Recuerdos del paraíso

Posted By on Mar 26, 2009 | 0 comments


Cierro los ojos para imaginar el paisaje que me gustaría ver desde mi ventana, o el que me haría detenerme para disfrutar de él y descansar en una caminata por el campo: es un espacio abierto, aunque no del todo, porque hacia un lado se eleva suavemente en colinas; más cerca, la llanura está cubierta de hierba, aunque hay también arbustos dispersos y grupos de árboles; el agua es visible, o hay señales de su presencia cercana; el cielo está azul, aunque hay algunas nubes en el horizonte; algún camino ofrece como una promesa el tránsito hacia la lejanía. Las señales de presencia humana –los caminos en sí, algún campo cultivado– puntean la naturaleza sin desfigurarla. Bandadas de pájaros atraviesan el cielo.

Seguir leyendo en MUY INTERESANTE 26/03/2009

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *