bernhard. Es poderoso, es intoxicante y es adictivo, como Borges. Hay que manejarlo con cuidado. No me imagino cómo se logra traducir esa prosa al castellano, aunque parece que las versiones de M. Sáez son una proeza lingüística.

  26. 5 SÍLABAS
    Enviado el 02/10/2013 a las 9:47 AM | Enlace permanente

    Muy interesante la entrada de hoy. Evidentemente es sobre tener CRITERIO, eso tan escaso y que sólo se puede detectar cuando alguien va “tranquilamente” haciendo lo suyo.

    No puedo resistirme un comentario más sobre “CIFRAS, DATOS”.
    1) Recuerdo cuando, siendo joven, leí en la Enciclopedia Británica, la definición y narración del movimiento E.T.A. Por fin comprendí claramente el tema que estaba todos los días en las noticias y nunca había entendido (todos hablan y opinan, hablan, pero nada de datos, cifras, hechos).
    2) ¿Quisiera AMM ojear en algún momento la web actual del Ayuntamiento de Granada? ¿Es posible informarse de algo ahí? Por ejemplo, quieres saber cuándo se paga un impuesto cualquiera. Trate de hacerlo. Cuando lleve 1h perdiendo el tiempo, entonces trate de averiguarlo llamando por teléfono. Cuando le pasen a 3 personas y ninguna le aporte información útil, intente ir físicamente a las oficinas, adivine dónde está el departamento correspondiente y trate de resolver su duda en ese mismo día (no digo horas, ni minutos).
    Si la cosa depende de la “pericia” del ciudadano que tenga que navegar adecuadamente por los vericuetos de Internet, “estamos arreglados”.

    Eso es no tener cifras ni datos ni nada.

  27. Gaspard
    Enviado el 02/10/2013 a las 10:13 AM | Enlace permanente

    albertiyele, terminé ‘La banalidad del mal’ ayer. Los capítulos en los que repasa la matanza por países son hoy prescindibles, por archisabidos. Más allá del retrato de Eichmann, lo más relevante, en mi opinión, es lo que indica en un algún pasaje: que la catástrofe llevó al hundimiento moral no sólo a los alemanes, sino también a los judíos, o a parte de ellos, a los consejos judíos. Los judíos, sobre todo ese entramado cosmopolita-académico de Nueva York (el 10% de los neoyorquinos son judíos, y el 50% de los estudiantes de las grandes universidades de la ciudad, también; son datos de los departamentos de admisión de estudiantes), la crucificó. En la película, la última escena, en la que se defiende ante un auditorio expectante, está basada en el epílogo de ‘La banalidad’, y al final -creo no desmontar nada; si es así, que no se lea-, cuando todos los estudiantes, tras aplaudirla, se marchan, queda sola en el aula con Jonas, su amigo, que tanto la ha criticado. Se acerca ella a él, pensando que la reconciliación está a punto de producirse, pero él la llama de todo, se levanta, le da la espalda, le dice que jamás volverán a dirigirse la palabra, y la deja plantada.

    En la entrevista con Gaus que enlazó Marisa (a Gaus lo llamaban “la nuca más famosa” de Alemania; era periodista de ‘Der Spiegel’ y luego fue embajador en la RDA durante la Ostpolitik), él le cita el enfrentamiento por correo con Gershom Scholem. Otro tanto de lo mismo. Los judíos, o judíazos, como los llama Philip Roth, son como son. Hasta este año no había reparado que Roth tal vez hace un homenaje a Arendt: en ‘Operación Shylock’ un escritor judío neoyorquino difamado por su comunidad (Roth casi fue excomulgado por la novela en la que los padres de un chico judío sobornan a la familia de la novia, una shiksa) viaja a Jerusalén para seguir el juicio de Demjanjuk. La diferencia está en que Roth es un judío asimilado al cien por cien, mientras que Arendt en su juventud, sin ser sionista, no estaba por la asimilación. De hecho, en la entrevista se refiere con desdén a los asimilados.

    Viendo la entrevista lo que más me llamó la atención es la falta de carisma de Arendt. En la película, la actriz, Sukowska, irradia carisma, pero en la vida real, además de fumar como una chimenea, Arendt era todo menos carismática. Tiene tics “anticarismáticos”, digamos. Y el lenguaje verbal la traiciona constantemente: se frota los ojos, se mira las uñas con ostentación, se protege recostándose en la silla, lo más lejos de Gaus, se tapa la mitad de la frente, cuando le preguntan por Kurt Blumenfeld (la entrevista se hizo un año después de la muerte de éste -antiguo líder del sionismo alemán-, que era amigo de juventud y con el que discutió por ‘La banalidad’), cuando habla de cómo era su madre, cuando le inquiere Gaus sobre su relación con Alemania. Y eso que no se deja llevar más que en dos ocasiones: por la furia cuando tiene que defenderse de las acusaciones de ser una “mala judía”, y de felicidad, al loar a Karl Jaspers.

    Hannah Arendt vivió en 370 Riverside Drive, apartamento 7A, no muy lejos de la casa neoyorquina del anfitrión.

  28. Luciano
    Enviado el 02/10/2013 a las 10:15 AM | Enlace permanente

    Veo que mi enlace no va bien. A ver con este:

    http://contarcuentos.com/wp-content/uploads/2010/01/diogenes.jpg

  29. Gaspard
    Enviado el 02/10/2013 a las 10:16 AM | Enlace permanente

    Perdón por la extensión del comentario. Y rectifico: el porcentaje de estudiantes judíos no es del 50%, sino del 33% en la NYU o Columbia.

  30. Albertiyele
    Enviado el 02/10/2013 a las 10:51 AM | Enlace permanente

    Luciano,

    Esa combinación de Diógenes pidiendo por el sol y la palidez teutónica es exactamente lo que me pasó a mí ayer. Ocurre que por estas costas estamos disfrutando de lo que probablemente, seguramente, sean los últimos días de un verano que llegó y se está yendo con atraso. Así que para solazarme (nunca mejor dicho) en el disfrute playero, allí estaba yo, panza arriba en mi reposera con mi librito (sigo con el recomendado Cees
    Nooteboom, que tiene tanto y tan bueno que decir de
    España, que no del Estado español (que suena a frialdad
    de quirófano)) cuando un sujeto que mediría unos dos
    metros y pesaría unos 120 kilos se me instaló,
    orondamente, y con precisión germánica, bien adelante,
    ocultándome el sol como si se tratara de un nubarrón de
    los gordos, o hasta de un eclipse. Pensé que sería una
    distracción, apenas un momento fugaz en que el gigante
    se había detenido justamente allí para otear el horizonte.
    Pero no. El hombre se plantificó allí para quedarse, así
    que después de unos minutos, digamos 10, procedí a
    levantarme y tocarle el hombro con el dedo índice, con la
    levedad de una pluma pero con golpecitos (tic tic tic) e
    indicarle amablemente que eso que le había quedado
    atrás era yo, y que a ver si hacía el favor de desplazarse
    50 centímetros pa’cá o p’allá con el sólo objeto de no
    ocultarme tan ostensiblemente el sol y el paisaje. Lo que
    siguió fue de las anécdotas más curiosas que me hayan ocurrido nunca. No sé si creyó que me lo quería levantar
    (tan amable debí de haber sido), o si estaba ebrio o si simplemente necesitaba compañía. La cuestión es que en lo quedó de la tarde no cejó en su empeño de
    entablar conversación, pese a que no hablaba otra lengua que la suya propia, el alemán, y a que yo le dejé
    claro (por señas, claro) que no entendía una palabra. Yo ya había agarrado la reposera, la mochila, el libro, el pareo, el sombrero de paja, y me había cambiado de
    lugar, y el tipo seguía, dale que dale a las sonrisas y los sonidos guturales (que serían seguramente palabras, bellas palabras germánicas que yo desconozco absolutamente). Todavía cuando me fui se quedó saludándome, agitando la mano y sonriente, no sé si acaso citándome para una próxima vez. Yo también lo saludé, claro (creo que mientras agitaba a mi vez la mano en el claro gesto de chau, adiós muy buenas, llegué a murmurar algo así como “serás pesao” o quizás hasta “qué pedazo de boludo”, siempre con una sonrisa (ladina). Por las dudas no volveré a pisar la playa de
    Portals en varios días, no sea cosa que me vuelva a arruinar la tarde de sol, que quedan pocas. O que se haya tomado el trabajo de averiguar qué quiere decir “boludo” y no le haya hecho mucha gracia.

  31. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 11:47 AM | Enlace permanente

    No sé qué va a pasar en Estados Unidos con el follón político que tienen montado, pero un ejemplo nimio de cómo afecta ahora mismo al resto del planeta:

    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed

    “Due to the lapse in government funding, PubMed is being maintained with minimal staffing. Information will be updated to the extent possible, and the agency will attempt to respond to urgent operational inquiries.

    Updates regarding government operating status and resumption of normal operations can be found at http://www.usa.gov

    Tendremos que tirar de GoogleScholar, imagino, no sé. La verdad es que no sé, sin PubMed no me imagino el trabajo diario. Qué frágil es todo lo que parece sólido.

    No quiero decir que no haya cosas muchísimo más alarmantes, es sólo para decir en qué lo estamos notando ya a nivel mundial.

  32. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 11:55 AM | Enlace permanente

    PubMed Es nuestra referencia bibliográfica de todo lo que se publica científicamente a nivel mundial en cualquier journal relacionado con la salud (biología, medicina, bioquímica, biofísica, etc). En lugar de buscar en cada una de los miles y miles de publicaciones científicas, se hace todo a través del servicio de PubMed. Si PubMed se para, esto va a ser un colapso considerable. Por lo menos hasta que se encuentre otra vía.

  33. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 12:04 PM | Enlace permanente

    No os lo he contado bien, es que además de publicaciones, es la base de datos que usamos todos. Si quiero clonar una proteína, el ADN está en PubMed, si quiero hacer un alineamiento de secuencias de ADN, uso los recursos de PubMed, hay miles de servicios, una cantidad ingente de información que si no está disponible nos han fastidiado a todos…

  34. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 12:09 PM | Enlace permanente

    “Due to the lapse in government funding, the information on this web site may not be up to date, transactions submitted via the web site may not be processed, and the agency may not be able to respond to inquiries until appropriations are enacted.”

    http://blast.ncbi.nlm.nih.gov/Blast.cgi

    Santo cielo, sin esto no podemos trabajar…

  35. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 12:13 PM | Enlace permanente

    Y qué va a pasar ahora, que vamos a depender de una compañía privada como esto no funcione?
    Dios mío, cuándo entenderemos que ya no existen las fronteras, pero cuándo? Que estamos abocados al delirio como no nos ayudemos entre todos a que no nos hundan los intereses de unos cuantos?

  36. mgc
    Enviado el 02/10/2013 a las 12:27 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    ¿Y eso que ha pasado -yo solo lo he llegado a entender vagamente dado mi nulo conocimiento del tema y del inglés- no quiere decir que en esos ámbitos se depende totalmente de los EEUU, más que que estemos ,muy iterrelacionados o que ya no haya fronteras?

  37. Luciano
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:02 PM | Enlace permanente

    mgc,

    A mí también me sorprendió eso en los comentarios de La Serapia. Parece que sin los yanquis (o con ellos fuera de juego) nada se mueve en este mundo. ¡Ay! me temo que es bastante cierto.

  38. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:15 PM | Enlace permanente

    Efectivamente, sin los recursos de Estados Unidos en ciencia, al menos en lo que en lo que yo conozco respecta, estamos abocados al abismo.

    Pero de momento Estados Unidos es una democracia, con todas las pegas que le queráis ver, y el servicio de PubMed es público y de acceso mundial, o sea, es como si fuese nuestro, no sé si logro explicarme. A lo mejor esto os lo hace ver mejor:

    El chino que llegó la semana pasada a trabajar al laboratorio es recién licenciado en la Universidad de Hong Kong (ocupa no sé si el puesto 35 en el ranking de Shangai, o sea, es una universidad de prestigio). Y traduciéndole los papeles en alemán para que obtenga pronto un visado de trabajo en Alemania, pasó esto:

    -Qué quiere decir esta casilla?
    -Que tienes que tacharla sólo si eres un miembro de Al Qaeda
    -Un miembro de qué?
    -Al Qaeda, la organización terrorista
    -No he oído hablar nunca de eso
    -Sí, hombre, lo de Bin Laden
    -Eh…

    -Y en esta otra qué pone?
    -Te preguntan si has trabajado alguna vez para una organización secreta de Alemania del Este
    -De dónde?
    -Alemania del Este, antes del muro, ya sabes
    -Qué muro?
    -El muro, el mudo de Berlín, antes de la reunificación de Alemania
    -Antes no estaba unificado Alemania?

    ….

    -Y tú cómo hiciste (me pregunta) para sacarte el Visado este de las narices?
    -No lo tuve que hacer, es que soy europea
    -Por qué? Si no eres alemana
    -Pero soy española, España pertenece a la Unión Europea y antes no era así, antes, no hace mucho, teníamos también que rellenar eso del permiso de trabajo que aún tienes que hacer tú.
    -Qué bien para ti, no?
    -Pues sí

    Y entonces, cuando empezamos a pensar ya en el trabajo, lo primero de todo, le cuento que su proyecto consiste en saber cómo funciona una proteína, y cuando me giro al ordenador a buscarle referencias de la proteína, le pregunto lo primero:

    -Sabes usar PubMed, no?

    Y me contesta:

    -Pues claro.

    Lo que quiero decir es que eso lo conoce cualquier científico del mundo que se dedique a cualquier cosa con relación a la salud. Lo usamos todos, pero todos, todos. No hay quién no lo use. Lo usan los chinos, los indios, los árabes, lo usamos los europeos, como no se restablezca el servicio pronto no sé si atisbo a imaginar lo que puede suponer.

  39. p
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:22 PM | Enlace permanente

    Lo usais todos pero el que abre o cierra el grifo no sois todos en comandita.
    Internet es una distribución en red para ciertas cosas, pero para el control y el poder no.
    Cuando entenderemos que cuanto más damos mas nos controlan, cuando, pero cuando?

    (Creo que los chinos lo entendieron hace tiempo)

    La Serapia,

  40. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:27 PM | Enlace permanente

    A ver si nos entendemos, no tenemos una ONU científica, debería haberla yo creo, pero no la hay.

    Los americanos nunca han cerrado el grifo desde que se inventó internet. Inventaron el grifo y nos dejan a todos usarlo sin restricción en ciencia, es un acuerdo tácito, como lo de no bombardear Göttingen ni Oxford durante la segunda guerra mundial

    Qué perra le tenéis a Estados Unidos, que sí, que podrán ser el coco, pero si preferís que dependamos de algo escrito en swahili o en manos del Steve Jobs de turno o del magnate ruso del momento…

    Hasta que no se cree una ONU científica o algo así, de lo que no hay visos de momento porque estamos muy entretenidos en nuestros rollos particulares, nos interesa a todos, sin fronteras, que la democracia de Estados Unidos funcione. No sé si logro explicarme.

  41. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:30 PM | Enlace permanente

    No, claro que no consigo explicarme. Porque ayer cuando Ángela nos retransmitía qué pasaba a su alrededor me preocupaba lo que decía pero me sonaba muy lejano y no llegaba a comprender el alcance de que no funcione la administración pública de Estados Unidos, algo así como que a Ángela y a otros muchos igual no le iba a pasar el cartero por su casa… Y porque a vosotros también os suena muy lejano lo que os digo…

    :(

  42. p
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:33 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    http://www.networkworld.es/seguridad/estados-unidos-vigila-a-los-usuarios-de-facebook-y-google

  43. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 1:37 PM | Enlace permanente

    No hay manera.

    Sed felices.

  44. Enviado el 02/10/2013 a las 2:06 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    Fíjate, ayer cuando comenté la situación, me pareció que a nadie (excepto albertiyele, que dijo algo al respecto) le importaba un comino. Ya veo que no es así.

    Parece que la cosa puede durar semanas. El último cierre de la Administración Federal se produjo en 1995 y duró 21 días.

  45. María Regla Pérez
    Enviado el 02/10/2013 a las 2:13 PM | Enlace permanente

    Razonar contra las opiniones de los adversarios nos gana su ojeriza pero garantiza el apoyo de nuestros partidarios: lo difícil es criticar los dogmas del bando al que supuestamente pertenecemos. Así se queda uno muy desamparado… Tanto Pradera como Hitchens se las arreglaron para apoyar causas impopulares entre quienes habitualmente simpatizaban con ellos, el uno con su tono reposado y el otro a tambor batiente. Practicaron dos tipos opuestos de disidencia de la pereza intelectual dominante, el inglés desafiando los melindres de lo políticamente correcto y el español –quizá más plácidamente audaz– asumiendo la corrección política socialdemócrata frente a los estetas del tremendismo de izquierdas o derechas. Ninguno de los dos buscó fundar una secta de dogmas definidos sino mantener intelectualmente incómodos pero activos a quienes se acercaran a sus escritos. Por eso incluso aquellos a quienes irritaron empiezan ya a echarles de menos.
    Fenómeno curioso: los librepensadores son siempre celebrados cuando han muerto y ya no incomodan. En las controversias del pasado todo el mundo está hoy del lado de los herejes contra los inquisidores, pero en el presente siempre gozan de más entusiasmo los segundos que los primeros, incomprendidos y detestados. Cada cual con su estilo propio, Javier Pradera y Christopher Hitchens fueron voces discordantes que razonaron a la intemperie y cruzaron sin red la cuerda floja. Que no falten mañana otros como ellos, son la sal de la tierra.
    Los imprescindibles disidentes; Fernando Savater [El informador, 23 de diciembre de 2011]
    Encuentro que lo más difícil es dar una argumentación sensata y razonable, de forma clara y precisa, que sostenga nuestra opinión. Nuestra opinión, no el eco de la opinión de otro que admiramos y consideramos de nuestro bando.
    Formarse una opinión es complicado porque exige un esfuerzo intelectual que pocos se toman. Requiere estar bien informado, tomar distancia, ser crítico, capacidad de autocrítica, moderación, tolerancia, estar dispuesto a admitir que uno puede no llevar razón. Carisma sin arrogancia.

  46. Enviado el 02/10/2013 a las 2:20 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    A mí, desde luego, me interesa bastante que esta democracia funcione, je, je. O sea, que estoy de acuerdo contigo.

    Yo conozco PubMed porque siempre que busco en Google una enfermedad, me sale como resultado en los primeros puestos. Y ahí voy a ver qué dice. Pero la verdad es que no tenía ni idea de que fuera referencia obligada en el mundo científico relacionado con la medicina.

    Hoy, leyendo sobre los cierres de la Administración, veo que la Office of Management and Budget es la encargada de establecer qué servicios se paralizan y cuáles son esenciales y continúan. He querido consultar esta información, pero la Office está también afectada por el cierre.

  47. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 2:22 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos, el 95. En el 95 todavía se enviaban los manuscritos a las editoriales imprimidos por correo normal!

    Lo que ha hecho internet a la ciencia no sé si puede medirse, es como ir a la velocidad de la luz en lugar de montar en pollino.

  48. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 2:28 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos, la FAD también está parada Ángela. “Food and Drugs Administration”, madre mía, de esto depende que se aprueben mucho medicamentos que se patentan en Estados Unidos y después es cuando llegan al resto del mundo.

    Un abrazo, ayer no te dije porque no tenía muchas ganas de intervenir, pero claro que se lee. Espero que todo vaya bien y lo solucionen pronto.

    Me voy a una reunión.

  49. Enviado el 02/10/2013 a las 2:30 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    A la ciencia y a muchas otras cosas que ya ni nos damos cuenta.

    Yo, por ejemplo, puedo ver a mi familia por Skype. También puedo vender seguros a los empleados de todo el país desde mi casa. O vender telas a gente de todo el mundo. O comunicarme aquí con vosotros. O aprender a hacer cualquier cosa que se me ocurra. Una infinidad de cosas que, viviendo en el lugar remoto donde vivo, serían imposibles sin internet.

  50. Albertiyele
    Enviado el 02/10/2013 a las 2:32 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    Creo que sí conseguís explicarte, Serapia. Al menos yo te entiendo perfectamente. Y en una parte, o en varias coincido con vos: es mejor que el grifo ese de la información científica esté en manos de un Estado, democrático además, que en manos de un Bill Gates. Y si hasta ahora, además, no hubo jamás problemas ni restricciones, es natural (hasta cierto punto: cuando mis hijos eran chicos y saltaban a la piscina desde el techo del quincho, mil veces les dije que un día se iban a partir la crisma, y mil veces me dijeron ellos que así lo habían hecho siempre, ellos y sus montones de amigos y primos y vecinos, y jamás les había pasado nada. Y era cierto. Hasta que un día uno resbaló, cayó mal… por suerte fueron sólo tres dientes menos, y la cara monstruosa por unos días, en fin: un susto enorme) que a nadie se le
    haya ocurrido que un día podría haberlos un día. Pero ocurre, justamente, que ahora los hubo. Un republicano (o 10 ó 100 ó 5547) se levanta un día con el botón de la astucia encendido, decide que no va a levantar la mano en el Congreso hasta que no se haga como él quiere en un tema que atañe exclusivamente a los ciudadanos de los EEUU, y ya ves: se puede llegar a armar, tal como nos contás, un quilombo (con perdón) mayúsculo en el mundo entero.
    La conclusión más obvia pareciera indicar que algo habrá que cambiar para que este asunto de la globalización sea de verdad la concepción del mundo como una aldea global, y no un Estado (uno=1), por democrático que sea, y nos caiga más o menos simpático, que tiene la manija y todos los demás agua y ajo.
    Me parece a mí, claro.

  51. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 3:15 PM | Enlace permanente

    ” Despierto solo al final de la jornada. Me llamo Peretz Markish. Si asomo la cabeza entre los barrotes, veo marineros heridos por el eclipse mordiéndose en la nuca, bosques completamente negros como oscuros talismanes ocultos en un sótano espolvoreado de harina. Si miro contra la pared, los desconchones se convierten en dulces prostitutas que me pintan la cabeza con agua mientras me dicen: Dios está enamorado de ti, la muerte te convertirá en un hombre de provecho. Intento memorizar lo que no puedo escribir, el carro gris, los vientres de madera, pero cuando cierro los ojos las frases se amontonan unas sobre otras como ya no hace falta que te diga qué. Ayer el silencio me trajo este infundio: una caja repleta de guantes y uñas, escúchalas, aquí arrojan los viajeros de la mala suerte su ébano al vals y bajo las enemigas blusas del doble timbre de tabaco suelen las enfermeras hacer lo mismo. Hacer lo mismo es llevar la tuberculosis atada por un cordel al concierto de Año Nuevo. ¡Adiós, adiós al que detestaba las flores y amaba sus frutos! Fumo y escribo, escribimos para nosotros, nos comunicamos en oculto por si nos echan el gancho, pero estas piedritas algún día le comprarán al cielo el pan de la apertura. [...] ”

    Juan Carlos Mestre
    ‘El zapatero de Stalin’
    “Diez bicicletas para treinta sonámbulos”
    Demipage, 2013

    ” … Porque no van como Vicente a donde va la gente … “

  52. Teresa G.
    Enviado el 02/10/2013 a las 3:19 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos,

    Cuando no respondemos, no significa que no nos interesemos por lo leído. Significa que no sabemos qué poner en ese momento o que estamos de acuerdo… Habrá quien este ocupado y espere a otra ocasión para escribir. Seguro.

  53. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 3:33 PM | Enlace permanente

    ” … Porque no van como Vicente a donde va la gente … ”

    ” [...] Por la otra acera, con dos barras de pan bajo el brazo y unos andares desganados, pasaba la mujer del carpintero, Palmira, una rubia muy fea de cara, pero de cuerpo espléndido. Saludó sonriendo, y Cabot siguió con la mirada experta su bonito trasero ceñido por la falda.
       — Hay caras que no merecen ciertos culos, Suau -murmuró pensativamente-.
    No has cambiado, matasanos, se dijo él. Cinco años atrás aún se le adjudicaban al doctor Cabot algunos líos con casadas y gozaba de un prestigio popular y fantasioso como médico (…). De aquella época galante le quedaba el empaque, el gusto por la palabra soez y el airoso y ondulado pelo blanco.
       — Y qué -suspiró sentándose finalmente en la banqueta frente a Suau-, qué dice el hombre del día.
    Suau enarcó las cejas como si no entendiera, aunque sabía muy bien a quien se refería. Con excesiva jovialidad, Cabot añadió:
       — Nos hemos cruzado un par de veces en la plaza Rovira, pero no me ha saludado. Allá él. Tal vez no me ha visto,
       — Está algo sordo del oído izquierdo -observó Suau incongruentemente-. Y parece que al orinar las pasa canutas; debe ser la próstata, o una piedra.
       — Nos hacemos viejos, me cago en la hostia.
    Sacó de la cartera de mano un puñado de caliqueños envueltos en un papel.
       — Toma, envenénate.
       — Hombre, gracias.
       — Parece que tuvo suerte de encontrar trabajo enseguida. -Suau asintió con la cabeza y el médico prosiguió-: Me alegro por su cuñada, la pobre lo ha pasado bastante mal. ¿No te parece?
    Suau dijo que sí, que le parecía que sí. [...] ”

    Juan Marsé
    “Un día volveré” (1982)
    -Ave Fénix de Bolsillo-
    Plaza & Janés, 1997

  54. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 3:40 PM | Enlace permanente

    ” … Porque no van como Vicente a donde va la gente … ”

    ” [...] Por la otra acera, con dos barras de pan bajo el brazo y unos andares desganados, pasaba la mujer del carpintero, Palmira, una rubia muy fea de cara, pero de cuerpo espléndido. Saludó sonriendo, y Cabot siguió con la mirada experta su bonito trasero ceñido por la falda.
       — Hay caras que no merecen ciertos culos, Suau -murmuró pensativamente-.
    No has cambiado, matasanos, se dijo él. Cinco años atrás aún se le adjudicaban al doctor Cabot algunos líos con casadas y gozaba de un prestigio popular y fantasioso como médico (…). De aquella época galante le quedaba el empaque, el gusto por la palabra soez y el airoso y ondulado pelo blanco.
       — Y qué -suspiró sentándose finalmente en la banqueta frente a Suau-, qué dice el hombre del día.
    Suau enarcó las cejas como si no entendiera, aunque sabía muy bien a quien se refería. Con excesiva jovialidad, Cabot añadió:
       — Nos hemos cruzado un par de veces en la plaza Rovira, pero no me ha saludado. Allá él. Tal vez no me ha visto,
       — Está algo sordo del oído izquierdo -observó Suau incongruentemente-. Y parece que al orinar las pasa canutas; debe ser la próstata, o una piedra.
       — Nos hacemos viejos, me c… en la h….. .
    Sacó de la cartera de mano un puñado de caliqueños envueltos en un papel.
       — Toma, envenénate.
       — Hombre, gracias.
       — Parece que tuvo suerte de encontrar trabajo enseguida. -Suau asintió con la cabeza y el médico prosiguió-: Me alegro por su cuñada, la pobre lo ha pasado bastante mal. ¿No te parece?
    Suau dijo que sí, que le parecía que sí. [...] ”

    Juan Marsé
    “Un día volveré” (1982)
    -Ave Fénix de Bolsillo-
    Plaza & Janés, 1997

  55. Gaspard
    Enviado el 02/10/2013 a las 3:51 PM | Enlace permanente

    mgc, en ese ensayo sobre Kafka que mencionas, “Franz Kafka, Appreciated Anew”, Arendt cita la famosa alegoría de Walter Benjamin sobre el Angelus Novus de Klee. Hoy son las palabras más conocidas de Benjamin, pero cuando Arendt las citó no se habían publicado aún, y pocos sabían quién era él. De hecho, los papeles donde Benjamin dejó escrito aquello habían sido salvados por Arendt, quien antes y después de la guerra recuperó varios tesoros intelectuales judíos. Vaya mujer.

  56. Enviado el 02/10/2013 a las 4:00 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,

    Sí, sí, ya lo sé, así actúo yo también. Lo que pasa es que este asunto del cierre de la Administración me causa tanto estupor…
    Gracias por decirme.

  57. Gaspard
    Enviado el 02/10/2013 a las 4:00 PM | Enlace permanente

    Un formato similar al utilizado por Günter Gaus con Arendt (una hora de preguntas, ausencia de adornos verbales y decorado minimalista) es el que emplea Gabilondo para su programa en Canal +. Aquí una entrevista con cierto morbo, dado lo que se han dicho en el pasado entrevistado y entrevistador: http://canalplus.es/play/video.html?id=1066012&media=AF946758&cc=PLTVPR

  58. Enviado el 02/10/2013 a las 4:17 PM | Enlace permanente

    Tras esa lista de de conocidos escritores y artistas, esos famosos “contrarians”, hay miles de anónimos que intentan también no ir a favor de corriente, gentes que no son “vicentes”, sino personas que tímidamente levantan el dedo para decir “no estoy de acuerdo”, “pienso que nos estamos equivocando”. Esos llamados espíritus libres, versos sueltos, notas discordantes, intentan poner un poco de cordura en su particular mundo, en su trabajo, en su barrio. Pero al no disponer de medios, sean del tipo que sean, para hacerse oír entre la mayoría de voces que gritan al unísono, o para hacerse destacar entre la muchedumbre uniformada con pensamientos cementados, pierden todo su coraje interior, se desvanecen entre el poder de la masa o, incluso, son arrollados por la multitud. Antes de que esto último les suceda, antes de ser atropellados, porque siempre hay alguien que les pone a los pies de los caballos, se retiran en silencio y en paz a ver la vida pasar. Tristemente eso ocurre muchas veces. Y todos salimos perdiendo.

  59. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 4:27 PM | Enlace permanente

    ” The young man walks fast by himself through the crowd that thins into the night streets; feet are tired from hours of walking; eyes greedy for warm curve of faces, answering flicker of eyes, the set of a head, the lit of a shoulder, the way hands spread and clench; blood tingles with wants; mind is a beehive of hopes buzzing and stinging; muscles ache for the knowledge of jobs, for the roadmender’s pick and shovel work, the fisherman’s knack with a hook when he hauls on the slithery net from the rail of the lurching trawler, the swing of the bridgeman’s arm as he slings down the whitehot rivet, the engineer’s slow grip wise on the throttle, the dirtfarmer’s use of his whole body when, whoaing the mules, he yanks the plow from the furrow. The young man walks by himself searching through the crowd with greedy eyes, greedy ears taut to hear, by himself, alone. (…)

    Newsreel 11

    the government of the United States must insist and demand that American citizens who may be taken prisoner whether by one party or the other as participants in the present insurrectionary disturbances shall be dealt with in accordance with the broad principles of international law
          
    SOLDIERS GUARD CONVENTION

    the Titanic left Southampton on April 10th on its maiden operation is to be performed against the wishes of the New York Life according to ‘Kimmel’ Why they know I’m Kimmel in Niles I’m George to everyone even mother and sister when we meet on the streets

    I’m going to Maxim’s
    Where fun and frolic beams
    With all the girls I’ll chatter
    I’ll laugh and kiss and flatter
    Lolo, Dodo, Joujou.
    Cloclo, Margot, Froufrou

    TITANIC LARGEST SHIP IN THE WORLD SINKING

    personally I am not sure that the twelvehour day is bad for employees especially when they insist on working that long in order to make more money

    Still all my song shall be
    Nearer My God to thee
    Nearer to thee

    it was now about 1 A.M., a beautiful starlight night with no moon. The sea was as calm as a pond, just a gentle heave as the boat dipped up and down in the swell, an ideal night except for the bitter cold. In the distance the Titanic looked an enormous lenght, its great hulk outlined in black against the starry sky, every porthole and saloon blazing with light

    ASK METHODISM TO OUST TRINITY

    the bride’s gown is of charmeuse satin with a chiffon veiled lace waist. The veil is of crepe lisse edged with point de venise a departure from the conventional bridal veil and the bouquet is to be lilies of the valley and gardenias

    Lolo, Dodo, Joujou
    Cloclo, Margot, Froufrou
    I’m going to Maxim’s
    And you can go to . . . 

    the Titanic slowly tilted straight on end with the stern vertically upward and is it did so the lights in the cabins and saloons which had not flickered for a moment since we left, died out, came on again for a single flash and finally went out altogether. Meanwhile the machinery rattled through the vessel with a rattle and a groaning that could  be heard for miles. Then with a quiet slanting dive [...] ”

    John Dos Passos
    “U.S.A.” (1938)
    Penguin Books, 1966

    ” … contrarians, como se dice en inglés … ”

    Impresionante :)

  60. Consuelo
    Enviado el 02/10/2013 a las 4:45 PM | Enlace permanente

    MdlMar,

    Impresionante! Sobre todo lo que dice del Titanic!
    Y en euskera?
    Tienes razón en lo que piensas ahora mismo.

  61. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 4:49 PM | Enlace permanente

    ” [...] Decide confesar su culpa a la autoridad competente. Rescatará al niño que un día fue, honesto y limpio de corazón —si no os hacéis como los niños, no entraréis en el Reino de los Cielos, recuerda—, y actuará con decencia, como le gustaría a su madre. Sale con la bicicleta de casa y pedalea: a dos kilómetros y tras una empinada y agotadora cuesta está la comisaría más cercana. Allí se dirige a un policía que le mira con suspicacia desde detrás del mostrador. El agente no está habituado a las confesiones de ese tipo a tenor de cómo reacciona ante su testimonio.
       —No se ha producido ningún atropello en su barrio en los últimos dos años —dice sin atisbo de duda—. Así que no bromee con esas cosas, caballero.
    Nuestro hombre intenta convencer al policía de que es verdad lo que cuenta, que ha atropellado a un tipo albino vestido de payaso, y para afianzar su sinceridad, le dice que es sacerdote y que puede verificar su testimonio en internet. El agente le mira de mal humor, (…) y nuestro hombre decide darse por vencido y volver a casa. Allí consulta internet y rápidamente encuentra la noticia del atropello reproducida en varios medios locales. No se lo ha inventado, no está delirando. [...] ”

    Juan Aparicio Belmonte
    ‘El atropello’
    “Diez bicicletas para treinta sonámbulos”
    Demipage, 2013

    ” … Porque no van como Vicente a donde va la gente … ”

    Y perdón por la repetición del fragmento de Un día volveré.
    …La verdad es que ambos textos difieren entre sí solamente en algún que otro ‘quítame allá unos puntos suspensivos’ :)
    Perdón, again.

  62. Enviado el 02/10/2013 a las 4:50 PM | Enlace permanente

    La Serapia,
    .
    “Y porque a vosotros también os suena muy lejano lo que os digo…”
    ______________

    ¿Pero, quiénes son esos “vosotros”, Serapia? A mí no me suena lejano, a mí me llena de estupor y preocupación en la misma medida -permíteme la broma- que al oso Yogui y a Bubu tras el cierre del Parque Nacional de Yellowstone. Es lo que faltaba para enrarecer aún más la situación que vivimos.

    :-/

  63. Enviado el 02/10/2013 a las 4:53 PM | Enlace permanente

    Consuelo,

    Sí, es verdad. Es muy raro lo de ambos. ¿Les habrá pasado algo? Normalmente lo primero que hacía al entrar en esta página era dar click a los enlaces musicales. Sus comentarios eran muy eruditos, y desde luego le daba salsa a este lugar.

  64. Enviado el 02/10/2013 a las 4:55 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,
    .
    Ahora que he repasdado la página de ayer (felicidades, Marisa), quisiera decirte que me gustó mucho tu última intervención.

    :-)

  65. Nievesdl
    Enviado el 02/10/2013 a las 4:56 PM | Enlace permanente

    La Serapia, a pesar del cartelón en la web avisando de que funciona con minimos recursos, he podido hacer búsquedas, entrar en MyNCBI e imprimir artículos.

  66. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 5:12 PM | Enlace permanente

    Sí, se puede usar con lo que ya está ahí, pero estamos subiendo y manejando información constantemente. En cualquier lugar del mundo alguien está secuenciando el genoma de lo que sea ahora mismo, algo que hasta ahora no se supiese, o analiza el mRNA de lo que sea, por decir algo, y se sube la información ahí. Si no se actualiza como hasta ahora, estamos apañados. Es un servicio esencial.

    “Vosotros” quiero decir al que no lo está notando ahora mismo, nada más. Es como yo ayer, que Ángela me daba cifras y a mí me sonaba allá, por Dakota…

    Tienes razón, Alberyele, tienes razón, pero estamos tan entretenidos en otras cosas, que se invierte muy poco esfuerzo en hacer algo común, y no hablo de España, me preocupan mucho más esos cinco grados de subida media de temperatura que anticipan para el 2100, por ejemplo. Soy optimista, pero deberíamos reaccionar.

  67. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 5:22 PM | Enlace permanente

    Arriba a la izquierda, en esa lenguetita donde pone Pubmed en diminuto junto a dos flechitas, una para arriba y otra para abajo, que si se pinchas ahí sale todo un rosario de bases de datos. Ahí están todo lo que se usa a diario, desde nucleótidos hasta clones, taxonomía, estructura, epigenómica, todo. Esto es un bache en el camino que, es verdad, creo que no se podía imaginar. Yo al menos no lo hacía :/

  68. Teresa G.
    Enviado el 02/10/2013 a las 5:29 PM | Enlace permanente

    Nievesdl,

    ¡Qué mujer! :-)))

  69. Enviado el 02/10/2013 a las 6:30 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos,
    .
    Ya que tus vecinos de Ciudad Veloz son gente emplumada a la que conoces bien, y aprovechando el título del Instante de hoy, ¿no existía entre los lakotas la curiosa (y creo que hasta prestigiosa) figura de “el contrario”?

    :-)

  70. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 6:43 PM | Enlace permanente

    Muchas gracias por tus palabras, Consuelo :)

    ” [...] El rumor ha ido creciendo en la plaza mientras caía la tarde del domingo. Se ha ido haciendo más fuerte sin que yo prestara atención a lo que llegaba a mis oídos, un ruido de fondo como el de las campanas que llaman a misa con un timbre distinto en cada una de las iglesias de la ciudad y como el de los vencejos que iniciaban sus vuelos de cacería sobre los tejados y las copas de los álamos. He escuchado voces, golpes de llamadores, el motor de un coche que se detenía casi debajo de mi balcón y lo más que he pensado lejanamente, sin apartar los ojos del libro, ha sido que Baltasar se habrá puesto peor, y que ese coche es el del médico o una ambulancia que se lo lleva al hospital del que es muy probable que no regrese. Lo que más me importa sucede en las páginas de un libro o en un punto del espacio situado a casi cuatrocientos mil kilómetros de aquí, en la órbita de la Luna. Palabras, instrucciones, pulsaciones eléctricas, cruzan esa distancia en menos de un minuto. En los receptores del centro de control de Houston se oyen los latidos de los corazones de los astronautas. Ingenieros con la mirada fija en la pantalla de las computadoras y con pequeños auriculares incrustados en los oídos estudian la respiración de los tres hombres mientras duermen y consultan los relojes que miden el tiempo sin días ni noches del viaje para despertarlos a la hora justa. Voces atravesando la negrura del espacio vacío, latidos humanos, susurros de respiraciones. ‘Experimentos telepáticos serán realizados por los astronautas del Apolo XI, aprovechando un medio como el espacial que podría ser más propicio para las comunicaciones mentales que el atmosférico de la Tierra.’ [...] ”

    AMM
    “El viento de la Luna” (Seix Barral, 2006)

    ” [...] El doctor Cornelius curaba por la homeopatía procedimiento que él llamaba el sistema de l’Homme du Coq (el sistema del Hombre del Gallo) (6). No comprendía el porqué de la frase, hasta que él mismo me dijo que la homeopatía la había inventado un señor Hahnemann, que en alemán quiere decir el Hombre del Gallo.
    Contantemente repetía un latinajo que, si no recuerdo mal, era ‘similia similibus curantur’, lo que yo, en verdad, no sé qué quiere decir; pero cuando algún marinero se quejaba al capitán de una paliza, él le aconsejaba que le diera otra; si se quejaba de falta de dinero, que le quitase el sueldo. Siempre con el sistema del Hombre del Gallo. (…)
    Así como el doctor Cornelius era la bestia negra del barco, un jettator, como dicen los italianos, o un Jonás, como dicen los ingleses, Tommy, el grumete, era la mascota. A este muchacho se lo habían encontrado en El Dragón un día a bordo, al pasar por Santa Elena. ¿De dónde era? ¿De dónde venía? Nadie se lo preguntó. Dijo llamarse Tom, y, como era pequeño, todo el mundo empezó a decirle Tommy. Le quisieron hacer limpiar las botas de los marineros, él se negó; le quisieron pegar, y él corrió como una ardilla a esconderse y al día siguiente le hinchó un ojo a uno de sus perseguidores, y al otro día le derramó una caldera de agua hirviendo a los pies a otro. (…) 

    (6) La homeopatía fue una técnica terapéutica que interesó al novelista. Habló de ella varias veces y tuvo un tío segundo materno, Justo Goñi, que se hizo médico homeópata. Ver Apéndice II.
    (Apéndice II) Texto de 1943:
    ‘No recuerdo bien qué hice en esta época en que escribí Shanti Andía. Debía llevar varios veranos sin salir de Madrid; un pariente mío, primo de mi madre, Justo de Goñi, me instó para que fuéramos juntos a San Sebastián. Justo era sedentario y no le gustaba salir de Madrid, y a pesar de que estaba fuerte decía que se iba a morir pronto y que quería ver por última vez San Sebastián. Vinimos los dos aquí y fuimos a parar a casa de la pariente de ambos doña Cesárea de Goñi, que vivía enronces en la calle Mayor.
    Pasamos el tiempo en San Sebastián Justo y yo en discusiones médicas y etnográficas y, agotadas estas discusiones, yo fui por la costa a ver algunos pueblos que no conocía: Zaráuz, Guetaria, Deva, Zumaya, Lequeitio y Ondárroa.
    Al volver a San Sebastián recibí un telegrama de mi amigo Paul Schmitz, suizo de Basilea, diciendo que iba a casarse y que quería que yo fuera padrino de su boda.
    Yo fuí. [...] ”

    Pío Baroja
    “Las inquietudes de Shanti Andía”
    ‘De otras personas distinguidas que formaban
    la tripulación de “El Dragón” -Libro cuarto, cap.IV-‘
    Edición de Julio Caro Baroja
    Caro Raggio/Cátedra –Letras Hispánicas– (1991)

    ” … linaje de espíritus libres … ”

    PD: Perdón por volver a dejar estos fragmentos…Pero había olvidado añadir dos citas a pie de página del texto de don Pío Baroja. Oooopss!!! :)

  71. Enviado el 02/10/2013 a las 6:48 PM | Enlace permanente

    Sap,
    .
    Quería preguntarte si sigue existiendo, claro.

    :-)

  72. María Regla Pérez
    Enviado el 02/10/2013 a las 7:07 PM | Enlace permanente

    Todavía recuerdo mi sobresalto de aficionado entusiasta, pero ignorante, al leer que según Glenn Gould Mozart no habría muerto demasiado joven, como opinaba todo el mundo, sino demasiado viejo, un artesano resabiado que manejara con excesiva desenvoltura los trucos y las rutinas de su oficio. Aquel libro estaba muy bien escrito y retrataba a un héroe novelesco y misántropo, dedicado al culto supremo de la música y de Bach. Y para celebrar a Bach y Glenn Gould, su apóstol en la Tierra, era necesario abjurar de Mozart.
    Mozart, al natural; por Antonio Muñoz Molina [Scherzo nº 205, febrero de 2006]
    He leído las primeras páginas de El malogrado y me he quedado con esta idea:
    Yo había llegado a tiempo al convencimiento de que yo mismo no tenía cualidades para hacer una carrera de virtuoso, le había dicho al maestro, y como siempre quería en todo sólo lo más alto, tenía que separarme de mi instrumento, porque con él no alcanzaría, con toda seguridad, como de pronto había comprendido, lo más alto […]
    No soy en absoluto un virtuoso del piano, me dije, no soy un intérprete, no soy un artista reproductor. Ni un artista siquiera.

    Creo que todo este asunto sobre la genialidad, frustración, capacidad para advertir y asumir las limitaciones propias, la concentración y obsesión por un único objeto creativo, la reclusión, tiene un alcance que supera ampliamente la biografía de Glenn Gould y su talento artístico.
    A mí también me gustaría leer una reseña de AMM sobre El inaceptante.

  73. Enviado el 02/10/2013 a las 7:10 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Supongo que te refieres al Heyokha. Pues no sé si sigue existiendo tal figura, la verdad. Yo solo asisto, de vez en cuando, a algún pow-wow de los que se celebran aquí en Ciudad Veloz, pero estos son bastante multitudinarios y yo no recuerdo haber visto ningún Heyokha. No sé si en rituales más privados los hay. Lamento mucho no poder informarte mejor.

  74. Consuelo
    Enviado el 02/10/2013 a las 7:35 PM | Enlace permanente

    Me acabo de enterar que la Abubilla es un ave migratoria, y que se hace todo el camino solita. No se acaba de aprender.

  75. Enviado el 02/10/2013 a las 8:09 PM | Enlace permanente

    El “contrario”, el que disiente del resto, debe ser reconocido como tal por los demás. Nunca debe recurrir a su ego para decir aquí estoy yo, que no soy como tú. No. Pienso que a esos que se encuadran en cualquier tipo de organización y andan siempre destacando por su contrariedad a los que los demás deciden no se les debe dar tan honorífico título. No es suficiente, sino todo lo opuesto, decir: “yo soy un verso libre”. Quienes deben reconocerte esa diferencia son los demás. Tú lo que debes hacer es intentar pasar desapercibido, aun cuando intentes mostrarte ante los demás. La “mauvaise reputation”, que cantaba Brassens, es algo que te debe otorgar la gente que no camina sino que desfila, si uno se la atribuye no llegará a ser nunca un “contrario”, como mucho acabará siendo un esnob de pacotilla.

  76. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 8:32 PM | Enlace permanente

    ” … linaje de espíritus libres … ”

    ” Una vez miré fijamente el rostro de una mujer: en él vi reflejados todos sus hijos aún no nacidos.
    Y una mujer me miró fijamente al rostro, y conoció a todos mis antepasados, muertos antes de venir al mundo ella ”

    Gibrán J.Gibrán 
    —Arena y espuma—

    ” [...] Mi hermano llegó como a las ocho. Lo miré llegar al estacionamiento en una moto nueva y ataviado con una chaqueta de cuero. Al verme corrió a darme un abrazo y dijo que pensaba acercarse a mi trabajo para llevarme unas corbatas que había comprado. Bajé la cara. Le di las gracias y me senté a cenar. Norberto hablaba feliz, comentaba algo sobre su esposa y mis sobrinos. Luego sugirió que cualquier fin de semana la familia viajase a una casa de montaña que le iban a prestar. ‘A ti te vendrá bien un poco de aire fresco’, dijo cariñoso. (…) Yo lancé un gruñido y me serví un poco de agua. Norberto siguió insistiendo en el tema. [...] ”

    Juan Carlos Méndez Guédez
    “Fotografías en un sobre color magenta”
    ‘Noche de relatos’
    Edita NH Hoteles

    Sorprenden Los contrarios.
    Enfoquemos por donde sea, desde luego :)

  77. Albertiyele
    Enviado el 02/10/2013 a las 8:33 PM | Enlace permanente

    Nicolás,

    ¿Hay en esta casa un rincón de aplaudir? Por si lo hay, búsquenme allí, que me quedo aplaudiendo un rato a Nicolás.

  78. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 8:50 PM | Enlace permanente

    Me da que tiene algo que ver con el ser “guay”. Tenemos una especie de atracción irresistible por ser “guay ” que no nos deja ser contrarios. El ejemplo que más suele venirme a la cabeza es una tarde que estábamos jugando en una plaza del barrio y cuando fuimos a cruzar la carretera, la más guay del grupo lo hizo por mitad de dos coches, casi no había espacio, casi había que saltar sobre los guardacoches, al otro lado estaba la carretera monda y lironda. Pues bien, todo el séquito fuimos detrás, pasando por lo más angustioso.
    La única que no pasó por ahí, que lo hizo unos metros más allá, donde había un paso de cebra y estaba libre de obstáculos, fue Elena Z., que era el mayor desastre de toda la clase. Lo suspendía todo, se las arreglaba para que sus padres tuviesen que ir a hablar con el profesor cada pocas semanas, era incapaz de estar normal, en lugar de dejar los libros dentro del pupitre, tenía siempre una pila de libros bajo la mesa y encima de la mesa, hojas sueltas por todos lados, a su alrededor todo era el caos.

    Para ser contrario hay que estar un poco loco o al menos hacerse pasar por loco, porque es la única forma de que te dejen hacer lo que te da la gana.

  79. La Serapia
    Enviado el 02/10/2013 a las 9:11 PM | Enlace permanente

    Según leí lo del monje zen,

    “… Y el monje, sin bajar la cabeza ni variar en su postura de meditación, le contesta educadamente: “Soy el que puede ser aplastado bajo los cascos de tu caballo y degollado por tu espada”.

    Como termina ahí la historia, le di un final, y era el que más papeletas tiene para mí:

    …y acto seguido el militar a caballo le rebana el pescuezo al monje zen.

    Para ser contrario muchas veces te tienes que arriesgar a que te deje de hablar alguien que te hablaba, a perder el trabajo, a que te miren por la calle, a que te miren mal, a quedarte solo, a que te prejuzguen: que te encasillen en lo que les parece que eres y ya no hay vuelta atrás. No te estarás jugando la vida si vives en un país civilizado, pero supone buscarte problemas. Incluso, si se da un final feliz, te arriesgas a que encima te salgan fans que hacen justo lo contrario de lo que tu comportamiento ejemplifica y te vitoree la masa.

    Y aún y todo, hay gente que lleva la contraria. Debe de ser el Misterio del Bien.

  80. Enviado el 02/10/2013 a las 9:29 PM | Enlace permanente

    Nicolás,

    Pero habrá que tener un pelín cuidado con los que juegan a ser el espíritu de la contradicción con el único objetivo de sobresalir. Y una pregunta ¿ En estos tipos no hay un poco de soberbia ?Habría que distinguir entre los que son contrarios y son … muy particulares.

  81. Enviado el 02/10/2013 a las 9:32 PM | Enlace permanente

    Nicolás,

    Perdón…entre los que son contrarios y los que son…muy particulares.

  82. Enviado el 02/10/2013 a las 9:42 PM | Enlace permanente

    ¿Era contrario Umbral en su manera de entender la prosa o simplemente hace juegos de artificio con las palabras ? ¿Lo fue Sánchez-Dragó en Gargoris y Habidis? ¿ Lo fue Jardiel en Un corazón con freno y marcha atrás? ¿ Y Alejando Sawa ? ¿ Y Rimbaud ? ¿ Y Leopoldo Mª Panero es un contrario ?

  83. mgc
    Enviado el 02/10/2013 a las 10:30 PM | Enlace permanente

    Sap,

    :-)

  84. Enviado el 02/10/2013 a las 10:35 PM | Enlace permanente

    Nicolás,

    Todo un razonamiento que me ha gustado mucho.
    Se agradece tanta lucidez, especialmente en tiempos de tanto impresentable.

    AG

  85. MdlMar
    Enviado el 02/10/2013 a las 10:49 PM | Enlace permanente

    ” … Son la sal de la tierra … ”

    —XIV 

    The thought beneath so slight a film
    Is more distinctly seen, —
    As laces just reveal the surge,
    Or mists the Apennine

    Emily Dickinson
    Poems [Series 2]
    Edited by Mabel Loomis and T.W.Higginson (1891)

    ” Papá viene a recogerme alrededor de las seis de la tarde, como todos los días. La bocina de su Chevrolet Cavalier rojo es estrepitosa, y continúa sonando incluso cuando me ve abrir la puerta de la casa y cruzar con pasos apurados el jardín de rosas secas. Es un mensaje para mamá, pienso, una manera de decirle que no podrá librarse fácilmente de él, del ruido de su presencia. (…)
    El sol se hunde en el horizonte, tiñe las montañas de un color entre violeta y anaranjado. Van pasando por mi ventana las casas desfondadas de mis vecinos, una señal de PARE en la esquina a la que nadie le hace caso, los triciclos y las cajas de cartón tirados en las aceras (…).
    Un Ford azul, aparece detrás nuestro y nos sigue un par de cuadras. Oprimo mis manos contra el asiento. ¿Será la policía? Tranquilo, tranquilo. [...] ”

    Edmundo Paz Soldán
    ‘Lazos de familia’
    “Noche de relatos”
    Edita NH Hoteles (2003)

    A veces, seguir encontrando lazadas así de impresionantes, ayuda a remontar la corriente.
    Es absolutamente genial :)

    PD: Por cierto, por ahí arriba -hacia las seis y cuarto y hacia las siete menos cuarto- tengo en moderación dos comentarios de lo más recatado. Si algún alma caritativa pudiera quitar el cartelillo del alféizar… Gracias mil.

  86. Enviado el 02/10/2013 a las 11:09 PM | Enlace permanente

    Paco,

    en los contrarios de los que habla Antoniomm no me imagino la soberbia sino la humildad. Esa calidad se la hemos dado los demás. En los contrarios anónimos de los que yo hablaba, ya que no han alcanzado la “fama”, esa humildad también se sobrepone a la soberbia.
    Otra cosa, pienso, son los trasvases, los cambios de quien comienza siendo contrario en alguna faceta de su vida (podría ser la prosa de Umbral) para acabar siendo un soberbio, o algo parecido( podría ser el Umbral de “mi libro”).

  87. Enviado el 02/10/2013 a las 11:10 PM | Enlace permanente

    Albertiyele,

    Alberto Granados,

    ¡graaaaciasssss!

    :-)

  88. Angel de la Ossa
    Enviado el 02/10/2013 a las 11:55 PM | Enlace permanente

    Hoy he estado mirando, por internet, el debate en el senado italiano de la moción de confianza que allí se discutía. La lengua toscana es hermosa, y da gusto escucharla, no solo en la ópera. Sin embargo los discursos me han decepcionado un poco, no por el contenido, más o menos previsible, sino por la forma. Ya no hay grandes parlamentarios, tampoco en Italia. Casi todos los oradores se han limitado a leer unas cuartillas escritas; hasta los que decían chistes los llevaban escritos, nada de improvisación. Una senadora de Beppe Grillo (que ha declarado su intención de votar a favor de la confianza, en contra de la opinión de su jefe) pienso que llevaba escritos incluso sus sollozos, tan poco naturales eran, mientras los grillini la insultaban -¡Venduta, venduta!-.

    ¿Ya no se estudia oratoria en las facultades de ciencias políticas? Error, puesto que la voz de los diputados llega ahora a todo el mundo, y debería ser más cuidada que nunca lo ha sido. Estos italianos lo hacen fatal, sin llegar, eso sí, al absoluto desastre de las Cortes españolas. Cicerón se moriría de vergüenza. No he visto discursos bien estructurados, con sus partes definidas (prótasis, epítasis, catástesis, eso estudiábamos). Y si no estudian Oratoria, ¿cómo van a detenerse en la Retórica?. ¿Cómo, me pregunto, van a seguir los capítulos de la Dispositio Retorica clásica – Captatio Benevolentiae, Partitio, Narratio, Propositio, Argumentatio, Altercatio y Epilogus – si nadie les ha explicado que eso existe? Ya se que son cosas pasadas de moda, pero se han sustituido por gritos, insultos e ignorancia. ¡Con lo bello -una obra de arte- que puede ser un discurso!

  89. José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid )
    Enviado el 03/10/2013 a las 12:07 AM | Enlace permanente

    !Cuanto celebro el entusiasmo de Antonio Muñoz Molina, la alegría de sus descubrimientos que tan maravillosamente sabe transmitirnos a quienes compartimos su blog, y sus memorables árticulos de ” Ida y Vuelta “, los sábados en Babelia¡.Descubre, por ejemplo, y en éste caso, a Bernard, y, seguidamente,se sumerje de lleno en cada uno de sus libros como Neddy Merril ( el expléndido nadador del relato de Cheveer )en las piscinas a lo largo de ese río llamado Lucinda. Antonio Muñoz Molina se maravilla de sus inesperados descubrimientos, y uno lo celebro por todo lo alto como si me hubiese tocado el gordo de la loteria de navidad. Porque muy poca gente se asombra ya por nada. Y mucho menos por un poema de Emily Dickinson, o las aguas neoryorquinas del rio Hudson. Y eso, en sí mismo, si que es todo un milagro. Amar la vida es estar abiertos al mundo. Y esa es la inmensa lección de Antonio Muñoz Molina. Conclusión: vivir es no dejar de aprender nunca. Que así sea.

    Un millón de gracias Antonio :-)

  90. David CG
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:25 AM | Enlace permanente

    José Alfonso Romero P.Seguín,

    (De la Wikipedia)

    Sal de la tierra

    La sal de la tierra es una expresión metafórica que se utiliza para reforzar el carácter o propiedad esencial de un fenómeno. Esta metáfora posee distintas interpretaciones.

    Por un lado la sal puede tener una acepción dañina o mortífera evitando que crezcan las semillas cuando se aplica de forma inadecuada sobre la tierra por lo que puede tomar el significado de esterilidad o desertificación. Otro significado es como elemento que se requiere para reforzar un proceso o una actividad, cognitiva, vital o social. También puede ser entendida como producto para la conservación y preservación, adquiriendo dicha semántica. En otro sentido puede entenderse como que irrita las heridas en sentido metafórico, encaminado a decir que provoca dolor donde ya existe un daño. Por otro lado, la sal provoca sed, por lo que puede entenderse que provoca necesidad.

    Junto con la sal y la luz es la metáfora aplicada en distintas ocasiones en el Sermón de la montaña del Nuevo Testamento destacando la oración «vosotros sois la sal de la tierra», que suele ser título de sermones cristianos. También es utilizada en el lenguaje de ciencias políticas con el mismo significado, elemento que se requiere para reforzar un proceso o una actividad, cognitiva, vital o social.

    Esta vez la memoria no me ha fallado. “La sal de la tierra” es el título de un libro-entrevista a Benedicto XVI, del alemán Peter Sewald, y que me resultó un pestiño insoportable, hasta el punto de haberlo abandonado dos o tres veces y no haberlo acabado de leer jamás. Leía a su ex-Su Santidad tratando de entenderlo con toda rectitud y de sacar alguna enseñanza de sus palabras; pero era como si me hablase un extra-terrestre. Releí bastantes párrafos, pero el resultado era el mismo. Incluso las partes en que el Cardenal Ratzinger simplemente contaba su vida (su infancia, sus estudios, quién era su familia y similares) me costaba horrores establecer cercanía o comunicación. Era como estar ante alguien que no compartiera casi mi naturaleza. Finalmente, desistí.

    Y ahora camino, más ufano aún, por la senda del pecado o, simplemente, más por libre, dentro de lo que cabe. Más en la línea de la retahíla de autores y creadores que cita AMM, pero con las limitaciones de un intelecto y una ocupación muy comunes.

    http://www.casadellibro.com/libro-la-sal-de-la-tierra/9788482391533/559741

    Pero, vayamos a la fuente:
    Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. (Mateo 5:13)

  91. David CG
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:35 AM | Enlace permanente

    Esta entrada me reactiva una pregunta que me hago con cierta frecuencia leyendo este Cuaderno: ¿Cuántos libros lee o relee AMM al cabo de un año?

    Las crónicas o referencias, más bien, de nuestro anfitriomm a sus clases, paseos, asistencias a conciertos o algunos actos sociales, han suscitado alguna crítica airada haci él aquí mismo. Críticas con ciertos tintes de frustración y envidia, y una inquina manifiesta, al menos en el caso que más recuerdo. Se le acusaba, entre otras cosas, de vago, lo cual casa mal, por lo pronto, con ir tanto en bicicleta o viajar con frecuencia. La vagancia suele ser sedentaria.

    Al contrario, espigando en estas entradas, da la impresión de que el anfitriomm aprovecha los días de un modo que causa admiración y de la cuenta que, una gotita, otra allá, nos va dando de sus quehaceres diarios, una “actividad” que me suscita ganas de saber más sobre ella e incluso de medirla un poco, es la lectura.

    ¿Pero cuántos libros lee al cabo de un año, por ejemplo?

  92. David CG
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:32 AM | Enlace permanente

    Luciano,

    ¡Qué maravillosa cura de humildad le dio Diógenes a Alejandro Magno! Llega él, todo chulo, poder puro, amo del mundo, para los demás y para él, el primero, a demostrar su poder, a gozarlo, con el favor como pretexto, y el otro le viene a decir, con una sola frase, me importas un bledo, yo estoy aquí con este divino solecito, y no te necesito para nada, me basta con que no me estorbes. ¡Mira el sol, jovenzuelo engreído, ese sí que es grande, tiene mi admiración y tú no le afectas lo más mínimo! ¡Apártate, que me lo tapas! Y, además, te vas a ir sin que te pida un favor, a ti que piensas que me lo puedes dar todo porque crees que lo tienes todo, que el Universo entero pasa por ti…

    Y todo eso, en una breve frase, casi un gesto universal de apartamiento, que además es educada, como el “preferiría no hacerlo”, que alguien citó más arriba.

  93. mgc
    Enviado el 03/10/2013 a las 8:51 AM | Enlace permanente

    Pepe Beunza fue el primer objetor de conciencia que se negó en España a ir la mili, no por motivos religiosos, sino pacifistas y no-violentos

    Era 1971 y hacía falta ser muy valiente entonces -me parece- para plantarse al ejército y asumir detenciones, procesos de guerra y cárcel.

    La entrevista con él que os enlazo se titula “Las virtudes de la desobediencia”:

    http://www.fuhem.es/media/cdv/file/biblioteca/Entrevistas/Entrevista_Pepe_Beunza.pdf

  94. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 9:51 AM | Enlace permanente

    Nicolás, en ‘Doctor Zhivago’ la familia de Yuri deja Moscú para instalarse en una casona del abuelo, al otro lado de los Urales. En el tren que los va a llevar a su destino se topan con un joven esposada que grita sin parar “¡el único ser libre de este vagón soy yo!, ¿me escucháis?, ¡el único libre soy yo!”, o algo del estilo. Sería el esnob. Aunque también parece estar un poco loco. En comparación con ese individuo, Yuri, el héroe de la novela, sería el “contrario”. Durante una parada, se desvía un poco de las vías del tren y es detenido por los centinelas del famoso tren del temible Striélnikov. Llevado a su despacho, tienen esta conversación (la traducción al español es una antigua, porque no he encontrado la última, la de Marta Nebón):
    “—Zhivago, Zhivago —continuaba repitiendo Striélnikov en el vagón en que acababan de entrar—. Es un apellido de aristócratas. Médico en Moscú destinado a Varykino. ¡Qué extraño! Dejar Moscú para meterse en un agujero semejante…
    —Precisamente. Busco tranquilidad. Deseo un lugar apartado y oscuro.
    —Extraña poesía. ¿Varykino? Conozco bien esa zona. La que fue fábrica de Krueger. ¿No será por casualidad pariente? ¿Heredero?
    —¿A qué viene este tono irónico? ¿Por qué habla usted de «herederos»? Aunque mi mujer, efectivamente…
    —¡Ah! ¿Lo ve usted? ¿De modo que tiene la nostalgia de los blancos? Voy a causarle una desilusión: llega usted con retraso. La región ha sido liberada.
    —Veo que continúa usted burlándose de mí.
    —Además, médico. Militar. Y estamos en tiempo de guerra. Esto es ya una cosa de mi incumbencia. Desertor. También los «verdes» se esconden en los bosques, buscan la tranquilidad. ¿Cómo puede justificarse?
    —Tengo dos heridas y he sido declarado inútil.
    —Me muestra usted un documento del Comisariado del Pueblo de Educación Nacional, o del Comisariado de Sanidad, que le presenta como «elemento verdaderamente soviético» o «simpatizante», y que atestigua su «lealtad». Hoy, señor mío, es el día del juicio en la tierra: criaturas del Apocalipsis, armadas con espadas y monstruos alados. Nada de doctores regularmente leales y simpatizantes. Sin embargo, le he dicho que está usted en libertad y no falto a mi palabra. Pero sólo por esta vez. Tengo el presentimiento de que volveremos a vernos y entonces las cosas serán muy distintas.
    Ni la amenaza ni el desafío turbaron a Yuri Andriéevich, que dijo:
    —Sé lo que piensa usted de mí. Desde su punto de vista tiene usted razón. La discusión a la que usted quiere llevarme la mantengo hace mucho tiempo en mi pensamiento con un acusador imaginario, y hay que creer que ya he tenido tiempo de deducir algunas conclusiones. No es cosa que pueda decirse en dos palabras. Permítame que me vaya sin darle explicaciones, si efectivamente soy libre, y, si no lo soy, disponga de mí. No tengo nada que justificar delante de usted.”
    David Lean llevó este momento al cine así (en inglés; tampoco he encontrado la escena en español): http://www.youtube.com/watch?v=E6raF7kcJJs

  95. José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid )
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:01 AM | Enlace permanente

    @Nieves de Lucas. Revisado y corregido.
    ………………………………………………………………………………………………………………………..
    “ TODO LO QUE ERA SÓLIDO “, ( 5 ) DE ANTONIO MUÑOZ MOLINA

    ¡Cárcel para el pobre que trabaja,
    o busca empleo a la desesperada:
    castigo, miseria, piedra y nada
    en tiempos de gloria o marea baja!

    En esta selva feroz del vivir no encaja
    el que, inocente, vive sin ambiciones.
    El mundo es propiedad de los ladrones:
    de quien juega marcando la baraja.

    Veloces tahúres de alma borrosa,
    muy lejos de la infinita rosa,
    con cifras y humo en la cabeza

    como un tatuaje grabado en el pecho.
    ¡Y la inmensa mayoría sin derecho
    a una casa, un hospital y una cerveza!
    …………………………………………………………………………………………………………………………….
    ( escrito el domingo, 4 de agosto de 2013 )

    Un cordial saludo a todos :-)

    P.D.-Recuerdos para Felipe Cano, Dumi y Pablo el Parisino.

  96. José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid )
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:03 AM | Enlace permanente

    mgc,

    Un abrazo desde Fuenlabrada :-))))

  97. Luciano
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:09 AM | Enlace permanente

    David CG,

    Es muy lindo perseguir en las diferentes manifestaciones de la cultura occidental todo lo que tiene que ver con los cínicos y Diógenes. Y enlazando la atmósfera de esta escuela filosófica con un comentario muy certero de Nicolás (ver supra), recordé que la persona de talento, la excepción, muchas veces hace bien en pasar por estúpido, por alguien que no comprende del todo los asuntos o lo que se le está diciendo; puede también fingir que no se da cuenta de que se lo está intentado engañar… Así puede ahorrarse unos cuantos malentendidos y disgustos.

  98. A. Alba
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:14 AM | Enlace permanente

    A Berhard lo he descubierto leyendo un libro clarificador, humoroso y sumamente recomendable: El manicomio catalán: memorias de un barcelonés hastiado.

    “…Thomas Bernard sostenía que a partir de los cincuenta, más valía morirse, pues se habían acabado las sorpresas y las novedades y todo se convertía en rutina y dejà vu. …

    …también se pasó la vida a la greña con su ciudad, Viena, a la que amaba y odiaba a la vez. Curiosamente, fue muy feliz en Madrid, que le parecía el colmo de la sinceridad, la alegría y la joie de vivre”

  99. La Serapia
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:32 AM | Enlace permanente

    Paco, creo que has dado en el clavo.

    -Humíllate ante mí. Soy el que puede aplastarte bajo los cascos de su caballo y degollarte con su espada. ¿Quién eres tú?

    Y el monje, sin bajar la cabeza ni variar en su postura de meditación, le contesta educadamente:

    -Soy el que puede ser aplastado bajo los cascos de tu caballo y degollado por tu espada

    Ante tamaña altivez de no bajar la cabeza y no atemorizarse antes su poder, yo creo que lo más probable es que de la misma el militar le corte la cabeza al monje zen. Y hace bien, porque como se extienda la soberbia del monje, ese tipo no vuelve a subirse a un caballo.

  100. Enviado el 03/10/2013 a las 10:45 AM | Enlace permanente

    .
    Cierto día, un caudillo militar de la prefectura de Yokuzuma se encontró con un monje zen itinerante del monasterio de Rinzai y quiso poner a prueba su sabiduría: “A ver, infecta criatura, cuentan que un tal Diógenes, viendo que un niño bebía agua con la mano, arrojó su escudilla como algo superfluo, pero con tan mala fortuna que al caer sobre la hierba mató a un pequeño saltamontes…

    …Por un lado, nos encontramos con el ying, el desprendimiento de lo material; por el otro, con el yang, el causar involuntariamente la desgracia. ¡Ahora me vas a mostrar que enseñanza sacas de esta historia, perro!”.

    “Preferiría no hacerlo”, contestó el monje zen. Fue entonces que el samurai, desenvainó su katana y de un tajo, le cortó al monje la cabeza. “Ea, pa que aprendas ¡Qué harto estoy de salir en parábolas, de enredarme con listillos y de tratar con contrarios! ¡No sé por qué me meto en estos jaleos!”, masculló para sí mientras arreaba su caballo, “Un día le van a dar por saco al Bushido y voy a poner un restaurante de sushi”.

    :-)

  101. La Serapia
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:55 AM | Enlace permanente

    Y el samurai puso un restaurante de sushi donde se servían perdices, la música sonaba, los comensales se dedicaban a tocamientos libidinosos y la vía transcurría plácida. Hasta que llegó un escuadrón de militares cierto día y el samurai sucumbió ante ellos porque ya no quedaba ningún monje.

  102. La Serapia
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:59 AM | Enlace permanente

    Hoy es fiesta por aquí, la reunificación, y mi tren sale a las 14:50. Tengo que hacerme dos maletas, de aquí al sábado por la noche la primera (Frankfurt, mira que si me encuentro con un giputxi sin saberlo y le pido la hora…), y la segunda para llevarla el domingo temprano al aeropuerto. No es para ir a casa, aunque ya me gustaría. Disfruten.

  103. MdlMar
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:02 AM | Enlace permanente

    ” … de coraje … ”

    ” [...] Pero la contundencia del testimonio no rebaja la calidad de la pintura: entre lo que tiene que ser expresado y la manera de hacerlo hay una unión perfecta. Las imágenes tienen una contundencia de panfletos y una cualidad intemporal de fábulas sobre la fragilidad de la condición humana, y un vigor visual que puede ser muy eficaz en las reproducciones pero que revela toda su categoría estética cuando se miran las obras de cerca. [...] ”

    AMM
    ‘La vocación de Juan Genovés’
    “El atrevimiento de mirar”
    Galaxia Gutenberg — Círculo de Lectores (2012)

    ” [...] –¿Para usted no es importante el reconocimiento, como escritor y como ser humano en su propia patria?

    –El hombre, desde el principio, está sediento de amor por naturaleza. Sediento del cariño, del don que el mundo tiene por ofrecer. Cuando a uno le privan de esto, por mucho que repita mil veces que es un ser frío, que nada ve ni nada oye, le golpea con toda dureza. Pero esto es así, es inevitable.
    Cuando se dan voces en el bosque, el eco te las devuelve. Cuando se conoce el bosque, también se conoce el eco. En el fondo, también se está enamorado del odio y del desdén.

    –¿Es quizá por esta razón que de entrada, en sus libros, empieza usted por hacer tabla rasa? Da la impresión de un ajuste de cuentas algo brutal con determinadas personas. ¿Recibe usted las reacciones consecuentes?

    –Sí. A veces se vuelve casi insoportable. Ayer, cuando estaba en la ciudad, una mujer se me echó encima. Se puso a gritar: ‘Si sigue usted por ese camino reventará’. Se está indefenso ante ese tipo de cosas. [...] ”

    Entrevista a Thomas Bernhard
    por Asta Scheib (1987)
    Traducción de Thomas Kauf
    Quimera núm.65 (1987)
    [DOOSS. Asociación de amigos del Arte y la Cultura de Valladolid]

    Interesantísima entrevista que deja adivinar lo sencillo que puede resultar labrarse toda una prestigiosa y agitada -no mezclada- carrera literaria formando parte de Los contrarios.
    …Quizá sea tan solo un magistral trampantojo. Quién sabe :)

  104. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:45 AM | Enlace permanente

    No sé si será la defectuosa capacidad de percepción del lector o el perturbador viento sur de estos días, pero me está costando avanzar con la última de Piglia, que recomendó aquí Hermi, más que subir el Everest en monopatín.

    La Serapia, :-))) Tranquila. Si hay que dar la hora, se da. Buen viaje.

  105. mgc
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:46 AM | Enlace permanente

    José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid ),

    Otro abrazo va hacia ti desde Bilbao

    Esta entrada sobre “contrarios” me he hecho acordarme de Robert Walser y su deseo ferviente de llegar a ser un cero a la izquierda, un paseante que se asombra de lo que ve por el camino, un poeta que escribe con lapicero en un papelucho

    :-)

  106. mgc
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:56 AM | Enlace permanente

    A. Alba,

    “…Thomas Bernard sostenía que a partir de los cincuenta, más valía morirse, pues se habían acabado las sorpresas y las novedades y todo se convertía en rutina y dejà vu. …

    Vaya, vaya, pues yo he soprepasado esa cifra hace ya tiempo y cada día me sorprenden cantidad de cosas…

    ¿Ese TB ya levantaría la cabeza y miraría el cielo’ Porque, ahora mismo, las nubes que veo a través de la ventana se están trayendo un trajín tremendo y están cambiando continuamente de forma, de color y de sitio.

  107. Ester
    Enviado el 03/10/2013 a las 12:15 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    Quizá me he perdido algún mensaje,pero¿no venías para España este curso, no terminabas la estancia en Alemania ya?

    El otro día pasé por La Riojilla Burgalesa(entre el Oja y el Tirón) y me acordé de tí ¿era tu madre de uno de esos pueblos?

  108. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 12:27 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    Mi hija acaba de encontrarse con unos bilbaínos en Tailandia. Que casualidad. :-)))

  109. Enviado el 03/10/2013 a las 1:12 PM | Enlace permanente

    .
    “[…] El de la placa o jefe de la policía local les saludó.
    —¿Consiguieron dar con ellos? —preguntó al mayor.
    —Sólo a uno… Fue muerto por mis hombres… Y usted, ¿consiguió averiguar algo?
    —En absoluto, mayor —respondió muy serio elsheriff—. No hay duda que nos odian en esta tierra a todos los que luchamos con ustedes.
    —No es un secreto, sheriff… —dijo en tono burlón el mayor—. ¡Estoy deseando que me trasladen de esta maldita ciudad! ¿Podemos pasar?
    —Desde luego.
    Entró el mayor a la cabaña y segundos después salió, para invitar a Alma:
    —¿Quiere entrar, por favor?
    Bob Rocke cogió a su hija por el brazo y la hizo caminar hacia el interior de la cabaña.
    Alma, tan pronto como entró en la humilde cabaña, lanzó un grito de espanto ante el cuadro que presenciaban sus ojos[…]”

    Marcial Lafuente Estefanía, “La paz de Andy Sheridan”
    Editorial Gutiérrez, 1952.
    Colección El Bisonte Hemipléjico, nº 3
    Dep. Legal: BU-63376-1952.
    ISBN 69-5486-652-7

    “[…] Esbelta, frágil, bonita, con una clase depurada, y él sabía que pertenecía a una familia normal, una familia de trabajadores. Pero Andrea, con aquel cabello castaño leonado, aquellos ojos inmensamente grises, casi como dos gotas de agua, en muy varonil, pero… ¿qué culpa tenía ella si Alfred no le gustaba?
    -Gracias por tu comprensión la morenura mate de su piel, y aquel andar elegante, y aquel aire de princesa de incógnito, le tenía completamente cautivado. Ah, y no la deseaba para amante, y él a veces la tenía. Ni para amiga ocasional. Ni para un entretenimiento de dos días o dos semanas.
    La tenía bien estudiada. Llevaba más de un año pensando en ello. Andrea Adams le gustaba para madre de sus hijos, para compañera de toda su vida.
    Andrea, ajena a lo que pensaba Alfred Miller, y teniéndole muy sin cuidado lo que pensara, se adentró en la ancha calle, tomo por la acera izquierda y consultó el reloj.
    Era temprano.
    Tenía tiempo de meterse en un cinematógrafo, ver tranquilamente una película y volver a casa a la hora de costumbre.
    Había tenido un trabajo en la casa de modas. Era sábado y nadie trabajaba, pero debido a que se preparaba la colección de primavera-verano, aunque corría pleno invierno, ella, Alfred y otros empleados más, hubieron de trabajar dos horas por la tarde.
    Torció a la izquierda.
    Se adentró por otra calle aún más ancha y se dirigió directamente a un cinematógrafo […]”.

    Corín Tellado, “Mi mujer eres tú”.
    Ediciones La Parrala, 1967.
    Colección Lágrimas de Pollo, nº 25
    Dep. Legal: AL-12356-1967.
    ISBN 84-8185-091-8

    “ […] Los dos pistoleros no dejaban de apuntarle. Llegaban ya a las inmediaciones del parador.
    —Tu nombre exigió ella.
    —Monty Loman. ¿Y el tuyo?
    —Te interesa saberlo, aunque lo oigas una sola vez en tu vida. Me llamo Bella Houston.
    —Oh, amada mía…! —dijo él, fingiendo que iba a abrazarla.
    El cañón del rifle golpeó brutalmente en su espalda, haciéndolo vacilar.
    —Dejadle que siga por ese camino dijo Bella—. Tiene que parecer que está enamorado de mí.
    —Es que lo estoy —rió Monty, recuperando otra vez su buen humor.
    —Olvídate de ello porque no volverás a verme.
    Monty lazó una carcajada. No podía dejar de creer que aquello era al fin y al cabo una broma, aunque de dudoso gusto. Pero cuando entró en el parador y vio el salón principal adornado, con varios invitados y el juez en el centro de todos ellos, se dio cuenta de que la cosa iba en serio […].”

    Silver Kane, “El vagabundo de Texas”.
    Ediciones Santa Vicenta de Rouen, 1971.
    Colección Levántate y anda, nº 63
    Dep. Legal: CA-58621-1971.
    ISBN 56-5686-252-7

    :-)

  110. Nievesdl
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:13 PM | Enlace permanente

    José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid ), muchas gracias por hacernos llegar tu poema.

  111. mgc
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:16 PM | Enlace permanente

    “Busca a tu complementario,
    que marcha siempre contigo,
    y suele ser tu contrario.”

  112. Enviado el 03/10/2013 a las 1:21 PM | Enlace permanente

    Gracias, muchas gracias por compartir este derroche continuo de fluidez. «El Sótano» ha caído en una tarde-noche… A por el siguiente.

  113. Enviado el 03/10/2013 a las 1:26 PM | Enlace permanente

    Sap,
    .
    ¡Perdón, perdón, perdón! He cometido un lamentabilísimo error…

    En el segundo fragmento, donde anoto:
    Dep. Legal: AL-12356-1967.

    Debería decir en realidad:
    Dep. Legal: AL-12653-1967.

    Uds. sabrán disculpar este enojoso baile de números.

    :-)

  114. Enviado el 03/10/2013 a las 1:29 PM | Enlace permanente

    mgc,
    .
    Pues si quieres conocer a un “contrario” de los de verdad (no un simple heterodoxo, ni un friki, ni un impostor), tienes suerte, Marisa, pues tu ciudad va a ser visitada por este caballero, el más de lo más en su campo:

    http://www.infraser.com/weblog/2013/10/02/robert-crumb-en-bilbao/

    :-)

  115. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:51 PM | Enlace permanente

    David CG,

    Me gustaría que escucharas a Hanna Arendt en el enlace que nos pasó Marisahttp://www.youtube.com/watch?v=WDovm3A1wI4 Su opinión sobre el alemán -su lengua materna- el inglés y el francés.
    Va un poco al hilo de lo que estuvimos hablando. Sorprendente -para mí- el uso de locuciones latinas, su afición por la poesía griega, sus citas de Homero y Heródoto. En una filósofa de su talla no debería sorprenderme esto; además, en la cultura alemana siempre he aprecidado esa admiración por los filósofos, los literatos y la lengua clásica griega. Interesante entrevista. No es ninguna novedad su afirmación de que el alemán es la lengua más apropiada para la filosofía. Y su justificación de la importancia de la lengua materna. Un cordial saludo.

  116. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:52 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,

    Hanna Arendt. ¿Qué queda? Queda la lengua materna.
    No me ha salido el enlace.

  117. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:57 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Las novelitas no valdrían gran cosa, pero, durante los años en que no abundaban los libros, quienes leían esto aprendían a redactar, a escribir y vocabulario. Recuerdo haber corregido ,hace años ya ,exámenes de adultos para conseguir algún titulito que les venía bien. Había una diferencia abismal entre los más jóvenes _tele, móvil, vídeo…- y los que se habían leído unas cuantas novelitas de estas demás de Marca, el Caso… Había trabajos escritos más que dignos entre los adultos, inseguros por no haber podido estudiar en sus años jóvenes.

  118. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 1:59 PM | Enlace permanente

    José Carlos P.T. ( El Fotógrafo de la Polaroid ),

    Gracias, José Carlos, por todos tus poemas. Siempre los leo con interés. Un abrazo desde Donostia.

  119. Enviado el 03/10/2013 a las 2:08 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Me da que te falta una coma. Será: “Tu nombre, exigió ella.” Me refiero, claro está, a la última obra que mencionas.

    (Terminé ayer Tortilla Flat, de Steinbeck, y comenzaré hoy Winter Journal, del señor austero.)

  120. Albertiyele
    Enviado el 03/10/2013 a las 2:10 PM | Enlace permanente

    Sap,

    :-)))

  121. Enviado el 03/10/2013 a las 2:12 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Mira, con ese link me has recordado a una compañera de trabajo que tuve hace… tiempo, que usaba mucho la palabra “infraser”. ¡Cómo me reí yo con aquella muchacha!

  122. mgc
    Enviado el 03/10/2013 a las 2:22 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Pues sí, esta semana hay todas estas cosas aquí y yo no me había ni enterado

    http://www.larisadebilbao.com/es/inicio.html

  123. mgc
    Enviado el 03/10/2013 a las 2:25 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Editirial Gutiérrez, quizás herede algo, ah, qué bien

  124. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 2:50 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos, el ‘Winter Journal’ me gustó, el que más de Auster. No como ‘El camino de Ida’. No puedo seguir. Lo dejo. Tal vez he cogido a Piglia por donde menos convenía, pero no voy a leer nada más de él. Tachado. Proscrito. No hay que acercarse a las mesas de novedades de las librerías: decepción casi asegurada.

    mgc, tal como están las editoriales, como mucho un pufo.

  125. Ester
    Enviado el 03/10/2013 a las 2:52 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    Quizá me he perdido algún mensaje,pero¿no venías para España este curso, no terminabas la estancia en Alemania ya?

    El otro día pasé por La Riojilla Burgalesa(entre el Oja y el Tirón) y me acordé de tí ¿era tu madre de uno de esos pueblos?

    ¿Porqué está en moderación?

  126. Carmela
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:14 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,

    Ya conté aquí una vez el caso de una chica que conocí que vino a Sevilla a trabajar en casa de unos vecinos. Aprendió a leer porque se dio cuenta de que mi amiga y yo la engañábamos con las fotonovelas. De algo sirvieron éstas :-)

  127. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:19 PM | Enlace permanente

    Varios premios Nobel se pasean por Donostia. Han venido a “pasión for knowledge”. Pase por el Victoria Eugenia y al ver a tanta gente creí que actuaba alguien. Nada de eso. Eran estos señores. No todo va a ser lujo y oropel como en el Zinemaldi

  128. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:24 PM | Enlace permanente

    Gaspard,

    ¿Te gusta Richard Ford? Leí tres libros suyos seguidos. Me gustaba al igual que Auster. No sé ahora. Creo que ha publicado algo nuevo. ¿Alguien lo ha leído?

  129. 5 SÍLABAS
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:24 PM | Enlace permanente

    No me resisto a compartir esta noticia de hoy:

    “LA JUSTICIA EUROPEA PIDE MÁS PROTECCIÓN A LA ESPAÑOLA”

    http://www.elmundo.es/elmundo/2013/10/03/economia/1380795604.html?a=f96af728b2c32744342d66084fc450bc&t=1380805948&numero=

    No únicamente estamos sin datos, cifras e información clara, sino que encima estamos desamparados de nuestra propia justicia.

    La justicia europea tiene que ·enmendar la plana” a la justicia española por no aclarar debidamente los derechos al ciudadano/a o consumidor/a.

    El “insignificante” hecho que ha llevado a éste tema, es -muy resumido- el caso de una señora que compra un coche con una leve avería: se le cuela el agua por el techo. Tras sucesivos arreglos sin resultado positivo, la señora tiene que “comerse” el coche con patatas. Aquí, en España.

    ¡TIENE TELA!

  130. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:26 PM | Enlace permanente

    Carmela,

    Siempre he pensado que esa es una táctica interesante para la alfabetización de adultas. Si no recuerdo mal, Paulo Freire habló de ello.

  131. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:28 PM | Enlace permanente

    Pido disculpas por la omisión de tildes y fallos varios. El iPad no me hace caso.

  132. Enviado el 03/10/2013 a las 3:38 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos,
    .
    Bullshit! Tengo “Tortilla Flat” en el retortero desde hace la tira, pero no sé por qué causa voy aplazando el meterle el diente. ¿Será porque me compensa más la Tortilla Patata?
    Bueno, ¿y qué tal? Es un grande Steinbeck, eh.

    Estoy con Gasparddd; “Diario de invierno” is the best of the last, nada que ver con unas últimas entregas decepcionantes del newarker. Aunque pienso que para iniciarse en la austeridad, no hay nada mejor que el concentrado supervitaminado y superminelarizado que representa “El Palacio de la Luna”, verdadero resumen de las neuras de don Pablo.

    (¿”Infraser”? No lo capto. Melosplique, porfa).

    :-)

  133. Malaquías
    Enviado el 03/10/2013 a las 3:56 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,

    Además de eso que propones, en la formación del político debería figurar también la literatura. Deberían leer mucho. Es la mejor forma de conocer las pasiones humanas. Precisamente hoy en El País se publica un reportaje sobre las obras literarias que podrían ayudar a nuestros líderes y lideresas a adquirir ese bagaje humanístico que tanto se echa en falta. Además de las obras clásicas que se mencionan en el reportaje, me permito sugerirles la lectura de la novela que estoy leyendo ahora mismo: El hombre que amaba a los perros. Leonardo Padura pone en paralelo las vidas de tres hombres: la vida del narrador (atascado en la dictadura comunista cubana), la vida del fanático Ramón Mercader (que llegó a la conclusión de que para defender el comunismo era necesario ser implacable con sus enemigos, incluso los de dentro) y la vida de Trotski (malviviendo en el exilio por culpa de Stalin). El fracaso de las tres vidas tiene el mismo origen: subordinar las personas a las ideas.

  134. Enviado el 03/10/2013 a las 4:10 PM | Enlace permanente

    La Serapia,

    Siempre he pensado que estos tipos ,los contrarios, harán siempre lo que les salga por el forro. Es la esencia del individualismo y de la insolidaridad. Ese yo mayestático, no es otra cosa que la soberbia española.

  135. MdlMar
    Enviado el 03/10/2013 a las 4:18 PM | Enlace permanente

    ” … Son la sal de la tierra … ”

    ” [...] Suspiró.
    Un hombre feliz, acompañado de una mujer joven envuelta en una gabardina clara, subió las escaleras del Hotel El Pasajero, cruzó el umbral y se dirigió hacia el mostrador de recepción. Había atravesado algunas de las fronteras de la edad e iba vestido austeramente, con ciertos detalles que revelaban un gusto propio. Sus gestos eran joviales, su voz sonaba cansada. Había vivido durante mucho tiempo de una forma gris, pero aquella noche la luz brillaba para él. 

    Pozuelo de Alarcón.
    Septiembre 1980 – febrero 1998 ”

    Soledad Puértolas
    “A través de las ondas”
    —Textos tímidos, 4—
    Ollero & Ramos, Editores (1998)

    ” Cuando despiertan me dicen:
    ‘Tú y el mundo en que habitas
    sois sólo un grano de arena
    en la infinita playa de un infinito mar.’
    Y yo les digo en mi sueño:
    ‘Soy el mar infinito, y todos los mundos
    no son sino granos de arena de mi playa.’ ”

    Gibrán Jalil Gibrán —Espuma y arena—

    ” Surcamos el río negro, sus bancos lisos como piedras. Ni un barco, ni un bote, ni una mota de blanco. El viento ha roto, agrietando la superficie del agua. Es ancho, interminable este gran estuario. El río es salobre, azul por el frío. Discurre borroso por debajo de nosotros. Las aves marinas que lo sobrevuelan giran y desaparecen. Surcamos velozmente el ancho río, un sueño del pasado. Rebasadas sus aguas profundas, el fondo empalidece la superficie, traspasamos los bajíos, las embarcaciones varadas en la playa para pasar el invierno, los embarcaderos desolados. Y, alados como gaviotas, nos elevamos, viramos, miramos atrás. [...] ”

    James Salter
    “Años luz” (1975)
    Salamandra, 2013

    ” [...] Me acuerdo de la luz húmeda y dorada tras los días de lluvia y del verde de la hierba recién aparecida en los intersticios de empedrado y de la intensidad con que el sol relucía en ella y me veo a mí mismo desde mi distancia y mi estatura de adulto buscando insectos para guardarlos en una caja de cerillas que me aplicaba luego al oído escuchando el roce mínimo sobre el cartón de sus antenas y sus patas. [...] ”

    AMM
    “El jinete polaco” (1991)
    Editorial Planeta, 2001

    ” Estuve leyendo Años luz a lo largo de toda una noche y sólo cuando alcé los ojos tras la última página me di cuenta de que había empezado a amanecer.”

    Antonio Muñoz Molina en Babelia
    y en la portadilla del libro de James Salter.

    Algunas veces parece como que el azar quisiera también suscribirse en un instante a Los contrarios.
    Amazing!!!! :)

  136. Enviado el 03/10/2013 a las 4:18 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,

    Malaquías,

    ¿ Don Emilio Castelar ?

  137. Enviado el 03/10/2013 a las 4:27 PM | Enlace permanente

    Malaquías,

    Angel de la Ossa,

    En la década de los 80 conocí a cierto político de la sierra de Huelva…Era incuestionable a la hora de presentar una lista para Madrid. Lo aceptaban todas las ejecutivas locales,lo deseaba la provincial y de igual manera la regional.Él atendía a todos.Su gestión trascendió .
    Era camionero.

  138. Enviado el 03/10/2013 a las 4:30 PM | Enlace permanente

    Con un poquito de ilusión y honradez…y unos técnicos capacitados y decentes,se puede llegar lejos.
    Y un poco de lectura,claro.

  139. Enviado el 03/10/2013 a las 4:46 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,
    .
    Por supuesto, Teresa, y nada de bromas al respecto, ¿pues de dónde crees que nació mi deseo de haber sido escritor de novelitas rosas y del oeste? Fíjate que en el ejemplo figura Silver Kane, uno de los más celebrados pseudónimo de Francisco González Ledesma, ahí es nada.

    Entre no leer nada y leer a Corín Tellado, es mejor leer a Corín Tellado. Y entre leer a Corín Tellado y leer a Juan Benet, es mejor leer a Corín Tellado.

    :-)

  140. Enviado el 03/10/2013 a las 4:49 PM | Enlace permanente

    Animado por tu encuentro con Bernhard he empezado a releer yo también “El malogrado”. Hace 23 años no me gustó: yo prefería entonces prosas menos frías. No busqué, pues, ninguna otra novela de su autor. Ahora tengo razones para pensar que voy a sacarle más partido en este punto de mi vida: no exijo ya que cada frase me deslumbre, y además estoy mucho más familiarizado con el concepto de “malogrado”.

  141. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 4:49 PM | Enlace permanente

    Gaspard,

    Sargori honekin ezin da ezer egin.

  142. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 4:54 PM | Enlace permanente

    Teresa G., a Ford no lo he leído, y si lo he leído, no me acuerdo.

  143. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 4:55 PM | Enlace permanente

    Teresa G., o, dicho en cristiano, para que lo entienden nuestros amigos: nos estamos achicharrando con este p. calor.

  144. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 4:56 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Y me estoy acordando de Zane Grey y mis veranos con él. Pero ete escritor era mejor ¿no?
    Cuando me estaba riendo ante tus salidas, se ha acercado corriendo El Niño. Quería ver que estaba yo leyendo. Jeje… Aprenderá a leer con tanta motivación.

  145. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 4:57 PM | Enlace permanente

    Gaspard,

    Sí, si, en cristiano. :-)))

  146. Angel de la Ossa
    Enviado el 03/10/2013 a las 5:14 PM | Enlace permanente

    Paco, se puede ser camionero y llegar a lo más alto, véase Maduro; y sin ni siquiera un leve barniz de cultura general. Son de añorar aquellos tiempos en los que los revolucionarios, al menos, eran medio filósofos y un poco poetas.

    En cuanto a buenos parlamentarios está Castelar, sí, pero también otros más recientes: Antonio Maura, Azaña, Besteiro, Sánchez Albornoz; no soy un especialista, pero sí he leído algunos de Azaña y de Sánchez-Albornoz imposibles de superar hoy día. Hoy tenemos a Joan Tardà.

  147. Albertiyele
    Enviado el 03/10/2013 a las 5:41 PM | Enlace permanente

    Gaspard,

    “Tal vez he cogido a Piglia por donde menos convenía”

    A mí me pasó lo mismo, creo. Leí algo de él. Hace ya mucho tiempo (no me acuerdo ni qué) y nunca volví a agarrarlo. No me gustó. Ahora, después de la recomendación de Hermi (con quien suelo coincidir; creo que hasta le gustó La isla del segundo rostro, con la que yo llegué hasta casi llorar de risa), estoy pensando en darle una nueva chance.
    Eso si: yo a Piglia juro que no lo cogí nunca por ningún lado. Ni conveniente ni inconveniente.

  148. Enviado el 03/10/2013 a las 5:45 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,
    .
    ¿El Niño?, ¿qué niño? ¿Billy el Niño? Como hablabamos de novelitas del Oeste…

    Sí, tanto a Zane Grey como a Karl May los frecuenté un poco cuando aún volaba sujeto a las garras del dulce pájaro de la juventud… Pero te confieso que prefiero la novelística de un Estefanía y de un Kane; eran tíos más cañíes y sus vaqueros parecían preferir el coñá de garrafón al whisky y un mamitako con tos los avíos a las judías con tomate Campbell’s.

    :-)

  149. Enviado el 03/10/2013 a las 5:51 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,

    Se puede ser un buen parlamentario y un mal político.
    No había caído en Maduro.Menudo ejemplar.
    Antonio García Correa es otro ejemplo de buen político.

  150. Enviado el 03/10/2013 a las 6:00 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,
    .
    No sé nada de estos asuntos; pero hace unos años, había un diputado canario que me gustaba mucho escuchar sin que me incumbiera cuanto dijera, un tipo que subía al estrado sin papeles (tal vez por eso no tenía ocasión de perderlos).

    Se llamaba Juan Carlos o José Carlos Mauricio. Si la elocuencia es el poder de convencer por medio de la oratoria (¿o es al revés?), este sujeto me hubiera vendido un dromedario en cómodos plazos.

    ¿Ha desaparecido del panorama parlamentario? Entonces, tal vez se dedique ahora a la venta de dromedarios.

    :-)

  151. Albertiyele
    Enviado el 03/10/2013 a las 6:01 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,

    Yo no sé si todavía se estudiará oratoria en las facultades de Ciencias Políticas. No sé siquiera si se habrá estudiado alguna vez (que creo que no). Pero usted cree, alma cándida, que los políticos, así en general, han pasado alguna vez aunque sea por la esquina de una facultad de Ciencias Políticas??? (y ahora subiré un grado la argumentación con otra pregunta retórica). ¿Usted cree, inocente criatura, que los políticos, así en general, han pasado alguna vez por al esquina de cualquier facultad??? ¿Que en su mayoría han leído o leen algo más que los suplementos deportivos?
    Qué oratoria ni oratoria!!! Si algunos parece que apenas conocen la lengua en la que hablan, y eso molt malament!

  152. Enviado el 03/10/2013 a las 6:12 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Pues a mí me ha gustao la Tortilla Flat, incluso me ha hecho reír, fíjate.

    Cuando busqué el Winter Journal en la biblioteca, me sorprendió ver que ya tenían encargado otro que sale ahora en noviembre, creo. Espera que miro. Sí, efectivamente, sale el 19 de noviembre bajo el título Report from the Interior.
    http://books.google.com/books/about/Report_from_the_Interior.html?id=00y1mgEACAAJ
    O sea, que me encuentro que voy con uno de retraso, sin contar Sunset Park, que no leí porque tú me quitaste las ganas.

    Infra-ser, usease, que es menos que un ser, que ya es decir. Así se llama la web que has enlazado y esa es la palabra que mi compañera usaba cuando quería referirse a alguien que no merecía su más alta consideración. Infra-ser. A mí siempre me pareció un hallazgo valioso.

    (PS. A ver si tenemos cuidado con ese vocabulario. No hace falta que escribas la palabra entera, que queda feo, con que pongas BS, ya te entiendo, jur, jur, jur.)

  153. Carmela
    Enviado el 03/10/2013 a las 6:24 PM | Enlace permanente

    ¿Y Felipe González? ¿No fue un magnífico orador?

  154. Enviado el 03/10/2013 a las 6:36 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,

    En el centro Simón Vidarte se enseñará un poco de Oratoria.Digo yo!

  155. Enviado el 03/10/2013 a las 6:45 PM | Enlace permanente

    Imagino que en las FAES se enseñará un poco de Oratoria.
    No sé,no sé.

  156. MdlMar
    Enviado el 03/10/2013 a las 6:52 PM | Enlace permanente

    ” [...] Y ¿qué temor de necesidad y pobreza puede llegar ni fatigar al estudiante, que llegue al que tiene un soldado, que, hallándose cercado en alguna fuerza, y estando de posta, o guarda, en algún revellín o caballero, siente que los enemigos están minando hacia la parte donde él está, y no puede apartarse de allí por ningún caso, ni huir el peligro que de tan cerca le amenaza? Sólo lo que puede hacer es dar noticia a su capitán de lo que pasa, para que lo remedie con alguna contramina, y él estarse quedo, temiendo y esperando cuándo improvisamente ha de subir a las nubes sin alas y bajar al profundo sin su voluntad. (…)
    Bien hayan aquellos benditos siglos que carecieron de la espantable furia de aquestos endemoniados instrumentos de la artillería, a cuyo inventor tengo para mí que en el infierno se le está dando el premio de su diabólica invención, con la cual dio causa que un infame y cobarde brazo quite la vida a un valeroso caballero, y que, sin saber cómo o por dónde, en mitad del coraje y brío que enciende y anima a los valientes pechos, llega una desmandada bala, disparada de quien quizá huyó y se espantó del resplandor que hizo el fuego al disparar de la maldita máquina, y corta y acaba en un instante los pensamientos y vida de quien la merecía gozar luengos siglos. [...] ”
    (Capítulo XXXVIII.’Que trata del curioso discurso que hizo don Quijote de las armas y las letras.’)

    Como dice nuestro anfitrión… Todo un ilustrísimo contrario de las Letras, sin lugar a dudas.

    ” [...] En España el peor insulto que puede recibir quien escribe libros o hace películas, quien se dedica casi a cualquier forma de arte, es que se le llame localista, o costumbrista. En Nueva York uno se da cuenta de que el arte americano, que en cualquier parte del mundo se percibe como universal, es de un localismo extremo, y sus cualidades universales o abstractas proceden de nuestra lejanía hacia los motivos, los escenarios y las experiencias que lo alimentan. Quizás la grandeza de sus mejores obras resida en parte en el vínculo estrecho y vivificador que mantienen con lo inmediatamente real, su capacidad de fabular con los materiales más cercanos de la vida: la poesía con la lengua hablada, la novela con la crónica, el cine con el documento sobre las cosas comunes y los trabajos de la gente, la danza con el ritmo y el sonido de los pasos, las artes visuales con la fotografía, con las imágenes de publicidad y de la cultura de masas, con los escenarios cotidianos, la música, tantas veces, con las efusiones sentimentales y las melodías simples de la canción popular, con los sonidos y hasta los ruidos de las calles, el tachunda de las bandas de viento y los tambores, la cacofonía de los cláxones, la polifonía de las herramientas, la simple topografía de la ciudad, que se vuelve romántica con sólo ser enunciada, agregada al título de una obra: Manhattan Transfer, West Side Story, Forty Second Street, Washington Square… En una canción de Rodgers y Hart, titulada simplemente Manhattan, un catálogo de nombres de calles nada distinguidas se convierte en el itinerario sentimental e irónico de una pareja de amantes, que celebran los chorros de aire caliente de los respiraderos del metro en el mes de julio y el deslizarse de los carritos de refrescos y comida barata como si fueran las brisas marinas y los veleros de un litoral soñado al que su pobre economía les impide escapar. Uno de los más hermosos himnos del jazz, Take the A train, que compuso Billy Strayhorn para Duke Ellington, es ya desde su título una guía literal sobre la línea del metro que nos llevará a Harlem. [...] ”

    AMM
    “Ventanas de Manhattan” (Seix Barral, 2004)

    Otro ilustrísimo contrario de las Letras.
    Eminente forofo de la Isla de Manhattan y alrededores, of course :)

    PD: Antes olvidé transcribir el nombre del Traductor del inglés de la obra de James Salter, Años luz: Jaime Zulaika.
    Perdón teacher ;)

  157. Enviado el 03/10/2013 a las 6:58 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos,
    .
    “…sin contar Sunset Park, que no leí porque tú me quitaste las ganas.”
    ________________

    “¡Rodrigo Tortilla, tú me has matado!” es como terminaba todos sus mensajes mi antiguo compinche de foro Martí Lloveras Serracanta… Pues te digo lo mismo, no me mates con tal responsabilidad, Ángela, ni me mates con tomate, y dale una oportunidad a ‘Sunset Park’ o quedará bajo mi mala conciencia tu renuncia.

    Pues nada, a por la próxima novela austeriana (que parece continuar la temática memorialista del anterior. Bien). Es de los pocos autores de los que sigo comprando “todos sus libros”, a pesar de que algunos no me gustaron, con un fetichismo inexplicable.

    (¿Entonces Holy shit quedaría más fino?)

    :-)

  158. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 7:17 PM | Enlace permanente

    Albertiyele, allá vos si lo querés agarrar. (Hay que ver lo que se pierde uno/a por puritano/a… No sé cómo será coger a Piglia -lo decía por “no hay por dónde cogerlo”-, pero agarrarlo, lo que se dice agarrarlo, me suena a maltratar el pescuezo del famoso escritor.) Casi cien páginas he tenido que recorrer de desolado páramo estilístico para esbozar una ligera sonrisa: “los Greasers o los Spics o los Beaners son invisibles. Los latinos se asimilan con los alimentos y los desperdicios, dijo ese día, son los grasientos, los grasas. (‘Mis grasitas’, pensé.)”. Supongo que la broma de los grasitas, a este lado del charco, pasará desapercibida.

  159. Enviado el 03/10/2013 a las 7:47 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Sería preferible holy cow.

    Eso que haces con Sunset Park se llama tirar la piedra y esconder la mano. ¿Cómo quieres que me enfrente a ese libro sin que una nube planee sobre mi cabeza? Si no querías esta responsabilidad, haberlo pensado antes, majo.

  160. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 7:55 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Las mayüsculas y las tildes se me rebelan constantemente. Pero ya sabéis que me esmero.

  161. A. Alba
    Enviado el 03/10/2013 a las 8:08 PM | Enlace permanente

    mgc,

    Ramón de España define a TB, cariñosamente, como “optimista”.

    Es estupendo que las cosas sigan sorprendiendole. :)

  162. Pepi
    Enviado el 03/10/2013 a las 8:26 PM | Enlace permanente

    Albertiyele,

    Yo también me quedo contigo aplaudiendo a Nicolás.

  163. Hermi
    Enviado el 03/10/2013 a las 9:14 PM | Enlace permanente

    Gaspard,

    Albertiyele,

    “No como ‘El camino de Ida’. No puedo seguir. Lo dejo. Tal vez he cogido a Piglia por donde menos convenía, pero no voy a leer nada más de él. Tachado. Proscrito”.

    Es inexplicable. Y a la vez una suerte de que existan autores tan diferentes que gusten a unos mucho y a otros nada. Lectores tan diferentes.
    Del que hoy nos ocupa, Bernhard, me gusta más como ser humano, como personaje, que como escritor. He leído de él tres libros: Corrección, El Malogrado y El sobrino de Wittgenstein. En principio la idea del primero me pareció buena: Un hombre llega a una buhardilla y cuenta las andanzas allí de su amigo suicida a la hora de realizar una obra: el proyecto de una residencia cónica justo en medio de un bosque para su hermana. El proceso de construcción es una locura. Al igual que la forma obsesiva de contarlo, con frases repetitivas y subordinadas hasta la extenuación. De ahí que el otro día dijera que leyendo a Bernhard a uno le parece que acaba mascando un chicle duro y sin sabor, dando vueltas aburridamente en la boca. Creo que en las trescientas y pico páginas de palabras apretadas no hay ni un solo punto y aparte. Cogí el libro con ilusión sostenido por su prestigio y buenos comentarios de gente a la que admiro y respeto. Pero ante la profusión de palabras repetidas en frases sin fin, dando vueltas y revueltas ante una misma idea hube de rendirme. Acabé el libro, pero exhausto y sin poder sacar ya ni un gramo de sabor. Mal se ha de dar un libro para que lo deje aparcado por la mitad.
    En cuanto a Pligia es verdad que influye mucho la primera obra que leamos de un escritor. Es una suerte como otra cualquiera. La primera que leí fue Plata Quemada. Una exquisita novela-reportaje a la manera de Capote. El autor siempre hace tener al lector una idea exacta de dónde está cada personaje, cada situación, cada detalle, y todo contado con una sencillez y economía que resulta impactante.
    Luego, hace unos meses, leí su ensayo sobre el hecho de la lectura: El último lector. Una maravilla en la que se cuentan anécdotas sabrosas sobre escritores. De ahí me vinieron las ganas de leer cosas sobre el Ché y me zampé en la primavera la imprescindible biografía de Lee Anderson. Apasionante. El guerrillero en medio de las marchas, cuando sus compañeros caían desfallecidos muertos de cansancio él encendía su pipa, a pesar de ser asmático, sacaba un libro de su mochila y leía. Una de las últimas cosas que hizo antes de morir fue corregir a la maestra de la escuela donde estaba detenido. En la pizarra había una frase en la que había una falta de ortografía.
    Y en la novela que comenta Gaspar, El Camino de Ida, habla de un personaje (no doy pistas) en el que al ir descubriéndolo uno se va imaginando al Walden de Thorau.
    Por cierto, el otro día pregunté aquí si alguien lo había leído, Walden. Nadie me dijo nada pero esa misma noche, en la novela de Piglia se me daba satisfactoria respuesta: “Primero construyó una cabaña de madera de seis pies, siguiendo el modelo de la que había construido Thoreau en Walden y se adaptó rápidamente a la vida en soledad”.
    En fin, que lean a Piglia comenzando por su Plata Quemada. No se arrepentirán.

  164. Hermi
    Enviado el 03/10/2013 a las 9:23 PM | Enlace permanente

    Angel de la Ossa,

    Me ha gustado tu disertación sobre la oratoria. La leí ayer y la he recordado hoy, tanto que la he sacado en una conversación con los compañeros en el café. Les he dicho que en la transición había un nivel estratosférico si lo comparamos al de la actualidad. Les recordé lo divertido que era oír a Herrero de Miñón o a Alfonso Guerra debatir. Me hacían reír y se veía que derrochaban inteligencia. ¿Qué es lo que impera ahora? Vulgaridad, chabacanería, una escalada hacia abajo hasta llegar al “¡¡que se jodan!!

  165. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 9:48 PM | Enlace permanente

    Hermi, mañana será otro día. Creo que voy a darle una segunda oportunidad a ‘El camino de Ida’. Será porque ha cambiado el viento y la brisa ha llegado precedida por la lluvia. Lo que tiene ser un veleta. Un veleta no puede ser un contrario, ¿no? Voy a pensarlo mientras me doy un garbeo con la dueña por la orilla de la playa, un Dunhill entre los dedos.

  166. Carmela
    Enviado el 03/10/2013 a las 9:56 PM | Enlace permanente

    Jó, Gaspard, cómo te cuidas. A ver si la próxima vez que vaya a Donosti tengo la misma suerte que tu dueña :-)))

  167. Enviado el 03/10/2013 a las 10:40 PM | Enlace permanente

    Ángela Marcos,
    .
    Holy cow??? ¡Están locos estos dakotenses! Mirá vos, que diría Albertina, y que mal lo iba a pasar servidor en aquella sociedad tan lenguarazmente contenida.

    Pues mira, el otro día aprendí una palabreja muy diver que no tiene equivalencia en español: “queef”… ¿se usa mucho en Ciudad Veloz?

    Es muy útil, porque “Are you a queefy girl?” se le podría preguntar a una señorita antes de entrar en relaciones con ella.

    :-)

  168. Enviado el 03/10/2013 a las 10:50 PM | Enlace permanente

    Hermi,
    .
    Me gustan mucho las reseñas de tus lecturas, Hermi. Son tan apasionadas, animosas y faltas de pedantería, que entran muchas ganas de dejarlo todo y leer cuanto comentas.

    (No he leído “Walden”, pero sí “Walden Dos” de Skinner. Bueno, es un poco lo de siempre, ¿no? que en estas sociedades utópicas, al final, los que más practican la caidita de Roma -que es lo que cuenta- son los mismos que los de las sociedades no utópicas, cachiendiez).

    :-)

  169. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:52 PM | Enlace permanente

    Gaspard,

    Los estancos se quedan sin esos cigarrillos. Malas lenguas dicen que se los llevan los franceses cuando vienen por Donostia.

  170. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 10:56 PM | Enlace permanente

    Carmela,

    A mí me gustaba mucho. Toda aquella cosecha salió buena. Habéis citado a Herrero de Miñon y Guerra. Añadiría Emilio Olabarria y Carlos Garaicoechea. Me fijo tanto en cómo hablan que no me entero del discurso.

  171. Teresa G.
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:03 PM | Enlace permanente

    Leo con interés “La ridícula idea de no volver a verte” de Rosa Montero. Hay datos interesantísimos sobre la vida de Marie Curie así como reflexiones de la autora de indudable valor. ¿Lo ha leído alguien?

  172. Carmela
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:07 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,

    Es verdad: Garaicoechea :-)

    ¿Y oradoras? Voto por Cristina Almeida.

  173. p
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:15 PM | Enlace permanente

    Hermi,

    Walden, sipi!

  174. Hermi
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:32 PM | Enlace permanente

    Sap,

    Hombre que me digas tú eso, que eres para todo la mar de salado… y que añadas que no caigo en la pedantería… ¡me llena de orgullo y satisfacción! :))

    Por cierto, me cuentan que el Rey ya mueve la cadera, mueve el pie, mueve la tibia y el peroné.

  175. Enviado el 03/10/2013 a las 11:38 PM | Enlace permanente

    Hermi,

    Se me olvidó incluir al gran Thoreau en mi lista de contrarios: Walden y Civil Disobedience son dos obras maestras de esa actitud que tanto me gusta.

  176. Hermi
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:40 PM | Enlace permanente

    Teresa G.,

    Pues le tengo ganas porque aparte de hablar de la Curie habla también del que fuera su pareja, aquel periodista de los ochenta que moderaba unos programas de tertulia cultural buenísimos. Seguro que ahora de seguro no tendrían espacio. Habla de su desaparición porque murió hace unos pocos años después de una penosa enfermedad.

  177. Hermi
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:41 PM | Enlace permanente

    Me refiero a Pablo Lizcano.

  178. Hermi
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:42 PM | Enlace permanente

    antoniomm,

    Muchas gracias Antonio. La próxima vez que lo tenga entre las manos no se me escapa.

  179. Gaspard
    Enviado el 03/10/2013 a las 11:55 PM | Enlace permanente

    Teresa G., esos compatriotas míos… :-) Es cierto que el abogado Olabarría habla bien, y también que a veces nos pasa que cuando la música, para variar, gusta, no reparamos en la letra, absortos como estamos en la falta de chirrido del instrumento. El de Rosa Montero es un libro que tengo pendiente, pero adivino que algo tiene que ver con su viudedad, y eso me inhibe.

    Carmela, cuando llegue la ocasión esperemos que no nos pille el chaparrón de hace hora y pico; menos mal que he salido con paraguas, porque los ángeles se han quedado a gusto meando.

  180. Angel de la Ossa
    Enviado el 04/10/2013 a las 12:08 AM | Enlace permanente

    Albertiyele,

    Mujer, ya sé que los políticos no estudian Ciencias Políticas, eso es parte de la broma en la que vivimos; pero sí que estudian, en un alto porcentaje, derecho. Bueno, pues ni siquiera los muchos parlamentarios abogados que hay se expresan brillantemente; que es lo menos, esa es mi teoría, que se debería exigir a un político de hoy, ya que esa es su única función -pues el poder, el verdadero, transita por otros caminos-: hablar, en los medios y en el parlamento, de tal modo que consigan convencer a ese monstruo que es la opinión pública de que lo malo es aceptable, y lo regular es estupendo, de que las mentiras propias son verdades, y las verdades ajenas son mentiras. Ese es su trabajo: disertar, argumentar y convencer, y deberían prepararse para ello.

    Claro que yo parto de la idea, optimista, de que los bellos y bien argumentados discursos son más convincentes que los eslóganes zafios. Aquí sí que te reconozco mi inocencia.

  181. David CG
    Enviado el 04/10/2013 a las 12:08 AM | Enlace permanente

    Teresa G.,

    Lo veré, sin duda. Muchas gracias por ponerme tan gozosos “deberes”. Me lo dejo para este fin de semana en España. Tengo ganas de saber de Hannah Arendt, a la que una reciente película ha puesto de moda o, al menos, en el “spotlight”, o sea, en el candelero, que decimos nosotros. Nos guste o no, es así. En esto también hay modas.

    Si, además, habla sobre lenguas, pues tanto mejor o “miel sobre hojuelas”.

    http://www.hac.ekonet-bg.org/index.php?option=com_content&view=article&id=6:resolution-ep-april-2009&catid=1:basics&lang=en&Itemid=0

  182. Enviado el 04/10/2013 a las 12:36 AM | Enlace permanente

    Sap,

    No conocía esa palabra, pero no me extraña, claro, porque esos términos no se suelen emplear en la cola del supermercado ni en los ambientes donde yo me muevo que, digámoslo todo, son muy restringidos, por no decir que casi se reducen a mi casa y poco más. Hermit que es una.
    En todo caso, Ciudad Veloz no es lo que se dice muy cosmopolita. No.

  183. Teresa G.
    Enviado el 04/10/2013 a las 12:51 AM | Enlace permanente

    David CG,

    Tü también me has puesto tareas :-) pues… Con algo de diccionario, lo leeré. Este registro ¿técnico? es el más directo. Denotativo puro.

  184. Teresa G.
    Enviado el 04/10/2013 a las 1:03 AM | Enlace permanente

    Hermi,

    Entre Hanna Arendt y Madame Curie estoy acomplejada. Brillantes, tenaces y muy adelantadas. Ambas tienen vidas personales curiosas. Al menos para mí. La primera se enamor
    a los diecisiete años de un profesor treintañero casado ,años más tarde se casó con otro -me he olvidado de quien era.La Curie vivió un amor apasionado con su marido, que era un celoso de aúpa. A los cuatro años de enviudar se enamoró de un colega casado, cuatro años más joven, con el que también tuvo amores. Y problemas, porque la esposa de este, que estaba al tanto de todo, le montó más de un pollo. Ay, cómo les cundía el tiempo :-))

  185. mgc
    Enviado el 04/10/2013 a las 7:51 AM | Enlace permanente

    Gaspard,

    El libro de Rosa Montero no es que tenga que ver con la viudedad, sino que, directamente, trata de la viudedad. O, mejor dicho, de la viudedad de Curie, pues incluye y comenta un diario que llevó a raíz de la muerte de su marido, y también de la Montero. De la de las dos, sobre todo.

    Si es un tema que evitas, cuidado

  186. mgc
    Enviado el 04/10/2013 a las 7:58 AM | Enlace permanente

    Hermi,

    Perdona que no te contestara en su momento, cuando hablaste de “Walden”. Cuando lo iba a hacer me distarje por un asunto doméstico y luego se me pasó

    “Walden” es todo un clásico en el mejor sentido. Cuenta con todo detalle el tiempo que Thoreau estuvo viviendo solo en una casa, aislado, de la manera más frugal. Y también lo que le hizo hacer esa experiencia y lo que pasó y pensó. A mí me parece un libro muy recomendable

    En mi edición, que ya tiene décadas, está incluido también “Del deber de la desobediencia civil” y un prólogo de Henry Miller. Estos dos textos os los enlacé en esta entrada más arriba. No sé si los has visto. Merecen la pena mucho los dos también

  187. Teresa G.
    Enviado el 04/10/2013 a las 2:41 PM | Enlace permanente

    mgc,

    Muy bien, Marisa, no como otras , que sólo comentan sus amores y amoríos. Que frívolas. :-)

  188. jae
    Enviado el 06/10/2013 a las 1:24 PM | Enlace permanente

    “Va uno por la Kärtnerstrasse y todo lo parece ridículo, toda la gente es sólo ridícula, nada más, va uno por Viena de acá para allá, y toda Viena le resulta de repente ridícula, todo lo que encuentra es ridículo, vive uno en un mundo totalmente ridículo y, en realidad degenerado, dijo. De repente uno tiene que convertir el mundo entero en caricatura. Uno tiene que tener la fuerza de convertir el mundo entero en caricatura, dijo, la enorme fuerza de espíritu, dijo, que hace falta para ello, esa única fuerza de supervivencia, dijo. Sólo lo que encontramos finalmente ridículo lo dominamos también, sólo cuando encontramos ridículo el mundo y la vida en él progresamos, no hay otro método, ninguno mejor, dijo. En un estado de admiración no aguantamos mucho tiempo, y nos hundimos sino rompemos ese estado a tiempo, dijo. Al fin y al cabo durante toda mi vida he estado lejos de ser un admirador, la admiración me es ajena, como lo admirable no existe, la admiración me ha resultado siempre ajena y nada me repele tanto como observar a gentes que admiran, que padece alguna clase de admiración. Va uno a la iglesia y la gente admira, va a un museo y la gente admira. Va a un concierto y la gente admira, resulta repelente. La verdadera inteligencia no conoce la admiración, toma nota, respeta, estima eso es todo, dijo. La gente va a todas las iglesias y todos los museos como con una mochila de admiración, y por ese motivo tiene siempre esos andares repulsivamente encorvados que realmente tienen todos en las iglesias y en los museos, dijo. Nunca he visto a un hombre aún entrar totalmente normal en una iglesia o en un museo y lo más repulsivo es observar a la gente en Cnosos o en Agrigento, cuando ha llegado a la meta de su viaje de admiración, porque esa gente no viaja más que en viajes de admiración. La admiración ciega, dijo Reger ayer, hace estúpido al admirador. La mayor parte de la gente, cuando ha entrado en la admiración, no sale ya de su admiración, y es por ello estúpida. La mayor parte de la gente es estúpida durante toda su vida porque admira” (Maestros antiguos, pp. 78-79)

    Yo también espero un Ida y Vuelta.